Los resultados de tu búsqueda:

Filtro:
Jueves, enero 12, 2017
180683

Todo lo fluido se desvanece en la muerte

Fue Jordi Pujol el primero que me habló de Bauman. Ya ven ustedes, ¡qué cosas! Después lo leí y comprendí que Bauman se ha hecho famoso por lo mismo por lo que se hacen famosos los intelectuales, no por la profundidad de su pensamiento, sino por su capacidad para ofrecernos fórmulas bonitas –injertos texticulares- que, al recoger exactamente lo que queremos oír,  nos ahorran el esfuerzo de pensar.

Jueves, diciembre 29, 2016
179939

La historia, seguro, lo juzgará

Ha muerto Fidel y hemos asistido al espectáculo trivial de unos medios de comunicación que han sido más generosos con él (que no hubiera autorizado su publicación en Cuba) que con Donald Trump, que ha tenido la desfachatez de ganar unas elecciones democráticas contra las preferencias de estos medios. Pero no voy a hablar de Fidel, sino de un oscuro episodio de la historia cubana que nunca interesó mucho a la prensa.

Jueves, diciembre 15, 2016
178975

Elegía del gobernante perfecto

Si tuviéramos un gobernante sabio y omnipotente, si la autoridad se ganase con su sabiduría infalible nuestro alegre asentimiento… El inmenso Fray Luis de León tira de este hilo hipotético en su De legibus: “Si pudiera encontrarse una persona cuya virtud fuese mayor que la virtud del resto de los demás mortales, y fuera recto y perfecto o consumado en virtudes, sería útil y justo que ese único hombre administrara la república con suprema autoridad”. En caso contrario, amigos, más nos valdrá aceptar que todo buen gobierno es precario.

Jueves, diciembre 1, 2016
178127

Libre por defunción

Hubo un tiempo en que las mujeres del PP llevaban orgullosamente esa prenda camaleónica que es el traje chaqueta (bien hecho y con falda, a lo Coco Chanel) y con sus azules, verdes, ciruelas y granates ponían pinceladas de color en una vida política repleta de corbatas uniformadas. Luisa Fernanda Rudi, Celia Villalobos, Loyola de Palacio, Teófila Martínez, Mercedes de la Merced, Soledad Becerril, Rita Barbera, Isabel Tocino… Esta última era, a mi parecer, la que marcaba el paso. Hoy sólo está a su altura María Dolores de Cospedal. Ni Cristina Cifuentes –me parece-, ni Ana Pastor, ni Fátima Báñez, ni –sin duda- Soraya, tienen la impertinencia estética necesaria para lucir sin complejos un traje chaqueta. Andrea Levy, que quizás sí la tenga, aún tiene que madurar un poco el porte.

Jueves, noviembre 17, 2016
177196

The Partisan

Se ha dicho alguna vez que si alguien controlase las canciones de un pueblo, no necesitaría leyes. Yo añadiría que un pueblo que no tiene sus canciones en sintonía con sus leyes, carece de leyes. No quiero decir, claro está, que carezca de códigos legales, sino que cuando las leyes no viven en la conducta espontánea de los ciudadanos, sólo son prosa jurídica.

Jueves, noviembre 3, 2016
176167

A las lágrimas de Sánchez

Desde que descubrí que la actualidad es ontológicamente incapaz de explicarse a sí misma, leo la prensa deprisa y a nuestros clásicos, despacio. Es más instructivo Ángel Ganivet que Jordi Évole.

Jueves, octubre 20, 2016
175277

De la derrota o que envejecer no es ningún chollo

La vejez sí que llega como un ladrón. No hay nada en la vida que se presente más inopinadamente. De repente miras a tu alrededor y todo tiene un tono sepia, especialmente tu cara en el espejo a medio afeitar. Clavas los ojos en tí mismo y temes que sea verdadero aquello que aseguraba Boris Vian, que a partir de los cuarenta años cada uno es responsable de la cara que tiene.

Jueves, octubre 6, 2016
174335

Diálogo con Sócrates ante la sede del PSOE

Estaba delante de la sede del PSOE de Ferraz y Sócrates se ha parado a mi lado. Inmediatamente ha comenzado a interrogarme, como acostumbra. Intuía que saldría trasquilado, pero como no tenía anda que hacer, me he puesto en sus manos.

Jueves, septiembre 22, 2016
173265

Una herencia inquietante

El mayor elogio que se ha dedicado nunca a un astrónomo ha sido el de Plinio a Hiparco de Nicea: “Ha dejado el cielo en herencia para todos.”

