Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Bao, el bocadillo chino que desbancará a la hamburguesa

Redacción TO

La historia del bao se remonta a los tiempos de los Tres Reinos (siglo III). Zhuge Liang, canciller del estado de Shu Han, regresaba victorioso junto a su ejército en una campaña en las lejanas tierras de Nanman cuando se encontró con un río de corrientes peligrosas que desafiaba el regreso a casa. Después de tantos intentos –todos infructuosos-, Zhuge preguntó en los pueblos cómo atravesar sus aguas rápidas. Preguntó y preguntó hasta que un hombre viejo le contó que, antiguamente, los bárbaros ofrecían 49 cabezas de entre sus hombres para satisfacer a la deidad del río y atravesarlo así con paso tranquilo. Liang, que no fue partidario de la propuesta, decidió maquinar una ofrenda tramposa: sus hombres mataron a los animales que llevaban consigo y utilizaron su carne para rellenar unos bollos a los que dieron forma de cabeza humana. Una vez las lanzaron al río, sus aguas se amansaron y las tropas pudieron cruzarlo sin esfuerzo.

Cerveza y bao, plan perfecto (Foto: Bao Bar Madrid)
Cerveza y bao, plan perfecto (Foto: Bao Bar Madrid)

Aquella masa recibió el nombre de mantou y hoy día se mantiene como la base del bao. Sin este, el bao no tiene sentido. Es el ingrediente ineludible: el arroz de la paella. No se produce con una levadura que deba ser horneada, como nuestro pan, sino que se hace al vapor. Luego se mezcla con una pasta de azúcar –convierte cada bocado en un placer inmenso- y el resultado es una masa muy tierna, esponjosa, tan suave que es irresistible.

Si bien los baos son originarios del norte de China, la realidad es que se come en todo el país y en todo el mundo. Uno puede recorrer las calles de Pekín y ver en cada parada, a cada paso, cómo los chinos se lo comen mientras caminan, a todas horas, aunque preferiblemente por la mañana y siempre con las manos. En este sentido, han nacido todo tipo de locales en Madrid y en otras ciudades de España especializados en esta delicia china y se las ingenian con recetas imaginativas y sorprendentes: papada de cerdo ibérico, panceta con salsa china, entraña de cebón con ajos crujientes, mollejas de ternera y chimichurri. Y un largo etcétera que incluye recetas vegetarianas como el bao relleno de frijoles, excepcional.

Muestras que abren el apetito. (Foto: Pambao)
Muestras que abren el apetito. (Foto: Pambao)

Pero como el más común tiene cerdo, dejamos a los más aventurados la receta para preparar, según The Guardian, el mejor bao del vecindario.

Ingredientes esenciales

Para el mantou:
2 cucharaditas de levadura
275ml de agua tibia
30 g de azúcar
500 g de harina
½ cucharadita de sal
1 cucharadita de aceite de oliva

Para la carne de cerdo rojo cocido:
500 g de panceta de cerdo
1½ cucharadas de azúcar
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo pelados
1 rebanada jengibre pelado
Un trozo de corteza de casia (o una pequeña rama de canela)
2 cebollas
2 frutos de anís estrellado
1 ½ cucharadas de salsa de soja
50ml de arroz chino
300ml de caldo vegetal o agua

Preparación

Para el mantou:
1. Mezclar la levadura con el agua tibia y una pizca de azúcar y dejar que se active.
2. Una vez activado, combinar la mezcla con el resto del azúcar y de los ingredientes en un tazón o bol y remover hasta conformar una masa suave.
3. Amasar durante unos diez minutos.
4. Hacer de la masa una bola, colocarla en un bol con aceite y cubrir el bol con un paño limpio y dejarlo en un lugar caliente hasta que doble su tamaño (alrededor de una hora).
5. Perforar la masa y volver a amasarla durante unos minutos para luego devolverlo al bol, taparlo y dejarlo reposar en un lugar cálido durante 20 minutos.
6. Estirar la masa hasta formar un rectángulo largo y delgado.
7. Enrollar la masa y y dividirla en 10 piezas.
8. Poner una olla con agua fría para prepararla al vapor.
9. Alinear la olla de vapor con muselina o papel de cocina y colocar unos pocos bollos -nunca más de cuatro- en la parte superior, pues se expandirán durante la cocción.
10. Cubrir la olla y dejarlo al vapor durante 20 minutos; luego apagar el fuego y dejar en el vapor de agua durante 2 minutos.
11. Retirar los bollos de uno en uno.

