Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

5 personajes que deberías querer pero realmente odias

Nerea Dolara

Foto: HBO
HBO

Hay personajes que fueron escritos para ser queridos, pero en un momento del camino los espectadores sencillamente ven sus costuras y el odio comienza.

Con la llegada de la séptima temporada de Juego de tronos reaparecen las discusiones sobre tramas y sobre personajes. Una de ellas, sostenida desde el primer año de la serie, es si Jon Snow es soportable o no. Sí, en Juego de tronos hay peores personajes (sí habitantes de Dorne, hablamos de ustedes) pero Jon Snow es de esos que genera dicotomías de amor y odio. Algunos piensan que es honorable y guapo, otros que es tonto y se preguntan de qué va su cara de lloro perpetuo. Jon debería ser un héroe sin dudas, el bastión de lo bueno y lo decente en una tierra corrupta y violenta, pero su existencia, sus decisiones y la actuación de Kit Harington lo han convertido en alguien que amasa una creciente lista de haters.

El bastardo de Ned Stark no es el único personaje que el público debería adorar sin tapujos y que se ha ganado enemigos. Hay más ejemplos, ninguno intencionado, de personajes principales en series que han pasado a la historia como lo peor de sus shows. Aquí algunos.

5 personajes que deberías querer pero realmente odias 4
Ted Mosby, el incorforme insoportable.

Ted Mosby en How I Met Your Mother

Tal vez el ejemplo más claro de la historia reciente de la televisión. El protagonista de esta sitcom, narrador en off en el futuro de la historia de cómo conoció a la madre de sus hijos y en versión presente, comienza como un decente galán de comedia romántica: un poco intenso, con intereses intelectuales, buen humor… un “buen partido” o por lo menos alguien con quien saldrías en una cita (aunque tras la primera te diga que te ama… o haga un Mosby como terminó por llamarse esta movida en la serie). Pero en la medida en que el tiempo pasa y sus quejas incesantes sobre la ausencia de la mujer de su vida y sus ganas de casarse, además de su deleznable elección de parejas y su obsesión insana con Robin, Ted se convirtió en el peor personaje de la serie; a un nivel que amenazó la audiencia fiel del programa y que generó decenas de artículos indagando sobre sus defectos.

5 personajes que deberías querer pero realmente odias 3
Tara, la mejor amiga de Sookie era lo único que hacía aparecer a Sookie como alguien medianamente decente.

Tara en True Blood

Puede que la serie de Alan Ball tuviese menos espectadores que HIMYM pero quienes veían esta desquiciada historia de vampiros eran fieles. Eso hasta que Tara aparecía en pantalla. Su presencia significaba el momento de ir al baño o a buscar algo de comer. La mejor amiga de Sookie se convirtió en un peso insoportable muy pronto en la historia. La pobre actriz encargada de interpretarla, Rutina Wesley, no tenía ninguna culpa. De hecho, lograba insuflar a Tara de alguna humanidad en medio de sus melodramáticas e insoportables tramas. En una serie en que la muerte era pan de cada día los espectadores soñaban con ver perecer a Tara. Y cuando por fin pasó (tras lidiar con una madre borracha, una conversión a vampiro que nunca quiso, un secuestrador desquiciado… y más) no murió realmente, se convirtió en un espíritu insoportable que aparecía pero no lograba comunicarse… vamos, el tipo de espíritu en que se convertiría alguien como Tara.

5 personajes que deberías querer pero realmente odias 2
Rory, rostro dulce, personalidad amarga y mediocre.

