Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

EEUU investiga misteriosos "incidentes" con diplomáticos en Cuba

¿Qué afectó la salud de diplomáticos de Estados Unidos en Cuba? ¿Hay “un tercer país” involucrado? Washington investiga extraños “incidentes” que ponen a prueba las aún frágiles relaciones con La Habana.

“Una investigación está en curso. Punto”, se limitó a decir el jueves el Departamento de Estado estadounidense sin contestar los muchos interrogantes en torno al caso, que podría complicar el deshielo iniciado hace dos años entre ambos países para superar medio siglo de enfrentamientos, reseña Afp.

Todo empezó a fines de 2016, cuando funcionarios de Estados Unidos en La Habana “comenzaron a experimentar dolencias” y “varios síntomas físicos”, por los cuales terminaron recibiendo tratamiento médico y siendo repatriados.

Esos funcionarios “no estaban seguros. No estaban seguros, obviamente, porque les ha pasado algo. Lo tomamos muy en serio”, dijo a periodistas la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert, quien el miércoles se refirió escuetamente al tema, sin especificar el número de estadounidenses afectados, ni detallar la naturaleza de los síntomas.

“No tenemos respuestas definitivas sobre la fuente o la causa de lo que consideramos incidentes”, señaló.

Por su parte, Canadá informó el jueves que uno de sus diplomáticos en Cuba sufrió pérdida de audición, y dijo que investiga las causas.

“Estamos conscientes de los extraños síntomas que afectan al personal canadiense y estadounidense y a sus familias en La Habana”, dijo Brianne Maxwell, portavoz del ministerio de relaciones exteriores canadiense.

Nauert se negó a comentar sobre los problemas de audición del diplomático canadiense en la isla. Y declinó “culpar a ninguna persona, o a un país”.

El jueves, citando altos funcionarios estadounidenses bajo anonimato, la cadena CNN dijo que Washington considera un posible “ataque acústico” realizado con sofisticados aparatos sónicos desplegados en el interior o exterior de la residencia de los diplomáticos.

Según el reporte, el gobierno de Donald Trump quiere determinar si “un tercer país” podría haber conducido este ataque como “represalia” por acciones estadounidenses y para afectar el vínculo entre Washington y La Habana.

Estados Unidos y Cuba reanudaron sus relaciones diplomáticas en 2015. Pero el proceso de normalización sufrió un retroceso con la llegada de Trump, partidario de una línea más dura hacia el gobierno comunista que su antecesor Barack Obama, promotor del deshielo.

“Esperamos resolver este asunto de manera satisfactoria”, indicó Nauert el jueves, al destacar que trabajan de manera conjunta con La Habana para determinar lo ocurrido.

“Estamos en contacto regular con el gobierno cubano. Están dando alguna orientación, alguna ayuda en esta investigación”, añadió.

Estados Unidos informó que “como consecuencia” de la partida de sus funcionarios de la isla, dos diplomáticos cubanos en Washington fueron expulsados del país el 23 de mayo, una decisión que Cuba consideró “injustificada e infundada”.

En un comunicado el miércoles, el gobierno comunista manifestó su protesta y negó categóricamente haber maltratado a diplomáticos, al tiempo que aseguró que investigaba los “incidentes” reportados en febrero.

“Cuba jamás ha permitido ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción”, indicó el ministerio de Exteriores.

De confirmarse un ataque acústico a diplomáticos en Cuba, sería un hecho sin precedentes en la isla, aunque antes de 2015 ha habido quejas de acoso a funcionarios estadounidenses por parte de los cubanos, y viceversa.

La embajada de Estados Unidos en La Habana, cerrada en 1961 con la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países, fue reabierta en 1977 como una sección de intereses tras un acuerdo entre Jimmy Carter y Fidel Castro. Este último llegó a considerarla un “nido de espías”.

