Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Cómo convertirte en experto/a en masturbación femenina

Clara Paolini

A partir de ahora, no existen excusas para poder proporcionar o disfrutar de más y mejores orgasmos: la masturbación femenina ya tiene su “Biblia”.

No se trata de un aburrido estudio ni un libro de anatomía; no son consejos sacados de cuchicheos entre amigas, ni tampoco un compendio de películas porno para mujeres. La auténtica enciclopedia sobre la masturbación femenina aúna de forma rigurosa datos y experiencias en primera persona con el legítimo objetivo de lograr expandir la felicidad entre todos los clítoris del mundo. Se trata de un novedoso y peculiar curso online con una inmejorable base de conocimiento: las propias mujeres masturbándose.

Se llama OMGYes y ha venido a revolucionar la forma en la que las mujeres disfrutan del sexo en solitario y también en compañía.

alba-smile-2
(Foto: OMGYes).

Entre las seguidoras del proyecto, la actriz Emma Watson alabó y recomendó la plataforma durante una entrevista con Gloria Steinem: “Una amiga que está en esta sala me envió una web llamada OMGYes. Está basada en un completo estudio sobre la sexualidad femenina. Y… bueno, es bastante chula. Me encantaría que hubiera existido mucho antes. No dejéis de mirarla. Es una suscripción cara, pero merece la pena”, comenta Watson.

Hasta hace unas pocas décadas, temas como el sexo oral, la pornografía o incluso la homosexualidad eran tabús que a día de hoy, se consideran más que derribados en sociedades de mentalidad abierta respecto a la sexualidad. Entonces, ¿por qué la masturbación femenina sigue sumergida en la oscuridad y el silencio?, ¿no habrá llegado ya la hora de que deje de ser un misterio?

Por supuesto que existían estudios sobre sexo hablando sobre comportamientos generales, con datos como los porcentajes de las personas que se masturban o usan vibradores, o lo que sucede biológicamente dentro de nuestro cuerpo durante el sexo o el orgasmo, así como artículos recogiendo todo tipo de consejos, opiniones y rumores, pero ¿dónde estaban los estudios que proporcionaran información sobre técnicas reales para el placer femenino?, ¿dónde las explicaciones didácticas que consiguieran dar un paso más sobre la simple curiosidad adolescente?

Lee, una de las participantes y guías de OMGYes. (Foto: OMGYes)
Lee, una de las participantes y guías de OMGYes. (Foto: OMGYes)

OMGYes (del inglés, Oh my God, yeeees! como interjección orgásmica), viene a solucionar este vacío con un curso virtual de pago que enseña a hombres y mujeres a estimular el clítoris siguiendo diversas técnicas que funcionan en la mayoría de personas.

El estudio, realizado con más de 2.000 mujeres de edades comprendidas entre 18 y 95 años, revela que hay más formas de satisfacer a una mujer de las que nos imaginamos y todas ellas ofrecen infinitas variantes que adaptar a cada persona:

omgyes-masturbacion-femenina-estudio
Algunos de las conclusiones ofrecidas por el estudio de OMGYes.

La web incluye contenido explícito, pero no tiene nada que ver con porno: son tutoriales en forma de vídeos a los que se les suma una “vulva virtual” con la que practicar de forma simulada antes de entrar en acción. En la página web son personas reales (no actrices), las que comparten sus historias y muestran sus técnicas para que más tarde, sean los usuarios y usuarias los que disfruten de la oportunidad de practicar y recibir feedback en directo mediante simulaciones táctiles.

Contenido explícito con fines educativos. (Foto: OMGYes)
Contenido explícito con fines educativos. (Foto: OMGYes)

Las simulaciones son una manera de imitar las diferentes formas en las que las mujeres dan indicaciones a sus parejas para guiarles hacia lo que más les gusta. Resulta que esta es la “técnica” más importante en lo que respecta al placer femenino: guiar, sugerir, experimentar, escuchar y responder en tiempo real (también es una parte completamente ignorada en las escenas de sexo en la televisión, el cine y el porno). Así que, después de explorar cada tema y visualizar la variante particular de cada mujer, es posible probarlo en una pantalla táctil u ordenador y experimentar cómo la aplicación responde para poder afinar lo que estás haciendo e intensificar el placer.

omgyes-masturbacion-femenina-telefono

Variaciones sutiles en la presión, el ángulo o la constancia proporcionan sensaciones muy diferentes. Lo que una mujer llama “movimiento circular en el clítoris” podría resultar incómodo a otra mujer a la que también le gusta un “movimiento circular en el clítoris”, por lo que esta aproximación que proporciona una base didáctica con la que practicar hasta llegar a la perfección.

