Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Todos contra Israel

Amando de Miguel

Resulta vergonzosa la parcialidad de la mayor parte de las noticias, imágenes y comentarios de los medios españoles sobre el “conflicto” de Gaza. Sobresale la manipulación de la mal llamada Televisión Española. No hay tal conflicto.

Resulta vergonzosa la parcialidad de la mayor parte de las noticias, imágenes y comentarios de los medios españoles sobre el “conflicto” de Gaza. Sobresale la manipulación de la mal llamada Televisión Española. No hay tal conflicto. Es algo parecido al llamado “conflicto vasco” en España.

En uno y otro caso unas facciones terroristas atacan sistemáticamente a una nación organizada, Israel o España. El ataque se basa en un odio ancestral, primitivo, difuso.Los palestinos son simplemente los descendientes de los árabes que se instalaron hace algunos siglos en el territorio que los hebreos habían considerado suyo desde hace tres mil años. Nunca existió una nación o una cultura palestina, y menos un Estado como tal.

La “autoridad” que domina a los palestinos no es más que una apariencia de Estado, controlado por una banda terrorista: Hamás. Su propósito es ser reconocida como sujeto internacional, con capacidad para negociar de tú a tú con el Estado de Israel. A fe que lo ha conseguido. Por cierto, se establece como modelo para otros casos en los que el Estado es asaltado por bandas terroristas. Ya es desgracia.Resulta difícil comprender por qué en la opinión española ha medrado con tanto éxito la actitud antijudía.

En toda Europa ha sido siempre más bien típica de la derecha, pero en España se ha instalado ahora con preferencia en la sedicente izquierda progresista. Al final, se ha convertido en un dogma nacional. La única explicación psicoanalítica que se me ocurre es que los españoles llevamos más sangre judía en las venas históricas que ninguna otra nación; después de Israel, claro. Los “marranos” siempre han tendido a ocultar su origen, aunque fuera cambiándose el apellido o alardeando de hacer la matanza del cerdo. El mejor disfraz es sumarse al odio contra los judíos.

La polémica campaña de Pizza Hut que ha terminado en boicot

Redacción TO

Foto: MARIO ANZUONI
Reuters

La cadena de restaurantes Pizza Hut se ha disculpado por utilizar la huelga de hambre de los prisioneros palestinos para hacer publicidad de su marca en Israel. En este anuncio lanzado en sus redes sociales, la compañía introduce con un montaje rudimentario una caja de pizza en la suelo de la celda y al fondo se puede ver a Marwan Barghuthi, uno de los cautivos, comiendo a escondidas.

El subtítulo de la imagen tampoco tiene pérdida: “Barghuthi, si tienes que parar la huelga, ¿lo mejor no sería hacerlo con una pizza?”.

El anuncio en cuestión, publicado en Facebook. | Fuente: Pizza Hut/Facebook
El anuncio en cuestión, publicado en Facebook. | Fuente: Pizza Hut/Facebook

La publicación ha levantado polvareda y en Twitter y Facebook, miles de usuarios se han movilizado para pedir el boicot de la marca. Y no solo palestinos, sino de todo el mundo. El hashtag más empleado para ello fue #boycott_pizzahut.

El post en cuestión utiliza la huelga de hambre que adoptaron el 17 de abril cientos de palestinos presos en cárceles israelíes, convocada por Marwan Barghuthi, figura popular entre los palestinos y considerado terrorista por Israel. Barghuthi cumple cinco condenas de prisión por su papel en mortíferos atentados durante la Segunda Intifada, que se produjo entre 2000 y 2005.

La polémica promoción llega después de que las autoridades israelíes difundieran el pasado domingo dos vídeos de Marwan Barghuthi en su celda, filmados sin su conocimiento, en los que se le ve comiendo, cuando supuestamente estaba en huelga de hambre.

“El acto fue totalmente inapropiado y no refleja los valores de nuestra marca”, ha dicho la empresa en un comunicado

De acuerdo con sus partidarios, se trata de un montaje que persigue “desacreditarle”. Con todo, la imagen desapareció el miércoles por la mañana de la página de Facebook y un portavoz de Pizza Hut International se disculpó en nombre de la empresa. “El acto fue totalmente inapropiado y no refleja los valores de nuestra marca”, expuso en un mensaje enviado el martes por la noche a la agencia AFP. “Si alguien se ha sentido ofendido, lo lamentamos sinceramente”.

