Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Dragones y otros animales que dan miedo

Nerea Dolara

Foto: HBO
HBO

Todo el que ha visto los últimos episodios de Juego de Tronos entendió algo claramente: Nunca, jamás, querría enfrentarse a un dragón… menos a tres. La serie, que lleva años insinuando el poder destructivo de estos seres míticos, desplegó el horror de un ataque de dragón sin limitarse: cadáveres calcinados por cientos, soldados (o muertos) derritiéndose en vida (o en muerte)… un caos horroroso y cruento –no es casual que G.R.R. Martin haya comparado a los dragones con las bombas nucleares- que a su paso sólo deja horror y devastación (quien no lo piense sólo remítase a la cara de Tyrion durante la matanza).

En conclusión: no, nadie quiere nunca tener que vérselas con un dragón. Pero ellos no son los únicos animales/seres fantásticos capaces de generar pavor. En el audiovisual ha habido más de una criatura no humana capaz de poner los pelos de punta. Sí, los dragones generan respeto, pero ¿qué otro animal no querrías encontrarte nunca?

El tiranosaurio rex y los velocirraptores (Jurassic Park)

Puede que las secuelas hayan sido deplorables (por qué alguien volvería a ese lugar tras la primera película es motivo de disertaciones filosóficas del más alto orden) pero cuando los dinosaurios del Parque Jurásico aparecieron por primera vez en la pantalla del cine, sí eran los buenos, la impresión era inevitable. Aún excelentes como ejemplo de efectos especiales (recuérdese que son de 1993), los dinosaurios generados a través de un descabellado experimento genético están encerrados por muy poco tiempo. Y como bien se ocupa la película de mostrarlo no son animales controlables o dóciles. El ataque del tiranosaurio, el primero, con los niños atrapados en el coche y las linternas, es una secuencia de suspenso y terror como pocas… pero los velocirraptores, más pequeños pero más sanguinarios y mucho más inteligentes, se llevan el premio a la escena que más pánico da: la de la cocina. Estos bípedos dan miedo no sólo por su capacidad de despedazar a sus víctimas en segundos, sino porque son inteligentes e intuitivos. Y ¿qué cosa hay peor que luchar contra un animal prehistórico con dientes y garras descomunales que se adelanta a lo que piensas?

Los olifantes (El señor de los anillos)

Estos pobres mastodontes se llevan una mala parte de la batalla de los campos de Pelennor. Cuando aparecen, cuando ya Theoden da por ganada la pelea, hacen caer el alma y la esperanza de cualquiera. Con sus enormes alambres de púas atados a los colmillos, su decenas de metros de altura y sus crueles jinetes, los olifantes quiebran las líneas de Rohan en segundos y el resultado es devastador. Sí, aquí no hay miles de soldados chamuscados, pero sí se les ve ser ensartados y tirados por los aires por las trompadas de estos pobres animales sometidos a ser tan barbáricos (nadie se cree que esté en su naturaleza).

Los fellbeasts de los nazgûl (El señor de los anillos)

Pero si hay una cosa que inspira un pánico inenarrable a los personajes de la saga de Tolkien (y con razón) son los nazgûl y sus monturas. Sí, la verdad es que los jinetes negros son los verdaderos malvados del cuento, pero una vez que pierden a sus perturbadores caballos negros de ojos rojos en la primera entrega, estos espectros optan por unas bestias dignas de sus gritos agudos y su maldad plena. Las fellbeasts son una especie de dragón, sin capacidad de escupir fuego ¡gracias a dios!, con un cuello alargado, dientes afilados y unas garras tendientes a coger soldados y tirarlos desde grandes alturas a horribles muertes. No los adversarios que nadie desea.

Los bichos (Starship Troopers)

Esta sátira sobre el fascismo se ha convertido en un clásico de culto en los últimos tiempos. La historia es así: los humanos han decidido colonizar otros planetas, en esos planetas hay gigantescos bichos, esos bichos se defienden hasta la muerte contra los invasores. Claro que el régimen marcial de la película pinta a los bichos como seres despiadados y malignos, que atacan a los humanos y deben morir, pero la realidad es que los bichos, capaces de matar sin contemplación, tienen razón de defenderse. Los humanos han llegado a su hogar y han intentado esclavizarlos y asesinarlos. Dan miedo, pero en este caso el corazoncito del espectador está con el monstruo.

