Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV

Romhy Cubas

Foto: Fox
Fox

El revival de las series no es común pero tampoco desconocido. Cuando un programa de TV se cancela los fans suelen demandar una nueva temporada, una segunda oportunidad. Sin embargo, son contadas las series que reciben el apoyo de las cadenas para revivir sus producciones. En años recientes compañías de streaming como Netflix y Hulu han sido el conducto para traer de vuelta esas series que veías abnegadamente los sábados por la noche, o cuyo tema de entrada todavía tarareas cuando nadie te oye. Estos streamers han logrado extender la vida de comedias, dramas y viejos clásicos de la pequeña pantalla que en su momento redefinieron cierto tipo de televisión, abriéndole la entrada a otras de su género, parecidas pero nunca iguales.

Entre el 2016 y lo que va del 2017 se han anunciado varios regresos emblemáticos de la televisión que han generado expectativa y algo de cinismo en la futura audiencia; nunca nada se repite como la primera vez cantaría Fito Paez al respecto.

A continuación las series actuales que regresaron del pasado con todas las piezas del rompecabezas todavía en su lugar.

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV
Los Expedientes X en sus primeras temporadas | Foto: 20th Century Fox Film/Everett Collection

The X Files: Mulder y Scolly a la caza de extraterrestres

Si existe en la historia de la televisión un clásico de la ciencia ficción ese es The X Files o los Expedientes X. Emitida por primera vez el 10 de septiembre de 1992 por la cadena FOX y creada por el estadounidense Chris Carter, la serie es una de las ficciones más premiadas de la historia. Con 141 nominaciones a diferentes premios y 61 galardones entre Emmy’s, Globos de Oro y decenas más, durante nueve años, nueve temporadas y 202 capítulos –su última emisión fue el 19 de mayo del 2002- The X files se convirtió en un icono cultural y conspiracional junto a sus personajes.

Protagonizado por David Duchovny y Gillian Anderson la trama es la de dos agentes del FBI –Fox Mulder y Dana Scully- encargados de investigar los Expedientes X de la organización, es decir, los casos inexplicables que el sentido común no alcanza a resolver. La mayoría de estos casos tienen que ver con ovnis y vida extraterrestre, fenómenos sobrenaturales y eventos “paranormales” que la ciencia todavía no puede explicar. Conforme la serie avanza Mulder y Scully se ven rodeados por una intrincada conspiración que involucra organizaciones secretas y complicidades con las altas esferas del Estado.

Inspirado por un informe que citaba que 3.7 millones de estadounidenses podrían haber sido abducidos por extraterrestres, Carter creó la serie a la par del programa de culto de principios de los 90s Twin Peaks, cuya influencia se percibe casi con el mismo ahínco que el del universo de horror cósmico creado por H.P.Lovecraft en su serie de relatos sobre los Mitos de Cthulhu, en donde una línea de personajes cuerdos y cultos se ven envueltos en pistas que los llevan a mundos desconocidos y lovecraftianos que superan la razón humana.

Como es usual la popularidad de la serie impulsó varias secuelas cinematográficas. En 1998 se estrenó la película The X Files: Fight the Future dirigida por Rob Bowman, y una segunda película titulada The X-Files: I Want to Believe  se estrenó el 25 de julio de 2008.

El revival de la serie llegó el pasado 24 de enero de 2016 cuando la cadena FOX estrenó la décima temporada en forma de una a miniserie de seis capítulos. Con David Duchovny y Gillian Anderson de regreso en los papeles protagónicos se retoma la trama donde se dejó en el último episodio de la novena temporada y la segunda de las películas que se rodaron a continuación.

Aunque la crítica recibió la décima temporada con escepticismo y frialdad  -se cuestionaron la precariedad de los seis episodios para continuar con la trama, entre otras decepciones predecibles cuando se revive un clásico- los números de audiencia fueron lo suficientemente sólidos para anunciar una nueva temporada que se rodará este año. Los diez nuevos episodios se esperan para algún punto del 2018. 

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV 1
Elenco original de Twin Peaks durante su primera temporada en 1990 | Foto: ABC

Twin Peaks: el revival de David Lynch

Fue su primera serie de televisión. David Lynch en sus mejores años o dos temporadas que conocieron la fama y sus declives en un tiempo increíblemente corto. Junto a Mark Frost el laureado director estadounidense –Blue Velvet, El Hombre Elefante, Mulholland Drive– creó en 1990 una producción transmitida por la ABC que se convirtió en un icono cultural de ficción y del género de crimen en la TV. Fueron tan solo dos temporadas y 29 episodios que se iniciaron el 8 de abril de 1990 y culminaron el 10 de junio de 1991, pero Twin Peaks y sus crímenes inspiraron decenas de libros y series como Riverdale, The Killing, Desperate Housewives, Veronica Mars e historias que reviven ese escenario cósmico y misterioso de los “pequeños pueblos ficticios” en Norte América.

