Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La verdad ácima

José Carlos Rodríguez

Donald Trump ha ganado las elecciones presidenciales, y eso exige una explicación. Es una tarea muy necesaria, y que exige un esfuerzo ímprobo, concienzudo e inteligente. Pero muchos no pueden o no quieren hacerlo, y todo su afán es encontrar el modo de mostrar que Trump no ha ganado limpiamente. Rusia es culpable, dicen. O Facebook es culpable por dar pábulo a una noticia falsa. Tender un puente entre este hecho minúsculo y el reparto entre 50 Estados de 128.824.246 votos exige tener ciertas cualidades intelectuales y morales que encajarían mejor en un episodio de Los Soprano.

De modo que hemos descubierto, con unos siglos de retraso, que mentir en los medios de comunicación es un problema. Bien está, si de este debate vamos a sacar algo en claro, sobre todo si ese algo es la verdad y su relato; el periodismo. Facebook es una red social en la que todo quisque comparte lo que se le antoja. Es un continente, un vehículo. La responsabilidad de echar basura y de consumirla es únicamente de sus usuarios. Pero los ojos se han puesto sobre la empresa de Zuckelberg, y ésta ha asumido, plena de satisfacción, su nuevo papel de prescriptor. Facebook asume la labor que tienen periodistas, medios de comunicación y lectores, que es la de elegir entre el grano, la paja y el estiércol.

El mal de las noticias falsas parte, no podía ser de otro modo, de que la verdad ha dejado de tener relevancia. Su lugar lo ha ocupado la ideología, y los medios han enseñado a oyentes y lectores a comulgar pan con levadura doctrinal. Muchos de ellos han llegado a identificar una noticia verdadera en la que refuerza su modo de pensar. Facebook no es la solución. Lo demuestra el hecho de que ha asumido la labor de publicar un nuevo Índice, digital. Y que para ello ha nombrado a unos censores, todos de su ideología pulcramente progresista. No es eso lo que necesitamos, sino recuperar el gusto por la verdad ácima.

Continua leyendo: La pareja de Tinder que se conoció un 'match' y tres años después en un plató de televisión

La pareja de Tinder que se conoció un 'match' y tres años después en un plató de televisión

Redacción TO

Foto: Tsering Topgyal
AP

A Josh Avsec y Michelle Arendas les ha salido muy barato su match en Tinder. Estos dos jóvenes estadounidenses comenzaron a hablar por la red social a finales de 2014 y han tardado tres años en conocerse, y lo han hecho en un plató de televisión en horario de máxima audiencia. Porque su historia no es la de una pareja de Tinder cualquiera.

Todo empezó con este tuit:

En la publicación, de principios de julio, el joven contaba: “Jajajaja el día que conozca a esta chica va a ser épico. Mirad las fechas de nuestros mensajes en Tinder”. Avsec adjuntaba dos imágenes con el mensaje. Tres años de relación reducidos a dos capturas de sus conversaciones, a ver quién puede decir lo mismo.

El 20 de septiembre de 2014, Josh saludó a Michelle. Esta tardó más de dos meses en responder con un “lo siento, mi teléfono murió”. Después de un par de mensajes seguidos de broma, la pareja empieza a espaciar sus contactos hasta casi un año. Entre medio se suceden las excusas típicas, que aquí, por fin, suenan ridículas: “Lo siento estaba en la ducha”, “Ey, acabo de ver tu mensaje, perdona estaba en clase”, “He tenido una semana complicada”, “Mis exámenes finales realmente me tienen muy atrapado” o “¡Ey, Josh! Quería contestarte rápidamente pero me he liado con el Día del Presidente. ¡Ya sabes cómo es!”.

El diálogo compuesto por solamente diez mensajes tiene más de 30.000 compartidos, 100.000 me gustas y 500 respuestas. Una de ellas fue la de la propia Michelle —de la que Josh ni siquiera sabía su apellido—: “Lo siento por tardar en contestar, pero necesitaba esperar un par de meses”. En ese momento, cientos de personas intervenían ya en la relación de la pareja pidiéndoles que, ¡por favor!, se conocieran de una vez.

En ese punto fue donde apareció, de nuevo, la celestina 2.0: Tinder. Los responsables de la aplicación les ofrecieron un viaje: “Es hora de que os conozcáis en la vida real. ¡Tenéis 24 horas para decidir en qué ciudad queréis que sea vuestra primera cita y os enviaramos allí!”.

