Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Así se vive en la Estación Espacial Internacional

Rodrigo Isasi Arce

Foto: NASA

El 12 de abril se celebra el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados, por eso hemos querido aprovechar la oportunidad para presentar un viaje muy especial, ¿O deberíamos decir espacial? Vivir en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) no es fácil. De la mano del cosmonauta ruso retirado Yuri Vladimirovich Usachov descubrimos cómo los astronautas conviven en este laboratorio espacial.

Los vuelos espaciales cambian al ser humano, cambian la mentalidad y la concepción que tenemos sobre la Tierra”, asegura Usachov. “Tendríamos que construir una Estación Espacial de recreo para turistas, con precios asequibles, para que las personas pudieran sentir lo que nosotros experimentamos”.

Yuri Vladimirovich Usachov nació el 9 de octubre de 1957 en Donestk, región rusa de Rostov, es piloto cosmonauta de la Federación Rusa y ha participado en un total de cuatro vuelos espaciales, dos en la ISS y dos en la MIR. Durante su carrera realizó siete paseos espaciales y en total estuvo en el espacio 553 días. Entre los múltiples reconocimientos con que ha sido distinguido se encuentran las medallas de la NASA por Servicio Público y Vuelo Espacial, es Caballero de la Legión de Honor de Francia y Héroe de la Federación Rusa.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 2
Yuri Vladimirovich, Usachov, en la ISS | Foto: NASA

Preparación previa

Toda la preparación previa antes de realizar un vuelo espacial con destino a la ISS dura entre cinco y siete años, asegura el cosmonauta Usachov. “En general todo lo que se realiza es pura rutina”, añade. “Un mes antes del vuelo nos presentamos a un examen para ver si estamos preparados para la misión”. Tras pasar el examen, dos tripulaciones vuelan en aviones diferentes, por si hubiera un accidente, al lugar donde se encuentra la plataforma de lanzamiento.

Los astronautas también son formados en cuestiones médicas, tanto es así que son capaces de suturar una herida, poner un catéter o realizar un empaste, entre otras cosas. Asimismo, uno de los tripulantes con destino a la ISS recibe una formación más específica con prácticas en un hospital, para ser capaz de realizar una operación si fuera necesario.

El momento del vuelo

La nave tiene una potencia de 20 millones de caballos, por lo que en el momento del despegue “el astronauta nota una enorme tensión en el cuerpo”, dice Usachov. “Nuestros hijos nos suelen dar un juguete y, al despegar, vemos cómo vibra y empieza a flotar; es el momento de ingravidez. Luego, nosotros nos soltamos y flotamos”.

No hay nada comparable a la sensación de ingravidez, es una sensación de libertad absoluta”, dice el cosmonauta ruso. “La primera vez que subí al cosmos, mi visión del espacio estaba condicionada por las imágenes previas que había visto y por mis colegas -refiriéndose a otros astronautas-, pero, una vez arriba, la Tierra me pareció enorme y los colores y su belleza, son impresionantes”.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 4
El cosmonauta Usachov, en el centro, dentro de la cápsula Soyuz | Foto: Roscosmos

Durante el día y medio que se tarda aproximadamente en ascender hasta la ISS, los astronautas pueden disfrutar de unas vistas privilegiadas del planeta Tierra.

Para el cosmonauta ruso, es preferible subir en una nave rusa, Soyuz, y descender en una americana, Shuttle. “Subir en la Shuttle es como ir encima de un barril de pólvora, mientras que la Soyuz es como el carro de combate T-34 o el kalashnikov, es seguro y cada vez mejora más”.

Dormir

“Tenemos un nicho con un saco atado a la pared donde están nuestras pertenencias. Nos ponemos tapones para los oídos, cerramos al ventanilla, nos metemos en el saco, cerramos los ojos, e intentamos dormir”.