Continúa leyendo: Dieciséis estados respaldan ante el Supremo el veto migratorio de Trump

Dieciséis estados respaldan ante el Supremo el veto migratorio de Trump

Foto: Amr Alfiky
Reuters

Dieciséis estados de EEUU, liderados por Texas, han respaldado este jueves ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos el polémico veto migratorio del presidente, Donald Trump, a refugiados y ciudadanos de seis países de mayoría musulmana. En el documento judicial presentado, el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, argumenta que una pausa en la entrada de ciudadanos de los países “propensos al terrorismo” está “justificada” para asegurar que aquellos que lleguen sean “minuciosamente investigados”.

Además del procurador texano, los fiscales generales de Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Kansas, Luisiana, Misuri, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee y Virginia Occidental, junto con el gobernador de Misisipi, el también republicano Phil Bryant, han firmado este escrito.

Trump decretó en abril el cierre temporal de las fronteras de Estados Unidos para los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana -Irán, Irak, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia-, una medida que fue rápidamente bloqueada por la Justicia.

El presidente decidió entonces firmar una segunda orden ejecutiva revisada que, a diferencia de la anterior, dejaba fuera a los ciudadanos de Irak y modificaba la disposición sobre los refugiados sirios al prohibir su entrada al país durante 120 días y no de manera indefinida, como establecía el veto original.

El presidente Trump está cumpliendo su promesa de asegurar nuestra frontera, proteger a nuestro país y mantener a los estadounidenses a salvo del terror”, se puede leer en el documento presentado por los 16 estados. Se trata de un “amicus curiae”, un documento aportado por terceros ajenos a un litigio que ofrece una opinión para colaborar con el tribunal en la resolución del caso.

El Tribunal Supremo aceptó en junio la petición del Gobierno de Trump de estudiar la legalidad de este controvertido veto migratorio a partir de otoño de este año y permitió que parte de él entrase en vigor.

Así, el ejecutivo estadounidense prohibió a partir del 29 de junio la entrada en el país durante noventa días a todos los ciudadanos de los seis países afectados por el decreto, salvo a los que puedan demostrar “una relación de buena fe” con cualquier persona, empresa o institución estadounidense, informa Efe.

Continúa leyendo: Spotify elimina de sus listas a las bandas de los supremacistas blancos

Spotify elimina de sus listas a las bandas de los supremacistas blancos

Foto: CHRISTIAN HARTMANN
Reuters

Spotify ha tomado medidas rápidas para eliminar las bandas de supremacistas blancos y neo nazis de su plataforma.

La acción ha sido tomada a menos de 24 horas de que la web Digital Music News publicara un artículo destacando la presencia de 37 grupos diferentes cuyos mensajes incluyen la supremacía blanca, el neonazismo y el odio.

El mismo medio sostiene que al menos otro servicio de streaming de música les ha informado de acciones similares.

Spotify ofreció la siguiente declaración sobre el asunto:

“Spotify toma medidas inmediatas para eliminar cualquier material tan pronto como se ha traído a nuestra atención. Nos alegramos de haber sido alertados de este contenido – y ya hemos eliminado muchas de las bandas identificadas hoy, mientras revisamos urgentemente el resto”, ha dicho una representante de la empresa a Billboard.

La otra plataforma de música Deezer, por su parte, ha comenzado a tomar las mismas acciones, a pesar de no ser aludida directamente en el artículo de Digital Music News.

Continúa leyendo: El presidente surcoreano asegura que no habrá guerra en Corea "nunca más"

El presidente surcoreano asegura que no habrá guerra en Corea "nunca más"

Foto: JUNG YEON-JE
Reuters/Pool

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho este jueves que una guerra en la península coreana es algo que no sucederá “nunca más” y ha asegurado que Estados Unidos no emprenderá ninguna acción militar contra Corea del Norte sin el consentimiento de Seúl. En una rueda de prensa ofrecida con motivo de sus primeros 100 días en el cargo, Moon ha restado importancia a los beligerantes comentarios del presidente estadounidense de los últimos días.

“Cualquier acción militar que vaya a emprenderse en la península coreana requiere el consentimiento de Corea del Sur”, ha remarcado Moon, quien se ha mostrado “seguro” de que incluso aunque EEUU decida llevar a cabo un ataque fuera de territorio coreano, el país norteamericano consultará al Sur si dicha acción puede aumentar la tensión.

