Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La verdad ácima

José Carlos Rodríguez

Donald Trump ha ganado las elecciones presidenciales, y eso exige una explicación. Es una tarea muy necesaria, y que exige un esfuerzo ímprobo, concienzudo e inteligente. Pero muchos no pueden o no quieren hacerlo, y todo su afán es encontrar el modo de mostrar que Trump no ha ganado limpiamente. Rusia es culpable, dicen. O Facebook es culpable por dar pábulo a una noticia falsa. Tender un puente entre este hecho minúsculo y el reparto entre 50 Estados de 128.824.246 votos exige tener ciertas cualidades intelectuales y morales que encajarían mejor en un episodio de Los Soprano.

De modo que hemos descubierto, con unos siglos de retraso, que mentir en los medios de comunicación es un problema. Bien está, si de este debate vamos a sacar algo en claro, sobre todo si ese algo es la verdad y su relato; el periodismo. Facebook es una red social en la que todo quisque comparte lo que se le antoja. Es un continente, un vehículo. La responsabilidad de echar basura y de consumirla es únicamente de sus usuarios. Pero los ojos se han puesto sobre la empresa de Zuckelberg, y ésta ha asumido, plena de satisfacción, su nuevo papel de prescriptor. Facebook asume la labor que tienen periodistas, medios de comunicación y lectores, que es la de elegir entre el grano, la paja y el estiércol.

El mal de las noticias falsas parte, no podía ser de otro modo, de que la verdad ha dejado de tener relevancia. Su lugar lo ha ocupado la ideología, y los medios han enseñado a oyentes y lectores a comulgar pan con levadura doctrinal. Muchos de ellos han llegado a identificar una noticia verdadera en la que refuerza su modo de pensar. Facebook no es la solución. Lo demuestra el hecho de que ha asumido la labor de publicar un nuevo Índice, digital. Y que para ello ha nombrado a unos censores, todos de su ideología pulcramente progresista. No es eso lo que necesitamos, sino recuperar el gusto por la verdad ácima.

Los detalles de la aeronave más grande del mundo que construye el cofundador de Google

Redacción TO

Foto: Eric Risberg
AP Foto

Uno de los pesos pesados de Silicon Valley quiere volar, y ya está trabajando en ello. El cofundador de Google, Sergey Brin, está construyendo la aeronave más grande del mundo pero no quiere dar ni un solo detalle del proyecto, aunque ya se han filtrados algunos datos.

Varias fuentes, que prefieren no dar su nombre por los acuerdos de confidencialidad firmados con Brin, aseguran que “va a ser masiva a gran escala” y que puede que tenga alrededor de 200 metros de largo, según cita el diario británico The Guardian. Esto lo convertiría en el aparato más grande del mundo en estos momentos pero no de la historia de la aviación, ya que no superaría al épico Hindenburg Zeppelin de la década de 1930, que medía 245 metros.

El cofundador de Google trabaja en el avión más grande del mundo y ya conocemos los detalles 3
Aún no se ha superado, al menos en longitud, el dirigible alemán Hindenburg. | Foto: AP Photos

Sergey Brin está construyendo esta nave, financiado por él mismo, en un aeródromo de la NASA lejos de los ojos del público. Parece que el multimillonario busca un gran medio de transporte para entregar comida y todo tipo de suministros a misiones humanitarias en lugares remotos, pero al mismo tiempo, quiere aprovechar su inversión para cruzar continentes y disfrutar en una nave de lujo. De acuerdo con una de las personas que ofrece los datos, esta aeronave le podría costar al cofundador de Google entre 100 y 150 millones de dólares.

Uno de los diseñadores que estuvo involucrado en las primeras etapas del proyecto fue Igor Pasternak quien asegura que los dirigibles podrían revolucionar el mercado global y de ahí que Sergey Brin esté trabajando en ello. “Sergey es bastante innovador y siempre está mirando hacia el futuro”. “Los camiones necesitan carreteras, los trenes necesitan vías, y los aviones, aeropuertos. Sin embargo, los dirigibles pueden entregar desde el punto A hasta el punto Z sin detenerse en el medio”.

Quienes saben de estas cosas insisten en que este tipo de aparatos tienen un problema con la flotabilidad, por eso el cofundador de Google trabaja en una alternativa: utilizará un sistema de vejigas de gas internas para controlar la flotabilidad de la nave, lo que le permitirá descargar casi en cualquier parte del mundo.

