Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Cómo ayudar efectivamente a Alepo

Ana Laya

Esta semana, los vídeos que se han hecho virales de decenas de sirios despidiéndose por redes sociales ante la inminencia de un ataque que finalmente acabe con sus vidas, han evidenciado la insostenible situación de los civiles sitiados al este de la ciudad Siria de Alepo.

 

“Vídeo ahora dentro de la ciudad de Alepo donde algunas familias de civiles, entre ellos mujeres y niños están esperando por maniobras de evacuación.”

 “Querido mundo, hay un intenso bombardeo ahora mismo. ¿Por qué estás en silencio? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? El miedo nos está matando a mi y a mis hijos.”  

  Desde el comienzo de la revuelta contra el presidente Bashar al-Assad, en marzo de 2011, Alepo ha jugado un rol determinante en la guerra, primero como escenario de manifestaciones estudiantiles, luego como campo de batalla entre el Ejercito Sirio Libre (ESL) y las fuerzas leales a al-Assad. Sin embargo, es en septiembre de 2015, cuando la ofensiva rusa que acudió al rescate del Ejército Sirio permitiendo a Damasco retomar zonas controladas por los rebeldes, sometió a la antigua joya arquitectónica mesopotámica a los bombardeos más intensos de los últimos años. Damasco y Moscú fueron acusados de crímenes de guerra en la ex-capital económica de Siria y unos 130.000 civiles huyeron de los barrios rebeldes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Un niño sostiene un signo contra el presidente Al-Assad en una protesta frente a la Embajada de Rusia el 14 de diciembre en  Shaab, Kuwait | Foto: Stephanie McGehee / Reuters.
Un niño sostiene un signo contra el presidente Al-Assad en una protesta frente a la Embajada de Rusia el 14 de diciembre en Shaab, Kuwait | Foto: Stephanie McGehee / Reuters.

  Según The Economist, al-Assad, siguiendo y escalando los pasos de su padre, ha sistemáticamente bombardeado, disparado, sitiado y ha hecho morir de hambre a su propio pueblo, sitiando a los civiles en áreas tomadas por los rebeldes mientras bombardea sus hospitales, mercados y escuelas. Sus tácticas han generado  la mayor cantidad de víctimas fatales, más de 400.000 y ha expulsado a millones de sirios del país como refugiados. La estrategia de al-Assad, junto al poder aéreo ruso y la experiencia militar iraní, ha conducido a la victoria más grande de Damasco hasta ahora, acorralando a las fuerzas rebeldes a un pequeño territorio en el este de Alepo. El 13 de diciembre, los rebeldes accedieron a rendirse. Un cese al fuego fue seguido por autobuses preparados para evacuar rebeldes y civiles al territorio controlado por la oposición al oeste de la ciudad. Pero la evacuación, que debía comenzar el 14 de diciembre a las 5am, nunca ocurrió. Al mediodía los aviones de guerra estaban de vuelta en el cielo sobre Alepo y se escuchaban ráfagas de artillería alrededor del pequeño bastión rebelde.    

El trato, reporta The Economist, fue roto principalmente porque Irán, que apoya un número de milicias chiítas que luchan junto al ejercito de al-Assad, impuso nuevas condiciones para el cese al fuego, incluyendo la evacuación de los chiítas de dos pueblos controlados por los rebeldes. Las fuerzas gubernamentales, por su parte, acusan a los rebeldes de haber incumplido el alto al fuego.

    Al momento de escribir este artículo, Cruz Roja Internacional solo ha confirmado la evacuación de aproximadamente 3000 personas, entre rebeldes y civiles. En barrios recién capturados por las tropas fieles a al-Assad, Naciones Unidas y fuentes dentro de la ciudad han reportado el asesinato de civiles dentro de sus hogares por parte de los soldados. El nivel de devastación de Alepo ha sido comparado con el de Berlín en 1945 tras la toma de la ciudad. El destino del resto de la población atrapada en Alepo, entre 50.000 y 100.000 personas, continúa siendo una incógnita y puede ser fatal.    

 “Alepo es un lugar donde los niños han dejado de llorar. Escenas del terror y la pena en el último hospital en pie en los últimos días en Alepo.”

Si como nosotros, piensas que difundir información en las redes es importante, pero no suficiente y te preguntas cómo puedes ayudar a los civiles de Alepo, aquí hemos compilado una lista de iniciativas, fundaciones y de organizaciones que están trabajando para evitar una masacre aún mayor, para apoyar a los médicos presentes en Alepo y para recoger y enviar ayuda humanitaria.

