Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Chuck Berry: nunca se sabe

Ignacio Vidal-Folch

Foto: Josh Reynolds
AP Images / Archivo

En cuanto supe que había muerto Chuck Berry fui a escuchar “You never can tell”, su alegre canción de 1964, también conocida como “C’est la vie”: música rock, letra bien articulada y tono afectuoso, levemente burlón, sobre el matrimonio de dos adolescentes de Nueva Orleans sin un chavo, que –“you never can tell”, nunca se sabe- sale bien; “Pierre” y la “mademoiselle” prosperan, él encuentra trabajo, ella aprende a cocinar, con el paso de los años su modesto piso se va llenando de estupendos artículos de consumo, incluidos 700 discos de jazz y rock, y, en fin, hasta trucan un viejo coche para volver a Nueva Orleans y celebrar el aniversario de su boda.
Curiosamente esta canción tan feliz en todos los sentidos la compuso Berry en la cárcel, donde lo pasó bastante mal y de donde salió bastante amargado. Treinta años después le dio nueva vitalidad, entre otros, Quentin Tarantino, haciendo que la bailaran John Travolta y Uma Thurman en la famosa secuencia de “Pulp Fiction”. Travolta interpreta a un sicario, y Thurman a la chica de su jefe. Antes de ponerse a bailar se descalzan; ella lleva las uñas de los pies pintadas, y él calcetines agujereados.
Creo que con esa escena Tarantino quería homenajear el madison de Michel Legrand que bailan de manera encantadora, y falsamente improvisada –pues ensayaron cada día durante todo un mes–, Anna Karina, Claude Brasseur y Sami Frey en “Bande à part”, a su vez acaso un tributo al baile de “Parlami d’amore, Mariu” en “Gli uomini, che mascalzoni” de Vittorio de Sica, 1932. Todas, escenas de una gracia misteriosa, y justamente memorables, sobre las que podría extenderme folios y folios pero bastará con decir que pueden verse en youtube.

Continúa leyendo: Perdiguero: "Los Mossos no atendieron las recomendaciones de la Policía ni de la CIA, quizá entiendan que son autosuficientes"

Perdiguero: "Los Mossos no atendieron las recomendaciones de la Policía ni de la CIA, quizá entiendan que son autosuficientes"

Lidia Ramírez

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

El pasado diciembre de 2016, la Comisaría General de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía envió un comunicado a todas las comunidades autónomas para ordenar a los ayuntamientos que tomasen medidas concretas para prevenir un posible atentado yihadista. Entre esas medidas, bloquear las zonas con gran afluencia de gente con bolardos, maceteros o balizas para evitar la entrada de camiones o furgonetas. Estas directrices no gustaron en Cataluña. El portavoz del cuerpo catalán, Xavier Porcuna, subrayaba en ese momento: “Se bloquearán de esta forma cuando se considere que esta es la mejor manera de protegerlos”.

Hace dos meses la CIA advertía a los Mossos de un posible ataque en La Rambla de Barcelona. En este punto, muchas son las voces que se preguntan si las autoridades catalanas tenían un plan de prevención ante estas advertencias. Alfredo Perdiguero, Subinspector de Policía Nacional, nos responde a esta pregunta. “Habrá que pedir explicaciones a los responsables de los Mossos y la Generalitat para saber por qué motivo no se acometió las recomendaciones de la Policía y las de la CIA”, apunta, y agrega: “Quizá entiendan que son autosuficientes”.

Perdiguero: "Los Mossos no atendieron las recomendaciones de la Policía ni de la CIA, quizá entiendan que son autosuficientes" 1
“Cataluña, lugar de paz”. | Foto: Sergio Perez/Reuters

Por su parte, Salvador Burguet, CEO de la empresa española AICS, Asesoría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad, señala que “hablar de fallos es exagerado”. Sin embargo, hace hincapié e insiste en que si bien España tiene mucha experiencia en lucha antiterrorista quizá haya detalles que potencialmente no se estén enfocando de forma adecuada. “Estamos ante una situación, un modus operandi y una gente diferente. Quizá las medidas que se están tomando a este tipo de amenazas no están perfectamente ajustadas”.

¿Por qué Barcelona?

