Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¡Atención veraneantes! La protección solar no es sólo cuestión de humanos

Carola Melguizo

Foto: Lottie
Flickr

Afortunadamente, hoy en día todos somos conscientes de la importancia de la protección solar para los seres humanos. Pero, no somos los únicos que debemos cuidarnos. El sol también es un peligro para los animales. De hecho, una exposición prolongada y sin protección a los rayos UV del sol es igual de perjudicial para un perro que para un ser humano, pudiendo incluso provocar alteraciones cancerígenas en la piel.

La protección solar natural del perro está en el pelo y el color de la piel, lo que hace que la mayoría pueda soportar los rayos solares sin problema. Sin embargo, hay individuos con factores de riesgo como el albinismo, las alergias, etc que deben evitar la exposición solar prolongada y usar protección a base de cremas. Lo mismo ocurre con las razas que son más propensas a sufrir lesiones de piel. En un artículo publicado por Science Daily, Christa Horvath-Ungerböck, dermatóloga de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena asegura que las razas que deben tener más cuidado son: el dogo argentino, el bulldog blanco, el dálmata, el bóxer, el whippet y el beagle.

¡Atención veraneantes! La protección solar no es sólo cuestión de humanos 1
Los perros también pueden sufrir los efectos de las quemaduras solares | Imagen vía Flickr

“Por regla general, los animales deben tener un lugar sombreado para descansar. Especialmente al mediodía, cuando el sol es más fuerte y presenta el mayor riesgo, no sólo para la piel sino para el animal en general.” Apunta Horvath-Ungerböck. Luego, los animales especialmente sensibles requieren protección extra en forma de protector solar en crema, con un SPF de al menos 30. Las medidas de seguridad no aplican sólo en la playa. En el caso de la montaña, por ejemplo, donde los rayos del sol son particularmente agresivos, la especialista recomienda que los perros sensibles utilicen, además del protector solar, una camiseta o un sombrero durante los paseos largos. Sin olvidar, por supuesto, que lo más recomendable es salir a pasear a primera y última hora del día, cuando la temperatura es más fresca.

Los perros que tienen el pelo blanco o muy corto corren un riesgo especial de quemaduras solares ya que los rayos UV penetran hasta la piel. Lo mismo ocurre, obviamente, con los perros sin pelo. Sin embargo, en estos casos, juega un papel especial la pigmentación de la piel, siendo los animales más oscuros los menos vulnerables a los rayos UV. Es importante estar protegidos, sí, pero tampoco se trata de crear alarma. A diferencia de los humanos, no todos los perros necesitan protección extra ante el sol. La Dra. Horvath-Ungerböck aclara: “No todos los perros, o gatos, blancos necesitan protección solar o ropa para protegerse del sol. Pero, si el daño solar ya ha ocurrido o si es un animal altamente sensible, depende de nosotros protegerlo y evitar daños adicionales”. Por eso es importante estar informado y consultar con el veterinario las necesidades de nuestro animal.

¡Atención veraneantes! La protección solar no es sólo cuestión de humanos 2
Las quemaduras solares pueden tener graves consecuencias en los perros | Imagen vía Flickr/Alan Levine

A la hora de comprar el protector solar, por motivos de seguridad, es fundamental elegir un producto especialmente diseñado para perros, sin fragancia, resistente al agua, bloqueador de rayos UVA y UVB y con un factor de protección solar, de ser posible, superior a 15. No se recomienda nunca el uso de cremas para humanos ya que el pH de la piel es diferente y pueden contener ingredientes altamente tóxicos para los perros como el ácido paraaminobenzoico (PABA). En el momento de aplicar la loción, hay que prestar especial atención a las zonas vulnerables como las orejas, la nariz, el hocico, el abdomen y las patas, evitar en todo momento el contacto con los ojos del animal y reaplicar el producto cada tres o cuatro horas, dependiendo de la intensidad del sol y del ritmo de actividad del perro.

