Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

7 parejas que se enamoraron siendo parejas en el set (además de Jon y Ygritte)

Nerea Dolara

Foto: HBO
HBO

Kit Harington y Rose Leslie anunciaron su compromiso esta semana. La pareja se conoció interpretando a Jon Snow e Ygritte en Juego de tronos. No son los únicos. ¿Conoces otras?

Esta semana Jon Snow probó que sabe algo, por lo menos que sabe el camino al corazón de Ygritte. Ya, dejemos el tono chistoso y digámoslo claro: Kit Harington y Rose Leslie anunciaron su compromiso y con ello iluminaron los corazones de muchos fans de Juego de tronos que lloraron la muerte de Ygritte (y otras muchas… es Juego de tronos) y el fin de esa historia de amor (más cuando se piensa que el nuevo romance de Jon es con su tía… blagh).

Harington y Leslie se conocieron rodando la serie y se enamoraron interpretando a unos enamorados. No es la primera vez, de hecho es bastante común en los rodajes. En algunos casos es tierno y encantador como en este, en otros es un escándalo, como cuando pasó con Brad Pitt y Angelina Jolie en Mr. & Mrs. Smith, cuando Pitt aún estaba casado con Jennifer Aniston.

Lo cierto es que es un fenómeno recurrente que en muchos casos deja boquiabiertos y alegres a los fans de la peli o serie en que los tórtolos fueron pareja.  ¿Sabes a quiénes les ha pasado también? Te lo recordamos.

7 parejas que se enamoraron siendo parejas en el set (además de Jon y Ygritte) 4
Fotograma de Kirsten Dunst y Jesse Plemons durante la grabación de Fargo | Imagen vía IMDB

Kirsten Dunst y Jesse Plemons (Fargo)

La musa de Sophia Coppola y el actor, conocido por Friday Night Lights y Breaking Bad, coincidieron en la segunda temporada de Fargo como un aburrido matrimonio que ve su rutina destruida cuando Dunst atropella a alguien y él termina por matarlo… y resulta en situaciones cada vez más peligrosas. “Es mi actor favorito, el mejor con el que he trabajado”, ha dicho Dunst. Y ha afirmado que, ya que lleva trabajando desde la infancia, “es hora de tener hijos y relajarme”. Habrá que ver si resulta así, pero de seguro la pareja va en serio ya que este año, tras conocerse en 2016, han anunciado su compromiso.

Blake Lively y Ryan Reynolds (Linterna Verde)

Vale, puede que esta película sea tan mediocre que ni tengas memoria de su existencia, pero pasó por los cines en 2011. Reynolds conoció a Lively, que interpretaba a la enamorada del superhéroe, un año antes cuando se anunció la película en Comic-Con y cuando aún estaba casado con Scarlett Johansson. La pareja anunció su divorcio ese mismo año. Lively, siendo la mediática protagonista de Gossip Girl, tenía a los paparazzi en los talones y no tardaron en verla salir a escondidas del piso de Reynolds en 2011. La noticia era pública. La pareja se casó el año siguiente. Actualmente tienen dos niños y hablan regularmente sobre su feliz vida en pareja.

7 parejas que se enamoraron siendo parejas en el set (además de Jon y Ygritte) 3
Anna Paquin y Stephen Moyer en la famosa serie de vampiros True Blood | Imagen vía IMDB

Anna Paquin y Stephen Moyer (True Blood)

Se conocieron haciendo el screen test para aparecer en la serie de Alan Ball y tuvieron una conexión inmediata. No se vieron durante tres meses, hasta que llegaron al rodaje ella con su pelo oscuro ahora rubio, él con su cabello claro teñido de negro. Según Moyer a los tres días de trabajar juntos supo que quería pasar su vida con ella. Durante el transcurso de la sexy serie, sus personajes vivieron un enrevesado e intenso romance, pero también tuvieron sexo con muchos otros personajes. Y también durante el tiempo en que se emitió True Blood Paquin salió del armario como bisexual y se defendió de los ataques ignorantes de la prensa sensacionalista. Actualmente están casados y tienen una pareja de gemelos.

