Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

10 películas olvidadas por los Goya

Daniel Fermín

Foto: IMDB
IMDB

La gala de los Goya le pondrá fin a la temporada de premios del cine español. Cinco películas (El autor, La librería, Handia, Verano 1993, y Verónica) aspiran a alzar el 3 de febrero el galardón principal de una carrera que se inició con 130 candidatas. Otros 63 filmes europeos y 16 iberoamericanos optaban a los reconocimientos de sus categorías. Sólo unos pocos podrán celebrar. Todo premio deja de lado títulos que merecen estar entre los nominados.

La que sigue es una lista de filmes que, pese a que recorrieron con éxito certámenes nacionales e internacionales, fueron olvidados por los académicos locales. Hay desde una comedia romántica húngara hasta dramas sociales en español e inglés.

120 pulsaciones por minuto (Robin Campillo, 2017)

Un drama que retrata los inicios de Act up, una asociación de jóvenes activistas que batallan contra el SIDA en la París de principios de los 90. Se muestra la relación entre Nathan, uno de los nuevos integrantes, y Sean, un seropositivo que gasta su último esfuerzo en la lucha contra la enfermedad. A veces íntimo, a veces social, el filme es una crónica de los años de la crisis, libre de melodramas, a la vez que una historia autobiográfica: su director fue militante del grupo en su juventud. Ganadora del Gran Premio del jurado en el Festival de Cannes, optaba a una nominación en los Goya a la Mejor película europea. 

A War (Tobias Lindholm, 2015)

Una película que comienza como un drama bélico para convertirse en un drama ético. Tensa en sus dos mitades, narra la historia de un comandante al frente de un grupo de soldados daneses en Afganistán que debe afrontar un juicio por una desafortunada decisión que provoca la muerte de civiles durante la guerra. El protagonista afronta una encrucijada: decir la verdad y asumir la condena o manipular los hechos y mantenerse en casa con su esposa e hijos. Nominada a los Óscar 2016 en la categoría a la Mejor película de habla no inglesa, era candidata a Mejor película europea en los Goya.

Demonios tus ojos (Pedro Aguilera, 2017)

Un drama con aires de thriller psicológico. Un cineasta residenciado en Los Ángeles descubre un día un vídeo porno de su hermana menor en un sitio web para adultos. Decide regresar a su Madrid natal para reencontrarse con ella tras años de ausencia. Se inicia así una inquietante relación voyerista-incestuosa llena de morbo y sumisión. Una historia sobre la pérdida de la inocencia, estrenada en el Festival de Rotterdam, con destacadas interpretaciones de Julio Perillán (premio al mejor actor en Málaga) e Ivana Baquero (Goya por El laberinto del Fauno). De lo mejor del cine español de 2017.

El Amparo (Rober Calzadilla, 2016)

Quizás la mejor película venezolana en años recientes. Rober Calzadilla reconstruye en su ópera prima el relato de dos pescadores que sobrevivieron a una masacre perpetrada por el ejército en un pueblo en la frontera entre Venezuela y Colombia en 1988. Catorce hombres, acusados de guerrilleros, fueron asesinados por las fuerzas del Estado. Tras la matanza, ambos supervivientes tendrán que luchar por su libertad. Cine político y humano que muestra la indefensión del ciudadano ante el poder. Se estrenó en el Festival de San Sebastián y aspiraba al Goya a la Mejor película iberoamericana. 

En cuerpo y alma (Ildikó Enyedi, 2017)

Una historia de amor con toques de comedia negra ambientada en un matadero de Budapest. Una chica con una memoria superdesarrollada y con problemas para sociabilizar (una suerte de Sheldon elevada a la enésima potencia) empieza a tener los mismos sueños que su jefe, muchos años mayor que ella y con un brazo lisiado. El inconsciente los une, la realidad los separa. Una hermosa fábula, ganadora del Oso de oro en el Festival de Berlín y nominada al Óscar a la Mejor película de habla no inglesa. Quedó fuera de los Goya en la categoría al mejor largometraje europeo. Una de las joyas de 2017.

Julia ist (Elena Martín, 2017)

La ópera prima de la actriz Elena Martín es un relato sobre los afectos. Una estudiante de Arquitectura se va de Erasmus a Berlín para vivir lejos de casa (y de su novio) por primera vez. Allá crea nuevos vínculos, intensos y fugaces. Una película íntima y naturalista que es también un retrato generacional que muestra el paso de la juventud a la madurez. Tiene algo de 10.000 KM (Carlos Marqués-Marcet), en clave universitario-adolescente. Nominada a la Mejor película en lengua no catalana de los Premios Gaudí, quizás pudo hacerse con un hueco en la categoría a la Mejor dirección novel de los Goya.  

