Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Cómo vestirte para una boda si estás embarazada

Redacción TO

Si elegir el atuendo adecuado para un enlace o compromiso social ya supone un quebradero de cabeza para la mayoría de mujeres, las embarazadas sufren por partida doble no solo por encontrar un look que se adapte a su talla y estilo, sino por gastar un presupuesto en algo que solo les va a servir para volver a llevar durante tan solo unos meses.

Pai Pai, un espacio pensado en el que curvies y embarazadas puedan encontrar su talla y alquilar vestidos de fiesta adaptados a ellas cuenta con un servicio de asesoramiento para solucionar dudas como “¿dónde encuentro mi talla?”, “¿qué forma y color de vestido me favorece más?”, “¿qué tipo de complementos necesito para completar el look?” o, muy especialmente: “¿cómo adaptar mi presupuesto a un modelo que probablemente sólo lleve una vez?”.

El negro y el rojo nunca fallan

“El negro es un básico infalible”, reconocen desde la marca, “y resulta especialmente adecuado si queremos maximizar el efecto estilizante de este color, independientemente de si el evento es de noche o no”. El rojo, otro color de esta temporada, favorece tanto a pieles claras como más morenas, destacando especialmente por su versatilidad y magnetismo. Para la noche, la marca recomienda apostar por tonos vino o cereza, ricos en elegancia y fácilmente combinables con complementos en plata, dorado o negro. También el verde, en todas sus tonalidades pero destacando especialmente el oliva y verde césped, será un aliado para este tipo de eventos por su solemnidad y reinado como color tendencia.

Cómo vestirte para una boda si estás embarazada 1
Para la noche, tonos vino o cereza. | Foto: Pai Pai

Los estampados también tienen un hueco en las opciones para los looks premamá. Aunque es necesario no abusar de ellos si el estado de gestación es muy avanzado (para no crear un efecto óptico extraño). El estampado floral representa una elección adecuada, especialmente para looks más casuales y eventos de día.

La forma y estilo del look también influirán a la hora de decantarse por un vestido, un mono (la opción más de moda, si bien quizá no la más cómoda) o un conjunto de blusa y pantalón o falda. El escote, tanto de espalda como delantero, no tiene que suponer un problema, especialmente cuando se trata de vestidos livianos y tipo oversize, así como conjuntos de dos piezas. “Muy acertado también es elegir vestidos de corte imperio, que resultan sumamente cómodos y favorecedores”, comentan desde la firma. “Realzan la figura y permiten llevarlos con looks lisos o estampados”. También el cuello barco representa una opción sumamente elegante y adecuada para los eventos más elegantes, tolerando especialmente bien el monocolor y los tonos empolvados.

Continúa leyendo: 5 consejos para hacerte selfies como un influencer profesional

5 consejos para hacerte selfies como un influencer profesional

Redacción TO

Foto: Neil Hall
Reuters

Los selfies se han convertido en un hito de nuestra era, y es que, en los últimos años, sacarse una buena foto se ha convertido en todo un arte. Instagram está repleto de selfies artísticos y otros que casi podrían pasar por retratos florentinos con las bellezas más imponentes de la red. Pero no te dejes engañar, todo tiene su truco. La grandes influencers como Chiara Ferragni también ha tenido que practicar para que sus selfies reflejen su glamour. Hoy, de la mano de simplehuman, te traemos cinco trucos para que salgas siempre guapo.

Los primero y más importante es saber qué va a afectar al resultado final de la foto y esto es: la posición de la cámara, la posición del cuerpo, el gesto de la cara y lo que muchas veces olvidamos, la luz y el color.

  • Posición de la cámara: colócala en una posición elevada (a unos 30º) con el brazo extendido para afinar tu rostro y tu cuerpo y resaltar tus ojos.
5 consejos para hacerte selfies como un influencer profesional 2
La posición de la cámara debe estar a unos 30º con respecto al cuerpo. | Amir Cohen/Reuters
  • Torso: ladéalo levemente situando el peso en la pierna que queda atrás o, si estás sentada, simplemente haciendo una leve curva hacia atrás. Así te verás mucho más estilizada.
  • Cara: es muy importante estirar tanto el cuello como los hombros, aunque sin pasarse. Para equilibrar los pesos debes bajar y ladear levemente el mentón. Con esto verás cómo tu figura se estilizará aún más. Los ojos deben ser un punto muy importante, y para sacarles el mayor partido el secreto está en entrecerrarlos levemente mirando hacia arriba de forma que parezcan más grandes y se reduzca la apariencia de tus líneas de expresión. Por último, la boca siempre queda mejor relajada y entreabierta.
5 consejos para hacerte selfies como un influencer profesional 1
Para sacar el mayor partido a la mirada en los selfies, el truco está en entrecerrarlos levemente. | Foto: Reuters

