Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Chris Cornell, vida y muerte del príncipe del 'grunge'

Jorge Raya Pons

Foto: Mark Blinch
Reuters

Todo es nostalgia ahora que Chris Cornell ha muerto. Cornell fue uno de los músicos más importantes de los últimos 30 años. Encarnaba la esencia de esa música enérgica y emocional que fue el grunge, una revolución cultural que sacudió Seattle (Estados Unidos) y el mundo entero en unos tiempos que marchaban sin rumbo ni paradero.

Cuentan que Chris Cornell tuvo una infancia complicada, que salía rara vez a la calle, que convivió con momentos de tristeza y depresión que lo acompañaron siempre. Que comenzó con la delicadeza del piano y terminó golpeando duro los platillos y los bombos, que sentándose frente a la batería logró encontrarse a sí mismo.

Cornell fue descubriendo con el paso de los años que no solo era un gran baterista, sino un gran cantante, y la fama, el éxito, el dinero y las mujeres llegaron al ritmo que Soundgarden, el grupo que él mismo fundó, subía como la espuma. Aquella banda marcó una época; no era extraño que los seguidores del grunge genuino, al ser preguntados por su grupo favorito, forzados a elegir entre Pearl Jam y Nirvana, terminaran decantándose por Soundgarden.

Chris Cornell, vida y muerte del príncipe del grunge 1
Chris Cornell y Kim Thayil, en un concierto de Soundgarden en 2013. | Foto: Chris Pizzello/AP Photo

Ahora que Cornell ha muerto, que Scott Weitland (Stone Temple Pilots) se fue, que Kurt Cobain (Nirvana) y Layne Staley (Alice in Chains) nos dejaron –solo nos queda Eddie Vedder (Pearl Jam)–, llega la conciencia del tiempo irreversible. El último gran proyecto de Cornell en la música llegó con Audioslave, esa banda total que unía su voz con los riffs salvajes de los Rage Against the Machine, y que grabó un primer álbum asombroso y un segundo algo más flojo. Entre los logros más sonados del supergrupo se encuentra la celebración de un concierto en Cuba en 2005 que se convirtió en el primer directo que hacía un conjunto estadounidense en la isla.

“Generalmente miro hacia delante”, dijo Cornell en una entrevista concedida en 2012 a El País. “Cuando miro hacia atrás me siento afortunado de haber superado lo que pasé y de que Soundgarden sea lo que es hoy en día. Fuimos pioneros de la escena musical del tiempo en que empezamos, en los noventa, y hay cierto orgullo en ello, pero en realidad creo que estoy haciendo más ahora y que voy a hacer mucho más en el futuro”. En este siglo Cornell hizo carrera en solitario, persiguió una música más melódica, más calmada, un esfuerzo –logrado o no– de crear canciones intimistas. Con todo, siempre llevó sobre sus hombros el peso de un pasado memorable.

Ayer mismo estaba Chris Cornell sobre el escenario en Detroit con sus viejos amigos de Soundgarden y nada parecía anticipar que aquella sería su última noche. La noticia ha caído como un rayo. Para el recuerdo quedan los años dorados, su espíritu rebelde e inspirador, los tiempos en que la música significaba algo más que música. Cornell no fue uno de tantos.

Continúa leyendo: La inspiradora respuesta de unos estudiantes a las normas machistas de su instituto

La inspiradora respuesta de unos estudiantes a las normas machistas de su instituto

Redacción TO

Foto: @ocean__avenue_
Twitter

Hay lugares donde los códigos de vestimenta y los uniformes unisex persisten. Pero también hay otros donde los estudiantes se rebelan contra ellos. Esto es lo que ha sucedido en un instituto de Hollister, California, donde algunos miembros de la dirección del colegio obligaron a 50 mujeres estudiantes a irse a casa por vestir una ropa que consideraban inadecuada atendiendo a las estrictas normas de la escuela.

La razón por la que tuvieron que cambiarse y regresar es que llevaban tops con los hombros descubiertos. Las mujeres se escandalizaron y protestaron efusivamente, y un grupo de chicos desafió a las normas siendo ellos quienes vistieran los tops. Ninguna regla estipula que los hombres tengan prohibido llevar esta prenda en el instituto.

El medio Yahoo! Style informó de que esta regla se ha respetado por muchos años en la escuela, pero un estudiante –que ha preferido mantener el anonimato a petición de sus padres- ha empleado las redes sociales para desmentirlo. Y lo ha hecho abriendo el libro de fotos de otras promociones, donde se muestra claramente que muchas mujeres han enseñado el hombro a lo largo de los años sin que sufriera llamada de atención alguna.