La pareja, que habrá sido lenta, pero que ha demostrado que no tiene ni un pelo rubio de tonta, eligió Hawái. Y allí iban a encontrarse por primera vez, si no fuera porque la televisión americana vio el potencial publicitario que había traído la historia de los dos jóvenes, ambos estudiantes en Kent State University. Good Morning America les organizó su primer encuentro en horario de máxima audiencia. El vídeo en Facebook cuenta ya con más de tres millones de visitas. “Soy muy cabezona y no iba a ser yo la que arruinara una buena broma como esta”, contó Michelle.


Continua leyendo: Las otras ‘Juanas Rivas’ que también lucharon por defender a sus hijos

Las otras ‘Juanas Rivas’ que también lucharon por defender a sus hijos

María Hernández

Foto: Miguel Angel Molina
EFE

Las redes y una gran parte de la sociedad se han volcado desde este miércoles con Juana Rivas, una madre granadina que fue obligada por una jueza a entregar a sus hijos a su padre, condenado por maltrato en 2009. Este miércoles a las 16:30, Juana debía entregar a sus dos niños, de 3 y 11 años, a su padre, Francesco Arcuri, para que volvieran a Italia con él. No se presentó.

El ex marido se marchó tras esperar media hora en el punto de encuentro donde ni Juana ni sus hijos aparecieron.

Los vecinos de la localidad granadina de Macarena se han solidarizado con su Juana, poniendo en su casa y locales carteles que dicen “Juana está en mi casa”. Esta misma frase se ha convertido en hashtag y está siendo utilizada por los usuarios de redes sociales para mostrar su solidaridad con esta madre que lucha por evitar el sufrimiento de sus hijos.

Tanto su abogada, María Castillo, como la responsable del Centro de la Mujer de Macarena, Francisca Granados, aseguran que desconocen el paradero de Juana
Rivas, que el pasado martes adelantó que no entregaría los hijos a su padre en el día establecido.

Las otras ‘Juanas Rivas’ que también lucharon por defender a sus hijos 1
La directora del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados y la abogada de Juana Rivas, Maria Castillo durante su comparecencia antes los medios después de que Juana Rivas, no se haya presentado en el punto de recogida. | Foto: Miguel Ángel Molina/ EFE

El caso de Juana no es único. Muchas otras mujeres se han enfrentado a la justicia para mantener la custodia de sus hijos y evitar entregárselo a su padre, la mayoría de la veces, maltratadores como el de Juana Rivas.

Estas son solo algunas de las madres que luchan a diario por mantener a sus hijos seguros.

Susana Guerrero, seis años de lucha

Susana, una madre de Talavera de la Reina, en Toledo, tuvo que enfrentarse a la justicia durante más de seis años para evitar que le dieran la custodia de su hija a su padre, que había sido condenado por violencia de género y acusado de abusar de la niña.

La jueza Ana Belén Gómez Dorado decidió que la custodia de Nayara, la hija de Susana, debía ser del padre debido al incumplimiento del régimen de visitas por parte de la madre. Sin embargo, ella decidió esconder a Nayara después de esta sentencia y se negó a cumplirla para protegerla de los malos tratos y abusos de su progenitor. Susana aseguraba que mantener a Nayara en paradero desconocido era lo más seguro para ella.

En mayo de 2017, el Tribunal Supremo finalmente ratificó una sentencia de la Audiencia Provincial de Toledo que otorgaba la custodia de la niña a su madre, que permanecía escondida con su hija desde abril de 2016.

A pesar de la larga lucha, Susana asegura que esta decisión supuso “una batalla ganada” y que “ya no importan las persecuciones” que había sufrido durante años, dijo a Europa Press al conocer la decisión del Tribunal Supremo.

María Salmerón, condenada a prisión por defender a su hija

María Salmerón estuvo a punto de entrar en la cárcel por consentir que su hija de 12 años, que ahora tiene 16, se negara a ver a su padre, que había sido condenado por malos tratos. María fue condenada a seis meses de prisión por incumplir el régimen de custodia compartida impuesto por el juez.

Esta madre, que fue galardonada por el Gobierno por prestar su testimonio a la lucha colectiva contra el maltrato, logró finalmente un indulto y su pena de cárcel fue perdonada a cambio de trabajos sociales.

Las otras ‘Juanas Rivas’ que también lucharon por defender a sus hijos 3
Varios estudiantes se manifiestan contra la violencia de género. | Foto: Eloy Alonso/ Reuters

Sin embargo, el indulto no cerró el caso, pues la pareja aún tenía una batalla judicial que no podía resolverse hasta que la hija cumpliera 16 años y pudiera decidir con quién de los dos quería vivir.