Rory Gilmore en Gilmore Girls

Vale, puede que cuando la serie se estrenó quien la viera pensara que la niña brillante de ojos azules era encantadora y extraña de una forma adorable. Revisitar la serie implica ver cómo Rory pasa de ser una niña estudiosa y tímida a una adulta con la creencia de que el mundo le debe adoración y oportunidades sólo porque ella es ella. Su trato indiferente del dinero (habiendo sido criada por Lorelai, que huyó de sus privilegios, en una vida de clase media), su abuso de su posición (o sencillamente su incapacidad de ver que otros no la tienen tan fácil como ella), su trato de ex parejas o de su madre y su incompetencia profesional (sí, Rory no es buena periodista, y Amy Sherman Palladino probablemente quería que todos lo supiéramos, no es gratuito que Mitchum Huntzenberger se lo diga abiertamente) la convierten en un personaje bastante antipático. Y ya ni hablar de los cuatro episodios del revival en que Rory olvida constantemente terminar con su novio, mientras se acuesta con alguien comprometido, se acuesta con una fuente en medio de un reportaje, se queda dormida en medio de una entrevista y opta por un trabajo y se indigna cuando le piden lo que a cualquier persona le pedirían en una entrevista de trabajo.

5 personajes que deberías querer pero realmente odias 1
Rachel, puedes sacar a la chica del Uptown neoyorquino, pero nunca al Uptown neoyorquino de la chica mimada.

Rachel Green en Friends

Sí, esto puede ser escandaloso pero no es descabellado. Sólo piensen un poco. Sí, Ross es el “amigo” más detestado comúnmente pero Rachel reúne una serie de cualidades que, si se enumeran, describen a una persona detestable (Jennifer Aniston es tan buena que se ganó el corazón de muchos): es mimada hasta niveles indescriptibles (ejemplo: es incapaz siquiera de empacar cuando tiene que mudarse de casa de Mónica, que sí es la casa de Mónica no de ella); es egoísta (ejemplo: ni sabe dónde está el cuarto de la basura en su edificio, porque jamás colabora); es mala en su trabajo (ejemplo: básicamente todas las escenas con el Sr. Zellner, además de sus propias menciones a su incompetencia, o el hecho de que contrata un asistente porque está bueno y no a quien se merece el empleo); es egocéntrica (no le importa utilizar, por ejemplo, los sentimientos que el pobre Gunther tiene hacia ella, o sencillamente es incapaz de interesarse en nada que le interesa al hombre que “ama”); cuando las cosas no son sobre ella hace que sean sobre ella (como cuando besa a Ross el día del compromiso de Mónica y luego se indigna porque Mónica se molesta porque intente robarle su momento); es caprichosa (le gusta Joey de repente, sin importarle que puede dañar a Joey o Ross, y luego deja de gustarle así como así o el hecho de que se robe el nombre de bebé que Mónica tiene pensado desde la niñez); es una mala madre (esto no es su culpa realmente, Emma y Ben son fantasmas y la versión de paternidad y maternidad en la serie es seguir con tu vida y dejar a tus hijos con cualquiera para tomar café con tus amigos)… hay más características, pero el punto se entiende, ¿no?

5 personajes que deberías querer pero realmente odias 5
¿Necesitamos decir algo más?

Dawson en Dawson’s Creek

La serie lleva su nombre en el título, pero Dawson se convirtió rápidamente en el personaje más detestable de la historia. De hecho, inicialmente la esencia de la narración iba de su relación con Joey y el amor de ambos. Al final su chica terminó con su amigo, Pacey, el verdadero amor de Joey. Y Dawson se quedó sólo y llorón y obsesionado con el cine (no de forma seria, sino de forma infantil… porque era inmaduro a niveles insospechados). Nadie añora a Dawson… Era un adolescente con ínfulas de grandeza, machista (¿o nadie recuerda cómo trató a Jen por no ser virgen?), obsesionado con el sexo, condescendiente y básicamente el tío en bachillerato que todos habrían detestado.

Save

Continúa leyendo: ¿A quiénes olvidaron los Globos de Oro?

¿A quiénes olvidaron los Globos de Oro?

Nerea Dolara

Foto: The Big Sick
Lionsgate

Se anunciaron las nominaciones (sólo hablamos de cine) y muchos de los favoritos del Óscar han quedado fuera. ¿Qué pasó?