1. Los Cascos Blancos

Los Cascos Blancos son los trabajadores voluntarios de salvamento que todos los días en Siria corren al lugar de los bombardeos para sacar a personas de debajo de los escombros y ponerlos a salvo. Estos ex sastres, panaderos, profesores y demás sirios comunes se juntaron en 2013 para salvar las vidas que otros estaban esforzándose en quitar. Ahora han salvado más de 73.530 vidas. Pero por el trabajo que hacen, los voluntarios de los Cascos Blancos y sus centros de protección civil a menudo son el blanco. Aunque estuvieron nominados, ellos no ganaron el Premio Nobel de la Paz este año, la campaña en su página enfatiza que entre todos podemos ayudar a recaudar ese millón.

2. La Cruz Roja Internacional y la Media Luna Árabe Siria

El Comité Internacional de la Cruz Roja proporciona alimentos y apoyo vital a los sirios desde el principio de la crisis. Gracias a su colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria (en donde te puedes enlistar como voluntario) ambas organizaciones ayudan a la población en zonas a las que ninguna otra organización humanitaria puede acceder, pero la extensión de esta crisis ha agotado sus recursos.

3. Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS)

La ONG Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio es una de las pocas que ha conseguido llevar alimentos de primera necesidad a los civiles. La AAPS no sólo se encarga de recoger todo tipo de ayuda en España (comida, mantas, material escolar, sanitario, higiénico…), sino que se ocupa de coordinar el envío, la llegada y el posterior reparto de todos los contenedores.  Actualmente se encuentran recaudando fondos para enviar 3 contenedores de ayuda humanitaria. Síguelos también en Twitter para mantenerte informado de nuevas iniciativas.

4. Organización SEUR

Si quieres organizar una recogida de apoyo para los refugiados sirios en tu pueblo o ciudad es importante saber que cuentas con la empresa de traslados SEUR que a través de su Fundación pone a disposición su infraestructura para realizar gratuitamente los traslados de material para ayuda humanitaria a destinos de la península ibérica e islas. “Esta ayuda se coordinará a través de las ONG o instituciones que coordinen las actividades de atención y acogida a los refugiados, por lo que los particulares que lo deseen deben ponerse en contacto con estas organizaciones que posteriormente gestionarán el envío de las donaciones con SEUR.”

5. Agencia de Refugiados de Naciones Unidas y ACNUR España

Recuerden que en la medida que los civiles sitiados puedan ser rescatados de Alepo será para convertirse en refugiados en pleno invierno, es por eso que la Agencia de Refugiados de la ONU (UNHCR) ha organizado una colecta especial para el invierno. “La UNHCR es una de las organizaciones líderes en proveer la asistencia especializada para ayudar a los sirios en todo el Medio Oriente para sobrevivir en invierno, pero no podemos hacerlo solos”, dicen en su página, Por favor donen ahora para poder reforzar los refugios contra las bajas temperaturas, y para poder proveer a los refugiados de calentadores, mantas, ropa y zapatos de invierno.

Por su parte, la ACNUR trata de garantizar que todas las personas puedan ejercer su derecho a solicitar asilo y encontrar refugio seguro en otro Estado, así como de encontrar soluciones duraderas para ellos. En este sentido la Agencia de la ONU para los Refugiados trata de que puedan de regresar a sus hogares de forma voluntaria, integrarse en el país de acogida o ser reasentados en un tercer país. Apoyar y estar informado de las acciones de las organizaciones que contribuyen al trato digno a refugiados en el país es un paso importante para el futuro de todos los desplazados de Alepo y de otras regiones que también sufren las consecuencias de esta guerra.

6. UNICEF España

La UNICEF es el organismo de las Naciones Unidas que se encarga especialmente de la infancia y Siria es uno de los lugares más peligrosos para ser niño. Más de 8 millones están sufriendo el terror de la guerra. El comité español pone a tu disposición la manera de más fácil de donar. Información de cómo tu dinero contribuye a los chicos en Siria, con 42€, por ejemplo, pueden vacunar a 83 niños contra la polio y con €52 pueden suministrar tratamiento durante un día a 45 niños que sufran desnutrición aguda grave.  Además los primeros 150€ que dones desgravarán el 75% y lo que dones a partir de 150€ desgravará el 30%.

7. Acción contra el hambre

La frase que define la actividad de Acción contra el Hambre es la siguiente: “En un mundo con alimentos para todos, es inaceptable que 795 millones de personas sigan viviendo con hambre. Ha llegado el momento, porque somos la generación que puede y sabe cómo acabar con el hambre.” Y es cierto.

En el caso de Siria, Acción contra el Hambre informa que trabaja tanto en Siria, como en los países vecinos que acogen refugiados. “Estamos llevando ayuda a 4,6 millones de personas afectadas por el conflicto. Lo primero es atenderles en áreas que salvan vidas (salud, nutrición, agua y saneamiento) y después darles apoyo. Hemos puesto en marcha acciones de ayuda psicológica a niños para ayudarles a olvidar el terror.” Con 40€ puedes ayudar a que una familia tenga acceso a agua segura; con 60€ a la higiene básica de tres familias y con 100€ costeas la cesta de la compra mensual de 4 familias.