El cofundador de Google trabaja en el avión más grande del mundo y ya conocemos los detalles 2
La compañía Worldwide Aeros Corp. prevé construir 22 aeronaves de este tipo para 2020.| Foto: Jae C. Hong / AP Photo

Sergey Brin siempre ha sido un apasionado de la aviación. En 2014, se puso en contacto con Alan Weston, un ingeniero aeroespacial que ha dirigido diversos programas de la NASA, para pedirle que investigara la tecnología necesaria para construir el dirigible más grande y más rápido del mundo. “Weston investigó por todo el mundo buscando quién tenía las mejores ideas y la mejor tecnología”, dijo una fuente. “Incluso fue a Alemania y habló con la gente de Zeppelin, pero se dio cuenta de que Igor tenía las mejores ideas”.

Quizás pase un tiempo hasta que podamos saber con certeza todos los secretos del dirigible de Brin, aunque cuando se lleve a cabo la primera prueba, el cofundador de Google podrá hacer poco por ocultar el que será, si todo va bien, la mayor nave del mundo.

¿Le irá mejor que al llamado “culo volador”?

El año pasado, en agosto concretamente, el Airlander 10, la nave más grande del mundo hasta el momento (92 metros de largo), dio un paseo de 20 minutos por el cielo del Reino Unido en su presentación oficial. Pasados unos días, el “culo volador”, llamado así por lo que algunos consideran una oda a las nalgas humanas, se estrelló, aunque lentamente, contra un poste telefónico que provocó destrozos la cabina.

El portavoz de Hybrid Air Vehicles, la empresa que construyó este híbrido (mitad helicóptero, mitad avión) que costó 28 millones de euros, dijo que tuvieron problemas con el aterrizaje y que, por suerte, toda la tripulación salió ilesa.

En teoría, el Airlander 10 tiene capacidad para permanecer en el aire durante cinco días seguidos en vuelos tripulados y fue diseñado para ser utilizado en tareas de vigilancia, entrega de ayuda a lugares de difícil acceso, comunicaciones y también en el transporte de pasajeros.

El cofundador de Google trabaja en el avión más grande del mundo y ya conocemos los detalles
Este dirigible fue probado en pruebas oficiales en agosto de 2016. Foto: Darren Staples / Reuters Archivo

Hace tan solo unos días, esta aeronave pasó su última prueba y estuvo 180 minutos en el aire; todo parece indicar que ha dejado sus problemas atrás. Según anuncian sus fabricantes, el dirigible más grande del mundo (al menos hasta que llegue el de Sergey Brin) se acerca poco a poco a la posibilidad de llevar a cabo vuelos comerciales.

Facebook va a la conquista de la televisión

Redacción TO

Foto: Stephen Lam
Reuters/File

Facebook no quiere perder el tren de convertirse en el mayor gigante tecnológico del mundo. Para ello debe superar una asignatura pendiente que tiene su plataforma: los vídeos en streaming de contenido propio. Mark Zuckerberg tiene planeado lanzar una serie de programas en streaming a través del timeline, para que no tengamos que abandonar Facebook si queremos ver un programa televisivo o una serie, según publicó Business Insider a principios de este mes. Facebook pretende así retener a su público más joven, aquellos nativos digitales que han sustituido la televisión por los contenidos online, capturando parte de la inversión publicitaria destinada tradicionalmente a televisión.

Facebook y la conquista del espectro digital
Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, en Perú. | Foto: Mariana Bazo / Reuters File

El objetivo es claro: sumarse al carro del éxito que han cosechado plataformas online como YouTube, Netflix o Amazon. Para lograrlo, Facebook va a lanzar una docena de programas, algunos de producción propia, diferenciados en dos categorías. Por un lado, programas de alta factura y de larga duración y, por otro, producciones más económicas de unos 10 minutos, actualizadas cada 24 horas.

Zuckerberg cuenta como director de estrategia con Ricky Van Veen, cofundador de la web CollegeHumor, un portal que se encarga de recopilar las cosas más graciosas que se ven por Internet y que ha ido ganando tráfico entre los usuarios a lo largo de los años. Van Veen fue contratado por Facebook el pasado diciembre.

Por lo pronto, Facebook ha dado ya luz verde a un show de citas que producirá Condé Nast Entertainment, en el que los participantes se conocerán a través de la realidad virtual, antes de reunirse personalmente. La compañía confirmó este mes que estaba inmersa en un proyecto audiovisual con Facebook, sin aportar más detalles.

Facebook está analizando también la posibilidad de incluir deportes en sus contenidos y, por lo que se sabe, la compañía ya ha contactado con la Major League of Baseball. “El deporte es probablemente algo que querremos probar en algún momento”, afirma Zuckerberg.

