Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Así se vive en la Estación Espacial Internacional

Rodrigo Isasi Arce

Foto: NASA

El 12 de abril se celebra el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados, por eso hemos querido aprovechar la oportunidad para presentar un viaje muy especial, ¿O deberíamos decir espacial? Vivir en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) no es fácil. De la mano del cosmonauta ruso retirado Yuri Vladimirovich Usachov descubrimos cómo los astronautas conviven en este laboratorio espacial.

Los vuelos espaciales cambian al ser humano, cambian la mentalidad y la concepción que tenemos sobre la Tierra”, asegura Usachov. “Tendríamos que construir una Estación Espacial de recreo para turistas, con precios asequibles, para que las personas pudieran sentir lo que nosotros experimentamos”.

Yuri Vladimirovich Usachov nació el 9 de octubre de 1957 en Donestk, región rusa de Rostov, es piloto cosmonauta de la Federación Rusa y ha participado en un total de cuatro vuelos espaciales, dos en la ISS y dos en la MIR. Durante su carrera realizó siete paseos espaciales y en total estuvo en el espacio 553 días. Entre los múltiples reconocimientos con que ha sido distinguido se encuentran las medallas de la NASA por Servicio Público y Vuelo Espacial, es Caballero de la Legión de Honor de Francia y Héroe de la Federación Rusa.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 2
Yuri Vladimirovich, Usachov, en la ISS | Foto: NASA

Preparación previa

Toda la preparación previa antes de realizar un vuelo espacial con destino a la ISS dura entre cinco y siete años, asegura el cosmonauta Usachov. “En general todo lo que se realiza es pura rutina”, añade. “Un mes antes del vuelo nos presentamos a un examen para ver si estamos preparados para la misión”. Tras pasar el examen, dos tripulaciones vuelan en aviones diferentes, por si hubiera un accidente, al lugar donde se encuentra la plataforma de lanzamiento.

Los astronautas también son formados en cuestiones médicas, tanto es así que son capaces de suturar una herida, poner un catéter o realizar un empaste, entre otras cosas. Asimismo, uno de los tripulantes con destino a la ISS recibe una formación más específica con prácticas en un hospital, para ser capaz de realizar una operación si fuera necesario.

El momento del vuelo

La nave tiene una potencia de 20 millones de caballos, por lo que en el momento del despegue “el astronauta nota una enorme tensión en el cuerpo”, dice Usachov. “Nuestros hijos nos suelen dar un juguete y, al despegar, vemos cómo vibra y empieza a flotar; es el momento de ingravidez. Luego, nosotros nos soltamos y flotamos”.

No hay nada comparable a la sensación de ingravidez, es una sensación de libertad absoluta”, dice el cosmonauta ruso. “La primera vez que subí al cosmos, mi visión del espacio estaba condicionada por las imágenes previas que había visto y por mis colegas -refiriéndose a otros astronautas-, pero, una vez arriba, la Tierra me pareció enorme y los colores y su belleza, son impresionantes”.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 4
El cosmonauta Usachov, en el centro, dentro de la cápsula Soyuz | Foto: Roscosmos

Durante el día y medio que se tarda aproximadamente en ascender hasta la ISS, los astronautas pueden disfrutar de unas vistas privilegiadas del planeta Tierra.

Para el cosmonauta ruso, es preferible subir en una nave rusa, Soyuz, y descender en una americana, Shuttle. “Subir en la Shuttle es como ir encima de un barril de pólvora, mientras que la Soyuz es como el carro de combate T-34 o el kalashnikov, es seguro y cada vez mejora más”.

Dormir

“Tenemos un nicho con un saco atado a la pared donde están nuestras pertenencias. Nos ponemos tapones para los oídos, cerramos al ventanilla, nos metemos en el saco, cerramos los ojos, e intentamos dormir”.