8. #CookForSyria

Cocina por Siria es una iniciativa que no solo promueve donativos sino también la cultura Siria a través de algo tan hermoso, familiar y tradicional como la cocina. Durante noviembre restaurantes, chefs, panaderos y dueños de cafés alrededor del Reino Unido fueron invitados a formar parte de esa iniciativa poniendo “un toque sirio” a sus platos favoritos y donando £2 de cada plato. La cocina siria es una de las más antiguas del mundo y refleja el rico legado cultural de Siria con influencias de Turquía, Persia y muchos otros países del Medio Oriente.

#CookForSyria nació en el Reino Unido, pero los organizadores esperan que más personas alrededor del globo se unan y generen eventos, quedadas y cenas. Además hay dos maneras directas de contribuir, a través de la plataforma Just Giving en donde se han recolectado casi 40mil euros que serán donados a UNICEF UK, o comprando el libro de recetas #CookForSyria, un perfecto regalo de Navidad.

9. Change.org, Avaaz y Amnistía Internacional

El Dr. Hamza Al Khatib es uno de los últimos doctores atendiendo a los heridos de Alepo. En su petición en la plataforma Change.org, él menciona que el régimen sirio y las fuerzas rusas atacan sistemáticamente a los civiles y a los hospitales alrededor de la ciudad y que los líderes occidentales como Obama, Merkel o May no han hecho un esfuerzo real para prevenir estos ataques. A ellos está dirigida su petición. Puede ser que esta petición no tenga mayor efecto, pero el Dr. Al Khatib y los más de 600.000 firmantes aún no pierden la fe en el poder de la masa.

Avaaz por su parte ha conseguido más de un millón seiscientas mil firmas en su petición, también dirigida a los líderes mundiales para protegar a los niños de Alepo. “Como ciudadanos de todo el mundo horrorizados ante la matanza de inocentes en Siria, les exigimos que establezcan una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, incluido Alepo, para frenar el bombardeo sobre civiles sirios y garantizar que la ayuda humanitaria llegue a los que más la necesitan.”

Finalmente Amnistía Internacional enfatiza el problema que hay en este momento con la evacuación de civiles en Alepo, ya que decenas de miles de personas se enfrentan a la posibilidad de quedar atrapadas, de ser torturadas, detenidas o de morir ejecutadas. “Las vidas de quienes han sobrevivido al horror de Alepo están en las manos del gobierno sirio y de sus aliados Rusia e Irán. Pídeles que evacúen de forma segura a las personas atrapadas allí ahora y que observadores de la ONU sean desplegados para vigilar la evacuación y proteger a la población civil que desee salir de la ciudad.”

10. Haz ruido en la calle

Si eres más bien un activista de calle, siempre puedes seguir la petición de Salah Ashkar:

“Vayan a las Embajadas Iraníes. Bloquéenlas. Griten. Griten más alto. Pidan el cierre de las embajadas iraníes. Hazlo ahora.”

Una oportunidad para hacerlo en Madrid, por ejemplo, es el domingo 18 de diciembre, Día Internacional de la Persona Migrante, en el que la organización NoViolencia 2018 planifica un acto en solidaridad con los inmigrantes. “Diversos grupos se están uniendo con el objetivo de plantear la importancia de una respuesta solidaria a la realidad de la inmigración. Destacamos este año la participación de personas de religión musulmana que están uniéndose a la convocatoria en lo que supone un inicio de buscar cauces de lucha conjunta entre personas de diferentes ideologías y religiones desde la Noviolencia.”

#StandWithAleppo

Continua leyendo: Comías insectos y no lo sabías: la historia detrás del rojo que casi todo lo tiñe

Comías insectos y no lo sabías: la historia detrás del rojo que casi todo lo tiñe

Tal Levy

Foto: TOMAS BRAVO
Reuters

Es un colorante natural, pero no se suele precisar que es de origen animal; menos aún, que procede de un insecto triturado. Un aditivo exótico, por decir lo menos, enmascarado en las etiquetas de productos comestibles bajo la denominación de E-120 o más amigable de rojo natural número 4, conocido también como ácido carmínico y hasta simplemente carmín, distintas formas de eludir un nombre poco apetecible: la cochinilla.

El cuerpo desecado de este diminuto parásito ha coloreado de rojo buena parte de lo que nos rodea. Es difícil escapar de él. Desde medicinas hasta yogures, desde gominolas hasta embutidos o conservas vegetales, desde bebidas energizantes hasta mermeladas, desde ropa teñida hasta pinturas industriales, desde lacas de uña hasta pintalabios, lo contienen.

