Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Comienza la temporada del Zurracapote riojano

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Regis Duvignau
Reuters/File

La llegada de la Semana Santa marca el inicio del consumo de una de las bebidas más típicas de estas fechas en La Rioja, el Zurracapote, que también se elabora en zonas próximas a esta región rica en viñedos. Su origen parece encontrarse en la localidad de Calahorra, gracias al impulso que dio a esta bebida la peña calagurritana Peña Philips: “Hasta que el cuerpo aguante”, fundada en 1954. Los integrantes de esta congregación aseguran que son los únicos que tienen a receta original del Zurracapote.

El Zurra, como se le conoce de forma coloquial, consiste en una bebida que tiene como base el vino tinto o claro, al que se le añaden diferentes frutas como naranjas, limones o melocotones, además de azúcar y canela. La mezcla se deja macerar varios días, aunque también es posible cocer la mezcla para acelerar el proceso. Si bien es cierto que es parecida a la sangría, la maceración que transforma el azúcar en alcohol, hace que tenga un sabor más fuerte y una graduación media, en torno a los 12 grados.

Comienza la temporada del Zurracapote riojano 1
Viñas en la localidad riojana de Sajazarra | Foto: Rodrigo Isasi

En La Rioja y en territorios colindantes, es típico consumir el Zurra desde Semana Santa, pasando por las fiestas de los pueblos en verano y hasta la época de la vendimia, que se realiza a finales de septiembre y comienzos de octubre.

Actualmente, en las fiestas patronales de Calahorra, que se celebran desde el 25 al 31 de agosto, la Peña Philips ofrece cerca de dos mil litros de Zurracapote de forma gratuita a todas las personas que se animen a pasar por su sede. Asimismo, es también posible participar en un concurso para elegir el mejor Zurracapote de las fiestas y en otro de bebedores de porrón.

Comienza la temporada del Zurracapote riojano 2
Uvas en una parra al final de la temporada de vendimia | Foto: Rodrigo Isasi

Pese a que cada familia lo elabora introduciendo algunas variantes en la receta, en la mía siempre se ha realizado de la siguiente manera:

Ingredientes: 16 litros de vino (tinto o claro), 2 kilogramos de naranjas, 1 Kg. de limones, 8 palos de canela y 4 Kg. de azúcar.

  • Cortar cada naranja y cada limón en cuatro trozos.
  • Mezclar todo en un recipiente grande.
  • Dejar macerar la mezcla durante una semana, dándole vueltas de vez en cuando.
  • Exprimir los limones y naranjas utilizadas, colar la mezcla y embotellar o beber directamente  del recipiente.

Es imprescindible refrigerar la bebida antes de consumirla.

Comienza la temporada del Zurracapote riojano 3
Elaboración de Zurracapote | Foto: Rodrigo Isasi

En caso de que su sabor te resulte muy fuerte, o los bebedores sean demasiado jóvenes, siempre es posible añadir agua a la mezcla para rebajarla.

Durante las fiestas de los pueblos en La Rioja, así como algunas zonas limítrofes del País Vasco y de Castilla y León, es habitual ver a las cuadrillas disfrutar de un trago de Zurra, y es que en origen, era una bebida propia de las cuadrillas, para tomar en sus bodegas o locales con motivo de las meriendas o reuniones que allí se hacían. Ahora es también posible encontrarla en algunos bares o supermercados.

Póngame un consolador y la última de Stieg Larsson

Néstor Villamor

Foto: Ana Laya
The Objective

Con el sector librero español desangrándose (aunque ahora remonta, la crisis cercenó unos 2.400 puntos de venta, según datos comparados del INE y de CEGAL), la creatividad es materia troncal para la nueva hornada de vendedores de literatura. Así, estos han transformado sus negocios en empresas con amplitud de miras que no solo venden novelas, sino arte, alta cocina y hasta bolas chinas. Sin salir de Madrid, son varias las librerías híbridas. Por ejemplo, las siguientes.

