Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Ascienden a 400 los muertos en Birmania debido a la ola de violencia más mortal en décadas

Foto: Mohammad Hossain
Reuters

Al menos 400 personas han muerto de forma violenta desde el viernes en en el estado de Rakhine, al oeste de Birmania, debido a los enfrentamientos entre la minoría musulmana rohingyas y el ejército.  Se trata de la violencia más mortal en décadas desde que hace una semana el Ejército de Salvación Rohingya lanzara una ofensiva contra 30 puestos de control policial y una base militar. En respuesta el ejército birmano comenzó una persecución contra este grupo étnico que desde entonces se ha visto obligado a dejar sus aldeas  e intentan llegar a Bangladés. Según la ONU,  38.000 rohingyas han huido.

Sin embargo, según informa The Guardian, en las últimas horas el ejército habría rodeado los pueblos de esta minoría musulmana para atacarles en su intento de huida. “Según nuestra información unos 130 rohingyas fueron asesinados cuando intentaban escapar. La mayoría murieron de heridas de bala”, ha apuntado al diario británico el director de Proyecto Arakan, un grupo de defensa establecido para trabajar con los rohingya.

Por otro lado, la organización Human Rights Watch confirma que varias aldeas del norte de Rakhine, región que limita con Bangladés, han prendido en llamas, según la organización ha podido comprobar mediante imágenes de satélite.  Por su parte,  la ONU ha señalado que alrededor de 20.000 rohingya han quedado  varados en tierra de nadie entre los dos países.

Ascienden a 400 los muertos en Birmania debido a la ola de violencia más mortal en décadas 1
Los escombros de una casa incendiada durante los días de violencia Maungdaw. | Foto: Soe Zeya Tun / Reuters

El ejército bangladés anunció el jueves que unos 370 “terroristas”, 13 fuerzas de seguridad, dos funcionarios del gobierno y 14 civiles habían sido asesinados en una semana de enfrentamientos.

Más de un millón de rohingyas viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria de 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos de desplazados.

La situación empeoró tras el ataque del 9 de octubre de 2016 perpetrado por supuestos insurgentes rohingyas contra puestos policiales que causó la muerte a nueve agentes y la represalia de las fuerzas de seguridad. En ese momento al menos 74.000 rohingyas huyeron a Bangladés, mientras se denunciaban violaciones de los derechos humanos y la ONU llegó a hablar de “posibles crímenes contra la humanidad”.

Por su parte, las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los rohingyas, ya que los consideran inmigrantes bengalíes imponiéndoles múltiples restricciones, incluida la privación de movimientos.

En este sentido, la comisión que preside el ex secretario general de la ONU Kofi Annan  presentó la semana pasada a las autoridades un informe final con 88 puntos para, entre otros objetivos, resolver la crisis rohinyá y favorecer el diálogo entre comunidades.

Continúa leyendo: Ascienden a 110 los muertos por la ola de violencia en el oeste de Birmania

Ascienden a 110 los muertos por la ola de violencia en el oeste de Birmania

Foto: Mohammad Ponir Hossain
Reuters

Al menos 110 personas han muerto de forma violenta desde el viernes en el oeste de Birmania (Myanmar) debido a la ola de ataques contra puestos oficiales reivindicados por rebeldes musulmanes rohingya, han informado este martes las autoridades.

La Oficina de la Consejera de Estado y premio nobel de la paz Aung San Suu Kyi, líder de facto del país, ha señalado que cinco civiles de la etnia daingnet han perdido la vida durante el asedio de un grupo armado compuesto por 100 integrantes contra una población del estado de Rakhine, de donde han sido evacuadas 55 personas, algunas heridas.

Con estas muertes, ya son 11 los civiles que han perecido durante los combates entre las Fuerzas Armadas birmanas y los insurgentes musulmanes del Ejército de Salvación Rohingya de Arakan (ARSA). La mayor parte de las bajas son del bando rebelde rohingya , que habría perdido cerca de 90 efectivos, según el diario oficialista Global New Light of Myanmar.

Un millar de insurgentes armados con cuchillos, machetes, hachas, tirachinas y otras armas caseras han participado en los ataques perpetrados contra distintos objetivos del municipio de Maungdaw, cerca de la frontera con Bangladesh.

ARSA, grupo al que se atribuye el ataque a tres puestos policiales el 9 de octubre de 2016 que dejó nueve agentes muertos y desencadenó una represión de las fuerzas de seguridad, ha reivindicado la acción.

Los insurgentes, que califican al gobierno de “opresivo” y al Ejército de “brutal”, denuncian el “bombardeo indiscriminado” contra civiles y abusos como violación de mujeres, saqueo de propiedades y sacrifico de animales domésticos. Las autoridades birmanas califican a los integrantes del grupo de “extremistas terroristas”, y sostienen que son los responsables de asesinatos y quema de casas.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades birmanas a permitir el acceso a investigadores independientes para determinar la autoría de las denuncias sobre violaciones de derechos humanos vertidas contra ambos bandos.

