Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Así es como Ivanka Trump define a su padre: un "activista" a favor de las mujeres

Redacción TO

Foto: Markus Schreiber
AP Photo

Ivanka Trump era una de las invitadas este martes a un foro del G-20 centrado en las mujeres (W-20). Sentada junto a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y a sólo unas sillas de distancia de la canciller alemana, Angela Merkel, la hija del presidente estadounidense Donald Trump tuvo que hacer frente a los abucheos y las risas que recibió al defender en Berlín la labor de su padre como “activista” a favor de las mujeres. Ivanka fue preguntada además sobre los comentarios misógenos de su padre que se filtraron durante la campaña electoral, a lo que ella no tuvo reparo en contestar que “mi padre no tiene pelos en la lengua. Habla a menudo, pero también es afectuoso y empático”. “Los electores saben, como antes, por qué temas está dispuesto a luchar mi padre y que va a ponerse el primero en la lucha a favor de las mujeres”, añadió.  A partir de ahí, las risas y algún que otro abucheo. Y esto, precisamente es lo que ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales, portadas de periódicos y telediarios.

La historia de Trump con las mujeres viene de lejos.

Apenas 24 horas después de ser investido presidente de los Estados Unidos, en 58 países alrededor del globo se levantaban millones de mujeres y hombres en más de 600 marchas para protestar contra su presidencia. Trump es conocido por sus discursos racistas, por sus comentarios sexistas, por sus posicionamientos xenófobos y por su desprecio total a las minorías.

En numerosas ocasiones ha protagonizado escándalos de corte sexista. Durante la campaña presidencial, salieron a la luz unas grabaciones sobre cómo el magnate besaba a las mujeres “sin esperar siquiera” a que ellas aceptaran. También durante esa época sugirió que un grupo de mujeres que entonces lo acusaron de acoso sexual no eran lo suficientemente atractivas para que él hubiera intentado algo con ellas. Además, en una entrevista en 2004 tachó de “inconveniencia” el embarazo de las empleadas.

Los tres momentos más incómodos de Ivanka Trump en la cumbre de mujeres del G-20 (W-20) 1
Ivanka Trump, Christine Lagarde y Angela Merkel en la conferencia W20 en Berlin | Foto: Markus Schreiber/AP Photo

La presentación del acto de su hija este martes ya comenzó duramente. “Eres la primera hija, ¿cuál es tu papel? ¿A quién representas? Tu padre, el pueblo estadounidense, tus empresas”, le preguntó la moderadora, la directora de la revista Wirtschaftswoche, Miriam Meckel. A lo que Ivanka Trump admitió que también es un papel “bastante nuevo” para ella. “Estoy escuchando, aprendiendo, definiendo las maneras en las que puedo ser útil”.

Mi padre “es un gran campeón defendiendo el apoyo a las familias”

“Estoy muy orgullosa de su activismo, desde mucho antes de que llegase a la presidencia”, aseguró, antes de describirlo como defensor del apoyo a las familias. “Es un gran campeón defendiendo el apoyo a las familias”. En ese momento preciso fue cuando la audiencia respondió con abucheos y risas.

La moderadora tampoco quiso dejar pasar de largo ese momento y le preguntó a Ivanka si escuchaba la reacción de la audiencia, y lo explicara mejor. “En referencia a algunas actitudes hacia las mujeres que tu padre ha mostrado públicamente, y si es un defensor de las mujeres, ¿están cambiando las cosas?”

Ivanka no tardó en responder: “desde luego que he oído las críticas de los medios y eso se ha perpetuado, pero sé por experiencia personal, y creo que miles de mujeres que han trabajado con mi padre y para mi padre durante décadas cuando estaba en el sector privado son un testimonio de su creencia y su sólida convicción del potencial de las mujeres y de su habilidad para hacer el trabajo tan bien como cualquier hombre”. Y añadió a continuación: “como hija puedo hablar a nivel personal sabiendo que me alentó y permitió que creciera, no había ninguna diferencia entre mis hermanos y yo“.