El propio chico denuncia que la estricta política de conducta solo se ha aplicado en esta ocasión.

Movilizados por esta injusticia, los hombres se solidarizaron con sus compañeras.

Y hablaron con diferentes medios para explicar las respuestas que han recibido de la dirección por ello, y entre las justificaciones hay razones tan sorprendentes como garantizar la seguridad de las mujeres. Una chica ha declarado a Yahoo! Style que considera esta regla como “ridícula”: “La administración asegura que lo hace por nuestra seguridad, pero no entiendo de qué nos mantiene a salvo. No creo que haya nadie tan estúpido como para bajarnos la camisa, y además no tienen derecho a tocarme a mí ni a tocar a nadie”.

Uno de los jóvenes que se rebeló va un poco más lejos y argumenta su enfado a preguntas de The Huffington Post: “Lo que encuentro problemático es que si alguien intenta asaltar a una mujer, parece que la responsabilidad recaiga sobre la víctima, en lugar de en el atacante. Las mujeres merecen ser tratadas con respeto, y eso implica respetar su libertad de expresión y respetar su dignidad individual”.

El director del instituto, Adrián Ramírez, explica a Yahoo! Style que el incidente de los vestidos le ha dado una “lección”. Ahora, añade, van a reconsiderar su código de vestimenta y van a incluir en estas discusiones a los representantes estudiantiles. Esto supone todo un avance.

Continúa leyendo: Por qué la gente solitaria compra marcas con rostros

Por qué la gente solitaria compra marcas con rostros

Redacción TO

Foto: Pat Wellenbach
AP

Hay técnicas de marketing deslumbrantes. Un estudio acaba de revelar que las personas solteras o solitarias se decantan casi de una manera intuitiva e involuntaria por aquellos productos cuyas marcas sean rostros –véase Starbucks, Pringles, Kentucky Fried Chicken o Don Limpio…–. “Los logotipos pueden llenar ese vacío que los consumidores experimentan por su desconexión social”, explica Bettina Cornwell, profesora de marketing en la Universidad de Oregón, en Estados Unidos.

Y continúa: “Cuando esa persona ve una cara en el producto, su preferencia hacia la marca aumenta”.

Starbucks, una de las marcas con un logo identificable como rostro. | Foto: Mohammad Khursheed/Reuters

El descubrimiento, publicado en el European Journal of Social Social Psychology y recogido por la revista de divulgación científica Futurity, es una reafirmación contundente sobre la interdependencia de las personas y el anhelo constante de estar acompañados y vivir en comunidad. Cuando una persona pierde esa conexión fundamental, busca maneras desesperadas de cubrir los vacíos. Y esto se revela incluso en nuestra elección en los supermercados.

“Algunas investigaciones anteriores vinculan esa necesidad de relacionarnos con nuestro comportamiento como consumidores, pero se extraen pocas conclusiones sobre el rol que desempeñan los logotipos en nuestra predilección por una marca u otra”, sostiene Ulrich R. Orth, director de la investigación profesor de la Universidad de Kiel, en Alemania, que continúa: “Nuestro estudio demuestra que ver una cara aumenta el gusto del consumidor sobre esa marca, sobre todo si se sienten solos”.

Apenas importa que sonría o no; el elemento decisivo responde a la morfología en sí, a la silueta. Incluso cuando el rostro es más una representación abstracta que el calco preciso de un rostro. Este proceso, conocido como antropomorfismo, es innato a los humanos y no pasa desapercibido para los profesionales del marketing y la publicidad.

“La falta de relaciones interpersonales motiva a la gente a buscar activamente otras fuentes de conexión con la sociedad”, argumenta Cornwell. “Esto explica que las personas que se sienten solas sean más propensas a ver rostros en las imágenes”. Es una reacción a ese deseo de conocer, a esa voluntad de relacionarnos con los otros. Y consiguieron demostrarlo a través de un estante con varias botellas de vino, cada una con un diseño de marca.

Algunos ejemplos de botellas empleadas en el experimento. | Fuente: Futurity/CC

Emplearon hasta 45 etiquetas diferentes con siete niveles distintos, marcados en función de lo fácil que resultara su asociación a un rostro humano. El experimento concluyó validando la hipótesis inicial, que las caras nos acercan al producto, y los autores del mismo defienden que los hallazgos son importantes para el sector publicitario, que pueden encontrar en el perfil del consumidor solitario todo un nicho de mercado.

Con todo, los autores se esfuerzan por resaltar que estos conocimientos también pueden ser exprimidos por las instituciones públicas, que pueden comprender mejor la vulnerabilidad de los consumidores ante las multinacionales, y las organizaciones caritativas, que pueden alcanzar con mayor efectividad el corazón de las personas, tal y como explica Cornwell:

“Las organizaciones benéficas y sin ánimo de lucro pueden extraer información importante de estos hallazgos, que les ayudarán a servir a sus comunidades. Si eligen usar una cara sobre otra imagen, tendrán más probabilidades de conectar con otras personas y compartir su misión”.

Continúa leyendo: El hashtag cumple diez años: éstos han sido los más populares

El hashtag cumple diez años: éstos han sido los más populares

Lidia Ramírez

Foto: Twitter

El 23 de agosto de 2007, el usuario de twitter Chris Messina fue el primero en utilizar el símbolo de la almohadilla junto a una palabra para unificar conversaciones en la plataforma.

A lo largo de estos diez años ha evolucionado pasando de ser una forma, creada espontáneamente por los usuarios, de categorizar o ‘etiquetar’ tuits a convertirse en parte de nuestra conversación diaria, cambiando la naturaleza de la comunicación online y convirtiéndose en uno de los símbolos de la era digital. Y si en 2007 el hashtag más tuiteado fue utilizado más de 9.000 veces, este año 2017, el más popular ha sido escrito más de 300 millones de veces.

Hashtags más populares en España

Ayudando a galvanizar algunos de los momentos más importantes de los últimos diez años. Algunos de los más populares en estos últimos diez años son:

      • #RefugiadosBienvenidos, un hashtag que sigue estando en plena actualidad como muestra de solidaridad con los refugiados europeos.

      • El movimiento social generado por el #15M animó la conversación en Twitter durante la primavera de 2011.
      • #Eurovision es uno de los clásicos y se convierte en tendencia cada año durante la celebración del festival de la canción europeo.

      • #VamosEspaña se utilizan de forma reiterada cada vez que los usuarios quieren animar a los deportistas y equipos españoles en competición internacional.

      • #LaLiga y #ElClásico en el mundo del deporte.
      • #spanishrevolution y #tomalaplaza como movimientos sociales que acompañaron al #15M.
      • Las jornadas electorales del #26j y #20N o la #coronaciónfelipeVI en el terreno político.

    • El seguimiento de atentados y alertas informativas y de las primeras reacciones ante, por ejemplo, los atentados de Barcelona o de París con los hashtags #Barcelona, #Rambla, #YoTeAcompaño, #Paris, #CharlieHebdo, #JeSuiCharlie o #PorteOuverte
    • El lanzamiento de #Pokemongo, los estrenos de #JuegodeTronos o la celebración anual de los #PremiosGoya, en el ámbito del cine, la televisión, la música o los videojuegos.

El hashtag transforma el marketing digital

El hashtag, además, se ha consolidado como una potente herramienta para que las marcas consigan un mayor alcance y conexión con sus clientes y participen de la conversación mundial posicionando sus productos y servicios. Hoy en día, ninguna campaña de marketing resulta completa si no va acompañada de un hashtag, por lo que se puede afirmar que el hashtag ha cambiado la cara del marketing digital.

Utilizando un hashtag, las marcas captan la atención y permiten que sus clientes se reúnan para compartir las experiencias en Twitter; incluso se han convertido en símbolos de las acciones de comunicación online y offline al utilizarse en carteles publicitarios, anuncios impresos y, por ejemplo, la mitad de los anuncios de televisión de la Super Bowl.

Este décimo cumpleaños, que ha convertido el símbolo # en un icono, nos permite mirar hacia atrás para ver cómo las marcas han cambiado el marketing a través de sus hashtags en Twitter. Estos son algunos ejemplos destacados en España:

    • #compraruncocheportwitter fue el hashtag utilizado por el usuario Raúl Escolano (@escolano) para lanzar un reto y cubrir su demanda particular de comprar un coche. Mercedes-Benz España, Citroen, Toyota, Volvo, Kia o Skoda son algunas de las marcas que aprovecharon el momento

    • Mahou ha sido la primera marca en desarrollar un emoji en España para el lanzamiento de su nueva categoría de cerveza con el hashtag #MahouBarrica

    • Heineken con el hashtag  #UnJefeDeChampions  consiguió ser uno de los diez anuncios más vistos en 2016

    • @PlayStationEs usó la creatividad para sorprender a sus seguidores: para el lanzamiento de su juego Gravity invirtió el hashtag, #ᄅɥsnɹʎʇᴉʌɐɹƃ, convirtiéndose en la primera marca en viralizar un hashtag escrito boca abajo.

  • MediaMarkt utilizó First View para promocionar su spot a la vez que invitaba a los usuarios a expresar sus deseos con el hashtag #YTúConQuéSueñas

Continúa leyendo: ¿Cómo afectará el atentado de Barcelona en su turismo?

¿Cómo afectará el atentado de Barcelona en su turismo?

Jorge Raya Pons

Foto: ALBERT GEA
Reuters

Barcelona sufrió el pasado jueves el peor atentado desde Hipercor: una furgoneta arrolló a toda velocidad y en La Rambla a decenas de personas y al menos 15 han muerto, según cifras oficiales. Los días pasan y el miedo permanece; ahora el sentimiento de seguridad se ha transformado en un anhelo y la conciencia de la vulnerabilidad se extiende en los barceloneses. Es un temor comprensible y muchos ciudadanos se preguntan si este podría afectar a la imagen de Barcelona en el mundo. Lo cual se puede trasladar en forma de pregunta: aquellos viajeros que habían pensado en volar a Barcelona, ¿mantienen el interés tras el ataque yihadista?

Una representante del Gremi d’Hotels de Barcelona interpreta que es “pronto” para valorarlo, una conclusión que comparten desde el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Lo cierto es que el gremio hotelero considera que se han producido anulaciones de reservas de manera “puntual”, en ningún caso significativas, y a falta de estimaciones más profundas, elaboradas y precisadas con el tiempo, Barcelona–como receptora de 30 millones de turistas cada año y como cuarta ciudad europea con más visitantes extranjeros, según los datos municipales– únicamente puede atender a la experiencia de otras capitales que sufrieron el horror del terrorismo para anticiparse a una posible fuga de turistas.

¿Cómo afecta el atentado de Barcelona en su turismo? 1
Homenaje a las víctimas del atentado terrorista de Barcelona en La Rambla. | Foto: Alberto Gea/Reuters

Un caso simbólico y representativo es París. La Ciudad de la Luz perdió un 4,7% de las reservas hoteleras en 2016 respecto al año anterior, lo cual encuentra explicación en los atentados de Bataclan, Charlie Hebdo y las constantes amenazas terroristas sobre la ciudad y el país. En cifras redondas, significa 1,5 millones de visitantes y 1.300 millones de euros perdidos de un año a otro. Los datos corresponden al Comité Regional de Turismo de París (CRT). Bélgica perdió 2.400 millones de euros –medio punto de PIB– en 2016 tras el ataque terrorista en el aeropuerto de Bruselas, con 32 víctimas mortales. El dato lo aporta la patronal Institute for Economics and Peace.

Con todo, el CRT revela que París ha batido records en los primeros seis meses de 2017 y que las visitas han aumentado un 10,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Esto significa que París recibió 16,4 millones de turistas de enero a junio, una cifra que no había alcanzado antes. En cualquier caso, nada apunta a que Barcelona vaya a sufrir el descenso repentino que conoció París. Al menos así lo interpreta la Asociación Europea de Turoperadores, que hace apenas cinco días dijo a través de su presidente, Tom Jenkins, que no anticipan “muchas cancelaciones inmediatas”: “Estos incidentes son cada vez menos infrecuentes y la gente comprende cada vez mejor que puede ocurrir en cualquier lugar”.

En Reino Unido, especialmente en Londres, los atentados no han echado atrás a los turistas y en este junio han sido un 7% más que en el junio anterior. En Alemania, las cifras son abrumadoras y, por ejemplo, los chinos que han visitado el país han aumentado un 15%. Las cifras proceden de los estudios realizados por la agencia Protourismus. Un representante de la compañía, Didier Arino, responde a preguntas de AFP que España no sufrirá grandes variaciones en los próximos meses: “El país experimenta tal dinámica de crecimiento que el efecto no se notará tanto”.

¿Cómo afecta el atentado de Barcelona en su turismo? 2
Un cartel en memoria de las víctimas del atentado terrorista de Bataclan. | Foto: Reuters

A menudo se escribe con acierto que España ha experimentado un aumento extraordinario en el número de turistas por la caída de destinos como Turquía, Egipto o Túnez, un aumento que la patronal turística Exceltur cuantifica en 12 millones de personas desde 2010. La seguridad es la base del turismo: la situación en estos países mediterráneos es crítica y en ningún caso equiparable a la española. Ningún experto emplea estos ejemplos como precedentes a tener en cuenta.

Con los datos sobre la mesa se puede comprobar que el impacto de los atentados, como hechos esporádicos, tienen un impacto en el turismo a muy corto plazo y las cifras se recuperan con rapidez. “El efecto se acorta con la banalización de los atentados”, explica el presidente del sindicato francés Entreprises du Voyage a la agencia AFP. Todo se reduce a si una ciudad es segura o peligrosa a ojos del turista.

TOP