Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Bienvenidos a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Rodrigo Isasi

Si tienes la suerte de viajar a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo, y si tu economía lo permite, podrás disfrutar de algunos de los edificios más grandes y ostentosos del mundo. Frente a los viajes “low cost”, nosotros te proponemos lo contrario, un viaje para no reparar en gastos y disfrutar del placer, de la exclusividad y del sibaritismo que caracteriza a ciertos países del Golfo Pérsico.

Abu Dhabi significa literalmente “padre de los antílopes”, refiriéndose al Orix de Arabia, el animal nacional de los EAU y que está presente en algunas de sus monedas de un dírham. Este animal está en peligro de extinción, tras haber sido casi exterminado en Arabia Saudí por la caza masiva. El animal está tan presente en la región, que hasta una de las principales aerolíneas de Qatar lo luce con orgullo como uno de sus símbolos. En esta gran ciudad de 2.784 millones de habitantes, construida sobre las arenas del desierto, hay mucho que ver.

Una de las mezquitas más grandes del mundo

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 5
Sala de oración de la mezquita. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

La mezquita del Sheikh Zayed, cuyo nombre se puso en honor al primer presidente de Emiratos, el jeque Zayed ibn Sultán Al Nahayan, es la mezquita más grande del país y la número 15 de todo el mundo, por la cantidad de personas que puede acoger, más de 41.000. La mezquita abre sus puertas a visitantes de todas las confesiones, siempre y cuando no se coincida con el día santo del islam, el viernes.
Contiene la alfombra y las diez lámparas de araña más grandes del planeta, fabricadas estas últimas por, nada más y nada menos que Swarowski, y tienen diez metros de longitud, nueve toneladas de peso y están hechas de cobre y recubiertas de oro. Lo que demuestra que en su construcción no repararon en gastos. La alfombra, por su parte, pesa 47 toneladas, fue hecha a mano por cerca de 1.200 mujeres iraníes y tiene un valor estimado de 545 millones de dólares. Pasear entre las arcadas de esta mezquita mientras se oye de fondo el adhan -llamada al rezo-, es una experiencia única.

Emirates Palace, el hotel más caro jamás construido

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 6
Los jardines del Emirates Palace Hotel. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Nada más cruzar el umbral de la puerta de acceso al hotel Emirates Palace de Abu Dhabi, una fragancia a Oud -también conocido como oro negro- embriaga al visitante. Entre columnas de mármol y bóvedas decoradas con oro y plata, alojarse en este mega hotel es, sin duda, una experiencia de lujo como pocas. No en vano, la habitación más barata cuesta 400 euros por noche y la más cara, una exclusiva suite de tres habitaciones, supera los 6.000 euros por noche. A esto se suman servicios como una playa y un puerto privados, desde los que podrás navegar en algunos de los yates más exclusivos del mercado. Si por el contrario no eres de los afortunados en poder dormir en este Hotel, no te preocupes, siempre podrás pasear por sus jardines y visitar su interior de manera totalmente gratuita, e incluso, disfrutar de algún concierto de música clásica en directo en su cafetería.

Una vista desde las alturas del ‘Observation Deck at 300’

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 7
Las cuatro torres Etihad. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Siempre y cuando no tengas vértigo a las alturas, justo enfrente del Emirates Palace están los cinco rascacielos Etihad Towers, entre los que destaca el ‘Observation Deck at 300’, al que podrás acceder tras pagar 85 AED (unos 22 euros) y que te permitirá observar toda la ciudad de Abu Dhabi desde su cafetería situada a 300 metros de altura. Sin duda es una buena opción para poder contemplar la inmensidad de la isla que acoge esta capital del lujo.  El precio de la entrada incluye una consumición de 50 AED (unos 13 euros).

Ocio, compras y gastronomía

En lo que a la oferta de ocio se refiere, Abu Dhabi quizá se quede pequeña respecto a su hermana Dubai; no obstante, si eres amante de la música jazz, puedes acercarte cualquier noche a Pizza Express, en el World Trade Center (WTC), para disfrutar de una sesión en directo de este estilo de música. Otra opción recomendable es fumar una Shisha -pipa de agua- de los más variados sabores de frutas que te puedas imaginar en la terraza al aire libre del Rawaq Café, también en el WTC. Ir de compras por algunas de las tiendas más exclusivas del Marina Mall o divertirte en el parque de atracciones temático de Ferrari en  la Yas Island, son otros de los los planes de ocio que puedes realizar en esta enorme urbe.

