Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El Consejo de Europa pone bajo vigilancia a Turquía y provoca el enfado en Ankara

Foto: Prensa de Presidencia de Turquía
AP

Uno de los principales organismos de Europa en defensa de los derechos humanos ha puesto a Turquía de nuevo en una lista de lo que califica como “serias preocupaciones” por la democracia y los derechos humanos en el país. El Consejo de Europa (PACE) ha votado para reiniciar el seguimiento al país presidido por Recep Tayyip Erdoğan; un proceso que se había relajado en el año 2004 y que ha provocado el enfado en Ankara.

El PACE es un órgano independiente de la Unión Europea pero sus decisiones son muy consideradas en Bruselas. Los ministros de Asuntos Exteriores discutirán este viernes la relación entre la UE y Turquía por primera vez desde que Erdoğan ganara por un estrecho margen el referéndum que le otorgó nuevos poderes como presidente. Los diputados del Consejo de Europa concluyeron que el referéndum tuvo lugar en un “campo de juego desigual”, coincidiendo así con el veredictos de los observadores de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa quienes aseguraron que la consulta se había quedado corta en lo que a estándares democráticos se refiere.

La decisión sin precedentes de reinstalar la supervisión a Turquía ha provocado la reacción furiosa del Gobierno de Ankara que ha considerado la medida como “injusta” y motivada por la xenofobia y la islamofobia. “En el contexto actual, algunos están sugiriendo que la Unión Europea podría interrumpir las negociaciones con Turquía y cosas de este estilo. Si esto es verdad, entonces, ¿qué debemos hacer nosotros? Pues también revisaremos la situación”, aseguró el presidente Erdoğan.

Turquía, que es uno de los más antiguos miembros del consejo, afirmó que estaba reconsiderando sus relaciones con este órgano. “La decisión de volver a abrir el procedimiento de control sobre Turquía, guiándose por el ritmo que marcan los círculos maliciosos, es una vergüenza para este órgano que presume de ser la cuna de la democracia”, dijo en un comunicado el Gobierno turco.

El consejo de Europa insta al país a levantar el estado de excepción, a liberar a más de un centenar de periodistas encarcelados y a adoptar medidas urgentes para restaurar la libertad de expresión y de prensa.

Continúa leyendo: La unión ante el desafío independentista catalán protagoniza los Premios Princesa de Asturias

La unión ante el desafío independentista catalán protagoniza los Premios Princesa de Asturias

Foto: Vincent West
Reuters

Los reyes de España han presidido este viernes en Oviedo la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que este año han reconocido, entre otros, a la Unión Europea (UE), la selección masculina de rugby de Nueva Zelanda, “All Blacks”, y al grupo cómico argentino Les Luthiers.

El rey Felipe VI en su discurso, al cierre de la ceremonia, ha dicho que “es en los momentos peores cuando evocamos lo positivo y lo bueno”. También ha resaltado que muchas de las obras premiadas se caracterizan por “la unidad de propósitos” y “el trabajo en equipo”.

“La UE es la galardonada con el premio de la concordia, cuando se cumplen 60 años de la firma del Tratado de Roma”, ha expresado. Luego, ha recordado que fue creada en profundos tiempos de deshumanización. Ha asegurado se formó con la esperanza de alcanzar la libertad y el derecho.

“Hoy la Europa anhelada no es ya un sueño, sino una realidad”. Ha resaltado que la UE ha impulsado los mejores valores de la Europa moderna y el más largo período de paz. Es un símbolo de “progreso y de bienestar en tiempos de incertidumbre”. Aun así, ha manifestado que el continente “afronta nuevos desafíos”. Ha considerado que la presencia de los representantes de la UE en el acto simboliza su apoyo a España y a su Estado de Derecho.

“España tiene que hacer frente a un inaceptable intento de secesión en una parte del territorio y lo resolverá en medio de las instituciones democráticas y dentro de la Constitución. Durante las últimas décadas los españoles hemos vivido y compartido éxitos y fracasos, triunfos y sacrificios que nos han unido en alegrías y sufrimientos. No lo podemos olvidar. Como no podemos renunciar a lo que juntos hemos construido. Ello ha sido posible gracias a una España cimentada en el deseo sincero de convivencia y entendimiento. En respeto a las normas y la democracia. Una España en la que todos sus ciudadanos, dondequiera que nacieran y vivieran tuviesen lugar donde encontrar la paz. Sin temores ni miedos a la imposición y arbitrariedad. Una España donde los pueblos viesen respetadas sus lenguas, tradiciones, que sin duda nos enriquecen a todos”, ha continuado.