Para la carne de cerdo:
1. Colocar la panceta en una cacerola, llenarla con agua fría y ponerla en ebullición.
2. Cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos, retirar la espuma que comenzará a salir.
3. Retirar la carne de cerdo y dejar que se enfríe. Desechar el agua de cocción.
4. Trocear la carne una vez se enfríe.
5. En una sartén a temperatura media, derretir el azúcar con aceite vegetal. Tras un par de minutos y con el azúcar caramelizando, añadir la carne de cerdo. Mantener la fritura durante 5 minutos.
6. Añadir todos los ingredientes en una sartén y cocinar a fuego lento, tapado, durante 45 minutos, removiendo con frecuencia.
7. Retirar la cubierta, desechar la rodaja de jengibre, la corteza de casia, los frutos de anís estrellado y reducir la salsa hasta que se vea espesa y la carne brillante.
8. Recalentar el mantou en el vapor y luego servir.

Café de setas: última tendencia en comida sana

Redacción TO

Primero que si mejor beber café frío, después la moda del café arco iris y ahora lo que se lleva es beber café hecho a base de setas, la última tendencia en comida sana. Suena horrible, pero aparentemente es “el café más saludable del mundo”, según el empresario finlandés Tero Isokauppila, fundador de Four Sigmatic, empresa productora de este tipo de bebida hecha a base de un hongo especial.

Las investigaciones confirman que el café puede aumentar el metabolismo, prevenir la enfermedad de Alzheimer, y reducir el riesgo de depresión. Sin embargo, también puede causar insomnio y exacerbar la ansiedad, efectos secundarios que podrían evitarse si se consume esta bebida que según Isokauppila “será tan común como comer pescado” y todo esto con la misma cantidad de cafeína. Y aunque pueda parecer, francamente, repugnante, el empresario asegura que sabe “rico” y “suave”, “como una mezcla entre el té y el café”, y además incluso puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo hacer un café de setas?

El proceso implica la licuefacción y luego secado de diferentes tipos de hongos – sobre todo maitake y chaga – para a continuación mezclarlos con un café normal. La mezcla de hongo maitake ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, mientras que el chaga neutraliza el ácido del café que puede causar malestar estomacal. Por su parte, la revista de nutrición Health.com que se ha hecho eco de este tipo de bebida ha advertido que lo mejor es no recrear el café en casa y duda de su salubridad ya que advierte puede interactuar con los medicamentos que estemos tomando y provocar un descontrol en la presión sanguínea arterial.

Los 10 destinos más baratos para ir de vacaciones en 2017

Redacción TO

¿Pensando ya en una escapada? Si quieres viajar por poco dinero, toma buena nota de estos lugares que durante este año se adaptarán a tu bolsillo y son perfectos para unas vacaciones baratas. El sitio web de traslados al aeropuerto, Hoppa, ha publicado su informe anual sobre los destinos de vacaciones más económicos del mundo. Analizando 84 lugares, el informe ha realizado una media teniendo en cuenta el costo de un hotel para dos persona por una noche, una comida para dos, una botella de vino, un viaje en taxi de unos tres kilómetros, un café, un cóctel y una cerveza.

Desde los desiertos de Arabia Saudí hasta una ciudad costera y soleada en Colombia, recopilamos los 10 lugares más baratos del planeta para que nadie se quede sin vacaciones este año.