Con la llegada de las nominaciones a los Globos de Oro de 2018 ya está encaminado el obsesivo momento en que estaremos viendo y leyendo referencias sobre las mismas películas y actores/actrices hasta la llegada del Óscar. En el anuncio de los premios que otorga la prensa extranjera -un grupo de menos de 100 que nadie conoce con seguridad- hubo algunas sorpresas pero los sospechosos siguen siendo los habituales… o lo serán hasta principios del año que viene cuando compitan por el Óscar.

Primero las sorpresas: Greta Gerwig no fue nominada en la categoría de dirección. Lady Bird, su debut detrás de la cámara que ha roto récords de críticas positivas según Rotten Tomatoes, es casi una apuesta segura cuando se habla de las postulaciones de la Academia. Y no sólo se trata de que su película sea excelente, sino de que es mujer y en un tiempo en que los escándalos de acoso sexual pululan en Hollywood es muy probable que la Academia, que sólo ha premiado a una mujer en Dirección (Kathryn Bigelow) y ha nominado sólo a cuatro en toda su historia, quiera no sólo reconocer el talento de Gerwig sino quedar bien con sus miembros fingiendo haber avanzado en sus retrógrados métodos.

Otro ausente en la categoría es Luca Guadagnino (Call Me By Your Name) cuya historia de amor homosexual no sólo tiene enamorada a la crítica sino a los premios que ya se han otorgado en esta temporada. Y para sorpresa general tampoco se nominó a Paul Thomas Anderson que estrena Phantom Thread, la que será la última película de Daniel Day-Lewis.

¿A quiénes olvidaron los Globos de Oro? 1
Fotograma Call Me By Your Name | Imagen: IMDB

¿Quiénes entraron?

Steven Spielberg por The Post; Christopher Nolan por Dunkirk; Martin McDonagh por Three Billboards Outside of Ebing, Missouri; Guillermo Del Toro por The Shape of Water y Ridley Scott por All the Money in the World.

Si alguien se pregunta qué película es esa de Scott que no recuerdan es porque aún no se ha estrenado, de hecho sólo la han visto los miembros de la prensa extranjera que deciden los Globos de Oro… ni siquiera la han visto los demás periodistas de la fuente o miembros de la Academia. Pero para dar una referencia (no necesariamente buena) esta es la película en que se decidió reemplazar por completo a Kevin Spacey, tras sus escándalos de acoso sexual, por Christopher Plummer sin cambiar la fecha de estreno.

¿A quiénes olvidaron los Globos de Oro? 2
Fotograma de The Shape Of Water | Imagen: IMDB

Del Toro, por su lado, puede estar muy orgulloso porque The Shape Of Water, que ya se ganó mucho aprecio en los premios otorgados por la crítica en varias ciudades americanas y que tiene ya el León de Oro de Venecia, es la más nominada en los Globos de Oro, con siete candidaturas.

Otros que no vieron reconocido su trabajo, y que casi de seguro competirán por un Óscar, son Jordan Peele por Get Out (a quien también excluyeron en la carrera por Mejor Director) y James Ivory por Call Me By Your Name, en las categorías de Guión Original y Adaptado, respectivamente. Aaron Sorkin, por Molly’s Game, de seguro se llevó uno de sus espacios porque los demás competidores están previstos como posibles competidores por el Óscar.

Y The Big Sick, esa gran comedia que enamoró a audiencias y críticos, no recibió nada, ni una mención ni un recuerdo. La rom-com se estrenó hace, tal vez, demasiado pero era de esperar que por lo menos recibiera una nominación a Mejor Guión o a Mejor Comedia (los Globos separan los nominados por género). Pero nada.