  •  Iluminación y maquillaje: una buena luz es clave tanto para que se vea la foto de calidad como para que no se remarquen imperfecciones ni tu piel se vea apagada. Tu maquillaje también debe estar impecable e ir acorde con la iluminación para destacar tus mejores rasgos. ¿Vas a hacer tu próxima foto en casa, en tu lounge favorito o al aire libre en un día soleado? Tenlo muy en cuenta a la hora de prepararte.
  • Pequeños detalles: si añades a la foto un punto de color, por ejemplo, en tus labios, ojos o pómulos, darás más dinamismo a la imagen y la harás más impactante. Un mechón de pelo al viento también cuenta. Recuerda que la cámara lo capta todo, así que las cosas más pequeñas pueden marcar la diferencia.

Continúa leyendo: La redes estallan contra Aurosa, una cerveza "sólo para ellas"

La redes estallan contra Aurosa, una cerveza "sólo para ellas"

Lidia Ramírez

Foto: Aurosa.com

Ir con una Heineken o Carlsberg en la mano no es glamuroso ni femenino. O eso es lo que debe de pensar la empresaria checa Martina Šmírová que ha creado la primera cerveza “sólo para ellas”, Aurosa, y que según el sitio web “representan la fuerza de una mujer y la ternura de una niña”. La cerveza, que hasta el momento sólo se comercializa en República Checa y Reino Unido, no descarta llegar a España en los próximos meses. Así lo ha confirmado a este periódico Šmírová, CEO y fundadora de Aurosa. “A través de nuestra tienda online hemos vendido muchas cervezas a España, por lo que en un futuro próximo, nos pondremos en contacto con un distribuidor específico“.

La botella en cuestión es rosa y blanca, maravillosamente instagrammable, y creada para “mantener intacta la feminidad natural” de la mujer. Porque a las mujeres nos gusta las cosas rosadas y brillantes y sacrificamos nuestra feminidad con una pinta en la mano.

"the fire inside me burned brighter than the fire around me"✨ #premiumbeer #lifestyle #fridaythoughts

Una publicación compartida de Aurosa (@aurosa_official) el

La bebida, que tiene un precio de 10 euros la botella de 330ml, comenzó a comercializarse en Londres la semana pasada produciendo un gran revuelo en redes que acusan a la marca de “sexista”.

Por su parte, la compañía se ha apresurado a defenderse en su página de Facebook: “Realmente valoramos la opinión de todos y estamos agradecidos. Nuestro objetivo es crear un producto hermoso para celebrar la feminidad y la elegancia de las mujeres. Si usted no está de acuerdo, lo sentimos por no tenerlo de nuestro lado, sin embargo, seguimos siendo fieles a nuestro producto. Aurosa no tenía la intención de ofender a nadie”.

La reacción se produce en medio de una creciente ira por la publicidad sexista. La semana pasada Audi provocó gran indignación en China después de comparar a las mujeres con los coches de segunda mano en un anuncio. En la imagen publicitaria se ve en pleno altar y frente a un sacerdote, a una suegra con cara de reprobación que se dirige a una novia con velo, le tira de la nariz, inspecciona detrás de sus orejas y le mira los dientes como si fuera un caballo para finalmente dar su aprobación ante la pareja, que suspira aliviada. Tras el aprobado inicial que hace a todos respirar tranquilos, los ojos de la suegra se ensanchan de sorpresa mientras se enfoca a los pechos de la novia. La imagen se corta y aparece un Audi rojo con una voz que dice una certera pero desafortunada frase: “una decisión importante debe hacerse con cuidado”. Y, a continuación, aparece la dirección de la página web de ventas de coches de segunda mano de la compañía alemana.

La Advertising Standards Authority (ASA) ha prohibido recientemente los anuncios que fomenten los estereotipos de género. Una nueva normativa que entrará en vigor el próximo año.

