Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Al menos 43 muertos en un ataque talibán contra una base militar en Afganistán

Foto: Omar Sobhani
Reuters

Al menos 43 soldados han muerto y otros nueve han resultado heridos este jueves en un ataque coordinado de los talibanes contra una base militar en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, en la tercera acción de envergadura contra las fuerzas afganas esta semana. Un talibán suicida ha detonado un vehículo cargado de explosivos contra una base del Ejército en el distrito de Maiwand sobre las 02:50 hora local, a lo que ha seguido un enfrentamiento armado con los militares desplegados en el campamento, ha indicado a Efe el portavoz del Ministerio de Defensa Muhammad Radmanish.

En un comunicado, el departamento ha detallado que en el momento del ataque había 60 soldados en la base, de los que 43 han perecido, nueve han resultado heridos y seis permanecen desaparecidos. El ministerio ha dado por finalizada la acción y ha afirmado que ya se ha recuperado el control del Campamento Chashmo. Una delegación se ha desplazado hasta la zona para investigar los detalles de los sucedido.

Los talibanes han reclamado la autoría a través de un comunicado del portavoz insurgente Yusuf Ahmadi, en el que han confirmado que ha sido un ataque coordinado y han asegurado haber destruido cinco vehículos blindados de las tropas afganas.

Este es el tercer ataque de gran magnitud perpetrado esta semana por los talibanes contra bases de las fuerzas de seguridad, después de que el martes muriesen 48 personas y 161 resultasen heridas en un cuartel policial de Paktia y otras 25 falleciesen en un cuartel en Ghazni. Ambas acciones han seguido el mismo patrón, con explosiones de coche bomba seguidas de enfrentamientos armados.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

Pakistán levanta una valla en la frontera

Pakistán ha comenzado a construir una valla en su frontera con Afganistán en el marco de la lucha contra los grupos extremistas presentes en la región. Las Fuerzas Armadas de Pakistán organizaron el miércoles una visita para un grupo de periodistas extranjeros a la frontera, con el objetivo de presentar los avances desde marzo, cuando se anunció la construcción de la valla.

Al menos 43 muertos en un ataque talibán contra una base militar en Afganistán 1
Vista parcial de la valla levantada por Pakistán | Foto: Caren Firouz / Reuters

La valla, de unos tres metros de alto, culmina con alambres de púas. De momento cubre varios segmentos sobre unos 43 kilómetros en las zonas tribales montañosas del Waziristán del Norte y Waziristán del Sur. El objetivo de su construcción es impedir que grupos armados como los talibán o Al Qaida crucen libremente entre los dos países.

“Para diciembre de 2018 no quedará ni una pulgada de la frontera internacional sin vigilancia”, ha asegurado a la agencia AFP un oficial en el fuerte Hamza de Angoor Adda, en Waziristán del Sur. “Cuando hayamos terminado, si Dios lo quiere, estaremos seguros de algo: nadie podrá cruzar”, ha agregado.

Además de los militares desplegados en las colinas para vigilar el otro lado de la frontera, las Fuerzas Armadas utilizan cámaras que enfocan la valla, que permanece iluminada durante la noche.

Los dos países comparten una frontera de 2.400 km llamada línea Durand, trazada por los británicos en 1896, delimitación que contesta Kabul. Alfganistán y Pakistán se acusan mutuamente de albergar santuarios de rebeldes en sus territorios, desde donde se planifican los atentados.

Continúa leyendo: Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Foto: Stringer
Reuters/File

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, no ha dimitido este domingo como se esperaba, y durante un mensaje televisado al país ha insistido en “la necesidad de llevar a cabo acciones para devolver” al país “a la normalidad”. El anuncio se produce apenas unas horas después de que su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), haya decidido expulsarlo como líder de la formación y de que el vacío lo haya ocupado, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El partido también ha expulsado de sus filas a la primera dama, Grace Mugabe.

Mugabe, acompañado por los altos mandos del Ejército, ha reclamado que el país no se “deje llevar por la amargura” y ha asegurado que “tiene en cuenta” todas las quejas formuladas por diferentes estratos de la sociedad y por su propio partido, que hoy lo destituyó como número uno y lo emplazó hasta mañana a mediodía para dimitir.

