Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices”

Nerea Dolara

Foto: Charles Forsman

El autor del cómic The End of The Fucking World vio su oscura historia adolescente ser llevada con éxito a la pantalla y convertirse en fenómeno de Netflix. Hablamos con él.

No es una novedad que estamos en la era de oro de la televisión. En tiempos como estos es difícil dar con mucha de la excelente programación disponible, así como es grandioso el abanico de diversidad temática y de tono que ha terminado por poblar las series en los últimos años. Un buen ejemplo de este atrevimiento reciente es The End of The F***ing World (TEOTFW). La serie británica, que tiene sus ocho episodios en Netflix, tiene una premisa de esas que hace poco nadie habría financiado: un adolescente psicópata y una adolescente rebelde y suicida emprenden un viaje juntos, él planea matarla pero no todo sale como era esperado.

Violenta, dura y muy graciosa, la serie tiene como material de origen un cómic del mismo nombre escrito por Charles Forsman. Hablamos con el autor.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 6
Portada de The End of the Fucking World (TEOTFW) + Retrato de Charles Forsman vía Charles Forsman.

¿Cómo te convertiste en dibujante de cómics?

Mi hermano mayor me generó interés en dibujar superhéroes desde pequeño. Siempre quería dibujar mejor que él. En ese tiempo quería ser caricaturista pero luego perdí interés en la adolescencia y mis veintes. Vivía en Los Ángeles en el 2003 y comencé a ir a tiendas de cómics y volví a enamorarme del género. Apliqué a la que era una nueva escuela entonces, The Center for Cartoon Studies, y me aceptaron. Desde mi graduación en 2008 he hecho mis propios cómics y no he parado.

Tu estilo de dibujo es directo y duro. ¿Proviene de los personajes o viceversa?

Intento dibujar en un estilo que se ajuste a la historia. Si miras todos mis libros ves a un artista que no puede quedarse en un sólo estilo. Antes solía reclamarme esto, ahora lo acepto como algo positivo.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices”
Imagen cortesia: Charles Forsman

¿Quiénes son tus influencias?

Tengo muchas. Caricaturistas americanos tempranos como George Herriman y E.C. Segar son grandes influencias. También Charles Schulz. También me gustan Frank Miller, Klaus Janson, José Muñoz, que hizo los cómics de Alack Sinner. Hay muchos más pero no me vienen sus nombres.

En TEOTFW los personajes, como en muchas de tus historias, son adolescentes. ¿Hay una razón para que te centres en este tiempo de la vida adulta? ¿Qué te interesa de ese momento?

Sí, creo que sigo volviendo a los adolescentes porque era un tipo muy depresivo cuando tenía esa edad. Estaba frustrado y perdido. Quería crecer rápido y de alguna manera lo hice. Es un tiempo en que estás incómodo en tu propia piel y sólo quieres huir, crecer, y no siempre eres capaz de estar en el presente. Y al mismo tiempo tienes tanta pasión y experimentas lo que es sentir por primera vez y es tan intenso, precioso y frágil.

¿Cómo eras cuando eras adolescente?

Estaba deprimido. Perdí a mi padre cuando tenía 11 años y creo que eso afectó mi personalidad. Fumaba marihuana y trabajaba en un cine. Escuchaba música y tocaba en una banda. Nada especial.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 3
Imagen cortesía: Charles Forsman.

En TEOTFW tienes a un sociópata como protagonista. ¿Por qué tomaste esa decisión? ¿Cómo funciona un personaje sociópata en cuanto a narrativa e ideas?

Pensé que era una idea interesante para un personaje. Cuando comencé el cómic no tenía idea de a dónde iba. Pero me gusta poner reglas y parámetros en cuanto a personajes o prácticas, para ayudar a que el proceso se mueva. Y creo que James es sociópata porque era un reto interesante retratar un personaje así sin que fuese un monstruo.

