Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Por qué Sabina no es machista (y ‘Contigo’ sí)

Lorena G. Maldonado

De adolescente me tatué en el cuello De sobra sabes, el comienzo de la mejor canción escrita en castellano. Aún hoy admiro a Joaquín Sabina más allá del póster, me sobrevive todos los días en la carne como una declaración de intenciones. Y sin embargo es un poema de amor furioso, convicto y franco que dignifica la contradicción, que nos recuerda que es humana y entera, traidora y valerosa. Te quiero tanto, pero. Beso a otras, sueño con ellas y no me redimo. ¿Serás capaz de entenderme, de perdonarme una y otra vez, toda la vida? Te quiero tanto y no es suficiente.

Sólo un ser tan lúcido como Sabina puede hacer un rosario con sus paradojas, con sus taritas, con su estiércol emocional, y convertirlo en el himno de unos perlas como nosotros, los que amamos grave y raro. Por eso no entendí que ayer su afición se tirase al cuello de Laura Viñuela, musicóloga y experta en género, por analizar contenidos machistas de algunas de sus canciones, como Contigo. ¿Es tanto pedir en este país polarizado y faltón escuchar un poco a quien sabe? Qué feministas son los ‘progres’ hasta que se les toca a un tótem de la izquierda: entonces se ríen de la especialidad que son los estudios de género -demostrando que sólo se los toman a pecho cuando les vienen bien, para lavarse la cara- y escupen sobre un debate que está abierto y sangra.

Yo creo que si Sabina hubiese escuchado a Viñuela como yo la escuché ayer, al teléfono, hasta le habría dado la razón, porque no reproducir -inconscientemente- roles de género en una sociedad patriarcal es como ejercer de comunista en un mundo capitalista: algo menos que imposible. Estamos en el ajo. Aunque uno lleve sus buenas intenciones con dignidad, el sistema nos salpica por todos lados. Formamos parte de él, aún con resistencia, aún con espíritu crítico. Joaquín, como digo, sabe de contradicciones. Y creo que respeta tanto a la mujer que podría sentarse con Viñuela, tragarse su discurso incómodo y debatir con ella sin insultarla ni dejar su testiculario encima de la mesa. Eso es ser un hombre. Y eso es lo que yo espero de su inteligencia.

Es verdad que Contigo -la acabo de escuchar y sigue siendo perfecta- habla del tipo que se niega a adaptarse al amor convencional y coloca a la mujer en un páramo gris y manso cercado por sofás, recibos, pucheros y días de San Valentín. Es verdad que reproduce los estereotipos tradicionales de género, ¿y qué? ¿Dónde está la vergüenza en reconocer eso? El machismo en la producción cultural -que imita la realidad- es legítimo en cuanto es verídico. Porque habla de lo que nos pasa. Me dijo un día la magnífica escritora chilena Paulina Flores que si sus cuentos no eran feministas es porque ella no escribe “sobre cómo deberían ser las mujeres tras la revolución feminista, sino sobre cómo son ahora las mujeres, y algunas son muy machistas”. Con los hombres y con las relaciones de amor pasa igual.

Si Contigo es machista es porque la sociedad es machista -igual que tantas obras hermosísimas de todos los tiempos-: la canción sólo refleja unos ministerios que están, todavía, presentes y a nadie extrañan. Se puede asumir eso y continuar con la vida, sin pudores. La música no debe ser didáctica ni ejemplarizante. Qué coñazo. Por otro lado, seamos serios: que esa canción reproduzca roles tradicionales no convierte a Sabina en el monstruo cíclope del falocentrismo. ¿Estamos locos? Pienso en La Magdalena y su visibilización -y ennoblecimiento- de un colectivo femenino marginal como son las prostitutas. Pienso en Aves de paso y en la liberación sexual de la mujer. Bien, Joaquín, por tu deseo no exento de respeto hacia “las casquivanas novias de nadie”. Ya es más de lo que muchos pueden decir de sí mismos.

Pienso, por último -y pasándome los dedos por la nuca- en Y sin embargo, que va en una línea similar a Contigo. Y, bien mirado, me parece una canción feminista. ¿Saben por qué? Porque, aunque cueste mucho trabajo aquí en la tierra y el cielo católico tampoco perdone, al menos en mi vida, quien la canta soy yo.

