Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Cómo ayudar efectivamente a Alepo

Ana Laya

Esta semana, los vídeos que se han hecho virales de decenas de sirios despidiéndose por redes sociales ante la inminencia de un ataque que finalmente acabe con sus vidas, han evidenciado la insostenible situación de los civiles sitiados al este de la ciudad Siria de Alepo.

 

“Vídeo ahora dentro de la ciudad de Alepo donde algunas familias de civiles, entre ellos mujeres y niños están esperando por maniobras de evacuación.”

 “Querido mundo, hay un intenso bombardeo ahora mismo. ¿Por qué estás en silencio? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? El miedo nos está matando a mi y a mis hijos.”  

  Desde el comienzo de la revuelta contra el presidente Bashar al-Assad, en marzo de 2011, Alepo ha jugado un rol determinante en la guerra, primero como escenario de manifestaciones estudiantiles, luego como campo de batalla entre el Ejercito Sirio Libre (ESL) y las fuerzas leales a al-Assad. Sin embargo, es en septiembre de 2015, cuando la ofensiva rusa que acudió al rescate del Ejército Sirio permitiendo a Damasco retomar zonas controladas por los rebeldes, sometió a la antigua joya arquitectónica mesopotámica a los bombardeos más intensos de los últimos años. Damasco y Moscú fueron acusados de crímenes de guerra en la ex-capital económica de Siria y unos 130.000 civiles huyeron de los barrios rebeldes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Un niño sostiene un signo contra el presidente Al-Assad en una protesta frente a la Embajada de Rusia el 14 de diciembre en  Shaab, Kuwait | Foto: Stephanie McGehee / Reuters.
Un niño sostiene un signo contra el presidente Al-Assad en una protesta frente a la Embajada de Rusia el 14 de diciembre en Shaab, Kuwait | Foto: Stephanie McGehee / Reuters.

  Según The Economist, al-Assad, siguiendo y escalando los pasos de su padre, ha sistemáticamente bombardeado, disparado, sitiado y ha hecho morir de hambre a su propio pueblo, sitiando a los civiles en áreas tomadas por los rebeldes mientras bombardea sus hospitales, mercados y escuelas. Sus tácticas han generado  la mayor cantidad de víctimas fatales, más de 400.000 y ha expulsado a millones de sirios del país como refugiados. La estrategia de al-Assad, junto al poder aéreo ruso y la experiencia militar iraní, ha conducido a la victoria más grande de Damasco hasta ahora, acorralando a las fuerzas rebeldes a un pequeño territorio en el este de Alepo. El 13 de diciembre, los rebeldes accedieron a rendirse. Un cese al fuego fue seguido por autobuses preparados para evacuar rebeldes y civiles al territorio controlado por la oposición al oeste de la ciudad. Pero la evacuación, que debía comenzar el 14 de diciembre a las 5am, nunca ocurrió. Al mediodía los aviones de guerra estaban de vuelta en el cielo sobre Alepo y se escuchaban ráfagas de artillería alrededor del pequeño bastión rebelde.    

El trato, reporta The Economist, fue roto principalmente porque Irán, que apoya un número de milicias chiítas que luchan junto al ejercito de al-Assad, impuso nuevas condiciones para el cese al fuego, incluyendo la evacuación de los chiítas de dos pueblos controlados por los rebeldes. Las fuerzas gubernamentales, por su parte, acusan a los rebeldes de haber incumplido el alto al fuego.

    Al momento de escribir este artículo, Cruz Roja Internacional solo ha confirmado la evacuación de aproximadamente 3000 personas, entre rebeldes y civiles. En barrios recién capturados por las tropas fieles a al-Assad, Naciones Unidas y fuentes dentro de la ciudad han reportado el asesinato de civiles dentro de sus hogares por parte de los soldados. El nivel de devastación de Alepo ha sido comparado con el de Berlín en 1945 tras la toma de la ciudad. El destino del resto de la población atrapada en Alepo, entre 50.000 y 100.000 personas, continúa siendo una incógnita y puede ser fatal.    

 “Alepo es un lugar donde los niños han dejado de llorar. Escenas del terror y la pena en el último hospital en pie en los últimos días en Alepo.”