Save

Save

Continúa leyendo: Turismofobia

Turismofobia

Juan Claudio de Ramón

Foto: Khairil Yusof
Flickr

Recién salida de la ceca, turismofobia es ya la palabra del verano. Querría acertar a decir algo sobre el asunto y advierto de entrada un sesgo perturbador: yo adoro a los guiris, esa nación itinerante que orea naciones, ciudades y pueblos. Lo que arruinan o afean es seguramente menos de lo que resucitan o conservan y aunque no son mejores ni peores que nosotros, nos recuerdan que no somos tan malos y lo mucho bueno que tenemos: gran clima y bellos paisajes, pero también alta cultura y gastronomía, servicios de calidad, calles seguras y carácter acogedor. Además de ser ya la primera industria española, no se debe desdeñar el efecto benéfico que el turismo ha tenido en nuestra mortificada autoestima, desde aquel primer viento fresco que entró por el boquete abierto en plena dictadura por unas suecas. Por mucho sol y playa que se tenga, 80 millones de personas al año no visitan un país que no sea afortunado en más de un sentido.

Pero hoy toca encararse con el aspecto menos amable del fenómeno, que una xenofilia ingenua haría mal en minimizar. Si la convivencia entre turista y residente ha podido ser hasta ahora cordial y provechosa, es porque, en cierto modo, uno y otro vivían en ciudades distintas. La ciudad real y la turística se solapaban en algunos puntos, pero los respectivos ámbitos de influencia estaban claros: el hotel y el monumento, de un lado, el barrio y los pisos, de otro, con un amplio lugar de encuentro en la playa. La posibilidad abierta por la economía digital de que cualquier vivienda se convierta en alojamiento turístico lo cambia todo. Al contraer el menos lucrativo mercado de alquiler residencial, los locales se ven obligados a pagar rentas astronómicas por vivir en su ciudad o a marcharse a una periferia cada vez más lejana. Se quedan, literalmente, sin espacio.

Así las cosas no es difícil comprender el malestar de los afectados ni tampoco la necesidad de regular el mercado de forma que se restaure un cierto equilibrio. No es sencillo conciliar la libertad económica de los propietarios con la función social que, según nuestra Constitución, debe tener la propiedad, pero hay fórmulas sensatas para hacerlo que ya están poniendo en práctica algunas ciudades. Sin olvidar que esta polémica es otro avatar más del cuadro general de precarización de la economía, una tendencia de largo alcance que se deja sentir en numerosos debates y cuya solución duradera todavía no se avizora.

Por lo demás, tan sólo una catástrofe ecológica planetaria podría detener el triunfal avance del turista. Entre otras razones, porque el turismo es una consecuencia de la democracia. Desde los lejanos días del granturista inglés, descargando con sus criados y baúles en un palazzo romano, hasta hoy, lo que ha mediado es la gran democratización del mundo. En la medida en la que este proceso sigue en marcha, es previsible que nuevos contingentes de turistas se incorporen a la marea guiri. Y, huelga decirlo, en algún lugar de esa muchedumbre con sombrero mexicano y palo para selfies, felices y despreocupados, también estaremos nosotros.

Continúa leyendo: Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado

Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado

Redacción TO

Foto: João Victor Xavier
Unsplash

Cada verano la misma historia. No hay quien viva con este calor que no remite y que hace que pasemos cada noche desesperados y sin dormir, sufriendo las consecuencias al día siguiente. Las habitaciones deben tener una temperatura de entre 18 y 20 grados centígrados, según la Asociación Española del Sueño y, a menos que tengas un aire acondicionado, esto parece un objetivo inalcanzable. Sin embargo, traemos buenas noticias: con los siguientes consejos podrás atenuar los efectos del calor y las noches serán más llevaderas sin necesidad de quedarte a cero a final de mes.

1. Bebe un vaso de agua fría antes de dormir

Cuando menos, un vaso de agua fría antes de acostarse. Y el vaso bien cerca para hidratar el cuerpo. Una receta sencilla y fundamental para combatir el calor.

2. Haz un hueco en el congelador para tus sábanas

Dejarás de ser reacio a hacerlo una vez compruebes su efectividad. Introduce las sábanas en una bolsa de plástico hermética, y deja que se enfríen durante varios minutos. Lo agradecerás toda la noche, o al menos el tiempo suficiente para conciliar el sueño.