Por descontado, tratándose de sexo a cada persona le funciona una cosa, pero si esta plataforma enseña técnicas probadas que funcionan para la mayoría, ¿por qué no iban a funcionarte a ti? Respecto a la masturbación femenina, la complejidad ha servido como excusa para el desconocimiento y aunque cada uno siga sus propios rituales en la intimidad, OMGYes demuestra que sí es posible (y recomendable) contar con una base común de conocimiento. Con este objetivo, la plataforma contribuye a expandir y normalizar la utilización de técnicas para alcanzar el orgasmo, retrasarlo, multiplicarlo e intensificarlo.

El conocimiento y el placer no ocupan lugar. (Foto: OMGYes).
El conocimiento y el placer no ocupan lugar. (Foto: OMGYes).

Además, no se trata de una solución dirigida sólo para las mujeres que deseen perfeccionar su técnica masturbatoria, sino que también resulta de gran utilidad para los hombres que quieran satisfacer más y mejor a sus parejas. Alrededor de la mitad de los usuarios de la página son mujeres y la otra mitad son hombres, algunas personas lo usan de manera individual, y otras lo usan con sus parejas… “Un usuario nos escribió y dijo que había aprendido todas las cosas que mejor funcionaban en la cama gracias a una pareja muy abierta que le mostró lo que funcionaba mejor y le dejó practicar hasta que lo tuvo claro. OMGYes es como tener muchas mujeres dándote la misma oportunidad”, aseguran desde la web.

Para los que se preguntan “¿por qué pagar por algo que ya sé o puedo aprender por mí mismo/a?“, he aquí una respuesta: Se trata de la primera investigación con aplicación práctica sobre técnicas y maneras de intensificar el placer en las mujeres. Por supuesto, para llegar a ser un experto o experta en masturbación femenina no hace falta usar OMGYes, pero es posible que proporcione un buen apoyo para explorar nuevas ideas, perspectivas y obtener más herramientas que probablemente no te habías planteado.

En definitiva, el (auto) conocimiento no ocupa lugar, y teniendo en cuenta el largo camino que aún queda por recorrer en el apasionante pero inexplorado campo de la sexualidad femenina, bienvenidas sean propuestas que nos acompañen en el viaje.

Descubre cuántos datos gastas al usar Spotify

Redacción TO

Foto: Spotify

Spotify se ha convertido en un imprescindible para muchos usuarios de smartphone. Con un catálogo de música gigantesco por una tarifa mensual o, en su defecto, el disfrute de miles de canciones mediante el modo freemium con anuncios intercalados, el servicio líder de música en streaming  ha convencido a 100 millones de usuarios que a golpe de play aprovechan cualquier momento para escuchar sus canciones favoritas. Sin embargo, el uso de este servicio tiene la contrapartida de que consume una gran cantidad de datos si no disfrutas de una cuenta Premium. Sin embargo, ¿te has parado alguna vez a pensar cuántos datos consume exactamente la aplicación?

Dependiendo de la calidad de audio

Los datos que consume Spotify dependerá de la calidad con la que estemos escuchando el contenido.

  • Calidad baja: 96 kilobits (Kbps), supone un gasto por hora de reproducción de unos 43 megas.
  • Calidad alta: 160 Kbps, supone un gasto de unos 72 megas a la hora.
  • Calidad máxima: 320 Kbps, supone el gasto de 144 megas por hora reproducida. Esta opción sólo está disponible para cuenta Premium.

¿Cómo controlar los datos de Spotify?

  1.  Verificar el uso de datos móviles

Puedes hacer un seguimiento de la cantidad de datos que vas gastando al escuchar la aplicación y, de esta forma, elegir la calidad de escucha. Esto lo podrás comprobar en Ajustes Datos móviles.