Durante las dos o tres primera semanas los habitantes de la ISS tienden a dormir apenas cuatro o cinco horas diarias, lo cual es suficiente, ya que no se usan todos los músculos en ingravidez y el cansancio es menor.  Una vez superadas las primeras semanas, y ya adaptados a su nueva vida, las horas de sueño aumentan a cotas normales de siete u ocho horas diarias.

Taparse los oídos es imprescindible si se quiere dormir en la ISS, ya que hay un ruido constante de en torno a 60 ó 65 decibelios, “parecido a viajar en un avión”, generado pro los ventiladores que están activados todo el rato para depurar el aire.

Cocinar y comer

La comida quizá sea uno de los momentos de relax de la ajetreada vida en la ISS. Los astronautas se reúnen en torno a una mesa, a la que se tienen que atar para no flotar, y disfrutan de una alimentación “bastante similar a la de la Tierra”. Eso sí, han de tener cuidado con comer alimentos que nunca antes han probado o que pudieran generarles algún tipo de malestar. Generalmente los paquetes de comida que llegan a la Estación están compuestos por alimentos propios del país de origen del astronauta, o al menos parecidos.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 3
El momento de la comida en la ISS | Foto: NASA

“Recuerdo una vez que probé unas nueces de california que había traído un compañero estadounidense; nunca antes las había probado y me sentaron muy mal. Pasé toda la noche con sudores fríos, fiebre y sin dormir. Me vi obligado a tomar el carbón activado para contrarrestar los efectos”, asegura Yuri.

Cuarto de baño y aseo

Los astronautas, como cualquier ser humano, también hacen sus necesidades personales y se duchan. Para ello, cuentan con un baño especial que succiona los desechos y los deposita en una cavidad especialmente diseñada para estos menesteres. Una vez que el deposito está lleno, es evacuado en el espacio para que se desintegre.

Deporte

Los astronautas hacen deporte en la ISS dos veces al día. “Tenemos una bici estática y una cinta para correr”, asegura Usachov. “Yo corría cinco kilómetros al día; nunca he corrido tanto en mi vida”.

Convivencia

Para mejorar la convivencia, en muchos casos los astronautas se conocen antes de su vuelo espacial. En el caso de Yuri, viajó a EEUU para conocer a sus compañeros de viaje americanos y allí pudo disfrutar de algunas de sus costumbres como ver un partido de béisbol y uno de baloncesto y acudir a un rodeo.  Cuando sus “colegas” estadounidenses viajaron a Rusia, fueron a la Dacha -casa en el campo- y a la sauna.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 1
Desde la cúpula se tienen las mejores vistas de la Tierra | Foto: NASA

Durante los seis meses que la tripulación pasa en la Estación, el comandante es el encargado de establecer el orden, tomar las decisiones y  mediar en las disputas. Es la única persona autorizada a emplear la fuerza si la situación lo requiere, tanto es así, que es el responsable de custodiar el único arma que hay a bordo, una pistola Makarov que no ha habido que utilizar en ninguna ocasión, por ahora.

Antes de volar, los astronautas firman un código de conducta dónde se establece lo que se puede hacer y lo que no.

Pedro Duque muestra la ISS por dentro

Continúa leyendo: Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018

Rodrigo Isasi Arce

Foto: NASA

La Luna, Marte, Mercurio o el Sol son sólo cuatro de los destinos del sistema solar de los que vamos a oír hablar mucho en 2018. La Agencia Espacial Europea (ESA) y  su homóloga estadounidense, la NASA, ya han presentado sus misiones espaciales para este año; pero no son las únicas. Compañías privadas como SpaceX, Blue Origin o Virgin Galactic, llevarán turistas al espacio más profundo. Si el año pasado despedíamos a una de las misiones más importantes de las dos últimas décadas, Cassini, este 2018 daremos la bienvenida a nuevos grandes retos espaciales, como la búsqueda de vida extraterrestre o acercarnos al Sol como nunca antes lo habíamos hecho.  Pero 2018 no solo se compone de espectaculares misiones, también trae lanzamientos de lo más curiosos, como la puesta en órbita de un coche deportivo Tesla, propiedad de Elon Musk, o de un satélite español, de nombre PAZ, dedicado a tareas de Defensa y seguridad.  Estas son las 10 misiones espaciales de 2018 que no puedes perderte:

