Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El café ayuda a prevenir el cáncer de hígado

Foto: DENIS BALIBOUSE
Reuters

Consumir café, incluso descafeinado, puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer de hígado, según los análisis obtenidos de 26 estudios distintos y publicados en la revista científica BMJ.

Para la investigación, los científicos de las Universidades de Southampton y Edimburgo contaron con los datos de 2.250.000 personas, lo que les peritió descubrir que el consumo de café reduce las posibilidades de una persona de desarrollar cáncer hepatocelular, la clase más común de cáncer primario de hígado.

El estudio demuestra que las personas que toman café una vez al día tienen un 20% menos de riesgo de padecer la enfermedad que quienes no consumen café nunca. Los que consumieron dos tazas de café al día redujeron el riesgo en un 35% y aquellos que tomaron cinco tazas lo recortaron en un 50%. Los participantes en el estudio que tomaron café descafeinado, también encontraron beneficios, aunque el efecto “protector” del café era inferior y menos fiable.

“Se cree que el café posee una serie de beneficios para la salud, y este descubrimiento sugiere que podría tener un efecto significativo sobre la prevención del cáncer”, ha asegurado el investigador principal, doctor Oliver Kennedy, de la Universidad de Southampton. “No sugerimos que se tomen cinco tazas al día, porque también se tienen que llevar a cabo otros estudios para determinar los riesgos de la cafeína. De hecho, hay ciertos grupos, como las embarazadas, que deberían evitar su consumición.”

“Hemos demostrado que el café reduce la cirrosis y las posibilidades de desarrollar cáncer de hígado. El café reduce también el riesgo de muerte por otras causas. Nuestra investigación añade pruebas de que, con moderación, el café puede ser una excelente medicina natural”, ha concluido el profesor Peter Haynes, de la Universidad de Edimburgo.

Con olor a café

Lidia Ramírez

El olfato es, por excelencia, el sentido que más recuerdos nos trae. Los olores se quedan grabados en nuestro cerebro teniendo mucho más impacto en nuestra memoria que lo que percibimos a través de los ojos. Esto se debe a que las personas recuerdan hasta el 35% de lo que huelen y solamente el 5% de lo que ven. Y la ciencia así lo avala. La investigadora y psicóloga Silvia Álava ha demostrado en su estudio ‘Los olores y las emociones’ que la memoria es capaz de percibir hasta 10.000 aromas distintos, aunque únicamente reconoce 200. Y si hay un olor único e inconfundible ese es el del café. Su aroma hace recordar el pasado. Amaneceres por el olfato oliendo a café recién hecho… Es olor a calor, a ternura…

(Foto: Beawiharta Beawiharta / Reuters)
Su consumo anual aumenta un 0,4%. (Foto: Beawiharta Beawiharta / Reuters)

Al igual que un catador de vino, un buen bebedor de café aspira su aroma antes de mojar sus labios. El olor nos anticipa el sabor, de forma que lo que saboreamos está determinado por lo que percibimos a través del olfato. Sin embargo, el olor del café no es sencillo de explicar, ya que no responde a un sólo elemento, sino a una colección de compuestos químicos. El más conocido es la cafeína, aunque ésta, famosa por su acción estimulante, no aporta aroma alguno. Entonces, ¿en qué compuestos recae esta tarea? Con más de mil elementos diferentes, la clave está en los volátiles, cuyas propiedades permiten que se evapore la presión.

El café, el segundo mercado más grande del mundo

El café se cultiva en más de 50 países y es el segundo producto más exportado del mundo por detrás del petróleo, según la Organización Internacional del Café  (ICO) quien, además, asegura que este mercado es el medio de vida de más de 100 millones de personas. En la actualidad, se cultivan al año algo más de siete millones de toneladas de granos de café, lo que da lugar a una producción económica de 71 mil millones de dólares, de los cuales unos 23 mil millones sólo corresponden a los principales países productores: Brasil, Vietnam, Colombia, Indonesia y Etiopía.

El mayor productor de café del mundo sigue siendo Brasil, a pesar de que Vietnam consiguió recientemente la segunda posición en el mercado. (Infografía: Organización Internacional del Café)
El mayor productor de café del mundo sigue siendo Brasil, a pesar de que Vietnam consiguió recientemente la segunda posición en el mercado. (Infografía: Organización Internacional del Café)

Brasil no es solo el primer productor, sino que también es el primer exportador de esta bebida, con 1.892 millones de kilos en 2013. Le siguen Vietnam, Alemania, Indonesia y Colombia. Cabe destacar la tercera posición de Alemania en el ranking que, sin ser un país productor, supera en exportaciones a grandes productores como Colombia o Indonesia, con 721 millones de kilos exportados. Y es que hay que señalar que el consumo mundial del café aumenta anualmente un 0,4%, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). De esta forma, Nescafé asegura que cada segundo se consumen 4.600 tazas de café, dato que da como resultado más de 397 millones de tazas al día.

