Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre

Bea Guillén Torres

Foto: SUSANA VERA
Reuters

Los atentados de Barcelona y Cambrils han sido el primer ataque yihadista que sufre España después del 11-M en 2004. Dejaron al menos 15 muertos y más de 120 heridos. La célula terrorista, formada por 12 integrantes, llevaba meses preparando el atentado. Esta es la cronología de esos últimos días.

Martes y miércoles, 1 y 2 de agosto

Los terroristas compran “500 litros de acetona y el material necesario para la confección de artefactos explosivos”, según consta en el auto de detención.

Sábado, 12 de agosto

El Audi A3, que posteriormente los terroristas utilizaron para atacar en Cambrils, fue detectado por un radar en Essonne, en la región de París, con cuatro personas a bordo. Lo confirmó diez días después el ministro de Interior de Francia, Gerard Collomb, en una entrevista con la cadena francesa BMFTV. “Fue un viaje de ida y vuelta extremadamente rápido“, dijo Collomb. Habían llegado la noche anterior. Todavía no se conoce con que propósito hicieron el viaje.

Domingo, 13 de agosto.

Driss Oukabir llega al aeropuerto del Prat de Barcelona procedente de Marruecos.

Miércoles, 16 de agosto

20:25. En Sant Carles de la Rápita (Tarragona), los terroristas compran: “15 fundas de almohada y bridas para, muy probablemente, contener los artefactos explosivos en su interior y listos para ser utilizados”.

23:30. Explota accidentalmente un edificio situado en la urbanización Montecarlo en Alcanar (Tarragona) por una “acumulación de gas”. Los Mossos valoran en un primer momento que fuera un laboratorio de drogas, debido a la presencia de algunas bombonas de butano y de material utilizado habitualmente para tráfico de estupefacientes. En el primer balance se habla de un muerto y seis heridos. La nube que formó la explosión era visible a kilómetros de distancia.

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre
La vivienda en la que los terroristas prepararon los atentados. | Foto: Heino Kalis/Reuters

La investigación posterior permite aclarar que en el inmueble había “120 bombonas de butano, productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de clavos para ser utilizados como metralla y pulsadores para iniciar la explosión“, según consta en el auto de detenidos de la Audiencia Nacional. Todo esto “deja patente que en aquel lugar se estaban confeccionando artefactos explosivos con la finalidad de cometer una acción terrorista de gran envergadura“. “Se estaba intentando fabricar peróxido de acetona, también conocido como TATP, utilizado habitualmente por la organización terrorista Daesh en sus acciones terroristas, como los atentados de París y Bruselas”.

En esta explosión mueren dos de los integrantes de la célula terrorista: Youssef Aalla y Abdelbaki Es Satty. Este último era el imán de Ripoll al que la investigación señala como el principal culpable de la radicalización del resto de los jóvenes. A su nombre se encuentran billetes de avión con destino a Bruselas y una hoja manuscrita en árabe en la que consta su nombre y el siguiente texto: “En nombre de Ala, El Misericordioso, El Compasivo. Breve carta de los Soldados del Estados Islámico en la tierra del Ándalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores“.

Atentados en Cataluña: cronología de una masacre 1
La mezquita de Ripoll de la que era imán Abdelbaki Es Satty. | Foto: Susana Vera/Reuters

En la explosión también resulta herido Mohamed Houli Chemlal. Es trasladado al hospital de Tortosa (Tarragona).

Jueves, 17 de agosto

12:58. Mohamed Hichamy, de 24 años, alquila en Parets del Vallés (Barcelona) dos furgonetas Renault modelo Kangoo.

15:25. Una de estas furgonetas sufre un accidente en la autopista AP-7 a la altura de Cambrils (Tarragona). Su conductor, Mohamed Hichamyy, abandona el vehículo. Cuando el ocupante del otro coche avisa de llamar a la policía para reportar el accidente, Hichamy salta la valla de la autopista y se va por un camino.

16:30. Una furgoneta Fiat ocupa el carril central de La Rambla de Barcelona. El vehículo inicia su recorrido en la plaza de Catalunya y avanza 700 metros, hasta estrellarse a la altura del mercado de la Boquería. El automóvil invade la parte peatonal a gran velocidad y “haciendo zig-zag con la finalidad de causar el mayor número de víctimas”, según el auto de detención. Atropella a decenas de personas.

17:10. Los Mossos confirman el atropello masivo. El pánico se desata en el centro de Barcelona.