“El Gobierno birmano ha demostrado repetidamente que no tiene ni el interés ni la habilidad para investigar de manera creíble e imparcial los abusos en el estado de Rakhine”, ha dicho Phil Robertson, subdirector de HRW para Asia, en un comunicado emitido este martes.

Más de un millón de rohingyas viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria de 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos de desplazados.

La situación empeoró tras el ataque del 9 de octubre de 2016 perpetrado por supuestos insurgentes rohingyas contra puestos policiales que causó la muerte a nueve agentes y la represalia de las fuerzas de seguridad. Al menos 74.000 rohingyas huyeron a Bangladesh, mientras se denunciaban violaciones de los derechos humanos y la ONU llegó a hablar de “posibles crímenes contra la humanidad”.

Las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los rohingyas , sino que los consideran inmigrantes bengalíes y les imponen múltiples restricciones, incluida la privación de movimientos.

La comisión que preside el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, y que creó el Gobierno hace un año, presentó la semana pasada a las autoridades un informe final con 88 recomendaciones para, entre otros objetivos, resolver la crisis rohinyá y favorecer el diálogo entre comunidades.

El estudio descarta la fuerza como solución de la violencia sectaria en el estado de Rakhine, hogar rohingya, informa EFE.

Continúa leyendo: China pide a los refugiados que llegan de Birmania que entreguen sus armas

China pide a los refugiados que llegan de Birmania que entreguen sus armas

Foto: Nay Myo
AFP PHOTO

Algunos de los miles de refugiados que han entrado en territorio chino para huir del conflicto entre el Ejército de Birmania y minorías étnicas de ese país han introducido gran número de armas en China, por lo que se ha pedido que las entreguen a las autoridades, según ha informado este viernes el diario Global Times.

La petición ha partido del Gobierno local de Lincang, comarca del sur de China fronteriza con áreas en conflicto de Birmania (Myanmar), que en una nota a través de internet ha denunciado que los enfrentamientos en el norte del país vecino “han conllevado una enorme entrada de armas” en esa zona del país.

“Los residentes sin antecedentes penales que entreguen esas armas serán recompensados”, añade la nota, que promete 500 yuanes (72 dólares) por cada rifle dado a las autoridades, 200 yuanes (29 dólares) por cada pistola o granada, y dos yuanes (29 centavos de dólar) por bala.

Más de 20.000 personas han huido de Birmania a China a raíz de que el conflicto armado se reanudara en el país vecino a principios de este mes. China ha sufrido en los últimos años varios casos de “daños colaterales” debido a estos conflictos, entre ellos la muerte de varias personas por proyectiles y explosivos lanzados desde suelo birmano pero caídos en territorio chino.

Esta semana, el estatal Banco Agrícola de China bloqueó una cuenta ligada a un grupo insurgente birmano, según el Gobierno de Myanmar, que agradeció a Pekín esta medida. Medios de ese país también adelantaron que el presidente birmano, U Htin Kyaw, visitará China en abril, un viaje en el que se espera que la tensa situación fronteriza sea uno de los principales temas de discusión con los líderes del régimen comunista.

El conflicto se complica por el hecho de que muchos refugiados y protagonistas del enfrentamiento armado con Birmania, como la minoría kokang, comparten etnia, lengua y cultura con China.

Esta semana también se conoció que Erik Prince, el fundador de la empresa militar privada estadounidense Blackwater, que participó en la ocupación de Irak la pasada década, planea abrir un centro de entrenamiento paramilitar en esa zona del territorio chino fronteriza con Birmania.

Su nueva firma, Frontier Services Group, está especializada en prestar servicios de seguridad y protección en zonas fronterizas y conflictivas del gigante asiático. Prince está ligado a la nueva Administración estadounidense del presidente Donald Trump, ya que es hermano de la actual secretaria de Educación de EEUU, Betsy DeVos, y habitual tertuliano de radio junto a Stephen Bannon, estratega jefe de la Casa Blanca.

Continúa leyendo: Rusia suspende la proyección de una comedia sobre la muerte de Stalin

Rusia suspende la proyección de una comedia sobre la muerte de Stalin

Foto: Alexander Zemlianichenko
AP

Rusia ha suspendido este martes la proyección de la película británica La muerte de Stalin, una sátira política criticada por personalidades de la cultura rusa por burlarse de los dirigentes y símbolos soviéticos.

El ministro de Cultura, Vladímir Medinski, ha negado que la suspensión de la proyección de la película sea un acto de censura gubernamental. “Nosotros no tenemos censura. No tenemos miedo a las interpretaciones críticas e imparciales de nuestra historia”, ha dicho Medinski a la prensa.

También ha adelantado que, además de retirarle la acreditación de exhibición, se ha decidido realizar un análisis jurídico del contenido de la cinta, en alusión a que podría tener carácter extremista, lo que llevaría a su prohibición definitiva. “Mucha gente de edad avanzada, y no solo ellos, la han interpretado como una burla insultante de su pasado soviético, de un país que derrotó al fascismo, del Ejército soviético, de la gente común y, lo más desagradable, de las víctimas del estalinismo”, ha comentado el ministro.