10. Sliema, Malta – 61,05 € 

Hotel para dos personas: 56,72 €

Comida para dos: 16,15 €

Botella de vino: 5,58 €

Taxi: 2,39 €

Taza de café: 1,19 €

Cóctel: 4,35 €

Pinta de cerveza: 1,76 €

Turistas por el paseo marítimo en la ciudad de Sliema, Malta. (Foto: Darrin Zammit Lupi | Reuters)
Turistas por el paseo marítimo en la ciudad de Sliema, Malta. (Foto: Darrin Zammit Lupi | Reuters)

9. Ciudad de México, México – 47,95 €

Hotel para dos personas: 51,98 €

Comida para dos: 18,56 €

Botella de vino: 7,58 €

Taxi: 1,95 €

Café: 1,97 €

Cóctel: 3,81 €

Pinta de cerveza: 1,16 €

8. Manila, Filipinas – 44,42 €

Hotel para dos personas: 44,66 €

Comida para dos: 15,49 €

Botella de vino: 9,47 €

Taxi: 2,21 €

Café: 2,56 €

Cóctel: 4,49 €

Pinta de cerveza: 0,36 €

Turista en el parque del Rizl, Manila, Filipinas. (Foto: Romeo Ranoco | Reuters)
Turista en el parque del Rizl, Manila, Filipinas. (Foto: Romeo Ranoco | Reuters)

7. Kiev, Ucrania – 44,26 €

Hotel para dos personas: 58,78 €

Comida para dos: 14,48 €

Botella de vino: 3,47 €

Taxi: 1,47 €

Café: 0,89 €

Cóctel: 2,83 €

Pinta de cerveza: 0,71 €

6. Siem Reap, Camboya – 42,52 €

Hotel para dos personas: 42,80 €

Comida para dos: 11,56 €

Botella de vino: 11,37 €

Taxi: 3,98 €

Café: 2,16 €

Cóctel: 3,15 €

Pinta de cerveza: 0,36 €

5. Antalya, Turquía – 41,66 €

Hotel para dos personas: 42,01 €

Comida para dos: 13,11€

Botella de vino: 4,94€

Taxi: 3,10€

Café: 1,88€

Cóctel: 4,47 €

Pinta de cerveza: 2,19 €

Turistas en una playa de Antalya, Turquía. (Foto: Kaan Soyturk | Reuters)
Turistas en una playa de Antalya, Turquía. (Foto: Kaan Soyturk | Reuters)

4. Bucarest, Rumanía – 41,57 €

Hotel para dos personas: 40,45 €

Comida para dos: 19,59 €

Botella de vino: 4,78 €

Taxi: 1,51 €

Café: 2,21 €

Cóctel: 4,22 €

Pinta de cerveza: 1,23 €

3. Cartagena, Colombia – 37,62 €

Hotel para dos personas: 35,43 €

Comida para dos: 11,58 €

Botella de vino: 7,58 €

Taxi: 3,98 €

Café: 1,26 €

Cóctel: 3,77 €

Pinta de cerveza: 1,31 €

Vista aérea de Cartagena, Colombia. (John Vizcaino | Reuters)
Vista aérea de Cartagena, Colombia. (John Vizcaino | Reuters)

2. El Cairo, Egipto – 37,04 €

Hotel para dos personas: 43,44 €

Comida para dos: 10,11 €

Botella de vino: 5,69 €

Taxi: 0,84 €

Café: 1,20€

Cóctel: 3,82€

Pinta de cerveza: 1,56€

1. Sofia, Bulgaria – 36,21 €

Hotel para dos personas: 35,38 €

Comida para dos: 16,51 €

Botella de vino: 4,57 €

Taxi: 1,94 €

Café: 1,46 €

Cóctel: 3,58 €

Pinta de cerveza: 1,00 €

El secreto del café más caro del mundo

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Fabrizio Bensch
Reuters/File

Encontrar la fórmula precisa es un camino largo y complicado que conoce el canadiense Blake Dinkin, quien durante una década se empeñó en desarrollar un proceso para lograr un café de calidad a partir de granos ingeridos y defecados por un elefante, y que es el más caro del mundo. Se trata del café conocido como Black Ivory – marfil negro -, se cultiva en Tailandia y es un lujo disponible para muy pocos. Tanto es así que una taza de este café puede llegar a valer unos 60 dólares estadounidenses, y un kilogramo hasta 850 dólares, y se puede degustar en hoteles y restaurantes de lujo, aunque los más deseosos de probar esta bebida pueden adquirir el producto por internet.

