Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Ángel Jané: "Si vamos a Marte no podemos hacer las cosas como se han hecho en la Tierra"

Raquel Céspedes Guirao

Para leer esta entrevista hay que viajar hasta Marte con la imaginación. Antes de que el hombre conquistara la Luna hace 47 años poner un pie en otro planeta que no fuera la Tierra era una utopía sólo alcanzable por la magia del cine. Pero se logró. El reto ahora es alcanzar otros planetas, como Marte. Ese el objetivo del proyecto privado Mars One, creado por el investigador holandés Bas Lansdorp. Un grupo de 24 personas emprenderá en 2026 un viaje sin retorno al planeta rojo para establecer una colonia humana permanente. Entre los primeros seleccionados se encuentra el español Ángel Jané. Este barcelonés de 40 años especialista en energías renovables cree ciegamente en que la conquista de Marte será posible. Pese a las dudas que ha generado el proyecto, Jané está convencido de que sólo es cuestión de años y de mucha inversión. “Si colonizamos otros planetas debemos tener una filosofía constructiva y en armonía con la vida”, confiesa en su libro Mi casa en Marte. En él Jané cuenta a su hija los motivos que le llevan a emprender esta aventura que supondrá separarse de ella para siempre. Le han tachado de soñador, inconsciente e incluso de mal padre, pero la serenidad y entereza de sus palabras desdibujan ese perfil de locura. Su principal motivación para este viaje sin retorno es poder formar parte de lo que él llama “una segunda oportunidad”. La posibilidad de empezar de cero en un nuevo planeta con la ventaja de no cometer los errores que se han cometido en la Tierra. “Quiero pensar que actualmente estamos viviendo una época de revolución y de conciencia que puede verse reflejada en Marte, por lo menos eso espero, porque si vamos a ir para hacer las cosas como se han hecho hasta ahora mejor lo dejamos tranquilo”. Su imaginación y valentía las empezó a desarrollar desde muy pequeño, cuando su madre le encerraba durante horas, e incluso días, en su cuarto. Vivió de pequeño en centros de acogida, donde ya conquistaba pequeños mundos. Y ahora ha decidido que quiere morir en Marte.

¿Por qué has decidido embarcarte en esta aventura?

Desde pequeño siempre he sido una amante de la ciencia, la astronomía y los viajes espaciales, y cuando salió la noticia de este proyecto, que estaba avalado por científicos y premios Nobel, no dudé en apuntarme. Como mínimo si llegaba a buen puerto no quería arrepentirme de no haberlo hecho.

Actualmente te encuentras entre el grupo de 100 candidatos seleccionados para la misión. ¿Cómo te estás preparando para las pruebas finales?

Para las pruebas finales nos avisaran con medio año de antelación. Pero ya nos han dado mucho material de estudio para demostrar nuestra voluntad e implicación con el proyecto. Estoy mejorando el inglés, ya que toda la comunicación será en ese idioma. Ahora lo más importante es el trabajo en equipo. De los 100 candidatos que quedamos han hecho 10 grupos de 10 miembros cada uno (cinco mujeres y cinco hombres) y tendremos que competir entre nosotros. Será una sorpresa, porque conocemos a los compañeros por redes sociales y nos seguimos, pero hasta ahora no hemos tenido contacto ni hemos trabajado juntos. No sabemos aún las pruebas que nos van a hacer, sólo que tendremos que competir con otros equipos.

Ahora estoy compaginando la formación buscando trabajo de mi sector. Además estoy escribiendo mi segundo libro y una novela, y sigo con mi canal de youtube, en el que hago entrevistas y vídeos a personajes interesantes. No paro quieto.

La misión es sin billete de vuelta. Muchos la califican de locura y casi de un acto suicida. ¿Qué dirías aquellos que tienen esta a visión a priori simplista?

Les diría que se leyeran mi libro (ríe). Es verdad que la misión tiene el parámetro curioso de no volver, pero es por una cuestión puramente económica, ya que llevar combustible para luego volver encarece mucho los presupuestos. Pero el tema de no volver es una reflexión que tiene que hacer cada uno consigo mismo. En principio si el proyecto sigue hacia adelante nos han dejado bien claro que no descartan en un futuro crear combustible en Marte para luego volver a la Tierra.