Alemania, sin ser un país productor, se cuela en el ranking de los principales exportadores. (Infografía: Organización Internacional del Café)
Alemania, sin ser un país productor, se cuela en el ranking de los principales exportadores. (Infografía: Organización Internacional del Café)

En cuanto a los principales importadores de café, Estados Unidos lidera la pirámide con 1.620,96 millones de kilogramos, seguido de Alemania, Italia y Japón. España se sitúa en la séptima posición con 308,22 millones. En el siguiente cuadro pueden verse los principales países importadores de café del mundo, además de la cantidad de granos que vuelven a exportar en forma de producto procesado. En este sentido hay que destacar que Alemania vuelve a vender más del 55% de todo el café que importa en forma de producto procesado, según la ICO.

Alemania vuelve a exportar más del 55% de todo el café que importa en forma de producto procesado. (Infografía: Organización Internacional del Café)
Alemania vuelve a exportar más del 55% de todo el café que importa en forma de producto procesado. (Infografía: Organización Internacional del Café)

La lista de eventos del café en el mundo que no debes perderte

De esta forma, siendo uno de los mercados con más potencial económico, cada vez son más las actividades alrededor del mundo que tienen lugar por y para esta amarga –y no en sentido literal – bebida. A continuación un pequeño recorrido por algunas de las ferias y eventos más importantes que tendrán lugar durante 2016 y que atañen a este peculiar producto.

☕ Expoespeciales  

Café de Colombia se ha consolidado como una de las ferias de cafés especiales más importantes de América Latina y el Caribe. Más de 100 expositores representantes de los diferentes eslabones de la cadena productiva y comercial del café.

¿Cuándo?: 4, 5, 6 y 7 de octubre

¿Dónde?: Bogotá (Colombia)

Twitter: [email protected]

Un escenario para exponer y dar a conocer las tendencias e innovaciones del mercado del café. (Foto: http://expoespeciales.com/)
Un escenario para exponer y dar a conocer las tendencias e innovaciones del mercado del café. (Foto: http://expoespeciales.com/)

☕ CHOCAF 

En octubre se celebrará la II Edición del Salón Internacional CHOCAF que tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Orán. Un salón internacional dedicado exclusivamente al café y al chocolate en donde se dan cita profesionales y consumidores.

¿Cuándo? 19, 20, 21 y 22 de octubre

¿Dónde? Oran (Argelia)

Facebook: Chocaf

CHOCAF tiene lugar en el Centro de Convenciones de Orán , un lugar suntuoso y mítico en el corazón de la ciudad. (Foto: http://www.chocaf.com/)
CHOCAF tiene lugar en el Centro de Convenciones de Orán , un lugar suntuoso y mítico en el corazón de la ciudad. (Foto: http://www.chocaf.com/)

☕  TRIESTE ESPRESSO EXPO

Feria que se celebra cada dos años y que se ha convertido en uno de los puntos de referencia y encuentro para la industria del café en Europa. La industria, el negocio y la cultura del café son los tres pilares sobre los que se asienta este evento que organiza la asociación Caffè Trieste.

¿Cuándo?: 20, 21 y 22 de octubre

¿Dónde?: Triestre (Italia)

Twitter: @triestespresso

Los profesionales de la industria internacional del café se reúnen  en el evento más esperado del año. (Foto: http://www.triestespresso.it/)
Los profesionales de la industria internacional del café se reúnen en el evento más esperado. (Foto: http://www.triestespresso.it/)

☕ COFFEE FESTIVAL 

El Coffee Festival viene celebrándose desde 1992 y está dedicado al café de especialidad en Estados Unidos. Exhibiciones, competiciones, talleres y muchas más actividades tienen cabida en su programa.

¿Cuándo?:  30 de septiembre en Dallas y 1 y 2 de octubre en Anaheim.