Si como nosotros, piensas que difundir información en las redes es importante, pero no suficiente y te preguntas cómo puedes ayudar a los civiles de Alepo, aquí hemos compilado una lista de iniciativas, fundaciones y de organizaciones que están trabajando para evitar una masacre aún mayor, para apoyar a los médicos presentes en Alepo y para recoger y enviar ayuda humanitaria.

1. Los Cascos Blancos

Los Cascos Blancos son los trabajadores voluntarios de salvamento que todos los días en Siria corren al lugar de los bombardeos para sacar a personas de debajo de los escombros y ponerlos a salvo. Estos ex sastres, panaderos, profesores y demás sirios comunes se juntaron en 2013 para salvar las vidas que otros estaban esforzándose en quitar. Ahora han salvado más de 73.530 vidas. Pero por el trabajo que hacen, los voluntarios de los Cascos Blancos y sus centros de protección civil a menudo son el blanco. Aunque estuvieron nominados, ellos no ganaron el Premio Nobel de la Paz este año, la campaña en su página enfatiza que entre todos podemos ayudar a recaudar ese millón.

2. La Cruz Roja Internacional y la Media Luna Árabe Siria

El Comité Internacional de la Cruz Roja proporciona alimentos y apoyo vital a los sirios desde el principio de la crisis. Gracias a su colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria (en donde te puedes enlistar como voluntario) ambas organizaciones ayudan a la población en zonas a las que ninguna otra organización humanitaria puede acceder, pero la extensión de esta crisis ha agotado sus recursos.

3. Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS)

La ONG Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio es una de las pocas que ha conseguido llevar alimentos de primera necesidad a los civiles. La AAPS no sólo se encarga de recoger todo tipo de ayuda en España (comida, mantas, material escolar, sanitario, higiénico…), sino que se ocupa de coordinar el envío, la llegada y el posterior reparto de todos los contenedores.  Actualmente se encuentran recaudando fondos para enviar 3 contenedores de ayuda humanitaria. Síguelos también en Twitter para mantenerte informado de nuevas iniciativas.

4. Organización SEUR

Si quieres organizar una recogida de apoyo para los refugiados sirios en tu pueblo o ciudad es importante saber que cuentas con la empresa de traslados SEUR que a través de su Fundación pone a disposición su infraestructura para realizar gratuitamente los traslados de material para ayuda humanitaria a destinos de la península ibérica e islas. “Esta ayuda se coordinará a través de las ONG o instituciones que coordinen las actividades de atención y acogida a los refugiados, por lo que los particulares que lo deseen deben ponerse en contacto con estas organizaciones que posteriormente gestionarán el envío de las donaciones con SEUR.”

5. Agencia de Refugiados de Naciones Unidas y ACNUR España

Recuerden que en la medida que los civiles sitiados puedan ser rescatados de Alepo será para convertirse en refugiados en pleno invierno, es por eso que la Agencia de Refugiados de la ONU (UNHCR) ha organizado una colecta especial para el invierno. “La UNHCR es una de las organizaciones líderes en proveer la asistencia especializada para ayudar a los sirios en todo el Medio Oriente para sobrevivir en invierno, pero no podemos hacerlo solos”, dicen en su página, Por favor donen ahora para poder reforzar los refugios contra las bajas temperaturas, y para poder proveer a los refugiados de calentadores, mantas, ropa y zapatos de invierno.

Por su parte, la ACNUR trata de garantizar que todas las personas puedan ejercer su derecho a solicitar asilo y encontrar refugio seguro en otro Estado, así como de encontrar soluciones duraderas para ellos. En este sentido la Agencia de la ONU para los Refugiados trata de que puedan de regresar a sus hogares de forma voluntaria, integrarse en el país de acogida o ser reasentados en un tercer país. Apoyar y estar informado de las acciones de las organizaciones que contribuyen al trato digno a refugiados en el país es un paso importante para el futuro de todos los desplazados de Alepo y de otras regiones que también sufren las consecuencias de esta guerra.

