Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Así ven el mundo los millennials: 5 cosas que no sabías de ellos

Callum Brodie

Foto: Maxim Shemetov
Reuters/File

Más de la mitad de la población mundial tiene menos de 30 años. Cerca de 25.000 personas de entre 18 y 35 años de edad de 186 países y territorios han participado en la Encuesta Anual de Global Shapers 2017. Esta ha revelado que los millennials son una fuerza cada vez más poderosa y constituyen el futuro de la sociedad pero, el 55,9% de ellos considera que sus opiniones no se tienen en cuenta al tomar decisiones importantes. La influencia de los millennials solo se hará más fuerte a medida que ocupen un porcentaje cada vez mayor de la fuerza de trabajo mundial y la base de votantes, y su poder adquisitivo crezca.

La Comunidad de Impulsores Mundiales (Global Shapers) del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), ha sido la encargada de recoger los datos de la encuesta, que ofrece una perspectiva interesante de cómo los millennials ven el mundo y sus desafíos. Estas son cinco cosas que no sabías de ellos:

El cambio climático, una prioridad

De todos los temas que afectan el mundo de hoy, los jóvenes están más preocupados por el impacto del cambio climático y la destrucción general de la naturaleza. Este es el tercer año consecutivo en que el cambio climático se vota como el problema mundial más importante, lo que indica que los jóvenes aún no están convencidos de los esfuerzos globales —como el Acuerdo de París— para enfrentar el problema.

Quizá no resulte sorprendente que el nivel actual de inestabilidad global, las guerras y la desigualdad se enumeran como la segunda y tercera preocupación más grande. La pobreza, los conflictos religiosos y la responsabilidad y transparencia de los gobiernos también ocupan un lugar destacado.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 2
El cambio climático es el problema mundial más importante para los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

No confían en los medios ni en los gobiernos

El crecimiento de la desconfianza hacia los medios de comunicación entre los millennials se puede explicar por el surgimiento de noticias falsas durante las recientes elecciones en todo el mundo. Poco más del 30% de los encuestados dijeron que confiaban en los medios de comunicación, en comparación con casi el 46% que dijo que no lo hacían.

Existen niveles similares de desconfianza hacia las grandes empresas, los bancos y los gobiernos. Esto refleja el hecho de que al 22,7% de los millennials les preocupa la corrupción. Las instituciones a las que los jóvenes consideran más dignas de confianza son las escuelas, las organizaciones internacionales, los empleadores y los tribunales de justicia.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos
Instituciones en las que confían los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Workaholics

En algunas ocasiones se ha tachado a los millennials de ser perezosos, sin embargo, los datos recogidos en la Encuesta Anual de Global Shapers 2017 demuestran que, en realidad, están muy enfocados en su carrera profesional.  Ante el reto de los jóvenes de enfrentarse a nuevas oportunidades de trabajo, el salario es una de sus principales preocupaciones, seguido por la identificación con una meta y el progreso profesional. Solo alrededor del 16% aseguró estar dispuesto a sacrificar la carrera y el salario para disfrutar de la vida.

Para confirmar el punto de que los jóvenes no son holgazanes, la encuesta reveló que el 81,1% de los encuestados estaría dispuesto a trasladarse al extranjero para avanzar en su carrera.

Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Alemania y Australia se consideran los países más atractivos para trasladarse por una oportunidad de trabajo.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 1
Países a los que prefieren trabajar los millennials | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

¿La tecnología destruirá empleos?

Los avances tecnológicos de los últimos años han despertado la preocupación dentro de la sociedad en general de que los empleadores buscarán cambiar trabajadores humanos por robots. Sin embargo, el 78,6% de los jóvenes  cree que la tecnología generará empleos en lugar de destruirlos.

Cuando se les pidió que nombraran la próxima gran tendencia tecnológica, el 28% de los encuestados dijo que la inteligencia artificial tendrá el impacto más significativo. Consideran que la educación es el sector con más probabilidades de beneficiarse de la adopción de nuevas tecnologías.

Sin embargo, solo el 3,1% de los encuestados confiaría en los robots para tomar decisiones en su nombre. Ante la posibilidad de insertar un implante debajo de la piel, el 44,3% de los jóvenes encuestados rechazó la idea.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 3
Los millennials no confían en los robots para tomar decisiones en su nombre.| Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Se preocupan por los refugiados

Según la encuesta de este año, esta es una generación empática. Esto quizá se refleje mejor con el hecho de que casi tres cuartas partes, el 73,6 %, aseguraron que recibirían refugiados en su país.

Ante la pregunta de cómo deberían responder los gobiernos a la crisis mundial de refugiados, más de la mitad, el 55,4 %, sostuvo que sería necesario hacer más para incluir a los refugiados en la mano de obra nacional. Solo el 3,5% dijo que se debería deportar a los refugiados.

