Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Demandan en Australia a Audi, filial de Volkswagen, por emisiones de gases

Foto: MICHAELA REHLE
Reuters

La Comisión Australiana de Competencia y Consumo ha anunciado este miércoles que ha denunciado a las filiales de la empresa automovilística Volkswagen, Audi AG y Audi Australia por las emisiones contaminantes de sus vehículos diésel.

Rod Sims, presidente de la Comisión, ha expresado en un comunicado que Audi AG y Audi Australia engañaron al consumidor, ya que el producto que ofrecieron no se comportaba en la carretera “según indicaba el folleto de venta”. Además, también ha indicado que el vendedor infringió la Ley del Consumidor de Australia, al instalar en los vehículos un programa informático que falseaba el rendimiento en las pruebas técnicas.

“Nosotros alegamos la instalación de un software, que permite que el vehículo cumpla con los estándares en las pruebas pero luego hace que los vehículos funcionen de manera diferente en la carretera”, expresa Sims en el comunicado. Esta demanda, que aumenta la presión legal sobre las filiales australianas, afectando a 14 modelos diésel, abarca el periodo entre 2011 y 2014. La Comisión Australiana de Competencia y Consumo, que ya presentó una demanda similar contra esta empresa automovilística alemana en septiembre, reclama que se impongan multas, entre otras medidas.

Continúa leyendo: Volkswagen pagará 1.200 millones de dólares a los últimos afectados por el 'dieselgate'

Volkswagen pagará 1.200 millones de dólares a los últimos afectados por el 'dieselgate'

Foto: Mike Blake
Reuters

Volkswagen indemnizará con 1.200 millones de dólares a los clientes de los últimos 78.000 coches afectados en Estados Unidos por el caso de los motores trucados, el llamado ‘dieselgate’, ha anunciado el constructor alemán. La compensación afecta a los motores de tres litros, instalados principalmente en coches de la marca Audi, Porsche y en algunos modelos Touareg de la marca Volkswagen, indica el comunicado.

El grupo también se ha comprometido a revisar gratuitamente a unos 58.000 vehículos vendidos entre 2013 y 2016. Volkswagen también ha propuesto comprar o hacer una oferta de compra para otros 20.000 coches vendidos entre 2009 y 2012. El grupo alemán espera ahora el aval de las autoridades estadounidenses para poner en marcha este programa de indemnizaciones, algo que ocurrirá probablemente en mayo, según el comunicado. “Todos nuestros clientes que tienen los vehículos afectados en Estados Unidos tendrán una solución a su alcance”, ha asegurado Hinrich Woebcken, el responsable de la filial estadounidense de Volkswagen. El acuerdo sobre los motores de tres litros llega tras otro similar firmado en 2016 pero mucho más importante, de cerca de 15.000 millones de dólares, para compensar 500.000 vehículos con motores de dos litros.

En total Volkswagen pagará 23.000 millones de dólares en Estados Unidos para indemnizar a los vehículos afectados por el caso de los motores trucados. En septiembre de 2015 Volkswagen reconoció haber puesto en 11 millones de sus coches —600.000 de ellos en Estados Unidos— un programa informático que falseaba los resultados de los tests de emisión de gases contaminantes. Desde el escándalo, el grupo se enfrenta a numerosas denuncias judiciales en todo el mundo y varios de sus dirigentes y ex dirigentes están siendo investigados.

Continúa leyendo: Volkswagen acepta haber cometido fraude en el escándalo de motores trucados

Volkswagen acepta haber cometido fraude en el escándalo de motores trucados

Foto: IAN LANGSDON

Un jurado de Estados Unidos ha imputado este miércoles a seis empleados de la automotriz alemana Volkswagen (VW) por el caso en el que la empresa instaló un software en los motores diésel que controlaba las emisiones consideradas contaminantes durante las pruebas del gobierno y se apagaba una vez el coche ingresaba a las calles. Según las autoridades, los involucrados fueron acusados “por su papel en la conspiración que duró casi 10 años”. El fraude obliga pagar a VW 4.300 millones de dólares al país norteamericano. Se trata de la mayor penalidad impuesta por el gobierno contra un fabricante de coches.

La empresa admitió oficialmente este miércoles su culpabilidad en el escándalo. La compañía enfrenta además una demanda de inversionistas y una pesquisa penal en Alemania. En total, 11 millones de vehículos en el mundo estaban equipados con el software.

El Departamento de Justicia explicó que “VW está imputada y ha acordado declararse culpable de participar en una conspiración para defraudar a los Estados Unidos y los clientes estadounidenses de VW”, explicó el Departamento de Justicia. Las autoridades estadounidenses añadieron que la empresa alemana también ha sido imputada por “obstrucción a la justicia y por destruir documentos relacionados con la conspiración”.

Continúa leyendo: Bruselas expedienta a España por no sancionar a Volkswagen tras el escándalo del 'Dieselgate'

Bruselas expedienta a España por no sancionar a Volkswagen tras el escándalo del 'Dieselgate'

Foto: DADO RUVIC

La Comisión Europea ha abierto este jueves un procedimiento contra siete países por haber incumplido sus responsabilidades comunitarias en materia de homologación de vehículos. En concreto, Bruselas acusa a España, Alemania, Luxemburgo, Grecia, Lituania, Reino Unido y República Checa de no haber impuesto las correspondientes sanciones a Volkswagen en relación al llamado ‘Dieselgate’, el escándalo sobre las manipulaciones de las emisiones de gases de los motores diésel por parte del fabricante alemán.

El caso se destapó en septiembre de 2015, cuando se detectó que Volkswagen utilizaba un software ilegal para falsear los datos de las emisiones. Desde entonces, el proceso judicial que investiga el asunto ha avanzado lentamente y sin demasiados resultados. En Estados Unidos parecía haberse llegado a una solución cuando Volkswagen se comprometió a pagar una multa de más de 13.000 millones de euros, pero el organismo de defensa de los consumidores ha vuelto a demandar a la compañía, que aún no ha asumido responsabilidades en Europa. El Ejecutivo comunitario carece de competencias directas para sancionar a la firma de automóviles, pero sí puede exigir a los Estados miembros que actúen. España tiene ahora dos meses para aplicar las medidas exigidas o el caso podría acabar en manos del Tribunal de Justicia de la UE.

Continúa leyendo: El escándalo de los motores trucados costará a Volkswagen 13.000 millones en EEUU

El escándalo de los motores trucados costará a Volkswagen 13.000 millones en EEUU

Foto: FABIAN BIMMER

Tras el escándalo de Volkswagen, la compañía alemana ya ha acordado con EEUU cuál será el precio que debe pagar por los motores diésel trucados. Serán 14.700 millones dólares, unos 13.000 millones de euros, según detalles del acuerdo negociado por el fabricante alemán con propietarios y las autoridades estadounidenses.

El diario New York Times desglosa la multa según el concepto al que corresponde cada montante. Unos 10.000 millones de dólares estarán reservados para que Volkswagen compre los vehículos trucados a los precios que existían antes del estallido del escándalo en el otoño de 2015. Otros 2.700 millones de dólares irían para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en compensación por el daño medioambiental provocado por los vehículos trucados. A estas cifras se sumaría una contribución de 2.000 millones de dólares para que la automovilística desarrolle proyectos de nuevos vehículos limpios.

Por su parte, la Unión Europea ha pedido a Volkswagen el mismo trato a los clientes europeos que a los estadounidenses.

TOP