The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Siria

Al menos seis soldados mueren en el ataque de EEUU contra una base militar siria

The Objective
Última actualización: 12 Dic 2018, 11:03 am CEST
Foto: Courtesy U.S. Department of Defense | Reuter

Seis soldados sirios han muerto este viernes en el ataque con misiles ordenado por el presidente de Estados Unidos contra una base militar en Siria que ha quedado "casi totalmente destruida", ha informado el ejército sirio. La acción de EEUU es la respuesta al ataque con armas químicas contra civiles realizado por el gobierno de Bashar Al-Asad, ha indicado el propio Donald Trump. Los primeros reportes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) cifraban el numero de víctimas mortales en cuatro, pero horas después, el ejército sirio ha anunciado que el ataque estadounidense a una base aérea del centro del país ha causado seis muertos y daños materiales cuantiosos. Así mismo, al menos nueve civiles, entre ellos cuatro niños, han muerto y otros siete han resultado heridos en el bombardeo estadounidense, según ha informado la agencia oficial SANA.

Las víctimas civiles se encontraban en los pueblos de Al Hamrat, Al Shayrat y Al Manzul, situados en los alrededores de la base área de Shayrat. En Al Shayrat cayeron dos misiles Tomahawk que provocaron la muerte a cinco civiles, entre ellos tres niños, mientras que en Al Hamrat, murieron otras cuatro personas, entre ellos un menor, por el impacto de un misil, según la agencia. En la localidad de Al Manzul, ubicada a cuatro kilómetros de la base aérea, resultaron heridas siete personas, según la misma fuente.

Entre los militares fallecidos se encuentra un general de brigada de la Fuerza Aérea, según ha asegurado Rami Abdel Rahman, director del OSDH. "Además hay decenas de heridos", ha remarcado. "El aeropuerto ha quedado casi totalmente destruido, la zona de estacionamiento de aviones, el depósito de combustible y el edificio de defensa aérea fueron pulverizados", ha añadido.

El ataque fue contra "la base de donde despegó el avión que bombardeó Jan Sheijun", ciudad controlada por los yihadistas y los rebeldes en el noroeste de Siria.

Se trata de la base aérea de Al-Chaayrate, la más grande de Siria después de la de Latakia, en el oeste del país, desde donde se produjo el bombardeo de la aviación siria con armas químicas que el pasado miércoles causó la muerte de al menos 86 civiles, entre ellos 30 niños, según el OSDH. En la base "había aviones Soukohi-22, Soukhoi 24 y Mig-23". El edificio de los oficiales fue dañado, ha precisado Rahma, informa AFP.