The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Francia reconoce posibles abusos de la Policía hacia los inmigrantes en Calais

Foto: Uncredited | AP Photo, File

Una misión oficial encargada por el Gobierno francés ha reconocido que la Policía cometió abusos en el uso de la fuerza contra los inmigrantes que, durante un tiempo, se concentraron en la región de Calais y Dunkerque con intención de pasar irregularmente al Reino Unido.

El informe considera "plausibles" las "faltas a la doctrina de empleo de la fuerza y a la deontología policial". En concreto, esas infracciones se refieren a "violencias, un uso desproporcionado de aerosoles lacrimógenos, la destrucción de bienes de los inmigrantes, así como no respetar la obligación" de llevar la matrícula que los identifica como agentes de las fuerzas del orden, informa Efe.

Estas conclusiones derivan de "la acumulación de testimonios escrito y orales", han indicado los órganos de control de la administración que, sin embargo, han puntualizado que no se pueden considerar "pruebas formales". El trabajo publicado ahora fue un encargo realizado en julio por el ministro del Interior, Gérard Collomb, después de un informe de Human Rights Watch, y otras instituciones francesas que reprochaban un uso excesivo de la fuerza contra los miles de inmigrantes que había en esa región del norte de Francia, frente a las costas de Inglaterra.

El documento se ha dado a conocer un año después del desmantelamiento del campamento de inmigrantes de las afueras de Calais conocido como La Jungla, en el que había en ese momento unas 7.000 personas. Una vez desmantelado, se reubicó a 1.900 menores no acompañados y más de 5.000 adultos en otros centros franceses y, a consecuencia de ello, quedaron cerca de 400 niños refugiados en estado de vulnerabilidad.

La policía francesa cometió abusos contra los inmigrantes de Calais y Dunkerque, según un informe 1

Refugiados en el campamento de Calais procediendo a su desalojo | Foto: Philippe Wojazer/REUTERS

El Ministerio del Interior ha recalcado en el comunicado que "ningún elemento del informe permite aportar pruebas de las alegaciones más graves formuladas por Human Rights Watch". Por otra parte, ha añadido que los abusos "plausibles" que señalan sus autores no se sustentan en pruebas y no permiten "cuestionar de forma establecida y cierta la acción de las fuerzas que intervinieron".