La cantidad de datos hace uso de Spotify

             2. Seleccionar la calidad de la música

Para ello deberás abrir la aplicación de Spotify en tu teléfono e ir a configuración, que la encontrarás en la esquina superior derecha una vez que has pinchado en tu biblioteca. Una vez ahí, en la parte inferior de la pantalla, aparecerá calidad de la música.

La cantidad de datos hace uso de Spotify

        3. Escuchar música sin conexión

La manera más idónea de escuchar tus canciones favoritas sin gastar datos es hacerlo en modo sin conexión. Sin embargo, esta opción sólo está disponible para suscriptores Premium, que podrán descargar listas, álbumes y podcasts sin gastar datos.

Síndrome del impostor: incluso Neil Armstrong creyó ser un fraude

Redacción TO

Foto: AP Photo

Cuenta el escritor Neil Gaiman en su blog una anécdota curiosa. Estaba en una convención de tres días rodeado de artistas y científicos, encogido entre tanta eminencia, cuando se encontró a Neil Armstrong. El primer hombre que pisó la luna era discreto y calmado y estaba al final de la sala sin molestar a nadie cuando Gainman se acercó. Conversaron y Armstrong terminó por hacerle una confesión; levantó un dedo, apuntó hacia la sala y dijo: “Veo a todas estas personas y pienso: ‘¿Qué demonios estoy haciendo aquí?’. Todos ellos han realizado cosas asombrosas. Yo simplemente fui adonde me enviaron”. Gainman quedó sorprendido y le respondió: “Sí, pero tú fuiste el primer hombre en llegar a la Luna, y eso tiene su importancia”.

Ese sentimiento de insatisfacción, esa incapacidad para valorar los logros propios y ensalzar los ajenos, es conocido como el síndrome del impostor y siete de cada diez personas lo han experimentado, al menos, en una ocasión a lo largo de su vida. Quienes lo padecen “tienen la sensación de no estar nunca a la altura; de no ser lo suficientemente buenos, competentes o capaces; de ser impostores, un fraude”, resume la bióloga Aida Baida Gil a la BBC.

Síndrome del impostor: incluso Neil Armstrong creyó ser un fraude 3
El síndrome impide a quienes lo padecen disfrutar de sus propios logros. | Foto: Bret Hartman/AP Photo

La científica decidió investigar el trastorno después de haberlo padecido durante toda su carrera; tenía éxito y reconocimiento y, sin embargo, se sentía incompleta, llegando a creer que todos sus logros, nunca sus fracasos, se debían a golpes de fortuna. “Nunca lo achacas a tu inteligencia, sino a factores externos o al hecho de que hayas tenido que trabajar muy duro para lograrlo”, concluye.

“Este síndrome es mi vida. Creo que tengo mi trabajo por casualidad y que no tengo ni idea de lo que estoy haciendo”

Además, este trastorno tiene otras implicaciones. Porque haciendo honor al sentimiento de fraude, de ser un impostor, convive con el miedo a quedar retratado y en entredicho. Al menos así lo interpreta la consultora Sandra Marín en el diario ABC: “El síndrome del impostor hace a quien lo padece tener miedo de no estar a la altura y no merecer el cargo que ostenta, pues piensa que cualquiera lo hará mejor. Por ello, en todo momento les invade el temor a ser descubiertos en su supuesta ignorancia”.

Existe un componente de inseguridad y falta de autoestima en el emerger de este síndrome, de marcarse unos objetivos complicados y excesivos que acaban minando la moral de cualquiera. Con todo, la calidad del entorno de una persona resalta como un factor decisivo: rodearse de pesimistas, no hacer otra cosa que escuchar comentarios negativos, conduce hacia el afloramiento del síndrome.