Keri Russell y Matthew Rhys (The Americans)

Conocida por Felicity, Russell llegó a esta serie con unos años de pocos proyectos y muchas ganas. La serie sobre dos espías rusos durante la Guerra Fría prometía ser excelente (y lo ha cumplido desde su estreno), pero también resultó ser el lugar en que conoció a su esposo y padre de su hijo: el galés Matthew Rhys. Rhys ya había trabajado en cine, pero era aún un relativo desconocido. Rhys asegura que se conocieron 10 años antes de la serie, cuando un poco borracho le pidió a Keri su número. Le resultó luego, cuando tras ensayar le recordó esa oportunidad. Lo demás es historia.

7 parejas que se enamoraron siendo parejas en el set (además de Jon y Ygritte) 5
El casting completo de “Sé lo que hicisteis el verano pasado” | Imagen vía IMDB

Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Junior (Sé que lo hicisteis el último verano)

El matrimonio, que este año cumplen 15 años de casados y que llevan 20 años juntos, se conocieron durante el rodaje de la película adolescente de terror, pero comenzaron a salir tres años después cuando tras quedar a cenar con un amigo común que canceló, optaron por salir solos. Tienen dos hijos y trabajaron juntos de nuevo en las películas de Scooby Doo como Fred y Daphne.

Claire Danes y Hugh Dancy (Evening)

Se conocieron en la poco conocida película Evening en 2007. Se enamoraron en la pantalla y comenzaron a salir. Dos años después se casaron en Francia. Según Mamie Gummer, que trabajó con ellos en la película, se enamoraron jugando Scrabble y Boggle. En 2012, tuvieron su primer hijo. Ambos han hablado públicamente de su felicidad pero son bastante privados.

7 parejas que se enamoraron siendo parejas en el set (además de Jon y Ygritte) 1
El casting del sitcom Bosom Buddies | Imagen vía IMDB

Tom Hanks y Rita Wilson (Bosom Buddies)

Una de las parejas más estables de Hollywood y una de las compuestas por la gente más encantadora de la industria. Estos dos grandes se conocieron durante un episodio de la sitcom Bosom Buddies en los ochenta y luego compartieron la pantalla de cine con John Candy en Volunteers. Hanks estaba casado y la relación no comenzó hasta que se separó en 1987. Y en 1988 se casaron. La pareja de actores ha estado junta 30 años. “No hay un secreto, sólo nos caemos muy bien”, eso ha dicho Hanks.

Save

Continúa leyendo: Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon

Nerea Dolara

Foto: Netflix
Netflix

Sorprende con su físico y su intensidad dramática en la serie de Netflix, pero Kinnaman ha estado en el cine y la televisión por más de una década. Te apostamos que ya le habías visto más de una vez.

Joel Kinnaman cuenta que cuando llegó al set de Altered Carbon se quedó boquiabierto. Según su descripción en WWD la localización de la exitosa serie de ciencia-ficción de Netflix ocupaba la extensión de tres campos de fútbol construidos a modo de ciudad futurista y llenos de más de 400 extras en acción. 

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 4
Para Altered Carbon entrenó  de 3 a 5 horas al día durante seis meses, quería hacer sus propias escenas de acción. | Foto: Netflix

Kinnaman no es nuevo para la televisión, tampoco lo es en las producciones de alto presupuesto. Pero es posible que te cueste identificarlo en su rol de Takeshi Kovacs, no es sorprendente, este actor de origen sueco entrenó de 3 a 5 horas al día durante seis meses para tener el musculoso cuerpo de Kovacs y poder hacer sus secuencias de acción: “Mi ambición era tomar los aspectos físicos del personaje y las escenas de acción y llevarlos a otro nivel. Quería hacer mis propias escenas, sin doble. A hora cuando lo veo me siento orgulloso”, dijo a NME.

Pero ¿qué hacía Kinnaman antes de Altered Carbon? En su Suecia natal ya había trabajado en muchas series y películas -forma parte de la serie de cintas sobre Johan Falk- antes de mudarse a Estados Unidos para probar en Hollywood. Previo a su trabajo en EEUU incluso llegó a ganarse el premio Gulbadgge a Mejor Actor por su papel protagónico en la película Easy Money, un thriller sobre un hombre pobre (Kinnaman) que vive fuera de sus posibilidades en los suburbios de Estocolmo y que, tras conocer a una hermosa y rica chica, se involucra con el mundo del crimen organizado. Esto fue en 2010. En 2011, Kinnaman tendría su gran oportunidad americana con la serie The Killing (ya había intentado tenerla en Thor y Mad Max pero al final no le dieron los roles).