De nuevo el FBI protagoniza una serie de los noventa. Esta vez Kyle MacLachlan interpreta al personaje principal Dale Cooper, un agente del FBI enviado a la ciudad de Twin Peaks en Washington para investigar el asesinato de una estudiante de secundaria de 17 años: Laura Palmer, interpretada por Sheryl Lee. A medida que el agente Cooper se va estableciendo en la ciudad conoce a los distintos y extravagantes habitantes de un pueblo que no es lo que parece. Para entonces su aura de normalidad se esfuma entre secretos y perturbadoras conexiones.

Luego de aquellos ocho capítulos se estrenó una segunda temporada con demasiados traspiés en donde Lynch dirigió solo algunos episodios –el resto fue conducido por distintos directores-. El descuido argumental falló en mantener el espíritu inicial de la producción y la serie fue cancelada debido a la escasa recepción y el declive progresivo de la audiencia.

De la serie también surgieron varios libros escritos en formato de precuelas o seguimientos de los misterios de la historia como The secret diary of Laura Palmer (El diario secreto de Laura Palmer) escrito por la hija de Lynch. En 1992 Lynch dirigió Twin Peaks: Fire Walk With Me, película que cuenta la última semana de la vida de Laura Palmer.

En el 2014 se confirmó el regreso de la serie para una tercera temporada. Programada para el próximo 21 de mayo su retorno viene de las manos de Lynch y Frost en una producción de 18 capítulos que funcionan como un film en 18 partes, según describe Lynch. Los directores trabajaron durante tres años en el nuevo guión. En este Kyle MacLachlan vuelve como Dale Cooper y Sheryl Lee como Laura Palmer.

Retornan viejos actores pero también se quedan en el pasado varios personajes principales. Otro factor interesante son las nuevas incorporaciones, que parecieran indicar que la mitad de Hollywood está involucrado en la serie: Naomi Watts, Amanda SeyfriedAshley JuddMonica BellucciMichael CeraSara Paxton o Shane Lynch son algunos de los famosos de la lista.

Por otro lado, luego de años resistiéndose al comercio televisivo, el festival de cine más prestigioso del gremio, el Festival de Cannes en Francia, ha aceptado transmitir los dos primeros episodios de Twin Peaks en su edición número 70.  

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV 2
Lincoln Burrows y Michael Scofield en la quinta temporada de Prison Break | Foto: FOX

Prison Break: fuga en la cárcel parte cinco

Prison Break es exageradamente estresante e inverosímil como para verla con más de dos tazas de cafeína en tu sistema. Desde su primera temporada se posicionó alto en el gremio televisivo dándole un giro completamente nuevo e inesperadamente entretenido a un grupo de presos confinados en una celda 4×4. Si se buscan similitudes o inspiraciones consecuentes las más evidentes se hallan en series como Orange is The New Black o Alcatraz. El efecto de 24 (2001) también reproduce ese factor tenso y desesperante que hace que los minutos pasen volando, literalmente.

La serie se estrenó en FOX el 29 de agosto del 2005.  Creada por Paul Scheuring y protagonizada por Dominic Purcell y Wentworth Miller la trama se ganó su tanda de nominaciones a los Emmy, Saturn y Golden Globe. Luego de 81 episodios y cuatro temporadas su último capítulo fue transmitido el 15 de mayo del 2009.

La historia se enfoca en los hermanos Burrows y sus intentos de fuga por prácticamente todas las prisiones del Estado. Cuando Lincoln Burrows es acusado de asesinar al hermano de la vicepresidenta de los Estados Unidos una sentencia de muerte lo encarcela en una penitenciaría en Illinois. Su hermano menor, Michael Scofield, convencido de su inocencia elabora un plan de escape que requiere su entrada a la cárcel, por lo que roba un banco a mano armada y lo demás es historia. Otro detalle es que antes de ejecutar el plan Michael decide tatuarse hasta la última sombra de su cuerpo con un laberinto de tinta que señala todos los rincones de la prisión. La serie BlindSpot (2015) hace un revival bastante similar de este detalle.

