Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

7 Tips para disfrutar de la playa con tu perro

Carola Melguizo

Foto: Paulo Valdivieso
Flickr bajo Licencia Creative Commons

Pensar en verano es pensar en buen tiempo, en playa y, por supuesto, en vacaciones. Para algunos afortunados ya llegó el momento de disfrutar de las primeras escapadas y, aunque todavía no es tan fácil como debería, planear unas vacaciones junto a nuestro mejor amigo es posible. Cada vez son más las playas que cuelgan el cartel de perros bienvenidos y los alojamientos que saben que son un miembro más de la familia y que como tal se merecen disfrutar de unos días de relax y de contacto con la naturaleza.

La clave, como para casi todo en la vida, está en la organización. Y para ayudarnos en esa tarea están páginas como playasparaperros.com que cuenta con un listado oficial actualizado de playas españolas en las que los perros son bienvenidos. La información es muy completa: Descripción, cómo llegar, horarios, normas, servicios, enlaces de interés, opiniones de otros usuarios y alojamientos cercanos que admiten mascotas. El portal es un proyecto de Redcanina. También hay información valiosa sobre playas para ir con perros, organizada por provincias, en la página web de la Guía Repsol.

7 Tips para disfrutar de la playa con tu perro 1
Cuida a tu perro durante el verano | Imagen vía Flickr/ Ricardo’s Photography

Una vez elegido el destino y reservado el alojamiento, cartilla sanitaria en mano, tú y tu perro estáis listos para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Para que todo salga de maravilla y puedas sacar el mayor provecho a estos días de descanso al aire libre, sigue las siguientes recomendaciones:

  1. Evita las horas más calurosas.

    El calor afecta a los perros con mayor rapidez que a lo humanos. Así que en la medida de lo posible, evita la playa en las horas centrales del día (De 12 a 17h), ya que son las de mayor radiación solar.

  2. Lleva suficiente agua.

    Para evitar la deshidratación y la tentación de beber agua salada, es muy importante que el perro tenga acceso a agua potable y limpia en todo momento. Recuerda que, aunque no sudan, los perros se refrescan jadeando y al hacerlo eliminan vapor de agua por lo que un buen suministro de agua fresca es clave para que disfrute del día en la playa.

  3. Asegúrate de que tenga sombra.

    Es fundamental que el perro tenga un lugar fresco donde descansar y echarse una buena siesta entre baño y baño. Por ejemplo, junto a ti, debajo de una sombrilla. Siempre con el cuenco de agua cerca.

  4. Deja que se familiarice con el lugar.

    Hay perros que son auténticos nadadores y aman el mar. Otros, no tanto. Sea cual sea el caso de tu mejor amigo, no intentes que se bañe apenas llegue. Para sentirse seguro, es importante que se familiarice con el entorno primero. Acompáñalo a explorar la zona, deja que huela y que sea él quien decida si quiere o no bañarse y cuándo hacerlo.

  5. Ponle protección solar.

    Los perros también pueden quemarse por el sol. En tiendas especializadas venden protectores solares diseñados para perros. Consúltalo con el veterinario y sigue atentamente las recomendaciones de uso del fabricante. Evita siempre las cremas que contengan fragancias y óxido de zinc ya que puede resultar tóxico para los perros.

  6. Protege sus almohadillas.

    A pesar de tener una piel resistente, preparada para los cambios de temperatura, el calor de la arena puede quemar la zona de las almohadillas, provocando dolorosas heridas. Mientras más hidratadas estén, menos probable es que se vean afectadas. Para mantenerlas en buen estado, puedes utilizar una crema hidratante específica para este fin. Y como medida de precaución extra, en la playa mójale las patas cada cierto tiempo.

  7. Termina la jornada con un baño de agua dulce.

    Para eliminar los restos de arena y sal que pudieran irritar la piel del perro, es recomendable enjuagarlo con abundante agua dulce al salir de la playa.

7 Tips para disfrutar de la playa con tu perro
Cocker en la bahía de Chesapeake en Virginia, Estados Unidos. | Imagen vía Flickr/Virginia State Parks

Y por favor, no lo pierdas de vista en ningún momento. Además, recuerda llevar suficientes bolsas para recoger excrementos y desperdicios. Es importante que cuando te vayas la playa esté tan limpia como cuando llegaste. Para poder exigir nuestros derechos tenemos que cumplir con nuestros deberes. El primer paso para luchar por más playas dog friendly es cuidar las que ya lo son. ¡Feliz verano!