En tiempos de incertidumbre global y de tendencia al aislacionismo, la gran mayoría de los jóvenes, el 86,5%, se considera simplemente “humano”, en lugar de identificarse con un país, una religión o un grupo étnico determinado.

Así ven el mundo los millennials: cinco cosas que no sabías de ellos 4
Los millennials se muestran dispuestos a acoger refugiados. | Foto: encuesta Anual de Global Shapers 2017

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: Los 20 millennials más influyentes de España

Los 20 millennials más influyentes de España

Redacción TO

Preparar un ranking con los 20 millennials más influyentes del país es todo un reto. Aquí hay una muestra representativa de estratos sociales, de distintos niveles de popularidad social, incluso de los distintos sectores laborales que conviven. Eso sí: todos los integrantes de la lista comparten el atributo de ser referentes en sus vocaciones, y este es un logro reservado para unos pocos. Los millennials escogidos coinciden en que su éxito no es una casualidad y que todo se debe al trabajo duro. Aunque la suerte siempre ayuda.

Los 20 millennials más influyentes de España 1

Natalia De Molina

A sus 26 años, la actriz jienense ha ganado dos premios Goya, siendo la mujer más joven en lograrlo. Ha trabajado con directores como Paco León o David Trueba y no le falta trabajo: este año es parte del reparto de numerosas producción españolas, tanto en cine como en televisión. Pero no fue siempre así. En una entrevista al diario granadino Ideal, aseguró que “todas las veces que me han dicho ‘no’” le han hecho “tener los pies en la tierra”. Su espejo, como ha sostenido en varias ocasiones, es Gena Rowlands.

David Broncano

Aparece desde hace años en programas de radio y televisión, en algunos canales de YouTube, y da la impresión de llevar en la comedia toda una vida. Pero David Broncano, que ha popularizado su pequeño pueblo de Jaén llamado Orcera, solo tiene 31 años. Ahora presenta un programa en Cadena Ser, otro en #0, y su nombre está incluido entre las grandes estrellas del humor en España. En una entrevista para El Periódico de Catalunya, Broncano aseguró que está dispuesto a hacer humor con cualquier cosa, excepto con aquellas que “te provoquen la muerte”. Como Mahoma.

En Malasaña de terraceo! Be the change you want to be! #afterwork #malasañamola #picoftheday #andamiaje #cubodeplastico #streetart #lifestyle #syria

Una publicación compartida de David Broncano (@davidbroncano) el

Jon Kortajarena

Ha pasado mucho tiempo desde que su nombre comenzó a aparecer en los medios. Este modelo y actor bilbaíno de 32 años es una de las grandes estrellas internacionales de la moda y ha sido el rostro de campañas de John Galliano, Emporio Armani o Dolce & Gavanna. Tal es su fama que Forbes lo designó como uno de los diez modelos más exitosos del mundo. Con todo, más allá de su incursión en el cine, donde tiene mucho que decir el diseñador y cineasta Tom Ford, se encuentra su faceta como medioambientalista: desde 2015 trabaja para la Fundación The Climate Project, de Al Gore, como uno de los principales embajadores en España y América Latina en la lucha contra el cambio climático. Entre sus demandas está que el gobierno español deje de subvencionar las energías fósiles y comience a tomar medidas para el cumplimiento de los Acuerdos de París.

I’m watching you.. everywhere. Thanks to @adriancarvajal_ for sending this from NY. #JONKxTOMFORD

Una publicación compartida de Jon Kortajarena (@kortajarenajon) el

Guillermo Rodríguez (alias Arkano)

Arkano solo tiene 22 años y ya aparece en todos los programas de radio, en televisión, en los grandes espacios de YouTube. Con siete años descubrió el rap y desde entonces no ha hecho otra cosa que combinar rimas. Su estilo es el free-style y su virtuosidad reside en una capacidad innata para improvisar sin entrecortar la voz, sin dejar de moverse. Su mente es rápida como un bólido de carreras. Con 14 años fue campeón de España en Pelea de Gallos y con 21 batió el récord guiness tras improvisar sin descanso y con pausas de tres segundos para beber y comer durante 24 horas, 34 minutos y 27 segundos en la Plaza del Sol de Madrid, ante cientos de personas.

co

¡Gracias por la acogida! Recordad que el miedo nada tiene que hacer contra el amor Link del videoclip en BIO

Una publicación compartida de Arkano (@smootharkano) el

Elvira Sastre

Solo hay que ver las colas que se forman en sus firmas de libros para comprobar la envergadura que ha alcanzado Elvira Sastre como escritora. Esta poeta segoviana de 25 años es uno de los últimos fenómenos literarios del país y su éxito, tal y como cuenta a The Objective, es fruto del esfuerzo. Preguntada por el tiempo que ocupa la escritura en su vida, responde que “casi su totalidad”. “Al final, la poesía es un modo de vida y se encuentra en todo lo que nos rodea. Miro las cosas buscando el detalle, me cuentan algo y rebusco en ello para encontrar el poema, me sucede algo y lo vierto sobre el papel”. A quienes quieren seguir su estela, recomienda que “si se dedican a la literatura sea desde la verdad, desde la más pura necesidad vital, y se olviden de todo lo demás”.