Cada uno tiene que decidir donde quiere morir. Yo voy a Marte a vivir una experiencia, morir vamos a morir todos, entonces es cambiar unas cosas por otras, con la diferencia de que yo decido donde morir. Es una decisión que todo el mundo debería hacer algún día, pensarse dónde va a morir y cómo va a morir. En la vida estamos para aprender y explorar, y tenemos que vivirla cada día con muchísima intensidad.

mars-one-colony-astronauts-2
El proyecto privado Mars One pretende enviar a Marte a un grupo de 24 personas para establecer una colonia humana permanente. (Foto: Mars One)

El reto implica una enorme carga ética y mucha responsabilidad. Desde que iniciaste el proceso de selección, ¿ha habido algún momento en el que te hayas arrepentido o hayas querido abandonar?

No, para nada. Cada vez estoy más entusiasmado y es una oportunidad para conocer a muchísimas personas interesantes. Me ha ayudado a exponer mis ideas, a dar conferencias. Ojalá el proyecto siga hacia adelante y se cumplan todos los términos.

El viaje y estancia en Marte implicará una enorme carga psicológica. ¿Cómo te estás preparando para aguantarla?

Practico meditación y yoga con frecuencia. Me ayuda a conocerme a mí mismo y a mantenerme tranquilo. Con las capacidades que yo tengo puedo dar el perfil como un buen candidato.

En tu libro nos abres tu corazón y cuentas tu dura infancia y tu espíritu aventurero desde una edad muy temprana. ¿Crees que si no hubieses vivido esa vida ahora no estarías planteándote este gran reto?

Yo creo que sí, creo que las personas son un 50% genética y otro 50% las vivencias que has tenido. Independientemente de las vivencias que he tenido, mi carácter explorador y aventurero siempre lo he tenido, de hecho si no lo tuviera mi infancia, que la vivía como una aventura diaria, la hubiera vivido de otra manera. Mi vida está narrada en el libro sin pretender dar pena, sino como una verdadera aventura en la que cada día era algo emocionante.

Realmente, ¿cuáles son las probabilidades de establecerse en Marte?

Con la tecnología actual es simplemente una cuestión de fondos. Lo único que tenemos que resolver son los dilemas éticos, morales y políticos, porque en el sector del espacio hay que actualizar algunas leyes. Pero es una cuestión puramente de invertir fondos, energía y dinero, por lo demás la tecnología hace muchos años que ya existe. Desde los años 70, se están enviando sondas, robots y satélites a Marte, entonces lo único que hay que hacer es que en lugar de llevar más robots se tienen que enviar humanos y empezar a construir todo el asentamiento.

En tu libro adviertes del daño que el ser humano ha ocasionado a la Tierra. ¿No crees que si el hombre conquista nuevos planetas acabará siendo igual de destructivo?

Ese es el quid de la cuestión. Es según cómo lo enfoquemos, la colonización de Marte se puede convertir en una explotación minera, en una guía de viajes turísticos o realmente en el principio de una nueva sociedad empezando desde cero. Las posibilidades son muchas y las oportunidades también, todo dependerá de cómo enfoquemos el comenzar del ser humano de vivir en dos planetas a la vez y de la filosofía con la que se haga esta gran aventura, que se va a hacer seguro porque NASA y Space X establecen 2030 como fecha aproximada para que el ser humano se establezca en Marte segurísimo.

El grupo de 24 personas seleccionadas viajarán en 2026. (Foto: Mars One)
El grupo de 24 personas seleccionadas viajarán en 2026. (Foto: Mars One)

Hablas siempre de que la conquista de Marte supondrá “empezar de cero”, una oportunidad para no cometer los errores que se han cometido en la Tierra. Sin embargo, si de algo se caracteriza el hombre es de tropezar dos -tres y hasta cuatro- veces sobre la misma piedra. ¿Qué hará posible que eso no ocurra, los humanos que forman parte de este proyecto, o la incapacidad de Marte como planeta para que esos errores se repitan?