17:26. Las fuerzas de seguridad piden a los ciudadanos evitar la zona de La Rambla. A los que ya se encuentren en Plaza Cataluña, les recomiendan quedarse refugiadas hasta nuevo aviso de la policía. Se cierran las estaciones de metro y cercanías: Paralelo, Drassanes, Liceu, Catalunya y Paseo de Gràcia.

Mientras, el conductor de la furgoneta, que hoy ya sabemos que fue Younes Abouyaaqoub, de 22 años, huye de la zona a través del mercado de La Boquería. “Se desconoce si portaba algún arma, instrumento o artefacto que hubiera podido causar más víctimas”, señala el auto. “Andando y corriendo” atraviesa la zona vieja de Barcelona hasta llegar a Zona Universitaria, evitando los controles de la policía.

18:10. La policía anuncia que están buscando al autor del atropello. En ese momento, Abouyaaqoub entra en el parking de Zona Universitaria, ya muy lejos del lugar del atentado. Allí se encuentra estacionado con su coche Pau Pérez, un joven de 34 años. Lo asalta y lo apuñala. Coloca el cuerpo del catalán en los asientos traseros de su Ford Focus y emprende la huida.

18:15. Los Mossos confirman el atentado terrorista.

18:50. Los Mossos localizan una furgoneta de similares características a la de los ataques vacía en Vic.

18:57. Se instala el dispositivo que cierra la ciudad.

19:20. Se detiene en el hospital de Tortosa a Mohamed Houli Chemlal que estaba ingresado desde la explosión de Alcanar.

19:24. Abouyaaqoub trata de salir de la ciudad y se salta con un control policial de los Mossos en la avenida Diagonal. Hiere a una de las agentes. Estrella el vehículo tres kilómetros más adelante, frente a la Torre Walden de Sant Just de Desvern. Un testigo le observa huir del vehículo.

20:20. El ministro de Interior Joaquim Forn confirma la muerte de 13 personas. Todavía no se conocía el asesinato de Pau Pérez a manos de Younes Abouyaaqoub. El número de heridos real llegó al centenar.

21:26. Cinco individuos compran cuatro cuchillos y un hacha en un comercio de la población de Cambrils (Tarragona).

21:40. Los Mossos confirman dos detenidos, el otro de ellos es Driss Oukabir.

Viernes, 18 de agosto

Noche. Los Mossos comienzan los registros en las viviendas de Ripoll de los individuos cuyos pasaportes y documentación se encontraron en la casa de Alcanar y en las tres furgonetas encontradas.

01:00. Un Audi A3 con Moussa Oukabir, Said Aalla, El Hussain Abouyaaqoub, Mohamed y Omar Hichamy a bordo comienza a atropellar a los peatones que caminaban por el paseo Marítimo de Cambrils (Tarragona). Colisionan el vehículo contra un control policial de los Mossos d’Esquadra. El coche vuelca y de él salen los cinco ocupantes armados con un hacha y cuchillos de grandes dimensiones. “Llevaban adosados a su cuerpo una serie de elementos que, por su apariencia, parecían cinturones o chalecos explosivos, que luego se demostró que eran falsos”, consta en el auto de detención.

Cuatro de los terroristas se fueron con los cuchillos en dirección sur y uno al norte. Hirieron a seis heridos y mataron a una mujer, antes de ser abatidos por los Mossos d’Esquadra.

13:42. Se detiene en Ripoll al último de los terroristas.  Se sumaron a la lista Salh El Karib, el gerente de un locutorio de la localidad catalana que compró los billetes de avión a Driss Oukabir para ir a Marruecos, puesto que Oukabir no tenía la tarjeta para pagar los vuelos por Internet; y Mohamed Aallaa, hermano del terrorista que murió en la explosión de Alcanar.

17:21. Los Mossos trasladan a la comisaría de Tortosa a Mohamed Houli que estaba hasta ese momento detenido en el hospital de esa misma localidad.

Sábado, 19 de agosto

Mañana. El ISIS asume la autoría de los atentados de Cambrils y Barcelona.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, da por desarticulada la célula terrorista. Sin embargo, los Mossos niegan que esté neutralizada, puesto que queda uno de los integrantes, el conductor de la furgoneta por detener. Se mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista en España.

Domingo, 20 de agosto

Sigue la búsqueda del terrorista fugado.

Lunes, 21 de agosto

09:20. Las últimas dudas comienzan a disiparse. Los Mossos confirman que han identificado al conductor de la furgoneta y los restos del imán en la explosión de Alcanar.