¿Dónde? Dallas y Anaheim

Twitter: @CoffeeFestShow

Café de setas: última tendencia en comida sana

Redacción TO

Primero que si mejor beber café frío, después la moda del café arco iris y ahora lo que se lleva es beber café hecho a base de setas, la última tendencia en comida sana. Suena horrible, pero aparentemente es “el café más saludable del mundo”, según el empresario finlandés Tero Isokauppila, fundador de Four Sigmatic, empresa productora de este tipo de bebida hecha a base de un hongo especial.

Las investigaciones confirman que el café puede aumentar el metabolismo, prevenir la enfermedad de Alzheimer, y reducir el riesgo de depresión. Sin embargo, también puede causar insomnio y exacerbar la ansiedad, efectos secundarios que podrían evitarse si se consume esta bebida que según Isokauppila “será tan común como comer pescado” y todo esto con la misma cantidad de cafeína. Y aunque pueda parecer, francamente, repugnante, el empresario asegura que sabe “rico” y “suave”, “como una mezcla entre el té y el café”, y además incluso puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo hacer un café de setas?

El proceso implica la licuefacción y luego secado de diferentes tipos de hongos – sobre todo maitake y chaga – para a continuación mezclarlos con un café normal. La mezcla de hongo maitake ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, mientras que el chaga neutraliza el ácido del café que puede causar malestar estomacal. Por su parte, la revista de nutrición Health.com que se ha hecho eco de este tipo de bebida ha advertido que lo mejor es no recrear el café en casa y duda de su salubridad ya que advierte puede interactuar con los medicamentos que estemos tomando y provocar un descontrol en la presión sanguínea arterial.

La ciencia perdida del sueño

Ana Laya

“The last refuge of the insomniac
is a sense of superiority to the sleeping world.”
― Leonard Cohen

En promedio pasamos 36% de nuestras vidas dormidos. Si vivimos hasta que cumplamos los 90 habremos dormido unos 32 años, afirma Russell Foster neurocientífico circadiano especialista en los ciclos de sueño del cerebro. Solo eso debería ser indicativo suficiente de que el sueño es realmente importante, pero la verdad es que muy poca gente sabe para qué dormimos y la gran mayoría lo ve como una gran pérdida de tiempo a pesar de que dormir es tan fundamental para la vida como la comida o el agua.

GIF de Zoe Burnett found in Rhizome.org.

Nuestros hábitos con respecto al sueño han cambiado radicalmente en las últimas décadas. En los años 50 solíamos dormir un promedio de 8 horas y ahora el promedio es apenas de 6 horas y media, y lo que es más grave, muchas personas dicen poder funcionar con apenas 4 horas diarias de sueño, entre ellos personajes históricos como Thomas Edison y Margaret Thatcher, y personajes -a secas- como Donald Trump.

Y la luz se hizo…

Primer modelo de bombillo exitoso de Thomas Edison. Usado en una demostración en Menlo Park, en diciembre de 1879. Via Wikipedia bajo CC License.
Primer modelo de bombillo exitoso de Thomas Edison. Usado en una demostración en Menlo Park, en diciembre de 1879. Via Wikipedia bajo CC License.

Tal vez el comienzo de la historia de nuestra pérdida de sueño se lo debemos a Thomas Edison quien conquistó la noche al inventar el bombillo en 1879. Edison se refería al sueño como “una pérdida de tiempo criminal heredada de nuestros días en las cavernas.”

Poco tiempo después, en 1882, en Manhattan se abriría la primera fábrica que funcionaría durante 24 horas. Desde entonces muchas actividades otrora exclusivas del día se han ido incorporando a la noche.

Durante los primeros años de la carrera espacial el tema del sueño y la hibernación fueron siempre asuntos claves. Manfred Clynes y Nathan Kline, los científicos que acuñaron el término “cyborg”, invitaban al hombre a “hacerse cargo de su propia evolución biológica”. Mientras tanto, muchos artistas reflejaban las inquietudes de la sociedad de los 60s en trabajos experimentales como la película Sleep (1963) de Andy Warhol que básicamente es la grabación de su amigo John Giorno durmiendo durante 5 horas y 20 minutos.

Russell Foster, profesor de la Universidad de Oxford, afirma que somos una especie supremamente arrogante que pretende abandonar cuatro billones de años de evolución e ignorar el hecho de que hemos evolucionado en un ciclo de luz-oscuridad. La luz — complementa el Profesor Charles Czeisler de la Universidad de Harvard — es el recurso más poderoso que sincroniza nuestro reloj biológico interno.

Los trabajadores del turno de la noche, desde médicos y taxistas hasta soldados y corredores de bolsa, como podrán imaginarse, se ven particularmente afectados al tener que alterar sus ciclos y tratar de conciliar el sueño a plena luz del día, pero no son los únicos.