Creo que la sociedad en la que estamos viviendo es una sociedad impuesta, en la que los humanos no nos sentimos cómodos desde un punto de vista ético, moral y personal. No nacemos para pagar a unos bancos, para sobrevivir. Si los que organizan el viaje a Marte tienen una filosofía más altruista y más espiritual seguramente las cosas se harán bien. Quiero pensar que actualmente estamos viviendo una época de revolución y de conciencia que puede verse reflejada en Marte, por lo menos eso espero, porque si vamos a ir para hacer las cosas como se han hecho hasta ahora mejor lo dejamos tranquilo.

El libro es una carta abierta en la que cuentas a tu hija, de 7 años, los motivos que te han llevado a tomar esta decisión y cuentas con todo lujo de detalles los peligros a los que te enfrentarás, incluyendo la muerte. ¿Qué le has contado hasta ahora a tu hija?

Cuando empecé en el proyecto hace cuatro años mi hija era muy pequeña y no tenía mucha conciencia de todo esto. Ahora sí, incluso es una gran aficionada al espacio, y para ella es algo natural, al igual que alguien trabaja en un banco o de astronauta. Es un riesgo lo de no volver, pero yo le digo que aún queda mucho y que lo importante es vivir la vida y disfrutar.

Si llega el día en el que finalmente seas seleccionado y te vayas para no volver. ¿Has pensado cuáles serán las últimas palabras que le dirás?

Seguramente le llevaré a algún sitio bonito, a una montaña a ver una bonita noche estrellada. Hacerle saber que la quiero mucho y que la distancia no importa. Que lo importante es que se ha convertido en una mujer y que ahora caminará ella sola. Quién sabe si de aquí a 20 o 30 años existirán viajes turísticos a Marte y nos podremos ver cada día.

Aseguras que la mayor baza como especie no es la tecnología, sino el amor. ¿Es eso lo que precisamente te da fuerzas y espíritu para asumir este reto tan difícil?

Sí, evidentemente. Vemos como la falta de amor nos está llevando por derroteros que no nos gustan. El amor es lo único que va a salvar a nuestra raza, nos diferenciamos de otras especies precisamente por la capacidad de amar. Estando aquí o estando en Marte, el amor trasciende las distancias y el tiempo, puedes amar de aquí a 20 años como amar de aquí a 20 millones de kilómetros, pero el amor es el mismo.

El amor es lo único que nos va a salvar de la autodestrucción. Ahora mismo estamos en la cuerda floja, ahora estamos en el traspaso entre la fase 0 y la 1, porque corremos el peligro de extinguirnos o de avanzar espiritualmente. La diferencia entre una fase y otra es el amor.

Ángel Jané: "Con la tecnología actual viajar a Marte  es simplemente una cuestión de fondos". (Foto: Mars One)
Ángel Jané: “Con la tecnología actual viajar a Marte es simplemente una cuestión de fondos”. (Foto: Mars One)

En numerosas ocasiones has asegurado que esta misión no te da miedo. Pero siendo tan consciente de los peligros que puede conllevar el viaje y el proyecto, no te has planteado que esos miedos puedan surgirte allí.

No, creo que el miedo es algo fruto del desconocimiento. Lo importante es tener la información, si es así sabes cómo prepararte. De lo que tengo miedo es de llegar a mayor y arrepentirme de las cosas que no he hecho y si se sale mal por algo que yo no pueda hacer, a eso siempre estamos expuestos. Es más peligroso subirse a un coche cada día que montar en un cohete y no lo pensamos. El conocimiento evita bastante el miedo, aunque no deja de existir.

Si tuvieras que elegir un elemento u objeto personal que pudieras llevarte a Marte, ¿cuál sería?

Me gustaría llevarme uno que me recuerde de donde soy y otro de donde vengo. Me gusta mucho la montaña y la playa, por lo que me llevaría una piña y una concha de mar. Y sobre todo una foto de mi hija.

