Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

'Black Crows', la serie que muestra el terror de vivir bajo el yugo del Estado Islámico

Redacción TO

Foto: Danish Siddiqui
Reuters

Ramadán se asocia con la emisión de series y telenovelas, las llamadas mosalsalat, pero hay una que es especialmente dura por sus contenidos. Black Crows muestra desde el sábado 27 de mayo a través de la cadena MBC el terror que tienen que soportar cada día miles de personas que viven bajo el yugo del autoproclamado Estado Islámico (EI). Lo curioso de esta serie es que es la primera vez que un programa de este tipo presenta el aumento del extremismo en la región desde el punto de vista femenino.

La serie intenta explicar el terror que hay detrás del grupo terrorista Estado Islámico: niños que matan, mujeres que son convertidas en esclavas sexuales… 30 episodios que han sido estrenados durante el Ramadán, mes de máxima audiencia de espectadores de televisión árabes, y cuyas protagonistas son mujeres que forman parte de este grupo terrorista. De acuerdo con MBC, Black Crows intenta mostrar cómo las organizaciones terroristas se aprovechan de las debilidades psicológicas, sociales y de comportamiento de las personas.

La serie ha costado 10 millones de dólares y ha sido rodada en Líbano. El grupo mediático árabe MBC, con sede en Dubai, es el encargado de distribuir la producción. “Hizo falta un año de investigaciones y seis meses de rodaje”, precisa Mazen Hayek, portavoz del grupo MBC, a la agencia AFP.

Según Hayek, la serie está basada en hechos reales y pretende ser pedagógica. La producción denuncia los “métodos utilizados por el EI para atraer adeptos amparándose en la religión” musulmana, señala el grupo en un comunicado que presenta la superproducción.

Los episodios muestran la cruel violencia que desempeñan los integrantes del grupo Estado Islámico, sin ningún tipo de pudor. En ellos se puede ver, incluso, cómo los niños soldados se entrenan y disparan balas contra prisioneros del EI. No obstante, la serie, que muestra a los dirigentes del grupo terrorista como seres siniestros, hipócritas y corruptos, tampoco olvida a las mujeres que les plantan cara.

Para Fadi Ismail, director general de la productora, “las escenas chocantes” de la serie “pueden atraer o repugnar a los telespectadores pero nunca les dejarán indiferentes”.

Actualmente, Black Crows se está emitiendo en MBC TV y es, sin duda, una serie que se distancia de los temas más suaves que se suelen representar en estas producciones creadas expresamente para el mes de Ramadán.

AK-47, el arma que todos los combatientes quieren

Rodrigo Isasi Arce

Foto: ILYA NAYMUSHIN
Reuters/File

Mozambique es la única nación que lo tiene en su bandera, Zimbawe, Timor Oriental y la Guardia Revolucionaria de Irán, en sus escudos, Emir Kusturika le dedica una canción, Sadam Hussein tenía uno de oro. El Automat Kaláshnikova de 1947 es el arma más vendida del mundo, el más imitada, el más fabricada y el que todo combatiente desea poseer y disparar, al menos una vez en la vida. Tanto es así, que se dice que los soldados americanos que combatían en Vietnam, abandonaban su rifle M16 y recogían los AK-47 de los enemigos porque eran mucho más fiables y no se atascaban. En la actualidad los infantes de marina de EEUU llevan cargadores de AK-47 debido a lo común que es el arma.

Pero el AK-47 es también el arma más mortífera del mundo. Aproximadamente 250.000 personas mueren cada año, según Amnistía Internacional, por balas de los Kalashnikov. No obstante, el propio Mijaíl Kaláshnikov nunca se reprochó a sí mismo la sangre derramada como consecuencia de su invento, argumentando que él creó este rifle para proteger a su patria. “Duermo bien. Los políticos son los culpables de no haber llegado a un acuerdo y recurrir a la violencia”, dijo en 2007.

El AK-47, de 4,3 kilogramos de peso, sin contar la munición, es también una de las armas más extendidas por el mundo, y desde la propia compañía nos aseguran que se han producido más de 70 millones de rifles de asalto Kalashnikov de varias modificaciones.