En TEOTFW los adultos son básicamente horribles. ¿Son oscuras tus historias como forma de protesta contra la sociedad o un retrato de lo que ves?

Me preguntan mucho esto. Supongo que es como veía a los adultos de adolescente. Y creo que es un sentimiento muy común. Veía a los adultos como cuidadores corruptos. Pensaba que tenía todas las respuestas, ¿sabes?

¿Crees en los finales felices?

(Risas) Creo que sí. Pero es difícil escribir historias felices. La vida es impredecible y nunca se ajusta a una fórmula narrativa. Es como sale de mí. Tal vez algún día escriba una historia feliz. Ya lo veremos.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 2
Imagen cortesía: Charles Forsman

¿Cómo fue la adaptación con Netflix?

Hubo mucha libertad pero hablé con el co-director y creador de la serie, Jonathan Entwistle, durante todo el proceso. Así que a pesar de que no estaba involucrado oficialmente él recibía mis comentarios. Creo que era importante para él hacer algo que me gustase. Y no tenía que hacerlo. También nos llevaron a mí y a mi compañera, Melissa Mendes, al Reino Unido para ver parte del rodaje. Fue una experiencia increíble. Escuchar a los actores decir líneas que escribí hace años fue emocionante. 

¿Has visto la serie? ¿Te gusta?

La vi y la amé. Me sorprendió mucho lo que hicieron y ahora soy un seguidor de Charlie Covell. Ella cogió mi comic, lo trajo a la vida y lo reorganizó de una manera que es un honor verlo.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

Estoy comenzando un nuevo cómic que aún no tiene título pero que publicaré con Patreon. Será como una suscripción. Los lectores pueden pagar 3 dólares al mes y recibir un capítulo en su email. Me gusta la serialización y es mi forma favorita de trabajar. También me han publicado tres libros en 2017: Slasher, Revenger & the Fog y I Am Not Okay With This, así que he estado ocupado.

Continúa leyendo: Conecta el streaming: ¿Qué ver en los primeros meses del año?

Conecta el streaming: ¿Qué ver en los primeros meses del año?

Nerea Dolara

Foto: IMDB
IMDB

Las plataformas de streaming Netflix, Amazon Prime y HBO Go estrenaron y estrenarán nuevas series en los próximos meses. Comienza el año con nuevas obsesiones.

Es hora de nuevos propósitos, de pasar semanas escribiendo mal el año y de ver estrenos de series (cada año trae más tarea audiovisual). Aún no hablaremos de los estrenos de cadenas de televisión, en esta semana de enero de 2018 vamos a mirar qué nueva programación tenemos disponible en los servicios de streaming…y hay mucho y bueno.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 2
Anna Paquin en el episodio Real Life de Philip K. Dick’s Electric Dreams | Imagen: Amazon Prime

Philip K. Dick’s Electric Dreams (Amazon Prime Video-12 de enero)

Su nombre, para los que no son lectores de ciencia ficción, es conocido igualmente gracias a una muy libre adaptación de su novela ¿Sueñan los robots con ovejas eléctricas? que se convirtió en el mega clásico de culto Blade Runner. Ahora, Amazon se embarca en un proyecto que huele a competencia fuerte para Black Mirror. Electric Dreams adapta varias historias cortas del escritor y lo hace con un reparto indescriptible (si se ve el trailer no hay una escena en que no salga un actor/actriz conocido) y la voz del creador del exitoso remake de Battlestar Galactica y escritor de Star Trek, Ronald D. Moore. Ciencia ficción, altos valores de producción y grandes nombres… promete, mucho.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 1
Altered Carbon, basada en la novela homónima de Richard Morgan | Imagen: Netflix

Altered Carbon (Netflix-2 de febrero)