Thomas Bartherote via Flickr bajo CC License.

No solo la economía y la guerra funcionan en modo non-stop las 24 horas, también la industria de la comunicación y el entretenimiento nos ofrecen cada vez más alternativas para pasar la noche sin pegar un ojo, para que cada vez nos cueste más desconectarnos. Desde programas de televisión hasta sitios online para jugar, apostar, comprar y por supuesto, las redes sociales. Gracias Netflix, gracias Amazon, gracias BetFair, gracias Facebook.

En una sociedad cuyos valores se basan en la productividad y la rentabilidad, dormir se convierte en una forma de resistencia.

Jonathan Crary en su libro 24/7: Late Capitalism and the End of Sleep (24/7: Capitalismo tardío y el fin del sueño), plantea que de hecho es el sistema capitalista y las transformaciones económicas y sociales que ha propiciado en el siglo XX y XXI, quien amenaza nuestras horas de sueño, desdibujando las claras divisiones que solían existir entre día y noche, trabajo y ocio. En una sociedad cuyos valores se basan en la productividad y la rentabilidad, dormir se convierte en una forma de resistencia.

En 24/7, Crary explica como hoy en día la industria militar y farmacéutica emplean una parte nada desdeñable de sus presupuestos de investigación en tratar de encontrar mecanismos que permitan reducir la cantidad de sueño necesaria para el cuerpo humano. En la búsqueda del soldado (y el trabajador y el comprador) perfecto, todo vale, desde drogas, hasta modificaciones genéticas. Sin ir demasiado lejos, la cafeína, un fármaco que parcialmente bloquea los receptores de adenosina para que el cerebro no detecte sus niveles reales y no entienda que está cansado, se ha convertido en el segundo mercado más grande del mundo (después del petróleo).

Foto: Mike Segar | Reuters.

Sleeping 101

Dormir no es simplemente un “tiempo fuera” entre episodios de nuestra vida, en cambio ha sido etiquetado como el tercer pilar de la buena salud, junto con una dieta sana y ejercicio. De hecho “es el pilar que sostiene a los otros dos”, así lo afirma Matt Walker de la Universidad de California en The New Scientist, “no existe ningún tejido en el cuerpo o ningún proceso en el cerebro que no mejore durmiendo.”

En los laboratorios, las (pobres) ratas que son privadas de sueño mueren en apenas un mes. Sin ir muy lejos, una vigilia sostenida de apenas 17 horas -que no suena como una locura- puede generar una pérdida de reflejos y una caída en el desempeño de actividades básicas equivalente a tener un nivel de 0.05% de alcohol en la sangre, es decir dos copas de vino. Si la vigilia se prolonga a 24 horas, entonces el nivel sube a 0,1% que es más del límite de alcohol en la sangre en la mayoría de los países.

“Dormir poco o dormir mal está relacionado tanto con padecimientos como obesidad, diabetes, deficiencias en el sistema inmunológico, depresión, Alzheimer, desordenes maníaco-depresivos y esquizofrenia”

Muchos procesos biológicos, como la consolidación de conocimientos y recuerdos, suceden mientras dormimos. Esto equivale un poco a limpiar la memoria RAM de nuestro ordenador (que por cierto, tiene la función “sleep”). Dormir poco o dormir mal, por otra parte, está relacionado tanto con padecimientos como obesidad, diabetes, deficiencias en el sistema inmunológico, depresión, Alzheimer, desordenes maníaco-depresivos y esquizofrenia; como con accidentes de tránsito, laborales y con algunas catástrofes tristemente célebres como Chernobyl o la explosión del Challenger. En pocas palabras, la falta de sueño puede acortar y deteriorar tu vida de manera progresiva o radical.

Extrañamente hasta hace relativamente poco tiempo la ciencia no le había dedicado suficiente tiempo a investigar el sueño y el paradigma dominante hace apenas unos 20 años era que “el sueño se cura durmiendo”. Louis Ptacek, profesor de neurología en la UC San Francisco, cree que poco a poco el público está empezando a tomar conciencia acerca de su importancia y a entender que los beneficios de dormir bien para nuestra salud. “Estamos más o menos en el punto en el que estaba el cigarro y fumar hace unos 40 años”, afirma.