El Comité Central de la ZANU-PF había decidido este domingo dar un ultimátum al presidente del país,  para que dimitiera antes de mañana o le sometería a una moción de censura en el Parlamento.

Desde el alzamiento militar del martes, Mugabe ha estado bajo arresto domiciliario y se ha reunido en dos ocasiones con los militares para negociar una salida que finalmente no se ha producido. A este respecto, el presidente ha indicado que el alzamiento militar “nunca ha representado una amenaza contra nuestro orden constitucional ni contra mi autoridad como jefe de Estado, ni siquiera como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”.

Mugabe, de 93 años, ha recomendado que se resuelvan los conflictos generacionales en el seno de la formación gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) uniendo a los miembros más veteranos, que a su vez deben aceptar nuevas reglas.

Aunque las calles de las principales ciudades del país se han llenado de gente pidiendo la salida del poder de Mugabe que ejerce desde 1980, el gobernante les ha instado a “resolver nuestras diferencia con dignidad y disciplina” al considerar que los zimbabuenses son “un pueblo predispuesto a la paz”, informa EFE.

También ha reconocido que la economía nacional “está pasando por un bache” desde la hiperinflación de 2008 que provocó que Zimbabue perdiera su propia moneda, y anunció que inauguraba “una nueva de cultura de paz” con el “compromiso de darle la vuelta” a esta situación. Sin embargo, ha culpado del mal momento económico a las rencillas internas en el seno del partido y del Gobierno: “Los dardos públicos entre altos funcionarios” han suscitado unas críticas “de las que no se puede escapar”.

Asimismo, ha reconocido el papel de los veteranos de guerra, que también le han retirado su apoyo pese a estar considerados entre sus tradicionales apoyos, y ha indicado que “deben volver a tomar un papel central” en el país.

Continúa leyendo: El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

Foto: PHILIMON BULAWAYO
Reuters

El Comité Central de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), ha decidido este domingo  dar un ultimátum al presidente del país, Robert Mugabepara que dimita antes de mañana o le someterá a una moción de censura en el Parlamento. Previamente el partido había informado de su expulsión como líder de la formación y de que el vacío lo ocupaba, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El ZANU-PF se ha reunido en su sede para tomar la decisión mientras los militares mantienen el control de Zimbabue, y a la espera de que Mugabe se reúna por segunda vez con los mandos del Ejército para negociar su salida.

La ZANU-PF acaba así con el liderazgo de su cofundador, que ha gobernado el país durante los últimos 37 años.

La sección juvenil del ZANU-PF ya había reclamado a primera hora de este domingo la dimisión del veterano mandatario, de 93 años, y la expulsión de la formación de la primera dama, Grace Mugabe. Los veteranos de la guerra de independencia de Zimbabue también pidieron este domingo la dimisión de Mugabe. “Debería renunciar (…) Si no lo hace, ejército debe terminar hoy  con él”, dijo el jefe de la poderosa asociación de  veteranos de guerra, Chris Mutsvangwa.

Antes de que los soldados detuvieran a su líder, Kudzai Chipanga, las juventudes de la ZANU-PF fueron uno de los principales apoyos de las ambiciones de Grace Mugabe de suceder a su marido en el poder, que desencadenaron la intervención militar del martes tras la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa.

Mugabe, expulsado del partido del Gobierno de Zimbabue
Delegados del ZANU-PF celebran la decisión del comité de expulsar a Mugabe como líder del partido. | Foto: Philimon Bulawayo/Reuters

De hecho, Chipanga, que aseguró que no permitiría “interferencias militares” un día antes del levantamiento, aunque se disculpó públicamente cuando los militares ya controlaban de facto el país, es uno de los seis miembros que este domingo las juventudes han decidido expulsar.

A este respecto, el portavoz de la organización juvenil, Yeukai Simbanegavi, también ha reclamado que se anulen todas las expulsiones llevadas a cabo desde 2014. Asimismo, los jóvenes de la ZANU-PF pidieron la vuelta de Mnangagwa y su restitución en los cargos de vicepresidente del país y “número dos” del partido, y celebraron la entrada en escena del Ejército para “erradicar a los criminales” del entorno de Mugabe, explicación a la que se aferran los militares para evitar hablar de golpe de Estado.

