The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Siria

Al menos 72 muertos, entre ellos 20 niños, por un ataque con gas tóxico en Siria

Redaccion The Objective
Última actualización: 17 Dic 2018, 12:25 pm CEST
Foto: Mohamed al-Bakour | AFP files

Al menos 72 personas, entre ellas 20 niños, han muerto este martes por la mañana en un bombardeo aéreo que desprendió gas tóxico en una ciudad del noroeste de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), aumentando de esta manera el balance inicial de 35 muertos. Así mismo, el hospital que atendía a los heridos del "ataque tóxico" ha sido posteriormente bombardeado, provocando importantes daños en el centro, según ha constatado una corresponsal de la agencia AFP en el terreno. Según la periodista, el ataque se ha dirigió contra una zona del hospital, del que ha podido ver a médicos huyendo en medio de los escombros. Algunas fuentes locales situaban la cifra de víctimas mortales en más de un centenar.

Según el OSDH, que desconoce de qué tipo de gas se trata, los civiles murieron por asfixia en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. Los informes aseguran que hasta 400 personas han resultado heridas.  La ONG, citando fuentes médicas y activistas, ha apuntado que algunos de los heridos por este ataque perpetrado por aviones no identificados presentaban síntomas de asfixia, vómitos y dificultades para respirar. No se descarta que aumente el número de víctimas mortales por este bombardeo, según el Observatorio.

Miembros del grupo de rescate de voluntarios Cascos Blancos se han visto obligados a utilizar mangueras para lavar a los heridos expuestos a los gases.

Por su parte, la oposición siria ha exhortado al Consejo de Seguridad de la ONU a abrir una "investigación inmediata" sobre el ataque con "gas tóxico" llevado a cabo, según ella, por el régimen de Damasco en el noroeste del país. La Coalición Nacional, principal componente de la oposición siria, ha reclamado en un comunicado al Consejo de Seguridad que "convoque una reunión urgente tras este crimen y abra una investigación inmediata". Este organismo ha acusado al "régimen del criminal Bashar Al Asad" de haber llevado a cabo bombardeos contra Jan Sheijun con "obuses que contenían gas químico".

La Comisión de Investigación de la ONU sobre Derechos Humanos en Siria, de la que es miembro la exfiscal internacional Carla del Ponte, ha anunciado este martes que "investiga actualmente" sobre el ataque "químico" en el noroeste de Siria. "Los informes que sugieren que se trata de un ataque con armas químicas son extremadamente preocupantes. La Comisión investiga actualmente sobre las circunstancias alrededor de este ataque, incluidas las acusaciones de utilización de armas químicas", han indicado los investigadores en una declaración escrita.

El Gobierno británico ha apuntado al régimen sirio como autor del ataque químico. "Aunque no podemos estar seguros de lo ocurrido, esto tiene todas las características de los ataques de un régimen que ha usado repetidamente armas químicas", ha dicho el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, en un comunicado.

Por otro lado, dos menores de edad fallecieron anoche por el impacto de barriles de explosivos lanzados por helicópteros en el pueblo de Habit, también en Idleb. En las últimas horas, el Observatorio había informado de decenas de afectados con síntomas de sofoco por la caída de barriles arrojados por helicópteros en Al Habit.
La Defensa Civil Siria, integrada por voluntarios que se dedican a labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno, señaló anoche en Twitter que hubo al menos veinte heridos, entre ellos menores y mujeres, por el impacto de dos barriles de explosivos, que contenían sustancias tóxicas, en Al Habit. La mayor parte de la provincia de Idleb está bajo el control de facciones rebeldes e islámicas, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda.

El gobierno de Siria se unió oficialmente a la Convención sobre las armas químicas y entregó su arsenal químico en 2013, como parte de un acuerdo para evitar la acción militar. Sin embargo, se han producido repetidas acusaciones de uso de armas químicas por el gobierno desde entonces, con una investigación dirigida por la ONU que señala al régimen por al menos tres ataques de cloro en 2014 y 2015. El gobierno, por su parte,  ha negado el uso de armas químicas y ha acusado a su vez los rebeldes de usar armas prohibidas.