Al descubrirlo, es inevitable mirar todo con otros ojos; así, por ejemplo, la tan deseada sensualidad de los labios color carmín de pronto palidece, por lo que ya hay quienes demandan un maquillaje vegano.

Distintas legislaciones alimentarias aprueban su consumo. La Organización de las Naciones Unidas paras Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han establecido en el Codex Alimentarius. Normas internacionales de los alimentos, la dosis máxima de uso para los aditivos según la categoría de alimentos. La ingesta diaria admisible suele ser de unos 5mg por kg de peso corporal.

Los colores que se obtienen varían del fresa al grosella pasando por el carmín al negro. Y es que sin duda comemos, o mejor dicho empezamos a comer, por los ojos. De allí la proliferación de colorantes artificiales, frente a los cuales el E-120 es considerado inocuo salvo contadas intolerancias o alergias.

La pregunta entonces: ¿es preferible el uso de colorantes sintéticos que según estudios se han asociado al cáncer o sobrellevar la repulsa y hacerse la vista gorda con la cochinilla?

Muchos son los cuestionamientos que se derivan, pues al estar presente en medicamentos sobre todo infantiles cómo eludirla, especialmente por parte de quienes son vegetarianos o profesan religiones como la judía, que prohíbe la ingesta de insectos y sangre por considerarlos no kosher, o la musulmana, de igual manera por no inscribirse dentro de los alimentos calificados como halal.

Comías insectos y no lo sabías: la historia detrás del rojo que casi todo lo tiñe 1
Un hombre aplasta una cochinilla para mostrar su color rojo | Imagen vía REUTERS/Tomas Bravo

Y es que podría estar incluso en el café que tomas. En 2012 fue motivo de una gran polémica cuando clientes de la cadena Starbucks supieron que en el Frappuccino de fresa habían incorporado el E-120 para dejar de lado los aditivos artificiales. En respuesta al reclamo de los consumidores veganos, fue sustituido por un colorante a base de tomate, como se lee en el informe Los insectos comestibles: Perspectivas de futuro de la seguridad alimentaria y la alimentación, de la FAO, organización que reconoce más de 1.900 especies que se pueden consumir.

Al año siguiente, las críticas recayeron sobre el yogur de fresa de Dannon, subsidiaria en Estados Unidos de Danone. “No tengo nada en contra de la gente que come insectos, pero cuando compro un yogur de fresa estoy esperando yogur y fresas, y no colorante rojo hecho de insectos. Dado que causa reacciones alérgicas en algunas personas y que es fácil de usar colores más seguros basados en plantas, ¿por qué Dannon lo usaría? ¿Por qué el riesgo al ofender a vegetarianos y asquear al resto de los clientes?”, declaraba Michael F. Jacobson, director ejecutivo de la ONG de apoyo al consumidor Center for Science in the Public Interest, a Fox News.

Por lo pronto, no queda sino leer con lupa si es necesario las etiquetas y en muchos casos privarse, privarse y privarse.

Denominación de origen

El colorante es extraído de la desecación de las hembras adultas de los insectos de la familia de los Dactylopius coccus, llamados comúnmente cochinilla, que habitan en los nopales. ¿Por qué pensabas que se plantaban cactus en las islas Canarias?

De hecho, al igual que en el caso del queso Parmesano Reggiano italiano o la Champagne francesa, en la etiqueta del producto final “granuloso y seco al tacto” elaborado en el Archipiélago figura el símbolo comunitario propio de la Denominación de Origen Protegida “Cochinilla de Canarias”.

“Los factores naturales unidos a los históricos hacen que la Cochinilla de Canarias esté vinculada a su medio geográfico, a la tradición y costumbres de sus productores y por tanto presente unas características específicas”, se apuntaba en la solicitud de inscripción en el registro comunitario, que vio finalmente luz el 3 de febrero de 2016.

Más allá de su alta concentración de ácido carmínico y su poca humedad, ¿por qué es única, distinta? Procede de un solo tipo de huésped (Opuntia ficus indica) y de insecto (Dactylopius coccus), recolectado de tuneras, y su secado es al sol y sin utilizar químico alguno, por lo que todo el proceso, desde la plantación del cactus hasta el secado, pasando por la cría del insecto y la recolección, se desarrolla de manera manual, artesanal, según se detalla en la web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Comías insectos y no lo sabías: la historia detrás del rojo que casi todo lo tiñe 3
Los insectos de la cochinilla se ven en una hoja de cactus nopal. | Imagen vía REUTERS/Tomas Bravo

Para hacer una libra de cochinilla, son necesarios 70 mil insectos, de acuerdo con la Enciclopedia Británica. La plantación y posterior cría requieren de condiciones que se hallan en ciertas zonas cálidas de países como México, Chile, Bolivia, Ecuador, Perú o España, concretamente en Canarias.