La tecnología también ha venido a nuestro rescate. Ahora tenemos a nuestra disposición desde apps que miden la calidad de nuestro sueño, hasta cápsulas para tomar siestas rápidas, habitaciones de hotel diseñadas para lograr el sueño perfecto, lámparas para ayudarnos a balancear nuestro reloj circadiano, luces relajantes y suplementos de melatonina. Incluso un grupo de científicos alemanes de la Universidad Johann Wolfgang Goethe está trabajando en sueños lúcidos on-demand, todo con solo una pequeña dosis de electro-shock.

Cuestión de tiempo

La única cosa que aparentemente todo el mundo tiene claro respecto al sueño es que deberíamos dormir 8 horas diarias… lastimosamente eso es solo un mito. Si bien el número es un buen promedio, la cantidad idónea de sueño varia individualmente y depende de una gran cantidad de factores como la edad, el género e incluso la genética.

El sentido común indica que el cuerpo debería saber/sentir cuando ha dormido suficiente y que por consiguiente no deberíamos necesitar una alarma para despertarnos cada mañana, pero resulta que tampoco es sano dormir demasiado debido probablemente a la inactividad del cuerpo, así que para tener al menos una guía la National Sleep Foundation de Estados Unidos actualizó sus lineamientos el año pasado y esto es lo que recomiendan:

Existen hábitos y trucos que todos podemos adoptar para poder dormir mejor. Caroline Williams en The New Scientist destaca estos cinco:

  • DESCONECTARSE. Los móviles, tablets y laptops no solamente generan luz azul que simula a la luz del día y que interfiere con nuestra producción de melatonina, la hormona del sueño, sino que también interfiere en la etapa REM del sueño. Idealmente deberíamos desconectarnos unas 2 horas antes de ir a la cama si no queremos que nuestra concentración de melatonina se reduzca un 22%. Sí, lo sé, es rudo, pero eso no es todo. Lo peor que podemos hacer en nuestros respectivos móviles, tablets y laptops, es revisar las redes sociales, no solo porque las fotos del matrimonio de tu ex te pueden causar pesadillas, sino porque el diseño modo scroll-infinito que acumula una serie de micronarrativas inconexas sobreestimula el cerebro y lo deja listo para todo, menos para irse a dormir.
  • EL JUGO DE CEREZA ÁCIDO. Si te cuesta conciliar el sueño resulta que el jugo de cereza es rico en melatonina y después de apenas 7 días de tomarlo dos veces al día, un adulto sano podrá añadirle 34 minutos de sueño a su vida cada noche.
  • CONTROLAR LA TEMPERATURA. La melatonina enfría el cuerpo un par de grados mientras dormimos, una habitación muy caliente puede interferir con este proceso. De hecho, si conciliar el sueño es un problema, una ducha caliente antes de ir a la cama puede ayudar ya que enfría nuestro cuerpo enviando la señal al cerebro de que ya es hora de dormir.
  • EL ALCOHOL NO AYUDA. Sí, dicen que el whisky es bueno para la tensión alta, que una copita de vino nunca le ha hecho daño a nadie y probablemente debe haber una teoría acerca de los beneficios de un shot de Jaëger, pero lo cierto es que ingerir alcohol antes de irse a dormir añade a nuestro sueño de onda baja unas ondas alpha que suelen estar presentes solo durante el día. La buena noticia es que un par de tragos durante el happy hour (6pm) pueden conducir a concentraciones cercanas a cero a la hora de dormir. Happy hour is even happier now.
  • EL CIGARRO MENOS. Fumar afecta el sueño independientemente de a qué hora enciendas el cigarrillo. Cada unidad fumada reduce el sueño total en 1.2 minutos.

Científicos, doctores, nutricionistas, psicólogos y uno que otro escritor de horóscopos lo tienen claro: dormir por lo menos 7 horas cada noche nos hará tener vidas largas y sanas, en cuerpos esbeltos con mentes agudas que tomarán mejores decisiones. La “mala” noticia es que para lograr esto vamos a tener que pasar 7 horas durmiendo cada noche, desconectados de nuestros smartphones, sin cazar pokemones, sin quedarnos despiertos para ver los Oscar, las Olimpíadas o todos los episodios de la segunda Temporada de Narcos, y en general, sin hacer todas esas miles de cosas que creemos que podemos (¿necesitamos?) hacer cada día para sentirnos increíblemente ocupados,maravillosamente útiles, ridículamente productivos y sobre todo superiores a los comunes mortales que bostezan cuando el reloj se acerca a la medianoche.

