Los resultados de tu búsqueda:

Filtro:
Viernes, febrero 24, 2017
183576

La justicia es ciega, la solidaridad no

Quizás lo hayan visto ya. Si no lo han hecho, no lo hagan. Ya se lo explico yo. Es un vídeo que corre de hace unos días por twitter y que muestra como una mendicante y su hijo son vejados por un presunto refugiado sirio. Ella sostiene un cartel que reza Familia siria. SOS. Pero, como descubre en seguida este justiciero, eso es publicidad engañosa. La madre y su hijo son rumanos y están abusando de la simpatía que despiertan los refugiados para arañar algo de nuestra caridad. Lo entiende muy bien ella y lo entiende muy bien el justiciero que se cree con el derecho, incluso con la obligación!, de despojarla del único documento que los acredita como dignos de nuestra solidaridad; no es lo mismo un refugiado que un inmigrante. O, dicho de otro modo, tenemos inmigrantes de primera y de segunda.

Viernes, febrero 10, 2017
182582

Estamos en casa

“Yo no quería hacer propaganda de Hitler, y si cuento esto sé que se la voy a hacer. Pero como quiero cumplir mis deberes de informador imparcial, no tengo más remedio que contarlo”. Así empezaba Chaves Nogales su crónica titulada “¿Por qué son nazis las mujeres?”. “Uno de los más fuertes apoyos de Hitler son las mujeres, a las que precisamente Hitler ha metido en la cocina de un manotazo. «Se acabaron los derechos políticos de las mujeres -dijo el Führer-; no tienen nada que hacer en política; el nacionalsocialismo donde necesita a las mujeres es en el fogón o criando a los hijos». Y apenas había dicho esto, las mujeres, en las primeras elecciones que hubo, se fueron como corderitas a votar a Hitler. Ellas han sido las que le han dado su gran triunfo electoral”. Y tras preguntarse el porqué de tan sumisa actitud, sigue explicando: “Es, sencillamente, que Hitler, al mandarlas al fogón, les ofrece eso, el fogón; nada menos que el fogón. Quizá a muchas de mis lectoras se les habrá olvidado la importancia que esto tiene. Pero piensen que todas las andanzas sociales y políticas de la mujer alemana tienen esta única y exclusiva causa: que no había fogones, que no había hogares, que no había casas, que no había hombres”.

Viernes, enero 27, 2017
181709

La gran diferencia

Pensé que le estaba plagiando el discurso de investidura a Colau y los podemitas. Por lo de no ser un traspaso de poderes como cualquier otro sino uno que marca un antes y un después. Por lo de estar devolviendo el poder al pueblo y el pueblo al poder. Por lo de que nunca más gente olvidada por su gobierno, nunca más un gobierno sin su gente. Por aquello de las élites que se servían a sí mismas y lo de un gobierno que está, por fin, para servir a su pueblo. Por todo este manual de populismo para dummies, en fin, y valga la redundancia.

Viernes, enero 13, 2017
180768

No ha lugar

No me escandaliza demasiado que los padres eduquen a sus hijos en lo que consideran bueno. Mucho peor sería que los educasen en aquello que consideran malo o que no los educasen en absoluto, si tal cosa fuese posible. Por eso no logro tirarme de los pelos al ver que algunos de mis compatriotas llevaron a sus hijos a las cabalgatas de los farolillos independentistas o, mejor dicho, llevaron farolillos independentistas a las cabalgatas de reyes de sus hijos. Como no me escandalicé al ver que los llevaban a las manifestaciones del 11-S, o a las contrarias a la Guerra de Irak o a las en defensa de la vida y de la familia. Y todavía menos me indigna que los lleven al futbol o a los toros, para que aprendan allí a ver más y mejor y se curen de ser aquellos ciegos que no ven más que a 22 tipos corriendo en calzoncillos o a un sádico en mallas torturando a un pobre animal indefenso. Tienen, al menos, derecho a intentarlo. Porque es sabido que los niños tienen su propia lista de prioridades, y me imagino que la luz de un farolillo indepe poco podría hacer para eclipsar la llegada de un rey mago.

Viernes, diciembre 30, 2016
180044

La cara amable de la ficción

Me gustó ver a Shimon Peres tan sonriente en el Trono de Hierro, porque no todos los políticos tienen una relación tan sana como él con la ficción. Unos, porque la prefieren a una realidad que nunca está a la altura de sus aspiraciones. Otros, porque no pueden soportar que no se ajuste a los estrechos márgenes de sus prejuicios ideológicos. Como suele pasar, no hay nada que una más a estos políticos que su afán censor, aunque los primeros prefieran prohibir la verdad y los segundos la ficción.

Viernes, diciembre 2, 2016
178225

Como si fuera 1959

Como si fuera 1959. Así celebran los suyos la muerte de Fidel Castro. Y es algo sorprendente ver lo nostálgicos que se han puesto estos días los más de entre nuestros progresistas. Cuando yo pensaba que la gran ventaja de ser progresista consistía, precisamente, en no tener que asumir como propias las barbaridades del pasado. Y es algo curioso que el Fidel al que más se recuerda y reverencia sea precisamente el más remoto. De esa época son, por ejemplo, las fotos que más abundan en periódicos y redes sociales, que recuerdan al Fidel comandante o al Fidel revolucionario, al Fidel que vivió hace 50 años, y que pretenden hacer olvidar al más reciente y cercano, el Fidel que ha muerto, el viejo tirano vestido de chándal.

Viernes, noviembre 18, 2016
177303

¿Reaccionarios?