Los 20 millennials más influyentes de España 3

Rubén Doblas Gundersen (alias El Rubius)

Un ejemplo del no espacio que significa internet, donde la única barrera es el idioma, es el éxito de Rubén Doblas, mejor conocido como El Rubius. Sus vídeos comentando videojuegos, comentando su vida, haciendo chistes todo el tiempo, han encandilado a millones de adolescentes en todo el mundo y se ha convertido en una estrella que pasea en alfombra roja allá donde viaja. Famosa fue la escena de su llegada a Buenos Aires: retransmisiones en directo desde la televisión, centenares de jóvenes aguardando en la puerta del hotel, El Rubius escoltado a cada paso. Se trata del segundo youtuber con más seguidores en castellano.

Nuevo video en mi canal kawaiiii

Una publicación compartida de el rubius WTF (@elrubiuswtf) el

Aida Domènech (alias Dulceida)

Es uno de los rostros más populares de las redes sociales. Tiene dos millones de seguidores en Instagram, más de 1,3 millones de suscriptores en Youtube, 200.000 seguidores en Twitter. Sus consejos de moda son una referencia para millones de jóvenes y es todo un reclamo para las marcas. Además, hace unos años anunció abiertamente su bisexualidad y su fama se incrementó más si cabe. Compartió con sus seguidores varios vídeos de su boda que se han convertido en fenómenos virales.

Rubén López

Cada vez el movimiento LGTB+ tiene más visibilidad, pero no siempre fue así. Rubén López es activista y miembro destacado de la Federación Española de Lesbianas, Gais Transexuales y Bisexuales y compagina su lucha política con su vocación como geólogo. Preguntado por si queda mucho trabajo de concienciación por delante, responde a The Objective que “muchísimo”: “Queda mucha intolerancia en nuestro país. Queda concienciación en el colectivo LGTB+ de no resignarse, tenemos derecho a ser felices como somos, no como quieren que seamos”. Por ello, su consejo es que “sean ellos mismos, que no dejen de luchar por lo que creen y que intenten actuar como les gustaría ser, porque si no, acabarán siendo como actúan, y ahí no está la felicidad”.

Moha Gerehou

Este aragonés se ha convertido en el rostro de la minoría negra, que apenas ha tenido voz en el país. Con su trabajo como periodista en eldiario.es y con la plataforma SOS Racismo expone la discriminación que sufren día a día, a menudo sin que nos demos cuenta. “En el mundo de la lucha antirracista lo más importante es saber escuchar y actuar como instrumento y no como protagonista”, explica Moha Gerehou a The Objective. “Queda mucho trabajo y no solo de concienciación, sino también a nivel político. El racismo no son solo estereotipos y prejuicios, sino un sistema político que se manifiesta en distintas vertientes, como la ley de extranjería o el acceso a la vivienda, que dificultan que podamos disfrutar de nuestros derechos humanos”.

Ariadna Masó

Ariadna Masó es la subdirectora del fondo de inversión británico Barings, y dicho así parece una firma popularmente desconocida. Pero si contamos que es una de las directivas más jóvenes, a sus 28 años, y que su instinto empresarial ha conseguido cerrar inversiones por cantidades cercanas a los 200 millones de euros, comenzamos a llevarnos las manos a la cabeza. Su carrera está en auge y ella lo tiene claro: su filosofía de trabajo es “consistencia, equipo y trabajo duro”. Y puesta a dar un consejo a quienes están por venir, Ariadna dice a The Objective que su frase preferida es que “si puedes soñarlo, puedes conseguirlo”.

Los 20 millennials más influyentes de España

Antonio J. Rodríguez

No es sencillo dirigir uno de los medios digitales más importantes de España y América Latina, Playground, con un éxito atronador en los últimos cinco años, y compaginarlo con una familia y con una vocación literaria. “Ya se sabe que para quienes trabajamos en prensa y escribimos, nuestro tiempo de ocio o cuidados es un falso modo avión: un estímulo imprevisto o una observación desde una perspectiva diferente son el desencadenante de una posible nueva historia”, dice a The Objective. Acaba de publicar su segunda novela, Vidas perfectas (Random House), y da un anticonsejo a quienes encuentran en él un referente: “No esperes que las generaciones anteriores validen lo que haces. No lo harán. Por otro lado, es comprensible”.