Rifle de asalto AK-47 de oro de Sadam Hussein en la Agencia de Inteligencia de Defensa en Washington | Foto: Cliff Owen/AP Photo File

Mijaíl Kaláshnikov, quien era un comandante de carros de combate durante la Segunda Guerra Mundial, comenzó su carrera como diseñador de armas después de sufrir una lesión en el hombro durante la Batalla de Briansk, ciudad rusa situada a 380 km al suroeste de Moscú. Durante su estancia en el hospital en 1942 escuchó a los soldados heridos quejarse de los rifles soviéticos y decidió inventar un arma nueva.

El primer fusil Kaláshnikov fue producido en 1947, y rápidamente se convirtió en el fusil de asalto estándar del Ejército de la Unión Soviética (URSS) y luego del Ejército ruso desde 1949, por lo que su creador fue galardonado con el Premio Stalin y la Orden de la Estrella Roja. Mijaíl Kaláshnikov escribió en sus memorias que “con un arma no se puede arar la tierra ni cultivar cereales, pero sin ella uno no podrá defender su tierra natal, ni proteger la patria y a su pueblo”.

AK-47, el arma que todos los combatientes quieren
Mikhail Kalashnikov muestra un modelo de su rifle de asalto AK-47 | Foto: Vladimir Vyatkin/AP Archivo

Pero el AK-47 no solo se fabrica en Rusia, son más de 30 los países que tienen los derechos de reproducción de este arma, entre ellos China, Israel, India, Egipto, Bulgaria y Nigeria, y más de 100 en los que sus Fuerzas Armadas, o al menos una parte de ellas, los utilizan.

Ni aun cubierta de arena o barro, sumergida bajo el agua o a 30 grados centígrados bajo cero, deja de disparar en torno a 600 balas por minuto. Esto la convierte en el arma más fiable del mundo. Su bajo costo de fabricación y de adquisición ha hecho que se convierta en el arma preferida de algunos ejércitos y de muchos grupos insurgentes y terroristas. Osama Ben Laden no podía separarse de su AK-47, al menos en sus comparecencias televisivas. Según algunos informes, fue EEUU el que le entregó al fundador de Al Qaeda su primer AK-47 para luchar contra los soviéticos en Afganistán.

Según Michael Hodges, autor del libro AK-47: La historia del arma del pueblo, el número de kalashnikovs en el mundo podría ascender a 200 millones. Un kalashnikov cada 35 personas. Se siguen fabricando de forma legítima en más de 30 países, con China como principal fabricante y el mercado internacional como destino. Pero las armas fabricadas legalmente pueden transformarse rápidamente en contrabando ilegal. El principal mercado de exportación de China son los estados africanos, donde muchas veces terminan en el mercado negro porque los soldados mal pagados las venden, o porque algunos estados las emplean para armar con ellas a fuerzas rebeldes de otros países.

AK-47, el arma que todos los combatientes quieren 6
Copia estadounidense de un AK-47 en Idex 2017 | Foto: Rodrigo Isasi

El AK-47 entró en el Libro Guinness de los Récords como el arma más extendida en el mundo, con más de 100 millones de rifles en uso.

Tan demandada es el arma, y tan bien se conserva con el paso de los años, que a día de hoy sigue estando presente en los mostradores de las principales ferias de Defensa del mundo, como Idex, la más importante del sector en Oriente Próximo. Kalashnikov Corporation no duda en presentarla en sociedad allá donde va, acompañada de sus “hermanas” más modernas o incluso de otras armas de la compañía con fines deportivos y no militares. Y es que no en vano hay que recordar que son muchas las Fuerzas Armadas de esta región las que utilizan el AK-47, como el ejército sirio, el jordano o el iraquí, entre otros.

AK-47, el arma que todos los combatientes quieren 5
Balas de AK-47 en Idex 2017 | Foto: Rodrigo Isasi

La corporación Kalashnikov ha comunicado que ha lanzado un plan de contrataciones para aumentar un 30% su fuerza laboral debido al creciente aumento de pedidos de exportación. En concreto, este plan contempla contratar 1.700 personas que se incorporarán a la actual plantilla de 6.500 trabajadores.

Es tan fácil disparar este rifle que hasta los niños podrían hacerlo, y de hecho, por desgracia, lo hacen. No es difícil ver imágenes de niños en Siria, Yemen, Palestina o Somalia, por citar solo algunos, empuñando un AK-47. En Rusia, todavía se siguen realizando campamentos militares de verano en los que los niños son instruidos en el manejo de este arma, y en Estados Unidos, muchos padres llevan a sus hijos a campos de tiro para practicar con este u otros rifles similares. Según un reciente estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), publicado por Pediatrics el 19 de junio de 2017, en EEUU, cada día mueren o resultan heridos cerca de 19 menores por armas de fuego.

AK-47, el arma que todos los combatientes quieren 1
Un niño ruso apunta un rifle Kalashnikov en un campamento de verano de estilo militar para los delincuentes juveniles | Foto: Sergei Karpukhin/Reuters File

El comercio de armas

En España están prohibidas este tipo de armas, que se consideran de guerra. En nuestro país existen a día de hoy 10,4 armas de fuego por cada 100 personas, según los datos de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, en un ranking mundial que lideran Estados Unidos (88,8) y Suiza (45,7). Pero no se puede adquirir ningún tipo de arma automática, de esas que, como establece la ley desde 1993, se recargan “automáticamente después de cada disparo y con las que es posible efectuar varios disparos sucesivos mientras permanezca accionado el disparador”. El AK-47 no solo se considera arma de guerra por su automatismo, sino también por el calibre de munición que utiliza: 7,62 milímetros. Y la ley establece también que están prohibidas las “armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre inferior a 20 milímetros cuyos calibres sean considerados por el Ministerio de Defensa como de guerra”.

El principal flujo de AK-47 de contrabando hacia Europa central proviene de los países balcánicos que formaban la antigua Yugoslavia y Albania. Otro de los principales campos de adquisición de armamento es la Darknet, donde los usuarios comparten información y contenidos digitales de manera privada y es posible adquirir de manera ilegal drogas, armas y pornografía infantil.

El bajo coste de fabricación siempre ha sido una de las ventajas más importantes del AK-47. El precio promedio global del rifle de asalto se estimó en 534 dólares en 2005, según el economista de la Universidad de Oxford Phillip Killicoat. Aunque en los países africanos el precio del AK-47 es, en promedio, unos 200 dólares más barato.

El deshielo en las relaciones EEUU-Cuba, al borde del abismo

Redacción TO

Foto: Ramon Espinosa
AP

La apertura que el presidente Barack Obama inició a finales del año 2014 en las relaciones de Estados Unidos con Cuba, después de más de medio siglo de bloqueo a la isla, tiene los días contados si finalmente se ponen en marcha las medidas anunciadas por el actual presidente estadounidense, Donald Trump, en su visita al exilio cubano en Miami. “Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor”, ha declarado el Trump, que asegura que buscará un acuerdo mejor con la isla, siempre que el régimen castrista cumpla ciertas condiciones. Un importante paso atrás en los avances logrados por su predecesor.

Algo más de dos años después de que Obama comenzara el histórico deshielo con el gobierno de La Habana dirigido por Raúl Castro bajo la atenta mirada de su hermano el comandando Fidel, hasta su fallecimiento en 2016, Trump da marcha atrás en este proceso de apertura imponiendo importantes restricciones en varios sectores, como el comercio o el turismo.

Entre las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos se encuentra la prohibición de cualquier transacción financiera con el Grupo de Administración de Empresas (GAESA), un holding estatal cubano que, según la opinión del Gobierno estadounidense, beneficia directamente a los altos cargos militares de la isla. Además, Washington restablecerá un grupo de 12 categorías en las que los estadounidenses interesados en viajar a Cuba tendrán que encajar sus viajes para poder recibir el permiso, explicó un funcionario de la Casa Blanca.

Trump anuncia las medidas respecto a Cuba en Miami. | Foto: Evan Vucci/AP
Trump anuncia las medidas respecto a Cuba en Miami. | Foto: Evan Vucci/AP

El proceso de normalización con Cuba, que sufrió un bloqueo por parte de Estados Unidos de más de medio siglo, no avanzará si el régimen de Raúl Castro no cumple unas condiciones muy específicas, entre las que se encuentra la convocación de unas “elecciones libres”.

Aunque Trump no pretende romper las relaciones con Cuba ni deshacer los mecanismos diplomáticos que estableció Obama, no profundizará en el proceso de apertura si el Gobierno cubano no hace concesiones en temas como las elecciones.