El Rey ha insistido en que “ningún proyecto de futuro se puede construir basándose en romper la convivencia democrática”, haciendo referencia al desafío soberanista catalán.

“La España del siglo XXI, de la que Cataluña es parte esencial, tiene que basarse una suma de afectos y proyectos. Los españoles no olvidan, ni olvidarán nunca, que la unión ha sido un referente en el origen y consolidación de la democracia”.

Ha destacado que la crisis en la comunidad autónoma será enfrentada con el Estado de Derecho y las Leyes. “Son tiempos para la responsabilidad. Nuestros conciudadanos lo merecen, lo necesitan y lo exigen”, ha concluído.

Novedades

Los representantes de la UE en sus discursos han hecho hincapié en la unidad y en el respeto a las leyes. También han elogiado la presencia de banderas españolas en las calles de Oviedo. 

El acto de entrega en el Teatro Campoamor, que cuenta con un aforo para 1.600 personas, ha mantenido su esquema tradicional, pero ha contado con una novedad: la presencia del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien estuvo sentado junto a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor.

Ha sido la primera vez en 36 años que un presidente del Gobierno de España acude a la ceremonia de entrega de los galardones, desde que en 1981 el entonces jefe del Ejecutivo, Leopoldo Calvo Sotelo, asistió a la primera entrega en la que el actual rey Felipe VI, pronunció, a los 13 años, su primer discurso público como Príncipe de Asturias.

En esta ocasión, Rajoy lo ha hecho acompañando en el Teatro Campoamor a los presidentes de la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos -Jean Claude Juncker, Donald Tusk y Antonio Tajani, respectivamente- que recibieron el premio a la Concordia otorgado a la Unión Europea.

Además de la UE, han recogido sus galardones, dotados con 50.000 euros y con la reproducción de una estatuilla diseñada por el español Joan Miró, el artista sudafricano William Kentridge (Artes); el grupo cómico Les Luthiers (Comunicación y Humanidades) y la selección masculina de rugby de Nueva Zelanda, “All Blacks” (Deportes).

Completan la relación de distinguidos la pensadora británica Karen Armstrong (Ciencias Sociales), el escritor polaco Adam Zagajewski (Letras)la Hispanic Society of America (Cooperación Internacional) y los físicos estadounidenses Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish y la Colaboración Científica LIGO (Investigación Científica y Técnica).

Los discursos de los premiados

Después de recibir el premio a la Concordia, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha comenzado su discurso dirigiéndose al presidente Rajoy: “Mariano, te hablo a ti”.

Tras pronunciar en español: “Europa será hoy en todo el mundo un símbolo de paz, democracia y libertad”, se ha referido en francés a la palabra “concordia”.

Juncker ha elogiado el esfuerzo de las generaciones anteriores en Europa. También ha señalado que ha visto banderas españolas por todas las calles y “es una visión hermosa”.

Ha insistido en que “es indispensable recordar que la paz continental de la que gozamos” se dio después de mucho dolor. “No es el fruto de la evidencia, es una conquista de todos los días y demasiado a menudo olvidamos aquellas biografías rotas de las generaciones de nuestros padres y abuelos”.

Asimismo, ha destacado que “España ha conocido todos los tormentos y las dificultades que han marcado el ritmo de la UE en el siglo XX. España es una fuerza motriz de Europa y seguirá siendo en el corazón de Europa, y sin España, Europa sería mucho más pobre. Viva España y viva Europa”, ha concluído.

Después, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha dicho que “el diálogo siempre es mejor que el conflicto, que la ley debe ser respetada por todos lo que participan en la vida pública y que la armonía es mejor que el caos”.

Ha acotado que sueña “con una Europa unida en que la concordia pueda prevalecer”. Ha finalizado su discurso citando al poeta premiado Adam Zagajewsk: “El territorio de la verdad, es claramente reducido, estrecho como un sendero al borde de un precipicio, ¿eres capaz de no salirte de él? ¿acaso ya no lo has abandonado?”.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, también ha hecho referencia a la crisis catalana. Ha criticado a aquellos que “siembran la discordia violando las leyes”. “Es importante recordar la importancia con respecto al Estado de Derecho”.

“La Unión Europea ha tenido la importancia porque es el fruto de una comunidad de derecho. La UE no tiene una policía que tenga que obligar a cumplir las órdenes judiciales porque cuando un tribunal dicta una orden se aplica y punto”, ha afirmado haciendo referencia a la tensión que se vivió el 1 de octubre en Cataluña durante el referéndum.