SpaceX pone en órbita el Tesla Roadster – Enero

El 29 de enero, SpaceX, la compañía del multimillonaro Elon Musk, lanzará a Marte el primer cohete Falcon Heavy de SpaceX con una carga útil de lo más curiosa, un coche deportivo. Concretamente se trata del Tesla Roadster midnight cherry, uno de los primeros coches que fabricó Tesla, y que Musk se quedó para sí mismo.  “Un coche rojo para un planeta rojo”, bromeó en su cuenta de twitter el empresario estadounidense.

El lanzamiento se llevará a cabo desde el Centro Espacial Kennedy, Florida.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 4
El Tesla Roadster de Musk a punto de ser embarcado en el cohete Falcon Heavy. | Foto: SpaceX

Lanzamiento del satélite español PAZ – Febrero

España lanzará en febrero, por fin, el satélite PAZ, con tecnología radar y que se enfoca fundamentalmente en atender las necesidades de seguridad y defensa. Su puesta en órbita no ha estado exenta de dificultades, y es que ha sufrido importantes retrasos debido, entre otros motivos, a los problemas surgidos con el lanzador ruso contratado inicialmente, que tuvo que ser anulado como consecuencia de la guerra con Ucrania. Finalmente, la compañía propietaria, Hisdesat, decidió lanzarlo con un cohete Falcon 9 de SpaceX desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en California. Pese a que no se ha fijado una fecha concreta para el lanzamiento, se baraja como probable el 10 de febrero. 

Una vez que el satélite ya esté sobrevolando la Tierra, permitirá a España contar con imágenes de todos los puntos del planeta. Gracias a  su tecnología radar, será capaz de tomar más de cien imágenes diarias de hasta un metro de resolución, tanto diurnas como nocturnas, y con independencia de las condiciones meteorológicas.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 3
El satélite paz antes de su envío a EEUU | Foto: Hisdesat

El PAZ cuenta con algoritmos programados que ayudarán en aplicaciones relacionadas con la Defensa y seguridad o con tareas civiles de vigilancia. El satélite será operado durante un mes desde Alemania y posteriormente desde la Base del INTA en Torrejón de Ardoz, perteneciente al Ministerio de Defensa. El PAZ, de 1400 Kilogramos de peso y 5 metros de largo, tiene una vida útil de aproximadamente cinco años y medio prorrogable a siete.

Este satélite se desplazará a una velocidad de siete kilómetros por segundo y dará 15 vueltas a la Tierra en 24 horas; en cada órbita empleará una hora y media y necesitará de siete minutos para ejecutar una orden.

TESS (NASA) – Marzo

La NASA y SpaceX volverán a trabajar conjuntamente en marzo de 2018, cuando el satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) despegará a bordo de un Falcon 9. El objetivo de esta misión es descubrir nuevos mundos que se localicen fuera del sistema solar, denominados exoplanetas.

Los científicos de TESS esperan que la misión catalogará más de 2.000 candidatos planetarios y aumentará enormemente el número actual de exoplanetas conocidos. De estos, se espera que aproximadamente 300 sean exoplanetas del tamaño de la Tierra y super-Tierras.

El lanzamiento del TESS se llevará a cabo el 20 de marzo desde Cabo Cañaveral, Florida, EEUU.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018
El satélite ‘cazaplanetas’ TESS. | Foto: NASA

Google Lunar X Prize – Marzo

La competición espacial organizada por la Fundación X Prize, y patrocinada por Google, comenzó en 2017 y la fecha límite para ganar el premio es el 31 de marzo de 2018.  Google Lunar X Prize otorgará 20 millones de dólares (unos 17 millones de euros) al primer equipo que consiga hacer aterrizar un vehículo en la Luna, recorrer 500 metros y transmitir vídeos y fotos a la Tierra.