Moon ha añadido que “EEUU y el presidente Donald Trump han acordado también discutir cualquier opción que pueda tomar con Corea del Sur, independientemente del tipo de opciones que se establezcan”, según declaraciones recogidas por la agencia surcoreana Yonhap.

Las palabras de Moon llegan pocos días después de la escalada de la tensión dialéctica entre Washington y Pyongyang respecto a las últimas sanciones de la ONU impuestas sobre el país asiático por sus lanzamientos de misiles. Corea del Norte amenazó con atacar con misiles las inmediaciones de la isla de Guam.

El presidente Trump respondió con inusual beligerancia prometiendo “fuego y furia” si el hermético país asiático no rebaja el tono y asegurando que el arsenal de Estados Unidos está “locked and loaded”, expresión que en inglés se refiere a una pistola cargada y preparada para ser disparada.

El presidente Moon ha insistido en que las palabras de Trump tenían el objetivo de aumentar la presión sobre Pyongyang, y no señalar una inminente acción militar contra el régimen norcoreano. “Creo que el presidente Trump trató de presionar a Corea del Norte mostrando una determinación firme. No considero necesariamente que mostrara su determinación de optar por la opción militar”, ha explicado Moon. “Estados Unidos busca aplicar la máxima presión y sanciones a través de la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Las continuas pruebas armamentísticas de Pyongyang, incluido el lanzamiento en julio de dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), han llevado a la peor escalada verbal dentro y fuera de la península en los últimos años.

Durante su comparecencia Moon ha asegurado que Pyongyang “está cerca del punto crítico” y que si completa el desarrollo de ICBM y el montaje de cabezas nucleares en ellos habrá “cruzado la línea roja”, aunque ha vuelto a insistir en que su oferta de diálogo sigue en pie.

“Si Corea del Norte vuelve a realizar una provocación, el Norte se enfrentará a mayores sanciones y no podrá soportarlas”, ha sentenciado el presidente surcoreano, informa Efe.

Continúa leyendo: George Bush padre e hijo condenan el “fanatismo racial” en EEUU

George Bush padre e hijo condenan el “fanatismo racial” en EEUU

Foto: Alex Wong
AFP

Los dos expresidentes de Estados Unidos, George H.W Bush (1989-1993) y su hijo George W. Bush (2001-2009), han llamado a su país a “rechazar el racismo, el antisemitismo y el odio bajo todas sus formas”, tras los actos de violencia en Charlottesville.

El breve comunicado fue publicado en la web del bushcenter.org menos de un día después de que el presidente Donald Trump desatara una tormenta al equiparar a los grupos supremacistas blancos con los manifestantes antirracistas que se movilizaron en Charlottesville el sábado, aunque no menciona al mandatario por su nombre.

“Mientras rezamos en Charlottesville, recordamos las verdades fundamentales evocadas por el ciudadano más prominente de esta ciudad (Thomas Jefferson, NDLR): ‘todos hemos sido creados iguales y dotados por el Creador de derechos inalienables’. Sabemos que estas verdades son eternas porque hemos visto la decencia y la grandeza de nuestro país”, escriben los republicanos Bush.

En los hechos del sábado murió una persona antirracista quien fue embestida por el automóvil de un supremacista blanco.

Trump afirmó el martes que los hechos de violencia en la ciudad universitaria de Virginia eran responsabilidad de “ambas partes”.

Barack Obama (2009-2017), primer presidente negro de Estados Unidos, reaccionó el domingo al drama de Charlottesville en un tuit citando al gran resistente al apartheid, Nelson Mandela.

Este tuit se convirtió este miércoles en en el más popular de la historia, con 3,4 millones de “likes”.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión”, escribió Obama citando al fallecido líder sudafricano.

Los otros dos presidentes estadounidenses aun vivos, Jimmy Carter (1977-1981) y Bill Clinton (1993-2001), todavía no han reaccionado a estos últimos acontecimientos que han conmocionado a parte del país, acota AFP.

TOP