Save

Save

Continúa leyendo: España se seca

España se seca

Redacción TO

Foto: Vincent West
Reuters/Archivo

España se seca. Las alarmas se han disparado después de que octubre se haya convertido en el segundo mes más seco desde 1965 y del siglo XXI en España; pero en realidad, las alarmas saltaron mucho antes porque España es uno de los países de Europa más afectados por el cambio climático, según los expertos. Escasez de lluvias y altas temperaturas describen a la perfección la situación en en el país.

Hace apenas unos días, el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPA) informó de la alarmante situación de los embalses. La reserva hidráulica se situó a mediados de noviembre en el 37 por ciento de su capacidad total. El calentamiento global apunta a que el problema empeorará ya que, tal y como indica la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), este fenómeno producirá menos lluvias, más intermitentes, y un aumento de las temperaturas.

Por esta razón, la demanda de agua crecerá cada vez más, especialmente en el sur del continente europeo donde la necesidad para la agricultura es mayor. Las previsiones apuntan a que en menos de 15 años, la mitad de la población mundial vivirá en lugares donde no habrá agua suficiente para todos. De hecho, se prevé que el porcentaje de población a nivel mundial que habitará en zonas donde existe un riesgo de escasez de agua extremo o alto, alcanzará el 29% en 2020, según la Fundación Aquae.

El Foro Económico Mundial calcula que la demanda aumentará en un 40% para el año 2030, una cantidad que el planeta no podrá suministrar. De modo que el agua, ese bien que a veces damos por sentado, es tan preciado como el oxígeno y todos podemos contribuir a mejorar este grave problema haciendo un uso más eficiente.

¿Qué puedes hacer para no derrochar agua?

El INE publica que el consumo de agua por persona en España es de 132 litros por habitante al día.

La  Fundación Aquae estima el consumo de agua doméstica por persona dos puntos por encima del dato ofrecido por el INE. Señala que es de 139 litros por habitante al día. Para la Organización Mundial de la Salud, debería ser de 80 litros por persona y día. Además, el INE destaca que en el caso de viviendas sin jardín los tres usos principales tienen lugar en un único escenario: el cuarto de baño.

La ducha supone, por sí sola, un tercio del consumo (34%). Le siguen el uso del inodoro (21%) y el gasto del agua en el lavabo (18%), según un informe que publica el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

España se seca 1
Aparatos como difusores de agua o rociadores ahorran agua en la ducha. | Foto: Vincent Kessler / Reuters archivo

Entre los consejos que da el ministerio para hacer un mejor uso del agua en el baño son:

  • Usar un rociador de ducha de bajo consumo. Los rociadores de bajo consumo consiguen una sensación de mojado similar utilizando menos agua. Mientras que los convencionales consumen entre 10 y 14 litros de agua por minuto, los rociadores emplean de 6 a 7. El ahorro de agua y de energía es de entre el 30% y el 60%, dependiendo del caso. La instalación de un rociador de bajo consumo resulta muy sencilla: sólo hay que desenroscar el antiguo y enroscar el nuevo a la manguera de la ducha. Su precio, que oscila entre los 18 y los 30 euros.
  • Reducir los tiempos en la ducha. No solo ayudará al planeta sino a tu bolsillo. Una idea sencilla y barata para recuperar la noción del tiempo durante un baño es colocar en la ducha un pequeño reloj de arena, recomienda también el MAPA. Los hay para calcular cuatro o cinco minutos, que resultan tiempos muy razonables para una ducha. Son modelos resistentes al agua y muchos llevan una pequeña ventosa para fijarlos a un azulejo con facilidad. Los consigues hasta por dos euros.
  • Utilizar perlizadores, es una solución barata y muy ecológica. El perlizador o aireador es un dispositivo que mezcla agua con aire provocando que las gotas de agua salgan del grifo con forma de perlas, de esta forma se reduce el caudal de agua y se compensa el caudal a la salida del grifo en instalaciones con poco caudal. Así podemos conseguir ahorros superiores al 50% de caudal sin perder volumen de agua a la salida del grifo. Normalmente los grifos de lavabos suministran entre 14 y 17 litros por minuto, mientras que con el uso de perlizadores o aireadores podemos limitar el caudal a 4,5 ó 6 litros por minuto obteniendo un ahorro en el consumo de hasta el 70%. Los perlizadores se pueden encontrar entre 10 y 17 euros.
  • Los grifos monomando mejorados te facilitarán un consumo doméstico más eficiente.
  • Utilizar un vaso con agua para cepillarse los dientes.
  • Cerrar la llave mientras se afeita, utilizar un recipiente o el tapón del lavabo para afeitarse.