Los cinco equipos finalistas son: el japonés Hakuto, el indio IndoTeam, el Moon Express de EEUU, el Team Space IL de Israel y el equipo internacional Synergy Moon.

Además de los 20 millones de dólares que recibirá el ganador, se otorgarán otros cinco millones al segundo clasificado y cinco millones más en premios adicionales hasta un total de 30 millones de dólares (unos 25 millones de euros).

Con esta competición,  2018 podría ser el año con más actividad en el satélite en la historia de la exploración espacial.

Aeolus (ESA) – Mayo

Aeolus es la primera misión espacial en adquirir perfiles del viento a escala global. Estas observaciones casi en tiempo real mejorarán la precisión de la predicción meteorológica y climática numérica y avanzarán nuestra comprensión de la dinámica y los procesos tropicales relevantes para la variabilidad climática.

Aeolus lleva uno de los instrumentos más sofisticados jamás puestos en órbita: la sonda Aladin, que incluye dos potentes láseres, un gran telescopio y receptores muy sensibles.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 1
Simulación del satélite Aeolus de la Agencia Espacial Europea. | Foto: ESA

El láser genera luz ultravioleta que se proyecta a la atmósfera para obtener un perfil de los vientos de nuestro planeta: un método completamente nuevo de medir el viento desde el espacio. Además de avanzar en la ciencia, Aeolus desempeñará un papel importante en la mejora de las predicciones meteorológicas.

El lanzamiento se realizará el 1 de mayo desde el puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

Insight (NASA) – Mayo

El 5 de mayo de 2018, la agencia espacial norteamericana enviará al espacio la misión Insight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport), que alcanzará el próximo 26 de noviembre el planeta rojo, donde permanecerá durante 728 días. Se trata de la primera misión enfocada en examinar el interior profundo de Marte, con el objetivo de comprender mejor los mundos rocosos del sistema solar. La sonda tiene previsto aterrizar a finales de noviembre.

El lanzamiento de la sonda marciana de la NASA InSight, el 5 de mayo, se realizará desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, California, EEUU. Es la primera vez que se manda una sonda a Marte desde Vandenberg.

Parker Solar Probe (NASA) – Julio-Agosto

La NASA lanzará una de sus misiones más peligrosas entre julio y agosto de 2018. La sonda Parker Solar Probe se situará a solo 6,4 millones de kilómetros de la superficie del Sol, soportando dosis de radiación y temperaturas muy elevadas (de más de 1.370ºC), nunca vistas anteriormente.

El objetivo de la misión es estudiar el origen del viento solar y de las tormentas que pueden afectar a la Tierra, además de analizar por qué la corona del Sol está mucho más caliente que la fotosfera. Parker Solar Probe usará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos durante casi siete años para acercar gradualmente su órbita al Sol.

Las X extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 1
Simulación de la sonda en su llegada al Sol | Foto: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

BepiColombo (ESA) – Octubre

La Agencia Espacial Europea (ESA) y su homóloga nipona (JAXA) enviarán al espacio su primera misión a Mercurio en octubre de 2018. Las dos sondas forman parte del programa BepiColombo, que tendrá el objetivo de estudiar el planeta más pequeño y menos estudiado del sistema solar.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 2
Ilustración de la BepiColombo durante un sobrevuelo de Venus. | Foto: Airbus Defence and Space

La sonda viajará por el espacio durante más de siete años antes de alcanzar Mercurio. Cuando llegue, se separará en dos partes. La primera es la sonda Mercury Planetary Orbiter (MPO), que estudiará la superficie del planeta y utilizará instrumentos de alta tecnología para investigar el interior de Mercurio. La segunda, Mercury Magnetospheric Orbiter (MMO), perteneciente a la JAXA, estudiará el campo magnético de Mercurio.