Por último, las juventudes solicitaron “medidas disciplinarias severas” contra los ministros afines a las ambiciones de poder de Grace Mugabe, entre los que se encuentran los titulares de Educación, de Finanzas y de Gobierno Local, Desarrollo Rural y Vivienda, detenidos por los militares en los últimos días.

La sección juvenil de la ZANU-PF es la última organización que da la espalda a Mugabe -en el poder desde 1980- y a la primera dama, uniéndose hoy a los comités provinciales, los veteranos de guerra e incluso a algunos ministros del actual Gobierno.

Continúa leyendo: Detectan siete llamadas fallidas desde el submarino argentino desaparecido

Detectan siete llamadas fallidas desde el submarino argentino desaparecido

Foto: Armada Argentina
Handout via Reuters

La Armada Argentina ha detectado este domingo siete llamadas satelitales realizadas a distintas bases desde el submarino ARA San Juan, desaparecido el pasado miércoles en el país sudamericano con 44 tripulantes a bordo, que “no llegaron a establecer contacto”, han informado fuentes oficiales.

Según un comunicado difundido este sábado por el ministerio de Defensa argentino, las llamadas no llegaron a enlazar con las bases de la Armada, lo que “indicaría que la tripulación intenta restablecer contacto”.

“Con la colaboración de una empresa estadounidense especializada en comunicación satelital, se trabaja ahora para determinar la ubicación precisa del emisor de las señales, ante la presunción de que podría tratarse del submarino que lleva a bordo 44 tripulantes”, reza el comunicado.

“La última posición conocida del ARA San Juan fue en el área de operaciones a través del Golfo San Jorge, a 240 millas náuticas, el equivalente a 432 kilómetros”, detalló el ministerio. El último reporte del submarino se registró la madrugada del pasado miércoles, tras lo cual, pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar a última hora de la tarde del jueves el protocolo de búsqueda.

El sumergible, de origen alemán, había partido el lunes del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad bonaerense de Mar del Plata.

El ministro de Defensa argentino, Oscar Aguado, dirige la operación tras estar con las familias de los tripulantes en la base naval de Mar del Plata, al sur de la provincia de Buenos Aires, y de adelantar su regreso desde Vancouver (Canadá), donde participaba en un encuentro de la ONU.

El operativo de rastreo y rescate, a cargo de la Armada Argentina y capitaneado por el ministerio de Defensa, cuenta con una aeronave de exploración antisubmarina, así como de numerosos buques de la Armada que cuentan con helicópteros embarcados.

De la misma manera, se ha ordenadoa las estaciones de comunicaciones terrestres del litoral argentino la búsqueda de las comunicaciones y la escucha de todas las posibles frecuencias de transmisión del submarino para hallar una fuente de contacto, informa EFE.

Continúa leyendo: El Pentágono anuncia la llegada de 3.000 soldados estadounidenses a Afganistán

El Pentágono anuncia la llegada de 3.000 soldados estadounidenses a Afganistán

Foto: Rahmat Gul
AP Foto

Unos 3.000 soldados de Estados Unidos se han sumado al despliegue en Afganistán bajo la nueva estrategia del presidente Donald Trump, ha dicho este jueves el Pentágono, informa AFP. El Departamento de Defensa había situado previamente el contingente en 11.000 uniformados, pero Trump ha autorizado en agosto un aumento solicitado por el comandante en el terreno, el general John Nicholson.

“Acabamos de completar el flujo de fuerzas a Afganistán”, ha afirmado el director del Estado Mayor Conjunto, teniente general Kenneth McKenzie, a los periodistas en el Pentágono.

“El nuevo número de tropas es ahora de aproximadamente 14.000. Podría ser un poquito más que eso, podría ser un poquito menos, a medida que nos acomodamos a la misión”, ha agregado.

Las tropas adicionales asesorarán y entrenarán a las fuerzas de seguridad afganas, que luchan contra los talibanes. Nicholson había dicho que necesitaba cerca de 16.000 efectivos en total en Afganistán, y los países de la OTAN prometieron ayudar a completar la diferencia.

Además de las tropas adicionales, el plan de Trump incluye un final abierto para la presencia estadounidense en Afganistán, cuando su antecesor Barack Obama había fijado un calendario de retiro.

TOP