La cancelación de la serie se presentó con las bajas de audiencia y algunos traspiés producto de la huelga de escritores en Hollywood. Pero el pasado 4 de abril el regreso de la producción llegó con una quinta temporada de 9 episodios en los que sus protagonistas habituales reaparecen –incluyendo a Michael Scofield, quien “murió” en la última temporada- , al igual que su director.

La nueva temporada televisada una vez más por FOX tiene como escenario principal una cárcel –sorpresa- en Yemen. No se necesitan dotes de vidente para entender que alguien está encerrado y otro alguien trata de ayudarlo a escapar. Esta vez Michael Scofield resurge de entre los muertos en un país en guerra mientras la familia que dejó atrás digiere su nuevo paradero. Sara (Sarah Wayne), Lincoln (Dominic Purcell) , T-Bag (Robert Knepper) y Sucre (Amaury Nolasco) son algunos de los personajes que vuelven con Wentworth.

Las críticas se dividen entre un revival innecesario y una buena dosis de nostalgia del pasado. Por ahora Prison Break no ha cambiado en lo absoluto y su quinta temporada se siente más como la primera: una cárcel, dos hermanos, otro set indescifrable y misterioso de tatuajes y el giro de un nuevo enigma, esta vez la razón de Michael para fingir su muerte.

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV 3
Elenco de Padres Forzosos en su quinta temporada (1991) | Foto: ABC Network

Fuller House: más gente, menos Olsens

La fama excesiva de las gemelas Olsen comenzó en Full House o Padres Forzosos. La serie creada por Jeff Franklin para la ABC salió el aire un 22 de septiembre de 1987 e impulsó la carrera de varios de sus actores, pero fueron Mary Kate y Ashley Olsen quienes realmente comenzaron su emporio multimillonario con meses de nacidas gracias al show.  Ambientada en San Francisco, California, pero rodada casi en su totalidad en Los Ángeles, la trama se centraba en la de la vida de Danny Tanner (Bob Saget) y el reto de cuidar a tres hijas luego de perder a su esposa. A este se le unen sus dos mejores amigos interpretados por Jon Stamos y Dave Caulier, quienes lo ayudan a criar a una progresiva familia de adolescentes.

Fueron ocho temporadas y 192 episodios -el último episodio fue transmitido el 23 de mayo de 1995- que se unieron en la carrera por el prime time de las cadenas televisivas. Para entonces las conocidas comedias de situación de los años 80 y 90 se popularizaron con series como El Príncipe del Rap (1990), Aprendiendo a vivir (1993), Cómo duele crecer (1985) o Mejorando la casa (1991).

El final de la serie fue consensuado por todo el equipo con un alto índice de audiencia que no impidió a los actores decirle adiós al programa para iniciar nuevos proyectos.

Tras 22 años de ausencia la cadena Netflix anunció el año pasado el regreso de los personajes de Full House en una secuela llamada Fuller House que se centra en la vida de D.J. Tanner, quien reúne a toda la familia luego de perder a su esposo para que –sorpresa, de nuevo- la ayuden a criar a sus tres hijos.

La serie se estrenó el 26 de febrero con el lanzamiento de toda la temporada. La secuela cuenta con casi todo el elenco original en una temporada de 13 episodios. Mary Kate y Ashley Olsen fueron las únicas que se ausentaron del proyecto.

El reboot de la comedia fue destrozado por la crítica. La ausencia de los personajes masculinos no caló bien en los fanáticos y la reincidencia de los puntos comunes hicieron que toda la serie se sintiera como un mal homenaje al pasado, calificándola incluso de sexista. Pero a pesar de las malas críticas el 2 de marzo de 2016, a menos de una semana después del lanzamiento de su estreno, la serie fue renovada por una segunda temporada de 13 episodios que se estrenó  el 9 de diciembre de 2016. Y como para enfatizar que las puntuaciones en internet no significan nada, ese diciembre Fuller House fue renovada para una tercera temporada de 18 episodios.

Cinco series del pasado que producen un “revival” para la TV 4
Gilmore Girls en sus primeras temporadas | The WB

Gilmore Girls: todos los caminos llevan a Stars Hollow

Fue cancelada en el 2007 –muy a pesar de sus fanáticos- y desde entonces no ha habido una serie similar que logre tanta empatía en una relación entre madre e hija. Emitida por primera vez el 5 de octubre del 2000 y creada por Amy Sherman-Palladino para Warner Brothers, la trama se ubica en el pueblo ficticio de Stars Hollow en Connecticut y sigue la vida de las Gilmore, madre e hija, mientras una intenta criar a la otra y viceversa. La madurez después de todo, no es cuestión de edad.