La misión debe su nombre a Giuseppe (apodado familiarmente como Bepi) Colombo, un científico que estudió la órbita de Mercurio y contribuyó decisivamente a desarrollar la tecnología para realizar viajes interplanetarios.

El lanzamiento se realizará el 5 de octubre desde el puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

Cheops – Finales de año

Además del instrumento TESS de la NASA, la Agencia Espacial Europea quiere lanzar la misión Cheops a finales de 2018. Este proyecto tendrá como objetivo descubrir nuevos exoplanetas. La misión, una colaboración entre la ESA y Suiza, tiene como objetivo estudiar los planetas extrasolares de menores dimensiones, los que se sitúan entre el radio de la Tierra y el de Neptuno.

Para llevar a cabo su misión, la sonda utilizará una técnica llamada fotometría de tránsito: “Cheops monitorizará la luz óptica e infrarroja de estrellas individuales y medirá con precisión el descenso en la señal durante el tránsito de un planeta, al atravesar por delante de la estrella, utilizando un fotómetro de ultra alta precisión”, explica  Kate Isaak, científica de proyecto de CHEOPS.

Las 10 extraordinarias misiones espaciales que te esperan este 2018 3
Cheops entrando a la cámara acústica. | Foto: ESA-C. Carreau

Otras misiones sin fecha: transporte de ‘turistas espaciales’

La apuesta espacial más fuerte de 2018 es la de la empresa SpaceX, que planea llevar este año dos turistas a un viaje alrededor de la Luna. En abril realizará una misión robótica no tripulada hasta la Estación Espacial y en agosto la primera misión tripulada. En esta carrera entre empresas privadas  también está Boeing, con un vuelo tripulado previsto para noviembre. Ambas compañías tienen un contrato firmado con la Nasa.

Por su parte, el dueño de Virgin Galactic, Richard Branson, ha confirmado sus planes de enviar pasajeros al espacio en 2018 con su nave SpaceShipTwo. Ya son 500 clientes potenciales los que han reservado un lugar en uno de sus viajes a un coste de 250.000 dólares estadounidenses cada uno. Branson también ha invitado al profesor Stephen Hawking a ir al espacio a bordo de un vuelo de Virgin Galactic. El físico y cosmólogo, de 75 años, ha aceptado.

Asimismo, Blue Origin, la empresa de vuelos espaciales privados del multimillonario Jeff Bezos, prevé llevar a cabo su primer viaje tripulado en 2018 con su nave New Shepard. Bezos, fundador de Amazon, espera construir seis vehículos New Shepard, diseñados para volar de forma autónoma con seis pasajeros a más de 100 kilómetros por encima de la Tierra.

Continúa leyendo: El álbum de Tsevan Rabtan

El álbum de Tsevan Rabtan

José Antonio Montano

Foto: NASA
Reuters

¡Qué libro más bonito es el ‘Atlas del bien y del mal’ de Tsevan Rabtan (ed. geoPlaneta)! Perfecto para regalo, incluso a uno mismo. De pronto, un primor. Con todo en grado de excelencia: el texto de Tsevan Rabtan, las ilustraciones de Alejandra Acosta, el prólogo de Manuel Jabois y hasta el formato, con el tamaño de aquellos álbumes de la biblioteca que yo leía de niño y adolescente.

Y este ha sido para mí el primer efecto de su lectura: me he visto como entonces, metido en junglas y desiertos, en ejércitos, en expediciones, en matanzas, ante crueldades, bellaquerías, venganzas, ambiciones e inesperados gestos de desprendimiento y generosidad. Jabois consigna bien en el prólogo el empeño del autor: “A través de la Historia cuenta una particular novela de aventuras con el agravante de lo real”. Y acuña una fórmula brillante: se trata de “un thriller con pudor”. En efecto: el estilo es escueto pero parsimonioso, con una higiénica contención ante el exceso de lo que cuenta. Se diría que, ya que no en el contenido, aberrante y desquiciado en muchos casos, la razón está en la prosa. Una razón con encanto: punteada de ironías.