Un gazpacho, la mejor cena en una noche calurosa de verano. | Foto: Jeremy Bronson/Flickr

3. Cena algo ligero

Mejor un gazpacho fresco que un chuletón de buey. Las comidas copiosas obligan al organismo a multiplicarse y a generar energía, lo cual deriva en calor. La mejor idea es tomar algo que hidrate y no sature el estómago.

4. Fabrica tu aire acondicionado casero

No subestimes el valor del ingenio. Utiliza un recipiente no muy profundo y llénalo de hielo. Luego pon el ventilador en marcha con el recipiente delante. Siente cómo el vapor helado alcanza tu cuerpo.

5. Dúchate con agua templada

Nuestro cuerpo reacciona generando calor cuando nos duchamos con agua fría. Así que no, no es una buena idea. Mejor hacerlo con agua templada.

Dormir en verano es posible: 7 formas de conciliar el sueño sin aire acondicionado
Muévete lo justo y necesario en las noches calurosas. | Foto: Will Fisher/Flickr

6. Deja de dar vueltas en la cama

Girando no haces otra cosa que aumentar la sensación de calor. La cama va absorbiendo esa temperatura y eso se traslada a tu cuerpo. Además, así podrás contener los nervios y evitarás acabar empapado. La mejor posición en tiempos excepcionales es de costado.

7. Mejor duerme solo, o al menos daos un espacio

Lo que menos necesitas cuando hace un calor extremo es que te achuchen por la noche, o que te pongan un brazo por encima, o que te respiren cerca y en la nuca. Así que mejor dormir solo. Y si no es posible, con un espacio de por medio.

Continúa leyendo: 7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio)

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio)

Redacción TO

Foto: Nikos Zacharoulis
Unsplash

“Cuando calienta el sol aquí en la playa siento tu cuerpo vibrar cerca de mí”, decían los cubanos Hermanos Rigual allá por 1961. En 2017 puede que lo que sientas vibrar cerca de ti sea tu teléfono móvil porque tu jefe esté teniendo un ataque de ansiedad sin ti. Trabajar en remoto es una práctica cada vez más extendida, y más en vacaciones.

Según Vodafone España, el número de playas españolas en las que la compañía ofrece cobertura 4G ha aumentado en un año en 612, pasando de las 644 de 2016 a las 1.256 en 2017, mientras que el número de municipios turísticos con 4G se ha incrementado desde 1.400 a 1.600. Con el resto de compañías telefónicas que operan en España ocurre más de lo mismo, por lo que las excusas como no tener cobertura a pie de tumbona son cada vez más inverosímiles. Por eso, a veces no queda más remedio y toca trabajar desde la playa.

Hemos encontrado varios productos que pueden facilitar la vida de cualquier currante que no pueda parar ni en la época estival:

1. Una silla de playa hecha para trabajar

Algo que puede ser muy incómodo es teclear en el portátil en la arena, además de peligroso para la salud de nuestro ordenador. Por eso, una buena silla que nos mantenga cómodos a la par que seguros se adivina esencial. Esta silla-mesa de Ozark Trail, de venta en Amazon, puede solucionarnos una jornada laboral frente al mar.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 1

2. Un micrófono que proteja tus llamadas del viento

En las playas suele haber viento, no es ningún secreto. Por ello, algunas llamadas pueden tornarse en una dificultad. Para asegurarnos de enviar un sonido claro y nítido a nuestro interlocutor, usa estos eliminadores de ruido para los EarPods de Apple.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 2

3. Un cargador solar que te sacará de cualquier apuro

El sol es un habitual compañero de los días de playa, y echar a perder su energía sería un absurdo. Por eso un cargador portátil y solar puede sacarnos de cualquier apuro. El mercado está lleno de ellos, pero este que venden en Amazon por 30 euros valdrá.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 3

4. Toma notas en un libro electrónico sin preocuparte del sol

Andar con agendas, libros de notas y similares en la playa puede ser un verdadero engorro. Sin embargo, utilizando una buena herramienta como la tableta reMarkable, perfecta para escribir, dibujar y leer ¡incluso bajo la luz directa del sol!. Puedes pedirla por adelantado -aún no ha salido al mercado- aquí.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 4

5. Unas gafas de sol inteligentes

¿Un ordenador en nuestros ojos? Es posible. Pero no uno cualquiera. Las gafas inteligentes suelen ser feas, admitámoslo, y nos hacen parecer cyborgs. Las Vue, en su forma de gafas de sol, son perfectas para la ocasión.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 6

