Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

BlackHaus, el nuevo referente de la noche madrileña más loca

Marta Ruiz-Castillo

Foto: BlackHaus

Con la inauguración oficial por todo lo alto este miércoles 16 de noviembre, con una fiesta llena de sorpresas y diversión que muchas caras conocidas no quisieron perderse, ya se puede decir que la capital cuenta con un nuevo lugar de ocio que no dejará indiferente a nadie. Para los que ya tenemos una edad, las instalaciones que ahora alojan a BlackHaus fueron antes locales de moda y de éxito, como Oh!Madrid y, más recientemente, Buddha. Referentes de la noche y, por qué no admitirlo, del famoseo.

Situado en el kilómetro 8,700 de la carretera de La Coruña, el local ha sido remodelado de arriba abajo. Una apuesta arriesgada de sus nuevos propietarios que están dispuestos a hacer de BlackHaus un lugar de obligada visita para quien esté dispuesto a disfrutar de “las noches más locas de Madrid”.

Una de las sofisticadas barras donde tomarse algo.
Una de las sofisticadas barras donde tomarse algo.

¿Y qué es eso tan diferente que ofrece este nuevo lugar para que sea de visita obligada en una ciudad como Madrid que destaca, entre otras muchas cosas, por tener ya una amplia y variada oferta de ocio? Sorpresas y diversión a partes iguales, cuentan los responsables de este proyecto. “Sorprender de forma espectacular a los cinco sentidos”.

Tras los éxitos de Oh! Madrid y Buddha, los más de 2.000 metros cuadrados esperaban desde hace unos años recuperar el esplendor de aquellas épocas, primero en plena movida madrileña de los 80 y 90, después en el local por excelencia del siglo XXI donde era frecuente encontrar a numerosas caras conocidas. Desde 2014 el lugar parecía olvidado. Dos años después la vida vuelve al famoso caserón situado en el noroeste de Madrid.

“No es un restaurante al uso; tampoco una discoteca típica; ni siquiera es un club social, aunque lo parezca. Es una sofisticada combinación de todos ellos que promete ser la fiesta más canalla, sorpresiva y misteriosa de la capital”

Aunque su inauguración oficial se ha celebrado con un fiestón de los que se recordarán durante meses, BlackHaus abrió sus puertas el 26 de octubre. Desde entonces, la ficción y la realidad se entremezclan. Porque BlackHaus “no es un restaurante al uso; tampoco una discoteca típica; ni siquiera es un club social aunque lo parezca. Es una sofisticada combinación de todos ellos que promete ser la fiesta más canalla, sorpresiva y misteriosa de la capital”.

Los cinco sentidos, a prueba

Es difícil de definirlo con palabras, por lo que “casi es mejor recurrir a los sentidos”, cuentan sus responsables:

👃 Olfato: El que han tenido los socios para “entrar en un espacio que aseguramos va a revolucionar las noches de Madrid”. Algunos son grandes empresarios muy conocidos de la noche madrileña y otros, contagiados del halo de misterio que inunda BlackHaus, son personalidades de gran relevancia en sus ámbitos profesionales que prefieren mantenerse en la sombra.

Detalles como éste dan una idea de la cuidada decoración.
Detalles como éste dan una idea de la cuidada decoración.

Originales decoraciones que despiertan los sentidos.
Originales decoraciones que despiertan los sentidos.

👀 Vista: El diseño se ha cuidado al detalle en cada uno de los espacios. Se ha creado un ambiente dinámico y divertido en la parte del restaurante con terraza climatizada al estilo de las zonas más cool de “foodtrucks neoyorkinos”. Además, la decoración ha corrido a cargo del prestigioso estudio de arquitectura y diseño Cuarto Interior, que ha incluido elementos sofisticados, lujosos y elegantes y han cuidado cada detalle, como por ejemplo, la barra de la sala principal, que ha sido fabricada por un astillero en fibra de vidrio. Este espacio central cuenta también con terraza que, puede abrirse o cerrarse dependiendo de la época del año o la temperatura. El tercer espacio, la discoteca inferior, proyectada por Ainara Arnaiz, recuerda con sus graffitis y sus juegos de luces imposibles a los lugares más canallas del Londres más underground.

Graffitis y juegos de luces imposibles en la zona más underground.
Graffitis para la zona más underground del edificio.

👂 Oído: La sala principal ya presume de ofrecer a sus clientes el mejor sonido de Europa, ya que cuenta con un sistema mejorado del sistema de audio del Ministry of Sound de Londres, premiado por IDMA a nivel mundial como el mejor.