Y fuera de la ducha:

  • Hacer uso de los sistemas de recolección de agua de lluvia en las casas que puede ser utilizada para lavar ropa, la limpieza  de las vivienda e instalaciones sanitarias. Hay que recordar que una vez que se recolecta el agua, debe ser usada cuanto antes para que no se convierta en criadero de insectos como mosquitos.
  • Es recomendado regar las plantas y jardines solamente dos veces por semana, preferiblemente por la noche o a primeras horas de la mañana ya que la temperatura suele ser más fresca y eso permite que la exigencia de agua sea menor.
  • Al fregar los platos a mano es mejor utilizar un barreño para lavarlos y otra para enjuagarlos.
  • Lavar los vehículos en lugares establecidos para tal fin; si se lava en casa, utilizar solo un cubo de agua.
  • Utilizar la lavadora con la carga completa evitando su uso para pocas prendas.

Examinar las llaves de agua, cañerías y tuberías de los exteriores por si tienen fugas.

Además, existen formas más ecológicas para beber agua. Si nos somos partidarios de usar un termo para llevar agua, que resulta lo más ecológico, lo último son las cajas compuestas de productos renovables.

Agricultura e industria

Más allá de lo que cada uno de podamos hacer en nuestra vida diaria para no derrochar agua, lo cierto es que no son los ciudadanos los que más gastan. La agricultura acapara la mayor parte del consumo. A esto hay que añadir la “mala gestión” de las administraciones públicas, según denuncia Greenpaece.

La seguía “es un claro reflejo de la mala gestión que se ha hecho de nuestros recursos hídricos previamente y que nos hace muy vulnerables ante el inicio de un periodo seco como el actual”, se lamenta Julio Barea, responsable de la campaña de agua de Greenpeace.

España se seca 2
La agricultura en España consume la mayor parte del agua. | Foto: David Gray / Reuters archivo

En un país donde la sequía ha llegado para quedarse, según los expertos, es necesario cambiar el modelo de agricultura actual de regadío, que se lleva la mayor parte del consumo. Desde la Fundación Aquae aseguran que “cerca del 80% del agua consumida en España lo hacen los cultivos de regadío”, una necesidad imprescindible para el sector primario, pero que debe ponerse al día. Tras ello, el 14% se consume en entornos urbanos y un 6% en la industria.

Las lluvias en este último año hidrológico finalizado – entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre de 2017- han sido, con una cifra de 529 litros por metro cuadrado, un 18% menores en la España peninsular respecto a la media histórica (648 l/m2), según datos de la Agencia Española de Meteorología (Aemet).

“El problema es que desde 2014 se vienen produciendo en nuestro país varios años con lluvias menores a lo normal, afectando al volumen de agua embalsada, estando actualmente los embalses con una capacidad de solamente el 37%, nivel más bajo en los últimos 22 años desde 1995″. Así lo indica un informe elaborado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganadero (UPA), en el que se recuerda que la disponibilidad de agua “amenaza el estrangulamiento de actividades económicas, frena el incremento de actividades productivas y condiciona la conservación del medio ambiente”.

Los principales efectos de la sequía en el sector agrario son “la falta de agua de bebida y de pastos para el ganado extensivo y encarecimiento de los forrajes en ganadería”, “problemas en los regadíos”, “problema con las siembras” y la “falta de rendimiento en cultivos y producciones”, añade la UPA.

En el caso de la industria, son muchas las empresas comprometidas con reducir el gasto de agua. En Galicia, donde la sequía se ha juntado con los devastadores incendios del mes de octubre, hasta 85 empresas como la papelera Ence, Augas de Galicia, Begano, han puesto en marcha medidas para ahorra agua, según informan medios gallegos.