Save

Cadenas de comida no tan rápida

Cecilia de la Serna

El concepto de cadena de restaurantes y de comida rápida han ido íntimamente relacionados desde hace décadas. Cuando Burger King se estableció en 1975 en la madrileña Plaza de los Cubos, España no imaginaba que asistiríamos a la expansión de un modo de vida más rápido pero menos saludable. Desde entonces, muchas son las cadenas de restauración que han llenado las calles de la capital infundiendo una filosofía de vida más rápida, una forma de comer menos sana, imponiendo en parte un modelo alejado de la típica dieta mediterránea. En los últimos años hemos asistido a un boom destacable: la slow food, que busca dar respuesta a la comida rápida desde la calidad gastronómica y la salud nutricional. En Madrid, muchos son los que se han atrevido a abrir franquicias de locales que ofrecen buena comida a buenos precios.

Éstas son las cadenas de comida no tan rápida de la capital que merecen mención:

Cocina española en cadena

El barril, más de 20 establecimientos de cocina tradicional

Los restaurantes El Barril son unos establecimientos especializados en cocina de mercado de corte tradicional español. El Grupo Oter está detrás de esta cadena desde 1972, y cuenta con 24 restaurantes, todos ellos repartidos por Madrid. Esta cadena de restauración ofrece una amplia variedad de locales. Sus restaurantes van desde marisquerías clásicas o modernas, arrocerías, restaurantes de cocina asturiana, andaluza, mediterránea e incluso (alguna) italiana.

El Barril de Goya ofrece principalmente mariscos y pescados todos cocinados tradicionalmente. (Foto: El Barril)
El Barril de Goya ofrece principalmente mariscos y pescados todos cocinados tradicionalmente. (Foto: El Barril)

Cualquiera de sus restaurantes es perfecto para grandes eventos, de empresa o en familia, para una comida de amigos o para tomar algo rápido después del trabajo. La calidad de sus platos e ingredientes, y la variedad de sus establecimientos, hacen de ésta una cadena de restaurantes fiable en el plano gastronómico. Cuando nadie había hablado aún de slow food, El Barril ya lo practicaba en medio Madrid.

José Luis, un clásico en cadena indispensable

Cuando José Luis Ruiz Solaguren abrió su primer restaurante en la calle Serrano allá por 1957, no podía imaginar que crearía un verdadero imperio de la gastronomía tradicional patria. Según reza su biografía, “José Luis ha sido un ascenso continuo fruto de la tenacidad y un compromiso total con su profesión, con su familia, con sus compañeros de trabajo y, por supuesto, con el cliente”. Y eso se demuestra con más de medio siglo de historia.

El pincho de tortilla de José Luis es un clásico en la capital. (Foto: José Luis)
El pincho de tortilla de José Luis es un clásico en la capital. (Foto: José Luis)

Actualmente,  podemos degustar sus pinchos en casi una decena de establecimientos. Indispensable es su pincho de tortilla, célebre por lo poco cuajada que está y por lo deliciosa que es siempre. José Luis es un clásico que en Madrid pocos desconocen, que nunca falla, y que no podía faltar en esta lista de cadenas de comida no tan rápida.

La Máquina (de llenar barrigas)

La cocina del Grupo La Máquina es, según éste mismo, “un homenaje a la sencillez dada la grandiosidad del producto”. Esta cadena de restauración cuenta con hasta 11 establecimientos repartidos por Madrid y alrededores, ofreciendo platos tradicionales -a veces atreviéndose a reinventarlos- e ingredientes de primera calidad traídos desde las principales lonjas españolas.

El jardín de La Máquina es la última incorporación de la familia. (Foto: La Máquina)
El jardín de La Máquina es la última incorporación de la familia. (Foto: La Máquina)

Abundan los pescados y mariscos, pero también ofrecen carnes, pinchos y tapas. La Máquina es también otro clásico -algo menos ‘viejo’- y otro seguro a la hora de degustar buena cocina tradicional española en un montón de locales.

Asiáticos que inundan deliciosamente nuestras calles

Sushita Café, sushi y bastante más

Sushita Café se ha convertido en poco más de un año en un referente de la cocina asiática fresca y saludable. Es slow food con precios asequibles, una fórmula que le ha valido el éxito y la expansión. Su oferta gastronómica es sushi y mucho más: fusión de cocina típicamente asiática y tradicionalmente mediterránea, como los usuzukuri de toro con pan tumaca y jamón ibérico, o con platos latinoamericanos como su ceviche de lubina. La variedad copa su carta, y los ingredientes son siempre de primera calidad.