Lorca y el sexo

En la balda superior de la estantería sur de A different life, dos superventas de Stieg Larsson coronan la estancia. Medio metro más abajo, las Cartas a Nelson Algren de Simone de Beauvoir se apoyan lascivamente sobre un ensayo de Foucault, atentamente observado a su vez por un poemario de García Lorca. Esta colección, fundamentalmente de literatura LGTB, está convenientemente custodiada por un nutrido ejército de consoladores, dilatadores anales, bolas chinas y demás enseres pensados para el uso y disfrute (sobre todo disfrute) de las artes amatorias. Lo que podría parecer mezclar el culo con las témporas, literalmente, es para Manuel Pérez, trabajador de esta combinación de librería y sex shop, una “idea obligada” ya que “la gente ha dejado de consumir libros”.
En… Pelayo, 30 (Chueca)
El librero recomienda… El viaje de Marcos, de Óscar Hernández (Egales)

Literatura a fuego lento

Recetarios. Ensayo gastronómico. Ficción narrativa en la que la cocina juega un papel central. A punto, una librería con “alrededor de unas 3.500 referencias” según su copropietaria Sara Cucala, marida este menú con talleres de cocina y eventos gastronómicos. “Tenemos un espacio dedicado al mundo de la docencia y de catas de vino y destilados”, presume Cucala, que define A punto como “una experiencia 360º”, porque las actividades culinarias no se limitan a la enseñanza. Para el Día del Libro, por ejemplo, han invitado a Pomi Ramírez, autor de El chef canino: Cocina para perros, a que haga un showcooking que posteriormente degustarán los canes de todo el que quiera apuntarse.
En… Hortaleza, 64 (Chueca)

La librera recomienda… Dalí: Les dîners de Gala (Taschen)

Hemingway amaba el Rioja

Y después del postre se puede ir uno a rematar la jornada a Tipos Infames, un híbrido ente librería y tienda de vinos. Un lugar para mezclar literatura y bebercio en el que no mirarán mal a nadie por catar un Chianti mientras devora una novela de Robert Walser o por devorar un Chardonnay mientras cata un poema de William Blake. “Cuando uno lee un gran libro, si lo acompaña de un buen vino, el resultado entre ambos será mejor que la suma de los dos”, receta uno de sus socios, Gonzalo Queipo, que explica que la razón de ser de Tipos Infames es “convertir el tiempo de ir a la librería en un momento de ocio”.
En… San Joaquín, 3 (Malasaña)

El librero recomienda… Kanada, de Juan Gómez Bárcena (Sexto piso)

Rock de fondo

Música y literatura. Vinilos nuevos y de segunda mano se funden en Bajo el Volcán con literatura “de calidad”, “sin best sellers“, resume el propietario, Fernando Velasco. El librero aunó los que define como sus dos mayores intereses para crear un espacio en el que el jazz convive con el ensayo y Thomas Pynchon mira de cerca a Led Zeppelin.
En… Ave María, 42 (Lavapiés)

El librero recomienda… Nog, de Rudolph Wurlitzer (Underwood)

Póngame un consolador y el último de Stieg Larsson 1
Librería Bajo el volcán. | Foto: Verónica F. Reguillo / The Objective

Playa o montaña

Madrid tiene muchas librerías con cafetería, pero solo una como La ciudad invisible, en la que se mezclan la cultura literaria y la turística. “Vendemos únicamente literatura de viajes” y, entre otras actividades, “estamos abiertos a cualquiera que quiera dar una charla relacionada con ese mundo”, cuenta el copropietario Alfonso González, que también desliza un consejo para futuros libreros: “Tienes que ofrecer algo diferente si no quieres que lo grandes te coman”.
En… Costanilla de los ángeles, 5 (Palacio)

El librero recomienda… Las ciudades invisibles, de Italo Calvino (Siruela)

Amor al arte

Las dos plantas de local de Swinton and Grant sirven a un propósito doble: la de arriba es una librería-cafetería, la de abajo es una galería de arte. “Somos una librería especializada en arte, novela gráfica y cómic”, explica Sergio Bang, copropietario del negocio. Y la galería también tiene personalidad propia: “Tenemos dos líneas”, detalla Bang: “Una dedicada a artistas que utilizan la inspiración urbana y otra dedicada a artistas que tienen un trabajo más político y social”. Siempre hay una exposición de ambas corrientes en sendas salas. Ahora mismo, cuelgan de las paredes del sótano de Swinton and Grant obras del japonés Naoki Fuku y del barcelonés Spogo.
En… Miguel Servet, 21 (Lavapiés)

El librero recomienda… Disparen al humorista, de Darío Adanti (Astiberri)

Nueve formas de pedir café en Málaga

Redacción TO

Foto: Rodrigo Isasi
The Objective

Pedir un café en Málaga es sin duda una experiencia única. Nueve son las maneras diferentes de poder hacerlo y todas ellas están relacionadas con la cantidad de café que se desea. Pedir ‘una nube’ o ‘una sombra’ es algo que no se entiende fuera de Malaka, como denominaron los fenicios a esta ciudad. En 1954, Don José Prado Crespo, Pepe para los amigos, dueño por aquel entonces del famoso Café Central, situado en la Plaza de la Constitución, cansado de malgastar el café y de preguntar una y otra vez a los clientes cómo querían esta bebida, decidió crear un cartel que recogiera los diferentes tipos de cafés que se podían pedir, y así es como a día de hoy, los malagueños pueden solicitar el café en cualquier establecimiento.