El consumo de agua por parte de la industria supone un 6% del total. En ese pequeño pero importante porcentaje, las empresas se han concienciado y han decidido esforzarse en el uso correcto en la industria. “Todos los ámbitos de la industria se han implicado, motivados, en parte, por el coste extra que conlleva una mala gestión del agua”, afirma Alberto Garrido, director del Observatorio del Agua, que coordina la Fundación Botín, según informaba Cinco Días en marzo. Y no solo se controla el gasto excesivo y en ocasiones innecesario, también se han logrado avances en los vertidos: “el ejemplo más claro viene de la industria textil, quienes han avanzado enormemente gracias a proyectos que proponen la recuperación y el tratamiento de aguas usadas”.

Con los últimos datos en la mano, Greenpeace incide en la necesidad de adoptar medidas preventivas y acusa al Gobierno central de no haberlas tomado y de haber realizado una mala gestión. Una opinión que no comparte la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que en una pregunta de la oposición sobre la cuestión en el Pleno del Senado del 28 de noviembre, aseguraba que el Gobierno “lleva actuando desde el comienzo de la sequía para minimizar el impacto de la falta de agua en toda España“. “Y seguirá haciéndolo”, subrayó, “hasta dónde sea legal y físicamente posible”.

Continúa leyendo: Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos

Carola Melguizo

Foto: Alan Levine
Flickr bajo Licencia Creative Commons

Los perros tienen un truco infalible para evadir el conflicto: evitar el contacto visual cuando los humanos están enfadados. Miles de años de domesticación han hecho que los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere y que puedan leer las expresiones faciales de los seres humanos, sean o no de su manada, diferenciando las caras felices de las que no lo son. En palabras de la adiestradora Turid Rugaas: “Para un perro es mucho más importante evitar conflictos que ser obediente.” Esto podría explicar, de cierta forma, que cuando se trata de otros perros, en cambio, tiendan a sostener la mirada.

La conexión emocional que existe con los humanos no necesita ningún tipo de estudio. Todo aquél que ha vivido con uno puede dar fe de cómo los perros son capaces de entender el estado de ánimo de los distintos miembros de la familia. Ahora bien, qué pasa cuando perro y humano no se conocen. Responder de forma apropiada a las señales emocionales del otro es fundamental para todas las criaturas sociales, principalmente porque permite anticipar sus intenciones. Supervivencia pura y dura. Los animales son capaces de hacerlo con sus semejantes. Pero interpretar las emociones de otra especie es un proceso complejo que requiere un cerebro capaz de evaluar, comparar y asociar representaciones mentales de imágenes y sonidos. Hay estudios científicos que demuestran que los perros pueden hacerlo.

Un grupo de científicos de la Universidad de Helsinki, Finlandia, demostró, con 31 perros de 13 especies, que los perros evalúan las expresiones faciales amenazantes por su validez biológica, utilizando como evidencia los patrones de observación. En la revista científica PLOS One, los investigadores explican que para el estudio pidieron a los perros que se sentaran frente a una pantalla de vídeo sin ningún tipo de interacción humana y les mostraron imágenes de expresiones amenazantes, agradables y neutrales tanto de perros como de humanos y realizaron un seguimiento de su mirada.

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos 1
Los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere. | Foto: John O’Beirne vía Flickr bajo Licencia Creative Commons.

La primera conclusión del estudio es que el comportamiento de observación de los perros varía dependiendo de si miran a otro perro o a un humano. Aunque en términos generales analizan toda la cara, hay determinadas características de las expresiones que llaman su atención. En el caso de los humanos, los perros dedican más tiempo a estudiar los ojos y si la persona está enfadada, tienden a mirar hacia otro lado. Si se trata de otro perro, en cambio, lo que más les llama la atención es la boca, especialmente la de los perros amenazantes y dedican más tiempo a estudiar su cara. Sanni Somppi, jefe del equipo de investigación, asegura que “La domesticación puede haber equipado a los perros con una sensibilidad para detectar las señales de amenaza de los humanos y responderlas con señales pronunciadas de apaciguamiento.”

Otros estudios relevantes

Pero la capacidad de entender nuestras emociones que tienen los perros va más allá de distinguir expresiones faciales. Un estudio de la Universidad de Lincoln, Reino Unido, publicado en la revista científica Biology Letters de la Royal Society británica demostró que los perros comparten con los humanos la capacidad de combinar, comparar y asociar  signos emocionales de otra especie. A 17 perros de diferentes razas y edades se les mostraron dos imágenes de la cara de una misma persona, una visiblemente contenta y otra enfadada, asociadas a una voz que expresaba también ambas emociones.