¿A quiénes olvidaron los Globos de Oro? 3
Fotograma de Big Sick | Imagen: IMDB

Estas omisiones podrían considerarse sólo temas de gusto, pero también podrían mirarse como una resistencia de los Globos de Oro a renovarse o apostar por nuevos talentos. Este grupo es conocido por arriesgarse cuando se trata de televisión (Gina Rodríguez por Jane The Virgin, Rachel Bloom por Crazy Ex-Girlfriend, Mozart in the Jungle y este año la excelente The Marvelous Mrs. Maisel) pero en cine es también conocido por ser conservador y tener sus favoritos (Emma Stone está nominada, por ejemplo… y Sorkin igual). Y al parecer nada ha cambiado. Esperemos que en la Academia, que ha hecho un esfuerzo en los últimos dos años por diversificar a sus miembros, las cosas se remuevan un poco.

Lo demás es más o menos estándar: Saoirse Ronan (Lady Bird) y Meryl Streep (The Post) tienen nominaciones -y grandes posibilidades en el Óscar-; Laurie Metcalf (Lady Bird) sigue siendo la favorita en la categoría de Actriz Secundaria; Gary Oldman (The Darkest Hour) tiene un fuerte competidor en Daniel Day-Lewis (The Phantom Thread) para Mejor Actor; y Willem Dafoe (The Florida Project) probablemente triunfe como Actor Secundario.  

Comienza la carrera y ya no ha marcha atrás. Es tiempo de hacerse a la idea de que durante meses estas películas estarán en los cines, los periódicos, la televisión y los medios online. Y es hora de verlas (las que se pueda) para juzgar si la prensa extranjera (y luego la Academia) realmente sabe lo que está haciendo.

Continúa leyendo: Toast Ale, la cerveza a base de pan que se rebela contra el despilfarro

Toast Ale, la cerveza a base de pan que se rebela contra el despilfarro

Redacción TO

Foto: Lindsey Parnaby
AFP

Cada año terminan en la basura toneladas de pan y una asociación británica ha tomado la determinación de poner fin al derroche con una solución sorprendente: son capaces de transformar el pan en cerveza.

En el condado de Yorkshire, al norte de Inglaterra, una fábrica está acostumbrada a ver cómo llegan kilos de pan duro procedentes de bares y establecimientos de la ciudad. Estos pasan a convertirse en ingredientes de una cerveza que han bautizado como Toast Ale, y que desde 2016 reduce el porcentaje de malta para sustituirlo por pan, todo por encargo de una asociación que lucha contra el despilfarro de alimentos y que se llama Feedback.

La idea nació de Tristram Stuart, fundador de esta asociación, quien se inspiró en los cerveceros belgas que lanzaron la cerveza llamada Babylon. Aquel nombre no fue una coincidencia.

“Me explicaron que los antiguos babilonios inventaron la cerveza para usar panes y granos que de otro modo se habrían perdido. Era el objetivo inicial de la cerveza”, explicó Stuart en una entrevista con la agencia AFP. “Hoy se tiran cantidades industriales de pan en todo el mundo, y las asociaciones de ayuda alimentaria no pueden repartir todo el pan que les ofrecen. Al mismo tiempo, hay esta fiebre en todo el mundo por las cervecerías artesanales”.

Esta circunstancia empujó a Stuart a crear una empresa que uniera a los suministradores con los cerveceros locales, y a su vez con organizaciones caritativas. Desde el primer momento dio una visión internacional al negocio, y el primer paso consistió en hacer de ‘Toast Ale’ un producto de calidad. La primera cerveza que se hizo nació en el programa de televisión del famoso chef británico Jamie Oliver, que se rindió en elogios. Ahora existen cuatro variantes, en función de los gustos de los consumidores. Tienen dos lagers, una Pale Ale y una India Pale Ale, y varios premios a sus espaldas.

Un trabajador de la fábrica, volcando el pan durante el proceso. | Foto: LINDSEY PARNABY/AFP

Su ejemplo ha servido para que otras cervecerías se hayan sumado a su iniciativa. Es el caso de Wiper and True, situada en Bristol, que creó la Bread Pudding, una cerveza fabricada con los mismos métodos y con un sabor que recuerda al famoso postre británico.