Nueve formas de pedir café en Málaga 3
Pepe Prado ante el mural del Café Central | Foto: Rafael Diaz/EFE

Las cartillas de racionamiento eran algo muy común en la época de posguerra española, y el café era un artículo de importación caro y difícil de conseguir. En este contexto, como los actuales dueños del Café Central aseguran, José Prado veía cómo en muchas ocasiones debía tirar el café sobrante, al no ser precisa la cantidad que sus clientes le solicitaban.  Con el nuevo sistema establecido en 1954, la cosa cambió.

Posteriormente, la principal compañía de café de Málaga, Cafés Santa Cristina, incorporó a su publicidad la clasificación hecha por Prado. Ésta campaña, que a día de hoy se sigue empleando, permitió extender los tipos de café malagueños por toda la provincia. Hoy en día, pedir esta bebida en la ciudad andaluza se ha convertido en una seña de identidad de los malagueños.

Los nueve tipos de café que se pueden pedir:

Nube: 10% café y 90% leche

Sombra: 20% café y 80% leche

Corto: 30% café y 70% leche

Entre corto: 40% café y 60% leche

Mitad: 50% café y 50% leche

Solo corto o cremita: 60% café y 40% leche

Semi largo: 75% café y  25% leche.

Largo: 90% café y 10% leche.

Solo:  100% café.

Asimismo, es también posible pedir cada uno de ellos ‘doble’, cambiando el tamaño del vaso, obviamente, y doblando la cantidad de café y de leche que se sirve.

El número diez: el “no me lo ponga”

Tal y como asegura el Café Central, una vez que Don José tenía ya los nueve tipos de café, quiso buscar un décimo para diseñar un cartel visualmente simétrico y por eso comenzó a preguntar a sus clientes qué café le faltaba, sin obtener una respuesta satisfactoria. Finalmente uno de sus camareros, que era gitano y con mucha gracia, le contestó: “Don José, el que le falta es el ‘no me lo ponga’. Y así fue como Don José, al que le encantaban las bromas, completó su Cartel de los Cafés”.

De todas maneras, siempre es posible descargarse la aplicación para AndroidCafés de Málaga‘ para llevar siempre encima la chuleta de los diferentes tipos de esta bebida. Además, si para acompañar el café deseamos una tostada, tendremos que elegir entre los muchos tipos de pan que también existen en Málaga, como el ‘mollete’, el ‘pitufo’ o el ‘campero’, entre otros.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas?

Redacción TO

Foto: RALPH ORLOWSKI
Reuters

Comienza la gran evasión de Semana Santa y con ella, los desplazamientos en coche, -la Dirección General de Tráfico preveía 14.5 millones de desplazamientos en toda España- en avión y en tren, se multiplican para millones de familias españolas. Llegar a tu destino descansado y sin ojeras después de un largo viaje no tiene precio. Por ello, el buscador de vuelos económicos Skyscanner, ha realizado una selección de los cojines de viajes más vendidos del mundo para que cuando terminen tus vacaciones no tengas que visitar al fisioterapeuta.

¡Elije la mejor almohada de viaje para ti y disfruta de tus vacaciones!

1. Almohada de viaje Cushtie – 16,98€

Confort 5/5

Estas almohadas de viaje (que vienen en múltiples colores) son blandas y pueden ser utilizadas para sentarse, para recostar cuello y espalda. En resumen, este cojín se puede moldear para encontrar la posición más cómoda.

Dimensiones 1/5

Más convenientes para casa que para viajar. Estas almohadas de viaje no se pliegan y ocupan bastante espacio en la maleta.

Relación calidad-precio 4/5

Salen bastante económicas de precio teniendo en cuenta su durabilidad y versatilidad.

Uso

Es ideal para excursiones en familia y para trayectos largos en coche. Tanto los más pequeños de la casa como los adultos pueden hacer uso de ella.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas?
Almohada de viaje Cushtie. | Foto: Skyscanner

2. Samsonite almohada de viaje – 17,00 €

Confort 3/5

Una vez hinchada, esta almohada-collarín ofrece un gran apoyo para espalda, hombros y cuello ¿La pega? El tejido no es muy agradable al tacto.