Continúa leyendo: El presentador Juan y Medio le corta en directo el vestido a su compañera contra su voluntad

El presentador Juan y Medio le corta en directo el vestido a su compañera contra su voluntad

Redacción TO

Foto: La tarde aquí y ahora
Flickr/Canal Sur

Nuevo polémica machista en la televisión española. Esta vez ha sido en Canal Sur donde se ha emitido en directo un bochornoso espectáculo en el que el presentador Juan y Medio persigue a su compañera, Eva Ruiz, por el plató para cortarle el vestido contra su voluntad. El showman andaluz empieza diciendo: “Te voy a cortar el vestido por haber bailado tanto”. Mientras, la mujer le pide en diversas ocasiones que pare. Y Medio corta tanto por delante como por detrás la falda de su copresentadora ante la visible incomodidad de ella que trata de cubrirse con una chaqueta. “Juan, se me ve todo”, insiste.

El espectáculo termina cuando dos técnicos del programa aparecen para detener al presentador y ayudar a cubrirse a Ruiz. Incluso con una regidora a su espalda protegiendo a la copresentadora, Juan y Medio sigue tratando de cortar el vestido por el escote de la mujer. Esta tiene que pedir al cámara: “Por favor, Antonio, sujétale”. “Te has vuelto loco”, insiste ella. “Sara, por Dios, no me dejes”, añade la copresentadora del programa La tarde, aquí y ahora.

En medio de este lamentable espectáculo de acoso en directo, se siguen oyendo las risas del público.

La diputada de Podemos y coordinadora del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha sido la primera en denunciar la escena. “¿Y si nuestros hijos cambiando de canal se encuentran con esto en la tele pública andaluza? ¿Creerán que es divertido hacerlo a otras niñas?”, ha escrito en Twitter. El nombre del presentador ya es Trending Topic en España.

Continúa leyendo: Estas son las 36 mujeres asesinadas por sus parejas en España en 2017

Estas son las 36 mujeres asesinadas por sus parejas en España en 2017

Redacción TO

Foto: Marcos Brindicci
Reuters

Un nuevo jueves negro tras el asesinato de una mujer a primera hora de la mañana, presuntamente a manos de su pareja, de acuerdo con la agencia Europa Press citando fuentes oficiales. El homicidio se ha producido en el municipio cacereño de Arroyo de la Luz, de apenas 6.000 habitantes y a 20 kilómetros de la capital. La mujer tenía 42 años, dos hijas de 12 y 9 años, nació en San Sebastián y vivía en el pueblo extremeño desde hace 15 años. Nunca presentó denuncia por violencia de género. El Ayuntamiento de Arroyo de la Luz ha decretado dos días de luto oficial y ha suspendido las festividades veraniegas previstas.

Su nombre se suma a una larga lista de víctimas que, a un paso del último trimestre del año, alcanza las 36 mujeres asesinadas. En 2016 fueron 44. Desde 2003, 907. Los datos pertenecen al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Los números podrían ser más importantes, según el portal Feminicidio.net, que aporta información sobre sus identidades y circunstancias.

Estas son las mujeres asesinadas por sus parejas desde el pasado 1 de enero en España:

1 de enero:

Matilde Teresa de Castro. 40 años. En Rivas Vaciamadrid (Comunidad de Madrid). Había denunciado y tenía una orden de protección activa. Su pareja la quebrantó por consentimiento mutuo.

Identidad desconocida. 25 años. En Madrid (Comunidad de Madrid). Deja un hijo huérfano.

14 de enero:

Blanca Esther Marqués Andrés. 48 años. En Burlada (Navarra).

15 de enero:

Antonia García Abad. 33 años. En Huércal de Almería (Almería, Andalucía).

27 de enero:

J.D.L.M. 40 años. En Seseña (Toledo, Castilla-La Mancha). Había denunciado. Deja un hijo huérfano.

29 de enero:

Virginia Ferradás Varela. 55 años. En O Carbaliño (Orense, Galicia).

5 de febrero:

Cristina Martín Tesorero. 38 años. En Mora (Toledo, Castilla-La Mancha).

7 de febrero:

Carmen González Ropero. 79 años. En Suria (Barcelona, Cataluña).

11 de febrero:

Laura Nieto Navajas. 26 años. En Seseña (Toledo, Castilla-La Mancha).

13 de febrero:

Ana Belén Ledesma. 46 años. En Daimiel (Ciudad Real, Castilla-La Mancha).

19 de febrero:

Margaret Stenning. 79 años. El Campello (Comunidad Valenciana).

21 de febrero:

Gloria Amparo Vásquez. 48 años. En Valencia (Comunidad Valenciana). Deja una hija huérfana.

Dolores Correa. 47 años. En Gandía (Valencia, Comunidad Valenciana). Había denunciado y tenía una orden de alejamiento activa.