Se va poniendo de modo llamarlos reaccionarios. Y así los llama Mark Lilla en su último libro, del que se publicó un breve extracto en el NYTimes de hace unos días. Los reaccionarios serían aquellos que, a diferencia de los revolucionarios, no fijan su mirada en un futuro radiante sino en un pasado esplendoroso. Y que no se creen los profetas de lo que podría ser sino los guardianes de lo que ya fue. Aquellos que creen que todo lo bueno se está yendo al garete y que podemos y debemos volver atrás, al edén del que nos expulsaron las mentiras y la corrupción de nuestras traidoras élites.

Viernes, noviembre 4, 2016
176273

Tiranías que van, ¿tiranías que vienen?

“El gobierno chino pondrá nota a sus ciudadanos para premiarlos o castigarlos según su conducta”. Eso decía este mismo periódico. Y nos invitaba a imaginar cómo sería un gobierno que supervisara todo lo que hacemos para ponernos nota y premiarnos o castigarnos según nuestra conducta. En realidad, poco hay que imaginar. Podríamos simplemente recordar cómo fueron los regímenes totalitarios del siglo pasado y cómo siguen funcionando en la actualidad en Corea del Norte. De hecho, lo único nuevo aquí es el acceso que el gobierno chino pueda tener a “todo lo que hacemos”, pero es una vieja verdad que en las dictaduras el ciudadano siempre es más transparente que el gobierno. Por eso es evidente que un sistema de puntos gubernamental como el que propone china es simplemente un refuerzo de la dictadura. Está por ver si un sistema de puntuación entre ciudadanos sería sinónimo de mayor libertad.

Viernes, octubre 21, 2016
175408

La democracia es para perdedores

La penúltima de Donald, dando a entender que podría no aceptar los resultados de las elecciones si las pierde, me ha recordado el discurso que más me ha impresionado: el discurso con el que John McCain reconocía, precisamente, su derrota frente a Obama. Un discurso impresionante porque, para muchos, la derrota de McCain era histórica en más de un sentido. No sólo porqué histórica fuese la victoria de Obama, sino porque McCain y lo que McCain representaba parecían haber sido derrotados por la historia. Y, gracias tanto a Obama como a Trump, lo sigue pareciendo. Lamentablemente, claro.

Martes, octubre 18, 2016
175091

Se los debemos

A mí, que soy hombre de consenso, me gustaría zanjar esta polémica diciendo que yo también estoy en contra de los malos deberes y a favor de los buenos. Pero mucho me temo que la polémica que nos ocupa no tiene tanto que ver con los deberes como con el pánico que todo buen demócrata siente ante la desigualdad, a la que no sabe concebir como nada más que como injusto privilegio. Y qué duda cabe que los deberes la evidencian de forma inevitable, si no es que incluso la causan ellos mismos. 

Viernes, octubre 7, 2016
174403

La dignidad del voto

Dice Maquiavelo en sus Discorsi que, “los pueblos, aunque sean ignorantes, son capaces de reconocer la verdad, y ceden fácilmente cuando la oyen de labios de un hombre digno de crédito”. Algo parecido deben de creer los políticos cuando convocan referéndums: que, siendo ellos tan dignos de crédito y teniendo razón como la tienen, al pueblo no le quedará más remedio que dársela. Y algo similar deben de creer nuestros ilustrados cuando los critican, achacando los errores de los ciudadanos a las indignidades de sus gobernantes. Casi parece, a la luz de algunas críticas, que lo más razonable sería suspender toda votación hasta que encontremos políticos dignos de crédito, que nos aseguren que el voto no vuelva a equivocarse votando en contra del progreso social.

Viernes, septiembre 23, 2016
173390

Stress test a la ciudadanía

Nos agradecen el sacrificio. Se lo he escuchado decir por la radio del coche, en este día sin coches que es un día con más atascos, dedicado a potenciar el transporte público, que significa colapsarlo. Y aunque, como no podía ser de otra manera, la jornada ha sido un éxito, la verdad es que no merecíamos tanto agradecimiento. En realidad, el tal sacrificio no era más que el enésimo stress test al que nos someten regularmente para poner a prueba los límites de nuestra paciencia y la fortaleza de nuestra fe en los dioses de moda, como el ecologismo y el populismo. Que para eso sirven los sacrificios desde que el hombre es hombre.

Miércoles, septiembre 14, 2016
172699

Transparencias

Lo pedía incluso el NYTimes; transparencia total. Hasta un periódico que parece firmemente convencido de que una Hilary enferma, gravemente enferma; moribunda incluso, sería mejor Presidente que la versión más sana de Donald Trump, se atreve a afirmar que los únicos beneficiados por la total transparencia sanitaria de los candidatos serían los votantes. No cabe imaginar tanto un exceso de fe en los votantes como un exceso de fe en la transparencia. Como si no pudiese ser nunca demasiada. Como si tuviesemos que abrazar la fe de nuestros más suspicaces librepensadores y gritar viva Wikileaks manquetrabaje para el Kremlin. Como si la transparencia fuese la cura y no sólo el síntoma de la enfermedad.

Miércoles, agosto 31, 2016
171641

In dubio, pro burkini

Tengo la incómoda sensación de llegar tarde al debate, pero no querría abusar del privilegio del último conferenciante. No voy, por lo tanto, a resumir ni repetir lo que tanto y tan bien se ha dicho, también en este periódico, sobre la cuestión del burkini. Voy a limitarme a decir algunas cosas que no he leído o sobre las que creo que no he leído lo suficiente estos días. 

Miércoles, agosto 17, 2016
170626

Hay que hacer los deberes

La verdad es que yo no me había fijado, pero parece que el sol ya no es tan amarillo como solía. En estas noticias le pasa al sol como a los tomates, que parece que tampoco son lo que eran, y a mí un poco como a Francesc Pujols, a quien le dieron el susto de su vida cuando le advirtieron de que el mundo se acabaría en doscientos diecisiete millones de años.