Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El doble emprendedor

Pablo Mediavilla Costa

Foto: Arun Sankar K.
AP Foto

Lo que somos ha dejado de importar. Tenemos que ser otros; estar delgados y fuertes, comer mejor, trabajar más duro, no beber ni fumar, exprimir cada segundo y ser y parecer felices. El camino no es fácil, pero lo único que nos separa del éxito es el esfuerzo. Hay que atravesar los días como un gladiador la arena del coliseo. Quejarse es cosa de vagos y perdedores; pensar, de diletantes y nostálgicos. Parar es ir hacia atrás. Las intenciones de esta vorágine entrepreneur son cristalinas: librar al sistema de toda culpa y crítica, producir más por igual o menor retribución, y consumir como si mañana no fuera a salir el sol. La rutina, como se dice en el anuncio de un todoterreno, puede ser maravillosa.

Es lo que, en un artículo de The New Yorker, llaman “optimismo depredador”, una industria multimillonaria de gurús de la autoayuda, aplicaciones de well being, dietas purificantes, talleres de meditación y deportes dolorosísimos. Las expectativas son enormes; el sufrimiento, largo, y las posibilidades de convertirse en un döppelganger con yate, ínfimas. Los tatuajes ya no rezan Amor de madre, sino Cae siete veces, levántate ocho, No pain, no gain o Sangre, sudor, pero nunca lágrimas. Ni las tazas de café escapan a la doctrina motivadora. El espejo son las redes sociales donde solo habitan nuestros dobles emprendedores. Queremos la vida en Instagram del vecino, aunque sepamos que esa vida no existe porque la que nosotros mostramos también es mentira. Algunos relacionan esta carrera por ser mejores con el aumento de la tasa de suicidios o de la soledad. Las mujeres odian sus cuerpos, su debilidad, su propia forma de pensar; los hombres, también. Una epidemia de insatisfacción, fracaso y fraude.

“Ahora uno se explota a sí mismo y cree que está realizándose”, ha dicho el filósofo surcoreano Byung-Chul Han en una reciente entrevista. Con los derechos laborales en retirada, la desigualdad en alza y la tecnología apretando todas las clavijas del reloj, no hay respiro ni merced. Lo que iba a hacernos libres nos ha hecho esclavos. La competitividad es extrema y el miedo, un gran agente emprendedor, libre. Que el Fondo Monetario Internacional, por poner un solo ejemplo, esté empezando a debatir sobre la renta básica universal puede dar una perspectiva de lo que se nos viene encima. La filósofa Marina Garcés dice que nunca hemos sabido tanto y, a la vez, tenido menos posibilidades de cambiar las cosas.

“Es forzoso que se perturbe el que está necesitado de alguno de aquellos bienes, y encima que dirija muchos reproches a los dioses”, dice Marco Aurelio sobre la envidia en el libro VI de sus Meditaciones. El emperador romano se pasó media vida guerreando en los confines de su mundo, pero en la soledad de la tienda escribió sobre el repliegue en uno mismo (“perseguir imposibles es propio de locos”) o el servicio a la comunidad como fin en sí mismo (“lo que no beneficia a la colmenta tampoco beneficia a la abeja”). Descubrí el librito hace poco y no dejo de consultarlo. Quiero ver una señal en las reediciones que han aparecido de su obra -incluso una ilustrada de Errata Naturae-. Hay hambre de autenticidad, de ideas y de siestas veraniegas; de pararlo todo y atrincherarse en su aforismo más conocido: “La mejor forma de defenderte es no parecerte a ellos”, o mejor, en lo que dice mi mejor amigo: “La vida es ir tirando”.

Continúa leyendo: Vídeo | ¿Quién gana en el reto "convirtiendo a mi hermana en mí"?

Vídeo | ¿Quién gana en el reto "convirtiendo a mi hermana en mí"?

Redacción TO

Hay uno nuevo reto entre las youtubers. Le llaman ‘Transforming my sister into me challenge’ (El desafío de convertir a mi hermana en mí). Las famosas influencers Alisha Marie y Ashley Nichole lo aceptaron y uno de los vídeos ya tienen más de un millón de visualizaciones. El desafío se trata de lograr el mayor parecido posible entre hermanas. Hemos hecho una lista de los más vistos.

Lee más en: http://bit.ly/2Gu0UOM

Continúa leyendo: Los mejores intentos del reto "convirtiendo a mi hermana en mí"

Los mejores intentos del reto "convirtiendo a mi hermana en mí"

Redacción TO

Foto: Alisha Marie
Youtube

Hay uno nuevo reto entre las youtubers. Le llaman Transforming my sister into me challenge (El desafío de convertir a mi hermana en mí). Las famosas influencers Alisha Marie y Ashley Nichole lo aceptaron y uno de los vídeos ya tienen más de un millón de visualizaciones. El desafío se trata de lograr el mayor parecido posible entre hermanas usando la ropa, pelucas y maquillaje necesarios para hacerlo. Además de Alisha y Nichole, muchas otras han aceptado el reto que ya es viral. ¿Quién gana? Hemos hecho una lista de los más vistos.

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

Continúa leyendo: Saturno

Saturno

Daniel Capó

Foto: Christophe Ena
AP Foto

Pascal Quignard, al hablar de la melancolía, cita a Homero. Leemos en la Ilíada: “Objeto de odio para los dioses, solo en la llanura de Alea, yerra un hombre cuyo corazón devora la tristeza y que evita la huella de todos los demás”. El melancólico, el solitario, es el hombre apartado por los dioses, desechado por la sociedad. Dante lo sitúa en el infierno, al igual que John Milton. Es el mundo perdurable de los solitarios, hechizados por belleza frágil contenida en el tiempo, que se empeñan en reducir a cenizas el instinto continuo de la pasión. “Memento, homo, quia pulvis es et in pulverem reverteris“, reza el calendario litúrgico; es decir, “recuerda que eres polvo y al polvo volverás”. He aquí el acta fundacional de la melancolía: una especie de maldición que llena de lágrimas la mirada humana y pone a prueba a la sociedad con su juicio. Por definición, el hombre libre es el solitario que no se ajusta a la opinión de la mayoría ni a los dogmas severos de la inteligencia mundana. El hombre libre lee porque, al llegar la noche, dialoga con sus amigos y hermanos los muertos. El hombre libre respeta las leyes escrupulosamente, pero no las obedece en su fuero interno. La maldición de la melancolía se resume en una libertad conciente de sus límites: en ocasiones, hasta la enfermedad; en ocasiones, hasta el aislamiento y la muerte.

Objeto de odio para los dioses, el arte –en cambio– ha reivindicado la bondad de la melancolía que se levanta contra los falsos ídolos que recorren la Historia. Emerson nos recuerda que el sentido de la amistad es prepararnos para la soledad. Pienso que es así: sólo desde el interior se puede iluminar la vida. La melancolía, la introversión, nos permite conocer mejor la fragilidad propia y la ajena. Nos ayuda a descreer de los supuestos valores de la normalidad. En última instancia, nos muestra, con una insistencia obsesiva, el revés del tapiz de las cuestiones humanas, que son las preguntas de los verdaderos dioses: ¿por qué el amor y la bondad?, ¿por qué el mal y la injusticia?, ¿por qué la vida?, ¿por qué la muerte? Aún más, ¿qué sería de un país y de una sociedad sin sus grandes solitarios?

TOP