Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El DCODE reúne a 25.000 personas y vuelve a ser el mejor festival de Madrid

Cecilia de la Serna

Foto: Victor Lerena
EFE

Fueron 25.000 las personas que se congregaron el pasado sábado 9 de septiembre en el campus de la Universidad Complutense para cerrar el verano en Madrid. El DCODE celebraba su séptima -y más fresca meteorológicamente- edición después de volver a colgar el cartel de sold out, y la expectación era mayúscula. Un festival repleto de cabezas de cartel lograba así hacer olvidar la edición de 2016, tímida tanto en los escenarios como en la hierba.

Los encargados de darle el pistoletazo de salida a la agenda sabática de conciertos fueron los madrileños Miss Caffeina, que en su directo insistieron en agradecer a los asistentes el estar allí a horas tan tempranas. Era la una de la tarde. El grupo responsable del éxito Mira cómo vuelo logró hacer bailar indie -que es lo suyo- e incluso reguetón a los más tempraneros, que eran muchos. Recogió el testigo Iván Ferreiro, quien a la hora de la comida ofreció un aperitivo para lo que seguiría. Sorprendieron, e insistimos en esto, lo pronto que tocaron tan grandes nombres.

El DCODE reúne a 25.000 personas y vuelve a ser el mejor festival de Madrid 2
Iván Ferreiro durante su concierto en el festival. | Foto: Victor Lerena / EFE

Charli XCX llegó ya a media tarde, consiguiendo animar a todos -a pesar del calor que apretaba en el momento- con su sonido pop como la auténtica diva que es. Sonaron grandes temas suyos que no todo el mundo asocia a ella: Fancy, que sacó en colaboración con Iggy Azalea o I Love It, que nació de la mano de Icona Pop. También otros exclusivamente suyos como Boom Clap, Break The Rules, After The Afterparty o Boys. Su energía y entrega fueron incontestables, y su actuación una de las mejores de la jornada, junto a la que llegaría horas más tarde, la de los escoceses Franz Ferdinand. Casi al mismo tiempo que Charli XCX, los franceses La Femme sorprendieron con un enorme directo a unos 23 grados de temperatura, ni frío ni calor.

Generaciones enfrentadas

Una vez rebasado el ecuador del festival, con todo el público entregado por lo acontecido y por lo que quedaba por llegar, dos generaciones se enfrentaban. Por un lado, Interpol y Liam Gallagher, y por otro, Franz Ferdinand y The Kooks.

Interpol no decepcionó a los más adeptos, pero tampoco sorprendió a los más jóvenes. Paul Banks, líder de la banda, recuperó por completo y orden estricto los temas de Turn on the bright lights, su disco de debut y mayor éxito que cumple 15 años, dejando para los bises otras canciones de menor renombre. Su “compañero de generación” Liam Gallagher no pudo evitar ser un prisionero de su pasado. Su pasotismo palpable en el escenario no evitó que el público jaleara grandes temas de Oasis -ocho años después de su separación definitiva-, como Morning Glory, Rock’n’roll Star y Wonderwall -con la que cayó mágicamente el sol sobre la hierba de la Complutense-. Si bien esa premeditada indiferencia no evitó el entusiasmo por las viejas glorias, desde luego que no hizo nada por generar lo mismo con sus nuevos temas.

El DCODE reúne a 25.000 personas y vuelve a ser el mejor festival de Madrid 1
Liam Gallagher durante su actuación en el DCODE. | Foto: Victor Lerena / EFE

Tras esta generación de estrellas -a veces estrelladas- del rock, llegaron dos platos fuertes más: Franz Ferdinand y The Kooks. Los escoceses dieron un auténtico espectáculo e hicieron a bailar a gran parte de los 25.000 asistentes al festival. Los grandes éxitos de antaño y los (no tan) nuevos temas fluyeron a la perfección. Con Take Me Out parecía que se caía el mundo. The Kooks, más tranquilos, supieron tocar sus temas más escuchados -y cantados- a la vez que transmitir su nueva identidad más bailable, moviendo a todo el mundo a ritmo de su Bad Habit. No sabemos si son los malos hábitos los que los mantienen, pero el tiempo no parece haber pasado por ellos.

Band Of Horses también pasó por los escenarios del DCODE, confirmando el porqué de su lugar en la cabeza del cartel. A pesar de no tener el estilo musical más festivalero de este mundo, supieron contagiar la verdadera emoción de alguno de sus temas, especialmente de The Funeral, interpretación casi lacrimógena.