Dimensiones 4/5

Es muy fácil de hinchar y deshinchar. Además, viene con una funda protectora por lo que no tendrás que preocuparte si se daña en tu maleta.

Relación calidad-precio 3/5

Quizá no sea la opción más barata. Pero, sin embargo, es una de las más versátiles, cómodas y fáciles de usar de esta lista. Así que quizá valga la pena gastarse algo más por una buena almohada que, además, viene con funda.

Uso

Es ideal para viajes cortos.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 1
Almohada Samsonite. | Foto: Skyscanner

3. Travelrest almohada de viaje – 29,95 €

Confort 4/5

Este cojín de viaje se puede utilizar de varias maneras y es el único de la lista con el que podrás apoyar toda la parte superior del cuerpo. También se puede conectar a la silla y al cinturón de seguridad por lo que no se mueve durante el sueño.

Dimensiones 4/5

Es también fácil de hinchar como deshinchar y se enrolla para un almacenamiento compacto.

Relación calidad-precio 2/5

Por algo menos de 30 euros, este cojín de viaje es una buena inversión si valoras más tu espalda que tu cartera.

Uso

Le vas a sacar todo su rendimiento en trayectos de larga distancia ya que ofrece un apoyo completo de cuello y espalda.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 2
Almohada Travelrest. | Foto: Skyscanner

4. GO Travel Kids Cojín cervical – 8,49 €

Confort 3/5

Suave y blanda, ésta es la almohada de viaje perfecta para los más pequeños de la casa. Este cojín mantendrá sus cabezas y cuellos apoyados sin causar ninguna tensión.

Dimensiones 3/5

Aunque no es hinchable, es lo suficientemente pequeño como para transportarlo cómodamente y sin que ocupe demasiado espacio.

Relación calidad precio 4/5

Por menos de 10 euros esta almohada de viaja ayudará a tu pequeño a dormir durante un largo viaje.

Uso

Vacaciones familiares.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 3
Cojín cervical GO Travel Kids. | Foto: Skyscanner

5. Supersoft-Cojín de cuello para viaje – 8,21€

Confort 2/5

Aunque es un cojín a primera vista ergonómico y bastante discreto, esta almohada de viaje es bastante firme e inflexible.

Dimensiones 2/5

No es el más cómodo de los cojines de viaje ni tampoco el más compacto. Es rígido y bastante voluminoso, de manera que no es fácilmente transportable.

Relación calidad precio 3/5

Por unos ocho euros es ciertamente mejor que ningún apoyo en absoluto.

Uso

Excursiones de un día. Tal vez no sea muy ideal para vuelos o viajes largos pero puede resultar muy útil para viajes de unas horas.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 4
Supersoft Cojín. | Foto: Skyscanner

6. Cojín flor de Total Pillow – 10,00 €

Confort 4/5

Esta almohada de viaje en forma de rosca gigante es realmente suave y es muy versátil. Se puede usar también de cojín de asiento, reposacabezas y apoyo de espalda.

Dimensiones 3/5

Se aplasta en diferentes formas y se puede anclar fácilmente a tu maleta o bolsa de viaje.

Relación calidad precio 3/5

Esta es una almohada de viaje todo terreno relativamente barata.

Uso

No es tan compacta como algunas de las almohadas de la lista, pero su maleabilidad es perfecta para viajes largos en transporte público, ya que es lo suficientemente pequeña como para transportarla fácilmente y ayuda a combatir incómodos asientos.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 5
Cojín Flor Total Pillow. | Foto: Skyscanner

7. Trtl, la bufanda cojín – 29,46 €

Confort 3/5

Este cojín se envuelve alrededor del cuello y es lo suficientemente rígido como para proporcionar un gran apoyo. El material de vellón resulta muy cálido durante los vuelos fríos.

Dimensiones 4/5

Es muy compacta y fácil de poner y quitar, por lo que es una gran almohada de viaje en aviones.

Relación calidad precio 2/5

A pesar de sus ventajas, este cojín de viaje cuesta unos 30 euros. Así que por este precio, quizá podrías plantearte usar tu bufanda y enrollarla a modo almohada.

Uso

Viajes durante el invierno o autobuses nocturnos en el extranjero. Tanto si has ido a de escapada romántica a París como si te has ido a los Alpes Suizos a esquiar, esta bufanda-almohada mantendrá tu cuello caliente y recostado durante el trayecto.