13:16. Las fotografías de Younes Abouyaaqoub recorren la red. Todas las fuerzas de seguridad comparten su complexión y vestimenta. Avisas: podría ir armado y ser peligroso. El mensaje se difunde en todos los idiomas con un número de teléfono vinculado.

16:10. Los Mossos avisan de un incidente en Subirats, una localidad a 50 kilómetros de la capital. Habían recibido el aviso de una vecina que había visto a un individuo con las características de Younes Abouyaaqoub.

17:05. Los Mossos abaten a Younes Abouyaaqoub, el autor material de la matanza de Barcelona. Confirman su identidad una hora después. 

A última hora de la tarde del lunes, la policía catalana confirma la neutralización de todos los miembros de la célula terrorista: ocho están muertos (dos en la explosión de Alcanar, cinco en el operativo de Cambrils y, el último, Abouyaaqoub) y cuatro están detenidos. Sin embargo, advierten, la investigación no ha terminado.

Martes, 22 de agosto

Los cuatro detenidos llegan a la Audiencia Nacional de Madrid para prestar declaración. Se trata de Mohamed Houli, Driss Oukabir, Mohammed Aallaa y Salh El Karib. En su declaración, Houli ha admitido ante el juez Fernando Andreu que preparaban un atentado mayor, con explosivos. Todos ellos son imputados por “pertenencia a una organización terrorista, asesinatos terroristas y posesión de explosivos”. Houli y Oukabir son trasladados a prisión. El juez Andreu pide 72 horas más de detención paraEl Karib y deja en libertad provisional a Aalla.

Atentados en Cataluña: cronología de una radicalización 1
Mohamed Houli, Driss Oukabir, Mohammed Aallaa y Salh El Karib, de izquierda a derecha. | Foto: AP

Jueves, 24 de agosto

Los Mossos identifican al segundo fallecido en la explosión de Alcanar.

Continúa leyendo: París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons

Redacción TO

Foto: REGINA KUEHNE
AP

El artista estadounidense Jeff Koons ha generado una gran polémica en París a raíz de un acto aparentemente solidario. El cotizado artista anunció en noviembre de 2016 que quería crear una escultura con la forma de un ramo gigante de tulipanes de colores sujetos por una mano para y donarla a París en solidaridad con las víctimas de los atentados de 2015, que provocaron la muerte de 130 personas.

Este ofrecimiento fue recibido con gran entusiasmo por la alcaldía de París, que decidió que la obra se colocaría frente al Museo de Arte Moderno y el Palacio de Tokio, en una elegante avenida a orillas del Sena.

Sin embargo, no todo es tan bonito y solidario como parece. El artista anunció que donaría su obra, pero solo el concepto. Esto implicaba que los fondos necesarios para construir la escultura, que ascienden a unos 3,5 millones de euros, tenían que ser recaudados para que Koons creara su obra.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 1
Jeff Koons, durante la presentación de la obra en París. | Foto: Michel Euler
/AP

Tras varios retrasos en la construcción de la escultura debido a la dificultad para recaudar el dinero necesario, se ha generado un movimiento en contra de esta donación y del lugar elegido para colocar la obra, formado por numerosos ciudadanos y destacadas figuras del mundo del arte y la cultura del país.

En una carta publicada por el diario Libération, varias personalidades, entre las que se encuentran el cineasta Olivier Assayas y el ex ministro de Cultura, Frederic Mitterand, se oponen a aceptar esta escultura, que consideran que se ha convertido en “un emblema del arte industrial, espectacular y especulativo”.

Aunque la obra ha sido financiada por un mecenazgo privado, algunas de cuyas donaciones permitían obtener beneficios fiscales, sus detractores consideran que un regalo debería ser un acto altruista y no debería pagarse por él. “Apreciamos los regalos”, dice la carta, pero aquellos que son “gratis, incondicionales y sin motivos ocultos”.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 3
Una escultura de Jeff Koons en el museo The Broad de Los Ángeles, California. | Foto: Nick Ut/ AP

“La elección de la obra, y sobre todo su ubicación, no guardan relación alguna con los eventos trágicos invocados”, aseguran los firmantes en la citada carta. “Por su impacto visual, su dimensión gigantesca y su situación, esta escultura rompería la armonía actual” de la zona, añaden.

Critican que la escultura se vaya a situar en una zona turística, cerca de la Torre Eiffel, y lejos de donde tuvieron lugar los atentados terroristas de 2015, donde consideran que debería colocarse.