De cerrar la noche se encargaron los DJs Elyella, que remezclaron grandes temas que ya pudimos escuchar en directo durante las actuaciones y otros tantos que mantuvieron el listón alto hasta un par de horas antes del amanecer.

Más allá del Mad Cool -que en la pasada edición dejó una gran sombra en su nombre por el fallecimiento del acróbata Pedro Aunión-, el DCODE se ha reconfirmado como el gran festival madrileño. Que sea así muchos años más.

Continúa leyendo: Mad Cool 2017: En memoria de Pedro Aunión

Mad Cool 2017: En memoria de Pedro Aunión

Jorge Raya Pons

Foto: HANDOUT
AFP PHOTO

Ayer mismo se juntó una cincuentena de personas, quizá menos, para recordar a Pedro Aunión, el acróbata que murió este viernes en un espectáculo entre conciertos, y lo hizo en la acera de enfrente de la puerta principal del Mad Cool, que lidiaba con una cola infinita. Allí había mucho de respetar la memoria del acróbata, pero también de reivindicar una mejora de las medidas de seguridad, de averiguar qué provocó que Aunión cayera a plomo y, sobre todo, de reclamar a los integrantes de la cola que se unieran a ellos: especialmente afilada resultó la frase “Un cuerpo en el suelo, y no le importa a nadie”. ¿A cuántos/contra cuántos iba  dirigida?

Fueron muchos los que dieron media vuelta y se marcharon a casa tras conocer lo que ocurrió. Pero fueron más los que permanecieron. El festival no dijo nada, colgaba llamadas, ignoraba a los medios. Los trabajadores estaban atónitos: la información llegaba de los testigos y no de la organización, que tampoco dio instrucciones en ningún sentido y que, presumiblemente, tampoco informó a Green Day sobre la muerte de un hombre a diez metros del escenario y media hora antes de su concierto.

Y claro, la pregunta más frecuente en cuanto corrió la noticia fue por qué no se detuvieron los espectáculos. Pasó toda la noche y toda la mañana del día siguiente hasta que los organizadores dieron una respuesta. “Si el festival no paró en el momento de los hechos fue porque, en una decisión coordinada entre los responsables de seguridad y los cuerpos de seguridad del Estado, se desaconsejó hacerlo para prevenir un movimiento incontrolado de gente”, argumentan en un comunicado. “Ante el desconocimiento de una parte importante del público se podrían producir situaciones de pánico y tensión que habrían sido contraproducentes y arriesgadas”.

Mad Cool 2017: El año en que murió Pedro Aunión 1
Un ejercicio de acrobacias realizado en la previa del concierto de Foo Fighters, un día antes de la tragedia. | Foto: Cecilia de la Serna/The Objective

La respuesta no hace más que plantear nuevas preguntas: ¿no había protocolos de seguridad preparados? ¿Qué podría ocurrir en caso de tragedia multitudinaria: y si un incendio, y si un atentado? ¿Fue un error del artista o fue un error técnico? ¿Cuánto queda por conocer, qué detalles ignoramos?

El diario El Mundo ha conseguido hablar con una persona próxima a Aunión que prefiere mantener el anonimato y sus declaraciones sobre la organización del Mad Cool son reveladoras. “Todo era un caos”, dice. “El miércoles no se pudo hacer el ensayo general debido a las fuertes lluvias, y eso es fundamental para poder probar la técnica del número. En varias ocasiones pusieron en riesgo la seguridad de las personas“.

Lo cierto es que no han sido los únicos empleados en denunciar las supuestamente pobrísimas condiciones dispuestas por el festival: hay incluso protestas de enfermeros a los que se les exigió aportar su propio material -¿qué tipo de material?- y trabajar durante jornadas muy largas.

Esta madrugada ha cerrado la segunda edición del festival y se desconoce si lo hace por un año o para siempre: las implicaciones derivadas del suceso están por llegar y el caso Madrid Arena continúa reciente. Con todo, el Mad Cool tuvo un gesto con los seres queridos de Aunión y, justo antes del concierto de Kings of Leon, la cita más ambiciosa de la noche, sonó Purple rain, de Prince. En las pantallas se iluminó un mensaje de consuelo: “En memoria de nuestro compañero Pedro, te recordaremos siempre”. El gesto generó división entre los espectadores; muchos de ellos lo encontraron siniestro. A fin de cuentas, se trata de la canción que sonaba cuando Aunión sufrió el accidente.