Durante las dos o tres primera semanas los habitantes de la ISS tienden a dormir apenas cuatro o cinco horas diarias, lo cual es suficiente, ya que no se usan todos los músculos en ingravidez y el cansancio es menor.  Una vez superadas las primeras semanas, y ya adaptados a su nueva vida, las horas de sueño aumentan a cotas normales de siete u ocho horas diarias.

Taparse los oídos es imprescindible si se quiere dormir en la ISS, ya que hay un ruido constante de en torno a 60 ó 65 decibelios, “parecido a viajar en un avión”, generado pro los ventiladores que están activados todo el rato para depurar el aire.

Cocinar y comer

La comida quizá sea uno de los momentos de relax de la ajetreada vida en la ISS. Los astronautas se reúnen en torno a una mesa, a la que se tienen que atar para no flotar, y disfrutan de una alimentación “bastante similar a la de la Tierra”. Eso sí, han de tener cuidado con comer alimentos que nunca antes han probado o que pudieran generarles algún tipo de malestar. Generalmente los paquetes de comida que llegan a la Estación están compuestos por alimentos propios del país de origen del astronauta, o al menos parecidos.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 3
El momento de la comida en la ISS | Foto: NASA

“Recuerdo una vez que probé unas nueces de california que había traído un compañero estadounidense; nunca antes las había probado y me sentaron muy mal. Pasé toda la noche con sudores fríos, fiebre y sin dormir. Me vi obligado a tomar el carbón activado para contrarrestar los efectos”, asegura Yuri.

Cuarto de baño y aseo

Los astronautas, como cualquier ser humano, también hacen sus necesidades personales y se duchan. Para ello, cuentan con un baño especial que succiona los desechos y los deposita en una cavidad especialmente diseñada para estos menesteres. Una vez que el deposito está lleno, es evacuado en el espacio para que se desintegre.

Deporte

Los astronautas hacen deporte en la ISS dos veces al día. “Tenemos una bici estática y una cinta para correr”, asegura Usachov. “Yo corría cinco kilómetros al día; nunca he corrido tanto en mi vida”.

Convivencia

Para mejorar la convivencia, en muchos casos los astronautas se conocen antes de su vuelo espacial. En el caso de Yuri, viajó a EEUU para conocer a sus compañeros de viaje americanos y allí pudo disfrutar de algunas de sus costumbres como ver un partido de béisbol y uno de baloncesto y acudir a un rodeo.  Cuando sus “colegas” estadounidenses viajaron a Rusia, fueron a la Dacha -casa en el campo- y a la sauna.

Así se vive en la Estación Espacial Internacional 1
Desde la cúpula se tienen las mejores vistas de la Tierra | Foto: NASA

Durante los seis meses que la tripulación pasa en la Estación, el comandante es el encargado de establecer el orden, tomar las decisiones y  mediar en las disputas. Es la única persona autorizada a emplear la fuerza si la situación lo requiere, tanto es así, que es el responsable de custodiar el único arma que hay a bordo, una pistola Makarov que no ha habido que utilizar en ninguna ocasión, por ahora.

Antes de volar, los astronautas firman un código de conducta dónde se establece lo que se puede hacer y lo que no.

Pedro Duque muestra la ISS por dentro

Continúa leyendo: Cassini se despide de Saturno para siempre

Cassini se despide de Saturno para siempre

Rodrigo Isasi Arce

Foto: NASA

Tras 20 años de servicio espacial, la nave Cassini se retira por todo lo grande. El 15 de septiembre la sonda cruzará por última vez el espacio entre Encélado, el anillo F, el más externo y Saturno, y se lanzará contra su atmósfera, transmitiendo los datos sobre la entrada mientras pueda. Cuando se encuentre a 1.500 kilómetros de sobre la superficie del planeta gasesoso, dirá sus últimas palabras y se perderá la señal. La misión Cassini-Huygen, un proyecto de cooperación entre la NASA, la ESA y la agencia espacial italiana (ASI), es una de las más importantes. Gracias a la nave Cassini se ha podido comprobar la Teoría de la relatividad, descubrir nuevas lunas en torno a Saturno, observar como nunca sus anillos e incluso detectar moléculas y compuestos muy prometedores en las lunas Encélado y Titán. Su “gran final”, previsto para las 12:30 horas, se puede seguir en directo a través de la NASA.