La situación de la comunidad palestina en Israel es delicada. Más de 850.000 palestinos han sido encarcelados por Israel desde la ocupación en 1967 de sus territorios, según sus dirigentes, y las condiciones de detención, denuncian, son lamentables. Por ello, los huelguistas de hambre reivindican que mejoren su situación y garanticen más visitas familiares o médicas.

Gritos de la Tierra Palestina

Redacción TO

Foto: Nasser Ishtayeh
AP Foto

Cada 30 de marzo, desde 1976, se conmemora el Día de la Tierra Palestina. En diferentes ciudades se convocan actos para, entre otras cosas, plantar un olivo que “simboliza la lucha del pueblo palestino por su tierra”, asegura un portavoz de la Embajada palestina en Madrid.

Hay que remontarse a 1947, cuando una resolución de la ONU dio luz verde a la creación de dos países sobre una misma tierra: Palestina e Israel. Un año después, más de 700.000 palestinos fueron expulsados de sus casas, en lo que definieron como Nakba (término árabe que significa desastre o catástrofe). Pero quienes que quedaron en territorio israelí (hoy son alrededor de dos millones de palestinos) continuaron sufriendo las confiscaciones de tierra.

Aquel día, aquel 30 de marzo de 1976, el pueblo palestino que vivía en territorio israelí convocó una huelga general para protestar por la confiscación de 21.000 dunums de suelo (un dunum equivale a mil metros cuadrados) que Israel quería apropiarse para construir colonias judías. Ante las manifestaciones de miles de personas, los uniformados israelíes utilizaron la fuerza y asesinaron a seis jóvenes palestinos e hirieron a centenares de personas. Pero esta manifestación logró “que el Gobierno israelí diese marcha atrás en aquel momento”, en sus confiscaciones de tierra, afirman desde la Embajada de Palestina.

Este jueves, y como cada año, la voz del pueblo palestino se hace un poco más visible. “Es un símbolo, no solo de lo que pasó en el 76, sino de lo que está pasando hoy en día donde se siguen confiscando territorios en Cisjordania y construyendo asentamientos”. Algo que confirma también un reciente informe de la Oficina para Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en Palestina (OCHA-OPT)

En España, se desarrollarán diversos actos en Madrid, Barcelona, Valencia, Córdoba, Valladolid o Alcalá de Henares (Madrid).

Gritos de la Tierra Palestina 3
El embajador de Palestina (izq.) y el alcalde de Alcalá de Henares (dcha.) han plantado un olivo este jueves. | Foto: Palestina Digital


Reconocimiento del Estado Palestino

Hoy en día, el Estado de Palestina está aceptado como ‘Estado Observador no miembro’ por la Organización de las Naciones Unidas. La decisión se tomó en 2012 y desde entonces más de 130 países reconocen a Palestina como Estado, aunque aún falta el espaldarazo de las grandes potencias como Estados Unidos, Alemania, Francia o Reino Unido.

El Congreso español, a finales de 2014, aprobó una resolución en la que instaba al Gobierno del Partido Popular a reconocer el Estado palestino. Dicha resolución salió adelante sin plazos y sin carácter vinculante. Además, el Gobierno afirmó en su momento que antes de este reconocimiento a nivel nacional, se tendría que lograr un consenso en la Unión Europea. Un punto que a día de hoy sigue siendo muy complicado.

No haberse puesto la minifalda democrática

Cristian Campos

El 12 de octubre de 2000, dos soldados israelíes entraron por error en Ramallah. Allí fueron detenidos en un control de carretera de la policía palestina y trasladados hasta una comisaría de la ciudad de Al-Bireh, donde se acababa de celebrar el funeral por un palestino de 17 años supuestamente asesinado por el ejército israelí dos días antes. La multitud, formada por unas mil personas, entró en la comisaría y linchó a los dos soldados. Vadim Nurzhitz y Yossi Avrahami fueron golpeados con tuberías y acuchillados. Después, los palestinos les arrancaron los ojos y les destriparon. Uno de los soldados fue lanzado por la ventana, donde la muchedumbre continuó con el linchamiento.

En una de las pocas fotos publicadas tras el linchamiento puede verse a uno de los asesinos asomado a una ventana de la comisaría mostrando sus manos empapadas en sangre. En otra puede verse a otro palestino sosteniendo el corazón de uno de los soldados en las manos. En otra, la cabeza abierta de uno de los soldados. La cara del otro soldado apenas resulta reconocible.

