Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El miedo, las mentiras y la promiscuidad de la mentira

Joseba Louzao

Timothy McVeigh asesinó a 168 personas con un camión repleto de explosivos estacionado frente a un edificio federal en Oklahoma City en 1995. El terrorista, un antiguo miembro de las fuerzas armadas estadounidenses, había alimentado su odio hacia el sistema con propaganda conspirativa y supremacista blanca. Hubo un antes y después de aquel atentado, el más mortífero en territorio norteamericano hasta el 11S. Fue entonces cuando muchos de los principales responsables de publicaciones conspiranoicas se sintieron señalados por la opinión pública. Sus trabajos fusionaban conjuras sobre el asesinato de Kennedy y las operaciones encubiertas de la CIA con abducciones alienígenas, confabulaciones masónicas o diatribas negacionistas. No nos puede extrañar que algunos comenzaran a hablar de la existencia de la “parapolítica” o de la “política profunda” para defenderse. En el fondo, como señaló un sincero editor de un popular fanzine: “todos podemos estar locos, pero no somos los mismos locos”.

Desde entonces muchas cosas han cambiado. En primer lugar, ya no tienen que esconderse. Aquellas mentes conspiranoicas, que se encontraban en los márgenes de la sociedad, hoy están en el centro. Son mainstream y utilizan las redes sociales para expandir sus historias con facilidad. La llegada de Steve Bannon a la Casa Blanca como consejero áulico del presidente Trump es un evidencia más de que los teóricos de la conspiración han llegado demasiado lejos. Y es que el perfil de Bannon ha crecido dentro de una publicación digital como Breitbart News, una revoltijo virtual que replica muchas de las historias que antes sólo tenían cabida en boletines sostenidos por lobos solitarios. En demasiadas ocasiones, las calumnias difundidas allí desparraman teorías conspirativas contra el partido demócrata, los judíos o los musulmanes.

No es la primera vez, ni será la última. La cultura de la conspiración se cuela constantemente entre los pliegues de la realidad. En nuestra época, se trata de un fenómeno transversal, azuzado por la globalización, que destaca por su promiscuidad a la hora de crear un hipertexto que genera y favorece conexiones, incluso, entre universos ideológicos opuestos. El consumo de este tipo de teorías favorece su transformación, multiplicación y reinterpretación. Son historias persuasivas emocional y simbólicamente que se alimentan del miedo. De hecho, para Bannon y sus correligionarios el temor debe alimentar los discursos populistas. Las democracias liberales aún no han sido capaces de aplacar estos mecanismos sediciosos, aunque están resistiendo los embates mucho mejor de lo que creen enemigos y agoreros. Eso sí, éstas tampoco son perennes. La política sigue importando y es nuestra obligación repensar las instituciones demoliberales de manera eficiente y creíble. Podríamos comenzar tomándonos en serio las consecuencias éticas de la mentira.

Continua leyendo: El artista que cubre tatuajes gratis para acabar con el racismo

El artista que cubre tatuajes gratis para acabar con el racismo

Redacción TO

Foto: Southside Tattoo Parlour

Muchos han aprendido a vivir con un tatuaje que no quieren en su cuerpo. Ya sea porque ya no se corresponde con la persona que eres ahora o porque te lo hiciste un día de fiesta por Ibiza y ahora te arrepientes. Redibujar la tinta del tatuaje es una opción si crees que la eliminación por láser es cara, como demuestra el artista Dave Cutlip, que ha llegado aún más lejos en su estudio de Baltimore: ayudar a las personas con tatuajes racistas a deshacerse ellos gratuitamente”.

Para algunos de los clientes de Cutlip, los tatuajes fueron un símbolo de supervivencia, cuando llevar una esvástica o una bandera confederada significaba la diferencia entre la vida y la muerte. “Todo empezó cuando una persona me llamó para ver si podía redibujarle unos tatuajes que se había hecho cuando estaba en una banda callejera”, explica Cutlip a la revista digital Good, “Podía ver el daño que se le había hecho a esa persona, pero sinceramente, no quería ayudarle”.

Normalmente, cubrir un tatuaje por otro es una labor tediosa y, sobre todo, bastante cara. Después de hablar con aquel hombre durante 45 minutos Cutlip entendió la razón detrás de esos tatuajes, y al terminar la conversación, el tatuador y su pareja decidieron que podían ayudar a gente así. El resultado fue un crowfunding viral que recaudó lo suficiente, unos 21.000 dólares, para permitir a Culpit la cobertura de 15 tatuajes.