“A nadie se le ocurre en la UE saltarse las normas aprobadas entre todos. Los tratados se pueden cambiar, pero mientras el derecho no se cambie, su respecto no es una opción: es una obligación (…) No está de más que recordemos, en estos tiempos en que los egoísmos y nacionalismos salen a flote, que el valor del consenso es un bien en sí mismo y que no debemos poner en riesgo”.

Ha añadido que no se deben “levantar fronteras entre europeos”. “Demasiadas veces se nos ha prometido el paraíso cambiando fronteras y hemos llegado hasta el infierno. No tengamos miedo de denunciar situaciones inaceptables como la que se vive actualmente en Venezuela”.

Tajani ha concluido diciendo que en “Europa hay nacionalistas y populistas que gastan recursos en enfrentarnos”. Ha asegurado que todo sería mejor si estos trabajaran “por la concordia”. Al igual que Juncker, ha hecho referencia a las banderas de España que ha visto en Oviedo. “Me gusta muchísimo ver muchísimas banderas españolas en Oviedo”.

La unión ante el desafío independentista catalán protagoniza los Premios Princesa de Asturias
  Tajani,  Juncker y Tusk, tras recoger el Premio Princesa de Asturias 2017 de la Concordia otorgado a la Unión Europea, durante la ceremonia de entrega de los galardones hoy en el Teatro Campoamor. | Foto: José Luis Cereijido / EFE

“La poesía no está de moda”

Antes de los discursos dedicados a la política, el escritor polaco galardonado, Adam Zagajewski, ha pronunciado discurso en el que  a afirmado “que la poesía no está de moda, lo está la política”.

“La poesía es, de entre las artes, la menos técnica. No surge de un ayer o de una teoría o de la ciencia, aunque tener una formación no perjudica a nadie, ni tan siquiera a un poeta. (La poesía) surge de la emoción. No sabemos qué es la poesía aunque sabemos que se han escrito miles de libros al respecto”, ha expresado.

El poeta que pertenece a la generación del 68 en su país, ha afirmado que “en el mundo actual todos quieren hablar de la comunidad y de la política, y es cierto que es importante, pero también existe el alma particular con sus preocupaciones, rituales, esperanza y fe. Debatimos sobre las clases sociales pero en el día a día no vivimos en la colectividad sino en la soledad. No sabemos cómo preservar un momento epifánico”.

Asimismo, ha insistido en que no es difícil percibir que el mundo está en un momento poco propicio para la poesía. “Cualquiera que participe en festivales de poesía de Europa no puede dejar de advertir que el público en los encuentros poéticos disminuye. La poesía no está de moda. La política está de moda, las relaciones están de moda, los pantalones pitillo, las perlas, los jerseys rojos… están de moda, las bicicletas y patinetes, los maratones y medio maratones. No está de moda detenerse en medio de un prado natural y reflexionar. Hay miedo a los momentos de reflexión”.

Finalmente ha revelado que recuerda que de niño pensaba en España como un país “donde el sol brillaba más”, como “el país del Quijote”. Luego dice que conoció “la España real y moderna, uno de los pilares de la Unión Europea”.

Por su parte, Marcos Mundstock, en representación de Les Luthiers, ha dicho en su discurso que “el humorismo es siempre social”. “Uno no se cuenta un chiste a sí mismo sino a los amigos o conocidos, en el trabajo, en el bar, en un velatorio”.

“El humorismo es comunicación, más aún, comunicación y humanidades, que es lo que queríamos demostrar”. En tono de chiste, ha señalado que “habían llegado a encariñarse con el hecho de ser candidatos”, ya que fueron postulados en varias ocasiones pero no ganaban. “Ahora que nos llevamos el premio, esperamos que nuestros amigos no se olviden de nosotros”.

“Hoy nos sentimos orgullosos de esta bendita profesión (el humor)”. Asegura que “mejora la vida y permite contemplar la vida de una manera lúdica y lúcida donde no llegan otros mecanismo de la razón. Hay gente que siempre está de buen humor pero es incapaz de entender un chiste”.