“Quotations are useful in periods of ignorance or obscurantist beliefs”, Guy Debord • 📸 x @lunamonelle

Una publicación compartida de Antonio J. Rodriguez (@antoniojrodriguez87) el

Óscar Pierre

Hay pocos empresarios jóvenes en España con la carrera fulgurante de Óscar Pierre. Con 24 años, es el fundador de Glovo, una empresa que hace entregas a domicilio sin importar el encargo, y lo hace en menos de una hora. La compañía tiene 100.000 pedidos al mes y espera facturar, tal y como dijo Óscar en una entrevista con El Mundo, entre 35 y 40 millones de euros este año. Se trata de uno de los representantes del pequeño pero significativo Silicon Valley español.

🎈second pic

Una publicación compartida de Oscar Pierre (@oscarpierremi) el

César Velasco

Es uno de los mayores expertos en la lucha contra el ébola y su asombrosa juventud ha despertado un interés enorme. Tanto es así que la revista Forbes lo bautizó como el científico joven más influyente de Europa. Trabaja desde el hospital Vall d’Hebrón de Barcelona y sus opiniones y conclusiones son tenidas muy en cuenta en la Organización Mundial de la Salud. “El trabajo es un pilar muy importante en mi vida, sobre todo porque he convertido mi vocación en mi trabajo”, cuenta a The Objective. Velasco guarda en común con el resto de integrante de la lista este espíritu, y no duda cuando afirma que “el esfuerzo y la dedicación son muchas veces los responsables de la suerte”.

Rebeca Minguela

El Foro Económico Mundial la escogió como una de las cien personas jóvenes más influyentes del planeta. Es ingeniera, vive en Estados Unidos y gracias a la fundación Clarity, una herramienta que calcula el impacto de las empresas en las sociedades en términos sociales, ecológicos y políticos, Minguela se ha convertido en un espejo para multitud de emprendedores millennials con un espíritu más crítico y una concienciación mayor. A pesar de tener la sede de su empresa en Nueva York, reconoció en una entrevista para El País que la gran parte de sus empleados son españoles.

Willy Bárcenas

Saltó a la fama en un momento familiar complicado: su padre, Luis Bárcenas, había entrado en prisión por sus desmanes como tesorero del Partido Popular y su nombre aparecía en cada informativo. Nadie imaginaba que su hijo, Guillermo Bárcenas, o simplemente Willy, iba a convertirse en un fenómeno musical junto a su banda, llamada Taburete. Sus vídeos en YouTube tienen millones de reproducciones y ya llenan estadios; han sido bautizados como los herederos de los Hombres G y van juntos de gira por toda España.

Hablando ugandés con mi gran amigo Jokin Deloxly @joaco.gasset #jammin #grandesreencuentros

Una publicación compartida de Guillermo Bárcenas (@guillermo.barcenas) el

Los 20 millennials más influyentes de España 2

Bruno Hortelano

El atleta Bruno Hortelano es español, aunque creció en Australia en el seno de un matrimonio de científicos especializados en microbiología molecular. A sus 25 años es el mejor corredor español en las pruebas de 100, 200 y 400 metros lisos y ha batido cada uno de los récords nacionales en estas especialidades atléticas. En septiembre de 2016 sufrió un accidente de coche por el que casi pierde la mano; superada la peor parte, ya trabaja para competir por medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

David Antón

Dicen que este ajedrecista madrileño sería toda una estrella en Rusia. Fue subcampeón en el Abierto de Gibraltar, que es una de las citas anuales más destacadas del deporte del tablero, y es una de las promesas más mediáticas en Europa. No tiene patrocinadores y apenas una beca estatal de 2.000 euros, pero es todo un ejemplo de ambición y superación. Además, es colchonero y comparte el espíritu combativo del Cholo.

Arantxa Unda

Quizá sea un nombre poco familiar, pero por algún motivo la revista Forbes la designó como la mujer más influyente menor de 30 años de España. Unda es la directora de la empresa Sigesa, una compañía familiar que presenta un modelo innovador de eficiencia en la gestión de hospitales. Dejó a un lado su carrera en el sector financiero y rechazó suculentas ofertas económicas de Estados Unidos para sacar adelante el negocio que puso en pie su padre 20 años antes. Ahora la jugada parece maestra. “No sé si puedo dar consejo a otros jóvenes porque yo todavía tengo mucho que aprender”, dice Unda a The Objective. “Sin embargo, resaltaría la importancia de tener constancia y paciencia, dos cualidades que a veces nos faltan a los jóvenes. Las cosas casi nunca salen ni a la primera ni a la segunda, por ello es importante tener tenacidad y no impacientarse ni frustrarse”.