6. Un híbrido de tablet y PC resistente al agua y a la arena

Si no tienes tu silla-mesa perfecta (ver punto número 1), te puede sacar del apuro un dispositivo resistente al agua y a la arena. La tableta robusta XSLATE R12 te asegurará horas y horas de batería, buena conectividad, y no tendrás que preocuparte por si se estropea.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 5

7. Un clásico: una sombrilla

Si nada de lo anterior funciona, resguárdate del sol y trabaja bajo una sombrilla. Hay, literalmente, millones en Amazon.

7 productos para trabajar en la playa (si no queda otro remedio) 7

Continúa leyendo: Un geolocalizador para perros 100% hecho en España

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España

Carola Melguizo

Foto: Gosi
Gosi

Cuando se trata de la seguridad de nuestro mejor amigo, todas las precauciones son pocas. Por desgracia, cada año son miles los perros que se pierden en España. En el mejor de los casos, el animal está debidamente identificado y la persona que lo encuentra puede localizar a sus propietarios en cuestión de horas. Lamentablemente, no todos corren con la misma suerte. El principal consejo para evitar esta pesadilla es, por supuesto, la prevención. Y en este sentido, cualquier ayuda es buena.

Bajo este principio nace Gosi, una startup valenciana que ha desarrollado un dispositivo que te permite tener localizado a tu perro en todo momento a través de la última tecnología GPS. Se trata de un geolocalizador, sumergible y a prueba de golpes, que se sujeta al collar o al arnés del perro a través de una funda y que, una vez activado, transmite los datos de ubicación del animal del dispositivo al satélite y del satélite al teléfono móvil del propietario, quien puede acceder toda la información a través de una App de descarga y uso gratuito.

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España 2
Uno de esos productos que pueden, literalmente, salvarle la vida a tu perro | Imagen vía Gosi

“El producto está 100% hecho en España, entre Valencia y Barcelona, por lo que controlamos todo el proceso productivo, asegurando un producto excelente y con una capacidad de servir pedido en pocos días.” Asegura María Jorques, CEO de Gosi. La idea surgió después de que pasara por la angustiosa experiencia de perder a su perro Martín, que entonces tenía un año, cuando paseaba por el río en Valencia. Afortunadamente, el perro apareció en perfectas condiciones a los tres días. Desde entonces, Jorques se puso como meta diseñar, junto a su equipo, un dispositivo que evitara que se volviera a perder y que permitiera cuidar de su salud de una manera innovadora.

La tecnología al servicio de tu perro

El resultado es un geolocalizador por satélite que pesa sólo 55g. “Somos el único GPS del mercado sin cuotas mensuales al no trabajar con redes de telefonía móvil, sino con una red IOT que nos permite mayor cobertura y además optimizar el uso energético”. Asegura Jorques. Los dispositivos que funcionan por Bluetooth tienen un rango de alcance máximo de 40m. En el caso de Gosi, la cobertura es prácticamente ilimitada, con un rango de precisión de 3m y funciona muy bien tanto en ciudad como en campo abierto. Exceptuando zonas de alta montaña y zonas de subsuelo en las que no hay ningún tipo de cobertura.

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España
La tecnología en pro de la #TenenciaResponsable | Imagen vía Gosi

Además, Gosi monitoriza la actividad diaria del animal en función de su raza, edad y peso y tiene un calendario veterinario con alertas e información sobre lugares en los que los perros son bienvenidos. En una misma App se pueden tener varios perros localizados, cada uno con su correspondiente dispositivo, y se pueden también compartir los códigos de cada Gosi para tenerlos localizados desde varios teléfonos móviles. Por otra parte, la batería también es pionera. Con una duración de hasta 1 mes y medio en activo, es la más larga del mercado y se recarga al 100% de forma inalámbrica en aproximadamente 4 horas. Realmente cómodo y sencillo.

La startup valenciana está ubicada en Lanzadera, una aceleradora e incubadora de empresas y ahora mismo se encuentra en pleno proceso de producción. La previsión es que los primeros envíos se hagan durante el mes de septiembre.

Save

Save

TOP