En las siete islas del Archipiélago se desarrolla el cultivo de la planta huésped, introducido hacia el primer tercio del siglo XIX en respuesta a la gran demanda de tintes en la industria textil europea. Inglaterra y después Francia se convertirían en sus clientes por excelencia y el tope de su comercialización lo alcanzaría en 1869. De hecho, el rojo del uniforme que el ejército británico vistió en la guerra de Crimea era extraído de la cochinilla de Canarias.

Vivió, pues, su tiempo de gloria a mediados del siglo XIX hasta que fue desplazado por tintes sintéticos como la anilina y la fucsina.

El polifacético creador español Mariano Fortuny y Madrazo, que ha quedado para la posteridad como el diseñador del mítico vestido Delphos, al punto que fue patentando en 1909 como si se tratara de un invento, utilizaba tintes naturales como la cochinilla en sus trajes inspirados en las antiguas túnicas griegas y que lucieron, entre otras, la bailarina Isadora Duncan, la actriz Sara Bernhardt y la mecenas y coleccionista de arte Peggy Guggenheim.

El oro rojo

Procedente de la América precolombina, donde fue empleado como tinte en pieles de animales y pigmento en pinturas murales, los exploradores españoles quedaron prendados del color que daba el nocheztli, como lo llamaban los aztecas o, lo que es lo mismo, “sangre de tuna”.

Apodada por los conquistadores como “grana”, llegó durante el Renacimiento a Europa desde México. En el siglo XVI, se convirtió para la Corona Española en uno de los artículos comerciales que generaba más ingresos después del oro y la plata, por lo que no era de extrañar que los barcos que lo transportaban desde el “Nuevo Mundo” fueran blanco de la codicia de los piratas.

No hay que olvidar que el rojo en Europa era símbolo de estatus, de distinción, precisamente porque eran privilegiados quienes podían lucirlo debido a que en la Edad Media era muy difícil y, por tanto, costoso teñir de este color al menos de un modo intenso y duradero.

Comías insectos y no lo sabías: la historia detrás del rojo que casi todo lo tiñe
En las paredes de El dormitorio, de Vincent Van Gogh, se usó el pigmento de la cochinilla.

El uso del insecto fitófago ha sufrido altibajos pero ha quedado inscrito en la historia del arte. En las paredes de El dormitorio, de Vincent Van Gogh, y las flores del Campo de lirios en Arles, ambos de 1888, fueron pintadas originalmente de púrpura, empleando según han identificado científicos el pigmento de la cochinilla, cuyo color se fue desvaneciendo hasta adquirir un tono azulado producto de la exposición a la luz, según publica Chemical & Engineering News, de la Sociedad Americana de Química.

También se ha rastreado su utilización en otras obras de la pintura universal de maestros como Canaletto, Rembrandt, Van Dyck, El Greco o Velázquez, en cuyas pinturas aunque de forma anónima la cochinilla ha alcanzado la inmortalidad.

Save

Continua leyendo: La muerte del califa

La muerte del califa

Ignacio Vidal-Folch

Foto: THAIER AL-SUDANI
Reuters

La confirmación por parte del Laboratorio Sirio de los Derechos Humanos de la muerte del califa Ibrahim (Abu Bakr Al Baghdadi), anunciado hace unas semanas por Rusia –parece que Ibrahim halló la muerte durante un bombardeo de la aviación rusa-, y precisamente en fechas en que Mosul, la capital en que se refundó el Califato el 4 de julio de 2014, ha sido liberada (sus ruinas, por lo menos) del poder del Estado Islámico, tiene una importancia simbólica grande, aunque sea cierto, como advierte la prensa, que ya haya sido discretamente nombrado un sucesor: lo de “discretamente” es aquí fundamental, pues el Califato existe, y acaso pronto se podrá decir “ha existido”, a partir del momento en que Al Baghdadi compareció y entonó la homilía de la refundación del Califato en la gran mezquita de Mosul: una entronización a la musulmana. Hace de esto exactamente tres años. Tres años ha durado la aventura imperial y conquistadora de Ibrahim. En cuanto a su sucesor, su entronización sin solemnidad, a escondidas, sin la Gran Mezquita de Mosul como escenario de pompa y circunstancia simbólicas, ya da la medida de su impotencia.