La muerte de Stalin, dirigida por el británico Armando Iannucci y que debía estrenarse el 25 de enero, aborda con tono de humor las intensas luchas que siguieron a la muerte de Iosif Stalin en 1953.

Un grupo de destacados miembros del consejo adscrito al Ministerio de Cultura, entre los que figura el famoso cineasta Nikita Mijalkov, han arremetido contra la cinta tras asistir a su preestreno al considerar que incluye material que puede ser catalogado de extremista. En su opinión, la comedia es calumniosa con la historia de la URSS y mancilla la memoria de los ciudadanos soviéticos que derrotaron al fascismo.

También han denunciado que el mariscal Georgui Zhúkov, el héroe soviético de la Segunda Guerra Mundial, es presentado como un payaso y enmarcaron el filme en la actual “lucha ideológica contra Rusia”. Además, dada la cercanía del 75 aniversario de la victoria en la batalla de Stalingrado, han pedido encarecidamente que se aplace varios meses su exhibición.

Estas personalidades han recibido el apoyo del comité de Cultura de la Duma, desde donde han llamado a posponer su estreno y han calificado la cinta de “asquerosidad”, aunque han matizado que la ley impide prohibir la película.

Los comunistas la han tachado de “provocación” en vísperas de las elecciones presidenciales del 18 de marzo, en las que el actual presidente, Vladímir Putin, buscará la reelección.

La muerte de Stalin fue estrenada el septiembre pasado durante el Festival de Toronto, al que acudieron sus principales protagonistas. El sucesor de Stalin, Nikita Jruschov, es interpretado por Steve Buscemi; Zhúkov, por Jason Isaacs, mientras que el conocido comediante de Monty Python Michael Palin se pone en la piel de Viacheslav Mólotov, en un elenco que incluye también a la ucraniana Olga Kurilenko.

En declaraciones a la prensa rusa, el director de la película ha asegurado que la película no pretende ser un documento histórico y ha admitido que los diálogos entre los dirigentes soviéticos son producto de su fantasía. En el cartel de la película, en un fondo totalmente rojo aparecen dos personas tirando del famoso bigote de Stalin, imagen coronada por un gorro militar con una estrella roja.

La imagen de Stalin, quien dirigió con mano de hierro la URSS durante más de un cuarto de siglo, ha mejorado en los últimos años y cada vez son menos los rusos que le consideran un dictador sanguinario culpable de la represión de millones de personas.

Continúa leyendo: María Elósegui se convierte en la primera jueza española en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

María Elósegui se convierte en la primera jueza española en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Foto: Jean-Francois Badias
AP Images

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) ha elegido este martes a María Elósegui Ichaso como nueva jueza española en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. Elósegui, nacida en San Sebastián en 1957, obtuvo el apoyo de 114 diputados, frente a los 76 votos de José Martín y Pérez de Nanclares y los 37 de Francisco Pérez de los Cobos. La elección se produce contra pronóstico, ya que Martín y Pérez de Nanclares había sido el candidato preferido de la comisión parlamentaria que examinó a la terna y Pérez de los Cobos, expresidente del Tribunal Constitucional, parecía contar a priori con opciones.

La jurista Elósegui será la primera mujer jueza a título de España en el Tribunal de Estrasburgo. La nueva representante española en el TEDH es catedrática de Filosofía del Derecho en la Universidad de Zaragoza y fue la experta española de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) entre 2013 y 2017. Tiene en su haber más de cinco años de formación y residencia en Escocia, Bélgica y Alemania, y es conocedora de las culturas jurídicas francófona, anglófona y germana.

Desde que comenzó su presencia en el TEDH, en 1978, todos sus representantes, seis hasta la fecha, han sido hombres. De este modo, antes de Elósegui han ocupado ese puesto Eduardo García de Enterría (1978-1986), Juan Antonio Carrillo Salcedo (1986-1989), José Maria Morenilla (1990-1998), Antonio Pastor Ridruejo (1998-2003), Javier Borrego Borrego (2003-2008) y el saliente Luis López Guerra, informa Efe.

El Tribunal de Estrasburgo cuenta con 47 jueces, tantos como el número de países miembros del Consejo de Europa. Los jueces del TEDH son elegidos por un solo periodo renovable de nueve años. La Corte está compuesta de cinco salas. Elóstegui formará parte de la Sala Tercera, presidida por la magistrada sueca Helena Jäderblom y en la que están incluidos los jueces de Serbia, Suiza, Rusia, Andorra, Eslovaquia, Chipre y Holanda. Esa misma sala, cuya composición por países se cambia cada tres años, es la que abandona López Guerra.

Los 47 miembros de la Corte pueden formar parte indistintamente de la Gran Sala de 17 jueces, que reexamina demandas ya sentenciadas por una sala.

TOP