Síndrome del impostor: incluso Neil Armstrong creyó ser un fraude 2
Los ambientes tóxicos y los comentarios pesimistas son dos de los factores más determinantes en el desarrollo del síndrome. | Foto: Altaf Qadri/AP Photo

En redes sociales como Reddit, las conversaciones sobre patologías son más o menos comunes y los usuarios no dudan en compartir sus experiencias. Uno de ellos, por ejemplo, ha escrito un mensaje que es especialmente trágico: “Este síndrome es mi vida. Creo que tengo mi trabajo por casualidad y que no tengo ni idea de lo que estoy haciendo y que nadie sabe todavía lo incompetente que soy en realidad. ¿Habrá personas realmente excelentes en sus trabajos que también se sientan de esta manera?”. Otro hombre comenta que para él mantener el trabajo, después de tres meses, es como un logro: “Me pregunto si no será una broma”.

En este sentido, algunos terapeutas se asoman a estas páginas para dar su apoyo, su comprensión y sus consejos. Uno de ellos explica que muchos de sus pacientes guardan en común una preocupación excesiva por la aceptación social. “Muchos se preocupan de lo que otras personas piensan de ellos”, dice. “Esto genera mucha ansiedad y la verdad es que nadie está prestando tanta atención sobre ellos porque lo que la gente suele hacer es centrarse en sí misma”.

Cómo sobreponerse al síndrome

En cualquier caso, los expertos coinciden en que la vía más efectiva -y escabrosa- para superar este síndrome parte de la autoaceptación, y esta parece una cima muy alta cuando la autoestima está por los suelos.

Si sospechas que puedes estar sufriendo esta patología, existe un test que te ayuda a averiguarlo.

Si sabes a ciencia cierta que lo padeces, la coach Virginia Jiménez da una serie de consejos para sobreponerse:

  1. Haz tu propia definición del éxito. Esto incluye la vida personal y la profesional y permite que la ansiedad de unas metas desproporcionadas desaparezca.
  2. Convierte los pensamientos negativos en positivos. Los malos pensamientos son el mayor obstáculo en la vida. Una forma de llevar a cabo esta transición se fundamenta en mostrar gratitud hacia los demás y con uno mismo.
  3. Establece expectativas razonables. Superar objetivos más alcanzables nos dará la energía necesaria para hacer las cosas sin tantas tensiones innecesarias, disfrutando del recorrido.
  4. Concéntrate en aprender de los fracasos. Cuando se falla, no hay que darse por vencido. Escribir un diario de errores es de gran utilidad para ser consciente de ellos y asegurarse de que no se repitan.
  5. Deja de compararte con los demás. Construye tu propio éxito, olvídate del ajeno.

Rajoy, Rivera, Iglesias y Díaz, reclamo publicitario del Salón Erótico de Madrid

Lidia Ramírez

La primera edición del Salón Erótico de Madrid llega a la capital pisando fuerte. Desde este viernes, 16.000 carteles con la imagen de Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Susana Díaz ya se pueden ver en la capital con el lema ‘Te vamos a [email protected]’.  Las posiciones lascivas de los líderes de los cuatro partidos más importantes de España seguro que darán mucho de qué hablar, y es que en los anuncios se puede ver a un presidente del Gobierno, trajeado, realizando el gesto que popularizaron los actores de ‘Full Monty’; a Díaz, con una fusta en la boca; al líder de Podemos, agarrándose los genitales, con los ojos cerrados y con la lengua fuera; y a Rivera desnudo completamente como hizo en 2006 para la campaña de las elecciones catalanas.

Desde la organización aseguran que han elegido esta campaña “por haber tenido siempre dificultadas por parte de las instituciones políticas para realizar este evento en sus ciudades”. Además, apuntan que han querido jugar con la doble lectura del eslogan.

Aunque los protagonistas de los carteles aún no se han manifestado ni han hecho llegar, por el momento, ninguna queja al Salón Erótico de Madrid, la campaña, que apenas lleva unas horas en circulación, ya ha creado un gran debate en la red, de momento, con más admiradores que detractores.

El polémico vídeo del año pasado

Los creativos del Salón del Erotismo ya eligieron la política como reclamo publicitario en su edición de septiembre de 2016 que tuvo lugar en Barcelona. A través de la conocida actriz porno Amarna Miller, denunciaban la hipocresía y la doble moral de España: “Sí, vivimos en un país asquerosamente hipócrita. Pero algunos no nos rendimos”, dice Miller. El vídeo creó un gran debate.