La música es uno de los pilares con un sonido inmejorable.
La música es uno de los pilares con un sonido inmejorable.

👅 Gusto: El local quiere dar placer a los paladares más exquisitos. Para ello ofrece diferentes opciones de comida internacional elaborada por reconocidos chefs en el área de restaurante con terraza climatizada. La variedad y calidad de las creaciones no está reñida con el precio, ya que el precio medio ronda los 20 euros, aseguran sus dueños. Además, anuncian que habrá más sorpresas culinarias de calidad en otra de las zonas de este enorme espacio, encargada al prestigioso estudio de decoración de Patricia Galdón.

La cocina, a un precio muy asequible, es otra de las sorpresas.
La cocina, a un precio muy asequible, es otra de las sorpresas.

Tacto: La noche, el deseo, los cuerpos en movimiento y la fantasía se mezclan en BlackHaus para confeccionar “ese sueño del que no quieres despertar, pero tan palpable, directo y real que podrás tocar con los dedos para acariciar esa irrepetible sensación de felicidad y locura”, aseguran.

Ahora sólo queda comprobar si todo es como nos cuentan, y para ello, nada mejor que visitar BlackHaus.

El caserón está en el kilómetro 8,700 de la carretera de La Coruña.
El caserón está en el kilómetro 8,700 de la carretera de La Coruña.

Así es la carne de laboratorio que puede acabar con el hambre en el mundo

Jorge Raya Pons

Foto: Beck Diefenbach
Reuters

En cierto modo una de las preocupaciones del hombre (y de la mujer) de hoy deriva de las implicaciones éticas de comer animales en una sociedad que ofrece tantas posibilidades para no hacerlo. Los veganos son persuasivos y se esfuerzan por demostrar que una dieta sin carne es posible, que detrás de la producción de muslos, contramuslos y costillas hay horror y sufrimiento y una cadena de circunstancias poco estimulantes y suficientemente macabras como para convertir el acto de comer un chuletón de buey en un crimen contra nuestra propia integridad espiritual. Es un mensaje tramposo que persigue alcanzar el corazón de los no conversos y que apela únicamente a nuestra capacidad para emocionarnos y decir ‘No’ a pesar de ese instinto que nos empuja.

Con todo, existe un factor científico e incuestionable que justifica que dejemos de comer animales. De acuerdo con los cálculos de las Naciones Unidas, la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero, siendo las vacas las más señaladas. Este dato, tan sorprendente, se vuelve pequeño si atendemos a un informe de la organización ecologista Worldwatch Institute, que en 2009 fijó el porcentaje de emisiones en el 51%, haciendo énfasis en que la mayor parte de estos gases son partículas de metano y que cada una de ellas es 33 veces más dañina para la atmósfera que las partículas de dióxido de carbono, de las que andamos tan preocupados. Si a estas cifras añadimos que una tercera parte de las tierras fértiles del planeta se destinan a la cría de ganado y que la mitad de nuestros cultivos están dirigidos a su alimentación, podemos entender la necesidad de encontrar una alternativa a la carne que sea atractiva para el consumidor medio.

Así es la carne de laboratorio que puede acabar con el hambre en el mundo
El profesor Mark Post, en 2013, posando junto a la primera muestra de vaca cultivada. | Fuente: Reuters

En 2004, el profesor Mark Post, de la Universidad de Maastricht, en Holanda, comenzó sus primeros intentos de producir carne a partir de células musculares de vaca en su laboratorio. Este proyecto parecía un delirio y una locura, pero pasó poco tiempo hasta que pudo demostrar que partiendo de unas pocas células madre –extraídas de una vaca viva- se puede obtener más de diez toneladas de carne, que todo lo que se necesita es controlar el crecimiento y la reproducción de unas células que nutridas adecuadamente con agua y vitaminas se multiplican con rapidez y sin fin.

“Necesitamos menos recursos que la industria para producir carne, por lo que podemos aumentar la producción y alimentar a todo el planeta”, dijo el profesor en una entrevista de 2016 para la televisión alemana DW, dejando a las claras que está construyendo una nueva oportunidad para erradicar el hambre en el mundo. Los presagios son esperanzadores, pero la meta, por costosa, parece lejana: la primera hamburguesa de carne cultivada en su laboratorio se vendió en 2013 y la compró el dueño de Google, Sergei Brin, por 250.000 dólares.