Continúa leyendo: Rajoy asegura que se aplicará el 155 porque no tiene alternativa

Rajoy asegura que se aplicará el 155 porque no tiene alternativa

Foto: FRANCOIS LENOIR
Reuters

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reiterado tras su reunión en la Cumbre de la Unión Europea en Bruselas que no ha tenido otra opción que aplicar el artículo 155 de la Constitución. “El Gobierno hizo muchos intentos para que hubiera una salida”, ha asegurado Rajoy. La aplicación de este artículo se hará a través de unas medidas pactadas con el PSOE y con Ciudadanos, según ha explicado el presidente en su comparecencia.

“Hemos sido enormemente prudentes, hemos pensado mucho las cosas, lo hemos advertido y lo hemos avisado pero si hay algo que no se puede aceptar de ninguna de las maneras es que un Gobierno incumpla la ley sabiendo que está incumpliendo la ley”, ha asegurado Rajoy.

En su comparecencia tras la reunión, en la que no se ha tratado la situación de Cataluña, Rajoy ha dicho que el objetivo de la aplicación del 155 es “recuperar la legalidad y recuperar la normalidad institucional”.

Ha reiterado también que el Gobierno anunciará las medidas que se adoptarán con la aplicación de este artículo en Cataluña este viernes. “Las medidas de mañana serán unas medidas acordadas entre el PP, PSOE y Ciudadanos”, ha dicho Rajoy, añadiendo que “el objetivo fundamental de esas medidas es volver al cumplimiento de la ley”.

Rajoy ha hecho especial mención al hecho de que el Parlamento de Cataluña permanece cerrado y a la declaración de nulidad de la Ley del Referéndum por parte del Tribunal Constitucional. “Tenemos un sinfín de decisiones adoptadas en contra del estatuto de autonomía de Cataluña y de la Constitución”, ha dicho Rajoy, y ha añadido que “si el Gobierno no cumple la ley, ¿cómo se le va a exigir al conjunto de ciudadanos que cumpla la ley?”.

El presidente del Gobierno asegura que siempre ha estado dispuesto al diálogo, pero el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no ha querido dialogar. “Lo que se me ha planteado a mí era que yo tenía que yo tenía que dar el ok para que se celebrara el referéndum de Cataluña”, ha criticado. “Yo eso no puedo hacerlo en primer lugar porque no es mi competencia, por eso le ofrecí a Puigdemont que fuera al Congreso y no quiso ir”, ha añadido.

Por último, Rajoy ha defendido de nuevo la actuación policial el día de la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. “Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han cumplido con su obligación y tienen el pleno apoyo del Gobierno de España”.

Además, ha dicho que “todos los líderes europeos apoyan al Gobierno de España” en su actuación en Cataluña.

Continúa leyendo: Los habitantes de una pequeña isla inglesa quieren una independencia "como Cataluña"

Los habitantes de una pequeña isla inglesa quieren una independencia "como Cataluña"

A 1.500 kilómetros de Cataluña, una pequeña isla inglesa también reclama su independencia. Canvey Island, de 40.000 habitantes, en Essex, al norte del estuario del Támesis, quiere romper su relación con lo que ellos llaman “el continente”, según recoge AFP. “Es nuestro momento para movernos hacia una independencia, como los catalanes, y nosotros también deberíamos empezar con una petición”, ha dicho Dave Blackwell, el líder del partido independentista de Canvey Island (CIIP), al diario británico The Times.

Todo empezó la semana pasada en una reunión pública sobre un proyecto para destruir un salón de eventos y sustituirlo por viviendas, a petición de la mancomunidad de municipios, el consejo de Castle Point. Éste agrupa Canvey Island y sus vecinos Benfleet, Thundersley y Hadleigh, situados en el “continente”, al otro lado del Támesis. Otro proyecto “injusto” para Dave Blackwell. “Estamos hartos de estar vinculados al ‘continente’ y que el ‘continente’ tome las decisiones en nuestro lugar”, se indigna.

El septuagenario ha iniciado una protesta y anunciado una petición para organizar un referéndum con el fin de abandonar Castle Point. “Si el referéndum se celebrara mañana, el 80% de la gente estaría a favor de la independencia”, asegura este padre de cuatro hijos.

“Creé el partido hace 14 años, siempre hemos militado por la independencia, y el movimiento ha ido creciendo. Hoy la gente está harta de los partidos tradicionales y quiere decidir sobre su futuro”, se alegra Dave Blackweel.  ¿Ha llegado hasta su territorio el viento de rebeldía de Cataluña? “Ambos queremos el derecho a la autodeterminación”, dice Blackwell,  aunque tienen matices. “Cataluña quiere separarse del país, nosotros no. Y no haremos venir a la policía antidisturbios hasta aquí, eso está claro”.