Por otra parte, varios escritores y filósofos han calificado la escultura de “regalo denigrante”. “Impedirlo es una necesidad no solo artística, financiera, moral y política, es la necesidad de rechazar ser denigrados”, escriben en una tribuna autores como Pierre Alfieri, Eric Hazan y Jean-Luc Nancy.

París se indigna con la polémica donación del artista Jeff Koons 2
Una de las obras de Jeff Koons, en el Centro Pompidou de París. | Foto: Jacques Brinon/ AP

La obra no ha sido aprobada todavía por las autoridades francesas, y las numerosas críticas forzaron una reunión entre Koons y la ministra de Cultura de Francia, Françoise Nyssen, de la que no ha trascendido nada.

Koons aseguró a The New York Times en 2016, cuando anunció la creación de la obra, que esperaba que “pueda comunicar un sentimiento de futuro, de optimismo, de alegría de ofrecer”.

Las obras de Koons, conocido por esculturas metálicas de globos de animales, generan habitualmente polémica en el mundo del arte, algo que ha vuelto a ocurrir ahora.

Continúa leyendo: Valtonyc, ¿libertad de expresión o enealtecimiento del terrorismo?

Valtonyc, ¿libertad de expresión o enealtecimiento del terrorismo?

Redacción TO

Foto: @valtonyc
RRSS

El rapero mallorquín José Miguel Arenas Beltrán, más conocido como Valtonyc, de 23 años de edad, fue condenado por la Audiencia Nacional a tres años y seis meses de prisión por sus canciones. Este martes, el Tribunal Supremo ha confirmado la condena por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas no condicionales, al considerar que las canciones incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas GRAPO, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra la Corona y contra el presidente del Circulo Balear, Jorge Campos. El joven rapero alude a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayando que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico. Nuevamente, surge el debate en torno a lo que es libertad de expresión y lo que deja de serlo.

Las muestras de apoyo al rapero no se han hecho esperar, y una de las primeras ha sido la de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), que ha denunciado que la condena a Valtonyc es “inaudita” e “impropia de una democracia” y vulnera los principios internacionales sobre libertad de expresión.  “Valtonyc va a ser el primer cantante que entre en prisión en España acusado de enaltecimiento del terrorismo. Lo que estamos viendo es inaudito e impropio de una democracia plural: la persecución de la canción protesta”, ha subrayado en un comunicado su presidenta, Virginia Pérez Alonso.

Más de 200 artistas y personalidades ligadas al mundo de la cultura se han sumado a un manifiesto de apoyo al rapero para pedir su “total y completa absolución”. Entre los firmantes se encuentran músicos como Tomeu Penya, Miquela Lladò o Joan Miquel Oliver; actores como Joan Bibiloni, Laura Pons, Lluqui Herrero o Toni Gomila; y directores como Mariantonia Oliver, Pere Fullana, Rafel Duran, Joan Fullana o Joan Carles Bellviure Además, se han sumado a la petición los escritores Sebastià Alzamora y Biel Mesquida y los directores de cine Agustí Villaronga y Luis Ortas, entre otros.

SHO-HAI, miembro de VioladoresVerso

La revista satírica El Jueves

Algunas organizaciones, como la ANC, y simpatizantes independentistas catalanes, también se han pronunciado:

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel, que se encuentra en Suiza para evitar declarar en el Supremo.

Algunos miembros de Podemos, en Comú Podem e Izquierda Unida también se han pronunciado.

Continúa leyendo: La muerte de Óscar Pérez narrada en directo a través de Instagram

La muerte de Óscar Pérez narrada en directo a través de Instagram

Anna Carolina Maier

Foto: Stringer
Reuters

“El lunes 15 de enero ocurrió algo en nuestro país que quedará inscrito en la memoria de todos. Una masacre pública con un desmesurado uso de armas letales. La brutal exterminación de un grupo de venezolanos que optaron por una vía de rebelión, discutible, sin duda, pero dictada por una genuina preocupación ante la bota horrida de la dictadura”. Así lo explicaba el escritor Leonardo Padrón en un texto en el que evidencia la incredulidad por parte de la mayoría de los venezolanos a la autenticidad de este grupo rebelde. Incredulidad que ha sembrado durante 20 años el chavismo y el Gobierno de Nicolás Maduro.