6. UNICEF España

La UNICEF es el organismo de las Naciones Unidas que se encarga especialmente de la infancia y Siria es uno de los lugares más peligrosos para ser niño. Más de 8 millones están sufriendo el terror de la guerra. El comité español pone a tu disposición la manera de más fácil de donar. Información de cómo tu dinero contribuye a los chicos en Siria, con 42€, por ejemplo, pueden vacunar a 83 niños contra la polio y con €52 pueden suministrar tratamiento durante un día a 45 niños que sufran desnutrición aguda grave.  Además los primeros 150€ que dones desgravarán el 75% y lo que dones a partir de 150€ desgravará el 30%.

7. Acción contra el hambre

La frase que define la actividad de Acción contra el Hambre es la siguiente: “En un mundo con alimentos para todos, es inaceptable que 795 millones de personas sigan viviendo con hambre. Ha llegado el momento, porque somos la generación que puede y sabe cómo acabar con el hambre.” Y es cierto.

En el caso de Siria, Acción contra el Hambre informa que trabaja tanto en Siria, como en los países vecinos que acogen refugiados. “Estamos llevando ayuda a 4,6 millones de personas afectadas por el conflicto. Lo primero es atenderles en áreas que salvan vidas (salud, nutrición, agua y saneamiento) y después darles apoyo. Hemos puesto en marcha acciones de ayuda psicológica a niños para ayudarles a olvidar el terror.” Con 40€ puedes ayudar a que una familia tenga acceso a agua segura; con 60€ a la higiene básica de tres familias y con 100€ costeas la cesta de la compra mensual de 4 familias.

8. #CookForSyria

Cocina por Siria es una iniciativa que no solo promueve donativos sino también la cultura Siria a través de algo tan hermoso, familiar y tradicional como la cocina. Durante noviembre restaurantes, chefs, panaderos y dueños de cafés alrededor del Reino Unido fueron invitados a formar parte de esa iniciativa poniendo “un toque sirio” a sus platos favoritos y donando £2 de cada plato. La cocina siria es una de las más antiguas del mundo y refleja el rico legado cultural de Siria con influencias de Turquía, Persia y muchos otros países del Medio Oriente.

#CookForSyria nació en el Reino Unido, pero los organizadores esperan que más personas alrededor del globo se unan y generen eventos, quedadas y cenas. Además hay dos maneras directas de contribuir, a través de la plataforma Just Giving en donde se han recolectado casi 40mil euros que serán donados a UNICEF UK, o comprando el libro de recetas #CookForSyria, un perfecto regalo de Navidad.

9. Change.org, Avaaz y Amnistía Internacional

El Dr. Hamza Al Khatib es uno de los últimos doctores atendiendo a los heridos de Alepo. En su petición en la plataforma Change.org, él menciona que el régimen sirio y las fuerzas rusas atacan sistemáticamente a los civiles y a los hospitales alrededor de la ciudad y que los líderes occidentales como Obama, Merkel o May no han hecho un esfuerzo real para prevenir estos ataques. A ellos está dirigida su petición. Puede ser que esta petición no tenga mayor efecto, pero el Dr. Al Khatib y los más de 600.000 firmantes aún no pierden la fe en el poder de la masa.

Avaaz por su parte ha conseguido más de un millón seiscientas mil firmas en su petición, también dirigida a los líderes mundiales para protegar a los niños de Alepo. “Como ciudadanos de todo el mundo horrorizados ante la matanza de inocentes en Siria, les exigimos que establezcan una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, incluido Alepo, para frenar el bombardeo sobre civiles sirios y garantizar que la ayuda humanitaria llegue a los que más la necesitan.”

Finalmente Amnistía Internacional enfatiza el problema que hay en este momento con la evacuación de civiles en Alepo, ya que decenas de miles de personas se enfrentan a la posibilidad de quedar atrapadas, de ser torturadas, detenidas o de morir ejecutadas. “Las vidas de quienes han sobrevivido al horror de Alepo están en las manos del gobierno sirio y de sus aliados Rusia e Irán. Pídeles que evacúen de forma segura a las personas atrapadas allí ahora y que observadores de la ONU sean desplegados para vigilar la evacuación y proteger a la población civil que desee salir de la ciudad.”