Estaba previsto que la crónica final del festival fuera sobre música, pero la realidad se acaba imponiendo. No parece descabellado pensar que el nombre del Mad Cool quede ligado para siempre a la tragedia del acróbata Pedro Aunión.

Continúa leyendo: Vuelve el DCODE, el festival madrileño por antonomasia

Vuelve el DCODE, el festival madrileño por antonomasia

Cecilia de la Serna

Foto: Franz Ferdinand
DCODE

No hay rentrée en Madrid sin DCODE. Es la cita que cierra el verano en la capital, con todos los madrileños regresados de sus destinos de vacaciones. Es el pistoletazo de salida a un nuevo curso, y no hay mejor lugar para celebrarlo que en el campus de una Universidad: la Complutense de Madrid.

Desde el año 2011, el DCODE trae cada segundo sábado del mes de septiembre grandes bandas del panorama internacional a la capital para empezar el curso con buen pie. Además, deja espacio a lo mejor de la industria musical patria y nos descubre nuevos nombres. Este año, el DCODE celebra su séptima edición en muy buena salud. Si bien en la pasada edición el cartel fue menos vistoso, lo que se tradujo en menor venta de entradas, en esta ocasión recupera su espíritu rompedor con cabezas de cartel de talla mundial.

7 imprescindibles del DCODE 2017

Vuelve el DCODE, el festival madrileño por antonomasia
El cartel del DCODE 2017 con el que el festival recupera su espíritu rompedor. | Imagen: DCODE

A falta de un buen cabeza de cartel, este año DCODE nos trae cinco: Franz Ferdinand, Interpol, Band of Horses, The Kooks y Liam Gallagher. Pero vayamos por partes.

1. El retorno de Franz Ferdinand

Franz Ferdinand encabezan un cartel que les es muy familiar: ya lo hicieron en 2013. El retorno del grupo escocés a la hierba de los campos de rugby de la UCM no puede llegar en un mejor momento: están a punto de presentar su sexto álbum de estudio. ¿Nos adelantarán algo de su nuevo trabajo? Habrá que esperar a verlo en su directo.

2. Interpol: 15 años de Turn On The Bright Lights

El directo de los norteamericanos llega a tiempo para celebrar los 15 años su disco más mítico: Turn On The Bright Lights -disco que tocarán en su directo en el DCODE-, que les llevó a la cima del rock mundial.

3. Band Of Horses en el lugar que merecen

Puede que no conozcas a Band Of Horses, un grupo que en su país natal, Estados Unidos, llenan grandes salas y hasta estadios, pero es hora de que lo hagas. Sin duda merecen el lugar que ocupan en este cartel. Su concierto en el DCODE es perfecto para eso, ya que es la presentación oficial en España de su último disco, Why Are You OK.

4. The Kooks, más bailables que nunca

The Kooks copó las carpetas de más de una adolescente indie hace ya una década. Esa adolescente -pudiera ser la que escribe estas mismas líneas- ahora tiene la oportunidad de revivir recuerdos de juventud con este directo de los de Brighton. Además, sus últimos temas son mucho más bailables que los del mítico Inside In/Inside Out, por lo que habrá espacio para todos los estados de ánimo.

5. Medio Oasis en la UCM: Liam Gallagher

Liam Gallagher es la mitad de Oasis, el hermano más rebelde. Con su rebeldía llega a España para presentar su primer disco en solitario, As We Were, que se publicará dentro de unas semanas. Además de los temas propios, unas buenas dosis de nostalgia se harán con el escenario del DCODE gracias a los viejos éxitos que él y su hermano Noel compartieron antaño.

Aparte de los grandes cabezas de cartel, queremos destacar a otros dos artistas en los 7 imprescindibles que veremos el próximo 9 de septiembre en los escenarios del DCODE. Uno internacional y otro patrio:

6. Charli XCX en su momento más dulce

La cantante y compositora británica llega a la capital madrileña en su mejor momento. Aunque no se refleje en el cartel, en el que ocupa una posición media, es sin duda uno de los grandes reclamos del festival. Una gran estrella del pop mundial que hará bailar al público madrileño.

7. Iván Ferreiro, más allá de los Planetas

Quien lideró a los Planetas durante los 90 hoy se lidera a sí mismo y lo hace muy bien. Asiduo de festivales patrios, el cantante y compositor gallego promete dejar por todo lo alto el nombre y prestigio de la música indie española en Madrid. Lo hará con temas propios y, quién sabe, si recordándonos algunos grandes éxitos de sus Planetas.