22 de febrero:

Identidad desconocida. 91 años. En Villanueva del Fresno (Badajoz, Extremadura).

Leydi Yuliana Díaz Alvarado. 34 años. En Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona, Cataluña). Había denunciado y tenía orden de alejamiento activa. Deja a cinco hijos huérfanos.

1 de marzo:

Erika Lorena Bonilla Almendárez. 32 años. En Madrid (Comunidad de Madrid).

29 de marzo:

Ana María Rosado. 42 años. En Campo de Criptana (Ciudad Real, Castilla-La Mancha).

31 de marzo:

Yurena López Henríquez. 23 años. En Telde (Las Palmas, Canarias).

1 de abril:

María Victoria Zanardi Maffiotte. 44 años. En La Laguna (Tenerife, Canarias).

10 de abril:

Andra Violeta Nitu. 24 años. En El Alquián (Almería, Andalucía).

16 de abril:

María Rosario Luna Barrera. 39 años. En Alcolea del Río (Sevilla, Andalucía). Deja una hija huérfana.

21 de abril:

Rosa. 45 años. En Barcelona (Cataluña).

2 de mayo:

Raquel López Airas. 45 años. En Alcobendas (Madrid, Comunidad de Madrid).

12 de mayo:

Eliana González Ortiz. 27 años. En Madrid (Comunidad de Madrid).

27 de mayo:

Susana Galindo Morena. 55 años. En Madrid (Comunidad de Madrid).

Valentina Chirac. 37 años. En Collado Villalba (Comunidad de Madrid). Deja una hija huérfana.

28 de mayo:

Beatriz Ros. 31 años. En Molina de Segura (Región de Murcia).

13 de junio:

Encarnación García Machado. 55 años. En Las Gabias (Granada, Andalucía).

24 de junio:

Encarnación Barrero Marín. 39 años. En Sevilla (Andalucía). Había denunciado y tenía una orden de alejamiento activa. Deja varios hijos huérfanos.

25 de junio:

Fadwa Talssi. 29 años. En Salou (Tarragona, Cataluña).

15 de julio:

Mari Carmen Carricondo Reche. 66 años. En Huéscar (Granada, Andalucía).

16 de julio:

Irina G. 38 años. En Valencia (Comunidad Valenciana).

2 de agosto:

María Raquel Castaño Fenoll. 63 años. En Getafe (Comunidad de Madrid).

5 de agosto:

Ana Belén García Pérez. 38 años. En Santa Cruz de Tenerife (Canarias).

16 de agosto:

Catalina Méndez García. 48 años. En Totana (Región de Murcia).

24 de agosto:

Identidad desconocida. 42 años. En Arroyo de la Luz (Cáceres, Extremadura). No solicitó orden de alojamiento. Deja dos hijas huérfanas.

Estas son las 36 mujeres asesinadas por sus parejas en España en 2017
Elaborado por Mari Carmen Rodríguez – The Objective | Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Este mapa de 2017 evidencia aquellas regiones donde se han producido más casos. Así, la Comunidad de Madrid lidera la lista con 8 feminicidios, y le siguen Andalucía (6), Castilla La-Mancha (5), Cataluña y Comunidad Valenciana (4), Canarias (3), Extremadura y Región de Murcia (2) y Navarra y Galicia (1).

Continúa leyendo: La inspiradora respuesta de unos estudiantes a las normas machistas de su instituto

La inspiradora respuesta de unos estudiantes a las normas machistas de su instituto

Redacción TO

Foto: @ocean__avenue_
Twitter

Hay lugares donde los códigos de vestimenta y los uniformes unisex persisten. Pero también hay otros donde los estudiantes se rebelan contra ellos. Esto es lo que ha sucedido en un instituto de Hollister, California, donde algunos miembros de la dirección del colegio obligaron a 50 mujeres estudiantes a irse a casa por vestir una ropa que consideraban inadecuada atendiendo a las estrictas normas de la escuela.

La razón por la que tuvieron que cambiarse y regresar es que llevaban tops con los hombros descubiertos. Las mujeres se escandalizaron y protestaron efusivamente, y un grupo de chicos desafió a las normas siendo ellos quienes vistieran los tops. Ninguna regla estipula que los hombres tengan prohibido llevar esta prenda en el instituto.

El medio Yahoo! Style informó de que esta regla se ha respetado por muchos años en la escuela, pero un estudiante –que ha preferido mantener el anonimato a petición de sus padres- ha empleado las redes sociales para desmentirlo. Y lo ha hecho abriendo el libro de fotos de otras promociones, donde se muestra claramente que muchas mujeres han enseñado el hombro a lo largo de los años sin que sufriera llamada de atención alguna.