Y seguimos con la ciencia ficción. Esta serie es la mayor apuesta de Netflix en la primera mitad del año. Otra adaptación, en este caso de literatura cyberpunk, que se desarrolla en un futuro en que los seres humanos pueden almacenar sus recuerdos e implantarlos en nuevos cuerpos al morir. El protagonista es un ex soldado al que reviven para investigar el asesinato de un hombre rico.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 3
Esta defensora vuelve a su segunda temporada | Imagen: Netflix

Jessica Jones (Netflix-8 de marzo)

Es la mejor, alguno diría que la única buena, de las cuatro series dedicadas a The Defenders. La primera temporada enamoró a la crítica con su protagonista oscura y traumatizada, con su delicado y doloroso manejo del PTSD y la violación. Ahora habrá que ver qué más pasará con Jessica, que ya fue la mejor parte, sin duda, de la reunión de los cuatro héroes en 2017. Las expectativas son altas.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 6
Ed Harris interpreta al Hombre de negro en Westworld | Imagen: HBO

Westworld (HBO-TBD)

Se supone que la segunda temporada de este western, también de ciencia ficción, llegará en los primeros seis meses del año. Se sabe poco, salvo que (spoiler alert) los robots optaron por rebelarse y hubo una gran matanza en el “parque”. Se ha hablado de que tal vez las siguientes entregas cambiasen de espacio, ya en la serie se insinuó que Westworld no era el único parque. Habrá que esperar.

Y para los que no quieren esperar, ya se pueden ver algunos estrenos recientes en las plataformas de streaming que, de seguro, no tenías en mente.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año?
Reírse de sí mismo es lo que hace Jean Claude Van Damme en su propia serie | Imagen:

Jean Claude Van Johnson (Amazon Prime)

En diciembre se estrenó, muy silenciosamente, una excelente comedia con el legendario Jean Claude Van Damme. La estrella de acción interpreta a una versión de sí mismo que es también un agente secreto, alias Johnson. Van Damme explota su vena de comediante, que normalmente era olvidada tras sus músculos y patadas. Y el resultado merece la pena.

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 5
Un título genial y sarcástico para la nueva serie de Netflix | Imagen: Netflix

The End of the F***ing World (Netflix)

Otra recién llegada y llena de humor negro. Es inglesa en origen y sus seis episodios llegaron a Netflix la primera semana de enero. La trama es esta: un adolescente que está convencido de ser un psicópata y está harto de matar animales conoce a una compañera de clase rebelde. Ambos deciden emprender un viaje juntos y él decide matarla. ¡Feliz año!

Conecta el streaming: ¿qué ver en los primeros meses del año? 4
McMafia: Drama y thriller, nos suena ya de algo, ¿verdad?| Imagen: Amazon Prime

McMafia (Amazon Prime)

Este drama de BBC se centra en la vida de Alex Goodman, un joven que ha intentado alejarse de la relación de su familia con la mafia rusa, pero que, tras una desgracia debe involucrarse en los sucios negocios de su parentesco (¿les suena conocido?). Alex se enfrenta a gángsters mexicanos, rusos,de los balcanes… todo para salvar a su familia.

Continúa leyendo: El cómic y el mercado del arte

El cómic y el mercado del arte

Álvaro R. de la Rubia

Foto: BENOIT TESSIER
Reuters

Pocos creen ya que el cómic sea el hijo menor del arte plástico y la literatura. El noveno arte es hoy un medio utilizado por narradores de primer orden, sirve de refugio para algunos de los dibujantes con más talento del mundo y cifras de más de seis números parecen confirmar que se ha ganado su lugar en el mercado del arte. El pasado noviembre, una página del álbum de Tintín, “Objetivo: la luna”, fue vendida en París por 1,55 millones de euros, una cifra nada desdeñable que explica que las principales casas de subastas del mundo como Christie’s, Artcurial, o Sotheby’s incluyan originales de cómics en sus catálogos.

Aunque sería ingenuo pensar que la nostalgia no ha jugado un papel fundamental en el desarrollo del mercado, no solo los amantes del cómic invierten sus ahorros en este tipo de arte y son tres los elementos que explican este crecimiento.