El partido se juega en los anuncios

Con esta nueva incursión audiovisual, Facebook se va a enfrentar directamente con las compañías que han ido apostando por los contenidos audiovisuales en streaming. YouTube ya anunció a finales del mes pasado su intención de financiar programas originales protagonizados por estrellas de la talla de Ellen DeGeneres, Kevin Hart o Katy Perry. Estos shows tendrán anuncios publicitarios para financiar la producción y que, cualquiera con acceso a Internet, pueda verlos sin que tengan que acceder al servicio de suscripción de 10 dólares mensuales.

“Hace cinco años, el 85% de todas las series originales fueron apoyadas por anuncios”, ha destacado Robert Kyncl, jefe de negocios de YouTube en un evento celebrado en abril sobre la estrategia de la compañía. “Este año, ese número se ha reducido a poco más de dos tercios y, con mucho más contenido, llegando a los servicios de suscripción. Ese cambio se está acelerando, por lo que vemos estos programas como una forma de asociarnos con los anunciantes para resistir a esa tendencia”.

Facebook y la conquista del espectro digital 1
De izquierda a derecha: Chris Milk, CEO de Vrse; Mike Woodman, CEO de GoPro y Robert Kyncl, director de estrategia de Youtube. | Foto: Steve Marcus / Reuters File.

En esta línea también se mueve Facebook. La red social pretende monetizar los programas originales que produzca a través de los anuncios difundidos en el mismo vídeo, según ha asegurado Business Insider. Facebook ya lanzó el mes pasado una aplicación de vídeo para Apple TV y otros decodificadores.

“El objetivo es crear un contenido que ayude a la gente a aprender que la pestaña de vídeo es un gran destino donde pueden explorar y venir a Facebook con la intención de ver los videos que quieren”, dijo Zuckerberg durante la última reunión de Facebook con los accionistas. “El objetivo a largo plazo es crear un modelo de participación en los ingresos, una vez que se haya acumulado toda la economía alrededor del vídeo en Facebook”.

La fecha de lanzamiento de esta “nueva televisión” es mediados de junio. A partir de ese momento Netflix, YouTube, HBO Go, Amazon Prime y otras plataformas de streaming se encontrarán con un rival con posibilidades financieras prácticamente infinitas.

Los 'millennials', la nueva e imprescindible cara de las protestas en Venezuela

Cecilia de la Serna

Foto: Carlos Garcia Rawlins
Reuters

Los jóvenes suelen ser protagonistas en los grandes movimientos sociales, como en los últimos años hemos podido presenciar en acontecimientos como la Primavera Árabe o el 15-M español. Ya en 2002, en Venezuela, muchos universitarios se levantaron contra el entonces presidente Hugo Chávez. No obstante, hace 15 años esos jóvenes aún formaban parte de una generación que había conocido la Venezuela pre chavista. Hoy, los rostros más frescos pertenecen a los millennials, que han crecido bajo la revolución que desde 1999 rige el país latinoamericano.

Los millennials y post-millennials, también denominados ‘Generación Z’, jóvenes nacidos durante la era del chavismo -y que por lo tanto no han conocido otra cosa-, adoptan un papel principal en esta nueva oleada de protestas, provocadas por una importante crisis política y socioeconómica, y que desde hace dos meses se han saldado con más de 60 víctimas mortales. Muchas de ellas eran personas de corta edad. Soñadores con un futuro mejor, o hastiados con la situación que vive su país, que luchaban por lo poco que les quedaba por perder.

Un cambio de parecer generalizado

Johan es un joven de 22 años que acude a las protestas que invaden Caracas desde hace semanas con su hijo de 2 años. Johan, como muchos otros, fue un fuerte defensor del presidente Chávez, e incluso luce un tatuaje en el brazo con la firma del mandatario chavista. A su juicio, “el camino se desvió”, por eso protesta. “Estoy aquí por mi derecho al voto, ya debería haber elecciones. Estoy aquí por mi derecho al trabajo, estoy aquí por mi país y por mi hijo”, puntualiza a la agencia EFE, indicando que ahora “hay guerreros del barrio, hay guerreros de clase media, hay guerreros de todo tipo” porque “la lucha es por un solo país”.

