Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Dos chicas de 10 y 11 años sobreviven después de estar 46 días perdidas en la selva

Foto: DAMIR SAGOLJ

Siete niños de entre 7 y 11 años se han escapado de la escuela para evitar un castigo por haberse bañado en el río. Perdidos pasaron 46 días en la selva. Dos niñas han aparecido muertas, otras dos han sobrevivido y tres chicos siguen desaparecidos.

Continúa leyendo: Mueren al menos 23 estudiantes al incendiarse una escuela en Kuala Lumpur

Mueren al menos 23 estudiantes al incendiarse una escuela en Kuala Lumpur

Foto: SADIQ ASYRAF
AFP

Al menos 23 personas, casi todos adolescentes, han muerto este jueves al incendiarse una escuela religiosa en Kuala Lumpur, Malasia, en el peor episodio de esta naturaleza ocurrida en años, según las autoridades.

El fuego se desató antes del amanecer en la escuela para chicos Tahfiz Darul Quran Ittifaqiyah, un internado musulmán situado en el centro de la capital. “Los chicos trataron desesperadamente de escapar de las llamas”, indicó el ministro de Territorios Federales, Tengku Adnan Tengku Mansor. “Las rejas de metal impidieron que salieran del edificio”.

El jefe de la policía de Kuala Lumpur Amar Singh dijo que “los cuerpos estaban totalmente calcinados”, según AFP. “Desafortunadamente sólo había una entrada y por eso no lograron escapar. Todos los cuerpos fueron hallados amontonados”.

Los bomberos acudieron inmediatamente al lugar pero tardaron una hora en apagarlo. Hasta 12 estudiantes y dos profesores pudieron escapar, de los cuales al menos cuatro han sido hospitalizados en estado crítico, informa EFE.

El diario The Star informó que los vecinos que se habían levantado para la oración de la madrugada oyeron los gritos pidiendo ayuda y vieron cómo las llamas devoraban el piso superior del edificio donde los chicos dormían.

Khirudin Drahman, director del departamento de incendios y rescate, dijo que se trata de la peor tragedia por incendio en 20 años. Por su parte, el jefe de policía indicó que las víctimas eran todos varones, de entre 11 y 17 años.

Según Tengku Adnan, la escuela religiosa operaba sin licencia y medios locales habían informado recientemente sobre las carencias en materia de seguridad contra los incendios en ese tipo de instituciones. “La escuela religiosa no tenía licencia de las autoridades locales”, dijo. “Tampoco tenía licencia de las autoridades religiosas”,informa AFP.

Las escuelas tahfiz son institutos religiosos en los que jóvenes estudian el Corán en Malasia, donde más del 60% de la población que supera los 30 millones de personas son musulmanes.

Continúa leyendo: La ONU alerta de los abusos sufridos por jóvenes migrantes en su ruta hacia Europa

La ONU alerta de los abusos sufridos por jóvenes migrantes en su ruta hacia Europa

Foto: YIANNIS KOURTOGLOU
Reuters/File

Tres de cada cuatro niños y jóvenes migrantes son víctimas de abusos en su intento de alcanzar Europa a través del Mediterráneo central, según un informe publicado este martes por dos agencias de Naciones Unidas. “La cruda realidad es que actualmente se volvió corriente que los niños que atraviesan el Mediterráneo sean víctimas de abusos, de tráficos, de golpes y de discriminaciones”, asegura en un comunicado Afshan Khan, directora de Unicef en Europa.

En la ruta del Mediterráneo Central, un 77% de los jóvenes migrantes mencionan “experiencias directas de abusos, de explotación y de prácticas asimilables al tráfico de seres humanos”, indican en el informe esta agencia especializada en la infancia y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Ambas agencias de la ONU subrayan la presencia de “milicias” y la “criminalidad” de Libia, país por donde transcurre la ruta del Mediterráneo Central tomada por los migrantes en su camino hacia Italia, principalmente. Los jóvenes pagan “entre 1.000 y 5.000 dólares” (entre 835 y 4.170 euros) de media por viaje y “llegan endeudados a menudo a Europa, lo que les expone a nuevos riesgos”, apuntan.

El informe, que se basa en los testimonios de 22.000 migrantes, entre ellos 11.000 niños y jóvenes, explica además que los abusos afectan más a los procedentes del África subsahariana debido probablemente, entre otros motivos, al “racismo”.

Unicef y la OIM llaman así a las diferentes partes, tanto los países de origen como de tránsito y de destino de los migrantes, a adoptar medidas para proteger a estos migrantes especialmente vulnerables. “Los líderes de la UE deben poner en marcha soluciones duraderas que incluyan vías de migración seguras y legales, establecer corredores de protección y buscar alternativas a la detención de niños migrantes”, ha añadido Khan.