Más allá de la campaña de publicidad, el Salón Erótico de Madrid es un punto de encuentro de profesionales del erotismo en España que tendrá lugar del 9 al 11 de junio en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid. Sin embargo, estos carteles no serán la única campaña publicitaria por parte de la organización. El día 24, publicarán un spot que, según el propio director del festival, será “muy heavy”.

7 claves para entender a los millennials y su relación con la política

Néstor Villamor

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

Los millennials, la población nacida, a grandes rasgos, entre 1982 y 2004, son una generación de transición: viven entre el papel y el digital, entre el soporte físico y el streaming, están comprometidos con la política pero desconfían de los partidos tradicionales. Para intentar desmenuzar a un segmento de la ciudadanía que supondrá el 70% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado en menos de una década, el Espacio Fundación Telefónica ha celebrado un encuentro que ha analizado quiénes son y cómo se relacionan con la política los jóvenes españoles. En él han participado el presidente de la fundación civil G2020 y expolítico Salvador Sánchez-Terán, el periodista Javier Ayuso, el analista demoscópico y profesor de Sociología Francisco Camas y la fundadora del think-tank liberal-conservador Red Floridablanca, Isabel Benjumea. El debate ha dibujado a los millennials con siete rasgos, trazados por Sánchez-Terán.

Han nacido en democracia

Los jóvenes nacidos entre 1982 y 2004 son en España más de ocho millones de personas y supondrán más del 70% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado en 2025. Han nacido en una España próspera, en democracia, en un entorno político y social mucho más optimista que en el que se criaron sus padres. Eso sí, al alcanzar la primera etapa de la edad adulta, la crisis se interpuso en su camino y en sus aspiraciones. Y son la generación de los sueños rotos.

Tienen nuevas necesidades laborales

Los millennials no tienen como prioridad buscar un trabajo que les permita comprar un coche y una casa, como sus padres. Valoran más que sus empleos estén adecuados a sus conocimientos, que les guste y que permitan que su vida profesional sea conciliable con el ámbito personal. Antes que el dinero, aprecian más valores como la familia, la amistad, el trabajo y los estudios.

Son las mayores víctimas de la crisis

Han sido los grandes perjudicados por la crisis económica. Los conferenciantes coinciden en que se ha roto la promesa con la que crecieron: que tendrían un trabajo asegurado si iban a la Universidad. Ayuso aporta que han salido especialmente perjudicados aquellos jóvenes que dejaron los estudios para dedicarse a la construcción durante la burbuja. Al llegar la crisis “se quedaron sin trabajo y sin estudios” y son “un colectivo que nunca va a encontrar trabajo”, valora Ayuso.

Han cambiado de valores cívicos

El concepto de ser buen ciudadano tiene para los millennials un significado que rompe con el de las generaciones anteriores. Para ellos, participar en asociaciones sociales, militar en un partido político o servir en el Ejército no son prioridades. En cambio, tienen como bandera los valores de la solidaridad y la igualdad.

7 claves para entender a los millennials y su relación con la política 1
Un grupo de manifestantes protesta contra el racismo. | Foto: Edgard Garrido / Reuters

Están desencantados pero politizados

Los millennials se identifican cada vez menos con las instituciones y los partidos políticos tradicionales. Pero esto no implica un alejamiento de la política, sino un cambio de escenario. Prestan más atención a los movimientos sociales y están comprometidos con la sociedad, pero plasman sus ideas en nuevos soportes de comunicación alejados de la burocracia, como las redes sociales.

Buscan la regeneración democrática

Esta generación suspende el funcionamiento democrático en España, un país que consideran que necesita reformas y en cuyos partidos tradicionales no confían para lleva a cabo estos cambios (de hecho, PP y PSOE han perdido la mitad de su electorado joven desde 2008, según los conferenciantes). Confían, eso sí, en la justicia, en la sociedad civil, los sindicatos, las PYMES los movimientos sociales y las ONG. Y piden más transparencia a las instituciones.

Y ya no son antisistema

Han abandonado las posturas rebeldes y antisistema como parte de su propuesta política y apoyan los valores fundamentales de la Constitución, como la libertad, la igualdad o la tolerancia. Además, no buscan mayorías absolutas sino que abogan por el diálogo y son favorables a la presencia internacional.

TOP