La actividad permitió a los investigadores comprobar que los perros prestaban más atención si las expresiones faciales eran concordantes con la voz, lo que les permite suponer que los perros eran capaces de analizar el vínculo y establecer si la información era coherente o no. Lo mismo ocurrió al repetir la actividad con imágenes de perros y ladridos. Kun Guo, uno de los investigadores, explica: “Nuestro estudio muestra que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes de informaciones sensoriales diferentes y tener una percepción coherente de las emociones humanas.” Lo realmente relevante de este hallazgo es que hasta entonces, esta capacidad cognitiva sólo había sido detectada en los seres humanos.

Continúa leyendo: Turismo de sequía, el resurgir de los pueblos ahogados

Turismo de sequía, el resurgir de los pueblos ahogados

Lidia Ramírez

Foto: Wikipedia

España es la primera potencia europea y quinta mundial (por detrás de China, Estados Unidos, Japón e India) en pantanos y presas. Según datos oficiales, nuestro país cuenta con 1.300 pantanos, 515 construidos durante el franquismo. Una larga lista de grandes infraestructuras que en su día anegaron completamente de agua a cientos de pueblos y aldeas y que durante varias décadas ocultaron verdaderas reliquias.

Sin embargo, con cuatro años consecutivos de escasas precipitaciones el nivel de los embalses se encuentra al 43% de su capacidad cuando lo habitual en estas fechas es que estén en torno al 60%. Así, la disminución del agua es tal que en muchos lugares están quedando al descubierto las ruinas de algunos de estos pueblos y restos arqueológicos importantes. Ejemplo de ello es el municipio gallego de Portomarín, situado en la provincia de Lugo. En 1962 sus casas, plazas y calles quedaron sumergidas y sus habitantes trasladados al vecino Monte do Cristo, donde reconstruyeron algunos de los edificios más importantes y que fueron trasladados “piedra a piedra” de un lugar a otro.

Turismo de sequía, el resurgir de los pueblos ahogados 1
Portomarín inundado. 23/01/1963 | Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Portomarín.

Ahora el viejo Potomarín está resurgiendo de las aguas dejando insólitas imágenes y convirtiéndose en un reclamo turístico como nunca antes había experimentado la localidad. “Los fines de semana los restaurantes están desbordados, nos cuentan que ponen entre 600 y 700 comidas”, señalan a The Objective desde el Ayuntamiento gallego, que aseguran que el turismo ha aumentado un 80% tras el resurgir del antiguo Potomarín.

Una publicación compartida de Javier Moreda (@j.moreda) el

Situación similar está experimentado el municipio riojano de Mansilla de la Sierra (foto principal). Enclavado en la comarca del Alto Najerilla, en 1960, “con el agua por los tobillos, los habitantes del Viejo Mansilla abandonaron, atropelladamente sus casas, para ir a un nuevo pueblo, donde aun no había luz eléctrica, las calles no estaban terminadas de asfaltar, y no existía un solo pajar donde cobijar el ganado”, cuenta la web del Ayuntamiento. Hoy, con el embalse más bajo que nunca, apenas al 14,7% de su capacidad, la escasez de lluvia y las altas temperaturas han sacado a relucir estas antiguas reliquias que tanta nostalgia y recuerdos traen a sus antiguos habitantes que ahora pueden pasear por su antiguas calles empedradas con emoción.

Era 1972 cuando los vecinos del malagueño pueblo de Peñarrubia fueron desalojados no sólo de sus viviendas sino también de su pueblo. Franco había autorizado la construcción del embalse de Guadalteba. Las casas del municipio fueron derruidas para evitar las reocupación de las mismas, quedando sólo en pie la iglesia, el colegio y el cuartel de la Guardia Civil, que fueron usados por la Confederación Hidrográfica del Sur. Según informan medios locales, los últimos en abandonar el barco fueron un empleado de Correos, dos funcionarios municipales y la pareja de la Guardia Civil, que asistieron al naufragio hasta el final, “y escaparon con el agua en los talones”. Posteriormente se procedió a la inundación del pueblo. La mayoría de los vecinos, que rondaban los 1.800, se mudaron a la barriada de Santa Rosalía en la capital malagueña.

Ahora, con todo seco, algunos de esos vecinos volvieron en octubre para celebrar la romería de la Virgen del Rosario e inaugurar la ermita.