Tsevan Rabtan ofrece la clave de su interés: “Siempre me han llamado la atención las anomalías históricas, los monstruos en el mundo convulso de las naciones, casi siempre nacidos violenta y caóticamente por la confluencia del azar, la aventura y el comercio”. Yo encuentro una coherencia estricta entre esto y su pasión por la ley, de la que el abogado Tsevan Rabtan es su mayor defensor. La ley, al cabo, intenta contener, ordenar un poco esa realidad que sin ella sería –justamente– más monstruosa, caótica y violenta.

Pero vuelvo a lo que he experimentado durante mi lectura. Ha sido ciertamente mágico recuperar las viejas sensaciones, porque yo (¡demasiado adulto ya!) abandoné aquellos libros. Pero lo mejor es que no he tenido que dejar de sentirme adulto para disfrutar del ‘Atlas del bien y del mal’, que con su sabiduría tiende puentes entre la adolescencia y la madurez.

En este mapa de las miserias y grandezas del ser humano por los cinco continentes, en treinta y una historias, he hallado –con la inevitable exageración de los casos tremebundos– lo que he venido aprendiendo de la vida, de lo real. Tsevan Rabtan se centra exclusivamente en las historias, sin moraleja; pero con su inteligencia logra que se desprenda una lección. La que yo he recibido tiene el eco nietzscheano del título.

Continúa leyendo: La NASA captura un enorme bloque de hielo despegándose de la Antártida

La NASA captura un enorme bloque de hielo despegándose de la Antártida

Redacción TO

Foto: NASA

Una parcela del tamaño de Sicilia comenzó el año amenazando con separarse definitivamente de la Antártida, y esa amenaza terminó por cumplirse en el pasado mes de julio. Hasta ahora, las únicas imágenes que nos habían llegado del iceberg A-68 nos llegaron vía satélite. Esto se debe a la oscuridad que reina en esta época del año. Sin embargo, con el retorno del sol a la llegada del verano, se han sucedido los vuelos por encima del continente y se ha podido ver por primera vez el iceberg gigante.

La NASA se ha encargado de difundir algunas de estas imágenes, que muestran una realidad temible. “Este es un gran cambio: los mapas tendrán que volver a dibujarse“, comentó el investigador Adrian Luckman, de la Universidad de Swansea, al diario The New York Times.

En la página web de la agencia espacial, la experta científica Katheryn Hansen escribió el pasado 12 de noviembre: “Sabía que vería un iceberg del tamaño de Delaware, pero no estaba preparada para el impacto de verlo desde el aire. La mayor parte de los icebergs que he visto parecen relativamente pequeños y compactos. Este no es el caso. Este (A-68) es tan vasto que parece que siga formando parte del continente”.

Continúa leyendo: El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña

Andras Forgacs

Foto: Chuttersnap
Unsplash

Hormigón con vida, plantas con el mismo sabor que la carne real o zapatos hechos con tela de araña son algunos de los todavía futuristas pero increíbles avances que nos traerá la biotecnología. Esta combinación entre biología e ingenio humano nos hará la próxima década testigos de productos que ahora nos parecen casi ciencia ficción.

Pero la realidad es que estamos cada vez más cerca. Los expertos consideran que nos estamos aproximando a un punto de inflexión en la biofabricación, la ciencia de usar organismos vivos para fabricar productos cotidianos, y conseguir, por primera vez,  que las maravillas de la biología sean asequibles. Alcanzables no solo para usos farmacológicos o industriales, donde hemos visto enormes avances en las últimas décadas, sino también para los consumidores en general.