Las siete mejores almohadas de viaje. ¿Con cuál te quedas? 6
Trtl, la bufanda cojín. | Foto: Skyscanner

 

8 motivos para visitar Bangkok durante las vacaciones

Álvaro R. de la Rubia

Foto: JORGE SILVA
Reuters

Se acerca la Semana Santa y tras este “aperitivo” de vacaciones muchos empezarán a planear los viajes de verano. Los destinos de moda cambian y, mientras ciudades como Londres, París o Nueva York se mantienen siempre entre las más visitadas, en los últimos años el atractivo de Asia ha crecido entre los turistas de todo el mundo. Esto es así hasta tal punto que ya no lidera el ranking ninguna capital europea: Bangkok fue en 2016 la ciudad más visitada según el estudio Global Destination Cities Index que anualmente publica Mastercard.

¿Por qué la capital tailandesa fue el destino elegido por más de 21 millones de turistas?

La comida: La gastronomía tailandesa tiene mucho que ofrecer al visitante de Bangkok. La ciudad está llena de restaurantes y puestos callejeros de comida en los que puede verse a gente comer a casi cualquier hora. Frutas exóticas difíciles de encontrar fuera del sudeste asiático, Pad Thai, platos picantes, cocinas de los países vecinos, etc. Sin duda, la comida es uno de los grandes atractivos de la ciudad.

8 motivos para visitar Bangkok durante las vacaciones 1
Vendedor de frutas en Bangkok. REUTERS/Chaiwat Subprasom

La amabilidad: Tailandia es conocido como el país de las sonrisas. Más del 90% de la población es budista y la hospitalidad está muy arraigada en la cultura tailandesa. Si bien es cierto que Bangkok no deja de ser una gran urbe con una población similar a la de Nueva York -con todo lo que ello conlleva-, la cortesía será sin duda uno de los denominadores comunes que encontrarán los turistas respetuosos en Bangkok.

El precio: La oferta de alojamiento, restauración y ocio en Bangkok cubre prácticamente todas las posibilidades: desde hostales al alcance de cualquiera, ideales para mochileros, hasta los hoteles más lujosos. Es muy sencillo comer por menos de 100 baths -menos de 3 euros- en los mercados callejeros y, cuando se consigue que los taxistas activen el taxímetro, moverse de esta forma es sustancialmente más barato que en cualquier capital europea.

8 motivos para visitar Bangkok durante las vacaciones 3
Un conductor de tuk-tuk fotografiado en Bangkok | REUTERS/Jorge Silva

Buena iniciación al sudeste asiático: Bangkok ofrece infraestructuras suficientes para hacer cómoda la estancia de los turistas, pueden encontrarse muchos puntos en común con ciudades europeas y a la vez conserva la esencia de una gran capital asiática.

La ubicación: Situado en el centro del sudeste asiático, Bangkok está bien comunicado y es un buen punto de partida para moverse por el resto de países de la zona (Tailandia tiene frontera con Myanmar, Laos, Camboya y Malasia) y las paradisíacas islas del sur del país.

El arte: Si tu motivación principal para viajar es el amor por el arte, Bangkok no te decepcionará. La ciudad posee más de 400 templos budistas y varios museos de historia y centros culturales.

8 motivos para visitar Bangkok durante las vacaciones 2
Bailarinas tradicionales bailan en el centro de Bangkok REUTERS/Erik de Castro

La temperatura: El clima en Bangkok puede ser una ventaja o un inconveniente. Si te gusta viajar con poco equipaje te alegrará saber que para visitar la ciudad podrás prescindir de abrigos, sudaderas y en general de cualquier prendar que cubra más de lo estrictamente necesario. Con una media de 30 grados y una humedad cercana al 90% Bangkok tiene un clima tropical que invitan a recorrer la ciudad sin prisas. Tailandia cuenta con dos estaciones diferenciadas: la seca de noviembre a abril y la lluviosa de mayo a octubre siendo los meses secos los más recomendados para visitar la ciudad.

Las compras: Aquellos que disfrutan yendo de compras en sus vacaciones también acertarán eligiendo Bangkok. La capital cuenta con enormes centros comerciales como MBK, el Central World -uno de los más grandes del mundo- o el Siam Parangon -el más lujoso de Tailandia-. Además, Bangkok cuenta con el descomunal mercado de fin de semana de Chatuchack, con más de 15.000 puestos de comida, ropa, decoración, etc.

Save

TOP