Así es la carne de laboratorio que puede acabar con el hambre en el mundo 1
Una receta con pollo cultivado de Memphis Meats, ahora en 2017. | Fuente: Memphis Meats

Sin embargo, los pasos siguen sucediéndose y más allá de universidades hay empresas que marcan el futuro. “Es emocionante presentar las primeras carnes de pollo y pato procedentes de animales que no han sido criados”, dijo Uma Valeti, directora de la compañía norteamericana Memphis Meats, en un comunicado de prensa a principios de marzo. “Aspiramos a producir en masa esta carne que será deliciosa y sostenible”. Memphis Meats, que presenta con orgullo su trabajo, ha reconocido que cada kilo de pollo producido les ha costado 18.000 dólares, pero que esperan rebajar el coste hasta los 5 dólares en 2021, cuando su producto estará listo para ser comercializado. En su caso, agregan, las emisiones de gases invernadero son un 90% inferiores al de la industria tradicional.

El principal logro de la compañía no es tanto que hayan conseguido crear un producto con los nutrientes propios de un pollo de corral, como que éste tenga el mismo sabor que ese pollo de corral. Y aquí está la clave: el placer gustativo es, a fin de cuentas, aquello que nos retiene.

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica

Cecilia de la Serna

Foto: Meneo

La Esclerosis Lateral Amiotrófica, más conocida por sus siglas –ELA-, es una enfermedad neuromuscular en la que las motoneuronas, un tipo de células nerviosas que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria, gradualmente disminuyen su funcionamiento y mueren, provocando debilidad y atrofia muscular. Según datos de la Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (FUNDELA), en España se estima que cada año se diagnostican casi unos 900 nuevos casos de ELA (de 2 a 3 por día) y que el número total de casos ronda las 4.000 personas, aunque estas cifras pueden variar. La Esclerosis Lateral Amiotrófica, conocida por afectar al físico Stephen Hawking, es además una enfermedad rara e incurable. La causa de la ELA de momento es desconocida, aunque ese desconocimiento es cada vez menos insalvable gracias al descubrimiento y utilización de herramientas más sofisticadas en el ámbito de la biología molecular, ingeniería genética y bioquímica. Por eso, la investigación es crucial a la hora de combatir la ELA y hacer que algún día sea curable.

Las iniciativas contra esta enfermedad son variadas y diversas, y a menudo se habla de ELA en los medios, ya que la visibilización es cada vez mayor. Ahora, Madrid presenta una iniciativa más, que además de solidaria resulta divertida. El sábado 25 de marzo se celebra en el madrileño Mercado de la Cebada la fiesta Papa Loves Mambo en colaboración con la FUNDELA para concienciar a los más jóvenes sobre la ELA y para recaudar dinero en pro de esta causa.

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 3

Papa Loves Mambo es una fiesta que se celebra esporádicamente desde hace algo más de seis meses y que reúne a artistas y DJs emergentes, y otros más consolidados, principalmente de música electrónica. Sus promotoras, Cori Matius y Elena Hernández, han hablado con The Objective para explicar qué hay detrás de su nuevo proyecto: “La iniciativa surgió en nuestra cabeza por una persona en concreto: la madre de una de nuestras grandes amigas. Como gesto de apoyo y de homenaje a ella y todas las personas que sufren ELA. Además, esta es una enfermedad sobre la que aún no se sabe demasiado, hemos leído mucho sobre ella y nos pareció una muy buena idea.”

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 2

La razón por la que han decidido organizar este encuentro con FUNDELA es clara: es la asociación que lucha contra la ELA con mayor ahínco en España. “La asociación tiene contacto con los laboratorios más avanzados que se dedican a investigar para descubrir nuevos tratamientos y mejorar los existentes para la enfermedad. FUNDELA es el puente para llegar a esos expertos y no se queda ni un solo euro ya que está formada por personas que compaginan su vida y sus trabajos con la organización de esta fundación, no viven de ello”, nos aseguran las promotoras.

Bailar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica 1

Resulta curioso que se organice un evento de estas características, benéfico, en un marco donde no abundan las iniciativas solidarias: el mundo de la noche. Ante la pregunta de si los jóvenes toman conciencia con este tipo de problemáticas, las organizadoras de la fiesta lo tienen claro: “La juventud de nuestra época en general está bastante concienciada de los problemas de la sociedad, aunque sí es verdad que este tema en concreto es bastante desconocido”. No obstante, nunca está de más crear espacios en los que fiesta y solidaridad se den la mano: “Sin duda si se creara cada cierto tiempo un vínculo entre la diversión, que es lo que principalmente queremos todos los jóvenes, y el conocimiento y concienciación de los muchos problemas para los que con poco se puede ayudar, estaríamos mucho más informados, concienciados y comprometidos con mejorar la vida de personas que lo necesitan”, aseguran.