Una adaptación de una serie danesa, este relato sobre el asesinato de una chica en un pequeño pueblo y la subsecuente investigación fue una gran apuesta para AMC y tuvo, por lo menos en su primera temporada, buenas críticas. Kinnaman era, nada más y nada menos, que el co-protagonista. Junto Mireille Enos era uno de los detectives, Stephen Holder, encargado de resolver el caso.    

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 1
En The Killing era el desquiciado detective siempre al borde un colapso. | Foto: Netflix

Producto de su trabajo en The Killing (que terminó por tener una historia rocosa que incluyó dos cancelaciones y dos rescates y finalizó en 2014), Kinnaman consiguió más trabajos, uno de ellos en una poco conocida película junto a Denzel Washington y Ryan Reynolds, Safe House (2012). Pero puede que su mayor rol en esos primeros tiempos fuese el del policía Alex James Murphy en el remake de Robocop. Y aunque contaba con un buen reparto -Gary Oldman, Samuel L. Jackson, Michael Keaton- la nueva entrega  basada en el original de Paul Verrhoeven no tuvo el éxito esperado.

Ya en 2016, otro filme con mucho presupuesto se atravesaría en su camino. Suicide Squad lo incluyó en su grupo de superhéroes mal comportados en el papel de Rick Flag, un agente que se une al equipo con el propósito de rescatar a June Moone, la doctora poseída por Enchantress y la villana del filme. Y sí, la película tuvo alguna de las peores críticas del año y es odiada por muchos, pero a Kinnaman no le importó en exceso. “Para mí lo más emocionante es intentar hacer cosas que sean tan diferentes como se pueda. Si en algún momento tuviese la suerte de tener una audiencia que siguiese mi trabajo, me gustaría que siempre estuviesen preguntándose: ¿qué hará en su siguiente rol?, dijo el actor a Indiewire cuando se estrenó la cinta.

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 2
Entró a Suicide Squad a reemplazar a Tom Hardy. | Foto: IMDB

También en 2016, el actor se unió al reparto de House of Cards, como el gobernador Will Conway, el candidato que siempre amenaza la estancia en el poder de Frank Underwood: conservador, pero joven, con una hermosa esposa e hijos, una buena carrera política y las credenciales de haberse enlistado en el ejército después del 11 de septiembre. Conway fue un personaje recurrente, y molesto para Underwood, en la cuarta y quinta temporadas de la serie.

Kinnaman ya conocía la historia de Altered Carbon (los libros originales de Richard K. Morgan) y estaba interesado en comprar los derechos para su recién fundada compañía de producción, pero ya los tenía un poderoso productor, así que se dio por vencido. Unos meses después vio la noticia de que se convertiría en serie. Al principio no estaba seguro de volver a la pantalla pequeña, pero la visión de los creadores le convenció.

Conoce a Joel Kinnaman, protagonista de Altered Carbon 3
En House of Cards era el niño de oro republicano, candidato perfecto y némesis de Frank Underwood.  | Foto: Netflix

Takeshi Kovacs, el protagonista al que interpreta, es un revolucionario detenido por decenas de años y revivido -en esta sociedad del futuro la conciencia se almacena en discos y los cuerpos son intercambiables- dentro de un cuerpo nuevo para investigar el intento de asesinato de un millonario poderoso. La serie, que tiene muchas referencias a Blade Runner y una dirección de arte muy cinematográfica, ha tenido buenas críticas, pero es posible que Kinnaman no vuelva para una segunda temporada. La premisa de la serie -los cambios de cuerpo- permiten reemplazar actores sin problemas, y en estos últimos días se ha hablado de que Kinnaman no volverá para una nueva entrega. ¿La razón? Ya firmó un contrato para trabajar en una nueva serie, esta vez de Amazon Prime, que será una adaptación de la película Hannah, de Joe Wright. Además, los libros de Morgan desarrollan la acción siguiente en otros planetas y con otros personajes. Kinnaman también tiene en espera el rodaje de la segunda entrega de Suicide Squad, aunque aún no se sepan las fechas definitivas.

Lo cierto es que este sueco ya logró lo que quería: una carrera exitosa. ¡Ah! Y además tiene una esposa cool, la artista de tatuajes Cleo Wattenström (que debe haberle regañado por ese infame tatuaje que le hizo Will Smith tras rodar Suicide Squad) y proyectos por venir. Kinnaman promete seguir en nuestros radares por un tiempo… y bienvenido sea.