El factor emocional es básico. Normalmente empiezas a coleccionar páginas de autores que te han provocado una relación emocional con el medio”, cuenta Jaume Vaquer, uno de los mayores expertos en cómic de España y coleccionista pionero de nuestro país.

Aunque es cierto que la compra de una obra suele ir unida a un componente emocional, cada vez es más evidente que la parte artística del cómic funciona por sí misma.

El cómic y el mercado del arte 2
Cómics clásicos de Marvel | FOTO: Sam Howzit

Es esa parte la que ha convertido los originales de cómic en objetos de deseo también de los coleccionistas y amantes del dibujo. En mercados más sólidos como el francés hay ejemplos de artistas que han contribuido a abrir a los cómics las puertas del mercado tradicional del arte. “Algunos autores han trabajado con el pie puesto en varios sectores y han abierto brecha para que entrasen coleccionistas de pintura en el mundo del cómic. Por ejemplo, Enki Bilal hace viñetas por separado en formatos más grandes para venderlas luego como obras de arte independientes”, cuenta Jaume Vaquer.

Pero, ¿es real su implantación en el mercado del arte?,  ¿se corresponden las cifras millonarias con la realidad de los coleccionistas? “Con la crisis del 2008 hubo grupos de inversión que, como alternativa al ladrillo, entraron en diversas áreas del coleccionismo y compraron piezas de autores representativos haciendo que los precios de algunos dibujantes se disparasen. Esta situación ha subido los precios del mercado de grandes autores hasta dejar descolgados a los coleccionistas. Se ha creado una burbuja de precios que no sé hasta cuándo durará”.

El mercado en España

Daniel Aldonza es el director de “El arte del cómic”, la única galería física en España dedicada exclusivamente a este sector. Durante dos años y medio de existencia este espacio ubicado en el centro de Madrid (y que funciona como galería física y digital) ha estado trabajando para consolidar una estructura de la que el mercado español ha carecido en los últimos años. “Más que un negocio hemos tratado de crear un punto de encuentro donde compartir esta afición con otros y disfrutar de obras originales”.

El cómic y el mercado del arte 3
Interior de El Arte del Cómic | Foto vía El Arte del Cómic.

La galería posee uno de los fondos de autores más variados de Europa que van desde leyendas del cómic norteamericano como Frank Miller (el responsable del Batman más oscuro) hasta algunos de los europeos más buscados como Jean Giraud (también conocido como Moebius).  “Aunque España todavía no es equiparable a mercados más sólidos como el norteamericano, el francés o incluso el italiano, el interés está creciendo poco a poco”, explica Daniel Aldonza.

Vaquer y Aldonza coinciden en que las cifras millonarias están reservadas para un puñado de autores y un tipo de coleccionista que nada tiene que ver con el aficionado medio. Pero, en el resto de  casos, ¿cómo se tasa una obra única de un sector tan joven como el del cómic? “Para establecer los precios de una página hay que informarse de las subastas, ver cómo fluctúa el mercado, a qué precios se han vendido páginas similares del mismo autor… También influye el lugar que ocupe la página dentro del cómic, por ejemplo la portada es más cara que una página interior. En el cómic americano también influye muchísimo lo que sucede en la historia del número al que pertenece la página, los personajes que aparecen…”, explica el galerista.

Daniel Aldonza reconoce que todavía hay mucho trabajo que hacer hasta que el mercado español sea equiparable al de otros países con más tradición, pero el reconocimiento de artistas nacionales veteranos, la proyección internacional de los nuevos creadores y la consolidación social del cómic como un medio maduro para contar historias son solo algunas de las razones por las que cabe esperar que siga creciendo el interés.

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo

Tal Levy

Foto: Ohad Romano
IMDB

“Prepárense”, “el caos está por empezar”, “en camino hacia ti”, anunciaban cientos de carteles escritos en árabe y sin traducción que alarmaron a algunos israelíes que por un instante, al ver esas letras blancas sobre fondo negro, pensaron que quizá Isis había llegado a las mismísimas calles del corazón de su ciudad.

En algo no se equivocaron. El llamado Estado Islámico estaría en la mira, pero de la exitosa serie de televisión israelí Fauda, cuya campaña de intriga llegó a provocar zozobra a tal punto que en algún momento las fuerzas de seguridad debieron salir a explicar que sólo se trataba del abreboca promocional de la tan esperada segunda temporada.

Nada más lejos que ese enteramente blanco y negro de las vallas. La producción se asienta precisamente en esa escala de grises con la que aborda el largo y espinoso conflicto entre israelíes y palestinos. Desborda realismo, por algo The New York Times, que la incluyó en la lista de las diez mejores series de 2017, la ha calificado como thriller crudo y naturalista.

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo
Poster promocional de Fadua | Imagen: Netflix

Es imposible no contener el aliento al verla. Las acciones suceden de una manera tan trepidante y las imágenes lucen tan reales que parece más bien un hecho transmitido en directo. Una profusión de disparos, violencia, persecuciones, crueldad, venganza, pero más… Lejos de estereotipos, la serie humaniza a los personajes descorriendo el velo del “otro”, del “enemigo”, para mostrarlo en toda su complejidad, en diversas facetas.

Reconocido como Mejor Guión en el festival de Biarritz y ganador de seis premios Ophir (equivalente israelí a los Emmy) entre ellos el de Mejor Drama, Fauda ha cautivado a 190 países desde su estreno en Netflix en diciembre de 2016 provocando, curiosamente, empatía por igual entre israelíes y palestinos, hombres y mujeres, de derecha y de izquierda.

¿La clave de su éxito desbordante? “Lo que hemos escuchado a menudo de los espectadores de todo el mundo es que se reconocen a sí mismos en los personajes de ambos lados del conflicto, se identifican con lo que sucede y realmente ‘sienten’ lo que los personajes experimentan, bueno o malo. Aparte de las escenas de acción, muestra a las familias teniendo una vida normal. Hay historias de amor. Madres y mujeres en general poseen una fuerte presencia. Todo esto hace que el programa sea muy intenso y conmovedor. Además, tiene lugar en el punto de mayor tensión del Medio Oriente y se desarrolla sobre un conflicto geopolítico real y actual, lo que lo hace aún más adictivo”, explica a The Objective la actriz Laëtitia Eïdo, cuyo papel en la serie ha cautivado a la audiencia.

La historia de fondo

Fauda, que significa caos en árabe y que en el argot militar israelí hace referencia al fracaso de una operación, era una apuesta arriesgada con esos diálogos entrecruzados entre árabe y hebreo para hacerla todavía más real. Sus creadores tenían claro que los personajes árabes debían ser encarnados por actores que también lo fueran, respetando a su vez los diversos dialectos. No podía ser de otro modo pues su trama se centra en la búsqueda por parte de un comando de agentes encubiertos israelíes de terroristas palestinos en Cisjordania.

Tras una y otra puerta cerrada, la compañía de televisión por cable YES de Israel decidió producir y emitir la serie; después, Netflix se apuntó convirtiéndola con sus subtítulos en un fenómeno global, tanto que ya firmó con sus creadores para realizar dos nuevas series sobre espionaje, una de las cuales ya tiene nombre: Hit and run.

Avi Issacharoff, un reconocido periodista con décadas de experiencia en la cobertura del conflicto palestino-israelí, y Lior Raz, un actor que nunca había escrito un guión, se inspiraron en hechos reales para dar vida a la serie pues ambos, amigos por demás, prestaron el servicio militar obligatorio en una unidad secreta como “mista’arvim”; o sea, israelíes que se hacen pasar por palestinos y hablan árabe a la perfección.