Mientras el cuerpo de Óscar Pérez  descansa bajo tierra en El Cementerio del Este de Caracas, su imagen se ha revitalizado y ha tomado forma en una especie de ídolo post-mortem. Abundan sus fotos en las redes, así como los textos en los grupos de discusión, que tras su asesinato, lo han llegado a comparar con personajes históricos como “El Cid, que muerto, se hizo más vivo que nunca”, como dice el artículo de opinión del columnista Alfredo Salgado, que se volvió viral. 

Los venezolanos siguieron los detalles de la muerte de Óscar Pérez a través de las redes sociales y los medios digitales por donde se informan, en un país marcado por la censura a la prensa. El preludio a su ejecución -transmitida por él mismo en vivo mediante Instagram– conmocionó al país.

Pérez era piloto e inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), lo que correspondería en España a la Policía Científica. Fue por primera vez noticia cuando sobrevoló el 27 de junio de 2017 con un helicóptero robado el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y, supuestamente, disparó granadas sonoras contra esa sede de Gobierno y otra del Ministerio del Interior mostrando una pancarta en la que se leía el número 350 en grande. Hacía referencia al artículo constitucional que llama a la desobediencia civil, en medio de las protestas contra Maduro -las manifestaciones masivas más constantes registradas en América– que el año pasado dejaron al menos 150 muertos, la mayoría jóvenes entre 17 y 30 años.

Óscar tenía 36 años de edad y estaba casado con Danahis Vivas​, con quien tuvo tres hijos: Sebastián, Santiago y Dereck, que residen con su abuela desde 2017 en México por razones de seguridad. Hace poco tiempo se dio a conocer que perteneció a la filosofía masónica. Uno de sus hermanos, Edgar Alexander Velásquez Pérez, fue asesinado en un asalto en Venezuela, una de las razones que impulsó al joven policía rebelarse en contra de las injusticias de su país. En sus primeros discursos difundidos por Youtube, insistía en que lucharía por sacar al país de la crisis, donde se registra la inflación más alta del mundo -que cerró el año pasado en un 2.000%-; la violencia ciudadana anualmente se cobra la vida de más de 27 mil personas; y la escasez de medicinas y el hambre mata a cientos de personas, muchos de ellos niños.

La muerte narrada en redes sociales

La escena del 15 de enero recordaría una película de acción como la que transmite la televisión en horario estelar. Como en cualquier filme, hay tomas de interiores y exteriores.  A través de un vídeo filtrado por los agentes policiales, se pudo ver cómo los funcionarios que participaron en el operativo dispararon un lanza cohetes contra el pequeño chalet -que parecía abandonado- en donde se encontraba Pérez junto a otros seis compañeros, protagonistas de su rebelión.

La muerte narrada en directo de Óscar Pérez a través de Instagram

El grupo se escondía en El Junquito -una zona popular y montañosa al Noroeste del Municipio Libertador en la capital-. El Gobierno llevaba siete meses buscándolos. Como en otros momentos de su fama mediática en las redes, Pérez usó su teléfono para documentar lo que ocurría. Narró -entre disparos- lo que sucedía e hizo un llamamiento a los venezolanos a “tomar las calles”. Se trataba, además, de la primera inminente ejecución política narrada en vídeo por la persona sitiada. La última transmisión la publicó a las 11:00am. El silencio después de esto dio a entender que los habían matado.

En los vídeos de las horas previas a su muerte, Óscar Pérez explicaba: “Aquí nos encontramos en la carretera nueva de El Junquito… Estamos negociando, no queremos hacer frente a funcionarios… Somos patriotas, nacionalistas, venimos con toda nuestra convicción. Para los que tuvieron dudas, aquí estamos peleando. Estamos agazapados pero ya estamos negociando. Venezuela vamos a seguir, en nombre de Dios, de Jesucristo”.

La muerte narrada en directo de Óscar Pérez a través de Instagram 2
El grupo se escondía en El Junquito, una zona popular y montañosa al Noroeste del Municipio Libertador en la capital. | Foto: Marco Bello / Reuters

Pérez insistía en que el grupo había bajado las armas e estaba intentando llegar a un acuerdo, pero las fuerzas del Estado continuaron con la arremetida. En otro de los vídeos se escuchó a uno de los agentes del Gobierno responderle a Pérez con tono amenazante: “Usted va ha hacer historia con este procedimiento ¿oyó?”.

En el epílogo de la ejecución, algunos abogados penalistas analizaron las circunstancias del operativo oficial y afirmaron que de terminar en muerte, se trataría de un crimen de guerra. Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, se establece este delito, entre otras cosas, como “causar la muerte o lesiones a un combatiente que haya depuesto las armas o que, al no tener medios para defenderse, se haya rendido a discreción”.