Los habitantes de una pequeña isla inglesa quieren una independencia al estilo catalán
Imagen de uno de los puntos centrales de Canvey Island, Essex. | Foto: Ron Galliers/Geograph

Entre la población todos tienen una opinión sobre la mejor forma de utilizar el dinero: una tercera carretera para unir la isla al “continente”, un sistema de drenaje para proteger la isla de las inundaciones, más baños públicos en las playas, etc. Algunos recuerdan con nostalgia la época gloriosa en que Canvey Island tenía su propio consejo local, antes de que se uniera al de Castle Point, creado en 1974.

Quieren un Mini-Brexit

El partido independentista es una verdadera fuerza política en esta lengua de tierra muy apreciada por los londinenses, situada a 40 minutos de tren de la capital. Esta formación tiene nueve de los 11 consejeros municipales, y 15 consejeros locales de los 18 representantes de la isla en la mancomunidad de Castle Point.

Entre los habitantes, Sue Thomas, dueña del Sue’s cafe, cree que la independencia sería positiva para la gente de Canvey, “para que al fin pueda tomar decisiones por su cuenta y tener algo que decir sobre lo que ocurre”. “¡Es una muy buena idea!”, abunda Dave Taulor, de 74 años, mientras come un plato de beicon con champiñones. “El dinero se gastará en Canvey y no en otro lugar“, asegura, según los testimonios recogidos por AFP.

Para el líder de los independentistas, el deseo de emancipación de sus conciudadanos se debe sobre todo a la “mentalidad local”. “La gente no quiere ser gobernada por otros”, los habitantes “son rebeldes” pero “pacíficos y muy afables”. Canvey Island ya votó de forma mayoritaria a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum de junio de 2016.

Colin Riley, que dirige la mancomunidad de Castle Point, lamenta esas ansias separatistas en un momento en el que “todos los consejos sufren presiones presupuestarias cada vez más fuertes y buscan formas de trabajar juntos”. Para Blackwell, cuya cara apareció en los medios nacionales e incluso en la televisión española, esta situación ya es una victoria. “Antes, nadie sabía situar Canvey Island en un mapa, ¡ahora saben hacerlo!”, se jacta.

Continúa leyendo: La Unión Europea prolonga las exenciones fiscales para la contaminación del sector de la aviación

La Unión Europea prolonga las exenciones fiscales para la contaminación del sector de la aviación

Foto: Mal Langsdon
Reuters

Los representantes del Consejo de la Unión Europea y del Parlamento Europeo han alcanzado este jueves un acuerdo político sobre las emisiones contaminantes en el sector de la aviación, en el que se deja exentos de gravamen económico a los vuelos intercontinentales hasta diciembre de 2023, informa AFP. Esa excepción caducaba a final de año en curso, ha recordado el Consejo en un comunicado difundido después de aprobar la medida. La nueva prórroga para el sector tendrá vigencia hasta que se aplique el sistema global para limitar las emisiones que prepara la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO) y que se denomina CORSIA.

Hasta entonces, y a la espera de conocer el modelo de ICAO, la Unión Europea continuará aplicando a la aviación, tanto a aerolíneas europeas como foráneas con actividad en su territorio, el vigente sistema de comercio de emisiones, llamado ETS. Ese sistema fue creado en 2005 para promover la reducción de gases de efecto invernadero en la UE y pretende disminuir en un 20% las emisiones de las aeronaves en 2020, con respecto a los niveles de 1999. “Esto dará tiempo a CORSIA para tomar forma y colocará al sector de la aviación más en línea con otros cubiertos por el sistema de comercio de emisiones ETS de la UE”, ha declarado la eurodiputada conservadora británica Julie Girling.

El acuerdo deberá ser refrendado por el comité de Medio Ambiente de la Eurocámara y por el conjunto del Parlamento Europeo en sesión plenaria, antes de que los Estados miembros den su aprobación definitiva. El pacto, alcanzado el miércoles por la noche y difundido hoy, también prevé medidas de “salvaguarda” en caso de que la negociación sobre la salida del Reino Unido desemboque en un Brexit duro. “Los eurodiputados han garantizado que la Comisión Europea deberá revisar la legislación con el fin de incluir el esquema CORSIA en el sistema ETS de la UE”, de forma que los vuelos continentales e intercontinentales estén cubiertos por un único sistema. El sector de la aviación es responsable de aproximadamente el 2,1% de las emisiones de CO2 y los vuelos intercontinentales de en torno al 1,3 %, recordó el Consejo.

TOP