Durante una veintena de años Raz guardó silencio sobre un suceso que le perturbó y dejó marcado para siempre: la muerte de su primer amor apuñalada en Jerusalén a manos de un terrorista palestino. Catárticamente este hecho ha salido a flote en la pantalla cuando en la primera temporada de Fauda la novia de un miembro del comando de élite israelí pierde la vida en un bar víctima de un atentado suicida.

#fipa festival. screening fauda at the opening ceremony #fauda #פאודה

Una publicación compartida de lior raz (@liorraz) el

No extraña que a Raz, quien además de coguionista encarna magistralmente al protagonista, ahora le lluevan ofertas para trabajar en Hollywood. ¿Quién lo diría? Y pensar que había sido guardaespaldas de Arnold Schwarzenegger y Nastassja Kinski tras viajar a Estados Unidos pocos días después de haber culminado sus funciones en la unidad especial de las Fuerzas de Defensa de Israel. Hoy, a la par de Fauda, da también charlas sobre cómo lidiar con el estrés postraumático a través del arte y la escritura.

El mundo se ha rendido a los pies por primera vez de una serie israelí. El maestro indiscutible del terror, Stephen King, la calificó en un tuit como un thriller que mola y sin desperdicio. Y hasta el presentador y comediante estadounidense Conan O’Brien se acercó al set de filmación para grabar un sketch en el que interroga al personaje principal para obtener información sobre la dirección de Gal Gadot, la actriz israelí que protagonizó Wonder Woman.

Más y más suspense

La segunda temporada de Fauda se prevé que llegue a las pantallas vía Netflix a partir de abril, cuando finalice su emisión en la televisión de Israel.

Itzik Mizrahi fue uno de los millones de espectadores que el pasado 31 de diciembre sintonizaron el canal YES ansiosos por ver si los nuevos episodios estarían a la altura de las expectativas generadas.

“La primera temporada es más interesante y la segunda tiene menos acción, pero mucho más suspense. Todo gira en torno a un deseo obsesivo de venganza. Es la película verdadera de todos los días”, comenta a The Objective este hombre de 65 años que fue herido en la Guerra de Yom Kippur y que estuvo al frente en Tel Aviv de una de las mayores empresas productoras y distribuidoras de pitas, pan que hermana a los dos pueblos en conflicto.

En la serie, Dorón Kavillio, el protagonista, llega a tener una relación con Shirin Al Abed, una doctora palestina, abordando el tabú del amor entre israelíes y árabes. “El hecho de que ella se enamore de un agente israelí en realidad es relevante solo para la audiencia, al menos en la primera temporada (¡sin spoiler!), porque para ella él es Amir -no Dorón-, un palestino. Por tener un origen mixto, para mí es importante mostrar en la pantalla esta historia de amor como posible y como un modo de lograr un mayor entendimiento entre la gente”, señala la intérprete franco-libanesa Eïdo.

La cruda historia real detrás de Fauda, la serie israelí que ha cautivado al mundo 2
Lior Raz y Laëtitia Eïdo en Fauda | Imagen: IMDB

Pero ¿cómo ha sido recibido ese personaje en el mundo árabe? “Los creadores del programa siempre dicen que donde sea que vayan la gente pregunta por ‘La doctora’ y ‘¿Cómo está Shirin?’ Es increíble. Pienso que creamos un personaje muy especial que se vuelve adorable, primero, porque está en medio de este gran ‘fauda’, este caos. Es un vínculo entre mundos y se niega a tomar parte en el conflicto ni a elegir ningún bando. Su ética médica también la hace un alma muy caritativa. De hecho, la hicieron estar más cerca de quien soy por ser medio francesa, algo que no existía en el guion original. Lo añadimos y eso la coloca aún más ‘in between’ (en medio) de todo. Esto le permite tener empatía por cualquier ser humano con quien se cruce, sea del lado que sea. Cuando fui a los territorios palestinos, en Ramala o en Belén, me paraban personas en la calle que eran grandes fans del programa y me agradecían por dar vida a este personaje. Estaba aliviada, igual que cuando escuché que Fauda es un gran éxito en otros países árabes como Arabia Saudí, Líbano, Egipto”.