Desbancando al famoso Kopi Luwak, el café indonesio que era tragado y defecado por la civeta, un mamífero carnívoro originario de esa región, el Black Ivory se ha convertido en el café más caro del mundo. El proceso para la obtención de este “marfil negro”, comienza con la selección de los mejores granos de café 100% tailandés Arábica que se han recogido a una altitud de 1.500 metros. Una vez tragados y defecados por los elefantes, los granos individuales son recogidos a mano por los cuidadores de elefantes y son son lavados, secados al sol y tostados.

El secreto del café más caro del mundo 1
Disfrutar del café Black Ivory en su lugar de producción es un lujo | Foto: Guillermo Fernandes/Flickr

Son las familias las que recogen uno a uno los granos de café que se encuentran en las boñigas de los paquidermos a cambio del pago de 350 baht, unos 9,3 euros por kilo. “Es una cantidad decente que pueden ganar en menos de una hora de trabajo si la comparas con los 7 bath, 18 céntimos de euro por kilo que obtienen en la recolecta del grano en las montañas”, ha afirmado Dinkin, al incidir que paga más que el salario mínimo por jornada en Tailandia, que se sitúa en 300 baht.

Aproximadamente se necesitan 33 kilogramos de granos de café  para producir solamente un kilogramo de Black Ivory. La mayoría de granos se pierden mientras los elefantes caminan por la selva, cuando se bañan en el río o al masticar.

El secreto del café más caro del mundo 2
Los cuidadores bañan a los elefantes antes de empezar la jornada laboral | Foto: Apichart Weerawong/AP Photo.

Mezclado entre arroz, fruta y otros vegetales, los elefantes consumen una cantidad de bayas de café que suponen menos del 1% de su alimentación diaria. Las enzimas del estómago eliminan las proteínas, responsables del amargor del café, y las bayas marinadas con el jugo de frutas y otras hierbas que se fermentan en el vientre crean un sabor más dulce y agradable con aromas afrutados.

Para saborear al máximo este singular café, la empresa recomienda utilizar una cafetera cuyo diseño data de 1840 en Francia, y que por supuesto también comercializa a un precio de 500 dólares.

Para filtrar el café la máquina emplea un filtro de tela, no de papel, ya que este último contiene cloro que afecta negativamente al sabor del café, y calienta el agua a 93º centígrados, considera la temperatura ideal para la extracción del café, puesto que una más alta acabaría quemando la esencia del café y una más baja no permitiría extraer todo su sabor.

En paladar, el Black Ivory sabe a chocolate oscuro, un toque de hierba, especias y un ligero aroma de tabaco, cuero y canela, en función del agua que se utilice; o al menos, eso aseguran sus productores. Lo que si está claro, es que se trata de un café premium ideal para tomar solo, con azúcar natural, no procesado, sin mezclar con leche y servido en una taza de su categoría, por ejemplo de cerámica, que no aporta sabores añadidos.

Este café marida muy bien con chocolate con chili o jengibre, pasteles que tienen especias como el clavo, la nuez moscada o la canela y con frutos secos como pasas o arándanos. “Los más aventureros pueden acompañarlo con un buen puro o con un bourbon”, remarca la compañía.

Blake Dinkin, el dueño

“Cuando por primera vez probé el café del primer experimento, en febrero de 2003, supe perfectamente con el primer sorbo a qué sabe y huele un elefante. Fue horrible”, asegura Dinkin a la agencia Efe, quien a pesar de su desagradable experiencia perseveró en su intento. El empresario ya había trabajado anteriormente en la industria cafetera, concretamente en Etiopía, con el café de civeta, pero quiso llevarlo más allá, experimentar con otros animales y presentar un café único en el mundo. Finalmente se decidió por los elefantes, aunque por su cabeza habían pasado anteriormente animales como jirafas, cebras e incluso leones.

