Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un exjefe narco hondureño dice que pagó sobornos al expresidente Lobo

Foto: TOMAS BRAVO
Reuters

Devis Leonel Rivera Madariaga, exlíder del cártel de Los Cachiros que se entregó a la DEA en diciembre de 2015, ha asegurado que pagó al expresidente Porfirio Lobo y a su hijo Fabio enormes cantidades de dinero en sobornos a cambio de protección.

Las declaraciones de Rivera, acusado de graves cargos criminales y autor confeso de 78 asesinatos, no han sido corroboradas. El expresidente Lobo ha negado a AFP las acusaciones. “Nunca me reuní con narcotraficantes o recibí sobornos de ellos, es absolutamente falso”. Sin embargo, el exlíder del cártel hondureño testificó en un tribunal de Nueva York a petición del gobierno de Estados Unidos en el marco de la investigación contra Fabio Lobo, acusado de intentar introducir cocaína en este país. Allí, durante más de tres horas y media, Rivera declaró ante la jueza Lorna Schofield que sus contactos con la familia Lobo, con políticos -algunos siguen en activo-, militares y policías, permitieron y ayudaron al cártel a introducir toneladas de cocaína en Honduras, procedentes de Colombia o Venezuela para luego hacer negocio con en Guatemala, México y Estados Unidos.

Rivera aseguró al fiscal Emil Bové que había recibido ayuda de Porfirio Lobo y que el primer soborno se lo pagó en 2009, cuando se preparaba para la carrera presidencial, “aproximadamente entre 250.000 y 300.000 dólares”. Lobo fue presidente entre 2010 y 2014. También declaró que participó personalmente en una reunión en la que se le entregó un paquete de 25 centímetros, aproximadamente, “lleno de billetes” y luego le enviaron una “maleta con 200.000 o 250.000 dólares”. En sus denuncias también involucró al ministro de Seguridad, Julián Pacheco, que fue asesor de seguridad en el gobierno de Lobo, afirmando que ayudaba a “proteger el narcotráfico”. Destacó también que tras una reunión con otros capos narcos, ordenaron a un grupo de policías matar en diciembre de 2009 al general Julián Arístides, jefe del grupo antidrogas de Honduras a cambio de 200.000 o 300.000 dólares.

El narco también destacó una tercera reunión con Lobo en la que el expresidente le aseguró que nunca le iban a extraditar a Estados Unidos y que le daría el “contacto de alguien del gobierno” para que le pagase “el soborno que le dimos para su campaña”. Además, Lobo designó a su hijo Fabio para que hiciese de interlocutor con el cártel. Por ello, Rivera sostuvo en su declaración que Fabio Lobo y su equipo de seguridad ayudaron personalmente en varias ocasiones al cártel de los Cachiros a recibir dos cargamentos de droga que llegaban por avión, uno de 400 kilos en 2012 y otro de una tonelada en 2013. En este último, Fabio Lobo recibiría personalmente 50.000 dólares, aunque le pidió un poco más porque tenía que pagarle al jefe, “o sea, al general Pacheco”, aseguró Rivera. En el de 2012, Rivera dijo que le pagó a Fabio Lobo con un par de coches, un arma modificada y 20.000 o 30.000 dólares en efectivo.

Fabio Lobo fue detenido en Haití en 2015, y al año siguiente se declaró culpable de conspiración para importar y distribuir cocaína en EE.UU, por lo que puede ser condenado a cadena perpetua.

Continúa leyendo: China ejecuta a un colombiano condenado por tráfico de drogas

China ejecuta a un colombiano condenado por tráfico de drogas

Foto: Bobby Yip
Reuters/File

Ismael Enrique Arciniegas, un colombiano de 74 años condenado a pena de muerte en China por haber reconocido un delito de narcotráfico, ha sido ejecutado por el Gobierno del país asiático mediante una inyección letal. Arciniegas fue detenido en 2010 por transportar cerca de cuatro kilogramos de droga en la maleta, por la que pensaba recibir 5.000 dólares. Desde ese año, cumplía condena en una cárcel de Guangzhou, a la espera del cumplimiento de su sentencia.

La familia de Arciniegas se pudo despedir de él antes de su ejecución. Su hijo Juan José, de 35 años y que lleva tatuada la efigie de su padre en el pecho, ha asegurado a los periodistas desde la ciudad de Cali, donde reside, que pudo hablar con su padre horas antes de la ejecución y que el narcotráfico “destruyó completamente” a su familia.

El hermano de Arciniegas, Luís Germán, también fue detenido en China en 2011 por narcotráfico y condenado a 12 años de prisión; sufrió un derrame cerebral en 2012 y falleció al año siguiente mientras cumplía condena, según asegura AFP citando fuentes cercanas al caso.