Una vez conquistemos Marte, ¿qué será lo siguiente?

Lo siguiente será los demás cuerpos del sistema solar. Estoy deseando que lleguemos a la luna ‘Europa’, porque se sabe que dentro es todo un océano salado y es muy posible que haya vida hace millones de años. Y después del Sistema Solar, tendremos las capacidades para empezar a viajar a otras estrellas y dejar de ser una especie multiplanetaria para convertirnos en una especie estelar y empezar a extraer energía de todo el sistema solar y dejar a la Tierra descansar. Nuestro destino tiene que ser viajar por el cosmos, pero que nuestro regreso a casa sea a una Tierra cuidada, sin energías fósiles. Ese tendría que ser nuestro futuro si hacemos las cosas bien.

Continúa leyendo: La exposición 'Abstracto Hoy' abre sus puertas en Bajo Derecha

La exposición 'Abstracto Hoy' abre sus puertas en Bajo Derecha

Redacción TO

El op art que revolucionó la manera de observar el plano bidimensional, el surrealismo de Joan Miró y la capacidad emotiva del expresionismo abstracto de Jackson Pollock son algunas de las referencias artísticas que aún siguen inspirando a los actuales artistas contemporáneos por las posibilidades de investigación y expresión que ofrecen. En las creaciones que Juan Gerstl, Corina Höher, Paul Amundarain y Pedro Sandoval reúnen en la muestra Abstracto hoy, que puede visitarse hasta el 19 de marzo de lunes a viernes en horario de 09.00h a 21.00h y los sábados de 10.00h a 19.00h, el espectador puede encontrar alguna de estas reminiscencias y enfrentarse a la personal interpretación de cada creador del arte cinético y abstracto geométrico.

La pintora española Mayte Spínola es la artista invitada a esta exposición que se inauguró este lunes en Bajo Derecha, el nuevo estudio de Gerstl, situado en la calle Lope de Vega, 13 del madrileño Barrio de las Letras.

Abstracto hoy nace de la asociación de Bajo Derecha, el estudio que Juan Gerstl ha abierto en Madrid para ser centro de trabajo y también lugar convergencia artística y cultural para artistas, con la galería de arte contemporáneo Cerquone Projects. Fundada por Walter Cerquone en 2016 en Caracas, ha acogido siete exposiciones y ha destacado por ser un espacio con sólidos valores y proyectos culturales a favor de la divulgación e investigación del arte contemporáneo en un momento de crisis.

La exposición 'Abstracto Hoy' abre sus puertas en Bajo Derecha 1
Foto de una obra de Paul Amundarain

El elemento de convergencia conceptual entre estos cuatros artistas venezolanos que se unen en Abstracto hoy es que sus trabajos se enmarcan en la corriente del arte cinético y abstracto geométrico. Entre ellos, varían los análisis que se desprenden de sus previas investigaciones del mundo de los referentes abstractos de la percepción visual, refiriéndose a la materia física y a la cromática. Las propuestas de estos creadores venezolanos aportan resultados diferentes en sus lenguajes, que se sitúan entre lo filosófico, lo científico y lo artístico. La influencias de artistas consagrados en esta vertiente artística, como Jesús Rafael Soto, Carlos Cruz Díez, Julio Le Parc, Augusto Herbin, Getulio Alviani y Víctor Vassarel se intuyen en las propuestas.

La artista venezolana afincada en Miami Corina Höher participa en la muestra con su obra Oscilation between. Höher trabaja a partir de las formas geométricas puras y varía el campo fijo de la línea segmentada monocromática deteniendo la imagen que se adquiere en un momento donde el plano se pliega. Hace desaparecer la forma pura inicial para que salga a relucir lo orgánico y presenta una reflexión sobre el mundo geométrico, deformado por el real.

Paul Amundarain, que expone actualmente en Cerquone Proyects Símbolos rotos, una muestra sobre aquello roto que no destruido en Caracas, basa su investigación de la serie Barrier en la forma geométrica pura desde sus inicios en una repetición múltiple sostenida. Este artista, cuya visión del arte está unida a la necesidad de ser una expresión contundente del momento social, parte de los cortes de material metálico dispuestos en diferentes alturas que componen redes y éstas generan una necesidad táctil de carácter acumulativo.

Las propuestas de Juan Gerstl se titulan Bahama Mamma y Aires de Madrid. El artista venezolano afincado en Madrid, al que podría considerarse como el más ortodoxo de los cuatro, cede su estudio para esta muestra colectiva en la que él exhibe los resultados de su propuesta, influida directamente por Víctor Vasarely y Kazimir Malevich. Gerstl utiliza el plexiglás para componer la sensación de movimiento a través de la interposición espacial que le permite este material. El efecto de volumen lo consigue también a través del color y del estudio de la incidencia lumínica en las estructuras geométricas que parten del plano rectangular. Torre de Hérculess es la obra que aporta a la exposición el artista venezolano también afincado en Madrid Pedro Sandoval. Como creador, el artista parte del rango formal geométrico y alcanza la informalidad de la mancha y el sentimiento de la expresión cromática pura. Color y acción propios del expresionismo abstracto a los que Sandoval añade premisas repetitivas para generar sensación de saturación óptica y desbordar emocionalmente al espectador.

El historiador del arte Gabriel Guevara Jurado es el comisario de Abstracto hoy, en la que la pintora española Mayte Spínola, cuya trayectoria artística se caracteriza por su profunda admiración a la genialidad de Joan Miró, participa como invitada con su obra Espacio Penta 1.

Continúa leyendo: ¿Cuánto dura un orgasmo?

¿Cuánto dura un orgasmo?

Redacción TO

Foto: Matheus Ferrero
Reuters

“De lo bueno poco”, reza el refrán, y cuando se trata de orgasmos este dicho no pierde vigencia. Mucho se ha dicho sobre los orgasmos. Casi todos los que lo han vivido aseguran que se trata del momento más placentero que se pueda experimentar pero ¿sabes cuánto dura ese magnífico y breve instante?

Aunque el tiempo que lleva alcanzar un orgasmo dependerá de muchos factores, su duración suele estar más estandarizada tanto para hombres como para mujeres, coinciden la mayoría de los estudios que se han hecho al respecto, como los dos más famosos publicados en 1980 por la University of Minnesota Medical School.

“El orgasmo comienza con una serie de 6 a 15 contracciones regulares de alta intensidad que ocurren en aproximadamente 20 a 30 segundos. Hay diferencias individuales (pero no diferencias de género) en lo que ocurre después de esta serie de contracciones regulares. Para algunos hombres y las mujeres, estas contracciones regulares son la experiencia orgásmica primaria. Estos orgasmos (denominados tipo I) son los más frecuentes. Otros hombres y mujeres, sin embargo, pueden continuar experimentando contracciones irregulares … por otros 30 – 90 segundos, llamados orgasmos tipo II “, concluyen estos importantes informes.

Aún así, aunque la diferencia sea mínima de acuerdo al género, una buena noticia para ellas es que mientras el orgasmo promedio de los hombres dura aproximadamente 8.7 segundos, el de las mujeres es de casi 11 segundos (10.9). Esto lo ha reafirmado el año pasado una encuesta realizada por el diario británico The Sun junto al minorista de juguetes sexuales Lovehoney. Así, aunque resulte más fácil para los hombres llegar a tener un orgasmo, las mujeres lo disfrutan por más tiempo.

Psychology Today, también coincide con la publicación de The Sun, al señalar que no hay grandes diferencias en la duración de los orgasmos de acuerdo al género sino que ello depende de la sensibilidad de cada persona. “Las grandes diferencias en los orgasmos suelen depender de las personas pero no del género”, afirmó Alan Fogel en la misma revista especializada.

Por otra parte, un hombre puede tener un orgasmo de 2 o 10 minutos de relaciones sexuales, en cambio, hay mujeres que tardan hasta 20 minutos en llegar, según la página web de información de salud Web MD.

Otro estudio publicado en The Journal of Sex and Marital Therapy, en 2015 encontró que casi el 37% de las mujeres estadounidenses necesitaron estimulación del clítoris para experimentar el clímax, en comparación con el 18% de las mujeres que dijeron que la penetración vaginal por sí sola era suficiente. De modo que para ellas suele ser más difícil.

Continúa leyendo: Los primeros cosméticos para adolescentes

Los primeros cosméticos para adolescentes

Redacción TO

Foto: Pete Bellis
Unplash

¿A partir de que edad debes comenzar a cuidar tu piel? Nuestras madres y abuelas no tuvieron tanta suerte cuando eran adolescentes. Sin duda, los productos de belleza para jóvenes eran un lujo en esa época. Sin embargo, en pleno siglo XXI, las jóvenes corren otra suerte y tienen a sus disposición cientos de cosméticos que, en la mayoría de las ocasiones, son usados de forma incorrecta.

Los expertos aseguran que una piel adolescente, joven, lisa, tersa, firme también tiene sus necesidades, aunque muchas menos que las adultas. De hecho, sólo con una limpieza adecuada y una crema hidratante diarias desde el primer año de menstruación hasta la mayoría de edad es más que suficiente y tu piel estará agradecida toda la vida. Ya habrá tiempo para antiojeras, serums específicos o tratamientos de belleza.

Limpiadoras

Lo más importante y lo que nunca debemos olvidar, según los expertos, es desmaquillarnos antes de acostarnos. Para ello debemos usar leches limpiadoras, toallitas o aceites desmaquillantes, y no usar el mismo jabón que usamos para lavarnos las manos, ya que seguramente su formulación no esté pensada para usarlo sobre la piel del rostro. De esta forma, lo mejor es que utilices productos específicos.

Marcas, una infinidad. Precios, todo un abanico: desde 10 euros hasta 60 euros el frasco. Desde Les Cosmétiques de Carrefour (5 euros), Lancôme Tonique Eclat (28 euros), Biotherm Biopur (21 euros) o Deborah (5 euros).

Por otro lado, es muy importante no olvidar limpiar la cara cada mañana y cada noche, ya que no realizarse una limpieza básica diaria, puede ser la causa de la aparición de esos incómodos granitos.

Cremas hidratantes

La pieles jóvenes necesitan agua y a estas edades las texturas muy ricas pueden parecer un poco pesadas; para no dejar de hidratarte por esta razón, elige cremas hidratantes frescas. De esta forma, hay que tener muy claro, que usar la crema que usa tu madre, una nutritiva o antiarrugas, por ejemplo, es un error ya que le estás aportando a tu piel elementos lípidos que no necesita.

Nivea tiene hidratantes a buen precio (5 euros), Hydrafresh, de L’Oréal Paris, también es un buen producto en relación calidad/precio (7,20 euros), y la línea hidratante Aquamilk de Lancaster sale por unos 32 euros el tarro.

En alta cosmética, Super-Aqua de Guerlain (58 euros), Hydramax de Chanel, (60 euros), Day Moisture Protection de Shiseido (43 euros)…

El primer maquillaje para adolescentes

En muchas ocasiones surgen las dudas de como maquillarse correctamente cuando estas empezando a conocer el mundo de la cosmética. Pues bien, para obtener un maquillaje fresco, no abuses de las sombras de ojos, de los delineados ni de los tonos fuertes o llamativos, ya que no favorecerán nada tu rostro y no parecerás nada natural.

De esta forma, según los expertos, para el primer maquillaje no es recomendable usar base de maquillaje. Las chicas jóvenes deberían usar únicamente un corrector compacto igual al color de su piel para ojeras, pequeñas imperfecciones o granitos.

Para dar color a tus mejillas, lo mejor es que utilices un colorete en polvo. | Foto: Raphael Lovaski/ Unsplash

Para dar color a tus mejillas, lo mejor es que utilices un colorete en polvo. Y en cuanto a las sombras, las más recomendables son los colores pasteles, como: rosas, naranjas, azules suaves, beiges… pero nunca los combines con todos oscuros o con mucha purpurina.

Y en los labios,  siempre muchos brillos. 

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

TOP