Puesta en órbita en 1997 desde Cabo Cañaveral, su andadura en torno a Saturno comenzó en 2004, cuando la misión internacional Cassini-Huygens llegó al planeta. Hasta entonces, este gigante gaseoso, su intrincado sistema de anillos y sus enigmáticas lunas constituían un gran misterio para la ciencia. El 14 de enero de 2005, la sonda Huygens de la ESA desveló lo que se ocultaba bajo la densa atmósfera de la mayor luna saturniana, Titán, al efectuar el primer aterrizaje exitoso sobre un cuerpo del Sistema Solar exterior.

Cassini se despide de Saturno para siempre 3
Anillos de Saturno. Imagen tomada por Cassini en agosto de 2017 | Foto: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Cassini es la primera nave que se ha quedado en órbita alrededor del planeta y lo ha estudiado pacientemente durante 13 años, pero la NASA ha decidido poner fin a su gran labor. La misión finaliza porque su combustible se está agotando. Para garantizar la puesta fuera de servicio segura de la nave y evitar un impacto no planificado en alguno de los satélites helados, como Encélado y su inmaculado océano, Cassini se dirigirá al propio planeta gaseoso, donde la enorme presión atmosférica la triturará rápidamente.

Cassini se despide de Saturno para siempre 5
La nave Cassini lista para ser enviada al espacio | Foto: NASA/JPL

Durante la inmersión final en Saturno, la sonda no tomará imágenes ya que la velocidad de transmisión de datos necesaria para enviar imágenes es demasiado alta e impediría que se devuelvan otros datos científicos de alto valor. Como la propia ESA indica, las imágenes finales se tomarán el 14 de septiembre y, previsiblemente, incluirán fotografías de Titán, Encélado, el satélite menor ‘Peggy’, una hélice en los anillos y un montaje en color del planeta y sus anillos, incluyendo la aurora del polo norte.

Cassini se despide de Saturno para siempre 7
Huracán en el Polo Norte de Saturno. Imagen tomada por Cassini en 2013 | Foto: NASA/JPL

En sus 13 años de odisea en el sistema saturniano, Cassini ha efectuado 127 sobrevuelos cercanos en Titán, incluyendo el cartografiado por radar de su superficie y el descubrimiento de numerosos lagos y mares de hidrocarburos que prueban la existencia de un océano global de agua bajo su gruesa corteza, así como un atmósfera repleta de sustancias prebióticas. Tal y como asegura la ESA, se cree que la atmósfera de Titán sería similar a la de la Tierra antes de que se desarrollase la vida, por lo que podría considerarse un laboratorio a escala planetaria para comprender las reacciones químicas que desencadenaron la vida en nuestro planeta.

Cassini se despide de Saturno para siempre 1
Imagen de Saturno al amanecer tomada por Cassini en julio de 2017 | Foto: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

En 2004, Huygens se posó sobre la superficie helada de Titán, salpicada de guijarros, y continuó transmitiendo datos a la nave nodriza durante 72 minutos, hasta que Cassini desapareció en el horizonte. Estos datos constituyen un tesoro único de mediciones in situ que los científicos aún siguen estudiando a día de hoy.

A lo largo de las dos horas y media que duró su descenso en paracaídas, fueron apareciendo entre la bruma formaciones extraordinariamente parecidas a las costas y sistemas fluviales de la Tierra. No obstante, dadas las temperaturas superficiales de unos -180 ºC, en lugar de agua, estas figuras habían sido excavadas por metano, un compuesto orgánico simple.

Cassini se despide de Saturno para siempre 9
Cassini captura la primera imagen en alta resolución del hemisferio brillante de la luna de Saturno, Iapetus, en 2007 | Foto: NASA/JPL/Space Science Institute

En origen, Cassini-Huygens era una misión destinada a durar apenas cuatro años, pero ante su excelente comportamiento, y aprovechando una posición única entre los satélites artificiales, las agencias decidieron extender el servicio de Cassini, en 2008, hasta 2017. Cassini se despide de Saturno, pero su legado queda para siempre.