Siempre y cuando el clima acompañe -sí, en Abu Dhabi llueve, poco, pero llueve, y también hay épocas con tormentas de arena- pasear por la Corniche y disfrutar de sus playas es un plan obligatorio para cualquier visitante.

El Abu Dhabi más tradicional, Al Ain y las arenas del desierto

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 8
Panadería tradicional en el Downtown de Abu Dhabi. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Abu Dhabi no es solo un lugar para ricos, existen también otras opciones más asequibles. Si tu economía es más reducida, y tu paladar no es tan exquisito, comer barato en esta ciudad es posible. Las tiendas tradicionales donde acuden los trabajadores bangladesíes son el lugar idóneo para disfrutar de un té negro con leche, una banana rebozada y frita, un pan recién horneado y alguno de los dulces típicos, por apenas 1 dirham (25 céntimos de euro) cada uno de ellos. Para horas más avanzadas, los Shawarmas -lo que en occidente conocemos como kebabs- y las Samosas -empanadillas rellenas de carne y verduras- se convierten en los platos estrella.

Si eres de los que el lujo les abruma, y necesitas descansar de los ‘gigantes de cristal y acero’ de Abu Dhabi, viajar a Al Ain, a apenas 180 kilómetros de la capital, es sin duda una aventura mucho más tradicional donde poder respirar algo de aire en un oasis plagado de palmeras datileras, no te olvides de probar el sirope de dátil, o donde acudir a un mercado de camellos abierto todos los días de la semana desde primera hora de la madrugada.

Si además tienes un espíritu más aventurero, debes realizar una excursión de un día al desierto, concretamente al de Rub Al Khali, que es uno de los desiertos de arena más grandes del mundo y que se extiende por los países vecinos de Arabia Saudí, Yemen y Omán. Si tienes suerte, podrás contemplar una de las tradiciones más antiguas del país, la caza con los perros de raza Saluki y la caza con Halcón.

El proyecto de la “isla de la felicidad” (Jazeera Sadiyaat)

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 10
Diseño del futuro Guggenheim. (Foto: www.guggenheim.org)

Este no será tu único viaje a Emiratos, no al menos si quieres acudir a la isla de Saadiyat -felicidad en árabe-, un proyecto ampuloso que consiste en albergar en una isla cercana a la de Abu Dhabi cuatro grandes instituciones culturales muy importantes: el museo Guggenheim más grande del mundo -en construcción- diseñado por Frank Gehry,  el museo del Louvre diseñado por Jean Nouvel -pendiente de inauguración próxima-, el Centro de Artes Escénicas diseñado por Zaha Hadid y el museo Nacional Zayed, diseñado por Norman Foster.

El nuevo sector en alza: el turismo negro

Lidia Ramírez

Foto: GLEB GARANICH
Reuters

Hay personas ávidas de emociones fuertes que quieren vivir una aventura, pero sin riesgos, en caminos ya trillados que les ofrezcan la garantía de que su zona de confort sólo se verá invadida de manera controlada. Hay a quien el turismo tradicional ya no le convence: sol, playa, museos, visita al casco antiguo de una ciudad…¡Bah, pamplinas! Nada comparado con sentir lo mal que lo pasaban los presos en las cárceles soviéticas –el penal de Karosta, en Letonia, ofrece noches con todo incluido: gritos, amenazas, sólo agua fría para bañarse..– o percibir un poco lo que fue el genocidio ruandés –Ruanda ha dispuesto lugares para ello, con restos humanos y ropa ensangrentada, todo original–. Y para los que les guste vivir al límite, también pueden visitar Chernóbil y hospedarse en el hotel Pripyat, que prohibe a sus clientes abrir las ventanas, por esto de la radiactividad; o acercarse al reactor que sufrió el peor accidente nuclear de la historia y hacerse un par de selfies. Sólo permiten estar junto a él diez minutos por unos 200 dólares.

El nuevo sector en alza: el turismo negro 1
La planta nuclear Chernóbil, de fondo. | Foto: Gleb Garanich / Reuters.