¿Qué esperar de esta edición de Papa Loves Mambo? Por supuesto, esa diversión que desde la organización nos prometen. Y baile, mucho baile. Se trata de “un plan diferente para comenzar el sábado noche, una early party que empieza a las 9 de la noche y termina a las 2/3 de la mañana”, según nos adelantan las organizadoras. El evento reunirá hasta seis artistas y DJ’s, a los que encabeza el musicólogo y performer guatemalteco Meneo. Lo que une a este plantel de artistas es, en palabras de las organizadoras, “las ganas de colaborar en la bonita causa de este evento. Tenemos como cabeza de Cartel a Rigo Pex, más conocido como Meneo, que ha remezclado a artistas como Dover, Russian Red y The Zombie Kids. Ha pinchado en el Sónar, Primavera Sound y se le considera el inventor del Electropical”. A los ritmos tropicales y electrizantes de Meneo, se añaden las actuaciones de Josephine DJ, Susynth, Karitori DJs, Cori Matius ft. Unicorns Are Real y el DJ set de Ubícate nena. El plantel no parará de moverse ya que, según las promotoras, “cada hora se cambiarán para ofrecer una gran variedad musical y diversión sin duda asegurada”.

Las entradas de esta fiesta benéfica cuestan 10 euros (11,10 con gastos de gestión) y pueden adquirirse en este enlace. Date prisa, ¡hay aforo limitado!

Japan Art Week trae la cultura y el arte japonés al centro de Madrid

Álvaro R. de la Rubia

La era Meiji japonesa regaló al mundo todo lo que hasta entonces había permanecido oculto en el archipiélago: una nueva iconografía, una estética propia y, sobre todo, una manera de entender la vida tan diametralmente opuesta a la occidental que era imposible pasarla por alto. Esta apertura de Japón fue uno de los factores decisivos en el desarrollo del movimiento impresionista europeo en el XIX y, desde entonces, la belleza del arte japonés ha fascinado a Occidente por su pureza, su elegancia y su inquietante sensibilidad. Japón no solo está de moda, su cultura se ha instalado de manera especial en España y se ha integrado como un elemento más de la nuestra propia. Prueba de ello es la aparición en Madrid de la Japan Art Week, un evento que espera descubrir la cultura y el arte japonés a través de exposiciones, conciertos, charlas y talleres a aquellos que hasta ahora se habían acercado a ella a través de otros canales más populares. Tendrá lugar en la capital desde el 24 de marzo al 1 de abril y se puede consultar el programa de actividades y los espacios que las acogerán en su página web.

Japan Art Week trae la cultura y el arte japonés al centro de Madrid 1
“Wannabe” de Elisa González Miralles

“Aunque suene chocante, la cultura japonesa ya no sólo pertenece a Japón. Creo que se podría decir que ha calado en Occidente de una manera más fuerte que cualquier otra cultura, pero no solo en la actualidad. Desde finales del XVIII se empezó a usar el término de japonismo para definir las obras creadas a partir de la transferencia directa de los principios del arte japonés sobre el occidental”, explica Sergio Bang, uno de los organizadores de JAW y responsable junto a Goyo Villasevil de la galería, librería y espacio cultural Swinton & Grant.

Japan Art Week trae la cultura y el arte japonés al centro de Madrid 2
Naoki Fuku con “Arashizuka”.

El evento no solo pretende mostrar las reminiscencias de la cultura japonesa en expresiones artísticas extranjeras, también busca establecer un diálogo entre artistas japoneses y españoles poniendo de manifiesto la cara amable de la globalización: un enriquecimiento cultural que potencia la creatividad y hace crecer las distintas tradiciones. “Con el final de la Segunda Guerra Mundial (tras la ocupación que sufrió el país por parte de Estados Unidos hasta 1952) Japón comenzó a absorber elementos de la cultura occidental de una forma evidente. Desde entonces, la curiosidad innata de la cultura japonesa ha mantenido esa conexión directa con lo occidental, apropiándose de elementos e incorporándolos de forma natural a su cultura. Es precisamente esta conexión bidireccional la que queremos poner de manifiesto en la Japan Art Week. Tan rica, llena de matices y diferente”, aclara Sergio Bang.