Turismo de sequía, el resurgir de los pueblos ahogados 2
Vista general de las ruinas de la ermita de Peñarrubia. | Foto: Diputación de Málaga

En 1962, el poblado de San Romano de Saude, en Barcelona, fue engullido por las aguas cuando se construyó el embalse de Sau. Sus masías, su puente romano y su iglesia quedaron totalmente sumergidos. Con 165,3 hectómetros cúbicos de capacidad, la iglesia de San Romano de Sau queda al descubierto mostrando imponente su campanario en época de sequía. De esta forma, el legado arquitectónico y cultural de la zona merece especial atención haciendo del lugar una interesante visita.

Continúa leyendo: La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

La historia de Max, el perro del anuncio de la Lotería de Navidad

Carola Melguizo

Foto: Anuncio Lotería de Navidad 2017 – #DANIELLE, una película de Alejandro Amenábar [Oficial]
Leo Burnett

Todavía falta un mes para el sorteo de la Lotería de Navidad, pero gracias a su anuncio -un cortometraje de 20 minutos dirigido por Alejandro Amenábar- ya se siente la magia en el ambiente. Una magia que adquiere mayor significado cuando descubres la historia de Max, el perro que acompaña a los protagonistas en el spot.

Es un cruce de podenco portugués, tiene cinco años y se llama Maximiliano, pero los amigos le dicen Max. Su vida ha sido una auténtica película. Nació en Sevilla y a los pocos días fue abandonado en una caja de zapatos. En la Asociación Protectora El Buen Amigo lo cuidaron y le pusieron por nombre Bolita. A los 7 meses encontró un hogar, pero la felicidad duró poco y el pequeño volvió al refugio. Dos abandonos en menos de un año. Una realidad tristísima que, por desgracia, se repite con demasiada frecuencia en nuestro país.

El ‘Estudio de la Fundación Affinity sobre el abandono, la pérdida y la adopción de animales de compañía en España (2016)’ arroja cifras alarmantes. El año pasado, más de 100.000 perros fueron recogidos por refugios y protectoras en todo el territorio español. Las camadas no deseadas son la principal motivo de abandono. De ahí la importancia de fomentar la adopción y la esterilización como estrategia para reducir la población de animales abandonados.

La suerte de Bolita cambió el día que Ainhoa Larregui Echenique vió una foto suya y decidió adoptarlo. Con el cambio de familia vino también el cambio nombre y de ciudad. Madrid lo recibió con los brazos abiertos y él demostró que con el cariño y los conocimientos de adiestramiento de su humana podía aprender lo que le pidieran. Consciente de las habilidades de Max, Larregui contactó con Rafael Casado, experto en el adiestramiento de perros para cine y televisión. Con él se formó profesionalmente y las ofertas laborales no tardaron en llegar: anuncios para empresas extranjeras, cortometrajes, etc.

Fue Casado precisamente quien avisó a Larregui que una agencia buscaba un perro que supiera bostezar. Habilidad difícil de encontrar que resultó decisiva a la hora de elegir al perro que acompañaría a Danielle por las calles de Madrid y que al final encontraría su propio final feliz en los brazos del lotero. Un hombre que expresa su simpatía por el animal desde el primer encuentro y que aboga por la tenencia responsable al recordarle a la extraterrestre que el perro debe ir atado. Más allá de sus capacidades interpretativas, en el plano emocional, el papel parece escrito para Max. Son varias las similitudes entre las dos historias.

Max: un viejo conocido

Si su cara te parece familiar, no es porque se trata de un perro mestizo, sino porque lo has visto un montón de veces. Amenábar lo consagró como perro estrella, pero ya había hecho trabajos importantes antes del spot de lotería. Max es el perro que presentaba los cortes de publicidad en Antena3 y el que bailaba al ritmo de la canción de The Bangles en los brazos de la abuela de la familia Sandoval en el anuncio de La Casera de hace un par de veranos.

Son muchas las protectoras que aprovechan la popularidad del sorteo de Navidad para vender décimos o participaciones que les permiten recaudar fondos para financiar la labor que desempeñan durante todo el año. Que la historia del pequeño Max sirva para impulsar estas ventas y que sean muchos los perros sin hogar que se beneficien este año del Sorteo Extraordinario de Navidad. Si el mayor premio es compartirlo, qué mejor que compartirlo con ellos.

TOP