Este tipo de turismo es conocido como turismo negro, oscuro o de dolor, y aunque existe desde tiempos remotos porque el morbo de la tragedia siempre ha interesado, ya sea en forma de cadáveres carbonizados en Pompeya o en forma de altar maya para los sacrificios humanos, “el matiz no es el lugar, sino la intencionalidad de quien se acerca a él”, según la grafopsicóloga, escritora y redactora del programa Cuarto Milenio, Clara Tahoces.  “Los ‘lugares de dolor’, por decirlo de alguna manera, han existido desde siempre. Los campos de exterminio nazi, por citar un ejemplo, han sido visitados desde la perspectiva de la Historia y del no olvido de lo que allí ocurrió, para evitar que vuelva a repetirse”, sin embargo, el problema, en palabra de Tahoces, “es que hay gente que acude a ellos como si de un parque de atracciones se tratara”. Ejemplo de ello son las duchas que se han colocado en el campo de concentración de Auschwitz (Cracovia, Polonia), emulando a las que usaban para el exterminio y con el fin de que se refresquen los turistas “como si fuese un ornamento turístico”.

Belchite Viejo, Zaragoza, la ‘meca’ del turismo negro en España

Belchite Viejo protagonizó en 1937 una de las mayores matanzas durante la Guerra Civil Española. Se estima que entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de ese mismo año murieron cerca de cinco mil personas. Totalmente en ruinas, desde 2007, el ayuntamiento realiza visitas guiadas –diurnas todos los días y nocturnas los fines de semana– donde se puede contemplar el enorme grado de destrucción que causaron los combates. Visitar las caras de Bélmez, un fenómeno considerado por muchos como paranormal, que consiste en la aparición de pigmentaciones, identificadas como rostros, en el suelo de una casa ubicada en Bélmez de la Moraleda, Jaén, es otro de los emplazamientos más interesantes para el turista de la catástrofe en España.

El nuevo sector en alza: el turismo negro
Una de las calles de Belchite en 2009. | Foto: Wikipedia.

Otros emplazamientos interesantes para el turista de la catástrofe son los espacios expositivos especializados como museos o galerías del crimen. En España tenemos, por ejemplo, la Galería de la Inquisición en Córdoba  o el Museo de la Inquisición y la Tortura en Santillana del Mar, Cantabria. Lugares que invitan a sumergirse a través del tiempo a una etapa cruel de nuestra historia y que presentan una amplia muestra de múltiples máquinas y procedimientos de tortura.

El Museo del Crimen de Scotland Yard, Londres, también conocido como Museo Negro, es por excelencia el espacio expositivo de referencia para este tipo de turismo. La sala reúne desde antifaces usados en 1905 por asesinos hasta reproducciones policiales de las mochilas de los yihadistas del 7-J. También figuran un maletín con una jeringa disimulada para inyectar veneno a la víctima y el champán con que celebraron los ladrones el robo del tren de Glasgow. Toda una colección de objetos con historias truculentas que sirven como resquicio por donde espiar la mente criminal de quienes cometieron esos actos. Sin embargo, hasta el momento, sólo tienen acceso a él los oficiales de policía, estudiantes de la academia y los investigadores que tengan la necesidad de utilizar elementos del museo en vinculación con casos del presente.

Por ahora…

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica

Cecilia de la Serna

Foto: Meneo

La Esclerosis Lateral Amiotrófica, más conocida por sus siglas –ELA-, es una enfermedad neuromuscular en la que las motoneuronas, un tipo de células nerviosas que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria, gradualmente disminuyen su funcionamiento y mueren, provocando debilidad y atrofia muscular. Según datos de la Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (FUNDELA), en España se estima que cada año se diagnostican casi unos 900 nuevos casos de ELA (de 2 a 3 por día) y que el número total de casos ronda las 4.000 personas, aunque estas cifras pueden variar. La Esclerosis Lateral Amiotrófica, conocida por afectar al físico Stephen Hawking, es además una enfermedad rara e incurable. La causa de la ELA de momento es desconocida, aunque ese desconocimiento es cada vez menos insalvable gracias al descubrimiento y utilización de herramientas más sofisticadas en el ámbito de la biología molecular, ingeniería genética y bioquímica. Por eso, la investigación es crucial a la hora de combatir la ELA y hacer que algún día sea curable.

Las iniciativas contra esta enfermedad son variadas y diversas, y a menudo se habla de ELA en los medios, ya que la visibilización es cada vez mayor. Ahora, Madrid presenta una iniciativa más, que además de solidaria resulta divertida. El sábado 25 de marzo se celebra en el madrileño Mercado de la Cebada la fiesta Papa Loves Mambo en colaboración con la FUNDELA para concienciar a los más jóvenes sobre la ELA y para recaudar dinero en pro de esta causa.

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 3

Papa Loves Mambo es una fiesta que se celebra esporádicamente desde hace algo más de seis meses y que reúne a artistas y DJs emergentes, y otros más consolidados, principalmente de música electrónica. Sus promotoras, Cori Matius y Elena Hernández, han hablado con The Objective para explicar qué hay detrás de su nuevo proyecto: “La iniciativa surgió en nuestra cabeza por una persona en concreto: la madre de una de nuestras grandes amigas. Como gesto de apoyo y de homenaje a ella y todas las personas que sufren ELA. Además, esta es una enfermedad sobre la que aún no se sabe demasiado, hemos leído mucho sobre ella y nos pareció una muy buena idea.”

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 2

La razón por la que han decidido organizar este encuentro con FUNDELA es clara: es la asociación que lucha contra la ELA con mayor ahínco en España. “La asociación tiene contacto con los laboratorios más avanzados que se dedican a investigar para descubrir nuevos tratamientos y mejorar los existentes para la enfermedad. FUNDELA es el puente para llegar a esos expertos y no se queda ni un solo euro ya que está formada por personas que compaginan su vida y sus trabajos con la organización de esta fundación, no viven de ello”, nos aseguran las promotoras.

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 1

Resulta curioso que se organice un evento de estas características, benéfico, en un marco donde no abundan las iniciativas solidarias: el mundo de la noche. Ante la pregunta de si los jóvenes toman conciencia con este tipo de problemáticas, las organizadoras de la fiesta lo tienen claro: “La juventud de nuestra época en general está bastante concienciada de los problemas de la sociedad, aunque sí es verdad que este tema en concreto es bastante desconocido”. No obstante, nunca está de más crear espacios en los que fiesta y solidaridad se den la mano: “Sin duda si se creara cada cierto tiempo un vínculo entre la diversión, que es lo que principalmente queremos todos los jóvenes, y el conocimiento y concienciación de los muchos problemas para los que con poco se puede ayudar, estaríamos mucho más informados, concienciados y comprometidos con mejorar la vida de personas que lo necesitan”, aseguran.

¿Qué esperar de esta edición de Papa Loves Mambo? Por supuesto, esa diversión que desde la organización nos prometen. Y baile, mucho baile. Se trata de “un plan diferente para comenzar el sábado noche, una early party que empieza a las 9 de la noche y termina a las 2/3 de la mañana”, según nos adelantan las organizadoras. El evento reunirá hasta seis artistas y DJ’s, a los que encabeza el musicólogo y performer guatemalteco Meneo. Lo que une a este plantel de artistas es, en palabras de las organizadoras, “las ganas de colaborar en la bonita causa de este evento. Tenemos como cabeza de Cartel a Rigo Pex, más conocido como Meneo, que ha remezclado a artistas como Dover, Russian Red y The Zombie Kids. Ha pinchado en el Sónar, Primavera Sound y se le considera el inventor del Electropical”. A los ritmos tropicales y electrizantes de Meneo, se añaden las actuaciones de Josephine DJ, Susynth, Karitori DJs, Cori Matius ft. Unicorns Are Real y el DJ set de Ubícate nena. El plantel no parará de moverse ya que, según las promotoras, “cada hora se cambiarán para ofrecer una gran variedad musical y diversión sin duda asegurada”.

Las entradas de esta fiesta benéfica cuestan 10 euros (11,10 con gastos de gestión) y pueden adquirirse en este enlace. Date prisa, ¡hay aforo limitado!

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria

Clara Paolini

Foto: MUHAMMAD HAMED
Reuters

Desde el caos, florecen voces que hablan de cenizas, nostalgias y punzantes sentires; gritos de mujer que moldeados en verso traducen a una dimensión humana el sinsentido de la Guerra de Siria. Provenientes de un hogar en ruinas, han establecido un nuevo canon literario y gracias al poder catártico y revulsivo de sus letras, ofrecen desde lo íntimo un poderoso antídoto contra la indiferencia.

Maram al-Masri y Maisoun Shukair son poetisas sirias. La primera, musulmana suní, nació en Latakia, emigró a París en los 80 tras desafiar la ley que prohíbe matrimonios interreligiosos y demuestra su firme oposición al régimen de Assad cada vez que tiene ocasión. La segunda ayudó a los heridos y desplazados por el conflicto desde su farmacia en Damasco ganándose las amenazas por parte del régimen y vio a su marido encarcelado como sospechoso opositor. Llegó al Centro de Refugiados de Alcobendas (Madrid) tras verse obligada a dejar a su hijo menor y su pareja en el lugar más inseguro del planeta. Reunida de nuevo con su familia en un minúsculo piso en el extrarradio de la capital, sueña con el momento de volver a su país mientras compone versos.

La poesía de ambas resonó en el encuentro de poesía árabe celebrado en la madrileña Casa Árabe, en el marco del Festival Internacional de Poesía y Arte “Grito de Mujer 2017”, un evento que volvió a confirmar la evidencia de una poderosa corriente impulsada por una genealogía de poetisas marcadas por el mayor conflicto bélico de la última década. Tras estudiar con esmero la poesía siria durante años, la escritora y traductora sirio-canadiense Ghada al-Atrash aseguró en una entrevista con Al Jazeera que “a día de hoy existe una literatura proveniente de Siria que hace unos años no podríamos haber soñado”, una afirmación que viene a corroborarse con cada verso compuesto por estas autoras.

En la escritura de Maram al-Masri y Maisoun Shukair encontramos las singularidades de dos biografías y personalidades divergentes, pero que amarradas a la pesada ancla del éxodo sirio, contribuyen a contextualizar, profundizar y enfatizar una realidad más allá de titulares y números. Leía Javier Marín Ceballos en el encuentro que “la poesía es el camino más corto entre dos inteligencias y facilita el sentir de lo ajeno como propio”, y es sin duda esa cualidad la que se erige como estandarte y reclamo para el lector despierto. Se trata de una narrativa que contiene en su interior creatividad, activismo y subjetividades femeninas y que, ante un mundo que tiende al vacío y a la ausencia de sentimiento, proporciona una identidad contra el olvido e intensifica la conciencia.

A pesar de lo paradójico que pueda resultar, en pocas culturas se ha prestado tanta atención, antes de épocas modernas, a los poemas compuestos por mujeres como en la árabe, siendo sus voces las que en la actualidad vuelven a ejercer una renovada misión que traspasa fronteras. Según afirma Teresa Garulo “en la época preislámica las mujeres sirias tenían asignada la tarea de llorar a los muertos y de pedir venganza con sus versos, así como de animar a los guerreros”; un papel que hoy vuelve a resurgir convirtiendo en luchadoras a las propias poetisas.

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria 1
Poema de Maram Al-Masri y fotografía de la autora | Foto: Albaida vía Wikicommons

En The Guardian el periodista Ed Vulliamy describía la poesía de Maram como una lírica más allá de nuestro tiempo porque “es más compleja, postmoderna y tortuosa que eso: es poesía de guerra desde la diáspora, desde aquellos que no están allí, dispersos en el limbo”. Maram representa en este momento a la poesía hecha vida que además ayuda a vivir, a la mujer árabe residente en Europa y a la lucha por la paz en Siria.

Su editor en España, Javier Marín Ceballos, presentó su nuevo libro Almas Con Pies Desnudos (editado en español por la Editorial Lancelot, 2016), describiendo su escritura con precisión: “A la vez grito de dolor y de alegría, hacen saltar por los aires todas las cortapisas sociales más allá de la cultura y de la época. El sufrimiento es un país sin fronteras”.

Escuchándole recitar sus propios poemas en árabe, resulta imposible no enamorarse de la palabra justa, de la casi incongruente felicidad con la que pronuncia oscuras cotidianidades y la sensualidad con la que parece no pudiera (ni quisiera) evitar impregnarlo todo.

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria 2
Maisoun Shukair durante la presentación de su libro en Casa Árabe | Foto: Clara Paolini / TO

No vayas a la muerte solo es el título de la segunda obra de Maisoun, una colección de poemas e historias cortas editados por Casa Árabe de Madrid que evocan retazos del dolor y miedo, momentos de persecución y la incertidumbre por un futuro incierto. Desde la publicación de su ópera prima, la premiada Saca tu cara de mi espejo, han pasado nueve años de masacre.