Continúa leyendo: La forma del agua: una carta de amor al cine y al romance entre especies

La forma del agua: una carta de amor al cine y al romance entre especies

Romhy Cubas

Foto: Fox Searchlight Pictures

En 1941 durante una exclusiva cena de la industria cinematográfica ofrecida por Orson Welles, el director sudamericano Gabriel Figueroa compartió la historia de una criatura anfibia mitad humana que emergía del río Amazonas una vez al año para raptar a una mujer y desaparecer sin rastro. En 1954 una de las personalidades presentes en aquella cena, William Allan, produjo La criatura del lago negro, un precedente elemental para la humanización de los monstruos y criaturas fantásticas en la pantalla grande.

Más de seis décadas después, el cineasta mexicano Guillermo del Toro ha logrado recuperar la esencia de una historia que se ancló en su imaginario desde que la vio a los siete años de edad. La forma del agua, la última película del director reconocido internacionalmente por el hermoso debut que fue El laberinto del fauno, es un etéreo homenaje al cine fantástico, los monstruos, la filmografía de los 60 y sobre todo un honorable final para La criatura del lago negro que raptó a Julie Adams a finales de los años 50.

Con trece nominaciones a la estatuilla de Oro de los Oscar este año y otras 150 nominaciones a premios y festivales alrededor del mundo, entre lo que se encuentran el recibimiento del León de Oro del Festival de Venecia y el Globo de Oro como mejor director, la película protagonizada por Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon y Octavia Spencer se enuncia como una carta de amor al cine. En ella el clima cultural, los derechos civiles y las dinámicas de poder recuerdan que en la “gran América” siempre han existido escenarios en donde la segregación busca establecerse como el denominador común de una sociedad.

Situada en los años 60 en Baltimore, previo al asesinato de John F. Kennedy, La forma del agua narra un romance único entre la conserje de una central de investigación del gobierno, Elisa -muda de nacimiento y con unas cicatrices extrañas en el cuello que evocan a las branquias de los anfibios-, y una criatura encerrada en las facilidades del lugar que es torturada en el nombre de la ciencia y la seguridad nacional.

Las referencias hacia La criatura del lago negro son evidentes, pero el film no se trata de un remake sino de una celebración al cine y la filmografía antigua, un homenaje a influencias cinematográficas como The Red Shoes ,The Harder They Come e inclusive la estética de  Andy Warhol.  Y es que para Del Toro el anfibio que sostiene a una aterrorizada Julie Adams en el póster de 1954 es una de los diseños más hermosos que ha visto. Desde que lo descubrió el esquema de un romance en donde la pareja de especies comparte helados y paseos en bicicleta ha sido clave para uno de sus proyectos más ambiciosos.  

La forma del agua: una carta de amor al cine y al romance entre especies
Tras cámaras de La forma del agua | Foto: Kerry Hayes/Fox Searchlight Pictures

La forma del agua relata una historia de amor con tintes de fábula en donde la transformación no es necesaria para la comprensión de dos individuos. La película hace justicia a uno de los temas más comunes de los filmes del director, que no solo se expresa mediante monstruos y criaturas sino mediante la idea de que en este mundo solo nos tenemos los unos a los otros.

Doug Jones, quien ha aparecido en varias películas de Del Todo como Mimic, Crimson Peak y Hellboy, en donde también interpreta a un hombre anfibio, es el cuerpo y movimiento detrás  de la noble criatura de La forma del agua.  Junto con la ayuda de la escritora Vanessa Taylor y el escultor Mike Hill, -quien ya ha diseñado un Frankenstein de tamaño real para la colección privada de horror de Del Toro- el alma del anfibio tomó vuelo con una simple instrucción del director: “Quiero que canalices dos cosas: el Silver Surfer [héroe de Marvel Comics], con su fuerza heroica y su sensualidad discreta, y a un matador. Cuando los observas, tienen mucha confianza y lideran con las caderas y la pelvis”, le indicó el director al actor según The Hollywood Reporter.

Por otro lado el, apego de Del Toro por su último proyecto, que originalmente iba a ser filmado en blanco y negro, lo llevó a desembolsar $200,000 de sus propios fondos para presentar a Fox Searchlight un guión que según el director los hizo llorar a todos al final de la primera propuesta.