Continúa leyendo: 7 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real

7 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real

Redacción TO

Foto: NASA

La NASA ha lanzado una emocionante serie fotográfica que documenta el estado en el que se encuentra el planeta actualmente. La serie ‘Imágenes del Cambio‘ muestra los efectos del cambio climático, la urbanización, el daño causado por los incendios, las inundaciones y otros peligros naturales. Recopilamos las fotos más impactantes que muestran cómo la mano del hombre es la responsable de los principales cambios del planeta.

Derretimiento Glaciar de Imja, Himalaya

El lago Imja amenaza con inundar las comunidades cercanas debido a su presa natural inestable con motivo del derretimiento del glaciar Imja. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha emprendido un proyecto para reducir el nivel del lago y el potencial de inundación.

11 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real
Izquerda: imagen del lago Imja realiza en el otoño de 1956; a la derecha: el lago el 18 de octubre de 2007. | Foto: NASA

Incendio en un bosque boreal en la península de Kamchatka, Rusia

Un enorme incendio en la península de Kamchatka en el extremo oriental de Rusia ha consumido cerca de 600.000 hectáreas de bosque boreal desde finales de mayo de 2016. El humo se ve de color azul claro y el área grande, la marrón, es la cicatriz de la quemadura. El Siberian Times atribuyó el incendio de Kamchatka a un invierno inusualmente cálido y seco.

11 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real 1
A la izquierda, una imagen del bosque el 18 de julio de 2015, antes de los incendios; a la derecha se muestra una fotografía tomada el 10 de junio de 2016, tras los incendios. | Foto: NASA

El hielo marino del Ártico cae a mínimos históricos

El área del Océano Ártico cubierta de hielo aumenta durante el invierno y disminuye durante el verano, alcanzando normalmente el punto más bajo del año en septiembre. En 2012 se estableció un mínimo récord desde 1979, cuando comenzaron las primeras mediciones fiables por satélite. Estas imágenes comparan el mínimo de 1984, que fue aproximadamente igual al promedio mínimo de 1979-2000, con el de 2012, cuando el mínimo fue de aproximadamente la mitad. “A la velocidad que estamos observando este descenso”, señala el científico Joey Comiso de la NASA, “es muy probable que el hielo marino del verano del Ártico desaparezca por completo en este siglo”.

11 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real 2
Izquierda: fotografía capturada en 1982; derecha: imagen tomada en 2012. | Foto: NASA

Nieve en el desierto del Sahara

Las imágenes muestran una nevada en el desierto del Sahara, en el noreste de África, a mediados de diciembre de 2016. El satélite Enhanced Thematic Mapper Plus (ETM +) capturó la imagen de la izquierda donde se puede ver un paisaje de la ciudad argelina Ain Sefra, conocida como la puerta de entrada al desierto. Toda la nieve desapareció excepto en las elevaciones más altas, como muestra la imagen de la derecha. La última nevada en Ain Sefra tuvo lugar en febrero de 1979.

11 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real 3
Imágenes del desierto del Sahara tras una nevada el 19 de diciembre de 2016 y el 27 de diciembre de 2016. | Foto: NASA

Avalancha de hielo en el Tíbet

El colapso de una lengua de glaciar el 17 de julio de 2016, provocó una enorme corriente de hielo y rocas que cayeron por un estrecho valle en la Cordillera de Aru de Tíbet. Nueve personas en el remoto pueblo de Dungru fallecieron junto a sus rebaños de 350 ovejas y 110 yaks. La avalancha de hielo, una de las más grandes jamás registradas, dejó escombros de hasta 30 metros de espesor en 10 kilómetros cuadrados.