El propio chico denuncia que la estricta política de conducta solo se ha aplicado en esta ocasión.

Movilizados por esta injusticia, los hombres se solidarizaron con sus compañeras.

Y hablaron con diferentes medios para explicar las respuestas que han recibido de la dirección por ello, y entre las justificaciones hay razones tan sorprendentes como garantizar la seguridad de las mujeres. Una chica ha declarado a Yahoo! Style que considera esta regla como “ridícula”: “La administración asegura que lo hace por nuestra seguridad, pero no entiendo de qué nos mantiene a salvo. No creo que haya nadie tan estúpido como para bajarnos la camisa, y además no tienen derecho a tocarme a mí ni a tocar a nadie”.

Uno de los jóvenes que se rebeló va un poco más lejos y argumenta su enfado a preguntas de The Huffington Post: “Lo que encuentro problemático es que si alguien intenta asaltar a una mujer, parece que la responsabilidad recaiga sobre la víctima, en lugar de en el atacante. Las mujeres merecen ser tratadas con respeto, y eso implica respetar su libertad de expresión y respetar su dignidad individual”.

El director del instituto, Adrián Ramírez, explica a Yahoo! Style que el incidente de los vestidos le ha dado una “lección”. Ahora, añade, van a reconsiderar su código de vestimenta y van a incluir en estas discusiones a los representantes estudiantiles. Esto supone todo un avance.

Continúa leyendo: Andrés Suárez: "Me cansé y aburrí de mí mismo, este nuevo trabajo es aire fresco"

Andrés Suárez: "Me cansé y aburrí de mí mismo, este nuevo trabajo es aire fresco"

Lidia Ramírez

Foto: Sony Music España

La primera vez que conocí (musicalmente) a Andrés Suárez fue en 2014. Iba en el coche cuando comenzó a sonar ‘Números Cardinales’, su primer gran éxito. Googleé su nombre y la fotografía que me apareció nada tenía que ver con la imagen que yo pensaba que había detrás de aquella dulce y melancólica voz. Pelo largo, abundante barba, pobladas cejas, chupa de cuero… Tenía más bien la apariencia de un cantante de rock o heavy metal que la de un tipo que le canta al desamor. De esto hace ya algo más de tres años, cuando apenas llenaba las salas de los locales donde iba a actuar, como el mítico Libertad 8 o las terrazas de La Latina. Ahora, con siete trabajos discográficos a sus espaldas, cuando reúne a miles de personas y agota en sólo unos días todas los billetes del WiZink Center (antiguo Palacio de Deportes de Madrid), hablamos con este ferrolano de marcado acento gallego unas horas antes de partir hacia América (donde tiene dos conciertos en Perú) para iniciar su gira más especial, la de la promoción de su último álbum ‘Desde Una Ventana’ (2017). Un trabajo del que Andrés espera, sobre todo, una cosa: que le permita tocar, tocar y tocar.

Hacía tiempo que un cantautor no se colocaba en lo más alto en la lista de ventas de España. Tú, con ‘Desde Una Ventana’, lo has conseguido. ¿A que crees que se debe?

Si te soy completamente sincero, no tengo ni idea. Si los que nos dedicásemos a la industria musical tuviésemos la clave del éxito sería muy triste, porque tendríamos la manera de saber cómo funcionan las cosas. Yo lo que quiero es hacer una buena obra y poder dormir tranquilo por las noches, y lo único con lo que se consigue esto es trabajando mucho. Si la gente ha elegido este disco para ponerlo en lo más alto de las listas, yo encantado y agradecido.

¿Se trata de tu mejor disco?

Tengo que creerlo, porque cuando uno hace su último disco está haciendo lo mejor que tiene en mano, sus mejores canciones, sus mejores versos, sus mejores frases… Por lo tanto, creo que este es mi mejor trabajo con total diferencia. Pero, ojalá dentro de poco hablemos de mi nuevo disco, que sería el octavo, y diga que es el mejor. Pero, de momento, estoy muy orgulloso con el resultado.

¿Alguna vez te has avergonzado de algún trabajo?

No, jamás. Nunca me he avergonzado ni arrepentido de nada.