El estudio que cubre tatuajes racistas gratis

Al principio todo comenzó con pequeñas donaciones para agujas y papel, pero finalmente la campaña despegó y ahora espera poder ingresar 60.000 dólares con los que piensa ayudar a financiar sus servicios.

El estudio que cubre tatuajes racistas gratis 2

Una sesión de láser, que eliminaría por completo todo rastro de tinta del cuerpo, cuesta alrededor de 500 dólares la sesión y se necesitan entre cinco y siete. Cubrir el tatuaje puede costar entre 1.000 y 2.000 dólares dependiendo del tamaño. Cutlip argumenta que su manera de hacer las cosas no tiene nada que ver con el dinero, si no que él se compromete a ayudar a aquellas personas que ya se han comprometido con el cambio.

El estudio que cubre tatuajes racistas gratis 1

“Los medios de comunicación me han preguntando cuál es el tatuaje más memorable con el que he trabajado”, dice Cutlip. “Pero para ser sincero, todos han sido memorables. Todas estas personas, no creo que fueran racistas para empezar. Creo que hicieron lo que tuvieron que hacer para sobrevivir en el lugar que estaban en ese momento de su vida”.

El estudio que cubre tatuajes racistas gratis 3

Continua leyendo: Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica

Redacción TO

Foto: Cliff Owen
AP

Esta es una historia de mujeres imparables. La de seis niñas afganas, amantes de la robótica, que batieron todos los prejuicios y limitaciones para lograr su meta: participar en el First Global Challenge, una competición tecnológica para estudiantes de todo el mundo, que se celebra en Washington D.C. Después de que las autoridades estadounidenses rechazaran en dos ocasiones su visa para poder entrar al país, el equipo ha quedado en segundo lugar en la competición. Los jueces del concurso las han premiado por su “valiente logro” y por su “actitud de puedes lograrlo”, según informa Al Jazeera. El robot que construyeron con materiales domésticos va a volver a Afganistán con una medalla de plata colgada.

Porque esta es también la historia de la lucha por un sueño. El sueño por el que seis niñas lucharon contra las tradiciones de un país que discrimina a las mujeres. Formaron un equipo para construir robots en una región que lleva años azotada por la guerra. Recorrieron los 500 kilómetros que separaban su ciudad de Kabul para conseguir la visa que les permitiera entrar en Estados Unidos y fueron rechazadas. Pero volvieron. Porque 500 kilómetros no iban a poder con ese sueño imparable.

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica 1
Una de las integrantes del equipo de Afganistán revisa el funcionamiento de su robot. | Foto: Kawsar Rashan/AP

La segunda vez que su solicitud fue rechazada, más de 150 adolescentes de todo el mundo habían recibido luz verde para entrar en el país y competir. El motivo del rechazo no fue hecho público. Aunque Afganistán no está incluido en la lista de países a los que Estados Unidos ha impuesto un veto migratorio (Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen), sí es sometido a controles extremos.

“No somos un grupo terrorista”

La desilusión de las niñas por no poder viajar al concurso dio la vuelta al mundo. “Cuando oímos que éramos rechazadas, perdimos la esperanza”, dijo a Associated Press Sumaya Farooqui, de 14 años. “No somos un grupo terrorista que vaya a América y asuste a la gente“, contó Fatima Qadiryan, de 14 años.

La reacción de los expertos no se hizo esperar. “Esto es una desilusión tremenda, son unas muchachas extraordinariamente valientes”, dijo el presidente del concurso, el excongresista demócrata Joe Sestak, según recogieron los medios.

Finalmente, una semana antes de que empezara la competición, el equipo consiguió una excepción bajo el pretexto de “Importante beneficio público”, después de la intervención de última hora del presidente Donald Trump. “Mi sueño es construir robots. Solo queríamos demostrar al mundo nuestro talento, para que supieran que las chicas afganas también tenemos capacidades“, señaló Qadiryan. Y vaya sí las tenían.

Chicas al poder

De los 830 adolescentes que han participado en esta competición tecnológica, solo 209 eran chicas. Sin embargo, el 60% de los equipos que participaron fue fundado, liderado u organizado por mujeres.

En total, había seis equipos formados exclusivamente por mujeres: Estados Unidos, Gana, Jordania, los territorios Palestinos y la isla del Pacífico Vanuatu. “Es muy díficil para nosotras porque todo el mundo piensa que construir robots es solo para chicos“, dijo a Al Jazeera Samira Bader, de 16 años, del equipo de Jornadia. La joven añadió que buscaban demostrar que las chicas también podían hacerlo.