Uno de los fotógrafos allí presentes, el británico Mark Seager, declaró: “He estado en el Congo, en Kosovo… pero esto es lo más horrible que he visto jamás. Sé que los palestinos no son así y soy una persona que perdona, pero nunca voy a olvidar esto. Fue un asesinato bárbaro. Cuando pienso en ello veo la cabeza aplastada de uno de esos hombres. Sé que voy a tener pesadillas durante el resto de mi vida”.

Riccardo Cristiano, periodista de la RAI en Jerusalén, escribió por su parte una carta en la que negaba que su cadena tuviera nada que ver con la grabación del linchamiento y en la que trasladaba la responsabilidad a una cadena rival. “Nosotros [la RAI] siempre respetamos y seguiremos respetando los procedimientos periodísticos de la Autoridad Palestina (…) Os agradecemos vuestra confianza y os podemos asegurar que esa no es nuestra manera de actuar. Nunca haremos algo así”.

“Sé que los palestinos no son así”. “Seguiremos respetando los procedimientos periodísticos de la Autoridad Palestina (…) Os agradecemos vuestra confianza (…) Nunca haremos algo así”. Difícil saber qué resulta más repulsivo, si la orgía caníbal palestina o la orgía de sumisión y sometimiento a la barbarie de la prensa occidental. Difícil saber también quién tiene más responsabilidad en la aparente irresolubilidad del conflicto palestino: si los propios palestinos o la prensa occidental. Yo mismo ni siquiera habría tenido noticias de estos hechos si no fuera por el tuitero Daniel Ari.

Dejemos la responsabilidad en un 45/45. El restante 10%, para las víctimas, el Estado de Israel. A fin de cuentas, la culpa es en parte suya por ponerse la minifalda democrática estando rodeada de machirulos islámicos, ¿no es cierto?

El bus del apartheid

Alfonso Donnay

Se trataba de una humillación absolutamente innecesaria, un intento de apartheid en toda regla como en los mejores tiempos de los afrikáner hacia la población negra de Sudáfrica.

Ha estado a punto de producirse una nueva acción violenta contra el pueblo palestino. A Israel ya no le vale con ocupar sus territorios, entorpecer el acceso al trabajo de aquellos que pueden trabajar, impedir que puedan disfrutar de las mínimas condiciones higiénico-sanitarias, dificultar la reconstrucción de lo que la guerra ha destruido, obstaculizar la educación de los niños, oponerse a los reconocimiento internacionales de una nación palestina, imposibilitar las ayudas de ONGs, etc., etc.

El ministerio de defensa israelita, ha querido dar un paso más al frente. Promovida por los colonos que viven en los asentamientos ilegalmente ocupados, se ha publicado una directiva, que segrega y humilla todavía más a los palestinos. En esta directiva, se les prohíbe subir a los autobuses ocupados por ciudadanos israelitas en defensa de la seguridad de estos. La iniciativa, ha durado horas ya que ha tenido una fuerte respuesta tanto dentro como fuera del país. Se trataba de una humillación absolutamente innecesaria, un intento de apartheid en toda regla como en los mejores tiempos de los afrikáner hacia la población negra de Sudáfrica.

De momento esta congelada, pero no pensemos que un día de estos no pueda ponerse en marcha. La mayoría de los colonos que viven en los asentamientos ocupados, son militantes o simpatizantes del partido ultranacionalista Hogar Judío. Benjamin Netanyahu ha tenido que aliarse con ellos para poder formar gobierno y ha designado a la diputada de este partido, Ayelet Shaked, como nueva ministra de Justicia.Recuerdo que esta mujer, se hizo famosa en la política israelí durante 2014, cuando en su cuenta de Facebook pidió a Israel asesinar a todas las madres palestinas, porque traían al mundo, a pequeñas víboras.

Con estos mimbres, el pueblo palestino debe de prepararse para continuar sufriendo. Mientras occidente siga siendo condescendiente con el gobierno de Israel, una iniciativa cómo esta del intento de apartheid se pondrá en marcha cualquier día. Cuando se ha asesinado a miles de mujeres, ancianos y niños y se siguen “pasando por el forro” las resoluciones de Naciones Unidas, y no pasa nada…

TOP