Es la ciudad más turística y más conocida de España. Un atentado en la capital catalana tendrá siempre más repercusión que en otros lugares de la Península, sobre todo si se produce allí donde hay gran concentración de turistas extranjeros, como en las Ramblas o en la Sagrada Familia. Para Burguet, además, en Barcelona se dan circunstancias que no se dan en el resto de España. “Hay una gran comunidad musulmana, con más elementos radicales que en otros sitios“, algo más de medio millón, es decir, el 7% de la población. Además, para el CEO de AISC, su situación geográfica, próxima a Francia, “les viene mejor para cometer estos atentados”.

“Quizá las medidas que se están tomando no están perfectamente ajustadas”
– Salvador Burguet, AICS

Hasta el atentado de Barcelona, las fuerzas de seguridad sumaban este año hasta 32 intervenciones en suelo nacional, según datos ofrecidos por el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo. Estas actuaciones se han traducido en 51 detenidos en lo que va de ejercicio —y otros tres arrestados en el extranjero—, por los 69 de todo el pasado año. En concreto, en Barcelona, según datos actualizados el 7 de agosto de 2017, se detuvieron a 7 personas en 11 operaciones policiales que tuvieron lugar en Badalona (3), Roda de Ter (2), Terrassa (1), Vallbona d’Anoia (1), Barcelona (2) y en Cornellà de Llobregat (1).

Ante esta situación, Alfredo Perdiguero hace un llamamiento a los ciudadanos y apunta que “ahora más que nunca es necesario la colaboración ciudadana para denunciar cualquier cosa anómala”. “Mejor descartar que luego llorar”, insiste.

Invertir en seguridad

“Con austeridad no hay seguridad”, así de contundente se ha mostrado Ramón Cossío, portavoz del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), quien asegura a este periódico que
“invertir en seguridad es salvar vidas”.

Además, Cossío asegura que la Policía Nacional tiene un déficit de unos 11.000 agentes, ahora el cuerpo cuenta con 65.000 policías, apunta el portavoz, quien añade que “el número de agentes que entran cada año con respecto a los que se van debería mantenerse independientemente de la situación económica”. “La delincuencia tradicional ha cambiado”, explica, asegurando que de esos 65.000 agentes la mitad no disponen de chaleco antibalas.

Perdiguero: "Los Mossos no atendieron las recomendaciones de la Policía ni de la CIA, quizá entiendan que son autosuficientes" 2
Un policía en la Puerta del Sol, Madrid. | Foto: Juan Medina/Reuters

En cuánto a si se debería activar el nivel 5 de alerta antiterrorista, aunque apunta que no es él quien deba pronunciarse al respecto para no crear alarma, asegura que “nadie debería rasgarse las vestiduras y si tenemos que contar con el ejército para que patrullen las calles, como en Francia, se debería hacer por la seguridad de los españoles”. El 26 de junio de 2015, tras los atentados de Francia, Túnez, Kuwait y Somalia, el Ministerio de Interior activó el nivel 4.

Por último, Ramón Cossío concluye: “Desde las diferentes administraciones tampoco lo estamos haciendo tan bien, tenemos que ponernos las pilas“.

Continúa leyendo: Barcelona el día después del atentado

Barcelona el día después del atentado

Redacción TO

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

Con menos movilización turística en sitios emblemáticos como la Sagrada Familia (que permanece abierta) y en el transporte público en general, Barcelona amanece golpeada por el atentado terrorista del que fue víctima ayer. Sin embargo, muchas personas han decidido trasladarse hasta la Rambla para rendir homenaje a las víctimas, cuyo número asciende a 14,  y para hacer acto de presencia en el minuto de silencio convocado en Plaza Cataluña al mediodía al que acudieron desde las máximas autoridades locales: Ada Colau, Carles Puigdemont y Carme Forcadell, así como el rey Felipe VI  y el presidente de gobierno Mariano Rajoy.

Aquí una breve crónica en imágenes.