En el Reino Unido se han usado ya 9,75 toneladas de pan para producir más de 300.000 botellas de cerveza, vendidas a entre 2,5 y 3 libras la unidad –entre 2,80 y 3,40 euros–, un precio habitual en cervezas artesanales. Es un pequeño paso, pero queda mucho por hacer para reducir el problema del derroche: cerca de la mitad –el 44%– del pan que se produce en el Reino Unido anualmente acaba en la basura. El pan es el alimento que más se tira en ese país.

“Ver lo que ocurre en el mundo es verdaderamente deprimente”, estimó Tristram Stuart. Para ello ha encontrado una solución “deliciosa”. Tan deliciosa que su método se extiende con velocidad y ya se aplica en ciudades como Nueva York, Río y Ciudad del Cabo.

La receta para transformar fue publicada en Internet para que todos puedan iniciarse en la elaboración de cerveza con pan y contribuir a su manera a reducir el problema. “La han descargado ya 16.000 veces, mucha gente la usa”, dijo Tristram Stuart, entusiasmado. Pero ¿qué ocurrirá si se deja de derrochar pan? El fundador de Feedback responde tajante: “Entonces, no tendrá razón de existir”.

Continúa leyendo: Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Jorge Raya Pons

Foto: TOMAS BRAVO
Reuters

El archivo con todos los manuscritos que sobrevivieron de Gabriel García Márquez está en Estados Unidos. Él, que se rebeló contra todos sus gobiernos, nunca lo habría imaginado. Vendieron el fondo de documentos que había guardado durante años por más de dos millones de dólares a la Universidad de Texas –a través de la institución Harry Ransom Center–. Parece mucho dinero cuando Gabo –como le llamaron quienes le conocían– vivió con lo justo durante casi media vida. Aquella circunstancia cambió, sin embargo, cuando alguien quedó deslumbrado por Cien años de soledad.

Algunos días, García Márquez compartía con quienes le acompañaban la historia de cómo la idea del libro le alcanzó como un rayo, de cómo quedó prendido e incapacitado para hacer otra cosa que escribir. “A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: ‘Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo’. No tenía la menor idea del significado ni del origen de esa frase ni hacia dónde debía conducirme”, dijo en una ceremonia en Cartagena de Indias en 2007. “Lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses, hasta que terminé el libro”.

Gabo, que nació en el Caribe colombiano y siempre se reconoció periodista, escribió otras obras que son infinitas –como El coronel no tiene quien le escriba y El amor en los tiempos del cólera– y dejó miles de páginas que ahora pueden consultarse gratuitamente y en línea. Son folios y folios –unos 27.000– y artículos y fotografías y ficciones a medias que revelan sobre García Márquez tanto como sus memorias: en ellos están sus métodos de trabajo, sus anotaciones, sus vicios de escritura. La universidad tejana ha comenzado un laborioso y encomiable esfuerzo para digitalizar todo cuanto llegó a sus manos, y los resultados son verdaderamente estimulantes si uno es lector devoto del maestro de Aracataca.

Cómo consultar en línea todo el catálogo de Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez, en Monterrey en 2007. | Foto: Tomás Bravo/Reuters

La página tiene habilitados unos buscadores que permiten, incluso, filtrar por palabras clave, y también un mecanismo sorprendente con el que se pueden comparar simultáneamente borradores distintos de una misma obra. Entre los documentos hay pasaportes de sus abuelos, de él mismo, fotografías de su infancia, todo un torrente de información que desvela las facetas misteriosas de su vida, sobre las que tanto mintió a sus biógrafos.

Toda esta hazaña no habría sido posible –quién sabe– si García Márquez no hubiera publicado Cien años de soledad. Aquello fue una posibilidad real al menos en dos ocasiones, según sus recuerdos. La primera, cuando la mecanógrafa Esperanza Araiza (Pera) resbaló saliendo de un autobús, bajo la lluvia, y provocó que los papeles de su borrador final se empaparan todos en un charco. Luego tuvo que secarlos pacientemente y uno a uno para rescatar los 18 meses de trabajo de su amigo.