Ona Carbonell

Tuvo que sobreponerse a la alargada sombra de Gemma Mengual, una de las mejores deportistas españolas que se recuerdan, pero esta barcelonesa de 27 años es actualmente la gran representante nacional de natación sincronizada, un deporte dominada tradicionalmente por las rusas. Sin embargo, su carrera ha tenido un crecimiento fulgurante y, desde 2007, ha obtenido decenas de medallas entre mundiales y juegos olímpicos. En el último mundial, concluido apenas unas semanas, acabó con un palmarés de dos medallas de plata.

☑️Entreno acabado por hoy. Un mes para las #WorldSeries en Uzbekistán. Feliz lunes gente!!! #rewind #wave #training #synchro #monday

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el

Alba Farelo (alias Bad Gyal)

En un año ha pasado de compaginar sus estudios con un trabajo en una panadería a ser uno de los iconos del dancehall en España. Esta barcelonesa tiene 20 años y ya llena escenarios en toda Europa: Copenhague, Roma, Madrid.  Su música desconcierta a las generaciones pasadas con unas letras directas, un ritmo reguetonero. Con todo, Bad Gyal es una referencia para el feminismo contemporáneo y un icono nacional del joven y creciente movimiento del trap.

Kuando ve la paga d mil tu la veeee alla esk se le moja la t*taaaa

Una publicación compartida de Pussy K Mana (@akabadgyal) el

Continúa leyendo: El choque generacional entre los millennials españoles y los políticos

El choque generacional entre los millennials españoles y los políticos

Ignacio Martín Granados

Foto: Vincent West
Reuters

La generación Y, también conocida como generación millennial, del milenio o milénica, incluye a los nacidos entre 1982 y 1998 -aunque también existen discrepancias respecto a cuándo empieza y cuándo termina este periodo-.

Hijos del baby boom, considerados la primera generación nativa digital, se les llama así debido a que se hicieron adultos con el cambio del milenio (en plena prosperidad económica, antes de la crisis), aunque la expresión se puso de moda en 2013, cuando la revista Time publicó en su portada el artículo Millennials: The Me Me Me Generation.

Si se habla tanto de ellos es por su importancia estadística: son 83 millones de personas en Estados Unidos, más de 51 millones en Europa y en España más de ocho millones, el 18% de la población total. Según diversos informes globales, en 2025 supondrán más del 70% de la fuerza laboral del mundo desarrollado.

Lo cierto es que este grupo que ahora tienen entre 18 y 35 años, son la generación de moda, los últimos en incorporarse a la vida adulta plena, al mundo laboral y cada poco tiempo se publican informes para conocer sus comportamientos y actitudes sobre su relación con las nuevas tecnologías, el ocio y la cultura, el trabajo, la banca, etcétera.

En este sentido, la Fundación Felipe González ha presentado los resultados del informe Millennial Dialogue Spain, un proyecto transatlántico de la Foundation for European Progressive Studies (FEPS) y el Center for American Progress que aplica técnicas de investigación conectada para comprender y entender a los millennials en un contexto democrático.

El proyecto Millennial Dialogue es la encuesta internacional de millennials con más alcance llevada a cabo. Se trata de un estudio comparativo realizado en más de 20 países (desde Francia, Italia, Reino Unido, Alemania o Bulgaria, pasando por Canadá, Estados Unidos y Chile hasta Turquía, Sudáfrica, Senegal o Australia) por fundaciones socialdemócratas con el objetivo de encontrar conjuntamente una solución sobre cómo volver a involucrar a los jóvenes en la política, comprender sus actitudes y ofrecer una nueva agenda progresista que reduzca la brecha entre la socialdemocracia y los jóvenes para construir y dar forma a las instituciones democráticas que se adapten a las necesidades del siglo XXI.

La Fundación Felipe González es el único socio español de una iniciativa que intenta superar los estereotipos y lugares comunes sobre esta generación para proporcionar información de gran calidad sobre las aspiraciones, prioridades y valores de estos jóvenes, centrándose especialmente en la política.

Según los datos de este informe, el retrato generacional de los millennials españoles es que están poco interesados por la política. El 51% está poco o nada interesado frente al 16% que está muy interesado (24% en Turquía, 20% en Alemania, 19% en Italia, 18 % en Austria, 16% en EE.UU. o 6% en Hungría) y su inclinación por la política se sitúa en el último lugar de una lista de preferencias donde prima ser feliz o tener buena salud.

Sin embargo, el 85% de los entrevistados afirma que iría a votar, aduciendo como razones para no hacerlo la falta de confianza en los políticos, que todos los partidos y los políticos son iguales, que no les gusta ninguna de las opciones políticas existentes, porque no apoyan el sistema político actual o porque no hay un partido que represente sus opiniones.