10. Haz ruido en la calle

Si eres más bien un activista de calle, siempre puedes seguir la petición de Salah Ashkar:

“Vayan a las Embajadas Iraníes. Bloquéenlas. Griten. Griten más alto. Pidan el cierre de las embajadas iraníes. Hazlo ahora.”

Una oportunidad para hacerlo en Madrid, por ejemplo, es el domingo 18 de diciembre, Día Internacional de la Persona Migrante, en el que la organización NoViolencia 2018 planifica un acto en solidaridad con los inmigrantes. “Diversos grupos se están uniendo con el objetivo de plantear la importancia de una respuesta solidaria a la realidad de la inmigración. Destacamos este año la participación de personas de religión musulmana que están uniéndose a la convocatoria en lo que supone un inicio de buscar cauces de lucha conjunta entre personas de diferentes ideologías y religiones desde la Noviolencia.”

#StandWithAleppo

Gritos de la Tierra Palestina

Redacción TO

Foto: Nasser Ishtayeh
AP Foto

Cada 30 de marzo, desde 1976, se conmemora el Día de la Tierra Palestina. En diferentes ciudades se convocan actos para, entre otras cosas, plantar un olivo que “simboliza la lucha del pueblo palestino por su tierra”, asegura un portavoz de la Embajada palestina en Madrid.

Hay que remontarse a 1947, cuando una resolución de la ONU dio luz verde a la creación de dos países sobre una misma tierra: Palestina e Israel. Un año después, más de 700.000 palestinos fueron expulsados de sus casas, en lo que definieron como Nakba (término árabe que significa desastre o catástrofe). Pero quienes que quedaron en territorio israelí (hoy son alrededor de dos millones de palestinos) continuaron sufriendo las confiscaciones de tierra.

Aquel día, aquel 30 de marzo de 1976, el pueblo palestino que vivía en territorio israelí convocó una huelga general para protestar por la confiscación de 21.000 dunums de suelo (un dunum equivale a mil metros cuadrados) que Israel quería apropiarse para construir colonias judías. Ante las manifestaciones de miles de personas, los uniformados israelíes utilizaron la fuerza y asesinaron a seis jóvenes palestinos e hirieron a centenares de personas. Pero esta manifestación logró “que el Gobierno israelí diese marcha atrás en aquel momento”, en sus confiscaciones de tierra, afirman desde la Embajada de Palestina.

Este jueves, y como cada año, la voz del pueblo palestino se hace un poco más visible. “Es un símbolo, no solo de lo que pasó en el 76, sino de lo que está pasando hoy en día donde se siguen confiscando territorios en Cisjordania y construyendo asentamientos”. Algo que confirma también un reciente informe de la Oficina para Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en Palestina (OCHA-OPT)

En España, se desarrollarán diversos actos en Madrid, Barcelona, Valencia, Córdoba, Valladolid o Alcalá de Henares (Madrid).

Gritos de la Tierra Palestina 3
El embajador de Palestina (izq.) y el alcalde de Alcalá de Henares (dcha.) han plantado un olivo este jueves. | Foto: Palestina Digital


Reconocimiento del Estado Palestino

Hoy en día, el Estado de Palestina está aceptado como ‘Estado Observador no miembro’ por la Organización de las Naciones Unidas. La decisión se tomó en 2012 y desde entonces más de 130 países reconocen a Palestina como Estado, aunque aún falta el espaldarazo de las grandes potencias como Estados Unidos, Alemania, Francia o Reino Unido.

El Congreso español, a finales de 2014, aprobó una resolución en la que instaba al Gobierno del Partido Popular a reconocer el Estado palestino. Dicha resolución salió adelante sin plazos y sin carácter vinculante. Además, el Gobierno afirmó en su momento que antes de este reconocimiento a nivel nacional, se tendría que lograr un consenso en la Unión Europea. Un punto que a día de hoy sigue siendo muy complicado.

El sonido del hambre se hace atronador

Redacción TO

Foto: Rebecca Blackwell
AP

El rechinar de una puerta que se abre poco a poco. Sirenas de ambulancia en la calle. Voces en el pasillo. Un trueno. Hay sonidos que asustan a los niños. Pero hay uno que aterra cada año a cinco millones de niños en el Sahel: es el sonido del hambre, desvelado en el vídeo de campaña cuando una de las cuatro niñas protagonistas se lleva las manos la tripa para calmar el rugir de su estómago.