Los gremlins (Gremlins)

Salvo Gizmo, padre de todos los engendros malignos que desatan el caos, los gremlins son los peores seres posibles. Agresivos, crueles y caóticos, esta especie animal bien podría haberse quedado dormida. Pero, seamos honestos, hay algo de responsabilidad humana aquí. ¿A quién se le ocurre comprar un regalo que viene con semejantes instrucciones en una oscura y extraña tienda? Es casi como si quisieran desatar una especie maligna sobre La Tierra. Igualmente se les perdona porque Gizmo, aunque capaz de hazañas letales cuando come o se moja, es uno de los bichitos más adorables que han pisado el cine.

King Kong (todas las versiones de King Kong)

Aquí pasa lo mismo que con los bichos de Starship Troopers. Sí, nadie querría enfrentarse a este gigantesco gorila (no es un buen plan), pero el pobre Kong está sólo defendiéndose del ataque de un grupo de oportunistas que ven en su captura y tortura la capacidad de hacer dinero. Kong es fuerte, está molesto y puede trepar el Empire State y tirar aviones con la pata, pero en este caso todos queremos que lo haga…. porque salvo excepciones los humanos no quedan muy bien en ninguna de estas historias.

Godzilla (todas las versiones de Godzilla)

Originalmente una moraleja sobre los peligros de las bombas nucleares (el monstruo es una mutación producto de la radiación), esta enorme criatura marina tiene predilección por caminar a través de ciudades y destruir todo a su paso. Y sí, mata a muchas personas, pero en su defensa muchas de esas personas optan por gritar y quedarse quietas, justo en el camino de sus patas, así que no es tanto su culpa. Godzilla ha tenido varias iteraciones diferentes: desde el malvado ser que representa a la bomba atómica y su poder de destrucción, hasta el anti héroe incomprendido por los humanos. Lo cierto, igualmente, es que nadie desearía que este animal gigante se pasease por su ciudad.

Los Dragones de Juego de Tronos

Drogon, Rhaegal, y Viserion son los dragones de Daenerys y desde la séptima temporada de la serie de tienen un aspecto más temeroso. El director de la serie, Matt Shakman, en su participación en un panel dentro del festival SXSW afirmaba que “los dragones de este año son del tamaño de los 747”. Shakman también mencionó que Drogon, el más grande del grupo y con el que la descendiente de la Casa Targaryen ha calcinado a varios enemigos, tiene una llama de 10 metros de diámetro.

Basta ver de qué será capaz un dragón de fuego.

Dragones y otros animales que dan miedo 1
Imagen del Episodio 06 de la Séptima Temporada vía HBO.

Continúa leyendo: El hotel de Juego de Tronos abre sus puertas para amenizar la espera a los fans

El hotel de Juego de Tronos abre sus puertas para amenizar la espera a los fans

Redacción TO

Foto: Lapland Hotels

Juego de Tronos no vuelve hasta 2019, y 2018 acaba de empezar. Los fans de uno de los fenómenos de la ficción televisiva más importantes de los últimos años andan mordiéndose las uñas por una espera que se puede hacer muy larga. Para ellos hay un lugar en el mundo muy especial: el hotel ambientado en Juego de Tronos. Lapland SnowVillage, un hotel construido únicamente de nieve y hielo que reproduce de manera muy fidedigna el universo de la serie, está ubicado en Finlandia y es una auténtica delicia para los seguidores de GoT (por sus siglas en inglés). El complejo completo cubre un área de aproximadamente 20.000 metros cuadrados.

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Diseñadas por escultores de hielo profesionales de todo el mundo, cada una de sus 24 habitaciones presenta una figura de hielo relacionada con la serie basada en los libros de George R.R. Martin.

Las temperaturas alcanzan los 5 grados bajo cero en el interior, por lo que se ofrecen bolsas para dormir térmicas y de alta calidad con el objetivo de mantener a los huéspedes calientes, así como un zumo de bayas calientes por las mañanas. Se recomienda que los huéspedes se alojen en el hotel durante como máximo una noche debido a las condiciones del hielo, hay cabañas de troncos calientes disponibles en el exterior si desean extender su estadía.

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

La experiencia es completa: los huéspedes reciben también una visita guiada dentro del complejo, un desayuno buffet en el restaurante y un diploma de Juego de Tronos para conmemorar su estancia.

El hotel fue construido en el año 2000, no obstante es el primero de hielo basado en la temática de Juego de Tronos y aprobado por la propia HBO, productora de la serie.

Los viajeros pueden reservar una noche en el hotel de nieve o simplemente visitarlo durante el día. Los precios son algo elevados: 65 euros por una visita guiada durante el día, de 165 a 450 euros por habitación y noche, dependiendo del tamaño y servicios de ésta. Sin embargo, para los verdaderos fans de la serie, esta será una experiencia irrepetible e impagable. Winter is coming, for real.

Continúa leyendo: Las 10 mejores series de 2017

Las 10 mejores series de 2017

Nerea Dolara

Foto: HBO
HBO

No es fácil elegir las mejores en un año lleno de series geniales, pero aquí están.

Quedan unos muy pocos días para finalizar este año, un año movido en casi todo y lleno de malas noticias, pero también el responsable de algunas de las mejores temporadas de televisión que se han visto en tiempo. Haremos una lista de las 10 series de 2017, aunque otras como Jane the Virgin, Brooklyn Nine Nine, Better Call Saul, Mr. Robot, Mindhunter o Stranger Things, por nombrar algunas, podrían sin problema pertenecer a la selección. No es fácil elegir a los sobresalientes en una clase en que todos sacan buenas notas, pero lo intentaremos.

Las 10 mejores series de 2017 9
La serie basada en la novela de Tom Perrota llego a su final y es reconocida como una de las mejores de 2017 | Imagen: IMDB

The Leftovers

Este año la serie de Damon Lindelof, basada en una novela de Tom Perrota, llegó a su final. Definitivamente única, la historia de algunas de las personas que quedan tras una desaparición masiva de 140 millones de personas sin rastro o explicación, cerró su tercera y última temporada con una interesante y siempre sorprendente exploración de la fe, la espiritualidad y la memoria. Si no la has visto (y hay mucha gente que entra en esta categoría) es hora de hacerlo. Dura y ensoñadora, surrealista y terrenal, esta serie es única.

Las 10 mejores series de 2017 6
La distopia de Margaret Atwood no esta nada lejos de la realidad | Imagen: Hulu

The Handmaid’s Tale

Bueno, definitivamente es la serie del año. No porque sea mejor que otras, aunque es excelente como pocas, sino porque además llegó a las pantallas en un momento perfecto. Esta historia sobre una república teocrática que vuelve a un pasado en que las mujeres se utilizan como criadas o esclavas sexuales para la reproducción, sirvió todo este año como recordatorio de que sin importar los avances en derechos de las mujeres (y ya ni hablar de las minorías) la posibilidad de retroceso es tangible y cercana… sólo queda mirar quién fue electo presidente en Estados Unidos. The Handmaid’s Tale tiene una dirección brillante, un uso del color sublime y actuaciones que se merecen (y han ganado) todos los premios. No es fácil de ver, pero es necesaria, tanto política como estéticamente.

Las 10 mejores series de 2017 8
“Everything is Great!, uno de los mejores episodios de la serie The Good Place | Imagen IMDB

The Good Place

A principios de año la excelente comedia sobre una mujer bastante despreciable que termina por error en una especie de Cielo secular dinamitó su premisa con una valentía y un atrevimiento pícaro como nunca se han visto. El resultado fue genial, pero complicó su futuro. Sin embargo, las preocupaciones eran innecesarias. La segunda temporada de esta serie probó que no le teme al riesgo e hizo lo imposible, mantener a los espectadores en completo vilo por ser una de las historias menos predecibles que se emiten actualmente en televisión. ¡Ah! Y además las actuaciones son excelentes y se aprende filosofía. ¿Qué más se puede pedir?

Las 10 mejores series de 2017 2
Big Little Lies, la gran ganadora del año | Imagen: IMDB

Big Little Lies

En papel no parecía más que otra serie sobre amas de casa millonarias y sus dramas, pero esta producción de Reese Whiterspoon terminó siendo una de las mejores cosas que se emitieron en el año. Compleja, llena de matices, con toques de estructura y dirección claramente cinematográficos y personajes imperfectos pero completamente cercanos, este drama enganchó a sus espectadores desde el minuto uno. Poco hay que decir de las actuaciones… sólo recalcar que son impresionantes. Y el episodio final logró generar una tensión inusitada y otorgar un cierre casi perfecto. Habrá segunda temporada y aunque no somos proclives a la idea, habrá que ver en qué resulta.

Las 10 mejores series de 2017 4
Un clásico que regresó este 2017 de la mano de Showtime | Imagen: Showtime

Twin Peaks

Bueno, lo prometido es deuda y Laura Palmer tenía razón: 20 años después nos volvimos a ver… y cómo. David Lynch cambió la televisión (e influenció mucho de lo que hoy existe) cuando se arriesgó a traer su surrealista visión a una serie sobre un asesinato en un pequeño pueblo. Twin Peaks revolucionó su tiempo y se convirtió en clásico instantáneo. El regreso sucedió sólo porque Showtime le aseguró a Lynch no interferir de ninguna manera. El resultado son 18 horas de una locura aún mayor que la original y una genialidad como pocas. Lynch hizo lo que quizo y el resultado es perturbador, nostálgico, confuso y hermoso.

Las 10 mejores series de 2017 1
Bojack, de las series animadas más hilarantes no apta para niños | Imagen IMDB

Bojack Horseman

Tras la devastadora tercera temporada de esta brillante serie animada, era difícil hacerlo mejor. Pero en la cuarta la serie logró varias cosas, además de superarse a sí misma: separar las historias de sus personajes de su protagonista y convertirlas en relatos interesantes e igualmente conmovedores, elevar su humor tonto a niveles geniales y explorar la memoria y el peso del trauma con profundidad, sutileza y resultados extremadamente dolorosos. Episodios como Ruthie y Time’s Arrow destruyen al espectador con su profunda humanidad. Una serie excelente como pocas.

Las 10 mejores series de 2017 10
Pamela Adlon y Mikey Madison en Better Things | Imagen IMDB

Better Things

Pamela Adlon se superó con la segunda temporada de esta drama-comedia semi autobiográfica sobre una actriz en sus cuarenta, divorciada y madre de tres hijas. Es difícil explicar lo que hace de Better Things algo tan surreal pero tan obvio: es tan realista, tan graciosa, dolorosa, rutinaria, injusta, hermosa, dura y tierna como la vida… y eso no es nada fácil de hacer. Aquí no hay momentos cursis o madres perfectas. La imperfección es, de hecho, el corazón claro de estos personajes que defienden, sin descanso, que vivir ya es suficientemente difícil como para intentar serlo.

Las 10 mejores series de 2017
David Simon regresa con The Deuce | Imagen: HBO

The Deuce

David Simon es el rey Midas de la televisión: todas sus series son buenas. En este caso se adentra en los entresijos de la prostitución y el nacimiento del porno en la Nueva York de los setenta. Como siempre su enfoque es tridimensional y amplio y se ha asegurado de que la perspectiva femenina esté representada. Actuaciones brillantes, un entorno retro a la vez seductor y decadente y la promesa de mucha más profundidad hacen de esta serie un esencial.

Las 10 mejores series de 2017 5
Master of None, una serie necesaria para las circunstancias actuales de EEUU | Imagen: IMDB

Master of None

En su segunda temporada la serie de Aziz Ansari nos dio algunos de los mejores episodios de televisión del año: Thanksgiving, sobre la salida del armario de su mejor amiga y lo que eso significa en una familia afroamericana; Religion, sobre las diferentes relaciones que las diferentes generaciones tienen con la religión y sus ritos; New York I Love You, que pone como protagonistas a personajes normalmente ignorados y les otorga su propia historia… y muchos más. Y además está el tema de que lidia con acusaciones de acoso sexual mucho antes de que fuese un tema conversado y discutido en todos los medios.

Las 10 mejores series de 2017 3
“To Josh, With Love”, uno de los episodios de la serie Crazy Ex-Girlfriend | Imagen: Scott Everett White/The CW

Crazy Ex Girlfriend

Ya con dos temporadas excelentes a los hombros esta comedia-drama-musical llevó las cosas al extremo en su tercera entrega. Como The Good Place esta serie no tiene miedo a arriesgarse y jugar entre la línea del verdadero drama y la hilarante comedia (¿no lo creen? Sólo busquen el video de The First Pennis I Saw). Y el resultado es excelente. Rachel Bloom está haciendo uno de los mejores trabajos como actriz, y creadora y compositora, que existen actualmente en la televisión y el reparto que la acompaña se merece todos los premios. Una joya.  

Las 10 mejores series de 2017 7
Jon Snow y Daenerys, uniones esperadas en Juego de Tronos | Imagen: HBO

¿Juego de tronos?

Esta es un extra. En los penúltimos 7 episodios de la exitosa serie ha pasado mucho más que en las temporadas anteriores y está en discusión si esta aceleración ha bajado la calidad de la serie. No está en la lista porque estos episodios se han encargado de saltarse normas lógicas, parámetros de personajes y básicamente todo lo que significa una escritura coherente, para generar acción y drama. ¿No piensan lo mismo? Dos ejemplos o tres: Tyrion Lannister se convirtió en un tonto en esta temporada tras ser de las personas más brillante y estratégica de la serie ¿por qué? Porque sí; el peor plan de la historia (pasar el muro para buscar a un zombie) resultó en el episodio más absurdo jamás visto en que personas y cuervos inventaron, al parecer, la teletransportación en los Siete Reinos; Jamie Lannister cayó a un profundo lago con una armadura y un brazo de oro macizo y sobrevivió. Nada más que decir, salvo que esperamos que la próxima temporada sea mejor… porque este año no se merece estar en la lista.

Continúa leyendo: ¿Es buena idea hacer una serie de 'El señor los anillos'? Probablemente no

¿Es buena idea hacer una serie de 'El señor los anillos'? Probablemente no

Nerea Dolara

Foto: Fotograma de Lord of The Rings
New Line Cinema

Amazon anunció una serie sobre los tiempos previos a la trilogía de J.R.R. Tolkien. No son los primeros en intentar utilizar contenidos de éxito para ganar más dinero. ¿Funciona la táctica? La mayoría de las veces… no.

Hace sólo unos días Amazon anunció que producirá una nueva serie, una precuela de ‘El señor de los anillos’. Las películas, estrenadas a principios de los 2000, no sólo fueron de las franquicias de cine que inauguraron el mundo de las interminables secuelas que se vive actualmente, sino que lo hicieron bien… tan bien que su última entrega rompió un récord en los Premios de la Academia: de 11 nominaciones se llevó 11 Oscars.

¿Por qué entonces hacer más? ¿Por qué remover aguas pacíficas que triunfaron con una de las mejores adaptaciones de fantasía del cine contemporáneo? Sí, si se piensa eso ya se hizo. Un avaricioso Peter Jackson y su productora (no hay otra forma de explicarlo, ‘El Hobbit’ tiene menos de 200 páginas) decidió extender el libro previo a la trilogía en su propia trilogía, una innecesaria narración de nueve horas sobre la simple aventura de Bilbo y su primer encuentro con el anillo. Y aunque ganó dinero, ‘El Hobbit’ probó que no todo lo que se basa en materiales con fanáticos férreos es válido (incluso cuando proviene de un material previo y no de anotaciones como lo haría la nueva serie).

¿Es buena idea hacer una precuela de El señor los anillos? Probablemente no 3
Bilbo tuvo una aventura antes de El señor de los anillos. ¿Requería tres películas de tres horas para ser contada? No, pero si lo necesitaban los bolsillos de quienes produjeron su adaptación.

¿Cuál es la obsesión de televisión y cine con revisar cada momento pasado o futuro que rodea a las historias ya contadas? La respuesta podría ser simple: falta de imaginación. Recurrir a mundos ya construidos y a personajes ya conocidos (o sus antepasados/descendientes) garantiza que el público conecte de inmediato (o que se indignen sin remedio) y que el éxito pueda suponerse… más que si se trata de un producto nuevo. En el caso de la serie de ‘El señor de los anillos’ pesa también el fenómeno de Juego de tronos: épica, fantasía y un mundo ficticio lleno de aventura han probado ser un imán de audiencia. El problema es que el mundo de Tolkien no es el de Martin. En la Tierra Media la fábula es más clara y la bondad y la maldad se detectan a distancia. Donde Martin cuenta la historia humana con toques de fantasía (se podría discutir que últimamente la serie dejó de cumplir con esa norma y optó por simplificar a sus personajes y tramas), Tolkien escribe una épica fantástica a la antigua: con héroes y villanos claros. Conociendo la predilección por la oscuridad que se adueña de cine y televisión, ver una versión tenebrosa y cruel de la Tierra Media (que no suceda sólo en Mordor) sería no sólo frustrante, sino repetitivo y estaría en contra de su historia original.

Otro problema surge cuando se piensa que los autores originales de estas historias optaron por contar un momento específico por una razón. ¿Es necesario conocer todo el pasado y todo el futuro de cada relato que guste a las audiencias? ¿Ya no existe The End? Al parecer no, y tampoco el érase una vez. El mundo audiovisual de hoy está tan desesperado por éxitos asegurados que se aferra todos lo que pueda, sin pensar en que los creadores originales probablemente no contaron los tiempos que pretenden relatar porque no pensaban que tenían peso o valor narrativo. Eso, sí, puede discutirse. Todo puede ser contado siempre que se busque una manera interesante de hacerlo. Pero ¿es necesario contar todo, todo el tiempo?

La televisión y el cine han tenido historias de éxito con precuelas que parecían ser sólo espejismos con los que ganar dinero. Esas series y películas han ganado dinero, sí, pero también han probado su calidad con creces. Better Call Saul, por ejemplo, se subió al fenómeno crítico y de audiencia que fue Breaking Bad, pero sus logros tras varios años al aire son propios: excelente trama, excelentes actuaciones… un drama premiado y que se merece el amor que recibe.

Lo mismo se puede decir de Hannibal. El show optó por revisar los años en que el agente Will Graham trabajó junto a Hannibal Lecter sin darse cuenta de que era un asesino en serie caníbal, trozo de trama que la película Red Dragon aborda muy superficialmente. El resultado fue una serie que muchos llamaron una obra de arte, no sólo por sus interpretaciones sino por su particular dirección.

¿Es buena idea hacer una precuela de El señor los anillos? Probablemente no
Rogue One es la mejor de las nuevas películas de Star Wars y la única buena precuela de la saga…

En el cine dos ejemplos recientes también dejan claro que inventarse precuelas puede funcionar, y muy bien. Rogue One explicó cómo la Resistencia, en La guerra de las galaxias, logró detectar el fallo de diseño de la primera Estrella de la Muerte (y respondió la duda de todos los espectadores: ¿Cómo es que era tan fácil acabar con este diseño maligno? ¿La construyó el peor arquitecto galáctico de la historia?). Su trama, su diseño de personajes, su cohesión la hicieron la mejor de las nuevas películas de la saga. Lo mismo pasa con la trilogía que precede El planeta de los simios. Calificada como shakesperiana y lugar de grandiosas actuaciones de intérpretes con motion capture (incluido el grandioso Andy Serkis: Gollum, King Kong), la trilogía explica la llegada de los simios al poder.

¿Es buena idea hacer una serie de El señor los anillos? Probablemente no
Carrie Bradshaw no se merecía esto, menos mal que no duró mucho.

El camino al infierno, sin embargo, está lleno de buenas intenciones. Los anteriores se salvaron del fuego gracias a su calidad, pero ardiendo están muchos más intentos de precuelas que han fracasado estrepitosamente. Young Sheldon acaba de estrenarse, cuenta la infancia de Sheldon Cooper de The Big Bag Theory, y aunque la crítica es diversa, lo que sí que da claro es que hay un verdadero problema: el tono, más humano, más duro, choca con el Sheldon adulto y será difícil dar con una respuesta satisfactoria que una ambos. The Carrie Diaries, otro intento descarado de aprovechar nostalgia y antiguos espectadores, no duró mucho… y con razón. Uno que aún vive es Fear the Walking Dead: que pretendía contar cómo sucedió el apocalipsis zombie que viven los personajes de The Walking Dead, pero que realmente se ha convertido en una copia, mala copia, del original… y poco más.

¿Es buena idea hacer una precuela de El señor los anillos? Probablemente no 1
Jar Jar Binks existe gracias a la precuelas de Star Wars, ¿qué podría ser peor?

En el cine la lista es mayor y más deprimente, pero sólo hay que mencionar un ejemplo para dejar claro que las precuelas pueden ser no sólo malas sino frustrantes: la segunda trilogía de La guerra de las galaxias. Ya no sólo se trata de malos guiones, cursilismo o malas actuaciones… es que hasta crearon al infame ‘Jar Jar Binks’. ¿Otro ejemplo? La mediocre Oz: The Great and Powerful, que pretendió contar la historia previa al clásico que es El mago de Oz y terminó siendo una mezcla de excesivos efectos especiales, histrionismo, otra mediocre actuación de James Franco y mala historia.

¿Es buena idea hacer una precuela de El señor los anillos? Probablemente no 2
Si conocer la historia de El Mago de Oz era esto… preferíamos la ignorancia

Sí, la verdad es que saber si la precuela de ‘El señor de los anillos’ será mala o buena no es posible. Sí, los herederos de Tolkien dieron su permiso; sí se podría buscar a los/las mejores guionistas para el trabajo, pero también hay que tomar en cuenta que el mismo escritor obvió contar los años previos a su trilogía (a menos que se cuente ‘El Hobbit’… porque ‘El Silmarilion’ es mucho anterior) y que en la era del Peak TV una serie sobrevive sólo si es genial.

En resumen, se puede ver el contexto y los indicios, los que dan otros intentos anteriores, no son los mejores. Menos si se piensa que ahí afuera, en todo el mundo, hay miles de fans aferrados a sus queridos personajes y a su querida Tierra Media. El riesgo es enorme.

Continúa leyendo: La sexta extinción masiva de especies de la que somos responsables

La sexta extinción masiva de especies de la que somos responsables

Alex Gray

Foto: Marcelo del Pozo
Reuters

Cuando hablamos de extinción, nos vienen a la cabeza los dinosaurios. La información que habitualmente no manejamos es que han sido muchas las especies las que han desaparecido en los últimos 500 millones de años, periodo en el que se han producido al menos cuatro extinciones masivas –esto es, la desaparición de una gran cantidad de especies en un período relativamente corto de tiempo, tradicionalmente por motivos geológicos o climáticos–.

Esta vez, sin embargo, nosotros somos los responsables.

La “aniquilación” de las especies

Un estudio nuevo publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias dice que hay una “aniquilación biológica” en curso.

Investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad Nacional Autónoma de México estudiaron 27.600 especies de vertebrados terrestres (animales con columna vertebral que viven en tierra), que representan alrededor de la mitad de todas las especies de vertebrados, y encontraron que la población del 32 % de estos está disminuyendo.