De hecho, en las últimas elecciones generales en España, en junio de 2016, se estima que dentro del grupo de personas entre 18 y 34 años, tan solo votó el 61% de los ciudadanos, nueve puntos menos que la media nacional (70%) y 18 puntos menos que el colectivo de más de 55 años (79%), según un estudio de Metroscopia.

Infografía: WEF

Por tanto, podemos presumir que los millennials españoles están desencantados con los políticos, pero no con la política. De hecho, según datos de este estudio, entre los que participan en política, el 6% dice haber asistido a una reunión política, en comparación con el 26% que dice haber participado en una protesta o manifestación. Es decir, no estamos hablando de un desinterés generalizado por lo público sino más bien una visión crítica sobre algunos elementos de la vida política.

Los millennials se ven a sí mismos como una generación de transición entre dos mundos: afirman que existe una brecha generacional respecto a sus padres o abuelos ya que el 47% siente que están menos interesados en la política debido al alto nivel de corrupción, las promesas rotas y un sentimiento de decepción respecto a los políticos, así como la sensación de no tener mucho por lo que luchar. Una radiografía muy esclarecedora de un sentir cuyas soluciones para fomentar su interés en votar serían principalmente una mayor confianza en los políticos y que su voto fuera relevante.

Más preocupantes son los datos respecto a su relación con la clase política. Sólo el 20% confía en que pueden hacerse oír y el 41% piensa que muy pocos políticos animan a los jóvenes a involucrarse en la política. Y cuando se les pregunta si los políticos ignoran las opiniones de los jóvenes, el porcentaje sube hasta el 78% (en el rango de países como Italia o Chile -81%- frente al 68% de EE.UU. o 64% de Alemania y 31% de Noruega) y el 69% estima que la mayoría de los políticos se interesan más por las personas mayores que por ellos, información que parece corroborar la Encuesta de Condiciones de Vida del INE que refleja que desde el inicio de la crisis, el riesgo de pobreza ha aumentado 11 puntos porcentuales entre los jóvenes de 16 y 29 años (de 18,1 a 29,2%), mientras que ha descendido 13 puntos porcentuales (de 25,5 a 12,3%) entre los mayores de 65 años.

Así, sólo un 21% de los millennials está de acuerdo con la cuestión de si la mayoría de los políticos quieren el mejor futuro posible para los jóvenes (más llamativo si cabe cuando se contrasta con las respuestas de jóvenes de otros países: Alemania 97%, Turquía 79%, Noruega 78%, Italia 27% o Bulgaria 24%).

Si seguimos profundizando en los datos del informe, cada vez queda más clara la distancia entre los jóvenes y los políticos y la forma de entender la política. Los motivos por los cuales los millennials desconfían de los políticos son los numerosos escándalos de corrupción, el incumplimiento de las promesas a los ciudadanos y que no se escuchan las necesidades y problemas de los ciudadanos. Para que la relación entre ambos sea mejor proponen interacciones más frecuentes, que los políticos escuchen y se interesen por sus problemas, conozcan sus opiniones y mantengan sus promesas. En definitiva, más atención y ser empoderados.

Así, consideran a Podemos como el partido que mejor les entiende y estiman que en los próximos 15-20 años PP y PSOE disminuirán su popularidad o la mantendrán como en la actualidad, frente a Podemos y Ciudadanos que la aumentarán.

Como no podía ser de otra manera en una generación educada en un entorno plenamente digital, apuestan por la tecnología y el voto online para aumentar la participación electoral. Y en cuanto al papel de las mujeres en la política, ellas se muestran más críticas y dos de cada tres encuestadas consideran que el equilibrio no es correcto (frente a la mitad de sus compañeros varones) y más de la mitad estiman que debería haber una mayor representación.

Respecto al futuro, los millennials piensan que la situación económica nacional será el principal factor que influya en su futura calidad de vida, seguida de la economía global y las decisiones tomadas por los políticos (respuesta idéntica a la dada por los millennials británicos), siendo los temas que más les importan la creación de empleo, la educación y la sanidad (94%), considerando que es en estos asuntos dónde debería centrarse la labor de los políticos ya que estiman no están trabajando lo suficiente en ello.

En definitiva, el retrato que realiza el informe Millennial Dialogue Spain es el de una generación en transición, la más preparada de nuestra historia, pero precaria en lo laboral, con dificultades para acceder a una vivienda y marginados de las prioridades políticas de los dos principales partidos que han gobernado desde la restauración democrática.

Por tanto, en lo político, no es de extrañar que su comportamiento sea de rechazo a la política convencional. Realmente no están alejados de la política, sino de la forma actual de hacerla. Se sienten poco atraídos por la oferta existente, abandonados, desencantados y desconfiados con los políticos, pero no con la política y recurren a otras alternativas para hacer oír su voz y prefieren movilizarse en las calles y en las redes, haciendo política de manera diferente, disruptiva, a través del activismo, la movilización y la tecnología.

