Further
Comerse el mundo sin salir de MadrEat
BeerTruck de Pilsner Urquell en MadrEAT | Foto via Pilsner Urquell España @pilsner_ES

Comerse el mundo sin salir de MadrEat

Este fin de semana podemos volver a disfrutar de una oferta gastronómica de gran calidad y variedad en MadrEat, un espacio abierto en la plaza de Azca donde se alojan el tercer fin de semana de cada mes food trucks de chefs y restaurantes de todo tipo. Comidas de diferentes nacionalidades para todos los gustos que van desde los aperitivos hasta deliciosos postres hechos para los más golosos.

Comidas de diferentes nacionalidades para todos los gustos que van desde los aperitivos hasta deliciosos postres hechos para los más golosos

Una copa de vino con los mejores ibéricos, una buena cerveza y una hamburguesa o incluso un guiso tradicional para los que echan de menos las comidas de la abuela. Cocina peruana, española, colombiana, brasileña, venezolana, japonesa, argentina, italiana, mexicana… Desde luego, aquí no podrás decir que no has encontrado algo que te guste.
MadrEat ofrece un espacio donde chefs de renombre pueden ofrecernos sus mejores obras, pero también donde aquellos jóvenes cocineros que buscan abrirse paso en este mundillo puedan dar a conocer sus creaciones gastronómicas.

Este fue el primer street market de comida en Madrid, y aunque su primera edición fue en octubre de 2014, nunca es un mal momento para recordar que sigue ahí para que tengamos la oportunidad de deleitarnos con todas las maravillas que nos ofrece.

 

La Vermuneta | Foto via La Vermutería Zarro
La Vermuneta | Foto via La Vermutería Zarro

 

Aperitivos que dejan con ganas de más

Basta con entrar al recinto para tener ganas de probarlo todo. Una mezcla de olores y colores, sumados a un poco de música y muy buen ambiente, despiertan todos nuestros sentidos.

Empanadillas argentinas del foodtruck de Graciana. (Foto: Pelayo Menéndez)
Empanadillas argentinas del foodtruck de Graciana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Empieza el paseo, y con él las dudas: todo tiene buena pinta, ¿qué elijo? Pero el hambre no espera, así que para ir abriendo boca mientras decidimos cuál va a ser el plato fuerte, por qué no empezar con un pequeño (o no tan pequeño) aperitivo. Aunque tampoco nos lo ponen nada fácil para tomar esta decisión: un poco de jamón de la Iberoteca, unas croquetas de La Trastienda o un vermut con una tapita en La Vermuzeta Zarro son algunas de las deliciosas opciones para empezar la ruta por los numerosos foodtrucks del mercado. Pero si hay un pequeño bocado que no puedes dejar de probar son las empanadillas argentinas de Graciana, especialmente las de confit de pato, aunque las hay para todos los gustos: ternera suave o picante, cordero, pollo y caprese.

 

Foto via Pilsner Urquell España @pilsner_ES
Foto via Pilsner Urquell España @pilsner_ES

Una vez decidido el aperitivo, habrá que buscar una bebida para acompañarlo, ¿no? Tampoco faltan opciones en este variado streetmarket. Para los más informales, una buena pinta de cerveza checa en Pilsner Urquell o un producto nacional: la cerveza madrileña La Virgen. Y para los más clásicos, una copa de vino en Flying Cow, el foodtruck que dice que “el vino es poesía embotellada”. También puedes empezar con una tradicional sangría o con un vermut si lo que quieres es un aperitivo de los de verdad, de los tradicionales.

 

¿Vamos a Sudamérica, a Asia, o nos quedamos en España?