La Chana (Lucija Stojevic, 2016)

Documental de la croata Lucija Stojevic sobre la bailaora Antonia Santiago. Un retrato conmovedor acerca de una artista que durante los años 60 y 70 fue de las más populares del baile flamenco en todo el mundo, admirada por Peter Sellers y Salvador Dalí. Décadas después de su retiro, “La Chana” abre su alma para contar una historia marcada por el éxito, la violencia de género, la superación y la vejez. Nominada a los Premios del Cine Europeo 2017, quedó fuera de los Goya. De los mejores documentales del año.

La mano invisible (David Macián, 2016)

Adaptación de la novela de Isaac Rosa. La ópera prima de David Macián es un drama sobre la precariedad laboral de nuestro tiempo. Una suerte de Dogville obrero en la que un grupo de personas (un albañil, un carnicero, una costurera, una teleoperadora, un camarero, un mozo, un mecánico, un informático y una limpiadora) se reúnen en una nave industrial para participar en un reality show en el que hacen su trabajo frente a un público (construyen una pared para derribarla, deshuesan un pollo para tirarlo, cosen prendas para romperlas). Estrenada en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, también merecería un lugar en los Goya a la Mejor dirección novel o al Mejor guión adaptado.

La vida y nada más (Antonio Méndez Esparza, 2017)

Cine independiente norteamericano hecho por un español. Un drama social neorrealista, retrato de los barrios negros de Florida, protagonizado por no-actores. Regina trata de sobrevivir con su salario de camarera mientras lucha con la rebeldía de su hijo delincuente e inicia una nueva relación de pareja. Sorprende la capacidad que tiene Antonio Méndez Esparza para introducirse en un universo ajeno sin parecer impostado. El director se limita a poner su cámara para filmar, casi de forma documental, un entorno hostil. Obtuvo dos nominaciones en los Independent Spirit Awards de Estados Unidos.

Tierra firme (Carlos Marqués-Marcet, 2017)

Otra película española rodada en inglés. El catalán Carlos Marqués-Marcet volvió a juntar a David Verdaguer con Natalia Tena tras el éxito de 10.000 Km (2014). A ellos se sumó Oona Chaplin para protagonizar una comedia dramática sobre dos mujeres (merecedoras de un Goya) que viven en un barco en los canales de Londres y se enfrentan a la idea de ser madres. Metáfora de una relación que se hace agua, la película es una reflexión sobre la incapacidad de sacar adelante un proyecto en pareja. Pese a ganar el Gaudí a Mejor película en lengua no catalana, también fue olvidada por la Academia.

Continúa leyendo: Los perros conquistan la Berlinale y en breve, España

Los perros conquistan la Berlinale y en breve, España

Carola Melguizo

Foto: 20th Century Fox

Wes Anderson inauguró el pasado jueves la 68 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, la famosa Berlinale, con ‘Isla de perros’, su noveno largometraje. Es la primera vez que una película de animación abre el festival y el resultado ha sido inmejorable. Tras el pase de prensa, todo han sido alabanzas para el director y su equipo, sobre todo para los guionistas. Sin duda, un buen arranque para el festival que este año cuenta con 19 películas en competición y 5 fuera de concurso.

La historia de ‘Isla de perros’ se desarrolla en una ciudad japonesa ficticia llamada Megasaki, en la que una epidemia de gripe canina ha desatado una ola de odio hacia los perros. Por orden del alcalde, todos los canes sin excepción son evacuados y trasladados a una isla deshabitada que se usa como vertedero, en la que los animales luchan por sobrevivir entre montañas de basura. La aventura comienza el día que Atari Kobayashi, un niño de 12 años, decide ignorar la cuarentena establecida y va en busca de su perro Spots. De forma simultánea, nace en la ciudad Pro Dog, un movimiento en favor de los perros que lucha por acabar con el destierro.

El guión, escrito a ocho manos por Roman Coppola, Jason Schwartzman, Kunichi Nomura y el propio Anderson, sitúa la historia en el futuro, dentro de un contexto político creado, según el director, solo para el film. Sin embargo, llega en un momento histórico en el que es imposible no hacer paralelismos con políticos irresponsables que encuentran enemigos donde no los hay para justificar medidas extremas que responden a intereses personales y con una sociedad víctima del terrorismo de estado que no se atreve a luchar por quienes más lo necesitan.