La forma del agua: una carta de amor al cine y al romance entre especies 1
Escena de La forma del agua | Foto: Fox Searchlight Pictures

Más que criaturas y monstruos

La humanización de los monstruos, que siempre han fascinado al director, y el romance silente entre dos especies distintas es de hecho una persiana para contextualizar polémicas pasadas que siguen teniendo vigencia hoy en día como: la discriminación racial, la intolerancia y un particular complejo de hombre blanco, poderoso y privilegiado.

“Lo configuré en 1962 específicamente, porque cuando la gente dice: ‘Hagamos que Estados Unidos vuelva a ser grandioso’, están soñando con esa era”, explica Del Toro a la revista estadounidense Deadline. “Es una época donde los autos tenían aletas de chorro, las cocinas eran automáticas. Todo era genial si eras blanco, anglosajón y protestante, pero si eras otra cosa, estabas jodido. No ha cambiado tanto”.

Esta elección tanto -personal como política- de escenarios y geografías temporales hacen que la película se conjugue en reversa a los roles desempeñados en filmes de época. “Quería convertir en malo al personaje con un buen traje y una mandíbula cuadrada (que suele ser el tipo bueno en las películas de ciencia ficción de los años 50)”, agrega Del Toro.

La forma del agua: una carta de amor al cine y al romance entre especies 2
Escena de La forma del agua con Sally Hawkins y Doug Jones | Foto: Fox Searchlights Pictures

Palabras innecesarias y miles de tonos verdes

Sally Hawkins hace que las palabras sean innecesarias con una actuación sutil y serena que se conjuga con todos los colores de la película. La actriz también contribuyó con el guión de su personaje; Del Toro se inspiró en una historia escrita por esta sobre una mujer que desconoce que es una sirena. El detalle de los rasguños con forma de branquias en el cuello de su personaje fue tomado de dicha historia.

El silencio de la película es sustituido con un soundtrack y una musicalización que riman con los pasos y el mutismo de sus personajes. La cinematografía etérea de Dan Laustsen se aferra a miles de tonos verdes para crear la atmósfera de ensueño de un cuento de hadas para adultos. Esa paleta infinita crea un juego de tonos que pasan por la aguamarina, los ásperos verdes oxidados de edificios antiguos e institucionales, el brillo de neón de una gelatina hasta el verde cerceta metálica de un nuevo Cadillac.

Por otro lado, no solo la crítica coincide en que La forma del agua es una de las mejores piezas de Del Toro desde El laberinto del fauno, el propio director reconoce un particular orgullo por la película.

“Para mí no se vuelve más personal que con La forma del agua. Estoy orgulloso de ella. Es la película favorita que he realizado“, dijo Del Toro a Collider. “Me encanta. Lo llamo ‘un cuento de hadas para tiempos difíciles’ porque es una pomada contra el mundo, donde nos levantamos todas las mañanas con peores noticias”.

La fidelidad de Guillermo Del Toro por los monstruos crea un homenaje moderno y un cuento de hadas gestado décadas atrás que por fin encuentra su final perfecto.

Continúa leyendo: Resfriado en perros: la importancia de tratarlo a tiempo

Resfriado en perros: la importancia de tratarlo a tiempo

Carola Melguizo

Foto: Ketaki Upasani
Flickr bajo Licencia Creative Commons

El resfriado es la enfermedad leve más extendida en el mundo y por desgracia, no es solo cosa de humanos. Los perros también pueden verse afectados y la sintomatología es bastante similar: tos, fiebre, estornudos, pérdida de apetito, cansancio extremo, secreciones oculares, dificultades respiratorias, etc. Con los cuidados adecuados, en pocos días el perro se recupera completamente, pero si no recibe atención veterinaria a tiempo, las complicaciones pueden ser muy graves, llegando incluso a poner su vida en riesgo.

Un perro, igual que un humano, puede resfriarse en cualquier época del año. Sin embargo, la exposición al frío, las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura debilitan el sistema inmunitario, lo que hace que durante el invierno aumenten las posibilidades de contagio. Sobre todo, en el caso de los cachorros y los perros mayores. Ahora bien, aunque presente los mismos síntomas y la evolución sea similar, no se trata de una enfermedad zoonótica, es decir, no puede transmitirse entre animales y seres humanos.