Las niñas afganas que no podían entrar en EEUU ganan un concurso de robótica
Las estudiantes afganas celebran su victoria. | Foto: Jacquelyn Martin/AP

Colleen Johnson, del equipo de Estados Unidos y también de 16 años, apuntó a la misma cadena que esperaba que llegara el día que “los equipos solo de chicas no fueran más especiales que los equipos solo masculinos o mixtos, porque ya fueran completamente normales y aceptados”.

La atención mediática que ha recibido la competición —donde han desaparecido los seis integrantes del equipo de Burundi— gracias al equipo afgano ayuda a hacer más visible el papel que juegan las mujeres en ciencia y tecnología.  De momento, el mundo ya las conoce a ellas. Son las soñadoras afganas.

Continua leyendo: Vivir como un personaje de Star Wars en el nuevo hotel de Disney

Vivir como un personaje de Star Wars en el nuevo hotel de Disney

Redacción TO

Los fanáticos de Star Wars están de enhorabuena, y es que alojarse en una nave espacial de la saga cinematográfica y disfrutar de atracciones que recrean parte de los escenarios de las películas será posible en 2019, gracias a Disney. Bob Chapek, director de resorts de la compañía, ha anunciado esta semana, con motivo de la D23 Expo – un evento en el que la compañía explica sus próximos proyectos – que construirá un hotel en Walt Disney World, Orlando (Estados Unidos) en el que los huéspedes participarán en una aventura inmersiva personalizada única. Todo ello forma parte de la ampliación, Star Wars: Galaxy’s Edge, que la compañía llevará a cabo en sus parques de Disneyland en Anaheim, California, y Walt Disney World en Orlando, Florida.

“Es diferente a todo lo que existe hoy”, ha asegurado Chapek. Desde el momento en el que los huéspedes lleguen al hotel, se les otorgará un rol activo en la aventura y un vestuario al más puro estilo Skywalker.

Así será el hotel de Star Wars de Disney 1
Recreación de la experiencia inmersiva que ofrecerá Disney | Foto: Walt Disney Park and Resorts

El hotel se basará en una nave espacial de la famosa saga cinematográfica y los huéspedes podrán ver el “espacio exterior” desde sus ventanas, gracias a unas pantallas colocadas para tal fin. Las habitaciones estarán configuradas en función del rol que se haya elegido al llegar (Jedi, miembros de la Primera Orden, de la Resistencia, androides…).

Durante la estancia en el hotel intergaláctico será común cruzarse con extraterrestres o cualquier personaje conocido de Star Wars, ya que los empleados también irán uniformados con los trajes de la película.

Así será el hotel de Star Wars de Disney 2
Cruzarse con seres de otras galaxias por los pasillos del hotel, será algo común | Foto: Walt Disney Park and Resorts

Star Wars: Galaxy’s Edge

Star Wars: Galaxy’s Edge será el nombre de la nueva sección que llegará a los parques Disneyland en Anaheim, California, y Walt Disney World en Orlando, Florida. Esta expansión, será la más grande en la historia de los parques de la compañía, ya que contará con una extensión de 5,7 hectáreas. Hasta 2019, que será cuando esté operativa, Cars Land, el área dedicada a la película Cars, seguirá siendo la más grande, con 4,9 hectáreas.

La experiencia central de esta nueva área de Star Wars se basará en dos atracciones principales en las que los visitantes podrán pilotar el archiconocido Halcón Milenario y participar en una batalla entre la Primera Orden y la Resistencia a bordo de un destructor espacial.

Convertirse en Jedi

Si alguna vez has soñado con ser Jedi, estás de suerte. Disney ha anunciado que además de construir la nueva sección en sus parques, también desarrollará un juego de realidad aumentada para smartphones, en colaboración con Lenovo, que permitirá convertirse en un auténtico JediJedi Challenges, que aún no tiene fecha de salida, se basará en un casco de realidad aumentada y se complementará con una empuñadura de un sable de luz

Cuando Star Wars: Galaxy’s Edge abra sus puertas, es probable que cuente con una atracción de este tipo.

Continua leyendo: La lucha por la paz de Nelson Mandela sigue en pie

La lucha por la paz de Nelson Mandela sigue en pie

Redacción TO

Foto: Theana Calitz
AP

Hace tan solo cuatro años de la muerte de Nelson Mandela y la lucha por la paz del primer presidente negro de Sudáfrica, conocido por sus esfuerzos por acabar con el apartheid y por su gran solidaridad, sigue viva, especialmente a través del legado que dejó a su fundación.