Continúa leyendo: La furgoneta asesina

La furgoneta asesina

Valenti Puig

La respuesta vital del pueblo de Barcelona al atentado yihadista ha sido ejemplar, desde la recuperación inmediata del pulso de la ciudad a los héroes anónimos o al “No tinc por” de la Plaza de Cataluña, nucleado por la figura de Felipe VI. Imparable, la vida prosigue sin amedrentarse pero el problema seguirá siendo, como en otras ciudades atacadas por el terror islamista, la gestión racional del día después. Es decir: tras el paradigma emocional de humanidad unida en el pesar, al volver a lo cotidiano seguimos sin reconocer que alguien nos ha declarado la guerra y que hay que responderle en su condición de enemigo, mirarle cara a cara como lo que ha decidido ser atacando a una sociedad que vive en el respeto a la ley, la separación de Iglesia y Estado, los plenos derechos de la mujer, la libertad de expresión y la resolución del conflicto por el Derecho.
Aun siendo las circunstancias políticas de Cataluña las que son, es evidente que las tramas yihadista llevan largo tiempo asentándose en el Levante español al margen de las vicisitudes políticas. Barcelona era un objetivo yihadista con o sin independentismo. De todos modos, no puede soslayarse que la incertidumbre institucional y el enfrentamiento del secesionismo con el Estado, con un referéndum ilegal a meses vista, no contribuyen a la respuesta más efectiva cuando una furgoneta asesina zigzaguea por la Rambla. Uno puede preguntarse si los mossos d’esquadra, modélicos en su operativo pronto y eficaz, hubiesen tenido una mejor y más clara capacidad de gestión de no haberse producido –y cómo- los cambios recientes en la consejería de interior. La prioridad era y sigue siendo garantizar la seguridad de la ciudadanía y no hacer apuestas sobre a quién deben obediencia los mossos sino es a la ley.

Por ejemplo, el conseller anterior dejó su cargo por implícitas discrepancias con el proceso independentista y por idénticas razones dimitió el director de los mossos. Tanto el nuevo conseller como el nuevo director de la policía autonómica –quien decía que los españoles le dan pena- no ocuparon sus despachos en virtud de su conspicua experiencia en cuestiones de seguridad sino dada su fidelidad al proceso y a la necesidad secesionista de controlar el aparato funcionarial y concretamente policial para el caso de una declaración unilateral de independencia, precisamente cuando la CUP iniciaba sus ataques contra la industria hotelera de Barcelona y las huelgas en el aeropuerto del Prat dañaban ostensiblemente la marca Barcelona, con evidente beneficio de otras ciudades y destinos turísticos en un sector tan competitivo. La guinda la puso el cantante Lluís Llach, diputado autonómico, amenazando a los funcionarios que no aceptasen la ruptura ilegal con España. En este caso, todo restaba, mientras que el pueblo de Barcelona hubiese deseado que todo sumase.

Esa es una guerra global y las estrategias de interconexión son capitales, en controles de aeropuertos, en el pool” de los servicios secretos europeos, en vigilancia costera, en prevención y vigilancia. Por ejemplo, de las mezquitas e imanes salafistas que tanto ha favorecido el buenismo multiculturalista en Cataluña. Conviene tener en cuenta que las primeras candidaturas municipales anti-inmigración aparecieron en Vic. Ahora la cuestión en si seguir con el buenismo y dar pie a una nueva derecha anti-inmigración o insistir infatigablemente en la razón política y no negar la brutal evidencia del enemigo.

Continúa leyendo: Armagedon

Armagedon

Daniel Capó

Foto: PASCAL GUYOT
AFP

Desconozco la biografía de Younes Abouyaaqoub, principal sospechoso de la matanza de Barcelona, pero puedo imaginármela: el hijo de una ideología del resentimiento, a la que se le superpone el fracaso social y educativo. Lo que en otra época se hubiera denominado “lumpen”. Nada lo distingue de tantos otros asesinos islamistas, ni del fanatismo de sus compañeros de grupo. Joven y falto de un futuro, el odio –porque sólo se mata por odio– prende en ese fuel del resentimiento, mezclado con un complejo de inferioridad que se asume de forma dolorosa. La ideología del radicalismo islámico ofrece, en definitiva, un marco de redención que canaliza esa rabia y justifica el asesinato: un sentido que resulta, además, claramente apocalíptico. Para empezar, un Armagedón en cualquier esquina de cualquier país libre.

Las ideas tienen implicaciones, al igual que los sentimientos. Y nosotros debemos sabernos guiar por el realismo. En primer lugar, reconociendo que se trata de una guerra, aunque no en un formato tradicional, que se dirige contra nuestras creencias. En segundo lugar, siendo conscientes de que la cooperación internacional es fundamental para contener el yihadismo. En tercero, contando con la necesidad de asfixiar las distintas fuentes de financiación del terrorismo. En cuarto, acompañando la contundente actuación policial de un proceso, a medio y largo plazo, de integración cultural, profesional y humana que permita desacreditar el Apocalipsis. Por varios motivos también, esto último será lo más complicado.

Primero, porque la propia dinámica tecnológica y económica de la globalización acelera la quiebra de clases sociales en Occidente (pero no en los países en vías de desarrollo). Segundo, porque sin éxito académico apenas habrá trabajo de calidad en el futuro y es cosa sabida la influencia del entorno social en la excelencia académica. Tercero, y quizás el más importante, porque –por decirlo a la manera de Rémi Brague– se trata del difícil intento de integrar no sólo una cultura o una religión distintas, sino toda una civilización que engloba desde la superstición al derecho, desde la fe al funcionamiento de la economía. Y no entenderlo, me temo, resulta sencillamente suicida.  

TOP