Jueves, septiembre 8, 2016
172272

La muerte y el (mal) humor

Decía Jardiel que “el humor posee un poder confortador, y que consiste en dar de lado al mundo para reírse de sus indicios espantables. Supremo ejemplo de esto es aquel gitano a quien llevaban a ahorcar en lunes, y que por el camino iba diciendo: ¡Bien empieza la semana!”  En esta misma dirección Montaigne recoge con indisimulado placer tres historias de condenados a muerte. En la primera, un reo que es conducido al patíbulo, se resiste al entrar en una calle. Al ser preguntado por su actitud, responde que allí vive un tendero con el que tiene contraída una antigua deuda y no quiere caer en sus manos y salir malparado.

Jueves, agosto 25, 2016
171196

El héroe que podemos soportar

A un deportista con alma de campeón, la plata y el bronce le saben a derrota. El héroe es voraz. O César o nada. Sabe que no existe la subgloria. La sonrisa social de quien ha perdido el oro, no tiene nada que ver con la alegría legítima de quien lo luce en el pecho. The winner takes it all, cantaba Abba.

Jueves, agosto 11, 2016
170218

El arte de dormir con el enemigo

Cuenta el periodista Alfredo R. Antigüedad que en cierta ocasión Francisco Grandmontagne fue obsequiado con una comida a la que concurría también Ortega y Gasset. La mala fortuna quiso que frente al filósofo se sentara un hombre de negocios que se jactaba de su profundo desprecio por los hombres teóricos.

Jueves, julio 28, 2016
169351

Más de lo mismo

Viena. 1918. Un comando de la Guardia Roja, dirigido por Egon Kisch, decidió ocupar la redacción de la Neue Freie Presse. El redactor en jefe de economía del diario, Paul Kisch, intentó hacerles frente hasta que, al verse impotente, le advirtió a Egon Kisch, que era su hermano: “Está bien, cederé a la fuerza bruta. Pero una cosa te digo, Egon, hoy mismo escribiré a mamá a Praga”. Pienso en esta anécdota y recuerdo a Camus, que se opuso al terrorismo porque su madre podría ser víctima de un atentado e, inmediatamente después, pienso también en todas esas madres musulmanas que ahora mismo se estarán preguntando qué será de su hijo en la remota Europa. Se me ocurre que podría considerarse fanático a todo aquel que respeta más su ideología que a su madre, pero no sé si todas las madres musulmanas estarían de acuerdo conmigo.

Jueves, julio 14, 2016
168476

Una lección para la CIA

Si les soy sincero, que la CIA utilice canciones de Christina Aguilera como instrumento de tortura me parece cruel, pero coherente con el principio de toda institución paralegal: el fin justifica los medios. Si yo me viese sometido a tamaña injuria, podría acabar confesando que maté a Kennedy. Pero no pretendo confundir el instrumento, por funcional que sea, con el verdugo, sino darle una lección magistral de buen hacer a este último con el ejemplo de un jefe de policía español cuyo nombre, lamentablemente, no he podido sustraer al olvido.

Jueves, junio 30, 2016
167614

La política I.S.A.

Lo que les cuento hoy puede ser que me lo crea o puede que no.

Les cuento: Hay en la cosa política un componente infantil que, sin embargo, conviene no tomarse muy en serio. Lo que hay en juego es demasiado importante como para ignorar la importancia de la dramatización.

Jueves, junio 16, 2016
166780

A las puertas del trans-yo

No creo que podamos decir algo sensato sobre los progresos de la ciencia y la tecnología que no lo hayan dicho nuestros abuelos. Nacieron cuando no había luz eléctrica y fueron contemporáneos de la bomba atómica, de la llegada del hombre a la luna, del papel higiénico y del café descafeinado. Lo esencial sobre esta grave cuestión lo aprendieron en el diálogo de Don Hilarión y don Sebastián en La Verbena de la Paloma: que “hoy las ciencias adelantan / que es una barbaridad”. Si el aceite de ricino ya no es malo de tomar, la limonada purgante no es chicha ni limoná y hasta el agua de Loeches ha perdido sus virtudes, es que, efectivamente, el avance de las ciencias “es una barbaridad”, “es una brutalidad” y “es una bestialidad”. Don Hilarión y don Sebastián constatan en 1894, es decir, un cuarto de siglo antes de El hombre sin atributos, que el sentido de la posibilidad nos empuja en dirección contraria a la del sentido de realidad y que el primero lo hace con más brío porque cuenta con el apoyo de la ciencia y la tecnología. Tanto es así que para nosotros lo posible de ha convertido en rutina.