A pesar de tratarse de una enfermedad infecciosas de tipo viral que, por lo general, se resuelve en dos o tres días sin necesidad de administrar ningún tipo de medicamento, es recomendable acudir al veterinario ante el primer síntoma que nos haga sospechar que nuestro perro está enfermo. En pocos días, un resfriado común puede empeorar y convertirse en una bronconeumonía, que es una afección respiratoria grave que si no se trata a tiempo puede resultar mortal. El tratamiento depende de cada caso, por eso es importante controlar la evolución de los pulmones a través de radiografías durante todo el proceso.

Es importante destacar que acudir al veterinario en una fase temprana, además de prevenir complicaciones y garantizar que el perro se recupere lo antes posible, permite descartar otras enfermedades que presentan síntomas parecidos. Por ejemplo, la tos de las perreras y el moquillo. La primera es básicamente una tos seca, muy fuerte, que puede incluso llegar a provocar vómitos, pero que por lo general se autolimita en pocos días y la segunda, es una enfermedad vírica que afecta tanto a las vías respiratorias como al sistema digestivo y al sistema nervioso y que con frecuencia resulta mortal. Ambas son altamente contagiosas.

El frío favorece la transmisión del virus | Freestocks en Flickr

5 consejos para combatir el resfriado en perros

Una vez diagnosticado por el veterinario, si no hay complicaciones, el perro puede volver a casa para comenzar su recuperación. El tiempo que tarde en curarse dependerá de su sistema inmunitario y, por supuesto, de los cuidados que reciba. Estos cinco consejos, basados en las recomendaciones del Consell de Col•legis Veterinaris de Catalunya, lo ayudarán a recuperarse más rápidamente y a hacer más llevadero el proceso:

Hidratación

El perro debe tener siempre agua limpia y fresca a su alcance. Es muy importante controlar que reponga líquidos. Si no lo hiciera, habría que ayudarlo a beber con una jeringuilla para evitar la deshidratación. También se le puede dar comida húmeda durante unos días, ya que tiene una mayor proporción de agua en su composición.

Reposo

El descanso es fundamental para que el cuerpo pueda luchar contra la enfermedad. Intenta que el perro esté calmado y no insistas en jugar con él. Deja que duerma todo lo que quiera y si hace frío, procura salir lo menos posible de casa.

Abrigo

Proteger al perro del frío es clave para su recuperación. Mantas y abrigos ayudan a mantener la temperatura corporal, aislando al can de la humedad y las bajas temperaturas, algo especialmente importante para las razas pequeñas.

Humidificación

Para mantener las vías respiratorias del perro hidratadas y disminuir así la irritación, es recomendable que respire aire húmedo. Esto se puede conseguir conectando un humidificador en la habitación en la que duerme o dejando correr el agua caliente en el baño durante unos minutos

Amor

Nada como el cariño de la manada para ayudar al can a subir las defensas. Está científicamente demostrado que las endorfinas mejoran el funcionamiento del sistema inmunitario, que es justo lo que un perro resfriado necesita.

Continúa leyendo: La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo

Tal Levy

Foto: Ohad Romano
IMDB

“Prepárense”, “el caos está por empezar”, “en camino hacia ti”, anunciaban cientos de carteles escritos en árabe y sin traducción que alarmaron a algunos israelíes que por un instante, al ver esas letras blancas sobre fondo negro, pensaron que quizá Isis había llegado a las mismísimas calles del corazón de su ciudad.

En algo no se equivocaron. El llamado Estado Islámico estaría en la mira, pero de la exitosa serie de televisión israelí Fauda, cuya campaña de intriga llegó a provocar zozobra a tal punto que en algún momento las fuerzas de seguridad debieron salir a explicar que sólo se trataba del abreboca promocional de la tan esperada segunda temporada.

Nada más lejos que ese enteramente blanco y negro de las vallas. La producción se asienta precisamente en esa escala de grises con la que aborda el largo y espinoso conflicto entre israelíes y palestinos. Desborda realismo, por algo The New York Times, que la incluyó en la lista de las diez mejores series de 2017, la ha calificado como thriller crudo y naturalista.