En Estados Unidos, la película ha sido clasificada PG-13, no recomendada para menores de 13 años y los críticos aseguran que se trata de la obra más comprometida política y socialmente de Anderson hasta la fecha. En la versión original, las voces están interpretadas por Bryan Cranston, Edward Norton, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Yoko Ono y Bill Murray, entre otros. La banda sonora, como ya es costumbre en las películas de Anderson, es obra del compositor francés Alexandre Desplat.

Fotograma de ‘Isla de perros’. | Foto: 20th Century Fox

¿Cuándo podrá verse en España?

‘Isla de perros’ llegará a los cines españoles, de la mano de 20th Century Fox, el próximo 20 de abril. Pero si estás en Madrid, tienes la oportunidad de verla antes. El director, Wes Anderson, presentará la película en el Cine Doré, calle de Santa Isabel, número 3, el próximo martes 27 de febrero a las 20:00 h. Roman Coppola y Jason Schwartzman, dos de los guionistas, acompañarán a Anderson en un coloquio con el público que tendrá lugar después de la proyección.

Las entradas serán gratuita hasta completar aforo y se podrán conseguir en la taquilla del cine ese mismo día a partir de las 16:15 h, con un máximo de dos entradas por persona. El evento se realiza en el marco del programa de dinamización para Filmoteca que desarrolla el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA)

Continúa leyendo: Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon

Nerea Dolara

Foto: Netflix
Netflix

Sorprende con su físico y su intensidad dramática en la serie de Netflix, pero Kinnaman ha estado en el cine y la televisión por más de una década. Te apostamos que ya le habías visto más de una vez.

Joel Kinnaman cuenta que cuando llegó al set de Altered Carbon se quedó boquiabierto. Según su descripción en WWD la localización de la exitosa serie de ciencia-ficción de Netflix ocupaba la extensión de tres campos de fútbol construidos a modo de ciudad futurista y llenos de más de 400 extras en acción. 

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 4
Para Altered Carbon entrenó  de 3 a 5 horas al día durante seis meses, quería hacer sus propias escenas de acción. | Foto: Netflix

Kinnaman no es nuevo para la televisión, tampoco lo es en las producciones de alto presupuesto. Pero es posible que te cueste identificarlo en su rol de Takeshi Kovacs, no es sorprendente, este actor de origen sueco entrenó de 3 a 5 horas al día durante seis meses para tener el musculoso cuerpo de Kovacs y poder hacer sus secuencias de acción: “Mi ambición era tomar los aspectos físicos del personaje y las escenas de acción y llevarlos a otro nivel. Quería hacer mis propias escenas, sin doble. A hora cuando lo veo me siento orgulloso”, dijo a NME.

Pero ¿qué hacía Kinnaman antes de Altered Carbon? En su Suecia natal ya había trabajado en muchas series y películas -forma parte de la serie de cintas sobre Johan Falk- antes de mudarse a Estados Unidos para probar en Hollywood. Previo a su trabajo en EEUU incluso llegó a ganarse el premio Gulbadgge a Mejor Actor por su papel protagónico en la película Easy Money, un thriller sobre un hombre pobre (Kinnaman) que vive fuera de sus posibilidades en los suburbios de Estocolmo y que, tras conocer a una hermosa y rica chica, se involucra con el mundo del crimen organizado. Esto fue en 2010. En 2011, Kinnaman tendría su gran oportunidad americana con la serie The Killing (ya había intentado tenerla en Thor y Mad Max pero al final no le dieron los roles).

Una adaptación de una serie danesa, este relato sobre el asesinato de una chica en un pequeño pueblo y la subsecuente investigación fue una gran apuesta para AMC y tuvo, por lo menos en su primera temporada, buenas críticas. Kinnaman era, nada más y nada menos, que el co-protagonista. Junto Mireille Enos era uno de los detectives, Stephen Holder, encargado de resolver el caso.    

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 1
En The Killing era el desquiciado detective siempre al borde un colapso. | Foto: Netflix

Producto de su trabajo en The Killing (que terminó por tener una historia rocosa que incluyó dos cancelaciones y dos rescates y finalizó en 2014), Kinnaman consiguió más trabajos, uno de ellos en una poco conocida película junto a Denzel Washington y Ryan Reynolds, Safe House (2012). Pero puede que su mayor rol en esos primeros tiempos fuese el del policía Alex James Murphy en el remake de Robocop. Y aunque contaba con un buen reparto -Gary Oldman, Samuel L. Jackson, Michael Keaton- la nueva entrega  basada en el original de Paul Verrhoeven no tuvo el éxito esperado.