El Califato ha existido precisamente desde el gran momento retórico en el que Ibrahim, proclamándose Califa, sucesor del Profeta, insta a todos los creyentes del mundo a acudir en su socorro y someterse a su mando. Lo explica muy bien Philippe-Joseph Salazar en “Palabras armadas”. Es un error, o un tic, o quizá un recurso retórico para negar la existencia a una entidad que la ha demostrado de la forma más factual y sangrienta que pueda concebirse, insistir en calificar al Estado Islámico como “autoproclamado”; pues en realidad todos los Estados se autoproclaman, siempre y cuando dispongan de una fuerza que pueda “sostener con la espada” lo que afirman de palabra. Verdadero principio de legitimidad.

El EI ha existido, aunque brevemente. Adiós, hasta su próxima, guadianesca reencarnación: hasta la solemne entronización ritual del siguiente califa, en algún otro escenario propicio, que seguramente le será facilitado por la política exterior de los Estados Unidos, cuya contumacia en el error es asombrosa desde el Irán del Sha, pasando por el Afganistán, por Irak y Siria. Hasta entonces, con la venturosa caída de Mosul y la muerte de Al Baghdadi, mientras se deshilacha y asesta su agónicos coletazos terroristas en tres continentes, se incorpora como recuerdo tétrico a la larga lista de las Atlántidas que se hundieron y de los países que dejaron de existir. Inch’Alá.

Continua leyendo: 6 momentos que han marcado la cumbre del G20

6 momentos que han marcado la cumbre del G20

Redacción TO

Foto: LUDOVIC MARIN
Reuters/Pool

Hamburgo ha acogido una nueva reunión del G20, los países más ricos del mundo, con la canciller alemana Angela Merkel como anfitriona, y con todas las miradas puestas en Donald Trump, no sólo por ser la primera vez que el presidente de Estado Unidos asistía a esta reunión de los más poderosos, sino también por el esperado encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin. Mientras en el interior los líderes debatían sobre cuestiones globales como el cambio climático, el terrorismo o el comercio, en las calles de la ciudad alemana las manifestaciones y protestas violentas contra la globalización volvían a dejar imágenes de enfrentamientos entre policías y ciudadanos antisistema.

Protestas y seguridad

Durante la cumbre, fuertes medidas de seguridad y protestas han ido de la mano. Manifestantes ataviados con pasamontañas y pertenecientes a grupos antisistema, protagonizaron desde la víspera del inicio de la cumbre y hasta el último día situaciones especialmente violentas, que obligaron al gobierno de Merkel a sitiar literalmente la ciudad alemana y pedir refuerzos a las policías de otros países. Los actos vandálicos incluyeron la quema de contenedores y coches, la rotura de lunas de numerosos comercios con piedras, y mobiliario urbano destrozado.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20
Grupos antisistemas prenden fuego a las barricadas colocadas en las calles de Hamburgo con motivo del G20 | Foto: Hannibal Hanschke / Reuters

Un total de 213 policías resultaron heridos y 144 personas fueron detenidas entre el jueves y el sábado, según el balance final oficial que, sin embargo, no ha aportado datos sobre el número de heridos entre los manifestantes. El gobierno alemán criticó la actuación de estos grupos antiglobalización que empañaron la cumbre, comparándolos con yihadistas y nazis.

Donald Trump y Vladimir Putin

La asistencia de Donald Trump a esta cumbre ha acaparado la atención de los medios pero también la de los propios líderes mundiales asistentes. Era su primera vez en este foro y, lo que era más importante, su encuentro con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, creó una expectación inusitada. Más allá de si ambos hablaron o no de la crisis relacionada con la presunta implicación del Kremlin en los comicios presidenciales de EEUU del pasado noviembre y de las supuestas relaciones de miembros del equipo de campaña de Trump con altos cargos rusos, los dos mandatarios acordaron declarar un alto el fuego en el suroeste de Siria a partir del domingo 9. Los analistas han comentado que, al menos, la esperada entrevista tuvo un efecto positivo.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 1
El presidente de EEUU, Donald Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en su primer encuentro
en Hamburgo el 7 de julio de 2017 | Foto: Carlos Barria / Reuters

Cambio climático

Angela Merkel dijo que el cambio climático era uno de los principales temas de la cumbre del G20 y el objetivo de los líderes era evitar una ruptura con Estados Unidos, como ocurrió recientemente en la reunión del G7. En Hamburgo, los socios se esforzaron por acercar posiciones con Washington, que culminaron con concesiones a Donald Trump y su política contraria a los principios del Acuerdo de París sobre el clima, del que ha anunciado su marcha. En el comunicado final de la cumbre se indica que el grupo “toma nota” de la decisión de Estados Unidos anunciada en junio de retirarse de las políticas para luchar contra el calentamiento global, mientras que Washington se compromete a lograr una reducción de las emisiones, siempre y cuando sea compatible con el crecimiento económico del país.