“Sí que me etiqueto como feminista y pienso en ello en términos muy amplios”

Con respecto a la inclusión de las mujeres en el mundo económico, Ivanka Trump indicó que queda “mucho trabajo por delante” en términos de “acceso al mercado, al capital y a las redes”, así como en la participación femenina en los trabajos técnicos y científicos. La equiparación, prosiguió, es “crítica” para todo el mundo y tiene un “significado decisivo” porque las mujeres tienen “sin duda un enorme potencial” a nivel económico, argumentó la hija del multimillonario magnate inmobiliario.

La exmodelo de 35 años, ahora consejera de su padre en la Casa Blanca, también se definió como feminista, si bien criticó al movimiento por no ser lo suficientemente inclusivo. “Sí que me etiqueto como feminista y pienso en ello en términos muy amplios”, dijo. “Pienso que se trata de creer en la igualdad social, política y económica para todos los géneros”.

Sin embargo, un día después de las elecciones de noviembre que resultaron con la victoria de Trump,  la #WomensMarch comenzó a gestarse. El movimiento, que abogaba por la diversidad sin tapujos -incluyendo a todas las minorías raciales, religiosas, de identidad y de orientación sexual que caben en Estados Unidos-, comenzó a viralizarse en las redes. Muchas de las estrellas de influencia global que apoyaron la campaña de Hillary Clinton -como Robert De Niro, Scarlett Johanson o Madonna– no dudaron en subirse al carro .

Continúa leyendo: Esa foto...

Esa foto...

Pilar Cernuda

Foto: Felipe Trueba
EFE

Esa foto dentro de un coche, con gafas negras y gotas de lluvia en la ventanilla , amplísima sonrisa mientras habla por teléfono, y el lazo amarillo en la solapa, que no falte el lazo amarillo, es una falta de respeto para los catalanes. Para todos, independentistas y no independentistas. Ese hombre que sonríe como si no tuviera ninguna preocupación, impide que los catalanes estén gobernados por un gobierno salido de las urnas, provoca que Cataluña sea hoy una región de la que huyen sus principales empresas, los turistas no le vean el atractivo de antaño y en la mayoría de las familias se hayan producido quiebras o, cuando menos, tensiones.

Puigdemont vive en Berlín a cuerpo de rey, como vivía a cuerpo de rey en Bruselas. Sus más incondicionales fueron condenados a prisión preventiva porque el ex presidente se fue a la fuga, y siguen en prisión mientras Puigdemont residencia en una de las más atractivas ciudades europeas, es agasajado por periodistas y autoridades y se pertrecha tras unas gafas de sol como los magnates de Saint Tropez que buscan el anonimato. Él en cambio busca la presencia y no olvida colocarse el alfiler con el lazo amarillo, un insulto a los presos que están presos porque él se marchó a Bruselas sin encomendarse a dios ni al diablo, dejando a sus colaboradores con la espada de la prisión preventiva sobre sus cabezas, ya que el juez, cualquier juez, alegaría que existía riesgo de fuga. Frecuenta restaurantes famosos, pasea por los hermosos parques berlineses como antes paseaba por los de Bruselas y sale en TV3 explicando cómo ve el futuro sin pensar, ni por un minuto, que tal como él plantea su futuro ennegrece el de aquellos que le siguieron lealmente en su dinámica demencial que ha provocado el escenario que hoy se vive en Cataluña: el 155, los partidos independentistas peleados entre sí, una decena de colaboradores fugados, figuras importantes alejadas definitivamente de la política, la inhabilitación acechando a algunas de las mentes más lúcidas del independentismo y la economía catalana temblando.

La foto de la sonrisa amplia, las gafas negras y el lazo amarillo es una burla. Puigdemont, si no fuera un símbolo para quienes no se atreven a decir lo que piensan, hace tiempo que habría sido arrojado a los leones.