La cita, que contará con la participación de nueve espacios culturales y más de cuarenta artistas, no podría ser más oportuna: la agencia meteorológica de Japón prevé que el sakura, la floración del cerezo, se producirá en Tokio el 22 de marzo, coincidiendo con la semana inaugural de la Japan Art Week madrileña.

5 razones por las que Hijos de los hombres es más vigente hoy que hace 10 años

Nerea Dolara

Foto: Universal Pictures

La película de Alfonso Cuarón es una de visión obligada en este presente. Su futuro, en 2027, es hoy, en 2017, algo que es tan posible y tan acertado en su previsión, que es aterrador.

Una advertencia inicial, y recomendación encarecida: si no han visto esta película es hora de verla y si no quieren spoilers sería bueno no seguir leyendo. ¿Por qué verla? No sólo porque es una obra maestra del cine distópico, porque contiene secuencias de acción que se estudian en escuelas de cine o porque es la mejor película (con perdón de Y tu mamá también o Gravity) que ha hecho Alfonso Cuarón, sino porque es escalofriante cuánto se parece al presente (y no de la mejor manera).

Hijos de los hombres se estrenó a finales del 2006 y la crítica la alabó, como todo el mundo. La BBC la colocó en el puesto 13 de su lista de los 100 mejores filmes del siglo XXI, tiene una aprobación de 92% en Rotten Tomatoes y a finales del año pasado muchas publicaciones comenzaron a revisar la vigencia – de nuevo, escalofriante- de su trama. La historia, basada levemente en una novela de P. D. James, es la siguiente: En 2027, el mundo lleva casi dos décadas viviendo una crisis de fertilidad (a los lectores de A Hanmaid’s Tale esto les sonará familiar) que ha dejado al mundo sin niños. Pero el pesimismo y la oscuridad que llenan ese presente no sólo proviene de ese hecho. En el 2027, Gran Bretaña (donde se desarrolla la acción) lleva 8 años con las fronteras cerradas, refugiados e inmigrantes son encerrados en campos de concentración y la persecución de musulmanes es política de Estado. Con ese panorama vive Theo (Clive Owen), desilusionado, apático, deprimido… pero su vida cambia cuando su ex esposa (Julianne Moore), ahora miembro de una organización terrorista que lucha contra el gobierno, le pide ayuda. La tarea consiste en trasladar a una inmigrante ilegal hasta el lugar en que una supuesta organización conformada por médicos y científicos llamada The Human Project. ¿El giro? Kee, la inmigrante, esta embarazada y es la primera mujer en estarlo en 18 años.

Sigue una odisea por llevar a Kee a puerto seguro y salvar la única esperanza posible de que el mundo tal vez deje de ser el horrible lugar en que se ha convertido.

En 2006 el panorama que dibujaba Hijos de los hombres parecía posible pero lejano, una exageración. En 2017, diez años antes de que se desarrolle la historia de la película, parece predecir muy bien el futuro que nos espera. Aquí 5 razones por las que la película es completamente vigente en 2017.

5 razones por las que Hijos de los hombres es más vigente hoy que hace 10 años
Still de la película | Universal Pictures.

El trato a refugiados e inmigrantes

En Hijos de los hombres, Gran Bretaña ha cerrado sus fronteras y encierra (en jaulas y luego en campos) a quienes entran al país ilegalmente. El mundo ha vivido una gran pandemia y varias guerras por lo que los refugiados se acumulan sin recibir ningún tipo de ayuda. ¿Suena familiar? Tras la larga guerra en Siria la crisis de refugiados que ha llegado a Europa en los últimos años, y que ha sido catalogada como una de las mayores crisis humanitarias desde la Segunda Guerra Mundial, ha sido manejada con la empatía y la colaboración de un iceberg. Salvo algunas excepciones, Europa se ha lavado las manos frente al contingente de millones de personas que piden refugio huyendo de sus hogares para evitar la muerte. Aún no hay jaulas, pero si hay soldados en las fronteras, cierres de paso y Estados que ignoran a las personas, obligadas a vivir en la calle o en campamentos de refugiados llenos de precariedad, y sus pedidos de refugio.