7 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real
Izquierda: imagen tomada el 24 de junio 2016 antes de la avalancha; derecha: fotografía tomada el 17 de julio de 2016 tras la avalancha de hielo. | Foto: NASA

Impacto de la mineria

El paisaje de la provincia de Mangystau, en Kazajstán, cerca del mar Caspio, ha cambiado desde que los depósitos de petróleo y gas en la región comenzaron a ser explotados a principios de los años noventa. La imagen de 2011 muestra instalaciones de producción en el desierto con asentamientos construidos alrededor de ellos. El aumento de la producción de combustibles fósiles en esta área ha suscitado preocupaciones sobre la calidad y la disponibilidad de agua dulce necesaria para el desarrollo rural y la salud pública.

7 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real 1
Imágenes antes y después de la construcción de los depósitos de petróleo y gas. Imágenes tomadas el 6 de agosto de 1987 (izquierda) y el 23 de julio de 2011 (derecha). | Foto: NASA

Islas artificiales, Emiratos Árabes Unidos

La ciudad de Dubai está situada a lo largo del Golfo Pérsico en los Emiratos Árabes Unidos. En 2001, se comenzaron a crear archipiélagos artificiales a lo largo de la costa de Dubai. Los resultados son visibles en la imagen de 2012.

7 imágenes de la NASA que muestran que el cambio climático es real 4
Islas Artificiales, Emiratos Árabes. 27 de noviembre de 2001 – 12 de noviembre de 2012. | Foto: NASA

Continúa leyendo: La emotiva carta de un niño a la NASA para proteger al mundo de los alienígenas

La emotiva carta de un niño a la NASA para proteger al mundo de los alienígenas

Redacción TO

Esta semana salió al mercado una oferta de trabajo particular. La NASA anunció su plan de contratar un “agente de protección planetaria”, entre cuyas funciones se incluiría la defensa del planeta ante una posible amenaza extraterrestre. Aunque, si somos precisos, el puesto implica una vigilancia que asegure que los seres humanos no sucumban a la tentación de contaminar otros planetas, satélites o asteroides con los que entramos en contacto.

Sin ir más lejos, la descripción del trabajo, con el nada despreciable salario anual de 187.000 dólares, de acuerdo con The Independent, explica: “La protección planetaria tiene que ver con evitar la contaminación biológica y orgánica de los robots y los humanos durante la exploración espacial. La NASA mantiene unas políticas para la protección planetaria aplicables a todas las misiones espaciales que, intencionadamente o no, portan organismos terrícolas y sustancias orgánicas a los planetas o cuerpos del Sistema Solar, y a cualquier misión que emplee naves espaciales, las cuales están hechas para regresar a la Tierra y a su biosfera con muestras de objetivos de exploración extraterrestres”.

Lo que no pudo imaginar la NASA es que el perfil de los candidatos iba a ser tan amplio, ni mucho menos que un niño de cuarto de primaria se ofreciera para el puesto. La carta que escribió el pequeño Jack Davis es enternecedora, y los padres no dudaron en compartirla con sus amigos. Luego, uno de ellos la compartió en Reddit y ha convertido al chico en un héroe moderno.

La emotiva carta de un niño a la NASA para proteger al mundo de los alienígenas
La carta de Jack Davis a la NASA. | Foto: Millamber/Reddit

La carta, escrita a mano y en el idioma materno del niño, el inglés, dice así:

“Querida NASA,

Mi nombre es Jack Davis y me gustaría solicitar el puesto de agente de protección planetaria. Puede que tenga nueve años, pero creo que encajo en el trabajo. Uno de los motivos es que mi hermana dice que también soy un extraterrestre. He visto casi todas las películas sobre el espacio y los extraterrestres que he podido. He visto la serie de Marvel Agents of Shield y espero ver la película Men in Black. Soy bueno en los vidiojuegos [sic]. Soy joven, así que puedo aprender a pensar como un extraterrestre.

Atentamente,

Jack Davis

Guardián de la galaxia

Cuarto de primaria”.