La corrupción, las promesas incumplidas y la distancia entre las necesidades y problemas reales de los ciudadanos y las acciones de la clase política son los ingredientes que alimentan la desafección y decepción de los millennials. Y para combatirla demandan ser tenidos en cuenta, fortalecer relaciones con los políticos, poder confiar en ellos, ser escuchados y tener capacidad de influencia en las políticas públicas. En definitiva, que su voto sea importante.

No es sólo una cuestión de cariño intergeneracional. Este informe pone de manifiesto que la forma de ejercer la política hoy está mal adaptada a las aspiraciones y expectativas de la generación millennial, aquella que reclama su protagonismo en el presente porque serán los líderes del futuro. Un futuro que está a la vuelta de la esquina. Todos aquellos a los que nos interesa la calidad y mejora de la democracia deberíamos tomar nota.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: 7 claves para entender a los millennials y su relación con la política

7 claves para entender a los millennials y su relación con la política

Néstor Villamor

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

Los millennnials y postmillennials, población nacida a grandes rasgos entre 1982 y 2004, son una generación de transición: viven entre el papel y el digital, entre el soporte físico y el streaming, están comprometidos con la política pero desconfían de los partidos tradicionales. Para intentar desmenuzar a un segmento de la ciudadanía que supondrá el 70% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado en menos de una década, el Espacio Fundación Telefónica ha celebrado un encuentro que ha analizado quiénes son y cómo se relacionan con la política los jóvenes españoles. En él han participado el presidente de la fundación civil G2020 y expolítico Salvador Sánchez-Terán, el periodista Javier Ayuso, el analista demoscópico y profesor de Sociología Francisco Camas y la fundadora del think-tank liberal-conservador Red Floridablanca, Isabel Benjumea. El debate ha dibujado a los millennials con siete rasgos, trazados por Sánchez-Terán.

Han nacido en democracia

Los jóvenes nacidos entre 1982 y 2004 son en España más de ocho millones de personas y supondrán más del 70% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado en 2025. Han nacido en una España próspera, en democracia, en un entorno político y social mucho más optimista que en el que se criaron sus padres. Eso sí, al alcanzar la primera etapa de la edad adulta, la crisis se interpuso en su camino y en sus aspiraciones. Y son la generación de los sueños rotos.

Tienen nuevas necesidades laborales

Los millennials no tienen como prioridad buscar un trabajo que les permita comprar un coche y una casa, como sus padres. Valoran más que sus empleos estén adecuados a sus conocimientos, que les guste y que permitan que su vida profesional sea conciliable con el ámbito personal. Antes que el dinero, aprecian más valores como la familia, la amistad, el trabajo y los estudios.

Son las mayores víctimas de la crisis

Han sido los grandes perjudicados por la crisis económica. Los conferenciantes coinciden en que se ha roto la promesa con la que crecieron: que tendrían un trabajo asegurado si iban a la Universidad. Ayuso aporta que han salido especialmente perjudicados aquellos jóvenes que dejaron los estudios para dedicarse a la construcción durante la burbuja. Al llegar la crisis “se quedaron sin trabajo y sin estudios” y son “un colectivo que nunca va a encontrar trabajo”, valora Ayuso.

Han cambiado de valores cívicos

El concepto de ser buen ciudadano tiene para los millennials un significado que rompe con el de las generaciones anteriores. Para ellos, participar en asociaciones sociales, militar en un partido político o servir en el Ejército no son prioridades. En cambio, tienen como bandera los valores de la solidaridad y la igualdad.

7 claves para entender a los millennials y su relación con la política 1
Un grupo de manifestantes protesta contra el racismo. | Foto: Edgard Garrido / Reuters

Están desencantados pero politizados

Los millennials se identifican cada vez menos con las instituciones y los partidos políticos tradicionales. Pero esto no implica un alejamiento de la política, sino un cambio de escenario. Prestan más atención a los movimientos sociales y están comprometidos con la sociedad, pero plasman sus ideas en nuevos soportes de comunicación alejados de la burocracia, como las redes sociales.

Buscan la regeneración democrática

Esta generación suspende el funcionamiento democrático en España, un país que consideran que necesita reformas y en cuyos partidos tradicionales no confían para lleva a cabo estos cambios (de hecho, PP y PSOE han perdido la mitad de su electorado joven desde 2008, según los conferenciantes). Confían, eso sí, en la justicia, en la sociedad civil, los sindicatos, las PYMES los movimientos sociales y las ONG. Y piden más transparencia a las instituciones.