Ha llegado una nueva era, donde podemos aprovechar los organismos biológicos para crear materiales de consumo que crecen por sí solos. Materiales que combinan lo mejor de la naturaleza y lo mejor de la ciencia, al tiempo que reducen la enorme presión de las actuales prácticas de producción en los recursos finitos de nuestro planeta.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 2
Los nuevos materiales serán claves para la biotecnología. | Foto: Unsplash

De los primeros ordenadores a la secuenciación del ADN

El camino para llegar hasta aquí ha sido largo. Se remonta a las primeras computadoras comerciales, que eran enormes, costaban una fortuna y hacían cálculos con una lentitud pasmosa si las comparamos con los estándares actuales. Sin embargo, brindaban enormes beneficios a los clientes con necesidades imperiosas de resolver problemas (y bolsillos muy grandes). La NASA usó los primeros sistemas centrales de IBM para dar un salto hacia adelante en la carrera espacial y llevar al primer hombre a la luna.

En las próximas décadas, observamos que la Ley de Moore se convertía en realidad: los transistores por pulgada cuadrada en los circuitos integrados continuaron duplicándose cada año y medio; se redujeron los costos y se democratizó el acceso a la informática.

Hoy en día, el juego de herramientas básico de la ciencia de la informática es accesible para casi cualquier persona. A través de nuestros teléfonos inteligentes, todos tenemos supercomputadoras en los bolsillos, y una idea de mil millones de dólares se puede concebir y codificar casi de la noche a la mañana.

Estamos recorriendo un camino similar hacia la adopción generalizada del conjunto de herramientas biológicas, y las ramificaciones podrían tener un gran alcance. Así como una computadora usa un código binario, o bit, el “0” y el “1” para procesar información, los componentes de construcción básicos de la biotecnología son pares de bases de ADN, específicamente, la capacidad de leerlos y escribirlos en su código de A, T, G y C.

Gráfico que muestra la evolución supuesta por la Ley de Moore y el coste real que ha experimentado la secuenciación genómica. | Gráfico: WEF

En el siglo XXI, la caída de los costos de secuenciación del ADN, una tendencia llamada curva de fatiga de Carlson, en honor al Dr. Rob Carlson, ha llegado a superar la ley de Moore. A medida que los costos de trabajar con ADN han disminuido, ha aparecido una innumerable cantidad de oportunidades.

Pero, ¿qué hace exactamente la biotecnología?

Los ejemplos de éxitos de la biotecnología son muchos. Después de la invención del ADN recombinante en 1973, la tecnología mejoró y los costos se redujeron, lo que llevó a aplicaciones viables en los sistemas de producción de cultivos, la farmacología y diversas industrias más.

Amgen, por ejemplo, utilizó el ADN recombinante para clonar, extraer y producir medicamentos a partir de los años ochenta. Su producto Neupogen, un fármaco estimulante de los glóbulos blancos que ayuda a los pacientes con cáncer y VIH a evitar infecciones, fue aprobado para uso médico en los Estados Unidos en 1991 y ahora está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Diversas aplicaciones industriales han proliferado, desde plásticos biodegradables hasta biocombustibles.

 1
Imagen que muestra los avances en secuenciación genómica. | Foto: Gabriel Rangel, Ciencias Biológicas del Programa de Salud Pública de la Universidad de Harvard

En agricultura, se usó por primera vez en 1982 para modificar genéticamente una planta de tabaco para desarrollar resistencia a los antibióticos. La comercialización general de los cultivos modificados comenzó una década más tarde, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aprobó el tomate FLAVR SAVR, que fue modificado genéticamente para ser más resistente a la pudrición. Desde entonces, la explosión de cultivos modificados ha sido enorme: entre 1996 y 2015, la producción de cultivos biotecnológicos se extendió a más de dos mil millones de hectáreas, lo que equivale a más del doble de la superficie total de los Estados Unidos.