La apertura de Obama 

Tras 56 años de bloqueo, Obama y Raúl Castro anunciaron, a finales de 2014, el comienzo de un proceso de normalización bilateral que pretendía acabar una histórica enemistad. Estados Unidos pasó así a tener una embajada en Cuba, se amplió el número de categorías de viajeros que podían ir a La Habana, los bancos cubanos obtuvieron permiso para abrir cuentas en Estados Unidos y se desbloquearon las cuentas bancarias en Estados Unidos de ciudadanos cubanos residentes en la isla. Además, poco después, Cuba fue eliminada de la lista negra estadounidense de países patrocinadores del terrorismo.

En 2016, las negociaciones entre Obama y Castro comenzaban a dar sus frutos. Volvían a estar en marcha los vuelos comerciales entre los dos países, el dólar volvía a estar en circulación entre los cubanos y las instituciones financieras de la isla y se firmaron varios acuerdos en importantes sectores como el de la salud.

 1
La visita de Obama a Cuba fue la primera en 88 años de un presidente estadounidense a la isla. | Foto: Ramón Espinosa/AP

2016 también fue el año en que Estados Unidos se abstuvo por primera vez en la votación sobre el embargo a Cuba. Tras 25 años recibiendo un rotundo no por parte de Estados Unidos e Israel, la votación de la resolución de “poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, realizada cada año en la Asamblea General de la ONU, se sucedió por primera vez sin ningún voto en contra.

Durante los años de la Administración Obama hubo muchas primeras veces en lo que a Cuba se refiere, y una de las más importantes fue la visita del expresidente estadounidense a La Habana para poner abiertamente de manifiesto el inicio de una nueva era. Fue la primera vez en 88 años que un presidente estadounidense pisaba suelo cubano.

La suma de todas estas medidas, de todas estas primeras veces, quería poner fin a décadas de tensiones. Sin embargo, la llegada de Trump al Gobierno de Estados Unidos pone en riesgo todos estos avances diplomáticos y económicos llevados a cabo durante los años que Obama estuvo en el poder.

El eterno embargo a Cuba

Las tensiones entre Estados Unidos y Cuba se remontan al año 1960, cuando el entonces presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower embargó de manera parcial las exportaciones estadounidenses a Cuba, con la excepción de alimentos, medicinas y suministros médicos, en respuesta a la expropiación de bienes estadounidenses por parte de Fidel Castro. En 1961, pocos días después de dejar la presidencia, Eisenhower ordenó el cese de las relaciones diplomáticas con la isla.

El embargo se convirtió casi en total bajo el mandato del presidente John F. Kennedy, que amplió las restricciones sin casi ninguna excepción en 1962. Dos décadas después, Estados Unidos se alejó aún más de Cuba al incluirla en la lista de países considerados patrocinadores del terrorismo por su apoyo a comunistas de África y América Latina en los años 60 y 70, así como por dar refugio a miembros de grupos terroristas como ETA y las FARC.

Los enfrentamientos con Fidel Castro fueron la causa del bloqueo. | Foto: Handout/Reuters
Los enfrentamientos con Fidel Castro fueron la causa del bloqueo. | Foto: Handout/Reuters

Sin embargo, este bloqueo total ha sufrido varios cambios en las últimas décadas. En 1996 se produjo el más destacado con la ley Helms-Burton, que endureció las restricciones comerciales impuestas al país. Esta norma amplió las penalizaciones a países extranjeros que comercializaban con la isla, permitió a los ciudadanos estadounidenses reclamar las propiedades confiscadas en Cuba, algo que finalmente no fue posible.

Además, el derribo por parte de Cuba de dos avionetas civiles estadounidenses causó la suspensión de todos los vuelos comerciales entre Estados Unidos y Cuba por parte de Bill Clinton, también en 1996. No obstante, fue el propio Clinton quien flexibilizó ligeramente las posibilidades de visitar la isla.

En el año 2003, George W.Bush revirtió estas medidas, pero también hizo algunos gestos conciliadores, como permitir a las empresas estadounidenses vender comida a Cuba por motivos humanitarios.

La llegada de Obama a la Casa Blanca fue el paso definitivo hacia el acercamiento entre los dos países. La Administración Trump está dispuesto a echar por tierra esos pequeños pero importantes avances.