Asiático de fusión a buenos precios en los tres locales de Sushita Café. (Foto: Sushita Café)
Asiático de fusión a buenos precios en los tres locales de Sushita Café. (Foto: Sushita Café)

Hasta el momento cuenta con tres locales: uno en Alberto Aguilera, otro en el Centro Comercial Parquesur y -su última incorporación- uno en la calle Miguel Ángel. También cuentan con take away en sus tres establecimientos.

Maki, japonés a precios regalados

Comer buena comida japonesa a precios asequibles es posible. Maki abrió su primer restaurante en 2011 y pronto se convirtió en una cadena de restaurantes japoneses propios que ofrece calidad a un precio apto para cualquier bolsillo. En su carta ofrecen menús muy informales, como los Bento boxes, a través de los cuales el comensal puede configurar su menú a través de nigiris, makis, sashimis, varias brochetas, arroces y fideos y otros platos asiáticos… y todo por un precio muy muy asequible (oscila entre los 7,99 euros y los 9,99 euros).

Maki: comida asiática casi casi regalada. (Foto: Maki)
Maki: comida asiática casi casi regalada. (Foto: Maki)

Los siete establecimientos de Maki están repartidos por todo el centro de Madrid, y alguno en las afueras. Son siempre una buena opción también para el take away y el pedido online.

Tuk Tuk, asian street food

La comida callejera está de moda en la capital, y Tuk Tuk tiene gran culpa de ello -sin menospreciar a maestros en la cuestión como David Muñoz-. Los orígenes de Tuk Tuk se remontan a las aventuras del empresario británico Ricardo Alexander en las calles del continente asiático. Los sabores que allí encontró, especialmente a pie de calle, le inspiraron para crear este concepto: comida como la que puedes probar en las aceras de las grandes ciudades asiáticas directamente importada a Madrid.

Tuk Tuk, cocina traída directamente de las calles del sudeste asiático. (Foto: Tuk Tuk)
Tuk Tuk, cocina traída directamente de las calles del sudeste asiático. (Foto: Tuk Tuk)

La cocina que ofrecen en Tuk Tuk es principalmente tailandesa, pero también está muy presente de resto del sudeste asiático. Actualmente, cuenta con cuatro locales repartidos por la geografía madrileña. Los precios son asequibles para cualquier bolsillo, una opción perfecta para sorprender en una cita.

Hamburguesas para no perderse

Alfredo’s Barbacoa, el decano de la hamburguesa en Madrid

En Madrid hay muchas hamburguesas, el fenómeno de hecho va en aumento. Pero la que nunca falla, la clásica, la que deleita a los amantes de la hamburguesa desde mucho antes de que se pusiera de moda es la de Alfredo. Alfredo’s Barbacoa abrió sus puertas por primera vez en el local de Lagasca allá por 1981, de la mano de Alfredo, un neoyorquino que tiene mucho de madrileño. Al poco tiempo, en el 86, abrieron el de Juan Hurtado por la sencilla razón de que necesitaban más espacio -el éxito era inigualable-. ¿La clave de ese éxito? Dar buenas hamburguesas -y otros tantos platos típicos de la cocina norteamericana- y responder al concepto de autenticidad como nadie. Transportarte a cualquiera de los 50 estados yankees entre sus paredes y sus platos es una experiencia irrepetible.

Alfredo's lleva ofreciendo hamburguesas a los madrileños desde 1981. (Fotos: Alfredo's Barbacoa)
Alfredo’s lleva ofreciendo hamburguesas a los madrileños desde 1981. (Fotos: Alfredo’s Barbacoa)

Si vas a Alfredo’s no esperes cocina fusión, ni grandes inventos gastronómicos. Es lo que es y siendo lo que es no necesita más. Las mejores materias primas y una forma tradicional de hacer las cosas son una fórmula de éxito asegurado -sus locales siguen llenándose hasta los topes más de 30 años después-. También tienen take away. Además de los dos establecimientos mencionados, hay otro Alfredo’s en la calle Conde de Aranda. Opciones no te faltan.

Goiko Grill, fusión vasco-venezolana

Goiko Grill no lleva tantos años ofreciendo hamburguesas en la capital, pero ya ha conseguido conquistar muchos corazones madrileños. Goiko nace en casa de los Goicoechea, una familia venezolana de origen vasco. Este conjunto de factores define muy bien la filosofía detrás de Goiko Grill, que en definitiva no hace una hamburguesa igual que la otra. En poco más de dos años ya cuentan con 9 locales repartidos por la capital. ¿Su secreto? Cocinar con cariño -no deja de ser una empresa familiar-, a buenos precios, y con una gran variedad de productos innovadores.

Hamburguesas para todos los gustos. (Foto: Goiko Grill)
Hamburguesas para todos los gustos. (Foto: Goiko Grill)

Además de la cadena de restaurantes Goiko Grill, puedes visitar su versión informal: Goikito. Allí mantienen la misma calidad y recetas pero con una versión algo más rápida: es directamente un take away. También podrás pedir las hamburguesas de Goiko Grill a domicilio.

New York Burger, el rincón neoyorquino de Madrid

Desde el 2009, Madrid también tiene el honor de degustar los platos de New York Burger. Tienen fundamentalmente hamburguesas, pero también ofrecen otros clásicos como las costillas de cerdo, los fingers -de pollo y de mozzarella- y otros muchos entrantes típicamente americanos.

That’s a proper burger. (Foto: New York Burger)
That’s a proper burger. (Foto: New York Burger)

Cuentan con cuatro locales: uno en General Yagüe, otro en Recoletos, otro en Castellana y otro en Miguel Ángel. La altísima calidad en un entorno neyoroquino les definen. Por supuesto, cuentan también con sus respectivos take away y delivery.

Sandwiches y más

Viena Capellanes, las meriendas de siempre

Durante los años sesenta, los de Viena Capellanes empezaron a hacer sándwiches. Ya eran una tahona, por lo que sólo tenían que poner cosas entre pan y pan. Y les quedó delicioso. Viena Capellanes es sin duda un gran clásico de las meriendas madrileñas. Ellos mismos definen en su página web que son un concepto distinto del actual fast food: comida rápida de calidad.

Hay sándwiches que no pasan de moda. (Foto: Viena Capellanes)
Hay sándwiches que no pasan de moda. (Foto: Viena Capellanes)

Destaca también su pastelería con los productos estacionales más típicos de Madrid: Roscón de Reyes, Rosquillas del Santo, Buñuelos de Viento, Coronas de la Almudena, torrijas… ¿Se te hace la boca agua? Puedes visitar alguno de sus cinco establecimientos. Es como viajar en el tiempo, pero con un mejor sabor de boca. También ofrecen un servicio de catering que puede sacarte de más de un apuro.

Magasand: incredible sandwiches, impossible magazines

Sólo a los de Magasand se les puede ocurrir tal cosa: unir sándwiches y revistas. Desde 2008 ofrecen comida sana y productos ecológicos, y todo a precios asequibles. Es el must definitivo para los amantes de los buenos sándwiches en Madrid. En su web aclaran que “Magasand no son franquicias, es un negocio familiar y el concepto ha sido elaborado por nosotros desde cero”. Es alta cocina rápida, pero sobre todo deliciosa comida sana.

Al rico sándwich hipster. (Foto: Magasand)
Al rico sándwich hipster. (Foto: Magasand)

Aparte de sándwiches, ofrecen desayunos, cremas, ensaladas, pizzas, tostas, piadinas, perritos calientes… Cuentan por ahora con tres locales: en el Retiro, en las Salesas y en Delicias. Y si además te quedas con ganas de una buena lectura, en Magasand puedes leer las mejores revistas especializadas en moda, diseño, arte y arquitectura.

Do Eat! (and eat well)

En Do Eat! están especializados en ensaladas, cremas, platos del día, sandwiches, zumos, repostería casera, y desayunos. Quieren hacer de la comida ligera algo delicioso a degustar.

En Do Eat! tienen wraps fríos y calientes. ¡Intenta no comértelos de un bocado! (Foto: Do Eat!)
En Do Eat! tienen wraps fríos y calientes. ¡Intenta no comértelos de un bocado! (Foto: Do Eat!)

Cuentan con ocho locales repartidos por Madrid, y tienen el honor de dar de comer en el mismísimo Google Campus de la capital. Como en Magasand, ofrecen un entorno agradable en el que pasar el rato comiendo o bebiendo un delicioso smoothie, y cuentan también con su propio servicio de catering. Comer rápido y bien también es posible.

Madrid es una de las capitales mundiales más vibrantes gastronómicamente hablando. Entre los Burger King y los estrellas Michelin hay cientos de opciones, muchas de ellas son cadenas de restauración que quieren aportar un extra de calidad en sus creaciones. Ésta no es la lista definitiva, porque ya se sabe: en Madrid casi todos los días abre un restaurante que -quién sabe- puede ser el germen de la próxima cadena de comida no tan rápida.

TOP