Los gastos dentro de la secuenciación genómica con datos de 2012. | Foto: Dr. Robert Carlson, artículo en Nature

Todas estas aplicaciones especializadas son tan exitosas que pueden soportar enormes costos fijos. Tal vez son el intento de la biotecnología por llegar a la luna. Un fármaco que hace la diferencia entre la vida y la muerte puede tener un vasto presupuesto de investigación y desarrollo, mientras que una variante de cultivo genéticamente modificada puede cosechar recompensas indefinidamente después de los grandes costos iniciales de desarrollo.

Estamos en el umbral de la adopción generalizada de la biotecnología por el consumidor, una nueva categoría que crecerá junto a las aplicaciones médicas, agrícolas e industriales. Ahora podemos usar la biotecnología para fabricar materiales de uso diario.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con saber a carne y zapatos de tela de araña
Gráfico que muestra cómo la caída del coste del ADN ha abierto la puerta a nuevos mercados para la biotecnología. | Gráfico: WEF

¿Qué posibilidades abre para el futuro?

Eben Bayer, CEO y cofundador de Ecovative, que fabrica envases con residuos agrícolas, lo describió en un reciente podcast de Wall Street Journal: “Estamos en el punto de inflexión, como si estuviéramos en, por ejemplo, 1980 con la computadora personal: tenemos la capacidad de programar organismos mediante el ADN y el control CRISPR que avanza a gran velocidad; y creo que vamos a tener una avalancha de desarrollo de materiales, como cuero, envases o muebles que crecen (…) y entonces el siguiente paso será la biofabricación de productos que realizan funciones”.

Bienvenidos a la era de la biotecnología de consumo. Esta se extenderá a todo tipo de materiales cultivados en un laboratorio: productos alimenticios a base de plantas diseñados para que tengan el mismo sabor que la carne real, potencialmente cultivados con las mismas proteínas que encontraría en el animal; y zapatos, corbatas, chaquetas y otros accesorios hechos de telaraña biofabricada. Podríamos ver hormigón con vida que genere microorganismos para reparar las grietas que se forman con el tiempo. Después de varias idas y vueltas de las compañías de biocombustibles, que se esfuerzan por crear algas y microorganismos productores de energía a gran escala, recientemente hemos visto señales de progreso.

El siguiente paso será una transición de la imitación a la innovación pura: materiales y productos que no solo se producen de una manera nueva, sino que exhiben cualidades que aún no existen en la naturaleza.

El futuro al que nos acerca la biotecnología: plantas con sabor a carne y zapatos de tela de araña 1
La tela de araña podrá utilizarse para elaborar zapatos. | Foto: Pexels

Estas empresas que producen fibras que mimetizan la seda de las arañas vislumbran materiales tan suaves como la seda, pero más duraderos. Compañías como Impossible Foods están comenzando a crear alimentos con gusto a hamburguesa, pero sus visiones más elevadas involucran biofabricar sabores completamente nuevos. Los investigadores están incluso trabajando en la ingeniería de una planta que cambia de color en presencia de explosivos.

Todo este progreso en la biotecnología de consumo se basa en la disminución de los costos de trabajar con el ADN. En nuestro laboratorio, modificamos el ADN de las células muchas veces, examinando miles de variantes para escoger a los campeones que exhiben mejores propiedades para nuestros materiales. Hasta hace poco, las estrategias empresariales como la nuestra, que se ven en toda la industria de la biotecnología de consumo, tenían costos simplemente prohibitivos.

En la próxima década, seremos testigos de las implicaciones completas de la biotecnología de consumo. Una serie de nuevas empresas aprovecharán el poder de la naturaleza para crear materiales sin dañar el medio ambiente ni a los animales. Al hacerlo, estaremos explotando las herramientas más antiguas y avanzadas del mundo, la biología y el ingenio humano, para desarrollar productos de uso diario que puedan encender nuestra imaginación.

_

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP