Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Imagen y redes sociales: el despertar de la conciencia en la crisis de refugiados

Ariana Basciani

Foto: PHILIPPE WOJAZER
Reuters

El pasado sábado 18 de febrero, 160 mil personas salieron a las calles de Barcelona a exigir al Gobierno de Mariano Rajoy la acogida de refugiados. En 2015 el Ejecutivo central se había comprometido con la Unión Europea en recibir a 16.000 demandantes de asilo de Siria, Irak, Afganistán y Eritrea. En la actualidad se habla solo de 1.100 reubicados en España, aunque Amnistía Internacional pronostica menos.

El problema de los refugiados no es nuevo. El pasado siglo fue testigo de los miles de desplazamientos productos de dos guerras mundiales, de los conflictos soviéticos durante el mandato de Stalin o los nacidos de la disputa de los territorios palestinos. Las persecuciones políticas o étnicas en África y Asia o la actual guerra civil Siria, multiplica los ejemplos en nuestros días. Sin embargo, la perspectiva sobre el problema ha cambiado desde la aparición de las redes sociales. En la actualidad cualquier persona puede tratar de influir en el pensamiento social, utilizando las diferentes herramientas que proporciona la era digital.

Caso Aylan Kurdi: historia y transmisión de una fotografía

Cuando el cuerpo sin vida de Aylan Kurdi se descubrió varado en una playa de la ciudad turca de Bodrum, en septiembre de 2015, la fotógrafa Nilufer Demir capturó la tragedia. La imagen producida por Demir encarnaba la metáfora del horror de la crisis y abría el debate global sobre la inmigración. En ella se magnificaba un sentimiento que iba más allá de estadísticas y de los números: un niño de tres años, blanco, vestido como cualquier otro, boca abajo, muerto, en la orilla de una playa. Podría ser el hijo de cualquiera.

Para Peter Bouckaert, director de emergencias de Human Rights Watch el origen étnico del niño juega un papel importante en el impacto de la imagen. “Se trata de un niño que se parece mucho a un niño europeo. La semana anterior [a la muerte de Aylan], fotografías de decenas de niños africanos que fueron arrastrados hasta las playas de Libia no tuvieron el mismo impacto. Sin duda, hay un poco de etnocentrismo en la reacción a esta imagen” explicó Bouckaer en una entrevista para TIME Magazine.

Según el informe del centro de investigación británico Visual Social Media Lab presentado por Farida Vis en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), la trasmisión de la fotografía de Aylan Kurdi comienza en la agencia de noticias turca Dogan Haber Ajansi (DHA). Esta fue la primera fuente en reportar 12 refugiados sirios que murieron ahogados, mientras intentaban llegar a la isla griega de Kos. La noticia incluía una galería con cincuenta imágenes, de las cuales cuatro eran de Aylan Kurdi.

Dos horas después del lanzamiento de la noticia se reporta el primer tweet realizado por la periodista turca Michelle Demishevich, que incluía la imagen del pequeño. “El tweet no enlazaba a ninguna fuente de noticiosa, solo contaba con un título, la imagen y cinco hashtags que incluían #Refugeeswelcome y #Syrianrefugees” afirma Farida Vis en la conferencia en el CCCB.

Imagen y redes sociales: el despertar de la conciencia en la crisis de refugiados 1
Viralidad de la imagen tras una hora online. Imagen: Pulsar Platform

Dicha publicación en Twitter generó 33 retweets y varias respuestas con mención a la imagen. Más de una hora después, el mismo Peter Bouckaert, desde Ginebra, es clave para la distribución en Twitter: publicó tres fotografías de Kurdi y realizó un comunicado sobre la necesidad de un plan urgente para hacer frente a la crisis.

Después del tweet de Bouckaert, las imágenes se habían compartido en Twitter y habían llegado a una audiencia de medio millón de usuarios en 100 países. Sin embargo, no es hasta que la jefa de la oficina del Washington Post en Beirut, Liz Sly comparte el tweet que la foto se convierte en viral, la más difundida del conjunto de datos estudiados por el Social Media Lab sobre la imagen del niño. El tweet es compartido 7.421 veces, cambiando la escala de la difusión: en los primeros 30 minutos su post se compartió la misma cantidad de tweets que se habían generado en las dos horas anteriores.

Imagen y redes sociales: el despertar de la conciencia en la crisis de refugiados 2
Viralidad de la imagen tras tres horas online. Imagen: Pulsar Platform

 

De qué sirvió la viralidad de la fotografía para la crisis de refugiados:

  • Horas después de haberse hecho viral la fotografía de la muerte de Kurdi, la empatía y los movimientos de voluntariado en Europa fueron notorios. Según reportó Lin Prøitz, una de las primeras respuestas vino del grupo Refugees Welcome to Norway #RWTN. El grupo, creado en Facebook en julio de 2015, con unas pocas personas, cambió repentinamente cuando la imagen del infortunado niño se volvió viral: aumentó a 90.000 miembros de ciudadanos que se ofrecieron a ayudar en varias formas, voluntariado, donaciones de comida, ropa o juguetes.
  • Dos días después de la muerte del pequeño, Alemania aceptó admitir a miles de refugiados que habían quedado varados en Hungría. La medida alentó a los líderes de Europa Central y Oriental a crear un corredor humanitario desde el norte de Grecia hasta el sur de Baviera, mientras que Canadá prometió ubicar a 25.000 sirios. En la actualidad todas estas cifras y acuerdos han cambiado; sin embargo, la inmediatez de respuesta en la toma de decisiones políticas fue activada con una imagen y la capacidad de una herramienta tecnológica.

El legado de Aylan Kurdi después de su muerte ha sido despertar la conciencia social. La narrativa visual generada con la imagen se entrelaza con la capacidad de una red social como Twitter para actuar como catalizador y hacer que una historia comenzara a propagarse antes de que lo hiciera un medio de comunicación.

En la actualidad el potencial para el activismo positivo es más rico que nunca. En la era digital, la cultura de la imagen es una herramienta a la mano de cualquiera, que puede obstaculizar tanto como ayudar a mejorar las condiciones de miles de personas en el mundo. La dupla fotografía – Twitter en el caso de Aylan Kurdi es un ejemplo del poder positivo del uso de las nuevas tecnologías; no todo es negativo.

Continúa leyendo: Preocupación europea por los menores refugiados víctimas de abusos sexuales

Preocupación europea por los menores refugiados víctimas de abusos sexuales

El Consejo de Europa ha expresado este lunes su preocupación por la falta de cifras sobre menores refugiados víctimas de explotación y abusos sexuales, dadas las condiciones de acogida inadecuadas que se les ofrecen y porque no se recopilan datos de forma exhaustiva.
Los datos se recogen en un informe de seguimiento en el que el Consejo, reunido en Estrasburgo, ha examinado la situación de los 41 Estados miembros que han ratificado el llamado ‘Convenio de Lanzarote‘ sobre protección de menores contra la explotación y los abusos sexuales. Ante la ausencia de una cifra oficial de afectados, la Red Europea de Defensores del Menor (ENOC) estima que en 2015 había al menos 337.000 menores registrados como demandantes de asilo. En este sentido, el comité de Lanzarote pone el ejemplo de Turquía y Bélgica, que en un año sólo identificaron 49 y 4 casos, respectivamente.

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, ha declarado que la falta de denuncias supone “un gran reto” y que el organismo es consciente “de la presión que soportan los Estados por la crisis de refugiados”. El Comité de Lanzarote también atribuye las pocas denuncias recibidas al miedo de los menores al llegar como refugiados y a su situación en los centros de acogida.

Considera que los datos conocidos son “ridículamente pequeños” si se comparan con la campaña del Consejo de Europa que lleva por nombre “Uno sobre cinco”, en referencia a que uno de cada cinco menores europeos ha sido objeto de abusos sexuales.

En el informe se recomienda que las personas que trabajan en contacto con los menores refugiados reciban una mejor formación para poder detectar si han sufrido abusos sexuales.

Los datos en España  

Las autoridades españolas indicaron el año pasado en su respuesta al Comité de Lanzarote que en 2015 hubo 3.754 demandantes de asilo menores de edad (3.728 acompañados y 26 solos), mientras que en 2016 hasta agosto se contabilizaron 2.083, de los que 968 no estaban acompañados.

También se informó del trabajo de la Unidad especial contra el tráfico de personas creada por la Guardia Civil en 2014 y de la Unidad de familia y mujer creada por la Policía Nacional para investigar y perseguir, entre otros, delitos sexuales contra menores, informa Efe.

Continúa leyendo: ¿A quién pedimos cuentas por no acoger más refugiados?

¿A quién pedimos cuentas por no acoger más refugiados?

Antonio García Maldonado

La atención a los que huyen de la guerra e intentan entrar en Europa para salvar su vida debería ser una de las prioridades políticas de todas las administraciones públicas. Y así lo reclama cada manifestación que durante los últimos días se ha convocado a lo largo y ancho del continente, con especial fuerza en Barcelona. Se exige un cambio en la política de acogida: más cuotas, mejor trato. Welcome Refugees. Son reclamos legítimos y esperanzadores que yo comparto y defiendo. Hay un deber moral que no se puede eludir, y no hay un “wonderful and beautiful wall” que pare a personas que no tienen nada que perder.

Pero no deja de sorprender que el foco de los reclamos se haya puesto, precisamente, en las instituciones comunitarias. La UE, dominada por los Estados y el Consejo en un momento de repliegue nacionalista y auge del populismo xenófobo, no es culpable de la cuota rácana que cada país ha decidido con el único criterio de que su panorama político no sea engullido por los Le Pen, Wilders, Farage, Orban o Kazynscki. La Comisión es una institución encargada de realizar el trabajo sucio, el brazo ejecutor y no decisor de una política basada en el repliegue identitario del Estado-nación, no en el federalismo europeo. La culpa, por tanto, no es de la Unión Europea, sino de los Estados, ineficientes a fin de cuentas para resolver un problema de esta envergadura, pero que conservan el poder balsámico de la promesa de la frontera segura. Más Europa es menos Estado. Y eso hay que votarlo.

Aunque, siendo los Estados más responsables que la UE, tampoco son estos entes insolidarios por capricho. La realidad es que, a poco que los países aprueban políticas de asilo generosas, la extrema derecha crece. Pensemos en Merkel, a la que creció a su derecha Alternativa por Alemania apenas soltó un Wilkommen a los refugiados. O en Gert Wilders, que sigue subiendo en las encuestas pese a decir que acabará “con la escoria marroquí” de Holanda. Muchos ciudadanos apoyan estas declaraciones. Y esa presión de base se traslada a sus Gobiernos, que su vez empujan en el Consejo para restringir las cuotas de asilo.

¿Qué tal, por tanto, si empezamos por admitir que este no es un problema de una casta de burócratas insolidarios de Bruselas contra un pueblo deseoso de echar una mano frente al drama? A lo mejor más de uno se encontraba, sin darse cuenta, manifestándose contra sí mismo. Estamos en una lucha política entre unos ciudadanos y otros, y es en el mercado político electoral donde se jugará la partida. No en los despachos de Bruselas. Las manifestaciones contra los gestores son necesarias, pero más aún la persuasión con el vecino receloso.

Continúa leyendo: Los países de la UE que no acojan refugiados de Grecia e Italia serán expedientados

Los países de la UE que no acojan refugiados de Grecia e Italia serán expedientados

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, ha amenazado este jueves con expedientar a los países de la Unión Europea que incumplan su obligación de reubicar en sus territorios a demandantes de asilo y refugiados desde Italia y Grecia y ha denunciado que, al ritmo actual, la UE no cumplirá con sus compromisos de aquí al próximo septiembre. “Ya no hay más excusas para que los Estados miembros no cumplan. Aún es posible reubicar a todos de aquí a septiembre, todo depende de la voluntad política”, ha manifestado el comisario en rueda de prensa.

Los países miembros del bloque se comprometieron en una reunión celebrada en 2015 a acoger en sus respectivos territorios a los más de 160.000 ciudadanos llegados hasta Grecia e Italia como refugiados y solicitantes de asilo de países en guerra como Siria, principalmente, pero también procedentes de países subsaharianos. El comisario Avramópulos ha precisado tanto en su informe como después en su comparecencia ante los medios que hasta ahora la apertura del procedimiento de infracciones contra los que no cumplen con el acuerdo “no era una opción”, pero ha advertido de que si los países fallan en sus compromisos en los próximos meses, la CE no dudará en actuar contra ellos.

Avramópulos ha presentado los últimos informes sobre el traslado de demandantes de asilo desde Italia y Grecia a otros Estados miembros y el reasentamiento de personas que gozan del estatus de refugiado y se encuentran en países de fuera de la Unión. La Comunidad Europea ha alertado este jueves de la lentitud en las reubicaciones desde Italia y Grecia, aunque en febrero se batió un nuevo récord mensual con unos 1.940 traslados. En total se han llevado a cabo hasta ahora 13.546 reubicaciones: 3.936 desde Italia y 9.610 desde Grecia.

España sólo ha acogido hasta la fecha a 144 personas desde Italia y a 707 desde Grecia.

Los países de la UE que no acojan refugiados de Grecia e Italia serán expedientados 2
Las autoridades griegas están desbordadas por la llegada de refugiados (Foto: Alkis Konstantinidis | Reuters)

Continúa leyendo: Lola Lik, de cárcel a centro cultural para refugiados

Lola Lik, de cárcel a centro cultural para refugiados

Lidia Ramírez

Algo inusual en el resto del mundo está pasando en Holanda. Los índices de criminalidad son tan bajos – en los últimos ochos años los delitos han disminuido un 25% – que en las prisiones ya hay más vigilantes que presos, la población carcelaria ha disminuido un 43% en los últimos diez años. En este sentido, según recoge la web Slate, en 2014 las prisiones neerlandesas contaban con 9.710 detenidos frente a 9.914 vigilantes. Y si hace una década, Holanda tenía una de las tasas de encarcelamiento más altas de Europa; ahora presenta una de las más bajas: 57 personas por cada 100.000 habitantes. Como consecuencia, desde 2007, 19 cárceles se han visto obligadas a cerrar, según el portal de noticias francés. Una de las últimas en echar el cierre ha sido Bijlmerbajes (ahora Lola Lik), uno de los complejos penitenciarios más famosos de Ámsterdam, cercano a la estación de tren de Amsterdam Amstel, que ahora se ha convertido en un amable y colorido centro cultural para refugiados.

Así es Lola Lik, una antigua cárcel llena de vida

Con casi 10.000 metros cuadrados, sus muros grises y sobrios, se han transformado en murales llenos de color y vida. Centro creativo para startups, estudios de arte y oficinas, también cumple una función humanitaria muy importante: es un centro para más de 1.000 refugiados de Siria, Eritrea, Irak y Afganistán.

(Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
Lola Lik, un centro para más de 1.000 refugiados. (Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)

Desde allí, se crean oportunidades para todos aquellos que lo necesiten. Se les guía a dar sus primeros pasos en el país y se les ayuda a integrarse con el resto de la población de manera única y creativa. De esta forma, se familiarizan con la zona y cultura holandesa de un modo divertido y amable.

Además, en Lola Lik también se realizan actividades como eventos musicales, gastronómicos, encuentros interculturales… Además, cualquier persona que quiera alquilar una oficina en la antigua prisión puede montar su propia startup, siempre y cuando contribuya a ayudar a los refugiados.

(Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
La prisión se ha convertido en un centro creativo para startups y estudios de arte. (Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
(Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
Refugiados de Siria, Eritrea, Irak y Afganistán se dan cita en él. (Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
(Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)
Lola Lik ayuda a los refugiados a dar sus primeros pasos en el país familiarizándolos con la cultura holandesa. (Foto: Marieke van der Heijden | Lola Lik)

Para conocer más sobre este mágico lugar, puedes acceder a su página web.

TOP