Con este vídeo como punto de partida comienza una campaña, llevada a cabo por Acción contra el Hambre y la Comisión Europea con el apoyo de Radio 3, centrada en el hambre estacional que se produce, al menos, una vez al año.

“El mundo no puede permitirse cuatro hambrunas cuando producimos alimentos suficientes para todos”

-Carmen Gayo, directora de comunicación ACH

El objetivo es sensibilizar sobre este fenómeno, antesala de las grandes crisis alimentarias, y poner en relieve las soluciones que podrían acallar este rugido. Para ello la ONG ha creado la primera exposición sonora contra el hambre en la que se buscará la aportación de músicos y ciudadanos que reflexionen en clave de sonidos en torno al hambre. La exhibición podrá visitarse en junio en Fnac y en www.elsonidodelhambre.org, y culminará en septiembre coincidiendo con el fin de la estación del hambre. “Creamos esta campaña pensando en los países en los que, durante este periodo, millones de personas se van a la cama con el estómago vacío porque ven acabadas sus reservas de alimentos hasta la siguiente cosecha, de una forma cíclica pero precisamente por ello evitable. En Sahel 30 millones de personas (uno de cada cinco habitantes) se enfrentará a esta situación este verano. Pero lo cierto es que en 2017, este sonido, el de un estómago vacío, se está haciendo ensordecedor también en otros lugares del mundo como Nigeria, Yemen, Somalia y Sudán del Sur, de modo que hay que prestar más oídos que nunca a este grito y poner en marcha todos los mecanismos necesarios para acallarlo”, explica Carmen Gayo, la directora de Comunicación de Acción contra el Hambre. “El mundo no puede permitirse cuatro hambrunas cuando producimos alimentos suficientes para todos”, añade.

El sonido del hambre se hace atronador 2
La estación del hambre amenaza a 30 millones de personas en el Sahel. | Gráfico: Acción contra el Hambre

“Todos los años, entre cuatro y ocho millones de personas en el Sahel precisan ayuda de emergencia durante la estación del hambre para sobrevivir. El departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea financia cada año la asistencia alimentaria a las familias en las fases más críticas de inseguridad alimentaria. Esta ayuda cubrió en 2015 un 29% de las necesidades totales de la región. El Sahel es claramente una de nuestras prioridades de actuación”, señala Nicolas Govaert, coordinador para el Sahel de la oficina de Operaciones Humanitarias europeas, ECHO, que también está presente y aporta fondos a la respuesta humanitaria en los países amenazados por la hambruna en África y en Oriente Medio.

La estación del hambre en Sahel


El hambre estacional es un periodo de escasez que se da cada año en países donde su población depende de la agricultura de subsistencia. Las reservas de alimentos de la cosecha anterior se van agotando y esa falta de oferta hace que los precios suban.

Coincide además con el inicio de la estación de lluvias y las aguas no seguras disparan los casos de malaria y otras enfermedades. Quienes las sufren son más vulnerables a la desnutrición ya que no pueden retener y absorber los nutrientes cuando los ingieren.

Por delante, casi cinco meses hasta la próxima cosecha. Cinco meses de hambre silenciosa, predecible y evitable. Una amenaza para más de 30 millones de personas en el Sahel, donde cinco millones de niños ya padecen desnutrición.

El sonido del hambre se hace atronador
El Sahel en cifras. | Ilustración: Acción contra el Hambre

Naciones Unidas estima que serán necesarios 2.600 millones de dólares en 2017 para salvar vidas y aliviar el sufrimiento de 12 millones de personas.

Cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso al agua limpia

Lidia Ramírez

Foto: Navesh Chitrakar
Reuters

La falta de acceso a un agua segura y a los sistemas de higiene y saneamiento básico cuesta la vida cada año a 3,5 millones de personas, 361.000 niños y niñas menores de cinco años, una cifra mucho más elevada que las causadas por accidentes automovilísticos y el sida juntos; ya que la falta de acceso al agua potable afecta al 12% de la población mundial, según datos del Consejo Mundial del Agua World Water Council, WWC–. Más del 80% de las aguas residuales generadas por la sociedad, retornan al ecosistema sin tratamiento previo con un impacto muy negativo sobre la salud, la desnutrición y el medio ambiente. De esta forma, cada año 1.800 millones de personas están en riesgo de contraer enfermedades como diarrea, cólera, disentería o polio, por el consumo de aguas contaminadas por excrementos.

Desde Acción contra el Hambre nos cuentan que cuatro millones de personas mueren cada año –más de 7.500 al día– como consecuencia de las agudas diarreas que sufren provocadas por la carencia y ausencia de condiciones higiénico-sanitarias a la hora de defecar. “De esas cuatro millones, un millón y medio son niños menores de cinco años”, nos apunta Pablo Alcalde, responsable de Agua y Saneamiento e Higiene de la organización internacional. Esto se traduce en más de 1.800 muertes de pequeños por día por enfermedades diarreicas debido a la falta de saneamiento, –únicamente la neumonía y las infecciones respiratorias son más mortales–.
Cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso al agua limpia 4
Cuatro millones de personas mueren cada año por no tener acceso a un váter. | Foto: Babu Babu / Reuters
Este año, el lema escogido para el Día Mundial del Agua es ‘Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?’, un eslogan con el que se busca la reducción de las aguas residuales a la vez que se fomenta su reutilización. Cabe destacar que, en la actualidad, más de 663 millones de personas no tienen acceso a agua potable en las proximidades de su hogar, motivo por el que al cabo del día tienen que desplazarse a kilómetros de distancia para lograr abastecerse. Son las poblaciones más vulnerables las que pagan las consecuencias de un mal tratamiento de aguas grises y negras (jabonosas provenientes de uso doméstico y fecales de los inodoros respectivamente), por carecer de los recursos e infraestructura adecuados para gestionarlo correctamente, lo cual se ve agravado en las situaciones de crisis humana. “Las aguas residuales son un foco de infección por contener heces, residuos médicos, pesticidas agrícolas y sustancias químicas potencialmente tóxicas”, afirma Pablo Alcalde. “Como consecuencia directa de los conflictos, los desplazados a menudo se instalan en zonas donde no tienen otra forma de acceder al agua que a través de los recursos contaminados”, añade.

El tratamiento de aguas en los asentamientos de refugiados


La crisis de Siria, ha provocado que los países vecinos como Líbano, que asume 1,5 millones de refugiados, hayan aumentado en un 30% el número de individuos a los que abastecer con agua y con sistemas de gestión de aguas residuales adecuados. “Tras 15 años de guerra civil (1975- 1990), Líbano es un país que carece de conexiones de agua básicas para el 20% de su población. Las redes son poco fiables y sólo el 8% de las aguas residuales son tratadas con efectividad”, afirma Lucía Villamayor, gestora de los proyectos de Agua, Saneamiento e Higiene de Acción contra el Hambre en Zahle, Líbano.

“663 millones de personas no tienen acceso a agua potable”

Seis años después del comienzo del conflicto sirio, los refugiados se agrupan en asentamientos informales donde siguen tomándose medidas propias de las emergencias. Como explica Villamayor, “las aguas residuales se acumulan primeramente en tanques y pozos ciegos, los cuales requieren de frecuentes y costosos servicios de recogida o, más a menudo,  van a parar a puntos de vertido donde no son tratadas en absoluto. En muchos asentamientos los servicios de recogida no son suficientes y las aguas negras se desbordan al lado de las letrinas”.

Innovación y sostenibilidad contra los riesgos sanitarios

Frente a la falta de tratamiento, Acción contra el Hambre apuesta por soluciones sostenibles e innovadoras que permiten reducir los riesgos sanitarios en los asentamientos, detener el deterioro de los recursos naturales y controlar el gasto en los servicios de recogida. “Muchas veces este tipo de trabajo es poco visible ya que trabajamos en zonas donde la vulnerabilidad es muy alta”, explica Pablo Alcalde, “sin embargo, este tipo de acciones son las que permiten a la población avanzar”, añade.