Andrés se declara producto de la música que escuchaba de niño en los casettes del coche de su padre. La lista es larga y variada: de Juan Luis Guerra a Rosendo, de Jose Afonso a Franco Battiato, de Sabina a Milladoiro. Y de los vagones del metro de Madrid en los que, según cuenta el artista, “perdía dinero porque no ganaba ni para pagar el billete”, ahora se enfrenta a 24 conciertos con los que el próximo 11 de agosto en Arequipa, Perú, dará el pistoletazo de salida. Después Lima y vuelta a España donde recorrerá toda la geografía española hasta el 17 de febrero de 2018 donde, por el momento, tiene previsto cerrar su gira en León.

¿Cuál es el concierto que afrontas con más ilusión?

Tengo que ser muy consecuente con todos. Pero evidentemente los conciertos en Madrid me acojonan. También me impone mucho Galicia, porque es mi tierra. Pero todos los conciertos deben ser tratados por igual. Hoy la gente lo pasa realmente mal para pagar una entrada o un disco. Las cosas están muy jodidas. Y tienes que estar muy a la altura de aquella gente que paga 15 euros para escucharte. Cada concierto de esta gira lo voy a tratar como lo que son, mágicos.

Te muestras muy activo en redes sociales, ¿es esta una forma de agradecer a tus seguidores todo el cariño por el apoyo recibido?

Sin ninguna duda. Sabina decía que hay que escapar de la peste de tus fans, no estoy de acuerdo. Ellos son los que compran mi discos, las entradas, por lo que es más que necesario quererlos. Así que, qué menos que mostrarme en las redes sociales para ellos y decirles de algún modo “aquí estoy”.

“‘Desde una Ventana’ es mi mejor trabajo con total diferencia”

En ‘Desde una Ventana’ hemos podido apreciar un cambio de estilo en tus canciones. Ya no le cantas tanto al desamor ni al amor perdido. ¿Qué ha cambiado en la vida de Andrés Suárez que ha influido a la hora de escribir sus canciones?

Soy más feliz, tengo una situación mejor. Pero más allá de mi estado de felicidad, me cansé y aburrí de mí mismo. Aquella etapa llegó a ser demoledora. Todas mis canciones, absolutamente todas, hablaban de desamor, era demasiado. Reiterarse disco a disco puede destruir una carrera.

¿En qué te inspiras a la hora de escribir la letra de una canción?

Todas son cosas que me han sucedido y me han marcado de algún modo. Son vivencias que llevo en el alma y que hacen que me emocione al hablar de ellas. Mis abuelos, mi tierra, un desamor…

¿Eres muy enamoradizo?

Todos los que amamos esta palabra lo somos, soy muy intenso. Walt Disney nos ha hecho mucho daño.

Andrés Suárez: "Me cansé y aburrí de mí mismo, este nuevo trabajo es aire fresco" 1
El 23 de octubre actuará en Madrid en el Teatro Gran Vía, las entradas ya están agotadas. | Foto: Sony Music España

Las historias de Andrés Suárez tienen las dosis de romanticismo que requiere cualquier artista que vaya por el mundo narrando sus vivencias. Cantautor, transgresor, enamoradizo y optimista, el ferrolano asegura que no le preocupa el futuro y siente que “lo mejor está aún por llegar”.

La edición del nuevo álbum incluye un segundo CD gratuito para regalar a quien se desee, ¿cómo surgió esa idea?

Fue una idea de la gente de mi discográfica (Sony Music España) después de repetir mil veces que era mi mejor disco, y la verdad me pareció una idea genial, porque si yo consigo emocionar a alguien con mis canciones, tal vez tú consigas emocionar a alguien haciendo este regalo. Vivimos tiempos fugaces donde se nos olvida agradecer y dar las gracias, por lo que si alguien comparte una emoción multiplicamos todos.

“Reiterarse disco a disco puede destruir una carrera”

En este nuevo trabajo interpretas una canción junto a Rozalén. Sin embargo, son varios los medios que han asegurado que teníais una mala relación. ¿Qué hay de cierto en este rumor?

Fue un cotilleo periodístico en el aire en un momento en el que ni nos conocíamos. Cuando tuvimos la oportunidad de coincidir y charlar sobre ello nos moríamos de la risa. Rozalén me ha hecho un regalo participando en este disco, amo su voz y el alma que tiene en la garganta.

El pasado enero diste un concierto multitudinario en el WiZink Center de Madrid en el que agotaste todas las localidades, ¿ha sido este tu concierto más especial?

Sin duda, fue la noche más hermosa de mi vida. Fui muy feliz y no lo olvidaré jamás. Pero eso ya pasó, no quiero recordarla permanentemente porque se acabaría mi carrera.

TOP