 

El discurso del miedo

Como bien señala este artículo de la BBC el discurso del miedo es también parte importante del mundo en que habita Hijos de los hombres. No es casual que las fronteras estén cerradas y se hable de cómo el mundo es un caos fuera de “la seguridad del Reino Unido” o que se satanice a inmigrantes y musulmanes como estrategia para un gobierno que elimina libertades en nombre de la seguridad. Si esto no te suena familiar es posible que hayas estado encerrado en una cueva en los últimos años. El discurso de miedo y de intolerancia, el prejuicio convertido en campaña política, no sólo ha conseguido llegar a la palestra sino que ha conseguido victorias de miedo como el Brexit o la presidencia de Donald Trump. Y el futuro próximo en elecciones europeas, las de Francia por ejemplo, no pinta mejor.

5 razones por las que Hijos de los hombres es más vigente hoy que hace 10 años 2
Still de la película | Universal Pictures.

El terrorismo

En Hijos del hombre el terrorismo es parte del día a día. En la escena inicial de la película una bomba estalla a metros de Theo en Londres. Es realista, escalofriante y cotidiano. La escena se rodó en las calles de Londres, sólo meses después del atentado que mató a 52 personas en 2005. El permiso fue complicado de obtener y sólo se les permitió un día de rodaje. Aún las bombas no son parte del día a día, pero la realidad es que, entre el Daesh y demás organizaciones terroristas, cada vez más y con estrategias cada vez menos rastreables, el terrorismo se ha convertido en uno de los miedos que acechan la rutina de quienes viven en ciudades de países que luchan contra estas organizaciones. Las noticias sobre atentados aparecen por lo menos una vez a la semana en los periódicos. Y, tristemente, la tendencia es hacia el aumento de estas expresiones de violencia.

El realismo visual

Sí, vivimos en tiempos en que las salas de cine estrenan una película de superhéroes al mes -o así parece- pero el realismo visual ha llegado incluso a ellos. Pregunten si no a la trilogía de Batman de Christopher Nolan, llena de oscuridad e intentos de hacer plausible la existencia de este hombre vestido de murciélago o por la muy mal recibida Batman vs Superman o incluso la última entrega de Capitán América, en que Los vengadores pelean entre sí luego de que la ONU apruebe el control sobre sus acciones gracias a las masivas muertes de civiles en sus luchas con los malos o la recién estrenada Logan… Hijos del hombre es gris, tangible, sucia, cruda… Incluso una de sus tomas más famosas, el plano secuencia de la batalla en el campo de refugiados en que salpica sangre a la cámara, se ha convertido en un clásico… eso considerando que la sangre fue una casualidad que el director de fotografía, Emmanuel Lubezki, celebró como una casualidad que nunca podrían haber planificado mejor.

El realismo… real

La película es dura, no sólo gracias al entorno que rodea a Theo y Kee, sino por lo que les pasa a ellos y a quienes les ayudan. Es una parábola de la historia de la natividad en que el protagonista muere, quienes los ayudan también, y la “virgen” está flotando en un bote en medio del mar con su bebé esperando un barco que se ve a lo lejos y que bien podría ser una alucinación. Como se relata en esta pieza de Vulture, no fue fácil vender esta visión pesimista, con final poco esperanzador, a un estudio: “¿El tío se muere al final? ¿La chica está en un bote? Estás hablando de una película muy intensa y obviamente artística, que no va a ser barata y que tiene un ángulo político. No es algo fácil de vender”, recuerda Marc Abraham, uno de los productores. Para Cuarón era claro: “Nuestro punto de partida fue: hay un punto de inflexión (se refiere al 11 de septiembre). El futuro no es un lugar lejos de nosotros; estamos viviendo el futuro en este momento”.

Los finales felices se han hecho algo raro en el mundo audiovisual. El realismo y el pesimismo se han agarrado a las historias que vemos, posiblemente porque el presente que tenemos no es el más deseable ni parece ir en una buena dirección. También los finales abiertos se han convertido en signo de estos tiempos inciertos.

Además de estos factores cuenta también el de que este futuro es plausible tanto a nivel de historia como visual. El futuro es difícil de plasmar en el cine, la tecnología se queda atrás y la representación pierde vigencia (en Matrix aún se utilizan móviles con tapa), o directamente se imagina un futuro que nunca existiría (Firefly es un futuro en que se viaja por el espacio pero los mundos parecen haber vuelto al viejo Oeste). Hijos de los hombres muestra un mundo que 10 años después sigue siendo el nuestro, reconocible y aterrador.

Save

TOP