A pesar de que el Gobierno colombiano ha pedido clemencia a China, los esfuerzos han sido en vano y la sentencia ha acabado cumpliéndose. El Gobierno chino ha defendido su “mano dura” contra el narcotráfico. “Todos somos iguales ante la ley”, afirmó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, en una rueda de prensa en la que confirmó la ejecución del colombiano. “Las autoridades judiciales chinas toman medidas muy duras contra este tipo de delitos y se tratará por igual a cualquiera que incumpla la ley”, añadió Shuang.

Continúa leyendo: Descubren un túnel para el narcotráfico de más de 500 metros entre México y Estados Unidos

Descubren un túnel para el narcotráfico de más de 500 metros entre México y Estados Unidos

Foto: Uncredited

Según informa Fox News, las autoridades mexicanas han encontrado un túnel de 563 metros de largo que conecta la ciudad de Tijuana con Estados Unidos. El pasaje era utilizado para el tráfico de drogas entre ambos países. En su interior se ha hallado un alijo con cerca de dos toneladas de marihuana. Está construido a una profundidad de siete metros, tiene 1,15 metros de altura y 90 centímetros de ancho.

Asimismo, el túnel cuenta con raíles y sistemas de iluminación y ventilación que están perfectamente operativos. No es el primer pasadizo subterráneo utilizado para el narcotráfico que se encuentra en la misma zona. El pasado abril la policía estadounidense descubrió el más largo encontrado hasta la fecha, con 800 metros. Conectaba la misma ciudad mexicana, Tijuana, con la localidad de Otay Mesa, en San Diego. En algunos casos, los túneles clandestinos se utilizaban para el trasiego de inmigrantes documentados.

Continúa leyendo: Encuentran 50 millones de euros en cocaína en una planta de Coca-Cola

Encuentran 50 millones de euros en cocaína en una planta de Coca-Cola

Foto: BENOIT TESSIER

Trabajadores de una fábrica de Coca-Cola situada en la localidad de Signes, al sur de Francia, han reportado el hallazgo de 370 kilos de cocaína dentro las instalaciones de la planta de bebidas. En declaraciones a la policía, los empleados han declarado que encontraron el alijo escondido en un contenedor con zumo de naranja procedente de Costa Rica. La fiscalía de Marsella ha abierto una investigación por tráfico e importación de drogas.

La droga estaba oculta en bolsas entre un suministro de concentrado de jugo de naranja,  y según declaraciones del fiscal Xavier Tarabeux recogidas por la BBC “tiene un valor de mercado de 50 millones de euros”. Los 370kg de cocaína encontrados convierten este inusual hallazgo en una de las mayores incautaciones en suelo francés, pero aún se desconocen los motivos por los que el cargamento ha aparecido en la planta de bebidas. Medios locales han compartido las declaraciones de Jean-Denis Malgras, presidente regional de Coca-Cola, quien asegura que los empleados de la fábrica francesa no son sospechosos de narcotráfico:  “Los primeros elementos de la investigación han demostrado que los empleados no están involucrados de ninguna manera”.  La noticia ha resulta especialmente impactante ya que en la cultura popular siempre ha corrido el rumor acerca de que la receta original de la Coca-Cola, creada en el XIX, incluía la hoja de coca. La empresa siempre ha negado que cocaína o sus derivados nunca hayan sido un”ingrediente añadido” a su bebida, pero la noticia de hoy sin duda vuelve a despertar las sospechas de los más incrédulos.

Continúa leyendo: Duro golpe al narcotráfico que financiaba grupos vinculados al yihadismo

Duro golpe al narcotráfico que financiaba grupos vinculados al yihadismo

Foto: Alex Rosa

La Guardia Civil y la Europol han colaborado juntos en la intervención de un buque de bandera panameña que llevaba escondidas cerca de 20 toneladas de hachís en su camino a Libia. La embarcación, que se encontraba a 45 millas náuticas del puerto de Almería, formaba parte de una red que traficaba en todo el Mediterráneo con drogas y armas destinadas a grupos insurgentes vinculados al terrorismo yihadista en países como Siria, Libia o Irak.

“Se trata de una misma red con una estructura muy compleja, a veces con forma piramidal y otras con células independientes”, ha explicado en rueda de prensa Javier Rogero, jefe de brigada en la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La intervención, enmarcada dentro de la denominada operación URCA, se ha saldado con la detención de los 12 miembros de la tripulación del buque, 11 ucranianos y un uzbeko. Hasta el momento, la operación URCA -que cuenta con cooperación a nivel internacional- ha permitido decomisar 100 toneladas de hachís y detener a 109 personas desde 2013.

TOP