Comercio 

La cuestión comercial, otro de los puntos de fricción de la cumbre, junto con la llegada de Trump y sus posiciones proteccionistas, pusieron patas arriba el statu quo que existía hasta ahora en el G20 a favor del libre comercio.

El comunicado final refleja este difícil equilibro entre las dos visiones, porque por un lado renueva su compromiso de luchar contra el proteccionismo, pero por primera incluye también una referencia a los “instrumentos legítimos de defensa comercial”.

Los gobiernos acuerdan aunar esfuerzos contra el terrorismo yihadista actuando sobre sus vías de financiación y compartiendo información

Terrorismo

Si en algún punto de la agenda de trabajo del G20 hubo un acuerdo unánime fue al referirse al terrorismo y la necesidad de aunar esfuerzos para luchar contra los yihadistas. En un documento, los países miembros del G20 se comprometieron a compartir información y a actuar sobre las vías de financiación de los grupos como el Estado Islámico, según se felicitó la canciller alemana, Angela Merkel, que recordó que el terrorismo islamista afecta a todos los países y no entiende de fronteras, como ha quedado patente en los atentados cometidos en los últimos años en muchos países del G20.

Venezuela 

La excarcelación por sorpresa de Leopoldo Lopez en la madrugada del sábado obligó a los presidente de los gobiernos de España, Argentina, México y Brasil a incluir en su agenda el tema de la crisis política y económica que vive Venezuela. Los cuatro coincidieron en pedir al Gobierno de Nicolás Maduro la “liberación de todos los presos políticos y la organización de elecciones libres y democráticas” en el país. López fue trasladado de la prisión de Ramo Verde en Caracas a su residencia donde permanece en arresto domiciliario.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 2
El opositor venezolano Leopoldo Lopez saluda desde su casa en Caracas tras ser excarcelado | Foto: Andres Martinez Casares / Reuters

Continua leyendo: Por qué NO donar ropa, comida y trastos a países en desarrollo

Por qué NO donar ropa, comida y trastos a países en desarrollo

Clara Paolini

Foto: Bill Wegener
Unsplash

En el primer mundo se piensa: los niños de Zimbabwe apenas tienen juguetes, los jóvenes de Burundi no llevan zapatos y  en los países del Cuerno de África, sacudidos por incesantes hambrunas, toda donación en especie podría servir de ayuda. Mientras tanto, los trastos inservibles se acumulan en el desván, haces espacio en el armario porque las zapatillas de la última temporada, que ya no están de moda, ocupan el espacio reservado para nuevas adquisiciones y buena parte de los alimentos que compras acaban en la basura porque sencillamente, sobran.

Entonces, llega el engañoso momento de iluminación: “Si tengo cosas que otras personas necesitan, ¿por qué no donarlas? Así, además de deshacerme de ellas, llevaré a cabo una acción solidaria”. Se trata de un autoengaño común pero más peligroso de lo que imaginas. Lo cierto es que en la mayoría de los casos, enviando ropa usada, trastos y comida a países en vías de desarrollo no sólo no ayudas a nadie, sino que podrías acabar perjudicando.

Querer ayudar no es excusa para desconocer las consecuencias de lo que estás haciendo, así que antes de empezar, con toda la buena intención, a repartir tus desperdicios, ten en cuenta lo siguiente.

Las donaciones pueden ralentizar el crecimiento de la economía local

Un artículo publicado en la revista Time, ya lo advertía hace algunos años: “No es tan difícil conseguir camisetas en África, e inundar el mercado de productos gratuitos podría arruinar a las personas que ya las venden”. Donar ropa es un tema sensible en África porque las industrias textiles de muchos países se derrumbaron bajo el peso de las importaciones de ropa de segunda mano que se introdujeron en los años setenta y ochenta y conviene actuar para eliminar esa lacra. Como apuntaba James Shikwati, director Inter Region Economic Network de Nairobi, “primero destruyes la capacidad de producción textil de estos lugares y luego dices: ‘¿Puedo darte una camiseta y celebrarlo?’. Es como ofrecer veneno recubierto de azúcar”.

Vanesa Anaya, responsable de comunicación de la Fundación Agua de Coco, apunta que parte del problema radica en la imagen estereotipada que se tiene de África como continente empobrecido, lleno de niños hambrientos y falto de recursos: “Aunque en muchas ocasiones la dureza de la situación es real, esto contribuye a tener una visión paternalista. La gente, con toda su buena intención, quiere contribuir a mejorar la vida de las personas en países empobrecidos, pero lo primero que proponen es siempre enviar cosas, incluso trastitos que allí son inservibles”.