La NASA no ha respondido a la carta todavía, pero ya son muchos quienes, a través de Reddit y en tono burlón, han reaccionado a ésta. Uno de ellos, dramáticamente alarmado, suplica que Jack Davis consiga el empleo: “Ahora os reís, pero cuando esos c*****s bajen de los cielos para llevarse a nuestra gente, nuestros recursos, nuestro estilo de vida, quiero tener a Jack Davis de mi parte”.

Todo un fenómeno de masas.

Continúa leyendo: Jeff Bezos, el hombre de los repartos que soñó con la Luna

Jeff Bezos, el hombre de los repartos que soñó con la Luna

Bea Guillén Torres

Foto: GARY CAMERON
Reuters

Dice Jeff Bezos que llegó al espacio cuando tenía cinco años. Solo que quien puso entonces el pie en la luna fue Neil Armstrong. Pero él echó a volar ya su pasión por las matemáticas, la ciencia, la física y la exploración. Era 1969 y Bezos, experto en el largo plazo, ya había decidido cómo iba a ocupar sus siguientes décadas. Hoy tiene 53 años y un imperio valorado en más de 70.000 millones de euros. Es dueño y señor de Amazon, y de todos los productos con el apellido de la sonrisa detrás. Se ha metido en los ordenadores, las casas, los móviles, las neveras, el correo y hasta en las cestas de la compra de millones de personas de todo el mundo. Ha sido, durante unas horas, el hombre más rico del mundo, y puede presumir de haberse mantenido fiel al lema de su vida: “Sigue tu pasión”.

El jueves las acciones de Amazon subieron un 1,5%. Ese incrementó hizo que Bezos, que posee el 17% de la empresa, arrebatara la corona de la fortuna a Bill Gates, fundador de Microsoft, según los rankings a tiempo real que prepara desde hace décadas las revista Forbes. Le ganó solo por unos cientos de millones (calderilla para millonarios), así que después de unas horas todo volvió a la normalidad: Bezos al segundo puesto y Gates a su trono.

El hombre que llevará los repartos al espacio 1
Jeff Bezos controla el 17% de las acciones de Amazon. | Foto: Jason Redmond/Reuters

Pero, durante estos momentos dio tiempo para entender la relevancia del imperio de Bezos. Porque la historia de Amazon es la historia de Bezos. Ha crecido en función de la personalidad de su fundador. Despacio, seguro, discreto, imparable.

“Subestimé su brillantez”

Este año, Amazon cumplió 20 años en Wall Street: vale un 50.000% más que entonces. El inversor que aquel 15 de mayo de 1997 vio en Amazon la oportunidad e invirtió 10.000 dólares, hoy tendría una fortuna cercana a los cinco millones de dólares.


Warren Butter, el cuarto hombre más rico del mundo, admitió recientemente que su gran error fue no haber invertido en Amazon. “Subestimé la brillantez de Bezos. Nunca pensé que podría tener un éxito de tal escala. Es el mejor empresario de la historia moderna. Nadie ha sido capaz de dominar así en dos industrias”, destacó el empresario en la junta general de accionistas de Berkshire Hathaway en referencia a su liderazgo aplastante en el comercio electrónico y la gestión de datos. Reed Hastings, fundador de Netflix, va más allá y reconoce que le asusta su genialidad, porque hace cosas que nadie se plantea.

Porque nadie se planteaba que un analista financiero de éxito de Nueva York abandonara todo para irse con su mujer a Seattle a montar una pequeña empresa de venta de libros por Internet. “Me di cuenta de que el uso de la Web crecía a un 2.300% al año. Nunca había visto u oído de algo que creciera tan rápido. Y la idea de construir una librería online con millones y millones de libros —algo que no podía existir en el mundo físico— me parecía muy excitante”, contó Bezos en el discurso de inauguración de Princeton en 2010.

Ante la duda: sigue tu pasión

“Dudé mucho pero decidí darme una oportunidad. No quería arrepentirme de no haberlo intentado. Tomé el camino menos seguro: seguir mi pasión”.