Esta decisión sí que va a ser muy difícil. Y si vas en grupo, más todavía. Será como esa conversación de Whatsapp de los sábados para decidir restaurante, solo que con muchos restaurantes, y muchas tentaciones delante. La oferta es lo suficientemente grande como para ajustarse a los gustos de todos, pero quizás ese sea el problema. Probablemente sean necesarias unas cuantas paradas hasta que por fin podamos disfrutar de la comida sentados en uno de los rincones que MadrEat ha preparado alrededor de la plaza.
Entre toda la oferta gastronómica internacional, hubo algunos foodtrucks que captaron toda nuestra atención y a los que no nos pudimos resistir. Los sándwiches chilenos de San Wich son, sin duda, una de las opciones más apetecibles. Ternera acompañada de verduras y picante para los más atrevidos, o de queso para los más tradicionales. También tienen empanadillas, por si te has quedado con ganas de probar las argentinas. Es su sabor lo que nos conquista, pero todo hay que decirlo, la simpatía de estos chilenos también es un gran punto a su favor.

 

Foodtruck de Kinua, restaurante de comida peruana. (Foto: Pelayo Menéndez)
Foodtruck de Kinua, restaurante de comida peruana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Seguimos enamorándonos de Sudamérica con la cocina peruana del chef Kiko Zeballos; en Kinua podemos probar el sabor de Perú en un sándwich de carne de cerdo desmenuzada con varias salsas de las que probablemente no recordarás el nombre, pero que definitivamente no olvidarás.
En el mismo continente, pero esta vez un poco más arriba, nos vamos a por una de las hamburguesas de MEAT, pero de las mini, que todo, hasta nuestro estómago, tiene un límite. Una carne de ternera sabrosa en el pan ideal y acompañada de patatas paja que te deja con ganas de probar mucho más.

La mayoría de estos foodtrucks cuentan con un restaurante en la capital española, algunos incluso tienen servicio a domicilio

Eso es solo una pequeña muestra de todo lo que nos hubiera gustado probar. Pero lo mejor de todo esto es que la mayoría de estos foodtrucks cuentan con un restaurante en la capital española, algunos incluso tienen servicio a domicilio, así que nos apuntamos el nombre de algunos para no quedarnos con las ganas de probar nada: comida venezolana de La Cuchara, el restaurante de cocina japonesa fusión Kabuki Kirei, la cocina tradicional modernizada de Arzábal o Picsa, una pizzería argentina.

 

El final más dulce

Más de uno pensará que es imposible que, después de todo lo que hemos probado, seamos capaces de comer algo más. Esta idea desaparece rápido cuando recorremos con la vista las carpas más dulces de MadrEat. Postres que van desde el clásico crepe francés hasta el pastel de nata portugués, pasando por las tartas y macarons de Mamá Framboise y los helados artesanales de Gola Tentazioni.
Para los que tenemos ese “segundo estómago” en el que siempre cabe algo dulce, este va a ser el peor dilema de la noche. Todo te apetece y todo lo quieres probar, y con razón. Pero puestos a elegir, un pastel portugués con un chocolate caliente puede ser la mejor opción si vas de noche, que ya empieza a notarse el fresquito. Y si eres de los que prefiere ir a lo seguro y no arriesgarse, la alta pastelería de Mamá Framboise, del chef Alejandro Montes, nunca defrauda.

Tartaleta de frambuesa y Pie de Limón de Mama Framboise | Foto via @mamaframboise
Tartaleta de frambuesa y Pie de Limón de Mama Framboise | Foto via @mamaframboise

Los que pensáis que comerse un postre es realmente misión imposible, no os podéis ir sin aunque sea probar un pequeño bocadito dulce. Para eso están los macarons o las cookies, que podemos encontrar también en esta pastelería y que nos dejarán un muy buen sabor de boca. Aunque siempre queda la opción de siempre: ¿compartimos postre?

Definitivamente, Sudamérica puede presumir, al menos en este streetmarket, de conquistar nuestros paladares como nadie. Aunque en lo que a dulces se refiere, nos vamos acercando más a nuestro continente, porque no hay nada como la pastelería francesa. En MadrEat nos han probado que es posible comerse el mundo en tan solo unos pocos metros. Unos metros llenos de buen rollo pero, sobre todo, de buena comida.

 

MadrEat estará este fin de semana en Azca (Foto vía @madreatmarket).
MadrEat estará este fin de semana en Azca (Foto vía @madreatmarket).
María Hernández Solana. Periodista y viajera empedernida. Adicta a la escritura porque escribir es un poco como viajar: también te lleva a otros lugares.