Las ejecuciones extrajudiciales son una práctica constante y permanente de las fuerzas de seguridad del Estado para combatir a sospechosos delincuentes en operativos policiales, conocidos como OLP ( siglas de Operación de Liberación del Pueblo). La fiscal general de la República en el exilio, Luisa Ortega Díaz, denunció ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya a Maduro por los crímenes de lesa humanidad cometidos por funcionarios del Gobierno en estas operaciones. En noviembre del año pasado, ya contaba más de 500 acciones de este tipo. Pérez logró que un procedimiento de estos quedará documentado y registrado. 

“Nos están disparando con RPG (granada propulsada por un cohete), granadas, lanza granadas, dijimos que nos queremos entregar pero no dejan que nos entreguen, nos quieren asesinar”; “No disparen, aquí hay civiles, hay mujeres y niños”, son algunas de las frases que se escucharon en vivo por parte de Pérez. Había civiles y niños, como lo advirtió. Lisbeth Andreina Ramírez Mantilla, de 30 años, resultó abatida. Estaba embarazada. Se encontraba con el grupo subversivo porque se había sumado a la causa de su novio que pertenecía al equipo del inspector rebelado.

“Alfredo, soy yo, Andreína… aquí nos agarraron con Jairo… Los amo, los amo mucho; dile a mami que me perdone y a mi papá que me perdone por todo. Los amo, perdónenme por favor”, dijo en un mensaje de 13 segundos que envió a su hermano por Whatsapp poco antes de morir, que también se volvió viral.

Licencia para matar 

La confirmación oficial de la muerte de Pérez y de sus compañeros por parte del Gobierno tardó más de 24 horas. Lo que sí se supo casi de inmediato fue que en el operativo habían caído dos funcionarios al servicio del Estado. El presidente Nicolás Maduro dió su Memoria y Cuenta -ante la Asamblea Nacional Constituyente– el mismo día de los acontecimientos.

El mandatario venezolano felicitó a los agentes de seguridad del Estado por cumplir la orden que había dado tan solo 17 días antes y desmantelar lo que calificó como un “grupo terrorista que había amenazado al país”.  El 17 de enero, había dicho que cuando encontraran a Pérez, “plomo con él”. También acotó que, durante el operativo, dos hombres pertenecientes a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) murieron con “tiros en la cabeza”.

Para añadir a esta trágica realidad un nuevo elemento más propio de Hollywood, es que entre los policías del Gobierno había delincuentes de renombre. De hecho, uno de los muertos mencionados por Maduro pertenecía a una de las bandas paramilitares más peligrosas del país.

Se trataba de Heyker Leobaldo Vásquez Ferrera, miembro del colectivo Tres Raíces de la parroquia 23 de enero de Caracas, que fue enterrado el martes 16 por un grupo de efectivos de Fuerzas Especiales (FAES) de la PNB, con armas largas, pasamontañas y uniformados de negro en el mismo cementerio donde está enterrado el cuerpo de Pérez.

La muerte anunciada de Óscar Pérez por Instagram 2
Entierro del colectivo Heyker Leobaldo Vásquez Ferrera. | Foto: redes sociales

Desde hace tiempo que los colectivos armados forman parte del escenario político. Son militantes del partido gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). En tiempos del presidente fallecido Hugo Chávez, fueron fundados como organizaciones comunitarias a favor del Gobierno. Según los expertos que estudian su conformación, son civiles con entrenamiento policial, armados por las autoridades para amedrentar a los opositores y evitar alzamientos populares. Controlan varios territorios del país y, en muchas ocasiones, se financian con actos delictivos como la extorsión, el secuestro, el contrabando en el mercado negro de alimentos regulados y el narcotráfico. El Gobierno permite sus actividades a cambio de lealtad y defensa.

“Heyker ha caído en combate, como caen los revolucionarios de todos los días, los revolucionarios de siempre, los que son capaces más allá del discurso de arriesgar la vida por las ideas, y en esta oportunidad por el legado del comandante Hugo Chávez (…) Así es la guerra, compatriotas. En la guerra o se triunfa o se muere”. Fueron las palabras del ministro de Agricultura Urbana, Freddy Bernal, el lunes 15 de enero en otro audio difundido por Whatsapp.