Hay una sexta extinción masiva de especies en marcha (y nosotros somos los responsables) 1
Gráfico: Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)

También examinaron 177 especies de mamíferos, y descubrieron que todos han perdido al menos un tercio de su área geográfica. Además, casi una de cada dos especies ha experimentado una grave reducción de su población.

Hay una sexta extinción masiva de especies en marcha (y nosotros somos los responsables)
Gráfico: World Economic Forum

Varias especies de mamíferos que estaban relativamente seguras una o dos décadas atrás están ahora en peligro de extinción. Por ejemplo, el número de leones africanos ha disminuido en un 43% desde 1993.

Este estudio no es la única investigación que ha llegado a la conclusión de que algunas especies están disminuyendo rápidamente. El Índice Planeta Vivo, que mide la cantidad de ejemplares de 3.706 especies de vertebrados, también muestra una clara tendencia descendente.

Hay una sexta extinción masiva de especies en marcha (y nosotros somos los responsables) 2
Gráfico: World Economic Forum

 

Extinción acelerada

Si bien las extinciones masivas ocurrieron antes de que los seres humanos se apoderaran del planeta, los científicos sostienen que la tasa de extinción de las especies se ha acelerado considerablemente.

Incluso, de acuerdo con estimaciones conservadoras, casi 200 especies de vertebrados se han extinguido en los últimos 100 años. Esto equivale a alrededor de dos especies al año. En el pasado, la extinción de 200 especies habría llevado hasta 10.000 años.

El problema, dicen los autores del estudio, es que dos extinciones al año no atraen suficiente atención mundial, especialmente si, en primer lugar, las personas no han oído hablar de dichas criaturas. Utilizan los ejemplos del pez killi del estado de Santa Catarina, Brasil, y el pipistrelle de la Isla de Navidad, un murciélago pequeño, que han desaparecido en los últimos años.

Sostienen que el mundo debe prestar atención, porque la pérdida de la diversidad biológica es uno de los problemas ambientales más graves causados ​​por el ser humano.

En las últimas décadas, los seres humanos han tomado enormes extensiones de hábitat de los animales, y causado la contaminación y el calentamiento global. Todo lo cual, dicen los autores, ha provocado declives catastróficos en las poblaciones de especies comunes y raras de vertebrados.

El problema es que la extinción es irreversible, y tiene un profundo efecto en el ecosistema del planeta. Todo, desde los alimentos que comemos hasta los recursos que utilizamos, lo tenemos gracias a la extraordinaria biodiversidad de la Tierra.

No hay suficiente tiempo, dicen, para evitar la reducción de la biodiversidad, y la idea de que existen formas de traer animales extintos de vuelta a la vida es una “interpretación equivocada”.

Pero no todos están de acuerdo con la sombría evaluación de los científicos.

¿Estamos a tiempo de revertir la situación?

Algunos argumentan que si realmente estuviéramos en medio de una extinción masiva, el mundo ya se habría terminado. El paleontólogo del Smithsonian Doug Erwin le dijo a The Atlantic: “Las personas que afirman que estamos en la sexta extinción masiva no entienden que la lógica de su argumento es errónea”.

“Hasta cierto punto, ellos hacen esta advertencia para asustar a las personas e impulsarlas a actuar; pero, si de hecho estamos enfrentando una sexta extinción masiva, la biología de la conservación deja de tener sentido”.

Aunque también advierte: “Creo que si seguimos a este ritmo por un tiempo prolongado nos enfrentaremos a una extinción masiva, y creo que este es un descubrimiento optimista porque significa que realmente estamos a tiempo de evitar el Armaguedón“.

Pero los autores del estudio de aniquilación biológica nos hacen una clara advertencia: incluso nuestros días podrían estar contados.

La ventana de oportunidad para llevar adelante una acción eficaz es muy corta, probablemente de dos o tres décadas, a lo sumo.

Todos los signos apuntan a amenazas cada vez más poderosas a la biodiversidad en las próximas dos décadas, pintando un panorama sombrío del futuro de la vida, incluso de la vida humana.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP