Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Todos contra Israel

Amando de Miguel

Resulta vergonzosa la parcialidad de la mayor parte de las noticias, imágenes y comentarios de los medios españoles sobre el “conflicto” de Gaza. Sobresale la manipulación de la mal llamada Televisión Española. No hay tal conflicto.

Resulta vergonzosa la parcialidad de la mayor parte de las noticias, imágenes y comentarios de los medios españoles sobre el “conflicto” de Gaza. Sobresale la manipulación de la mal llamada Televisión Española. No hay tal conflicto. Es algo parecido al llamado “conflicto vasco” en España.

En uno y otro caso unas facciones terroristas atacan sistemáticamente a una nación organizada, Israel o España. El ataque se basa en un odio ancestral, primitivo, difuso.Los palestinos son simplemente los descendientes de los árabes que se instalaron hace algunos siglos en el territorio que los hebreos habían considerado suyo desde hace tres mil años. Nunca existió una nación o una cultura palestina, y menos un Estado como tal.

La “autoridad” que domina a los palestinos no es más que una apariencia de Estado, controlado por una banda terrorista: Hamás. Su propósito es ser reconocida como sujeto internacional, con capacidad para negociar de tú a tú con el Estado de Israel. A fe que lo ha conseguido. Por cierto, se establece como modelo para otros casos en los que el Estado es asaltado por bandas terroristas. Ya es desgracia.Resulta difícil comprender por qué en la opinión española ha medrado con tanto éxito la actitud antijudía.

En toda Europa ha sido siempre más bien típica de la derecha, pero en España se ha instalado ahora con preferencia en la sedicente izquierda progresista. Al final, se ha convertido en un dogma nacional. La única explicación psicoanalítica que se me ocurre es que los españoles llevamos más sangre judía en las venas históricas que ninguna otra nación; después de Israel, claro. Los “marranos” siempre han tendido a ocultar su origen, aunque fuera cambiándose el apellido o alardeando de hacer la matanza del cerdo. El mejor disfraz es sumarse al odio contra los judíos.

No haberse puesto la minifalda democrática

Cristian Campos

El 12 de octubre de 2000, dos soldados israelíes entraron por error en Ramallah. Allí fueron detenidos en un control de carretera de la policía palestina y trasladados hasta una comisaría de la ciudad de Al-Bireh, donde se acababa de celebrar el funeral por un palestino de 17 años supuestamente asesinado por el ejército israelí dos días antes. La multitud, formada por unas mil personas, entró en la comisaría y linchó a los dos soldados. Vadim Nurzhitz y Yossi Avrahami fueron golpeados con tuberías y acuchillados. Después, los palestinos les arrancaron los ojos y les destriparon. Uno de los soldados fue lanzado por la ventana, donde la muchedumbre continuó con el linchamiento.

En una de las pocas fotos publicadas tras el linchamiento puede verse a uno de los asesinos asomado a una ventana de la comisaría mostrando sus manos empapadas en sangre. En otra puede verse a otro palestino sosteniendo el corazón de uno de los soldados en las manos. En otra, la cabeza abierta de uno de los soldados. La cara del otro soldado apenas resulta reconocible.

Uno de los fotógrafos allí presentes, el británico Mark Seager, declaró: “He estado en el Congo, en Kosovo… pero esto es lo más horrible que he visto jamás. Sé que los palestinos no son así y soy una persona que perdona, pero nunca voy a olvidar esto. Fue un asesinato bárbaro. Cuando pienso en ello veo la cabeza aplastada de uno de esos hombres. Sé que voy a tener pesadillas durante el resto de mi vida”.

Riccardo Cristiano, periodista de la RAI en Jerusalén, escribió por su parte una carta en la que negaba que su cadena tuviera nada que ver con la grabación del linchamiento y en la que trasladaba la responsabilidad a una cadena rival. “Nosotros [la RAI] siempre respetamos y seguiremos respetando los procedimientos periodísticos de la Autoridad Palestina (…) Os agradecemos vuestra confianza y os podemos asegurar que esa no es nuestra manera de actuar. Nunca haremos algo así”.

“Sé que los palestinos no son así”. “Seguiremos respetando los procedimientos periodísticos de la Autoridad Palestina (…) Os agradecemos vuestra confianza (…) Nunca haremos algo así”. Difícil saber qué resulta más repulsivo, si la orgía caníbal palestina o la orgía de sumisión y sometimiento a la barbarie de la prensa occidental. Difícil saber también quién tiene más responsabilidad en la aparente irresolubilidad del conflicto palestino: si los propios palestinos o la prensa occidental. Yo mismo ni siquiera habría tenido noticias de estos hechos si no fuera por el tuitero Daniel Ari.

Dejemos la responsabilidad en un 45/45. El restante 10%, para las víctimas, el Estado de Israel. A fin de cuentas, la culpa es en parte suya por ponerse la minifalda democrática estando rodeada de machirulos islámicos, ¿no es cierto?

El bus del apartheid

Alfonso Donnay

Se trataba de una humillación absolutamente innecesaria, un intento de apartheid en toda regla como en los mejores tiempos de los afrikáner hacia la población negra de Sudáfrica.

Ha estado a punto de producirse una nueva acción violenta contra el pueblo palestino. A Israel ya no le vale con ocupar sus territorios, entorpecer el acceso al trabajo de aquellos que pueden trabajar, impedir que puedan disfrutar de las mínimas condiciones higiénico-sanitarias, dificultar la reconstrucción de lo que la guerra ha destruido, obstaculizar la educación de los niños, oponerse a los reconocimiento internacionales de una nación palestina, imposibilitar las ayudas de ONGs, etc., etc.

El ministerio de defensa israelita, ha querido dar un paso más al frente. Promovida por los colonos que viven en los asentamientos ilegalmente ocupados, se ha publicado una directiva, que segrega y humilla todavía más a los palestinos. En esta directiva, se les prohíbe subir a los autobuses ocupados por ciudadanos israelitas en defensa de la seguridad de estos. La iniciativa, ha durado horas ya que ha tenido una fuerte respuesta tanto dentro como fuera del país. Se trataba de una humillación absolutamente innecesaria, un intento de apartheid en toda regla como en los mejores tiempos de los afrikáner hacia la población negra de Sudáfrica.

De momento esta congelada, pero no pensemos que un día de estos no pueda ponerse en marcha. La mayoría de los colonos que viven en los asentamientos ocupados, son militantes o simpatizantes del partido ultranacionalista Hogar Judío. Benjamin Netanyahu ha tenido que aliarse con ellos para poder formar gobierno y ha designado a la diputada de este partido, Ayelet Shaked, como nueva ministra de Justicia.Recuerdo que esta mujer, se hizo famosa en la política israelí durante 2014, cuando en su cuenta de Facebook pidió a Israel asesinar a todas las madres palestinas, porque traían al mundo, a pequeñas víboras.

Con estos mimbres, el pueblo palestino debe de prepararse para continuar sufriendo. Mientras occidente siga siendo condescendiente con el gobierno de Israel, una iniciativa cómo esta del intento de apartheid se pondrá en marcha cualquier día. Cuando se ha asesinado a miles de mujeres, ancianos y niños y se siguen “pasando por el forro” las resoluciones de Naciones Unidas, y no pasa nada…

Palestina tendrá que seguir esperando

Alfonso Donnay

La amenaza nuclear iraní, los terroristas de Hamas, el Yihadismo, Hezbollah, Al Qaeda… Todos desean un nuevo holocausto y la destrucción del estado de Israel. Netanyahu y su gobierno, son los únicos que pueden salvar el país.

La táctica utilizada por Netanyahu para captar la mayor cantidad de votos posible, ha tenido éxito. Me estoy refiriendo a eso tan manido de intentar infundir miedo entre los votantes. ¡Alerta! ¡Se ha puesto en marcha una conspiración contra Israel!

La amenaza nuclear iraní, los terroristas de Hamas, el Yihadismo, Hezbollah, Al Qaeda… Todos desean un nuevo holocausto y la destrucción del estado de Israel. Netanyahu y su gobierno, son los únicos que pueden salvar el país. Su discurso tremendamente manipulador, ha sido de gran eficacia.

El último día de campaña, Netanyahu dijo textualmente que: “Impediría con todas sus fuerzas, la creación de un estado Palestino”. Realmente en ninguna ocasión desde 1947, se les ha dado la oportunidad de hacerlo.

La reconstrucción de la franja de Gaza tendrá que seguir esperando, a saber cuantos años más. Los niños gazaties, seguirán soñando con tanques, bombas y destrucción. Seguirán pasando hambre y frío y penurias. Desde el año 2008, cientos y cientos de niños y miles de mujeres y ancianos, han muerto a consecuencia de los ataques de Israel.Continuarán los asentamientos en territorios ocupados, con la construcción ilegal de viviendas para los colonos judíos. Seguirán en pie los muros de la vergüenza, y también los controles arbitrarios de carreteras. Continuarán los checkpoint, las dificultades de los palestinos para poder ir a trabajar, las humillaciones contra su dignidad que tendrán que soportar sin protestar. Seguirán las condiciones infrahumanas en el campo de refugiados de Jabalya, la destrucción de viviendas de presuntos terroristas, las ocupaciones arbitrarias de poblaciones con la excusa de la seguridad y seguirán muriendo niños que atacan con piedras a los soldados.

Israel continuara incumpliendo con total impunidad las resoluciones de la ONU.

Mientras tanto, Palestina tendrá que seguir esperando.

Ne me quitte pas

Pilar Dominguez

El sueño impotente de deambular en un mundo de paz, manchado por la sangre; por las palabras de aquellos individuos que envenenan conciencia y verdad para marchitarnos. Me encuentro afligida.

Es un nuevo amanecer, y con él, ondea la rabia.

El sueño impotente de deambular en un mundo de paz, manchado por la sangre; por las palabras de aquellos individuos que envenenan conciencia y verdad para marchitarnos. Me encuentro afligida.

Hay muchas opiniones al respecto; es cierto que el arma más poderosa de Charlie Hebdo era provocarnos una carcajada, levantar conciencias, más hoy es la conciencia la que nos pesa y nos abandona una vez más, en un mundo en el que el respeto no es sino un pliego resquebrajado que pintamos con historias que se apagan y miles de manos en el aire al grito de paz.

Parece algo obvio, pero nunca viene mal insistir; Yo soy mujer, soy estudiante, soy española y atea, pero también soy el inmigrante exhausto en busca de hogar y creyente de la bondad en el corazón humano. Soy de aquí y de allá, soy el anciano y los niños muertos en Palestina. Tengo el alma cargada de historias que leo día a día y que no soporto. Por eso os animo, en esta carta, a ser la semilla del cambio, a aprender a ser y convivir. A aprender que ya se ha acabado el tiempo para los corazones miserables.

Hay que aprender a reír.

TOP