Las dos caras

Nadie quiere dejar de ver esta producción israelí. Cuando apareció en 2015, el grupo palestino islamista Hamás la tachó de propaganda sionista, pero, no obstante, colocó un enlace de transmisión en su propia página web. Y a fines del año pasado, el tráiler de los nuevos episodios fue presentado incluso en los programas de noticias de la televisión israelí.

Si en la primera temporada el personaje que desencadena el conflicto es un terrorista de Hamás apodado La Pantera que reaparece después de que se creía estaba muerto, interpretado por el actor árabe israelí Hisham Suliman; en la segunda temporada la trama va un paso más allá al explorar las rivalidades entre las diversas facciones del movimiento palestino, con la presencia además de Isis en la zona.


La canción del programa que ha emocionado por igual a israelíes y palestinos, a hombres y mujeres, de izquierda y de derecha.

Una de las motivaciones para hacer la serie fue que la ocupación israelí de Cisjordania ocurrida tras la Guerra de los Seis Días ya suma medio siglo. Al igual que sus creadores, Eïdo lo tiene claro. “No estamos aquí para hacer política, en lo absoluto”, rotundamente afirma a The Objective.

¿Cuál es el principal desafío que ha debido encarar? “Mi trabajo como actriz y el tipo de reto que deseo enfrentar es escoger mis papeles dependiendo de lo que quiero entregar al mundo y de lo que como artistas aportamos a la conciencia colectiva. Llevar la idea de que este conflicto no es unilateral, que estos enemigos a muerte no son tan diferentes después de todo y que son mucho más humanos de lo que nos han dicho es muy importante para mí. Quienquiera que seas, si tomas parte en una guerra, en algún momento lo perderás todo realmente; si no tu vida, entonces tu alma. Esto tiene mucho significado para mí”, concluye.

Continúa leyendo: ¿Qué es Cloverfield Paradox y por qué se dice que ha hecho historia?

¿Qué es Cloverfield Paradox y por qué se dice que ha hecho historia?

Nerea Dolara

Foto: Netflix
Netflix

Este domingo Netflix hizo algo nunca hecho: estrenó un trailer y una película en pocas horas. Y el mundo del cine se volvió loco.

El fin de semana Netflix hizo historia del cine, o eso se habló extensamente en Twitter. ¿Por qué? El domingo se emitió el Superbowl, o lo que es lo mismo: el evento deportivo más visto y esperado de Estados Unidos, y como es tradición muchos trailers llenaron los espacios publicitarios… pero hubo uno especial. El teaser de Cloverfield Paradox, la tercera entrega de este universo (más sobre esto próximamente), se emitió durante el juego y soltó un coming very soon y no estaba mintiendo: la película comenzó a estar en streaming al segundo de terminar el partido.

Es la primera vez que una película se estrena básicamente minutos después de que salga su primer trailer y sin ninguna información previa de que llegaría a los espectadores. En su Twitter la directora Ava DuVernay (Selma) afirmó: “#FilmTwitter va a explotar esta noche. Algo viene que es casi imposible de creer” y luego “Justo al finalizar el juego, al estilo Lemonade. Siempre digo que los muros están cayendo. El cambio es bueno”.

Pero, ¿qué es esta nueva película con una distribución novedosa?

Cloverfield, y su fenómeno y su universo, se iniciaron en 2008 cuando una película de bajo presupuesto con un reparto de relativos desconocidos (Michael Stahl-David, Lizzy Kaplan y Mike Vogel se hicieron conocidos luego), sobre el ataque de un monstruo a Nueva York y grabada al estilo de Blair Witch Project (por los “supervivientes”) dio la sorpresa de triunfar tanto con audiencias como con críticos. La campaña de la película fue una de las primeras realmente virales (el primer trailer se lanzó por sorpresa y sin título) e incluía un juego de realidad aumentada en que pistas sobre la historia estaban repartidas por internet.