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo
Poster promocional de Fadua | Imagen: Netflix

Es imposible no contener el aliento al verla. Las acciones suceden de una manera tan trepidante y las imágenes lucen tan reales que parece más bien un hecho transmitido en directo. Una profusión de disparos, violencia, persecuciones, crueldad, venganza, pero más… Lejos de estereotipos, la serie humaniza a los personajes descorriendo el velo del “otro”, del “enemigo”, para mostrarlo en toda su complejidad, en diversas facetas.

Reconocido como Mejor Guión en el festival de Biarritz y ganador de seis premios Ophir (equivalente israelí a los Emmy) entre ellos el de Mejor Drama, Fauda ha cautivado a 190 países desde su estreno en Netflix en diciembre de 2016 provocando, curiosamente, empatía por igual entre israelíes y palestinos, hombres y mujeres, de derecha y de izquierda.

¿La clave de su éxito desbordante? “Lo que hemos escuchado a menudo de los espectadores de todo el mundo es que se reconocen a sí mismos en los personajes de ambos lados del conflicto, se identifican con lo que sucede y realmente ‘sienten’ lo que los personajes experimentan, bueno o malo. Aparte de las escenas de acción, muestra a las familias teniendo una vida normal. Hay historias de amor. Madres y mujeres en general poseen una fuerte presencia. Todo esto hace que el programa sea muy intenso y conmovedor. Además, tiene lugar en el punto de mayor tensión del Medio Oriente y se desarrolla sobre un conflicto geopolítico real y actual, lo que lo hace aún más adictivo”, explica a The Objective la actriz Laëtitia Eïdo, cuyo papel en la serie ha cautivado a la audiencia.

La historia de fondo

Fauda, que significa caos en árabe y que en el argot militar israelí hace referencia al fracaso de una operación, era una apuesta arriesgada con esos diálogos entrecruzados entre árabe y hebreo para hacerla todavía más real. Sus creadores tenían claro que los personajes árabes debían ser encarnados por actores que también lo fueran, respetando a su vez los diversos dialectos. No podía ser de otro modo pues su trama se centra en la búsqueda por parte de un comando de agentes encubiertos israelíes de terroristas palestinos en Cisjordania.

Tras una y otra puerta cerrada, la compañía de televisión por cable YES de Israel decidió producir y emitir la serie; después, Netflix se apuntó convirtiéndola con sus subtítulos en un fenómeno global, tanto que ya firmó con sus creadores para realizar dos nuevas series sobre espionaje, una de las cuales ya tiene nombre: Hit and run.

Avi Issacharoff, un reconocido periodista con décadas de experiencia en la cobertura del conflicto palestino-israelí, y Lior Raz, un actor que nunca había escrito un guión, se inspiraron en hechos reales para dar vida a la serie pues ambos, amigos por demás, prestaron el servicio militar obligatorio en una unidad secreta como “mista’arvim”; o sea, israelíes que se hacen pasar por palestinos y hablan árabe a la perfección.

Durante una veintena de años Raz guardó silencio sobre un suceso que le perturbó y dejó marcado para siempre: la muerte de su primer amor apuñalada en Jerusalén a manos de un terrorista palestino. Catárticamente este hecho ha salido a flote en la pantalla cuando en la primera temporada de Fauda la novia de un miembro del comando de élite israelí pierde la vida en un bar víctima de un atentado suicida.

#fipa festival. screening fauda at the opening ceremony #fauda #פאודה

Una publicación compartida de lior raz (@liorraz) el

No extraña que a Raz, quien además de coguionista encarna magistralmente al protagonista, ahora le lluevan ofertas para trabajar en Hollywood. ¿Quién lo diría? Y pensar que había sido guardaespaldas de Arnold Schwarzenegger y Nastassja Kinski tras viajar a Estados Unidos pocos días después de haber culminado sus funciones en la unidad especial de las Fuerzas de Defensa de Israel. Hoy, a la par de Fauda, da también charlas sobre cómo lidiar con el estrés postraumático a través del arte y la escritura.

El mundo se ha rendido a los pies por primera vez de una serie israelí. El maestro indiscutible del terror, Stephen King, la calificó en un tuit como un thriller que mola y sin desperdicio. Y hasta el presentador y comediante estadounidense Conan O’Brien se acercó al set de filmación para grabar un sketch en el que interroga al personaje principal para obtener información sobre la dirección de Gal Gadot, la actriz israelí que protagonizó Wonder Woman.