Necesitamos a los héroes

José Carlos Rodríguez

La iglesia del Corpus Christi, en Las Rozas, ha albergado el funeral por el ciudadano español Ignacio Echeverría. Es el hombre que perdió su vida defendiendo la de otros durante el último atentado perpetrado en Londres por los más fieles de entre los que tiene Mahoma. Fue a enfrentarse a la muerte, y perdió. Ignacio sabía bien lo que era jugársela. En una ocasión se lanzó al mar, dando la espalda a una bandera roja, para sacar de los brazos del agua a su hermano. Tenía madera de héroe. Seguro que su catolicismo le ayudó a ayudar al prójimo en peligro. Seguro que la fe en que los justos recibirán un premio eterno le consoló de antemano en su cara a cara con la muerte. Ya no se lo podrá explicar a un descreído como yo, que de la fe guardo sólo el recuerdo.

Lo que sí sé es que la sociedad necesita tener héroes. Héroes de verdad, de los que se juegan su vida para defender la de otros. La heroicidad demuestra que lo que la acción de una sola persona puede suponer un mundo para muchas otras. La heroicidad nos pellizca en la conciencia, nos recuerda la importancia que tenemos cada uno de nosotros. Y la heroicidad nos hace evidente lo que tantos canallas quieren emborronar con sus manidas palabras y su turbia moral: que hay un bien y un mal, y que todos sabemos en qué consiste.

La heroicidad de Ignacio Echeverría ha caído muy mal en la España turbia. El alcalde de El Ferrol, un Jorge Juan Suárez deleznable, se ha negado a tener un gesto hacia el ciudadano ejemplar. Los héroes nos fortalecen como sociedad, y por eso quienes la quieren destruir los desprecian.

Nuestro Héctor

Daniel Capó

Foto: Familia I. Echeverría
EFE

«Más que una conquista –escribe Rachel Bespaloff en De la Ilíada–, el sentido de lo verdadero es un don». El don es la dignidad humana, cuyo valor se asienta en los límites precisos de la experiencia concreta y no en el coro de los derechos abstractos. «Lo que Homero exalta y santifica frente a Nietzsche –prosigue la filósofa búlgara– no es el triunfo de la fuerza victoriosa, sino la energía humana en la desgracia, la belleza del guerrero muerto, la gloria del héroe sacrificado, el canto del poeta en los tiempos futuros; todo aquello que, vencido por la fatalidad, sigue desafiándola y la supera». La dignidad, de este modo, nos habla de ética más que de moral, del canto que celebra ese regalo más que de una estricta reglamentación. No admite comparaciones, ni siquiera juicios, ni por supuesto grados: tan sólo su exaltación en lo que tiene de buena, noble y heroica.

Otro judío, Jean Améry, aplastado por los torturadores nazis en los campos de concentración, reflexionó con una hondura inigualable sobre el sentido de lo humano en unas estremecedoras páginas de su libro Más allá de la culpa y la expiación. Somos hombres –nos viene a decir el autor austríaco– gracias a una peculiar certeza: que el otro no nos hará daño, que podemos confiar en los demás, sobre todo cuando nos enfrentamos al momento decisivo de la vida y de la muerte. Y, una vez que se rompe este pacto no escrito –como sucede, por ejemplo, con la tortura; o cuando se demoniza al adversario para convertirlo en enemigo–, la humanidad se agosta y resquebraja, al igual que sucede con el oscurecimiento de la conciencia y del alma. Dicho de otro modo, la dignidad exige en ocasiones el don de una nobleza valiente que desafíe la fatalidad de la historia. Sobrevivimos gracias al latido de los héroes.

Ignacio Echeverría ha sido nuestro último héroe, la encarnación de algo muy concreto que no se puede medir en pulgadas morales. Su gesto nos ha salvado a todos, porque ha hecho lo que tiene que hacer un hombre, incluso cuando sabe que su decisión le va a acarrear la muerte. «Que yo muera, pues, que la tierra sobre mí esparcida me cubra por entero, antes de oír tus gritos y de verte  arrastrar en vasallaje», leemos en la Ilíada. Son palabras de Héctor, el héroe troyano que se enfrentó a Aquiles. «En Héctor –subraya Bespaloff– la voluntad de grandeza nunca rivaliza con la voluntad de felicidad. Esa pequeña porción de felicidad auténtica, que importa por encima de todo pues coincide con la verdad de la vida, merecerá ser defendida hasta el sacrificio de la vida misma, a la cual habrá dado su medida, forma y valor». En Londres, Echeverría ha sido nuestro Héctor. Él nos ha entregado la medida, la forma y el valor de la dignidad humana.

TOP