Protagonizada por Alexis Bledel –Sin City, The Handmaid’s Tale – como Rory Gilmore, y Lauren Graham como Lorelai Gilmore, la comedia dramática transcurre mientras madre e hija resuelven con destreza guiones de 250 palabras por minuto, toman unas ocho tazas de café al día y comen demasiada comida chatarra sin engordar. Rory es una clásica niña americana con altas aspiraciones que devora libros por semanas y sueña con estudiar en Harvard. Lorelai es una madre soltera que se alejó de sus adinerados padres gracias a un embarazo prematuro y que retoma la relación con la condición de que estos paguen los estudios de su hija. Por este camino llegan las primeras y las últimas veces, mientras las Gilmore se encuentran y desencuentran en el camino.  

La serie introduce también a personajes como la comediante Melisssa McCarthy (Mike & Molly -2010-), Liz Weil (How To Get Away With Murder), Jared Padalecki (Supernatural) o Milo Ventimiglia (Heroes).

Luego de nueve años Emily (Kelly Bishop), Lorelai y Rory Gilmore regresaron por Netflix el pasado noviembre con una nueva temporada de cuatro episodios -de 90 minutos cada uno- titulada A Year in the Life. La temporada escrita por Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino recorre las cuatro estaciones del año en la vida de las Gilmore, además de hacer un sentido homenaje al personaje de Richard Gilmore (interpretado por el actor Edward Herrmann, fallecido en la vida real en el 2014)

Su conclusión en el 2007 dejó un vacío y un final inconcluso especialmente para sus seguidores. Esto responde a que los creadores originales de la serie tuvieron problemas de contrato con la cadena y se retiraron de la producción; la última temporada no fue escrita por ellos y este factor se percibió en los diálogos y el ritmo de los episodios. Sherman-Palladino siempre ha dicho que los eventos de la séptima temporada no concordaron con lo que ella imaginaba para la serie. Desde la primera temporada la creadora tenía en su mente las cuatro palabras que supondrían el cierre del ciclo de Gilmore Girls.

A raíz del nuevo lanzamiento de A Year in the Life los fans han pedido una continuación a Netflix. El equipo de la serie se mostró receptivo con la idea siempre y cuando los Palladino sigan construyendo la historia, según publicó The Hollywood Reporter. Netflix no ha confirmado esta posibilidad.

Muy a pesar de la crítica y de aquellos renuentes a recapitular el pasado, el revival de las series parece tener una audiencia lo suficientemente aceptable en las cadenas como para no dejarlas morir todavía. En el pasado producciones como The Mindy Project, Community, Arrested Development o Doctor Who lo han intentado. Star Trek ha regresado infinitas veces, Family Guy fue cancelada luego de tres temporadas y volvió gracias al aumento en las ventas de sus DVDs y la popularidad alcanzada por las repeticiones de la serie. The Killing, Unforgettable y Heroes lo intentaron y hasta Futurama tuvo su segunda oportunidad. No obstante, aunque es inevitable no sentir curiosidad por la nueva o vieja vida de tus personajes favoritos, para bien o para mal nunca nada se repite como la primera vez.

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: 'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

Néstor Villamor

Las ancianas ya no son ancianas. Al menos en la televisión. Ya no hacen punto ni bizcochos. No están todo el día pendientes de sus hijos, que para algo son mayorcitos. Si ya de por sí las series protagonizadas por mujeres son minoría (aunque tampoco son excepciones: Sexo en Nueva York, Mujeres desesperadas…), Grace and Frankie, la aclamada comedia sobre dos septuagenarias que Netflix acaba de renovar para una cuarta temporada, es una propuesta que no solo desafía al sexismo, sino también al ageism, la discriminación por la edad.

Para hacerse una idea más o menos realista de cómo son Grace y Frankie basta con imaginar a las chicas de oro saliendo de farra, quemando la pista, tomando peyote, sufriendo los dolores post-masturbatorios generados por la artritis y poniendo verdes a sus exmaridos homosexuales. Porque la comedia arranca precisamente cuando a Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) les dicen sus respectivos cónyuges, Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston), que se van a divorciar de ellas porque llevan 20 años liados y han decidido casarse. Tras el shock, ambas se van a vivir a una casa que habían comprado las dos parejas en multipropiedad. E intentan seguir con su vida como pueden: Grace crea un perfil en una página web de citas, Frankie intenta poner a la venta un lubricante vaginal orgánico creado por ella misma que además es comestible (“una no debería ponerse en la vagina nada que no se llevase a la boca”, razona) y entre las dos inventan un vibrador para mujeres de la tercera edad que no deje las manos agarrotadas y cuyas instrucciones estén en letra bien grande para poder leerlas sin gafas de cerca.