La fuerza opositora en Venezuela no entiende de edades. | Foto: Carlos Garcia Rawlins / Reuters
La fuerza opositora en Venezuela no entiende de edades. | Foto: Carlos Garcia Rawlins / Reuters

Johan no es el único decepcionado, sino que es uno de tantos a los que vendieron el sueño bolivariano como una ruta hacia la libertad y la cohesión social, como una utopía con visos a la igualdad entre todos los venezolanos. Forma parte de esa generación de hijos del chavismo, hijos de un movimiento que convenció rápidamente a una mayoría importante del pueblo de Venezuela. Ahora que ese movimiento se revela caduco y fallido, los que defendían las ideas del fallecido Hugo Chávez, apoyando sus esperanzas en él, cambian de parecer y se levantan ahora contra quien consideran un tirano, Nicolás Maduro.

Jóvenes con un porvenir incierto

Para el presidente del Comité de Alianza Social de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria, “los jóvenes son fundamentales para construir una sociedad sana, tanto en el entorno de hoy, como en el porvenir”. En un marco como el actual, con el drama de la muerte mezclado con el fervor de la lucha, que los jóvenes se pongan en cabeza es fundamental. Ellos deben construir un futuro incierto.

Los más jóvenes toman parte activa en las protestas en Venezuela. | Foto: Nelson Ovalles / El Estímulo
Los más jóvenes toman parte activa en las protestas en Venezuela. | Foto: Nelson Ovalles / El Estímulo

Según un estudio del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), en las protestas que vive el país hay “un protagonismo de una generación de activistas millennials, que tiene como referentes la cultura digital, los videojuegos, los cómics, las series de televisión y las películas, así como referentes sociales más recientes como la Primavera Árabe”. Además, estos jóvenes también se inspiran en la Euromaidán, la revolución en Ucrania que en su clímax derrocó al presidente electo Víktor Yanukóvich.

Un 23% de los millennials venezolanos no trabaja ni estudia, y un 44% no termina siquiera bachillerato

El propio porvenir de los millennials es el que está en juego, y tomar las riendas de su futuro se revela imprescindible. Según la ONG venezolana RedSoc, un 23% de los millennials del país latinoamericano no trabaja ni estudia, y un 44% no termina siquiera bachillerato. Otros tantos han huido de Venezuela, buscando allende un futuro más prometedor. Los que están fuera son conscientes también de la desesperación que vive estos días su país, cuyas noticias copan portadas e informativos en el extranjero.

Los adolescentes también alzan su voz en las protestas en Caracas. | Foto: EMILY AVENDAÑO / El Estímulo
Los adolescentes también alzan su voz en las protestas en Caracas. | Foto: EMILY AVENDAÑO / El Estímulo

Cabe destacar que gran parte de la masa de multinacionales que operaban antaño en Venezuela, como Microsoft, el grupo Ford, la petrolera Royal Dutch/Shell o Coca-Cola, entre otras, ha abandonado el país, dejando huérfanas las esperanzas de trabajo para miles de jóvenes.

Internet como agente del cambio

El acceso a Internet en Venezuela es pésimo. Lo denuncian diversas ONGs, entre ellas las 15 que a mediados del pasado año pusieron énfasis en la “grave crisis” del sector de las tecnologías de información y comunicación en el país latinoamericano, y lo viven a diario los venezolanos para los que conectarse supone un auténtico calvario. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), un organismo dependiente de Naciones Unidas, remarcó ya en 2015 que Venezuela estaba entre los últimos países en velocidad de descarga del continente, junto con Bolivia y Perú. La situación no ha hecho más que empeorar, y no parece una casualidad. Los medios de comunicación digitales, así como las redes sociales, se han convertido en el único canal fiable para entender lo que ocurre en el país, donde los medios oficiales no informan de las protestas.

La red es la última oportunidad en Venezuela para no perderse en un mar de desinformación

Los medios digitales venezolanos los encabezan hoy en día reputados periodistas, como es el caso de La Patilla, El Estímulo, Runrunes y Efecto Cocuyo, entre otros, mientras que los medios oficialistas han caído en el descrédito para la mayoría de la población. El gobierno de Maduro, en su afán de controlar la información, ha cerrado y comprado medios, ha encarcelado y amenazado a periodistas, y ahora -según denuncian los opositores- quiere bloquear el acceso a otras formas de información, aquellas que residen en la red. A pesar de las dificultades de conexión a las que se enfrentan los venezolanos, día tras día acuden a la red para conocer el estado de las manifestaciones, las detenciones, o las víctimas de las protestas. Es su última oportunidad para no perderse en un mar de desinformación.