Filipinas: ‘Zonas de Defecación Cero’

El 8 de noviembre de 2013 el supertifón Haiyan, de vientos de más de 300 kilómetros por hora, arrasó la zona central de las islas Filipinas, dejando tras de sí más de 6.000 fallecidos, miles de desaparecidos, 4 millones de personas desplazadas y afectando severamente a la vida de unos quince millones de personas. Los daños en viviendas, infraestructuras y medios de vida fueron tan devastadores que Haiyan ha sido considerado el peor desastre que se recuerda en Filipinas. Desde entonces la ONG, además de apoyo nutricional y asistencia psicosocial, trabaja en garantizar el suministro de agua potable, en la rehabilitación de redes de saneamiento y en la formación de las comunidades en el mantenimiento de las mismas. “La declaración de ‘Zonas de Defecación Cero’ (ZOD) al aire libre ha sido una de nuestras mayores apuestas para promover la higiene”, destaca Alcalde. Desde entonces, 493.042 personas han conseguido apoyo en agua, higiene y saneamiento, 5.544 letrinas han sido construidas en los lugares de evacuación y 71 barangays o barriadas se declaran ‘Zona de Defecación Zero’.

Cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso al agua limpia 1
UNA ALDEANA CONTRUYE SU PROPIA LETRINA CON LA FORMACIÓN DE ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE. | Foto: GREGORIA CANATOY / ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE)

Mauritania: saneamiento liderado por la comunidad

El trabajo de la organización en Mauritania es una labor de “sensibilización” tratando de convertir a la comunidad en líderes de su propio proyecto de saneamiento: “se trata de mostrar a la población la necesidad de la autoconstrucción de este tipo de infraestructuras, lo que llamamos villas libres de defecaciones al aire libre, que tienen un alto impacto en la mortalidad por diarrea”, destaca el responsable de Agua y Saneamiento e Higiene de la organización internacional.  De esta forma, intentan superar el enfoque clásico en el que los ingenieros de una organización humanitaria llegan y construyen letrinas.

Cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso al agua limpia 2
VARIOS NIÑOS SE ARREMOLINAN ALREDEDOR DE UNA LETRINA EN MAURITANIA. | FOTO: JOSÉ LUIS DIAGO / ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE
Cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso al agua limpia 3
ALBAÑILES LOCALES CONSTRUYEN SUS PROPIOS ASEOS EN MAURITANIA. | FOTO: JOSÉ LUIS DIAGO / ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

Naciones Unidas ha querido resaltar con el Día del Agua del 22 de marzo la urgente necesidad de que el agua sea tratada y, en la medida de lo posible, reutilizada, para prevenir enfermedades y muertes.

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria

Clara Paolini

Foto: MUHAMMAD HAMED
Reuters

Desde el caos, florecen voces que hablan de cenizas, nostalgias y punzantes sentires; gritos de mujer que moldeados en verso traducen a una dimensión humana el sinsentido de la Guerra de Siria. Provenientes de un hogar en ruinas, han establecido un nuevo canon literario y gracias al poder catártico y revulsivo de sus letras, ofrecen desde lo íntimo un poderoso antídoto contra la indiferencia.

Maram al-Masri y Maisoun Shukair son poetisas sirias. La primera, musulmana suní, nació en Latakia, emigró a París en los 80 tras desafiar la ley que prohíbe matrimonios interreligiosos y demuestra su firme oposición al régimen de Assad cada vez que tiene ocasión. La segunda ayudó a los heridos y desplazados por el conflicto desde su farmacia en Damasco ganándose las amenazas por parte del régimen y vio a su marido encarcelado como sospechoso opositor. Llegó al Centro de Refugiados de Alcobendas (Madrid) tras verse obligada a dejar a su hijo menor y su pareja en el lugar más inseguro del planeta. Reunida de nuevo con su familia en un minúsculo piso en el extrarradio de la capital, sueña con el momento de volver a su país mientras compone versos.