Señoras que practican sexo

Pero más allá de momentos más o menos divertidos, la serie refleja un cambio de tendencia que se va consolidando en el cine y la televisión mainstream: mostrar la sexualidad de las mujeres de cierta edad. Ocurrió en 2003 con Las chicas del calendario, una historia basada en hechos reales sobre señoras que posan desnudas para hacer un calendario benéfico para luchar contra la leucemia. Del mismo año es Cuando menos te lo esperas, en la que una madurita Diane Keaton se lía con un joven Keanu Reeves. Y también fue Keaton quien, aunque en un papel secundario, conseguía por fin su primer orgasmo en Porque lo digo yo (2007).

Y el avance social no es solo para ellas. Los gays de Grace and Frankie muestran una realidad nueva del colectivo, inequívocamente ligada a la aprobación del matrimonio homosexual en Estados Unidos en 2015, año en que se estrenó la primera temporada. La pareja que forman Martin Sheen y Sam Waterston es una de las pocas representaciones televisivas del colectivo LGTB de la tercera edad. Se suma así a la estela de Transparent, drama producido por Amazon sobre una anciana transexual.

Avance por fuera, retroceso por dentro

Pero los avances que la serie proyecta en la pantalla distan mucho de estar reflejados en las condiciones laborales de las actrices. Aunque son ellas las que llevan el peso narrativo (y el título) de la ficción, Fonda y Tomlin cobran lo mismo que los actores que interpretan a sus exmaridos, que si bien aparecen en todos los episodios, tienen un papel secundario. Según Fonda, fue Tomlin quien se enteró de que sus compañeros cobraban lo mismo que ellas. “No nos hace gracia”, se quejó la ganadora de dos Oscar. “El programa no es Sol and Robert, es Grace and Frankie“, lamentó a su vez la otra coprotagonista. Por su parte, Sheen y Waterston han salido en defensa de las actrices y han dicho en una entrevista televisiva que deberían “recibir un aumento” porque “son las que llevan la serie”.

Habrá que esperar hasta 2018, año en que se estrenará la cuarta temporada de la comedia, para saber si Netflix abandonará la discriminación salarial de sus actrices. Lo que sí se sabe ya es que la nueva entrega contará con la participación de Lisa Kudrow, la inolvidable Phoebe de Friends.

Continúa leyendo: De la web a la televisión: Series que han llegado a la pantalla desde Internet

De la web a la televisión: Series que han llegado a la pantalla desde Internet

Nerea Dolara

Hay varios ejemplos de exitosas series que cuentan con orígenes online -web series- y no sólo son contenidos internacionales, España ha tenido más de una.

Desde que llegó Internet se ha convertido en el centro alrededor del que gira la vida humana, por lo menos la vida occidental. Todo se lee, se ve y se escucha en línea. Se ha hablado de la muerte de los periódicos, del libro, de la radio y de la televisión, pero estos clásicos han mantenido su terreno y en casos específicos han demostrado que sí, Internet gobierna el mundo, pero sus formatos aún tienen un gran caché que el océano masivo de información (y desinformación) no tiene. Un ejemplo claro son las series que comenzaron su emisión como una producción online -web serie- y luego fueron convertidas en shows para televisión. Hay varios ejemplos de muy buena calidad en la mayoría de los casos y mucho más vistos una vez que llegaron a las anticuadas pantallas chicas.

De la web a la televisión: Series que han llegado a la pantalla desde Internet 2

Broad City. 2009-2011 (web serie), 2014-2017 (TV)

Esta comedia creada por Ilana Glazer y Abbi Jacobson se ganó un culto de seguidores con sus dos primeras temporadas online. Las comediantes, que cuando iniciaron esta serie estaban a mediados de sus veintes, se plantearon hacer episodios basados en su amistad y en sus esfuerzos por triunfar en Nueva York. Amy Poehler (Parks and Recreation, Saturday Night Live) se enteró de la existencia de la web serie en su segunda temporada y ofreció convertirse en productora ejecutiva para llevarla a la televisión. En 2014, Broad City se estrenó en Comedy Central y actualmente se espera el estreno de su cuarta temporada en agosto de este año.

Drunk History. 2007-2010 (web serie). 2013-2016 (TV)

Esta frikada, porque es difícil definirla de otra forma, comenzó como una web serie emitida por Funny or Die y creada por Derek Waters y Jeremy Konner. La premisa es simple, pero loca: invitar a comediantes a representar la historia de Estados Unidos, pero borrachos. Y no actuando como borrachos, realmente borrachos. La serie comenzó a emitirse en Comedy Central en 2013 y tiene varias versiones internacionales: Reino Unido, Brasil y otra producida para Latinoamérica.