Antes de posar sus penetrantes ojos oscuros sobre el libro, ofrece palabras pausadas refiriéndose a su Damasco natal y la muerte de su hermano en 2013, asesinado en su propia casa el día del cumpleaños de su hija, delante de todos: “Allí, dentro del armario de mi madre, hay un botón muy pequeño. Eso es mi corazón (…) A mi hermano: Cada mañana siempre las balas que hunden los pechos con sombra, cada mañana las balas ahora marcan a cientos de sirios. Por eso, por favor, no vayas a la muerte solo”.

Los países más y menos acogedores del mundo

Cecilia de la Serna

Foto: Simon Kwong
Reuters

La vida nómada nunca es fácil, y aún menos cuando uno se encuentra viajando por lugares inhóspitos. Que un país sea acogedor es un referente fundamental a la hora de escoger destino, ya sea para pasar unos días de descanso o para ganarse el descanso trabajando.

La plataforma InterNations, que conecta a más de 2,6 millones de expatriados por todo el mundo, ha publicado su índice anual de países más acogedores del mundo. Para realizarlo ha encuestado a más de 14.000 personas en 67 países diferentes.

Top Expat Destinations 2016 — infographic


La primera sorpresa llega ya desde el primer puesto: Taiwán es el país más acogedor del mundo para los foráneos. Casi el 90% de los expatriados que allí residen le ha otorgado a esta pequeña isla del Pacífico altas calificaciones en materias de hospitalidad que, comparándolo con la media total del resto de países encuestados (un 65%), resulta un porcentaje muy alto. Además, un dato reseñable es que un tercio de los expatriados encuestados en Taiwán se plantea quedarse allí a vivir para siempre.

Los países más y menos acogedores del mundo 1
La naturaleza es una de las grandes atracciones turísticas de Taiwán, una isla de unos 36.000 kilómetros cuadrados y que cuenta con algo más de 23 millones de habitantes. | Foto: Nicky Loh / Reuters

Este pequeño país insular también ocupa el segundo lugar en la satisfacción general con la vida en el extranjero, con un 93% de los encuestados que la manifiesta. Sólo España tiene calificaciones más altas en esta materia. España que, por cierto, ocupa un nada desdeñable decimocuarto puesto en el ranking mundial.

Los países más y menos acogedores del mundo 2
España es uno de los grandes ganadores de este índice anual, escalando 16 puestos en la lista de los más acogedores. | Foto: Marcelo del Pozo / Reuters

La comparativa de los resultados de las encuestas de 2015 y 2016 dejan ver con mayor claridad el panorama de los lugares más y menos inhóspitos y poner en contexto estos datos. Resalta por ejemplo Vietnam, que ha escalado hasta 24 puestos en la clasificación hasta llegar a colocarse en undécimo lugar en 2016. Uno de los puntos que más han influenciado en este meteórico ascenso ha sido el nivel de relación de amistad entre los foráneos y los locales vietnamitas.

Expat Destinations 2016: Biggest Winners & Losers — infographic

Entre los menos acogedores hay algunos clásicos -aunque sorprenda, Italia es un país considerado inhóspito desde hace tiempo-, también hay importantes novedades. Por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos han bajado hasta 21 puestos en el ranking. En este caso, uno de los condicionantes que ha provocado la caída es que, dado el descenso del precio del petróleo, los alquileres y la vida allí se han encarecido considerablemente.

Los países más y menos acogedores del mundo 3
Parece que Dubai ya no es tal paraíso. | Foto: Matthias Seifert / Reuters

Dime de dónde vienes y te diré cómo eres

La relación entre locales y extranjeros puede variar según la procedencia de estos últimos. Mientras que, por ejemplo, los estadounidenses suelen ser vistos como los turistas más desagradables del mundo, los japoneses sin embargo son percibidos como los más educados. La forma en la que un local ve a un extranjero puede determinar también lo contrario, por lo que al final estos estereotipos logran penetrar en el pensamiento colectivo.

Los países más y menos acogedores del mundo 4
Uganda es el segundo país que más sube en el último índice de los países más acogedores. | Foto: Goran Tomasevic / Reuters

De cualquier forma, lo que este ranking revela es que una buena acogida no depende del poder adquisitivo de los ciudadanos de un país -por ejemplo, Uganda está entre los que más suben mientras que Suiza está entre los grandes perdedores-, y que generalmente los países del hemisferio sur suelen estar entre los más amigables. El buen tiempo suele ayudar en estas lides.

TOP