Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El próximo Apple Watch dejará de depender del iPhone

Foto: ROBERT GALBRAITH
Reuters/File

Apple trabaja en el lanzamiento de un nuevo Apple Watch con conexiones a redes LTE que le permitirán, por primera vez, funcionar de manera independiente al iPhone. Es decir, los usuarios no tendrán que llevar el teléfono para realizar algunas tareas como revisar la aplicación de mapas, recibir notificaciones de correos electrónicos o responder mensajes directamente desde su muñeca, según ha dado a conocer Bloomberg. El lanzamiento del tan esperado reloj inteligente está previsto para  finales de este año.

Intel será la compañía encargada de suministrar los módem LTE para el nuevo reloj, que entre otras cosas, podría permitir hacer streaming de música vía Apple Music y realizar llamadas mediante FaceTime, aunque solo sea de voz. Al contar con mayor independencia frente al iPhone que sus antecesores, las ventas del producto podrían incrementarse notablemente.

No obstante, existen ciertas dudas respecto a cómo Apple dotará de datos al nuevo reloj, ya que no se espera que incorpore una ranura para la tarjeta SIM, el portal de tecnología Gizmodo asegura que podría emplearse una tarjeta SIM electrónica (eSIM) gracias a tecnología conjunta de Apple e Intel.

Además de agregar un chip celular al Apple Watch, la compañía con sede en Cupertino, California, está planificando cambios de software para el dispositivo. WatchOS 4 llegará en otoño con más funciones habilitadas por voz de Siri, la posibilidad de enviar pagos en iMessage y mostrar noticias, aseguró Apple en junio en su Worldwide Developers Conference.

Continúa leyendo: Jeff Bezos diseña un reloj para medir el tiempo durante 10.000 años

Jeff Bezos diseña un reloj para medir el tiempo durante 10.000 años

Foto: Amy Harris
AP

El dueño del Amazon, Jeff Bezos, ha anunciado el comienzo de la instalación de un enorme reloj subterráneo, situado en el interior de la cordillera Sierra Diablo, al oeste de Texas (Estados Unidos), con el que busca medir el paso del tiempo durante los próximos 10.000 años.

La idea de este ‘Clock of the Long Now’ o “El Reloj de los 10.000 años” proviene de Danny Hillis, quien originalmente propuso el proyecto en 1995 en la revista Wired como una forma de pensar sobre el futuro de la humanidad y del planeta al largo plazo.

Esta propuesta ha crecido durante treinta años hasta finalmente materializarse, respaldado por la Fundación Long Now, en la que Hillis ha participado personalmente en los últimos seis años para ayudar en el diseño que ahora se comienza a construir.

Esta obra de ingeniería, que se situará sobre una montaña hueca, mide 150 metros de altura y funciona gracias a los ciclos térmicos de la Tierra, según ha publicado Bezos en Twitter. El reloj está programado para sonar una vez al año, de forma que sus manecillas giren por completo una vez cada siglo y el cuco salga de su interior cuando se cumpla un milenio.

Según los autores, el proceso de construcción del reloj es “un gran reto”, ya que incluso “una simple visita” supone varias horas de trayecto en coche desde el aeropuerto más cercano, que se encuentra en San Antonio. Además, para llegar hasta el reloj hay que pasar por un “accidentado” sendero que se eleva 600 metros sobre el fondo del valle.

Clock of the Long Now – Installation Begins from The Long Now Foundation on Vimeo.

En la montañal sobre la que se erigirá este gigantesco mecanismo, se tallarán cinco salas que conmemorarán el primer año del proyecto, así como los 10 años, 100 años, 1.000 años y 10.000 años del mismo. En la cámara del primer año, además de los planetas y la Luna, se incluirán las sondas interplanetarias lanzadas durante el siglo XX. “No estamos planeando crear el resto de las cámaras de aniversario, sino que se las dejaremos a las generaciones futuras”, ha matizado Bezos.

Continúa leyendo: El 80% de los pacientes con migraña crónica tratados con bótox reducen el dolor

El 80% de los pacientes con migraña crónica tratados con bótox reducen el dolor

Foto: Ben White
Unsplash

Cerca del 80% de los pacientes con migraña crónica tratados durante un año con toxina botulínica, comercializada con el nombre de bótox, han mostrado más de un 50% de reducción en el número de dolores de cabeza por mes, también de su intensidad y de medicación complementaria. Estos datos han sido recogidos en un estudio realizado por la Sociedad Española de Neurología (SEN) en el que han reclutado a casi un millar de pacientes.

Los expertos querían comprobar qué tipos de pacientes son los que obtienen los mejores resultados con este tratamiento y cómo podrían ayudarles a disminuir la discapacidad que provoca esta enfermedad. Para ello, se registraron los días de dolor de cabeza durante doce meses, la intensidad, la medicación sintomática administrada, las visitas a urgencias y los días de discapacidad de los pacientes a los que se les suministró la toxina. Los resultados han mostrado que, tras un año de tratamiento, casi el 80% de los pacientes con migraña crónica han mostrado más de un 50% de reducción en el número de dolores de cabeza por mes.

Las posibilidades de que este tratamiento sea eficaz aumentan cuanto menos tiempo pasa entre el momento en que se cronifica la migraña y el inicio del tratamiento. De esta forma, los pacientes que llevan menos tiempo sufriendo esta enfermedad tienen más oportunidades de responder de forma positiva al tratamiento con toxina botulínica. Tal y como explica la SEN, el estudio constata que ya se produce un cambio en la frecuencia y gravedad de los dolores de cabeza justo después de la primera dosis de bótox y que la mejoría continúa en las siguientes.

Además, según ha subrayado la coordinadora del Grupo de Cefaleas de la SEN, Patricia Pozo, continuar con el tratamiento aumenta el porcentaje de pacientes que muestran “una excelente” respuesta al mismo: “de casi un 20% en los primeros tres meses a casi el 30% al año”. En este sentido, Pozo ha afirmado que por eso, los resultados indican la importancia de continuar el tratamiento más allá de la primera dosis, informa Efe.

Continúa leyendo: Investigadores japoneses crean una pantalla LED que se adhiere a la piel

Investigadores japoneses crean una pantalla LED que se adhiere a la piel

Foto: TORU YAMANAKA
AFP PHOTO/ FILES

Un equipo de investigadores japoneses ha desarrollado una pantalla LED ultrafina y elástica que puede adherirse a la piel humana y es capaz de mostrar gráficos en movimiento, especialmente pensada para facilitar el acceso a la información de ancianos y personas con discapacidad.

Este dispositivo puede ayudar a estos colectivos “que suelen tener dificultades para utilizar y obtener datos de los dispositivos inteligentes existentes” a acceder a la información, y facilitar a los enfermeros y personas que cuidan de pacientes en su hogar a monitorizar su estado de salud, ha explicado a Efe su inventor, Takao Someya.

Someya, profesor de la Universidad de Tokio, ha liderado el desarrollo de la pantalla, una lámina de un milímetro de espesor hecha de goma, que cree que “mejorará la calidad de vida” al permitir, por ejemplo, recordar a un enfermo que tome su medicación.

Al adherirse a la piel “es como una parte más del cuerpo que transmite no solo información, sino los sentimientos de la gente que contacta contigo”, y al recibir los mensajes de esa manera “puedes sentir que aquellos a los que aprecias están más cerca de ti“, explica Someya.

El profesor japonés considera que el cuidado en casa de los mayores será clave en el futuro, ante el rápido envejecimiento de la población, para evitar el colapso de los centros sanitarios.

Investigadores japoneses crean una pantalla LED que puede adherirse a la piel
La pantalla LED del profesor Takao Someya sirve para medir la salud de los pacientes. | Foto: Toru Yamanaka/AFP/Archivo

El uso de la pantalla podría expandirse a otros ámbitos, como la construcción o el mantenimiento, permitiendo a operarios consultar manuales durante los trabajos, o para que los deportistas puedan controlar sus constantes vitales durante el ejercicio.

Los investigadores trabajan en cómo reducir el tamaño de la caja rígida que contiene las baterías, memorias y circuitos de manejo, y esperan tener listo un prototipo para su comercialización a nivel mundial en los próximos tres años, según explica el investigador.

El equipo de Someya es el mismo que en 2017 anunció el desarrollo de un sensor electrónico hecho de mallas nanométricas transpirables y solubles en agua que puede adherirse a la piel para controlar el estado de salud de una persona a largo plazo.

Continúa leyendo: Google bloqueará anuncios molestos o intrusivos en su navegador Chrome

Google bloqueará anuncios molestos o intrusivos en su navegador Chrome

Foto: Thibault Camus
AP Images / Archivo

Google ha puesto en marcha un bloqueador de anuncios para su navegador Chrome en la última de sus versiones, como ya había anunciado en junio, informa Efe. Con esta medida, Google quiere evitar que los usuarios sufran anuncios molestos o intrusivos mientras navegan en internet.

El navegador bloqueará tanto en móviles como en ordenadores aquellos anuncios que incumplan los requisitos de la Coalición para Mejores Anuncios, encabezada por Google y que cuenta con la participación de otras muchas empresas del sector.

Entre los anuncios que incumplen dichos parámetros, se encuentran los que saltan automáticamente, conocidos como publicidad “pop up”, o los que se descargan con contenido audiovisual, sin interacción alguna del usuario.

Asimismo, la compañía estadounidense ha alertado de aquellos anuncios que se mantienen fijos durante varios segundos, obligando a esperar al internauta para seguir navegando, o aquellos que ocupan gran parte de la pantalla, que obstruyen su visualización, incluso si el usuario se mueve por la pagina.

En el caso de contener dicha publicidad, las páginas dispondrán de 30 días para retirar los contenidos “intrusivos” antes de que sean bloqueados. “A lo largo de los años hemos oído cada vez más comentarios de nuestros usuarios respecto a cómo la publicidad puede ser especialmente intrusiva”, añade la compañía.

Google quiere proteger a sus usuarios de este tipo de experiencias, aunque añade que en la mayor parte de los casos la publicidad en internet es respetuosa.

Para la adopción de esta decisión, la plataforma tuvo en cuenta los resultados de encuestas a más de 40.000 usuarios en Estados Unidos y Europa a quienes se exponía a entornos publicitarios habituales, como anuncios que bloquean la visualización de contenidos en una página o los de animación Flash, informa Efe.

TOP