De la web a la televisión: Series que han llegado a la pantalla desde Internet

Malviviendo. 2008-2014 (web serie, pero emitida por TNT)

Esta serie original española es, sin duda, la producción online más vista en el país hasta el momento. Original de David Sainz, Malviviendo relata la vida en Sevilla de cuatro personajes de los márgenes de la sociedad: El negro, el zurdo, el kaki y el postilla, todos consumidores empedernidos de marihuana, en tono de comedia. La web serie se inició en 2008 con cortos episodios que, además, emulaban a modo de sátira los títulos de crédito de algunas de las series más famosas de la televisión (Los Soprano, Sex and the City, Dexter…). En la medida en que pasó el tiempo y aumentó el éxito los episodios aumentaron en duración, calidad y la producción aumentó a los miembros de su reparto. Nokia produjo dos episodios en 2009 y el canal TNT compró los derechos de emisión en 2012. Malviviendo tuvo tres temporadas.

High Maintenance. 2012-2015 (web serie). 2016 (TV)

Esta serie fue inicialmente creada por Katja Blichfeld y Ben Sinclair. La pareja se inspiró en series como A dos metros bajo tierra y Party Down para relatar las historias de estos compradores de marihuana en Nueva York cuyo único vínculo común es su vendedor. Entre 2012 y 2015 la web serie emitió seis episodios (casi uno por año) en Vimeo y en 2015 HBO anunció que emitiría una temporada para televisión compuesta de otros seis episodios. El año pasado la serie se renovó para una segunda temporada.

The Mis-Adventures of an Awkard Black Girl. 2011-2013 (web serie). Insecure. 2016 (TV)

En 2011 la web serie creada y protagonizada por Issa Rae se estrenó en Youtube. La historia se centraba en el día a día de una joven afroamericana, sus interacciones con compañeros de trabajo y sus citas… siempre con mucho humor y en primera persona. La serie se hizo viral y hasta consiguió el apoyo de Pharrell Williams como productor ejecutivo (la segunda temporada se estrenó en la plataforma multimedia del cantante: i Am Other). En 2013, Rae elaboró un piloto para televisión junto a Larry Wilmore (The Daily Show) y en 2015 HBO accedió a producir una temporada. Insecure se emitió en 2016 con muy buenas críticas.

Qué vida más triste. 2005-2008 (web serie). 2008-2010 (TV)

Esta serie comenzó como el videoblog de un joven de Basauri (Bilbao) que contaba lo que le pasaba en la vida. Creada por Natxo del Agua y Rubén Ontiveros (responsable de los guiones y de dirección), Qué vida más triste llegó a tener un amplio éxito online con millones de visitas en su web. En 2008, La Sexta comenzó a producir la serie para televisión. Mantuvo a creadores y reparto, pero aumentó el valor de producción (aunque siempre manteniendo el desparpajo).

Web Therapy. 2008-2014 (web serie). 2011-2015 (TV)

Después de Friends muchos de los actores se quedaron asociados para siempre con sus personajes. Pero todos han hecho grandes esfuerzos por probar (si se ve la serie es obvio, de todas maneras) su calidad como intérpretes y comediantes. Una de las mejores es, sin duda, Lisa Kudrow. Tras hacer a Phoebe un personaje memorable, a la vez sensible y volátil, Kudrow siguió con su carrera intentado explorar otras facetas del humor, casi siempre más oscura. En 2008, dos años antes del final de la serie, Kudrow creó Web Therapy. La web serie, que se emitió en Lstudio.com, muestra las sesiones de terapia, vía Skype, de la doctora Fiona Wallice (Kudrow) y sus pacientes. La serie se ganó muchos premios para contenido online y contó con la participación especial de “pacientes” como Courteney Cox, Julia Louis-Dreyfuss, Lily Tomlin e incluso Meryl Streep. Showtime adaptó la serie para televisión en 2011 y emitió cuatro temporadas. La serie ha sido adaptada en España por Movistar + con Eva Hache por la doctora Rebeca Miller.

Continúa leyendo: T2 Trainspotting: Turismo en los 90s

T2 Trainspotting: Turismo en los 90s

Ana Laya

¿Eras adolescente o veinteañero en los 90? ¿Pasabas horas en discotiendas eligiendo CDs? ¿Llevaste el pelo azul, ibas a raves y tienes la marca del piercing que usabas en el ombligo o en la ceja? ¿Conoces perfectamente la letra de “Perfect Day” de Lou Reed? Si respondiste sí a alguna de estas preguntas, no le des demasiadas vueltas, ve a ver T2 Trainspotting.

Eso sí, es recomendable que no tengas las espectativas cinematográfico-existenciales demasiado arriba. T2 Trainspotting no es una obra maestra de Danny Boyle, probablemente no te vaya a cambiar la vida ni ti ni a nadie, ni se vaya a convertir en otra película de culto, pero es un film que como dice el mismo Sick Boy, a fuerza de rostros conocidos, flashbacks, paisajes icónicos y un soundtrack que aún resuena en tu memoria, te invitará a hacer un poco de turismo en tu propia juventud.

“First there was an opportunity… then there was a betrayal.”

Escena Trainspotting.
Spud, Sick Boy (con bastante más pelo), Renton, Begbie (con más dientes) y Tommy.

La frase que repite Mark Renton en su cabeza al final de la primera película queda resonando en el aire y dos décadas más tarde revive cuando se anunció el retorno de los cuatro antihéroes más famosos de Escocia. Primero hay una oportunidad… después una traición. Muchos pensaron que la segunda entrega de Boyle podía resultar eso, una traición al frenetismo, a la irreverencia, a la ironía e incluso a la estética del éxito de 1996, pero Boyle y su combo no solo no estafan sino que sacan adelante esta secuela con bastante dignidad… bueno, no exactamente con dignidad, en realidad con la dosis de frustración, ansiedad y tristeza que podíamos esperar de un grupo de cuarentones exadictos a la heroína que no ha sabido, podido o querido madurar.

“You’re an addict. So be addicted.”

Imagen Promocional de T2 Trainspotting. Lionsgate.
Imagen Promocional de T2 Trainspotting. Lionsgate.

En algunos países de habla hispana, Trainspotting 2 tiene como coletilla o traducción alternativa “la vida en el abismo”. Curioso. La vida en el abismo al final resultó ser la adultez y la adicción más peligrosa fue la adición a la juventud. De ahí que al desasosiego de Trainspotting se una la nostalgia como hilo conductor de la historia y probablemente como fuerza que nos arrastra como espectadores a la butaca del cine.

Tal vez es eso lo que más mueve y conmueve de la película, esa nostalgia no anticipada a la nos enfrentamos todos al comprobar -mientras hacemos turismo en nuestra propia juventud- lo lejos que estamos ya de esos exaltados veinte años en donde todo era posible, incluso sumergirse en el retrete más sucio de toda Escocia.

La trama, vagamente inspirada en la novela Porno de Irving Welsh, publicada en 2002, se entiende perfectamente con solo ver el tráiler. Mark Renton (Ewan McGregor) vuelve a casa después de haber huido a Amsterdam -botín y traición a cuestas- y haber permanecido AWOL por veinte años. En casa lo esperan sus viejos amigos Spud (Ewen Bremner), tal vez el único auténticamente feliz de verlo, Sick Boy (Jonny Lee Miller) ahora convertido en proxeneta amateur adicto a la coca y Begbie (Robert Carlyle) tan maniático como siempre, más violento que nunca. Lo esperan también una serie de recuerdos listos para ser desempolvados, una escéptica exnovia, un padre distante, una habitación de otro tiempo aún tapizada con papel de trencitos, una serie de arrepentimientos y toneladas de preguntas sin respuestas convincentes porque al final, a pesar de toda la irreverencia, la rebeldía y el escepticismo que caracterizó a la Generación X, tal vez tanto ellos como nosotros elegimos el televisor grande que te cagas, elegimos Facebook, Twitter, Instagram y confiamos que a alguien, en alguna parte le importe.

Save

Continúa leyendo: Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real

Nerea Dolara

Y no, no son lugares idílicos. Pero es que la realidad es tal que hasta los Siete Reinos parecen más prometedores.

Últimamente ver las noticias produce una urgencia por hacer las maletas y huir a un bosque recóndito donde vivir como ermitaños desconectados de la perturbadora realidad. ¿Necesitan ejemplos? Donald Trump es presidente, el Brexit ganó, una Nobel de la Paz se niega a reconocer que en su país se está produciendo un genocidio, hemos destruido de tal manera el planeta que los científicos piensan que en 100 años será inhabitable, hay ataques terroristas a diestra y siniestra, los derechos laborales brillan por su ausencia, el racismo y la xenofobia viven un momento de auge, en Alemania la tercera fuerza política es de extrema derecha… y España, digamos para resumir que lo de España es, así en pocas palabras, un caos. Estas son sólo unas de las pocas cosas que asaltan a cualquier habitante del planeta. Y como no podemos cumplir el deseo que tenía Mafalda -¡Paren el mundo que me quiero bajar!- tenemos que conformarnos con escapar a la ficción, con imaginar en qué universos ficticios viviríamos para salir del que nos rodea.

Y sí, en la ficción está The Handmaid’s Tale o The Walking Dead -a esos mundos nadie quiere llegar- pero también hay otros lugares y en esos bien podríamos refugiarnos por un tiempo.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 3
The Good Place, reir hasta no parar | Imagen IMDB

The Good Place

Lo dice su nombre, es un buen lugar. Si nunca has tenido una placa de coche personalizada o nunca has participado en The Bachelor o sus franquicias, es posible que seas admitido en esta laica versión del cielo en que vives en tu casa soñada y consigues a tu alma gemela. Claro no todo es lo que parece, menos si como Elenore no deberías estar ahí. Entonces tu idílico hogar está plagado de cuadros de payasos y no tiene escaleras. The Good Place es un lugar en que volar es una posibilidad, pero también donde hay lluvias de basura… no todo es perfecto aquí (spoiler alert) menos si se ha llegado al final de la primera temporada. Pero definitivamente sería una posibilidad a ponderar: escaparse de la realidad en el The Good Place que realmente lo es muy poco.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 6
El villano más temido en la última temporada de Juego de Tronos | Imagen vía HBO

Juego de tronos

¿Qué? ¿A quién se le ocurre irse a los Siete Reinos? Sí, hay que ser sádico o masoquista, pero realmente ¿no estamos un poco viviendo ya entre poderosos ansiosos por poder que ni se interesan por sus representados -digo, súbditos- o en un mundo en que acosar y violar mujeres está básicamente aceptado? Sí, el presente no es la Edad Media de los Stark y los Lannister, es mejor. Pero es de suponer que si pudiésemos encontrar una casita en algún recóndito pueblecillo tal vez podríamos huir de los dragones que respiran fuego, o de los caminantes blancos o en general de cualquiera de los humanos empeñados en matar a todos los demás… eso sí, en el caso de teletransportarnos a los Siete Reinos nunca nunca querríamos tener el apellido Stark.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 4
Parte de la tripulación del USS Enterprise | Image vía IMDB

Star Trek (todas sus versiones, para más modernidad optemos por la última)

Este si es un buen lugar para estar. ¿O no querrías formar parte de la tripulación del USS Enterprise? Sí, tal vez en tus viajes te encuentres alguna civilización poco pacífica, pero estás viajando por el espacio así que no deberías quejarte mucho.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 7
Dirimir entre humanos y robot, eso es Westword | Imagen vía HBO

Westworld

¿En serio? Sí lo sé, estas propuestas son terribles… pero es que considerando del mundo del que venimos no podemos pedir mucho más. Además esta idea de que en algún momento crearemos un mundo entero que represente un momento y en el que no haya ninguna consecuencia (no es así para nada, claro) es básicamente el punto de este ejercicio. La cuestión es que cuando optas por irte al Oeste y dedicarte a matar y violar androides que son casi exactos a un ser humano (también sienten…y tienen muuuuuucha más fuerza que tú) te conviertes en un asco de ser humano, o claramente ya lo eras. Así que tal vez no es la mejor opción.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 5
American Gods, dioses muy reales | Imagen vía IMDB

American Gods

En este mundo los dioses de todas las civilizaciones, los viejos (Odin o Jesús) y los nuevos (los medios, la tecnología) están en guerra. Eso no plantea una buena resolución final -siempre son los pobres humanos los que viven las consecuencias- pero es aquí también donde una moneda puede alzarte de tu tumba o si lo piensas mucho puedes hacer nevar… no está mal ser un peón en los juegos de los dioses si puedes beneficiarte de ello.

Huir a la tele: 6 lugares ficticios a los que nos escaparíamos del mundo real 1
Los protagonistas de Outlander | Imagen vía IMDB

Outlander

Puede que la Escocia del siglo XVII no sea el lugar más ideal, pero si vienes del futuro y conoces al amor de tu vida, qué importa. Sí, pasarás frío, sí, puede que te acusen de bruja y, sí, hay un ancestro de tu esposo -el de los años cincuenta- que es un sádico torturador, pero por lo menos tendrás el mejor sexo de tu vida y aventuras acompañada de un hombre dulce, amoroso y guapísimo.

TOP