Continúa leyendo: Un millón de millones de razones para evitar el dólar

Un millón de millones de razones para evitar el dólar

Andrés Miguel Rondón

Foto: YURI GRIPAS
Reuters

Tal es el remolino de escándalos que azota a Washington (el ex-director del FBI, James Comey, y su nuevo libro revelador; Michael Cohen, abogado del imperio Trump, a escasos pasos de la cárcel; el reciente ataque a Siria; los gastos personales de Scott Pruitt, director de la Enviromental Protection Agency; las compras de silencio desde el partido republicano a ‘playmates’ y amantes de políticos del mismo; la robótica defensa de Zuckerberg, dueño de Facebook, ante la revelación del mayor escándalo de privacidad de la historia; la impetuosa investigación de Mueller ante la influencia rusa en las pasadas elecciones; etc, etc, etc) que lo que sucede un lunes ya el viernes se ha olvidado. Más aún si se trata de la emisión de una nueva estadística, afónica ante tanto ruido. Pero resulta que el pasado lunes ocurrió la noticia más importante ya no de la semana, sino de lo que va de año. Y es, por supuesto, un numerito, publicado con cierta timidez por la Oficina de Presupuestos del Congreso: 1,000,000,000$. Un trillion* de dólares.

Este el tamaño del déficit de la deuda americana a partir del año 2020 según sus más imparciales tecnócratas. Lo que quiere decir que cada año que pasa a partir de la próxima década, Estados Unidos estará gastando un trillón de dólares más de lo que recauda en impuestos. Un trillón de dólares — el problema de los números es que es difícil ponerlos en perspectiva. Por eso no tengo más remedio que volver a repetirlo. Un millón de millones. Cada año que pasa. Poco menos de todo lo que produce toda España en un año, pero en deuda. Acumulándose, además. Estados Unidos, perdonen la insistencia, tendría que recibir todos los años todo lo que produce toda España para equilibrar sus gastos. Favor, vale acotar, que no os recomiendo que hagáis.

Lo peor es que este brutal aumento del déficit (producto, principalmente, de la tremenda bajada de impuestos en EEUU el año pasado y de su incremento en gastos de defensa este año) ocurre no durante una guerra, ni una recesión, sino durante el décimo año de crecimiento continuo de su economía. Este era momento de empezar a ahorrar. Los años cuarentones del presente ciclo. No de duplicar el gasto. Hacer lo que ha hecho Trump es como comprarse a crédito un Lamborghini para celebrar el nacimiento de tu quinto hijo. Con tres hipotecas bajo el brazo, además.

Se calcula que para mediados de la próxima década, EEUU estará pagando más en intereses de su deuda que en gastos de defensa. La consecuencia de todo esto es que, además de presiones inflacionarias, este aumento en servicio de la deuda obligará tarde o temprano a los americanos a devaluar su moneda. Pero ya los inversores extranjeros se les han adelantado, como hemos visto en los mercados de divisa, y han empezado a vender sus dólares. Cosa novedosa: extranjeros temiendole al dólar, decimonónica moneda de resguardo. Puesto por el cual se pelean ya el Euro y el Yen.

La teoría diría que las subidas de tasas de interés en EEUU deberían hacer que el dólar se fortaleciera ante las otras monedas, las cuales siguen en políticas monetarias expansivas. La práctica es que el valor final de las divisas no es su rentabilidad, sino su fortaleza. Y el dólar, como hemos visto ya por un trillón de razones, no es tan fuerte como antes.

*En castellano el trillion americano es un billón. Es decir, un millón de millones. En este escrito uso el método de contabilidad americano por ya ser el estándar del mercado financiero.

Continúa leyendo: Aitana de OT, la ‘antiinfluencer’ que da un repaso a las influencers

Aitana de OT, la ‘antiinfluencer’ que da un repaso a las influencers

Cecilia de la Serna

Foto: @aitana_ot2017
Instagram

Aitana Ocaña es una gran fan de Dulceida, como bien mostró dentro de la Academia de Operación Triunfo durante la visita de la influencer a los concursantes. Mientras estaba en la burbuja del concurso musical, Aitana no podía imaginar el poder de convocatoria virtual que iba a tener al salir de ella, ni que incluso podría llegar a amenazar el imperio de Dulceida.

Si hablamos de números, comparativamente Aitana se lleva la palma. La segunda clasificada de OT cuenta con más de 900.000 seguidores, frente a los 714.000 de la ganadora, Amaia, los 517.000 de Alfred, los 431.000 de su compañera en Lo Malo, Ana Guerra, y muy por encima de la tercera finalista, Miriam, que tiene 378.000 en Instagram.