Por qué NO donar ropa, comida y trastos a países en desarrollo
Mercado en Mali | Imagen: Kraig Peel / Flickr creative commons

Desde su punto de vista “el problema es dar por hecho que unas camisetas viejas que tienes por casa van a servir allí, ese concepto de enviar cosas sobrantes. En el caso de la comida, por un lado, muchas las organizaciones no disponen de recursos para hacerlas llegar, y por otro, te aseguro que es posible comprar arroz, leche y harina allí mismo, contribuyendo así a fomentar el mercado local”.

La cultura de la recogida de alimentos y objetos proviene de la época en la que las ONGs basaban su trabajo en la caridad de la ayuda humanitaria, pero a estas alturas cada vez son más las organizaciones que sientan sus bases en la ayuda al desarrollo. Este cambio de actitud se resume en una frase algo manida pero irrebatible: “Dale un pez a un hombre y comerá un día; enséñalo a pescar y comerá siempre”.

África no es un vertedero

Rasna Warah, conocida periodista keniata y autora del libro Missionaries, Mercenaries and Misfits, declama alto y claro la triste realidad: “África es el mayor vertedero del planeta, todo lo que sobra se trae aquí y lo triste es que los gobiernos africanos no dicen que no, de hecho, dicen: ‘Por favor, envíenos más’. Abdican de la responsabilidad de sus propios ciudadanos (…) La solución a largo plazo no es este tipo de ayuda”

Tal y como apunta Vanesa Anaya, existe un grave problema en la gestión de la basura en muchos países africanos, y en muchos casos, bienes enviados desde aquí con buenas intenciones, acaban en vertederos contaminando el medioambiente y generando dinámicas sociales muy peligrosas como la explotación laboral infantil. Según su opinión, el caso de las nuevas tecnologías es especialmente grave: “porque hay una tendencia a enviar ordenadores viejos que casi no funcionan. Al cabo de un par de años estos ordenadores no sirven para nada y acaban allí”.

A veces es mejor no enviar nada que enviar un trasto inservible que acabe en un área de basuras donde reciclar o remodelar resulte inviable, y “lo mismo ocurre con otros objetos y materiales con una vida útil corta que acaban abandonados en el río, lago o ciudad en lugares que no tienen una adecuada gestión de los residuos”. Ya bastante grave es la situación de los vertedores de residuos tecnológicos en África como para que además, contribuyamos a su perpetuación sin ser conscientes de ello.

Por qué NO donar ropa, comida y trastos a países en desarrollo 2
Partes de equipos electrónicos en los vertedoros de residuos en Ghana | Imagen vía EFE/Jane Hahn

Se pueden enviar cosas más útiles

Aunque te guste pensar que tus juguetes de infancia cobrarán una nueva vida en manos de un huérfano africano, el dinero que es necesario invertir para enviar un cargamento de osos de peluche a países empobrecidos podría utilizarse en cubrir necesidades más apremiantes, como medicamentos o personal que lleve a cabo proyectos sociales o de economía sostenible desde el terreno.

Desde la Fundación Agua de Coco explican que en su caso sólo se limitan a llevar productos bajo ciertas condiciones: que los haya demandado su equipo desde los lugares en los que trabajan; que sean difíciles o imposibles de conseguir en el país; y que no puedan ser sustituidos por otro producto local.

Por supuesto esto no quiere decir que en todos los casos debamos limitarnos a donar medicamentos, pero sí conviene ser consciente de qué se necesita y qué no. Por ejemplo, si una ONG tiene un proyecto para incentivar la inclusividad mediante el deporte, la donación por parte de una empresa de un cargamento de botas de fútbol, será útil. Por el contrario, si tienes unas zapatillas viejas en casa y pretendes entregárselas a una asociación con pocos recursos que trabaja en el ámbito de la salud, allí también son basura.

Por qué NO donar ropa, comida y trastos a países en desarrollo 3
Una niña se sostiene de la cinta de la ropa que ha tendido en la barriada de Kangemi en las afueras de Nairobi | Imagen vía
REUTERS/Darrin Zammit Lupi

Perpetúas un modelo de consumo dañino

Si tienes montañas de ropa de la que quieres deshacerte pero sientes la necesidad de comprar prendas nuevas, posees trastos inservibles porque eres incapaz de darles una nueva vida por ti mismo y en tu nevera la comida caduca antes de que la toques, algo estás haciendo mal. Puede que la clave no sea donar tus desperdicios a un país empobrecido, sino consumir menos y hacerlo de forma más consciente.

Estamos lejos de alcanzar un sistema económico igualitario y resulta difícil escapar de las garras del consumismo, pero cada acción cuenta. Si en lugar de comprar diez camisetas de 4€ fabricadas con mano de obra barata adquiriéramos una con garantías de comercio justo proveniente de un país en vías de desarrollo, entonces sí, la solidaridad tendría otra cara.

TOP