El caso del miembro del colectivo, quien tiene un expediente en la Fiscalía por cinco homicidios y una extorsión, fue confuso debido a que el hombre tenía dos identidades. Mientras los miembros del colectivo en el entierro despedían a “Heyker”, los agentes de seguridad hablaban de él como el supervisor jefe de la Policía Nacional Bolivariana, Adriun Domingo Ugarte Ferrera, como también era identificado el difunto paramilitar.

Además, en la lista de heridos y muertos del parte policial sobre la actuación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), que partició en el operativo de El Junquito -difundido la noche del 15 de enero-, se menciona a dos agentes muertos en el “enfrentamiento con grupo subversivo”: Domingo Ugarte (sin cédula de identidad) y Nelson Antonio Chirino Cruz. No aparece el nombre de Heyker Vásquez.

Una impactante foto filtrada por trabajadores de la morgue del cuerpo de Heyker muerto tiene valor noticioso. Muestra una herida que, según los expertos, es producto de un impacto a larga distancia por la espalda, muy probablemente por un francotirador, justo en el punto vulnerable dejado por el chaleco antibalas. Un impacto difícil de lograr desde la casa donde estaban los sitiados.

Pérez y el cine

Óscar Pérez, además de ser técnico aeronáutico y segundo a cargo de la División de Apoyo Aéreo de la policía científica, no limitó su vida a combatir la delincuencia o a intentar buscar la justicia. Llegó a incursionar en el cine. Protagonizó en 2015 el filme Muerte Suspendida, del cual también fue co-productor. En aquel año, explicaba al diario Panorama: “Soy piloto de helicóptero, buzo de combate y paracaidista libre. También soy padre, compañero y actor porque Oscar Rivas me lo propuso… Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a la casa… porque la muerte forma parte de la evolución”. Pérez parecía ser consciente de su destino.

En aquél momento, decía que la cinta buscaba “demostrar la capacidad que tiene la institución a la hora de emprender una investigación que termine con la desarticulación de grupos criminales. Somos la institución policial del país con más detenidos y procedimientos, también queremos decirles que contamos con las herramientas y el conocimiento para evitar el delito. Los caminos de los delincuentes son muy marcados: la cárcel y morir en un enfrentamiento”. La película de bajo presupuesto contó con el apoyo del cuerpo policial Cicipc.

De hecho, su pasado como actor fue una de las cosas que sembró dudas sobre la autenticidad de su rebelión. Cuando Pérez hizo su primera aparición en contra del Gobierno y de la indolencia de los dirigentes, muchos justificaron su incredulidad en el interés que podía tener Pérez en ser un personaje famoso. También, en su momento, estos comentarios invadieron las redes sociales. Lo llamaron incluso farsante. Otros, consideraban que se trataba de una ‘bomba de humo’ para desviar la atención de las protestas opositoras o un doble agente para hacer quedar mal a la oposición por mostrarse armado. 

“Ni siquiera con el rostro salpicado de sangre por las esquirlas de una granada la gente le creía. Ni siquiera a minutos de ser asesinado grabando un mensaje de despedida para sus hijos. Se hacían chistes sobre su pelo decolorado. Se ironizaba sobre la satisfactoria señal de internet que tenía para colgar sus mensajes en las redes. Se hablaba de show, de circo, de trapo rojo y pote de humo. Ni siquiera muerto se le creía muerto. Se necesitaba ver el cadáver. Incluso ya con la siniestra estampa de su cuerpo derrumbado sobre su propia muerte y la de sus compañeros de faena, también se especulaba, se tejían hipótesis rocambolescas. Porque todo parecía rocambolesco. Pero ya, con su cadáver en la morgue, finalmente todos le creen a Oscar Pérez”, diría Leonardo Padrón en la misma reflexión citada al comienzo del artículo.

Un vía crucis para llegar a camposanto

Seis de los siete muertos en el operativo contra Óscar Pérez y su grupo fallecieron por disparos en la cabeza, según las actas de defunción publicadas por la prensa, filtradas desde la morgue. Las organizaciones de derechos humanos alertan de posibles “ejecuciones extrajudiciales”, aunque el Gobierno sostiene que militares y policías respondieron a fuego enemigo.

Las familias de Óscar Pérez y de los otros seis rebeldes, llevaban toda la semana en las puertas de la morgue reclamando que les entregaran los cuerpos de los fallecidos. Por un momento, esta exigencia pareció una utopía -como la de Óscar de “librar al país de la dictadura”- cuando trascendió que los iban a incinerar sin consentimiento para ocultar posibles pruebas judiciales. Llevar los cuerpos al cementerio también fue un vía crucis. La Guardia Nacional bloqueó la entrada de los camposantos para los siete entierros.