El director, Matt Reeves, era un desconocido (luego dirigió la segunda y tercera partes de la trilogía del nuevo Planeta de los simios), pero el productor no. J. J. Abrahms estaba detrás de este thriller oscuro y bien hecho y tras su estreno una idea pareció cuajar: ¿por qué no crear un amplio universo cinematográfico en este mundo?

No sería un universo cualquiera, de hecho es uno muy particular. En las historias de DC, Marvel o Star Wars personajes y eventos recorren varias de las películas, creando un mundo repleto de referencias. En Cloverfield las conexiones son más tenues y diseñadas para lo que se podría denominar un freaky (de hecho la mayoría de los guiones no estaban pensados inicialmente para pertenecer a este universo, se adaptaron).

En la primera película, y su campaña, se hace referencia a la existencia de una multinacional llamada Tagruato y sus subsidiarias Yoshida Medical Research, Bold Futura, ParaFun! Wax Distributors y Slusho! Estas compañías reaparecen en las siguientes entregas y puede que tengan que ver con los desastres que se ven en cada una de ellas. En Cloverfield encontrar conexiones depende del espectador y no tanto de quien narra la historia.

En 2016, ocho años después (lo que ya es otra extraña novedad), apareció -también de la nada, de hecho ni se sabía que se había rodado- 10 Cloverfield Lane. Completamente alejada de la primera, este filme es un thriller psicológico que se desarrolla en un búnker e incluye a tres personajes, uno de ellos un aparente psicópata que argumenta tenerles encerrados porque hubo un incidente en el exterior y todos han muerto. ¿Conexiones? Además del nombre, resulta que el aparente psicópata -si se busca online en los sitios de las compañías ficticias- trabajaba para una de ellas y luego está el final (spoiler alert) en que se descubre que ha habido una invasión extraterrestre. La segunda entrega tuvo también muy buenas críticas y funcionó muy bien en taquilla.

Y volvemos a la tercera. El mundo de la industria comentaba desde hace tiempo sobre Cloverfield Paradox (el nombre se conoció el domingo… en esta franquicia no son muy proclives a informar previamente), su “frustrada” distribución en cines, la venta de los derechos a Netflix... pero nadie esperaba que el servicio de streaming aplicara una jugada ¿maestra? de este calibre.

¿Qué es Cloverfield Paradox y por qué se dice que ha hecho historia?
Poster promocional de Cloverfield Paradox | Imagen: Netflix

Paradox, sin embargo, no ha tenido tan buena relación con los críticos como sus primas anteriores, y es probable que la audiencia, conociendo el secretismo de Netflix con sus números, no se sepa… a menos que funcione muy bien. Una cinta de horror y ciencia-ficción, alla Alien, se desarrolla en el futuro, cuando el mundo vive una gran crisis de energía y una misión de científicos de todo el mundo es enviado a una estación espacial para buscar una solución… y, como es de esperar, no sale bien.

¡Ah! Y en octubre, según se comenta esta semana, se estrena una cuarta entrega que se desarrolla en la Segunda Guerra Mundial, cuando un batallón de aliados llega a un pueblo ocupado por los nazis en que hay más que alemanes… hay cosas sobrenaturales.

Una conclusión que puede extraerse de esta predilección por la sorpresa, las leves conexiones y los cambios de género es que esta es la primera franquicia que está aplicando normas televisivas a su narrativa: monográficos separados que tienen alguna relación y que se desarrollan en el mismo mundo, al estilo de Black Mirror o American Crime.

Puede que este universo sea una rareza, pero queda claro que este tipo de sorpresas van a convertirse en una norma en poco tiempo: no sólo generan publicidad gratuita, sino que atraen espectadores sin necesidad de hacer mucho… sea buena la película o no.

TOP