A su vez, ambas organizaciones llaman en el informe a “combatir la xenofobia, el racismo y las discriminaciones” que sufran “todos los migrantes y refugiados”.  La ONU acusó a la UE la semana pasada de hacer la “vista gorda” a la brutalidad que enfrentan los migrantes detenidos en Libia e la instó a tomar medidas urgentes para ayudarlos.

Europa enfrenta desde hace varios años una crisis migratoria, con refugiados llegados desde Siria en un primer momento a los que se sumaron migrantes procedentes de África a través de la ruta del Mediterráneo Central.

Continúa leyendo: Un tribunal amplía la condena de un cura australiano por varios casos de pederastia

Un tribunal amplía la condena de un cura australiano por varios casos de pederastia

Foto: Reuters Staff
Reuters

El exsacerdote australiano Gerald Ridsdale, encarcelado por abusar de más de sesenta menores durante treinta años, ha sido condenado este jueves por un nuevo caso de pederastia.

El tribunal ha añadido tres años más a su condena de prisión, que le daba la posibilidad de salir en libertad bajo fianza en 2019, informan varias agencias. Ridsdale, de 83 años, ha sido condenado a 11 años de cárcel por abusar sexualmente de 12 niños cuando trabajaba en la diócesis de Ballarat, en el estado australiano de Victoria.

El exsacerdote se encuentra en prisión desde el año 1994 por abusar de 65 niños, entre los que se encuentra su propio sobrino, durante las tres décadas en las que fue sacerdote en el sur de Australia.

“Usted cometió delitos sexuales contra 65 niños o más de forma continua entre 1961 y 1988 cuando trabajaba como sacerdote ordenado”, ha dicho la jueza Irene Lawson. “Sus acciones fueron violentas y abusivas. Se aprovechó de su posición de poder y confianza con los demandantes”, ha añadido.

Ridsdale pertenecía a una red de pederastas de la década de 1970 en Ballarat. Su pertenencia a esta red fue descubierta tras la puesta en marcha por parte del Gobierno en el año 2012 de una comisión especial para investigar casos de abusos sexuales en todo el país, en iglesias, orfanatos, escuelas o gimnasios.

En esta red también estaban el director de un colegio, Robert Best, y los sacerdotes Edward Dowlan, Stepehn Farrel y Gerald Fitzgerald, todos ellos condenados excepto el último, que murió mientras era investigado.

Ridsdale vivió en un seminario con el cardenal George Pell, encargado de las finanzas del Vaticano y también investigado por abusar sexualmente de menores.

Continúa leyendo: La Fiscalía retira el recurso en el que pedía prisión para Juana Rivas tras entregar a sus hijos

La Fiscalía retira el recurso en el que pedía prisión para Juana Rivas tras entregar a sus hijos

Foto: Pepe Torres
EFE

La Fiscalía ha retirado el recurso en el que pedía prisión para Juana Rivas después de que entregara este lunes sus dos hijos menores -de 11 y 3 años- al padre, al entender que ha cesado la situación delictiva.

El italiano Francesco Arcuri, exmarido de Rivas, recogió el lunes a sus hijos después de que la madre, que estuvo en paradero desconocido con ellos durante de un mes, los entregara por orden de un juez.

Fuentes de la Guardia Civil informaron a Efe de que Arcuri, con residencia en Italia y condenado en 2009 en España por lesiones en el ámbito familiar, recogió a sus hijos en la sede de este cuerpo de seguridad en Granada.

Rivas, que volvió a denunciar a su expareja por malos tratos en julio de 2016, entregó a sus hijos por orden del juez que la investiga por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia, tras la denuncia de Arcauri.

Los dos niños se encuentran “tranquilos y bien”, explicó a Efe Adolfo Alonso, el abogado de Arcuri, quien apuntó que el reencuentro de los menores con el padre ha sido “normal” y que han vuelto al nivel que existía antes de que Juana Rivas viajara desde Italia a España con los niños en 2016.

Rivas, que se había negado hasta ahora a entregar a los niños a su padre pese a las decisiones judiciales, había pedido amparo al Tribunal Constitucional, aunque este órgano no admitió su recurso al alegar que presentó la demanda fuera de plazo.

La española denunció a Arcuri por malos tratos en 2009, cuando ambos vivían en España, y el hombre fue condenado a tres meses de prisión, que no cumplió.

Entonces, la pareja ya tenía un hijo, que ahora tiene once años, y, tras un tiempo de separación, volvieron juntos, tuvieron otro hijo -ahora de tres años- y residieron en la pequeña isla italiana de Carloforte.

TOP