Ya en 2016, otro filme con mucho presupuesto se atravesaría en su camino. Suicide Squad lo incluyó en su grupo de superhéroes mal comportados en el papel de Rick Flag, un agente que se une al equipo con el propósito de rescatar a June Moone, la doctora poseída por Enchantress y la villana del filme. Y sí, la película tuvo alguna de las peores críticas del año y es odiada por muchos, pero a Kinnaman no le importó en exceso. “Para mí lo más emocionante es intentar hacer cosas que sean tan diferentes como se pueda. Si en algún momento tuviese la suerte de tener una audiencia que siguiese mi trabajo, me gustaría que siempre estuviesen preguntándose: ¿qué hará en su siguiente rol?, dijo el actor a Indiewire cuando se estrenó la cinta.

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 2
Entró a Suicide Squad a reemplazar a Tom Hardy. | Foto: IMDB

También en 2016, el actor se unió al reparto de House of Cards, como el gobernador Will Conway, el candidato que siempre amenaza la estancia en el poder de Frank Underwood: conservador, pero joven, con una hermosa esposa e hijos, una buena carrera política y las credenciales de haberse enlistado en el ejército después del 11 de septiembre. Conway fue un personaje recurrente, y molesto para Underwood, en la cuarta y quinta temporadas de la serie.

Kinnaman ya conocía la historia de Altered Carbon (los libros originales de Richard K. Morgan) y estaba interesado en comprar los derechos para su recién fundada compañía de producción, pero ya los tenía un poderoso productor, así que se dio por vencido. Unos meses después vio la noticia de que se convertiría en serie. Al principio no estaba seguro de volver a la pantalla pequeña, pero la visión de los creadores le convenció.

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 3
En House of Cards era el niño de oro republicano, candidato perfecto y némesis de Frank Underwood.  | Foto: Netflix

Takeshi Kovacs, el protagonista al que interpreta, es un revolucionario detenido por decenas de años y revivido -en esta sociedad del futuro la conciencia se almacena en discos y los cuerpos son intercambiables- dentro de un cuerpo nuevo para investigar el intento de asesinato de un millonario poderoso. La serie, que tiene muchas referencias a Blade Runner y una dirección de arte muy cinematográfica, ha tenido buenas críticas, pero es posible que Kinnaman no vuelva para una segunda temporada. La premisa de la serie -los cambios de cuerpo- permiten reemplazar actores sin problemas, y en estos últimos días se ha hablado de que Kinnaman no volverá para una nueva entrega. ¿La razón? Ya firmó un contrato para trabajar en una nueva serie, esta vez de Amazon Prime, que será una adaptación de la película Hannah, de Joe Wright. Además, los libros de Morgan desarrollan la acción siguiente en otros planetas y con otros personajes. Kinnaman también tiene en espera el rodaje de la segunda entrega de Suicide Squad, aunque aún no se sepan las fechas definitivas.

Lo cierto es que este sueco ya logró lo que quería: una carrera exitosa. ¡Ah! Y además tiene una esposa cool, la artista de tatuajes Cleo Wattenström (que debe haberle regañado por ese infame tatuaje que le hizo Will Smith tras rodar Suicide Squad) y proyectos por venir. Kinnaman promete seguir en nuestros radares por un tiempo… y bienvenido sea.

Continúa leyendo: ¿Cómo estuvo Sundance 2018?

¿Cómo estuvo Sundance 2018?

Nerea Dolara

Foto: IMDB
IMDB

¿Qué películas queremos ver? Sundance 2018 cerró su edición en Park City con una amplia oferta de estrenos indies que valen la pena.

A finales de enero las calles de Park City, Utah volvieron a ser las mismas. Unos días antes una multitud de actores, directores, guionistas, productores y distribuidores asistían al Festival de Cine de Sundance, el mayor mercado y proyector de cine independiente desde hace décadas. ¿Por qué es importante Sundance? Un ejemplo, en 2017 The Big Sick y Call Me By Your Name consiguieron allí su distribución y antes de ellas se estrenaron allí películas como Whiplash, Blood Simple, Winter’s Bone, Reservoir Dogs, Memento o Cuatro bodas y un funeral (por nombrar unas pocas). En Sundance se abre de nuevo la carrera por los premios, ya de 2019. Es un barómetro del cine indie y también de su mercado… porque en el festival no sólo se ven películas, también se compran.