Continúa leyendo: Bomba Estéreo: lo mejor de la electropicalidad caribeña lo peta en Madrid

Bomba Estéreo: lo mejor de la electropicalidad caribeña lo peta en Madrid

Ana Laya

Describir, definir o encasillar la música de Bomba Estéreo es un ejercicio casi vano porque que roza lo imposible. Muchos dicen que se trata de “electro latino”, otros votan por decir que son “electro cumbia”, mientras que Li Saumet, su vocalista, afirma que si tuviera que describirse en un poquísimas palabras diría que Bomba Estéreo es “folclore eléctrico”, cosa que más que una definición fija es una cajita de pandora abierta de referencias, beats, sonidos, anécdotas e instrumentos, que evidencian la característica más sólida del grupo: su capacidad de mutar, fluir y evolucionar permaneciendo a la vez tan auténticos y tan “electropicales” como al principio.

Charlamos con Li minutos antes de su presentación en la emblemática -y también tropical- sala La Riviera en Madrid, en un concierto que daría comienzo al festival MadTown Days por todo lo alto: sold out absoluto (con almas procrastinadoras en pena que buscaban desesperadamente entradas revendidas en la cola de entrada incluidas) y dos horas de música en las que las 1.800 personas asistentes no dejaron de menearse ni un minuto como si estuvieran en una fiesta a la orilla de alguna playa del Caribe colombiano.

Si bien la fuerza creadora que los mueve en cada disco es diferente, básicamente porque ellos y el mundo que los rodea cambian y evolucionan, Simón y Li siempre han sido muy fieles a sus gustos, y eso, explica Li, es lo que les ha permitido desarrollar un sonido característico que permite que quienes los conocen puedan distinguir sus canciones desde los primeros acordes sin temor a equivocarse, aunque la fuerza que guía sus trabajos cambie. Amanecer, por ejemplo, fue un disco más pop, más global, y Ayo es más un trabajo para dar gracias, para volver a las raíces después de 10 años de camino recorrido y para seguir “sembrando para en el futuro recibir”. Ambos son característica e inconfundiblemente Bomba Estéreo.

“Es solo cuando la gente empieza a pensar solo en el dinero y en la fama que se les empieza a olvidar la música que hacen y su arte se tergiversa. Cuando uno es fiel a lo que hace, eso marca y queda ahí por siempre.”

Esa capacidad de ser fieles probablemente también es lo que impulsó a Will Smith a salir de donde sea que haya estado semi-retirado para llamarlos y decirles que quería remixear con ellos en el single Fiesta, el que probablemente ahora sea el más popular en el mercado americano y que muy seguramente les abrirá las puertas a otras colaboraciones interesantes.

Le preguntamos a Li cuál sería -en sus sueños más salvajes- el artista con quien más le apetecería hacer una colaboración y responde sin dudar: Thom Yorke y Daft Punk. Sus músicos favoritos. Ojalá ambos se enteren pronto porque el resultado de esa mezcla es definitivamente algo que nos encantaría bailar.

“El mundo está un poco jodido, pero siempre podemos bailar”

Bomba Estéreo no es un grupo que permanezca indiferente a su contexto. En sus líricas la crítica al machismo, el racismo y la xenofobia están presentes. Buena prueba de ello es la canción Internacionales en la que claramente se manifiestan ante las falsas barreras y etiquetas que nos pretenden separan… “aunque somos diferentes a la vez somos iguales, en la misma situación en distintos lugares”.

¿Un buen antídoto para las diferencias? El baile, porque “para bailar no necesitas lengua”.

El baile como forma de resistencia está muy presente en lo que transmite Bomba Estéreo, en esa energía compartida que se mueve por la sala y que se queda retumbando en el pecho cuando la música termina. Pero definitivamente para Li, el baile, aun cuando es primigenio, único, ritual y maravilloso, no es la única manera de resistir, el arte, la meditación, la introspección, la espiritualidad, son otras formas a las que que la gente le rehuye o les tiene miedo, pero son formas de resistencia.

“Lo espiritual es lo único que realmente puede mover y cambiar al mundo, lo único verdaderamente revolucionario y el baile es profundamente espiritual.”

“El ser humano tiene que conectarse más con su ser interior, la gente está muy pendiente de lo que pasa fuera y creo que ese es el gran problema de la humanidad. Esperar que las personas te arreglen el mundo, bien sea el presidente, el vecino, el cura, la señora, el de la tienda, y juzgarlos cuando no lo hacen es el gran error. La única manera de arreglar el mundo, tu mundo, viene de adentro… y ahí para adelante, no lo puedes controlar, lo único que puedes controlar eres tú,” concluye Li.