Las redes sociales se han inundado de imágenes de las protestas en Venezuela. | Foto: Marco Bello / Reuters
Las redes sociales se han inundado de imágenes de las protestas en Venezuela. | Foto: Marco Bello / Reuters

A través de redes como Twitter, los opositores convocan las marchas, y además difunden las imágenes más crudas de la represión. En algunas ocasiones, los internautas venezolanos tienen que acudir a la imaginación y a la trampa para eludir los métodos represores y censores del gobierno de Maduro. En la oleada de protestas de 2014, los usuarios recurrieron a TunnelBear, una VPN, para evitar el bloqueo del gobierno sobre algunas webs y servicios -como las fotos de Twitter-. Las aplicaciones VPN (red privada virtual) permiten a sus usuarios conectarse a Internet como si estuvieran en otro país, de manera que pueden acceder a contenidos que están bloqueados en su propio país. Finalmente, el gobierno bloqueó también TunnelBear para evitar que los internautas lo utilizaran para librar la censura.

Los esfuerzos censores del gobierno, o la pésima calidad de la conexión, no son obstáculos insalvables. La generación más joven es consciente de ello y participa incansablemente de la conversación en redes. Incluso se convierte en el reportero de campo, en el periodista inesperado. Es el caso de decenas de jóvenes que convierten sus redes personales en agencias improvisadas de noticias. Por ejemplo, Salvador Benasayag H, un joven periodista de 22 años que desde su cuenta personal de Twitter mantiene una cobertura muy ágil que ha logrado el seguimiento de más de 4.000 personas.

Las redes también tienen su lado oscuro. En este caso, las noticias falsas y la desinformación corren con facilidad en un clima de caos informativo. Por eso es importante saber a quién seguir y qué leer para no perder el hilo.

12.000 jóvenes perdieron la vida en 2016, y el 77% quiere emigrar

Ante los obstáculos que presentan esta desinformación y la manipulación -las autoridades siguen afirmando que la violencia la provocan los manifestantes-, los jóvenes no cesan en su empeño de emprender una lucha que se adivina imparable si la represión del gobierno no logra lo que desea, que es acallar las voces a base de balazos y bombas lacrimógenas.

Los opositores más jóvenes se enfrentan con constancia a la represión de las marchas. | Foto: Marco Bello / Reuters
Los opositores más jóvenes se enfrentan con constancia a la represión de las marchas. | Foto: Marco Bello / Reuters

La disyuntiva de una generación

El drama en Venezuela trasciende la actual oleada de protestas. 21.752 personas fallecieron en 2016, según cifras ofrecidas por la Fiscalía General, de las cuales más de 12.000 eran jóvenes. Por otro lado, según resultados de una encuesta de la firma Datos, el 77% de los jóvenes de entre 18 y 21 años quiere emigrar. Otros muchos se han marchado ya. El hambre, la falta de medicamentos, la delincuencia generalizada o la violencia extrema hacen que el país sea insufrible. Ahora los millennials y post-millennials venezolanos están ante la disyuntiva de ser una generación perdida o seguir luchando hasta encabezar una nueva era. Save

Snapchat presenta las 'custom stories' en su lucha contra Facebook

Redacción TO

Foto: Eric Thayer
Reuters/Archivo

Snapchat está dispuesto a seguir luchando en su batalla contra Facebook. Si hace algunas semanas la compañía de Evan Spiegel lanzaba sus ‘snap infinitos’ (para que tus amigos vean una foto instantánea, ‘snap’, por el tiempo que quieran), ahora, la app de mensajería presenta los ‘custom stories’. Puede que Mark Zuckerberg ya esté tomando nota para mover ficha y copiar, sin disimulo, estas novedades.

De cualquier modo, usando el ‘custom stories’ los usuarios podrán crear y compartir historias en colaboración con los amigos que ellos mismos elijan, y estos amigos, a su vez, podrán añadir sus aportaciones a las ‘stories’ grupales. En resumen: quienes usen esta nueva funcionalidad podrán elegir quién ve las ‘custom stories’ y quién podrá contribuir a la generación de contenido de esa historia.

Además, los usuarios también podrán utilizar el llamado ‘geofencing’ para que estas ‘customs stories’ lleguen a los amigos que se encuentren en una zona geográfica determinada. Así, parece que las novedades que trae Sanapchat servirán para interactuar más entre amigos y generar más contenidos comunes.

Estas nuevas ‘stories’ desaparecerán cuando decida la persona que las generó en primer lugar, o cuando, en un plazo de 24 horas, ninguno de los participantes haya añadido algo nuevo.

La compañía de Evan Spiegel lucha por su supervivencia ante el monopolio y poderío de Facebook.

Snapchat mueve ficha por su supervivencia. | Foto: Lucy Nicholson / Reuters Archivo
Snapchat mueve ficha por su supervivencia. | Foto: Lucy Nicholson / Reuters Archivo

Save

TOP