Más y más suspense

La segunda temporada de Fauda se prevé que llegue a las pantallas vía Netflix a partir de abril, cuando finalice su emisión en la televisión de Israel.

Itzik Mizrahi fue uno de los millones de espectadores que el pasado 31 de diciembre sintonizaron el canal YES ansiosos por ver si los nuevos episodios estarían a la altura de las expectativas generadas.

“La primera temporada es más interesante y la segunda tiene menos acción, pero mucho más suspense. Todo gira en torno a un deseo obsesivo de venganza. Es la película verdadera de todos los días”, comenta a The Objective este hombre de 65 años que fue herido en la Guerra de Yom Kippur y que estuvo al frente en Tel Aviv de una de las mayores empresas productoras y distribuidoras de pitas, pan que hermana a los dos pueblos en conflicto.

En la serie, Dorón Kavillio, el protagonista, llega a tener una relación con Shirin Al Abed, una doctora palestina, abordando el tabú del amor entre israelíes y árabes. “El hecho de que ella se enamore de un agente israelí en realidad es relevante solo para la audiencia, al menos en la primera temporada (¡sin spoiler!), porque para ella él es Amir -no Dorón-, un palestino. Por tener un origen mixto, para mí es importante mostrar en la pantalla esta historia de amor como posible y como un modo de lograr un mayor entendimiento entre la gente”, señala la intérprete franco-libanesa Eïdo.

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo 2
Lior Raz y Laëtitia Eïdo en Fauda | Imagen: IMDB

Pero ¿cómo ha sido recibido ese personaje en el mundo árabe? “Los creadores del programa siempre dicen que donde sea que vayan la gente pregunta por ‘La doctora’ y ‘¿Cómo está Shirin?’ Es increíble. Pienso que creamos un personaje muy especial que se vuelve adorable, primero, porque está en medio de este gran ‘fauda’, este caos. Es un vínculo entre mundos y se niega a tomar parte en el conflicto ni a elegir ningún bando. Su ética médica también la hace un alma muy caritativa. De hecho, la hicieron estar más cerca de quien soy por ser medio francesa, algo que no existía en el guion original. Lo añadimos y eso la coloca aún más ‘in between’ (en medio) de todo. Esto le permite tener empatía por cualquier ser humano con quien se cruce, sea del lado que sea. Cuando fui a los territorios palestinos, en Ramala o en Belén, me paraban personas en la calle que eran grandes fans del programa y me agradecían por dar vida a este personaje. Estaba aliviada, igual que cuando escuché que Fauda es un gran éxito en otros países árabes como Arabia Saudí, Líbano, Egipto”.

Las dos caras

Nadie quiere dejar de ver esta producción israelí. Cuando apareció en 2015, el grupo palestino islamista Hamás la tachó de propaganda sionista, pero, no obstante, colocó un enlace de transmisión en su propia página web. Y a fines del año pasado, el tráiler de los nuevos episodios fue presentado incluso en los programas de noticias de la televisión israelí.

Si en la primera temporada el personaje que desencadena el conflicto es un terrorista de Hamás apodado La Pantera que reaparece después de que se creía estaba muerto, interpretado por el actor árabe israelí Hisham Suliman; en la segunda temporada la trama va un paso más allá al explorar las rivalidades entre las diversas facciones del movimiento palestino, con la presencia además de Isis en la zona.


La canción del programa que ha emocionado por igual a israelíes y palestinos, a hombres y mujeres, de izquierda y de derecha.

Una de las motivaciones para hacer la serie fue que la ocupación israelí de Cisjordania ocurrida tras la Guerra de los Seis Días ya suma medio siglo. Al igual que sus creadores, Eïdo lo tiene claro. “No estamos aquí para hacer política, en lo absoluto”, rotundamente afirma a The Objective.

¿Cuál es el principal desafío que ha debido encarar? “Mi trabajo como actriz y el tipo de reto que deseo enfrentar es escoger mis papeles dependiendo de lo que quiero entregar al mundo y de lo que como artistas aportamos a la conciencia colectiva. Llevar la idea de que este conflicto no es unilateral, que estos enemigos a muerte no son tan diferentes después de todo y que son mucho más humanos de lo que nos han dicho es muy importante para mí. Quienquiera que seas, si tomas parte en una guerra, en algún momento lo perderás todo realmente; si no tu vida, entonces tu alma. Esto tiene mucho significado para mí”, concluye.

TOP