Así amanece Barcelona después del atentado 1
Así amanece La Rambla, de luto, pero abierta | Foto: Sergio Pérez / Reuters

Así amanece Barcelona después del atentado 2
Foto Diana Rangel / The Objective

Así amanece Barcelona después del atentado 3
Símbolos de luto se están colocando a todo lo largo de La Rambla | Foto: Diana Rangel / The Objective

Asciende a 14 el número de fallecidos en los atentados de Barcelona y Cambrils
Foto Diana Rangel / The Objective

El punto neurálgico de la congregación era el mosaico de Miró en el centro de La Rambla. Allí conversamos con el portavoz de la comunidad Sikh en Barcelona, Gagandeep Singh Khalsa, quien se apersonó con otros representantes para expresar su repudio al atentado, expresar su preocupación ante el rechazo que algunos individuos le manifiestan a su comunidad por el uso de las prendas tradicionales de su cultura, y ponerse a la orden para cualquier colaboración que pudiera necesitar.

comunidad Sikh de Bcna
Foto: Diana Rangel / The Objective

Save

Save

Poco tiempo después Ada Colau y las autoridades del Ayuntamiento se apersonaron en La Rambla para dirigirse al punto de la convocatoria para el minuto de silencio: la Plaza Cataluña. Luego de encontrarse con Carme Forcadell, la presidenta del Parlamento, el grupo se encontró en la plaza con el rey Felipe VI, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont.

Barcelona el día después del atentado
Ada Colau en La Rambla | Foto: Andrea Daza / The Objective.

Barcelona el día después del atentado 8
Rajoy, el rey Felipe VI, Puigdemont y Colau, juntos, encabezan el homenaje. | Foto: Andrea Daza / The Objective.

Barcelona el día después del atentado 4
Durante el minuto de silencio | Foto: Diana Rangel / The Objective.

Barcelona el día después del atentado 9
Minuto de silencio. | Foto: Sergio Pérez / Reuters.

La multitud congregada en Plaza Cataluña aplaudió por varios minutos luego de finalizado el minuto de silencio. Se escucharon gritos de “no tenemos miedo”. Los castellers también hicieron acto de presencia, un homenaje muy simbólico: Barcelona, se levanta.

Barcelona el día después del atentado 10
Foto: Sergio Pérez / Reuters.

Barcelona el día después del atentado 5
Multitud congregada para el minuto de silencio frente a El Corte Inglés de Plaza Cataluña. | Foto: Diana Rangel / The Objective.

Barcelona el día después del atentado 7
Multitud congregada en los alrededores de Plaza Cataluña | Foto: Diana Rangel / The Objective.

Barcelona el día después del atentado 1
El rey Felipe VI saluda a las personas congregadas en Plaza Cataluña | Foto: Andrea Daza / The Objective

Barcelona el día después del atentado 3
Albert Rivera declara a los medios congregados en Plaza Cataluña. | Foto: Andrea Daza / The Objective

En sus declaraciones a los medios, Albert Rivera habló de la convocatoria al Pacto Antiterrorista. “No estamos en guerra, pero tampoco estamos en paz”. No es un día para las críticas, pero se debe hacer un llamamiento a la unidad, agregó.

Mientras los políticos de partidos opuestos esperaban para dar sus declaraciones, algunas personas en el público expresaron demandas claras: “Un CNI europeo”, pidió José Manuel García de 74 años. “No puede ser que tengamos tres policías, la Nacional, la de Euskadi, la de Catalunya”. Albiol, del PP catalán le respondía a García que sí, que estaban en ello.

Ramón Ros, catalán de 67 años, por su parte replicaba que no, que el problema es de competencias, que Euskadi lo tenía mejor, que cómo era posible que la policía autonómica no pudiera acceder a los archivos de la nacional.

Pedro Sánchez intentaba mediar en la discusión mientras muchas personas en la multitud, parecían olvidar el motivo de la congregación e insistían en hacerse selfies con el máximo líder del PSOE.

En general todos los partidos fueron muy cautelosos con sus declaraciones, mientras que entre los asistentes reinaba la confusión, el ansia de reinvindicación y el reclamo a los políticos y a los cuerpos policiales.

Barcelona el día después del atentado 12
Grafitti: “Unidos somos fuertes. Todos somos Barcelona”. | Foto: Juan Medina / Reuters.

Continúa leyendo: Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona

Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona

Redacción TO

Tras las tres detenciones relacionadas con el atentado de Barcelona de este jueves, que ha causado la muerte de 13 personas, las autoridades buscan ahora a Moussa Oukabir, hermano de uno de los detenidos, Driss Oukabir, como presunto conductor de la furgoneta con la que se perpetró el ataque, según han informado fuentes policiales a la agencia Efe.

Moussa Oukabir, de 17 años, se encuentra fugado, y las autoridades lo consideran peligroso. Al parecer, tras cometer el atentado, el sospechoso abandonó el centro de Barcelona cubierto con una gorra y a la carrera.

Driss Oukabir, el hermano de Moussa, ha sido detenido en Ripoll, Gerona, en relación con el atentado. Sin embargo, Driss asegura que su hermano, menor de edad, le robó el pasaporte para poder alquilar dos furgonetas, una de las cuales fue utilizada para arrollar a cientos de personas en La Rambla de Barcelona.

Este es Moussa Oukabir, el principal sospechoso del atentado de Barcelona 1
Driss Oukabir, el hermano de Moussa, fue detenido en Ripoll. | Foto: AFP

Ahora los investigadores están tratando de determinar si Driss participó de algún modo en el terrible atentado o si fue realmente su hermano quién utilizó su documentación para alquilar las furgonetas e incriminarlo a él.

La cuenta de Facebook de Moussa Oukabir ha sido cerrada por la red social pocas horas después del atentado. En ella se podía observar que Moussa nació en Ibiza, que vive en Ripoll, donde se ha detenido a su hermano y que estudia en la Universidad de Barcelona, pero el único dato que ha podido ser comprobado es el de su lugar de residencia. Los dos hermanos están registrados como residentes en el consulado marroquí de Gerona.

Además, Moussa contaba con una cuenta en la red social Kiwi, una aplicación de preguntas y respuestas en la que se mostraba como @moussastreetboy. En una de las últimas informaciones, de hace dos años, un usuario le preguntaba: “En tu primer día como reina/rey absoluto del mundo, ¿qué harías?”, a lo que él contestó: “Matar a los infieles, solo dejar a los musulmanes que sigan la religión”, informa Efe.

Las primeras investigaciones sobre la autoría de los dos atentados de Barcelona y Cambrils apuntan a un grupo compuesto por 12 personas, cinco de las cuales fueron abatidas por la policía en un tiroteo en la localidad de Cambrils, y otros tres detenidos. Por tanto, además de al conductor de la furgoneta, supuestamente Moussa Oukabir, las fuerzas de seguridad buscan a otros tres sospechosos.

Continúa leyendo: Dolor, impotencia y rabia

Dolor, impotencia y rabia

José Antonio Montano

Foto: Stringer
Reuters

Dolor, impotencia y rabia. Por este orden. Y emoción y recuerdo.

Dolor nada más conocer la noticia. Me encontraba en mi casa de Málaga disfrutando de agosto, como las víctimas que paseaban por Las Ramblas de Barcelona. Me he enterado en uno de los vistazos a Twitter. La última vez que estuve en Barcelona me alojé cerca de donde ha salido la furgoneta, en un hotel de la calle Pelayo. El paseo por Las Ramblas lo iniciaba –como tantos barceloneses y turistas– en el lugar de los atropellos de hoy. No he necesitado ver las imágenes para imaginar el horror. La muerte en un lugar lleno de vida.

Impotencia por el atentado, por los crímenes. Ese mal segregado por el ser humano, que lo embadurna con religión e ideología: por lo que cuenta con cómplices, y con emisores de condenas con “pero”, y con equidistantes. Aquí lo hemos vivido hasta la náusea con el terrorismo etarra. Ahora lo vivimos con el terrorismo islamista. Asesinos con aparato retórico.

Rabia al ver lo que escribía Arnaldo Otegi (no he podido evitar asomarme): “Noticias muy preocupantes desde Barcelona. Prudencia y solidaridad con las víctimas de este ataque y con el conjunto de los Països Catalans”. El cómplice de tantísimos crímenes de ETA exhibiendo apestosamente una supuesta “preocupación”, y añadiendo el mojón nacionalista. Abyecto y repulsivo cinismo.

Emoción al leer lo que ha escrito Arcadi Espada en su blog de El Mundo: “Después de tantos años el kilómetro sentimental era esto. Ir tragando decenas y decenas de vídeos, mirando que no esté en ninguno tu hija, habitual por aquellos lugares, que salió por la mañana y ha tardado en responder al teléfono”. Y el recuerdo de que me pasó lo mismo el 11 de marzo de 2004 en Madrid: mi chica solía tomar temprano aquel tren de Atocha y también tardó demasiado en responder.

Y contra estos alivios íntimos se recorta el dolor (hay que volver al dolor) por los que no respondieron, por los que no han respondido esta tarde.

TOP