María Salmerón llegó a acusar al padre de “torturas continuadas” a la niña, a pesar de que la querella no fue aceptada, y el padre le ganó en cuatro ocasiones en los juzgados en los casos por incumplimiento reiterado del régimen de visitas.

Ella asegura que su hija no quería irse con su padre y que hizo “lo que cualquier madre haría”.

María José Carrascosa, nueve años en la cárcel

Aunque en este caso no mediaron denuncias por los malos tratos, la lucha de María José Carrascosa por mantener la custodia de su hija, que en el momento de su divorcio tenía seis años, le costó pasar nueve años en la cárcel.

En 2005, en medio de un litigio con su exmarido por la custodia de su hija Victoria, María José, que vivía en Estados Unidos, se llevó a la niña a Valencia después de que un juzgado de esta ciudad le otorgara la custodia de Victoria.

Las otras ‘Juanas Rivas’ que también lucharon por defender a sus hijos 4
Todas estas madres solo buscan proteger a sus hijos. | Foto: Stephan Hochhaus/ Flickr

Sin embargo, un año más tarde, su exmarido, Peter Innes, la denunció ante la justicia de Estados Unidos por el secuestro de su hija. Ese mismo año, en un viaje de trabajo al país, las autoridades estadounidenses le retiraron el pasaporte y, a finales de año, fue detenida y condenada a 14 años de cárcel.

En 2015 acabaron los años de encarcelamiento de María José, que pudo regresar a España a ver a su hija de 15 años, que había pasado todos esos años con sus abuelos maternos.

El pacto de Estado contra la violencia de género

La subcomisión creada en el seno de la Comisión de Igualdad del Congreso para alcanzar un pacto de Estado contra la violencia de género aprobó este lunes por unanimidad 212 medidas con una dotación presupuestaria de 1.000 millones de euros en cinco años.

Uno de los puntos incluidos en estas medidas es la asistencia y protección de los menores. Entre las medidas adoptadas para garantizar su protección se encuentra la de permitir que la custodia compartida en ningún caso se imponga en casos de violencia de género. Además, también incluyen la prohibición de las visitas de los menores al padre en prisión y establecer el carácter imperativo de la suspensión del régimen de visitas en todos los casos en los que el menor haya presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia.

Continua leyendo: ¿Por qué te persiguen los mosquitos?

¿Por qué te persiguen los mosquitos?

Jorge Raya Pons

Foto: Jaime Saldarriaga
Reuters

Hace unas semanas se dio a conocer un estudio científico que despertó interés por pintoresco: la razón de por qué te pican los mosquitos más que a otras personas quizá se deba al olor que desprenden tus calcetines. El estudio, realizado por investigadores del London School of Hygiene and Tropical Medicine, trataba de averiguar si existían, además, factores genéticos que expliquen esta fijación. A falta de evidencias para sostener la hipótesis, comprobaron que el olor y el color de los calcetines marcaban la diferencia.

Francisco Collantes, profesor en Zoología de la Universidad de Murcia, comparte algunas de las conclusiones de esta investigación. A fin de cuentas, los mosquitos nos detectan por “el olor que desprendemos con la sudoración”, que a su vez está marcada por los compuestos químicos que producimos y por nuestra flora bacteriana.

Un ejemplar de mosquito tigre. | Foto: AP Photo

También les atrae el dióxido de carbono que expulsamos al respirar y al transpirar, les atrae la temperatura de nuestro cuerpo, son capaces de detectar formas. Todas estas cuestiones nos llevan a preguntarnos, de manera definitiva, qué nos convierte en el blanco de estos insectos. “Está siendo objeto de estudio”, dice Collantes, haciendo una pausa. “Recuerdo un estudio que lo vinculaba al grupo sanguíneo, pero tenía errores metodológicos. Ahora están viendo cuestiones relacionadas con el complejo principal de histocompatibilidad…”.

En otras palabras, los científicos han sido capaces de responder a la pregunta de qué despierta la atención de los mosquitos, pero no a por qué hay personas con más tendencia a sufrirlos que otras. El propio Collantes considera que esta podría ser una creencia popular, que esta condición no tiene por qué ser real.

“Si no hubiera importados, no habría riesgo”

“Una cosa es que te piquen y otra es que tú te des cuenta”, argumenta el científico. “Normalmente, si no lo ves, en el momento de picarte no lo sueles notar en el caso de los mosquitos normales, ya que dejan un poco de anestésico. Al cabo de un rato notas que te sale la reacción. Si al otro le sale y a ti no, ¿tu conclusión cuál es? A mí no me han picado. Cuando hablamos de por qué a unos les pica y a otro no hay que ver si te han picado. Y si es así, si han dejado reacción”.