Los restos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel fueron sepultados el sábado en el mismo lugar donde un día después iría a parar Pérez, en un entierro que las familias no habían autorizado y con la única presencia permitida de sus parientes más próximos. Las fotos en las que se ve la  llegada de más ciudadanos son de horas más tarde cuando ya los restos estaban bajo tierra y sellados, según periodistas en el lugar.

La muerte anunciada de Óscar Pérez por Instagram 1
La Policía Nacional Bolivariana impide el acceso a la morgue de Bello Monte en Caracas. | Foto: Marco Bello /Reuters
La muerte anunciada de Óscar Pérez por Instagram
Civiles visitan la tumba de Óscar Pérez. | Foto: Marco Bello / Reuters

En el caso de Díaz Pimentel, la historia tiene además otra arista. Su mujer, Dayana Santana de Pimentel, se enteró de la muerte de su esposo desde la sede la prisión de la policía política (Helicoide) donde lleva recluida más de seis meses. El Estado la mantuvo como rehén -ya que no ha habido procedimiento judicial- para fozar la entrega de su marido y compañeros. Según algunos periodistas, las autoridades han sostenido que no la liberarían hasta que él apareciera “vivo o muerto”. Y muerto está. Dayana sigue presa.

Los cadáveres de las otras cuatro personas asesinadas -el periodista Daniel Soto, los militares hermanos Abraham y Jairo Lugo y la novia de este último, la enfermera Lisbeth Ramírez-, fueron trasladados a sus estados de origen en un avión militar para ser allí sepultados . Los parientes de Ramírez esperaron durante horas en un cementerio para descubrir finalmente que el cuerpo de la enfermera embarazada había llegado a otro camposanto en el que fue enterrada de noche. 

“Dios con nosotros y Jesucristo me acompaña. Dereck, Santiago, Sebastián, los amo con todo mi corazón, hijos. Espero volverlos a ver”, dijo Óscar Pérez en uno de sus últimos mensajes antes de que dejara de transmitir su muerte en directo a través de Instagram.

La muerte anunciada de Óscar Pérez por Instagram 3
Tumba de Óscar Pérez en el Cementerio del Este. | Foto: Marco Bello / Reuters

Continúa leyendo: Un tuit de la policía ha sido lo más retuiteado en España en 2017

Un tuit de la policía ha sido lo más retuiteado en España en 2017

Redacción TO

Foto: Thomas White
Reuters

Las redes sociales utilizan diciembre para hacer balance antes de despedir el año. De este 2017, Twitter destaca los memes de Eurovision, los gritos de #NoTincPor y el dolor por los atentados de Cataluña; el apoyo a los damnificados por los desastres naturales que han azotado a finales de verano a Centroamérica y Estados Unidos; la solidaridad con el colectivo LGTB y el crecimiento del movimiento de sororidad entre mujeres. Además, en España, la red social no se olvida del hilo de Manuel Bartual que nos tuvo en suspense durante semanas, la colaboración entre vecinos para cuidar al pez Pesesín o el vídeo de la madre de Iván Martin “apoyándole” para subir al Angliru.

Este año se han batido varios récords en la plataforma. El tuit de un joven estadounidense que quería conseguir nuggets gratis para toda su vida y desató su propio movimiento #NuggsforCarter que ha desbancado el selfie de los Óscar de Ellen DeGeneres y se ha convertido en el más compartido de la historia con más de 3,6 millones de retuits. La publicación del expresidente Obama contra el racismo ha logrado el mayor número de ‘me gusta’ en Twitter: 4,6 millones. Katy Perry y Justin Bieber han superado los 100 millones de seguidores y el Papa Francisco los 40 millones. En España, Andrés Iniesta ha desbancado a Alejandro Sanz como el español con más seguidores.

Además, Twitter ha desvelado cuáles han sido los tuits más compartidos del año. En España ha tenido claros protagonistas: los atentados de Cataluña y la situación política. Las cuentas de la policía y la guardia civil, el periodista Jordi Évole, el humorista Dani Mateo y Obama ocupan nuestro top 5:

A nivel global, después de Carter y sus nuggets, Obama vuelve a ser el favorito de Twitter.

Le siguen una publicación de la Universidad de Pennsylvania para recaudar fondos para las inundaciones de Houston, la respuesta de la cantante Ariana Grande después del atentado de Manchester y una imagen de Linkin Park en concierto.

TOP