Y ya no son antisistema

Han abandonado las posturas rebeldes y antisistema como parte de su propuesta política y apoyan los valores fundamentales de la Constitución, como la libertad, la igualdad o la tolerancia. Además, no buscan mayorías absolutas sino que abogan por el diálogo y son favorables a la presencia internacional.

Continúa leyendo: Roger Torrent, de alcalde independentista a presidente del Parlament

Roger Torrent, de alcalde independentista a presidente del Parlament

Redacción TO

Foto: ALBERT GEA
Reuters

Tras las elecciones del 21 de diciembre, los independentistas se han vuelto a hacer con el control del Parlament de Cataluña. Con la incógnita de quien será el próximo presidente de la Generalitat debido a las dudas sobre la posibilidad de que Carles Puigdemont sea investido a distancia, el nuevo presidente del Parlament se enfrenta a un panorama político convulso y a una verdadera crisis institucional. En los últimos días, el nombre de Roger Torrent ha acaparado numerosos titulares en los medios de comunicación tras convertirse el 17 de enero en el presidente del Parlamento de Cataluña más joven de la historia.

Nacido el 19 de julio de 1979 en Sarrià de Ter, a sus 38 años Torrent puede decir que lleva media vida dedicado a la política. Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y técnico urbanista, a los 20 años ya era concejal de su municipio, y en 2007 ocupó el puesto de alcalde de esta misma localidad.

Posteriormente, en 2011, fue portavoz de Esquerra Republicana (ERC), partido del que es militante desde el año 2000, en la Diputación de Girona y en 2012 se convirtió en diputado del Parlament. Ahora ya es el séptimo representante de ERC en Cataluña que preside el Parlament (Carme Forcadell lo hizo en nombre de Junts pel Sí).

Mientras cumplía con sus obligaciones políticas, Torrent no dejó de lado su vida personal y ahora se presenta como un orgulloso padre de dos niñas, que lo acompañaron a votar el día de las elecciones autonómicas de Cataluña.

Apoyando la declaración de independencia de Cataluña antes del referéndum y pidiendo la libertad de todos los diputados que fueron encarcelados, Torrent ha mostrado siempre con claridad su convicción de que es necesario crear una república independiente catalana. Su apoyo a los políticos presos ha sido visible en sus apariciones públicas pero también en su vida personal, tanto que Torrent decoró su árbol de Navidad con lazos amarillos. 

La nueva legislatura

Con un lazo amarillo acompañando permanentemente a su traje y a su barba hipster, el nuevo presidente del Parlament ocupó un puesto que llega cargado de retos y responsabilidades.

Torrent comenzó de manera inmediata la ronda de contactos con los diferentes partidos políticos para enfrentar la complicada tarea de “recuperar las instituciones lo antes posible y ponerlas al servicio de los ciudadanos”, como dijo en su discurso inaugural. “Hay que recuperar la normalidad institucional para servir al país de la manera más adecuada”.

Roger Torrent, de alcalde independentista a presidente del Parlament 1
Carme Forcadell y Roger Torrent tras la elección de este como presidente del Parlament. | Foto: Albert Gea/ Reuters

Aunque hay quien considera que Torrent será el encargado de mantener el poder de ERC en el Parlament y evitar la investidura de Puigdemont, el recientemente elegido presidente de esta institución ha evitado posicionarse sobre este tema durante toda la ronda de contactos y ha dejado a los más impacientes con la duda sobre sus futuras actuaciones. Asegura en todo momento que decidir si se aprueba la investidura a distancia de Puigdemont “es una decisión que depende de la Mesa del Parlamento y será una decisión política del conjunto de la mesa”.

Cómo llegó al Parlament

El nombre de Roger Torrent comenzó a tomar relevancia durante la campaña electoral, cuando sustituyó a Marta Rovira en algunos debates. Ser considerado como alguien de total confianza por ERC y estar libre de procesos judiciales fueron los motivos que empujaron su nombre hasta lo más alto de la lista de candidatos y acabó imponiéndose para el cargo.

Quizá también ayudó su faceta más mediática. Su facilidad ante las cámaras ha hecho que en los últimos meses Torrent se haya convertido en un rostro habitual de las tertulias televisivas, siendo además colaborador del programa La Sexta Noche, donde desarrollaba sin titubeos un discurso de la línea dura del independentismo.

Roger Torrent, de alcalde independentista a presidente del Parlament 2
Roger Torrent, a su llegada a la primera reunión de la Mesa del Parlament. | Foto: Alberto Estévez/ EFE

Ahora tendrá que enfrentarse a una legislatura realmente dura, envuelto en un contexto político convulso y con numerosas incógnitas, como ya hizo su antecesora Carme Forcadell. Antes de ser elegido, prometió “materializar el mandato democrático surgido de las urnas el pasado 21 de diciembre”. Queda ver ahora si cumplirá esta promesa y, lo más importante, cómo.

TOP