El político, que recibió el premio Nobel de la Paz en el año 1993, dedicó su vida al servicio de la sociedad, como abogado defensor de los derechos humanos y como preso de conciencia.

Por esta razón, la ONU celebra cada año desde 2009 el Día Internacional de Nelson Mandela, coincidiendo con la fecha de su nacimiento, el 18 de julio. “Cada uno tiene la capacidad y la responsabilidad de forjar un mundo mejor, y el Día de Mandela es una ocasión para que cada uno actúe e inspire el cambio”, explica la ONU.

Su lucha por la igualdad 

En 1944, Mandela fundó, junto a otros políticos, la Liga Juvenil del Congreso Nacional Africano (ANCYL). Desde entonces, su vida estuvo caracterizada por una gran actividad política, centrada en la lucha por la igualdad, en concreto contra el apartheid.

Tras años de lucha contra las leyes injustas y de haber sido juzgado por traición y absuelto años más tarde, en 1961 se formó el movimiento ANC, con Mandela como comandante jefe. Pero al líder de la ANC solo le quedaba un año para predicar libremente por el mundo sus ideales y los motivos de su lucha política.

En 1962, fue detenido por salir ilegalmente del país y por incitar a la huelga y fue condenado a cinco años de cárcel. En 1963, cuando fue condenado a cadena perpetua junto a otros dirigentes del ANC, comenzaron los 27 años que el Nobel de la Paz pasó encarcelado por su oposición al gobierno.

La lucha por la paz de Nelson Mandela sigue en pie 2
Esta celda es el lugar donde Mandela estuvo encarcelado durante 18 años. | Foto: Schalk van Zuydam/AP

Mandela pasó gran parte de su condena, 18 años en una celda de cuatro metros cuadrados en la cárcel de Robben Island. Pero esta pequeña celda también fue el lugar desde donde creció su reputación, convirtiéndose en un potente símbolo de la resistencia a medida que el movimiento contra el apartheid cobraba fuerza. Durante sus años de encarcelamiento, Nelson Mandela se negó a cambiar su posición e ideas políticas para obtener la libertad.

Después de varios años de protestas en masa contra el apartheid y de negociaciones del ANC con el Gobierno de Sudáfrica, Mandela fue excarcelado en 1990.

Su presidencia

Su liberación fue un gran impulso en la carrera política de Mandela.

En 1993, su lucha por la paz y la igualdad fue reconocida al recibir el Premio Nobel de la Paz. Tan solo un año más tarde, el ANC ganó por abrumadora mayoría las primeras elecciones multirraciales celebradas en Sudáfrica y Mandela se convirtió en el presidente del país, un cargo que ocupó hasta 1999.

La lucha por la paz de Nelson Mandela sigue en pie 1
Nelson Mandela se convirtió en un potente símbolo de la lucha contra la igualdad en Sudáfrica. | Foto: David Brauchli/AP

“Nunca, nunca jamás volverá a suceder que esta hermosa tierra experimente de nuevo la opresión de los unos sobre los otros”, dijo el día que tomó posesión del cargo. A sus 76 años, el líder político se sumergió de lleno en la creación de iniciativas para acabar con las desigualdades entre blancos y negros en un país con históricas diferencias entre razas. Durante su mandato, se centró en aspectos como el desarrollo de la vivienda, la educación y la economía para mejorar la calidad de vida de los sudafricanos.

La fundación Nelson Mandela

Tras acabar sus años de presidencia, en 1999, Mandela creó una fundación sin ánimo de lucro dedicada a mantener sus ideales sociales y políticos.

La fundación se ha encargado, tras su muerte en 2013, de mantener el legado y la misión del expresidente sudafricano de promover la libertad y la igualdad en la sociedad. Con este objetivo, lleva años defendiendo el diálogo y las actividades filosóficas sobre la justicia social.

La lucha por la paz de Nelson Mandela sigue en pie 3
Nelson Mandela celebra su cumpleaños con niños en su fundación en Johannesburgo. | Foto: Denis Farrell/AP

Además, la fundación mantiene un archivo de información sobre la vida de Mandela para todo aquel que quiera conocer la obra del Nobel de la Paz.

En definitiva, el objetivo de la fundación es lograr “una sociedad que recuerde su pasado, escuche a todas sus voces persiga la justicia social”, como ellos mismos explican.

TOP