A lo largo de diez años y tras viajar por varios países, Dinkin se asentó en Tailandia donde ahora basa su producción en el poblado de Ban Ta Klang, en la oriental provincia de Surin. Esta región basa su economía en el cultivo del arroz, y en ella hay cerca de 300 elefantes utilizados en el sector agrícola y el turismo, 27 de ellos empleados por Dinkin para la producción de su café, unos 150 kilogramos anuales.

El empresario canadiense, que dona un porcentaje de sus beneficios a la Fundación del Elefante Asiático Triángulo de Oro con el fin de educar a los hijos de familias poseedoras de elefantes sobre la difícil situación de los elefantes salvajes en Tailandia, asegura que con su producto vende “una experiencia”.

Entre los productos con el sello Black Ivory también se encuentra un café con nitrógeno y una cerveza negra, elaborada en colaboración con la cervecería danesa Mikkeller,  y que se vende en exclusiva en el mercado danés y tailandés.

La polémica racista del futbolista Lavezzi incendia las redes en China

Redacción TO

Foto: SUPERLIGA CHINA

El futbolista argentino Ezequiel Lavezzi está teniendo problemas para adaptarse a la cultura china desde que fichó el pasado verano por el Hebei Fortune. Si, por una parte, en sus primeros 16 partidos solo ha anotado dos goles después de convertirse en el futbolista mejor pagado del mundo con 49 millones de euros anuales –Messi, considerado el mejor, cobra 40 millones en el Barcelona-, ahora una polémica le ha situado en el centro de los focos en China y en el resto del mundo.

En una sesión de fotos oficiales, el ex delantero de clubes como el Nápoles italiano o el PSG francés posó poniéndose los dedos en los ojos y estirándolos, imitando la morfología natural de los ojos orientales. Este gesto ha levantado ampollas y la red social Weibo, el Twitter chino, se ha llenado de comentarios críticos contra su actuación, aunque también han emergido comentarios que restan gravedad al asunto.

Muchos extranjeros ganan dinero en China e insultan a los chinos. No entiendo por qué los apreciamos tanto”, compartió el usuario Hua Junyi en esta red. Otros, como Duo Shupai, han defendido que el futbolista no pretendía menospreciar a los chinos. “Sois demasiado sensibles. ¿Los medios no tenéis otra cosa que hacer?, ha escrito.

En Argentina también se han hecho eco del caso y algunos han volcado su creatividad para hacer sorna.

En cualquier caso, Lavezzi ha emitido un comunicado para disculparse ante los ciudadanos y los aficionados por las “molestias y desconcierto” causado. Al mismo tiempo, ha reiterado que su intención no era “humillar a las personas de nacionalidad china”.

La polémica racista del futbolista Lavezzi incendia las redes en China
Comunicado oficial en castellano emitido en la red social Weibo.

Esta fotografía se encuadra en una serie de fotos promocionales que realizó el equipo a principio de temporada. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que ha visto la luz. Lavezzi ha explicado que el fotógrafo, contratado por la Superliga china, pidió a los modelos que posaran con gestos divertidos, y el futbolista tuvo la idea de achinarse los ojos con los dedos. “Seré más cuidadoso en el futuro”, ha sentenciado el ariete.

La polémica racista del futbolista Lavezzi incendia las redes en China 1
Ezequiel Lavezzi, en una foto de la misma sesión. | Fuente: SuperLiga China

El Hebei Fortune también ha querido salir al paso de la polémica con un comunicado oficial en el que defiende que el futbolista argentino “ha expresado su amor por China en numerosas ocasiones”, asumiendo que les había aclarado que “no tenía malas intenciones”, disculpándose por “cualquier ofensa causada”. En cualquier caso, el club ha desmentido que las fotografías fueran realizadas por alguno de sus fotógrafos en plantilla.

TOP