Hablemos primero de las películas que probablemente tengan peso en 2018, aunque este año haya sido más discreto que sus predecesores inmediatos. Está Bodied, por ejemplo, producida por Eminem, que relata la historia de un rapero blanco que intenta triunfar en ese mundo musical; o Blaze, de Ethan Hawke, en que él mismo interpreta al músico Blaze Foley en un relato lleno de saltos temporales, actuaciones musicales y buenas interpretaciones; o The Tale, que le ganó a su protagonista, Laura Dern, admiración general de la crítica; o Ophelia, una nueva narración de Hamlet, desde el punto de vista de su amada, que tiene a Daisy Ridley (Star Wars) en el rol principal; o Wildlife, la ópera prima de Paul Dano que ya está generando rumor de Óscar para su protagonista, Carey Mulligan; o Tully, la nueva aventura de humor negro de Diablo Cody, que tiene a Charlize Theron como una madre harta de sus hijos y de la maternidad.

¿Cómo estuvo Sundance 2018?
Ofelia | Imagen: IMDB

También están las películas de cuatro directoras, que se llevaron los galardones de dirección en pleno: The Kindergarten Teacher de Sara Colangelo, On Her Shoulders de Alexandria Bombach, And Breathe Normally de Ísold Uggadóttir y Shirkers de Sandi Tan.

Pero es posible que la película más importante del festival, no sólo porque el público la adoró y la crítica la veneró, sea Hereditary. El terror lleva algunos años haciendo de las suyas peleando por ser un género al que se le reconozca su valor, no sólo como parte del panteón de la cultura pop, sino como una obra de arte como cualquier otra buena película. Ya antes de Hereditary los festivales han recibido con brazos abiertos, y celebrado ampliamente, cintas como The Witch, It Follows, Babadook o Get Out, y este nuevo estreno ha tenido la misma suerte. La película, protagonizada por Toni Collete, relata la historia de una madre en duelo que es atormentada en su propia casa por presencias sobrenaturales. Tras su estreno Internet se llenó de artículos que la llamaban: la película que mató de miedo al público de Sundance.

Otro elemento a tomar en cuenta de esta edición de Sundance, además de las películas que se estrenaron, es qué sucedió con su mercado de distribución. Los dos últimos años, por ejemplo, Amazon y Netflix gastaron decenas de millones adquiriendo películas como The Big Sick, Manchester by the Sea, Mudbound, este año no fue igual. De hecho los dos servicios de streaming, que también son estudios, dejaron el festival con las manos vacías por primera vez.

Según Business Insider ambas compañías estarían pensando en reducir sus costos en compra de derechos de estrenos indies. Netflix, por su parte, porque ha entendido que a sus suscriptores no les importa si la película es un estreno exclusivo o si llega a su servicio semanas después. Y Amazon porque ya cerró su presupuesto para 2018.

También puede especularse que ambas empresas llevan varios años gastando millones en distribución y producción, pero aún no parecen ganar ese mismo dinero con los estrenos. De hecho, el plan, según Bussiness Insider, es producir proyectos propios con grandes estrellas, alla Bright con Will Smith en Netflix.

Lo cierto es que Sundance dejó, como siempre, un amplio cartel de películas que recorrerán cines y televisiones durante los próximos años y que de seguro, tendrá presencia en los premios del próximo año. Esto es así, cuando aún no se ha entregado el Oscar 2018, ya se piensa en el de 2019. Pero no todo son premios. Sundance es el hogar del indie, y como tal este año estrenó joyas que esperamos (escuchen distribuidores) lleguen a las salas, tan llenas de superhéroes que ofrecen pocos espacios para otro tipo de cine.

Continúa leyendo: 3 series, 3 películas y un híbrido para celebrar (o temer) el Falcon Heavy de Elon Musk

3 series, 3 películas y un híbrido para celebrar (o temer) el Falcon Heavy de Elon Musk

Nerea Dolara

Foto: Fotograma de Altered Carbon
Netflix

En la televisión y el cine las sociedades interplanetarias y las colonias espaciales nunca tienen buena pinta. Aquí una revisión de algunas de ellas en la semana en que se hizo un histórico viaje privado al espacio.