Bomba Estéreo: lo mejor de la electropicalidad caribeña la parte en Madrid
La Riviera a tope. | Foto: The Objective.

“Todo siempre es para positivo… hasta el reggaeton”

Con España, Bomba Estéreo ha tenido una larga historia de amor que este año ha dado buenos frutos al lograr el sold out tanto en Madrid, en la sala Riviera, y en Barcelona en el Razzmatazz. A pesar no ser “completamente mainstream como Shakira, Juanes o Carlos Vives”, el electropical de Li y Simón ha ido calando en el público español y eso sin duda los alegra muchísimo porque el español es un mercado importantísimo, “es el único de Europa en donde el idioma no es una barrera” y el público puede apreciarlos como ritmo tropical al que se unen sus incisivas líricas.

Antes de despedirme (la entrevista fue cortita, pero concentrada), quise preguntar por el gran elefante en el cuarto: el reggaeton. ¿Bueno, malo, abre puertas, encasilla lo latino? Está cambiando, dice Li,  “ya no es solo culos y tetas y ‘muévelo mami’, ahora por lo menos están haciendo cosas más cool; J Balvin hizo Mi gente con Willy William, y están colaborando con gente más interesante que tiene otras cosas que aportar como Pharrell. Aunque no nos guste particularmente, este tipo de cosas como Despacito son las que llevan la música latina a un público mucho más amplio y a gente que la escucha por primera vez y dice ‘wow, qué es esto’. La gente está cantando esa canción en Irlanda, en Alemania, en un montón de países… y así el camino que sigue es más fácil.” “Yo creo que todo siempre es para positivo… hasta el reggaeton,” concluye Li.

Bomba Estéreo se presenta hoy en Barcelona en la Sala Razzmatazz y luego se monta en su autobús -literalmente, como en Almost Famous- para continuar su gira europea en la que también visitarán París, Bruselas, Berlín, Hamburgo, Ámsterdam, Londres y Lulworth (para Bestival), si no habéis conseguido verlos en España, aún estáis a tiempo de perseguirlos en este continente. Satisfacción, champeta, reggae music, cumbia y folclore, garantizados.

Continúa leyendo: El verano se va pero llega MadTown Days

El verano se va pero llega MadTown Days

Redacción TO

Foto: Ayman Saidi
Reuters

MadTown Days by Jim Beam amplía el cartel de su cuarta edición con una nueva confirmación: Nouvelle Vague, que tendrá lugar el 6 de noviembre en But.

El colectivo musical liderado por Marc Collin y Olivier Libaux lleva más de diez años girando por todo el mundo gracias a su exquisita mezcla de punk, new wave y jazz con ritmos bossa-nova, versionando clásicos de Joy Division, The Clash o The Cure, entre otros, y ayudando a lanzar al estrellato a jóvenes cantantes y músicos franceses.

Desde 2004 han vendido más de 1.5 millones de discos, lanzando en 2016 ‘I could be happy’, que estarán presentando en el ciclo.

Igualmente, MTD by Jim Beam contará con las actuaciones de Bomba Estéreo el 30 de agosto en La Riviera, Smile el 6 de octubre en Copérnico, Lucía Scansetti + Tom Forbes el 20 en Café Berlín, Delaporte el 21 en Icon Stage, Ukulele Clan Band + Bluestain el 28 en Siroco y Lichis el 4 de noviembre en Joy Eslava.

El verano se va pero llega Mad Town Days 1

Las entradas para todos los conciertos están disponibles en Ticketmaster y Ticketea, a excepción de Nouvelle Vague que lo estarán próximamente. Asimismo, se podrán adquirir tickets también en Wegow y tkt.es en los próximos días, aunque si queréis asistir a alguno de los conciertos, no lo penséis mucho ya que las entradas están volando.

MTD by Jim Beam, promovido por Radio Madrid, tiene como objetivo que la capital sea el centro representativo de diferentes ramas musicales dirigidas a los amantes del directo. Ha tenido lugar en 2015, 2016 y principios de 2017 con conciertos de los artistas nacionales e internacionales más destacados del indie, el soul y la electrónica, congregando a más de 25.000 personas. En esta ocasión, MTD se ha asociado con Jim Beam, el bourbon más vendido del mundo, del que los asistentes podrán degustar en todos los shows del ciclo.

TOP