Esa pasión le llevó a un pequeño piso que costaba menos de 700 dólares en Seattle. Hoy le ha llevado a ser uno de los grandes terratenientes de Estados Unidos. Una de las últimas casas que ha comprado para él, su mujer y sus cuatro hijos fue la sede del Museo Textil de Washington D.C. Esa misma pasión le apoyaba cuando eran él y su mujer quienes envolvían con cartón los paquetes de los libros y los cargaban hasta la oficina postal. Hoy manda sobre decenas de miles de trabajadores en sus almacenes, entre los que se incluyen robots. Esa pasión le permitió seguir cuando a los cuatro años de su creación, Amazon.com todavía no daba beneficios. Hoy crece al 20% anual y se le calcula un valor bursátil de 460.000 millones de dólares, la cuarta mayor empresa del mundo.

El hombre de los repartos que soñó con la Luna
La risa de Bezos se ha convertido en un fenómeno de Internet. | Foto: Mike Segar/Reuters

“Estoy orgulloso de esa decisión. Al final, somos lo que elegimos”, dijo en aquel discurso en Princeton, la Universidad donde estudió ingeniería.

Bezos es el hombre que eligió la logística. Es el hombre que vive obsesionado con acortar, cada vez más, los plazos de entrega de sus productos. Con este objetivo, tiene una flota de aviones y de drones, que le permiten en algunos casos completar entregas en 13 minutos con Amazon Prime y Amazon Prime Air.


Pero, ni los aviones ni los drones solucionaban la entrega de productos frescos porque necesitaba más centros logísticos. Así, Amazon compró la cadena de supermercados Whole Foods por 13.700 dólares, pagados en efectivo y entró de lleno en otro de sus mercados objetivo: la alimentación.

Con estos movimientos que tambalean a sus competidores, Bezos demuestra que no solo le interesa el mundo virtual. Para el que ya desarrolla su propia red de mensajería, tiene su propia producción de películas y series, su plataforma de música y su propia asistente artificial, Alexa. La inteligencia artificial más aclamada es capaz de hacerte la compra (¿cómo no?), narrarte las noticias o convertirse en testigo de un crimen.

¿Qué le queda por hacer a Jeff Bezos?

Al considerar el historial, surge la pregunta de qué le queda por conquistar a Jeff Bezos. Los expertos señalan que todavía queda mucho espacio para seguir creciendo. El comercio online solo supone el 8,5% de toda la actividad de ventas en Estados Unidos, según los datos publicado por el Censo de Estados Unidos en mayo. Pero para Bezos el espacio es mucho más grande que cualquier porcentaje.

“¿Vas a pisar la luna algún día?”, le preguntó el periodista Steven Levy para la revista Wired en 2011. “¿Estás diciendo que si lo haría si pudiera?”. “Doy por hecho que podrás, te pregunto que cuándo crees que lo harás”. “Si quisiera comprar un viaje como turista para volar hasta la Estación Espacial Internacional, podría. Pero cuesta 35 millones de dólares. Quiero bajar el coste de acceso al espacio”.

El hombre que llevará los repartos al espacio
Jeff Bezos en una de las naves de Blue Origin. | Foto: Reuters photographers

Entonces llevaba 11 años al mando de Blue Origin, la empresa que ha creado para lanzar viajes espaciales de 11 minutos a partir del próximo año. “Mi modelo de negocio ahora mismo para Blue Origin es vender alrededor de mil millones de dólares en acciones de Amazon por año y lo uso para invertir en Blue Origin”, señaló Bezos hace unos meses en el 33º Simposio Espacial Anual de EEUU en Colorado Springs.

En última instancia, su plan es que Blue Origin se convierta en una empresa autosuficiente, con el objetivo a largo plazo de reducir los costes de los vuelos espaciales para que millones de personas puedan vivir y trabajar fuera de la Tierra. El plan es el mismo que hace 48 años. Que millones de niños de cinco años ya no tengan que soñar más con viajar al espacio, porque puedan hacerlo.

TOP