Más allá de reacciones epidérmicas, la cuestión reside en el peligro potencial de sufrir las picaduras de mosquitos una vez se han diagnosticado casos importados. Esto es, personas que viajan o proceden de lugares donde están presentes enfermedades como el zika, el dengue o la chikunguña y entran en España infectados. Se produce lo que los expertos denominan riesgo epidemológico: si un mosquito picara a este paciente y luego lo hiciera a una persona sana, esta podría contagiarse. “Si no hubiera importados, no habría riesgo”, dice Collantes.

Larvas de mosquito tigre, criadas en el agua. | Foto: Wilfredo Lee/AP Photo

Hay mosquitos especialmente peligrosos, y el mosquito tigre es uno de ellos, muy presente en todo el litoral mediterráneo. Por ello, el profesor remarca la importancia de la prevención para evitar que se produzcan no solo picaduras, sino también epidemias. Esto es posible “sobre todo” con “el control de los focos larvarios”. Esta clase de insecto busca las aguas estancadas, ya sea en los maceteros o en el cuenco del gato, para formar criaderos. Estos, en apenas siete días -todo depende de la temperatura-, se convierten en verdadero nidos de mosquitos. Por tanto, resume, “lo más eficaz para que no te piquen es evitar criarlos, porque el mosquito tigre no es de grandes desplazamientos”.

Así, más allá de las trampas específicas, que son caras, de los repelentes o de las mangas largas, lo que mejor funciona es la higiene y la concienciación. “Esta no es una cosa de las que más cala”, dice Collantes, que lamenta que los medios de comunicación y las autoridades no informen lo suficiente al respecto. “Estas medidas no se pueden aplicar si el usuario no las conoce”.

Continua leyendo: La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

Redacción TO

Foto: Mike Blake
Reuters

Donald Trump ha anunciado inesperadamente y a través de su cuenta personal de Twitter que el Ejército de Estados Unidos ya no aceptará a personas transgénero. En tres tuits, Trump ha explicado que los “tremendos costes médicos” y los “trastornos que los transgénero pueden crear en el ejército” han sido los puntos que han derivado en esta decisión. El presidente ha justificado que los militares “deben estar concentrados en la decisiva y aplastante victoria”, por lo que “no pueden cargar” con los gastos que los tratamientos médicos podrían generar. El revuelo en la red ha sido comparable a sus vetos a musulmanes de hace unos meses.

Chelsea Manning ha sido, como era de esperar, una de las personalidades en contestar al veto del presidente. Manning, exsoldado estadounidense que filtró unos documentos clasificados a WikiLeaks, y que en 2013 reveló su identidad como mujer transgénero, ha dudado del argumento económico que Trump ha esgrimido en sus serie de tuits.

Pero no ha sido la única, y es que la red ha ardido en cuestión de minutos gracias a esta decisión tránsfoba. Algunos con humor, otros más en serio, pero una amplia mayoría se ha posicionado totalmente en contra de esta controvertida medida “ahorradora”.

“Todo americano patriótico que esté capacitado para servir en nuestro ejército debe ser capaz de servir.”

“Después de consultar con cualquier persona que piensa, los chicos con peluquines malos no podrán fingir ser presidentes. Gracias.”

“Este es Freddie Mercury vestido de Superman y si estuviera vivo te daría una patada en el culo.”

“Eres increíble. Tomar decisiones políticas importantes en Twitter. También va en contra de los valores estadounidenses. Igualdad para todos. Los militares están de acuerdo.”

“¿Sabes lo que es una persona transgénero?”

“¿Interrupción tremenda? ¿Cuántas personas en las fuerzas armadas están pidiendo cambiar de sexo? ¿Precisamente?”

“‘Gays Por Trump’ ¿Dónde estáis? ¡Mirad a quién apoyasteis!”

“Eres una desgracia para esta presidencia. Lo digo con gratitud y respeto por los veteranos transgénero que he tenido el honor de conocer.”

“Esta es la realidad: los estadounidenses transgénero ya están sirviendo de uniforme, con honor y eficacia.”

“Crecí en un ejército con personas LGTB sirviendo en la sombra. No podemos dejar que Donald Trump retrase el reloj para nuestros soldados valientes y trans.

La gente está calificando esto de promesa rota, pero creo que es probable que Donald Trump no tenga ni idea de lo que significa el “T” en LGTB.

TOP