La segunda, cuando el escritor y su esposa, Mercedes, se dispusieron a enviar a la editorial Suramericana por correo las 590 cuartillas que entonces eran la novela. El trabajador de la oficina pesó las hojas y les dijo: “Son 82 pesos”. Pero ellos eran pobres y solo tenían 53. Tuvieron que enviar la mitad de la novela, con el escaso atino de escoger la segunda mitad y no la primera. Unos días después, les escribió el editor y les dio el dinero restante a cambio de que le hicieran llegar la primera parte. La historia de García Márquez –quizá distorsionada– viene a demostrar que la fortuna, a veces, es caprichosa. Ahora sus intimidades literarias y familiares quedan abiertas para los curiosos y los investigadores.

Continúa leyendo: Llega a Madrid el nuevo Paraíso de la música electrónica

Llega a Madrid el nuevo Paraíso de la música electrónica

Cecilia de la Serna

Foto: Unsplash

Tras más de dos décadas olvidada en la ruta festivalera patria, la capital parece estar al fin copando el protagonismo que muchos esperaban. A las ya consagradas citas musicales que suponen algunas, como el Mad Cool o el DCODE, se une una propuesta hasta ahora inédita en Madrid: la primera edición de Paraíso, un nuevo festival que tendrá lugar en un espacio verde muy próximo al centro de la capital. Concretamente, como el ya citado DCODE, Paraíso pisará la hierba del Campus de la Universidad Complutense, y durará dos días: el 8 y el 9 de junio de 2018.

El lema de Paraíso es “Música electrónica y otras artes”, que es -además de un eslogan prometedor- toda una declaración de intenciones. Este festival de nueva generación ha nacido, según sus organizadores, “para ofrecer al público la oportunidad de vivir una experiencia multisensorial”.

De uno de los creadores del FIB

Este proyecto tiene la solvencia que solo la experiencia de los que están detrás de él puede otorgar. Desde el festival recuerdan que “Paraíso nace de la mano de un colectivo de profesionales con más de dos décadas de trayectoria en la gestión cultural. A la cabeza del proyecto se encuentra José Morán, cofundador y codirector hasta 2009 del FIB (Festival Internacional de Benicàssim)”. Algo que cuidan especialmente desde la organización de Paraíso es la imagen gráfica, que han creado de la mano del estudio madrileño Serial Cut. El resultado final es onírico, con elementos relacionados con el sonido y la naturaleza, la música electrónica y otros conceptos del festival, unidos mediante texturas orgánicas y evocadoras.

Tres escenarios para una experiencia completa

La gran incógnita es su cartel, que próximamente anunciará la organización en un primer avance, así como el resto de contenidos y disciplinas artísticas que formarán parte de la primera edición de Paraíso. Lo que sí aseguran sus organizadores es que “Paraíso se estrenará con un cuidado cartel compuesto por artistas que exploran los nuevos territorios de la electrónica y su confluencia con otros géneros y expresiones artísticas”.

El recinto del festival contará con hasta tres escenarios diferenciados, intervenciones artísticas, un área recreativa, varias zonas de descanso y un espacio gastronómico. Siguiendo la tendencia impuesta por muchos festivales, este será sostenible, con aforo limitado a 15.000 personas diarias, en el que la comodidad y los detalles harán que los asistentes disfruten de una experiencia única.

Reserva anticipada

A partir de ahora se puede reservar sin compromiso, y a través de la web de Paraíso, el abono a un precio especial de 35 euros y el pase premium a 95 euros. El plazo para confirmar la compra de la reserva finalizará 15 días después de la presentación del primer avance del cartel. Los asistentes de esta primera edición tendrán prioridad para acceder a las siguientes.

TOP