La poesía de ambas resonó en el encuentro de poesía árabe celebrado en la madrileña Casa Árabe, en el marco del Festival Internacional de Poesía y Arte “Grito de Mujer 2017”, un evento que volvió a confirmar la evidencia de una poderosa corriente impulsada por una genealogía de poetisas marcadas por el mayor conflicto bélico de la última década. Tras estudiar con esmero la poesía siria durante años, la escritora y traductora sirio-canadiense Ghada al-Atrash aseguró en una entrevista con Al Jazeera que “a día de hoy existe una literatura proveniente de Siria que hace unos años no podríamos haber soñado”, una afirmación que viene a corroborarse con cada verso compuesto por estas autoras.

En la escritura de Maram al-Masri y Maisoun Shukair encontramos las singularidades de dos biografías y personalidades divergentes, pero que amarradas a la pesada ancla del éxodo sirio, contribuyen a contextualizar, profundizar y enfatizar una realidad más allá de titulares y números. Leía Javier Marín Ceballos en el encuentro que “la poesía es el camino más corto entre dos inteligencias y facilita el sentir de lo ajeno como propio”, y es sin duda esa cualidad la que se erige como estandarte y reclamo para el lector despierto. Se trata de una narrativa que contiene en su interior creatividad, activismo y subjetividades femeninas y que, ante un mundo que tiende al vacío y a la ausencia de sentimiento, proporciona una identidad contra el olvido e intensifica la conciencia.

A pesar de lo paradójico que pueda resultar, en pocas culturas se ha prestado tanta atención, antes de épocas modernas, a los poemas compuestos por mujeres como en la árabe, siendo sus voces las que en la actualidad vuelven a ejercer una renovada misión que traspasa fronteras. Según afirma Teresa Garulo “en la época preislámica las mujeres sirias tenían asignada la tarea de llorar a los muertos y de pedir venganza con sus versos, así como de animar a los guerreros”; un papel que hoy vuelve a resurgir convirtiendo en luchadoras a las propias poetisas.

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria 1
Poema de Maram Al-Masri y fotografía de la autora | Foto: Albaida vía Wikicommons

En The Guardian el periodista Ed Vulliamy describía la poesía de Maram como una lírica más allá de nuestro tiempo porque “es más compleja, postmoderna y tortuosa que eso: es poesía de guerra desde la diáspora, desde aquellos que no están allí, dispersos en el limbo”. Maram representa en este momento a la poesía hecha vida que además ayuda a vivir, a la mujer árabe residente en Europa y a la lucha por la paz en Siria.

Su editor en España, Javier Marín Ceballos, presentó su nuevo libro Almas Con Pies Desnudos (editado en español por la Editorial Lancelot, 2016), describiendo su escritura con precisión: “A la vez grito de dolor y de alegría, hacen saltar por los aires todas las cortapisas sociales más allá de la cultura y de la época. El sufrimiento es un país sin fronteras”.

Escuchándole recitar sus propios poemas en árabe, resulta imposible no enamorarse de la palabra justa, de la casi incongruente felicidad con la que pronuncia oscuras cotidianidades y la sensualidad con la que parece no pudiera (ni quisiera) evitar impregnarlo todo.

Poemas entre los escombros: Gritos de mujer desde Siria 2
Maisoun Shukair durante la presentación de su libro en Casa Árabe | Foto: Clara Paolini / TO

No vayas a la muerte solo es el título de la segunda obra de Maisoun, una colección de poemas e historias cortas editados por Casa Árabe de Madrid que evocan retazos del dolor y miedo, momentos de persecución y la incertidumbre por un futuro incierto. Desde la publicación de su ópera prima, la premiada Saca tu cara de mi espejo, han pasado nueve años de masacre.

Antes de posar sus penetrantes ojos oscuros sobre el libro, ofrece palabras pausadas refiriéndose a su Damasco natal y la muerte de su hermano en 2013, asesinado en su propia casa el día del cumpleaños de su hija, delante de todos: “Allí, dentro del armario de mi madre, hay un botón muy pequeño. Eso es mi corazón (…) A mi hermano: Cada mañana siempre las balas que hunden los pechos con sombra, cada mañana las balas ahora marcan a cientos de sirios. Por eso, por favor, no vayas a la muerte solo”.

TOP