Aitana todavía está lejos de los 2,2 millones de usuarios que siguen a su ídolo, Dulceida, en esta red social. No obstante, en apenas dos meses se ha erigido como una auténtica influencer en internet. Y esto ha tenido sus primeras consecuencias: la firma de ropa joven de Inditex, Stradivarius, ha fichado recientemente a Aitana como su nueva embajadora de marca. Es la flamante imagen de la firma de ropa, un acertado movimiento de marketing que ya está dando resultados. La camiseta de Pa Mala Yo, que hace referencia al tema que canta junto con Ana Guerra, ya va camino de convertirse en la nueva cazadora amarilla de Zara.

Aitana es ahora un producto, no sólo musical, sino también en el mundo de la moda. Para Elba Saavedra, responsable de influencers de la agencia de comunicación StyleLovely, “tal vez lo más adecuado sería que una modelo profesional ejerciera de embajadora de una marca de fast fashion como es Stradivarius”. Se trata, recuerda, de “un debate que empieza a ser cada vez más recurrente en un mundo en el que las influencers se suben incluso a la pasarela en desfiles como el de Ze García en la pasada edición de la 080 de Barcelona”. No obstante, esta estrategia es realmente provechosa para las marcas, a quienes “les interesa vender y es mucho más fácil colgar el cartel de sold out con personajes a los que admira una legión de fans incomparable con el público más outsider que sigue la trayectoria de una modelo”, afirma Saavedra, que añade que “las marcas tienen que poder permitirse ese gasto para contar con un personaje como Aitana”, así como con otras influencers.

Pero Aitana no sigue ninguno de los pasos técnicos para tener ese éxito en las redes. No sube fotos a horas concretas –de hecho es habitual ver que publica contenido de madrugada, por ejemplo–, y aún así sigue aumentando su influencia. Aitana “comparte lo que le apetece y no piensa en ningún momento si eso va a tener más o menos repercusión”, asegura nuestra experta en redes. Su feed no responde al de una influencer al uso: la exconcursante “no tiene estrategia a la hora de usar pies de foto específicos, hashtags con un número elevado de publicaciones, apps de edición de foto que ahora están muy de moda o una planificación milimétrica del diseño de su feed, y es que hay perfiles que solo cuelgan fotos que encajen estéticamente entre sí”, nos aclara Saavedra.

Muchísimas gracias, voy por partes. Gracias a los que estabais ahí que nos veíais 24h y las personas que veían todas las galas, por darnos tanta fuerza y apoyo a todos desde fuera. Gracias por entendernos, escucharnos, valorarnos y querernos. Gracias por cada grito desde fuera de la academia y gracias por cada aplauso y cada saludo desde el público. Gracias a todos de todo corazón. A mis compañeros, hermanos ya, que os voy a decir a vosotros… que me habéis cambiado la vida, que esta experiencia ha sido y será lo mejor que me va a pasar nunca. Que se que os tengo para siempre. Todos habéis sido esenciales para mí en el concurso. En especial quiero agradecer Amaia, por haber sido mi mejor amiga, mi gran apoyo dentro y por ser como éramos la una con la otra. Gracias también a Cepeda, por también haber sido mi gran apoyo, mi mejor amigo y por cuidarme tan bien siempre, sé que ahora siempre estaréis en mi vida. Y por supuesto, gracias a todos los profes, a Noe, Manu, las Javas, Capde, Laura, Mamen, Vicky, Pol, Sheila, Cris, Xuan, Guille, Andrea, Mónica, Magali… a todos de verdad. Hemos crecido gracias a vosotros, por ser nuestra familia ahí dentro. A todo el mundo que ha hecho posible que OT se volviera hacer este año. Gracias de corazón, no tengo palabras ❤️

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Colores x2 @valentinoblas

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Teniendo en cuenta sus virtudes no es de extrañar que sea un fenómeno viral, pero lo de Aitana es de otra dimensión. La exconcursante “reina porque es la más afín al tipo de artista femenina que triunfa dentro pero sobre todo fuera de nuestras fronteras. La ves moverse sobre el escenario y te recuerda a otras divas como Dua Lipa, Ariana Grande, las antiguas Fifth Armony, Camila Cabello”, afirma. “Todas tienen en común el ser artistas que combinan un físico muy acorde con los cánones de belleza actuales con un talento descomunal, ya sea a nivel vocal o a un nivel interpretativo”, dice Elba Saavedra, que da un dato revelador: “Con menos de un millón de seguidores y con un carácter mucho más local, Aitana tiene prácticamente el mismo nivel de engagement que la propia Dua Lipa, mucho más reconocida a nivel global y con más de nueve millones de seguidores”. El engagement se traduce en un alto número de reproducciones en sus vídeos, una fuerte interacción en sus publicaciones y una rápida respuesta en términos de ‘me gusta’. Es la que mejor ha sabido rentabilizar su influencia en redes porque “sabe conectar con sus seguidores, y es que en el fondo es una más, una chica que quiere cumplir sus sueños y que, por suerte para ella, va muy bien encaminada”, sentencia Elba Saavedra.

Única

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Esta foto es de febrero (2017), pero me hacía ilusión colgarla en este instagram. Buenos días

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Desde luego, la legión de fans de Aitana es incontestable, y cada día que pasa crece más. El público que principalmente sigue a Aitana está compuesto por “chicas de entre 16 a 28 o 30 años”, asegura Elba Saavedra. Lo normal sería que tuviera un target aún más joven, pero en este caso siguen sus pasos también “aquellas chicas que eran preadolescentes cuando estalló el fenómeno de OT1 y que siguen sintiéndose afines al formato pasados casi 16 años”, apunta.

Su cercanía, su cariz de éxito internacional, su posicionamiento feminista y su espontaneidad son algunos de los atractivos de Aitana Ocaña de cara a su audiencia, y ayudan a construir un mito casi adolescente. “Es raro leer una entrevista de Aitana en la que no haga una denuncia de algo que considere injusto”, nos dice Elba Saavedra, que hace hincapié en la causa feminista que abandera Aitana. “La última ha sido su sorpresa y su rechazo a la polémica que ha surgido cuando le dijo a las personas que esperaban en su firma de discos que iba a cambiarse porque tenía la regla. Es un personaje que le recuerda al mundo que debemos ser naturales y huir de lo encorsetado. Y eso siempre ha gustado”, recuerda.

⚡️

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Colores

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

Buenas noches a todos @valentinoblas

Una publicación compartida de AITANA (@aitana_ot2017) el

La nueva diva española del pop con una clara prospección internacional es influencer a sus casi 19 años sin querer ella ser nada de eso, y aún así –y puede que precisamente por eso– se mantiene como un estupendo referente mainstream para las chicas de su edad. Es la definitiva antiinfluencer que estábamos esperando.

Continúa leyendo: Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer

Nerea Dolara

La nueva serie de Sandra Oh se estrenó en HBO y vale mucho la pena. Pero si te quedas con ganas de ver a más detectives geniales (hay un episodio por semana) te recomendamos a otras cinco mujeres geniales y muy buenas en su trabajo.

Esta semana quien estuviese atento (y quien no lo estuvo…este es su aviso) presenció la vuelta a la televisión de Sandra Oh o como la conocen los fans de Grey’s Anatomy, Cristina Yang. Desde su genial paso por el drama médico como la mejor amiga de Meredith Grey, la fría y vulnerable, siempre competitiva y brillante Dra. Yang, Oh había estado tristemente fuera de los radares, a menos que se cuente alguna pequeña película indie. ¿Cómo ha vuelto? A lo grande, como protagonista. Killing Eve, serie de la BBC que actualmente emite HBO, es un drama escrito por Phoebe Waller-Bridge (esa genial treintañera que nos regaló Fleabag) que antes de estrenarse ya se había renovado para una segunda temporada. Oh interpreta a una detective que trabaja en MI6 (la serie es muy británica) y que se obsesiona con atrapar (o tal vez sólo se obsesiona) a una asesina a sueldo bastante despiadada y brillante que va dejando cadáveres por Europa.

El drama atrapa desde la primera escena y Oh (no olvidemos que durante su paso por Grey’s Anatomy estuvo nominada a cinco Emmys y ganó un Globo de Oro) deleita con esa mezcla tan suya de encanto y sarcasmo interpretando a este personaje que de inmediato conecta con el espectador. No es Eve la primera detective femenina que haya llegado a la pantalla, ni de lejos. La acompañan en esa alineación muchas versiones de mujeres curiosas por resolver misterios, desde las más pop, como Verónica Mars, hasta las más clásicas, como Jessica Fletcher. Eve se une al equipo con muchos puntos a favor: es inteligente, siente fascinación por el crimen y tiene sentido del humor. Para superar los días que hay que esperar entre episodios (uno a la semana, a la vieja usanza) te proponemos visitar las investigaciones de otras detectives femeninas de armas tomar.

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer 3
Olivia Benson es empática, fuerte y muy atenta al procedimiento. | Foto vía NBC Universal

Olivia Benson (La ley y el orden: Unidad de víctimas especiales)

Este es un clásico, sin duda. Mariska Hargitay lleva décadas interpretando a esta investigadora que persigue a violadores, pedófilos y en general gente despreciable como poca hay en el mundo siempre manteniendo el temple y la capacidad de empatizar con las víctimas. Este spin-of es el más exitoso de todos los derivados de la serie original y cuenta con la ventaja de ser actualmente muy relevante.

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer 1
Jessica Jones es alcohólica, instintiva y hostil. | Foto vía Netflix.

Jessica Jones (Jessica Jones)

Sí, es una superhéroe pero su trabajo diario es de detective privada, no se olvide. A diferencia de Benson, Jones es una sarcástica y hostil investigadora que prefiere el whisky al café (o al agua) y que tiende a meterse en problemas. Pero Jones es también buena en su trabajo. Tiene un instinto indiscutible, es valiente y tiene un código moral claro… aunque no siempre le salen bien las cosas siempre intenta hacer lo mejor.

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer 5
Stella Gibson destila frases feministas mientras derrocha genialidad. | Foto vía Netflix.

Stella Gibson (The Fall)

Si hay una detective que sea comparable a Eve en más de un campo en esta lista esa es Stella Gibson. No sólo por ser brillante, sino porque Gibson busca a un sólo criminal y tiene una conexión muy clara con su psique. En el caso de Stella no se trata de una secreta admiración, sino de una capacidad fría de análisis, del peso de ser una mujer en un mundo de hombres machistas que persigue a un hombre que busca poder en el sometimiento femenino. Gibson, una siempre genial Gillian Anderson, es distante, intelectual y profesional… y es también un gran personaje.

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer 6
Robin Griffin utiliza su trauma pasado como combustible en su presente. | Foto vía Sundance Channel.

Robin Griffin (Top of the Lake)

En la primera temporada de esta serie la detective Robin Griffin (Elisabeth Moss) vuelve a su pueblo natal en Nueva Zelanda a visitar a su madre y se encuentra con el caso de una adolescente desaparecida. Griffin comienza a investigar el suceso en medio de un tóxico ambiente masculino y sus terribles recuerdos, pero eso no le impide seguir su instinto hasta una resolución… de hecho su propia psique y sus experiencias tienen mucho peso en su proceso como investigadora.

Killing Eve y otras cinco mujeres detectives que deberías conocer 4
Brenda Johnson es dulce pero dura, un personaje complejo que merece mucho más crédito del que tiene. | Foto vía Warner Bros.

Brenda Johnson (The Closer)

Personaje como pocos, esta detective con acento del Sur de Estados Unidos y predilección por el color rosa, el azúcar y los bolsos enormes, es también un sabueso como pocos y legendaria por su capacidad de cerrar casos satisfactoriamente. Su olfato es indiscutible, sus tácticas imaginativas y su código moral cuestionable. Brenda (Kyra Sedgwick) fue una de las primeras antiheroínas en tiempos en que los personajes femeninos con defectos eran pocos, de hecho una de las temporadas de la serie se centra exactamente en un amplio cuestionamiento de sus métodos… y vale mucho la pena.

TOP