Esta semana Elon Musk hizo historia, no sólo porque envió al espacio la primera misión enteramente privada, sino porque lo hizo con un maniquí metido dentro de un coche (muy a lo niño obsesionado con las carreras). Pero obviando su gusto cuestionable, lo cierto es que este avance llega en un momento que podría llamarse ideal. Científicos, incluido Stephen Hawking, han advertido que en un siglo o poco menos, el planeta será inhabitable si no se cambia la forma en que se está abusando de sus recursos y contaminando a diestra y siniestra. Y como sabemos eso no ha pasado, así que para las futuras generaciones va a ser necesario un transporte a otros planetas si no quieren morir chamuscados o de sed y hambre…

Las expediciones estatales al espacio estaban muy de moda en los sesenta, pero en las últimas décadas los programas espaciales han perdido presupuesto y básicamente se han paralizado, así que la existencia de intentos privados resulta más interesante (para los millonarios claro, los demás no tendrán dinero para el pasaje). Y mientras llegan las estaciones de cohetes alla autobuses, vamos a celebrar una nueva salida de nuestra atmósfera con un repaso por algunas de las sociedades ficticias que el cine y la televisión proponen que existieran cuando se conquisten otros planetas.

Altered Carbon

La nueva serie de Netflix no propone un futuro muy ideal (advertencia: casi ninguna en la lista lo hace). En este mundo de planetas colonizados el millonario es el rey y las crisis de identidad el pan de cada día. Los cuerpos son sólo fundas, la conciencia vive en una especie de pendrive con mega memoria y puede ser transferida a otros cuerpos o fundas cuando se muere. No es un futuro especialmente alentador… aunque por lo menos no te mueres.

The Expanse

Otro gran sistema planetario en que los pobres viven esencialmente jodidos. En este mundo La Tierra es el hogar de una ONU poderosa y que ahora incluye planetas, más que países, y es un lugar contaminado y repleto (salvo para…los millonarios, sí); Marte, una colonia de soldados alla Esparta que intentan replicar las condiciones ideales de La Tierra (que los terrícolas destruyeron); y de los habitantes del Cinturón (el de asteroides que está en nuestro sistema solar), los más pobres del sistema, con mala calidad de aire y agua y sin recursos propios (porque sus minerales son explotados por La Tierra y Marte).

Firefly

En este futuro en que se habita en un sistema planetario regido por la Alianza (suma de Estados Unidos y China tras haber ganado una guerra contra quienes peleaban por mayor libertad) la sociedad parece haber retrocedido a tiempos más salvajes: los del Oeste. Pistoleros, planetas llenos de polvo y pueblos con salones de prostitutas, marcan  esta serie de aventuras de una nave de contrabandistas que se declaran rebeldes antes la autoridad.

Total Recall

Esta película de Paul Verhoeven cumple con ser violenta, como es su marca registrada, y también con relatar qué pasa cuando un hombre común (si alguien puede creerse que Arnold Schwarzenegger es un hombre común) se somete a un proceso de implantación de falsas memorias de unas vacaciones y termina metido en un enorme embrollo en que él resulta ser un agente entrenado al que le borraron la memoria y del que ahora quieren deshacerse. En este mundo Marte ha sido colonizado, y sus habitantes viven bajo una cúpula que asegura el oxígeno, y hay cruceros a en otros planetas.

2001: Odisea en el espacio

Esta enrevesada obra maestra de Stanley Kubrick se desarrolla en varios tiempos. Y aunque en el primero se puede ver a los monos aprender a ser más humanos (usando armas…qué adecuado), en la segunda parte la historia se desarrolla en el futuro, en un viaje comercial a La Luna, un lugar que se puede visitar con regularidad. Aunque el estatus quo no es descrito, sí queda claro que la colonización espacial está en marcha.

Aliens, el regreso

Más de 50 años después de su traumático viaje en Nostromo, Ripley despierta en otra nave que se dirige al planeta abandonado de la primera entrega de la saga, ahora convertido en una colonia de terraformación. Como es de esperar la colonia no resulta una buena idea y una infestación de aliens es previsible.

Star Trek

Sumen aquí todas las versiones de esta historia, desde la original con Kirk y Spock hasta las nuevas películas con nuevos Kirk y Spock. En el universo Star Trek, televisivo y cinematográfico, existe la Federación, una coalición de planetas que propone la exploración pacífica de la galaxia. No siempre se logra, pero entre los ejemplos anteriores, este mundo resulta el más ideal, con diferencia.

TOP