El Subjetivo
Es agotador ser mujer
TOBY MELVILLE / Reuters
02.10.2014 Cada día somos más y mas fuertes... Cada día sabemos más y no tenemos miedo a demonstrarlo. En un mundo de hombres, cada vez se impone más la feminidad, que no es lo mismo que el feminismo.

Cada día somos más y mas fuertes… Cada día sabemos más y no tenemos miedo a demonstrarlo. En un mundo de hombres, cada vez se impone más la feminidad, que no es lo mismo que el feminismo. Pero, ¿saben realmente los hombres lo que se siente ser una mujer de verdad? La mayoría no, sin importar la orientación sexual, la mayoría no comprende lo que implica subir los cientos de escalones del Estadio Vicente Calderón para llegar al palco de prensa… ¡En tacones!

Dios fue sabio a la hora de asignarle a la mujer la maravillosa tarea de dar vida, el hombre jamás sería capaz de soportar el dolor de un parto, y el macho vernáculo que no me tome la palabra que se lo pregunte directamente a Matthew Attonley, que decidió cambiar de sexo y hoy, trás siete años de maquillaje y tacones asegura que “es agotador ser mujer”. Ahora, el transexual ha pedido a la sanidad del Reino Unido que le pague 18.000 euros en operaciones para recuperar su identidad original. Ja ja, mi rey… ¡no aguantas nada!

El misterio de la mujer va más allá del salón de belleza, el pinta labios rojo y la mini falda que deja a más de uno queriendo ver a donde llegan las largas piernas sobre un par de agujas, que incluso ni tu misma entiendes de donde sacaste el balance para caminar sobre ellas. El corazón de una mujer no se puede cambiar, y una operación solo te puede llevar a conseguir la tortura que nos auto adjudicamos cada día para realzar nuestro misticismo.