Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El furor del fidget spinner: las verdades que giran en torno al juguete de moda

Tal Levy

Foto: Tal Levy
The Objective

Nació como una herramienta destinada a los niños autistas o con déficit de atención e hiperactividad y hoy es el juguete de moda: el fidget spinner, algo así como la peonza o el yoyó de la Generación Z. Su promesa de ayudar a la concentración y aminorar el estrés ha sido desplazada por un incontenible furor no exento de riesgos, como lo es paradójicamente la distracción en las escuelas y algún que otro accidente.

Para jugar, relajarse, centrar el pensamiento o simplemente “matar” el tiempo, este sencillo objeto parece un pequeño ventilador. Cabe en la palma de una mano y tiene tres aros con un centro giratorio. Mientras más gire, mejor, poniendo a prueba las destrezas al sostenerlo con los dedos o apoyarlo en lugares más insospechados, como el codo, la pierna o hasta la nariz.

Su enorme popularidad se ha hecho presente en las pantallas. Innumerables vídeos plenan YouTube, llenos de trucos de lo más disímiles. Arrojarlo de una a otra mano cuando rota como si de una patata caliente se tratara, hacerlo girar sobre una botella de cerveza e incluso lanzar un dardo y dar en el blanco de uno de sus aros, son algunas de las demostraciones del australiano David King, que cuenta con más de 6 millones de visualizaciones. No sorprende que afirme: “Es un estilo de vida. Si no tienes uno, qué haces con tu vida”.

El furor del fidget spinner: las verdades que giran en torno al juguete de moda 1
El éxito del juguete ha llevado a la creación de aplicaciones para móviles | Imagen: TAL LEVY

En el tope de la popularidad

No sólo ocupa el número 1 en la lista de juguetes más vendidos en Amazon, donde se pueden conseguir desde versiones baratas por 2 euros hasta otras más sofisticadas que alcanzan los 4.000 euros. Según Forbes, son “el artículo de oficina indispensable del 2017”, al convertirse para los hombres y mujeres de negocio en un nuevo modo de canalizar el exceso de energía o la ansiedad tal cual las pelotas antiestrés.

“Es, sin duda, el producto estrella del año”, destaca Isaac Bendrao, director de la franquicia Learning Express Toys, a The Objective, y basta con ver la gran variedad de modelos y colores que vende en la tienda ubicada en Aventura, Miami.

Bendrao explica que están desde los tradicionales con tres aros hechos con impresoras 3D hasta el que parece el timón de un barco con seis puntas, el que brilla en la oscuridad o el que cuenta con bluetooth y altavoces que permiten escuchar música. Sus materiales también varían, pues los hay de resina, de metal y de caucho, que es más resistente pues evita que se rompa al caerse.

La gran afición por el fidget spinner ha llevado al surgimiento de versiones para los smartphones. Finger spinner, que simula ese girar y girar sin parar en el mundo virtual, aunque no logra trasladar la misma sensación que el real, encabeza las descargas gratuitas de la App Store, superando a YouTube, Instagram o Snapchat, de acuerdo con la cadena de televisión CNN. Esta aplicación para iPhone y iPad fue creada por la compañía Ketchapp Games, responsable de juegos como Ballz o 2048. También existen otras versiones para Android, pero por el momento no han alcanzado el tope.

Tendencia prohibida

La popularidad del juguete es tal que ya lo sacan a relucir las celebridades. Con una selección de diferentes modelos, el hijo de la actriz hollywoodense Gwyneth Paltrow, Moses, estrenó sus 11 años, según publicó Instyle.

Pero Moses, aunque quisiera, no podrá disfrutar de su regalo de cumpleaños en el colegio. Mensajes de texto y correos electrónicos alertan sobre la prohibición de su uso en muchas escuelas de Estados Unidos, después de que se ha visto que son un foco de distracción.

La moda está llegando a la península ibérica y ha puesto a prueba la paciencia de los profesores, como es el caso del granadino Víctor Conrado, que trabaja en el CEIP Parque del Estrecho de Algeciras y que expuso en Facebook su disyuntiva sobre si prohibirlos o no en clase. “Lo que sí tengo claro es que estamos ante la generación de la sobreestimulación, del no permitir que el niño se aburra un instante, de niños que cuando comen en casa además escuchan música con sus cascos, con la mano libre juegan con el móvil, todo ello frente de la televisión mientras su madre les pregunta… ¿Qué tal en la escuela? En un ejercicio de malabarismo mental que tengo mis dudas sobre si es bueno para el desarrollo de un menor, aunque cojonudo para el desarrollo económico de la última novedad viral”, escribió.

“El fin de curso del año 2017 ya pasará a la historia como aquel en el que los maestros intentaron dar clase mientras los niños daban vueltas y vueltas a su spinner, como si de un grupo de desintoxicación de alguna sustancia se tratase”, apunta Conrado en su popular post.

El furor del fidget spinner: las verdades que giran en torno al juguete de moda 3
Captura de pantalla de post de Kelly Rose Joniec | Imagen via Facebook

El peligro oculto

A todas luces el juguete parece inofensivo, pero no está libre de riesgos. Kelly Rose Joniec dio a conocer en las redes sociales el caso de su hija Britton, de 10 años, que se atragantó con uno de los aros que se había metido en la boca para limpiarlo. En el Texas Children’s Hospital le fue practicada una endoscopia para retirar del esófago el objeto atascado.

“Niños de todas las edades los quieren, pero no todos los spinners vienen con advertencias apropiadas según la edad. Los aros se desprenden con facilidad, así que si tienes hijos pequeños (menores de 8 años) recuerda que existe un potencial riesgo de ahogamiento”, advirtió la madre en un mensaje de Facebook que en pocos días llegó a ser casi 800.000 veces compartido y a propiciar más de 80.000 comentarios.

Tampoco escapan a otro tipo de accidentes. Alexa Sleight, una niña de 9 años de Nueva York, debió ser sometida a un tratamiento de conducto que le costó 2.000 dólares después de que su fidget spinner, que compró por sólo 5 dólares, le partiera un diente. “Sé cauteloso y consciente. Esto puede pasar. Esto ha pasado”, destacó su madre, Michelle, a WSYR-TV, canal afiliado a ABC News. También Isaac, un pequeño de 11 años de Australia, casi pierde un ojo mientras giraba el dispositivo cual si se tratara de malabares.

¿Concentra o distrae?

Pero ¿cómo un juego de este tipo, que se basa en un girar y girar sin parar, puede ayudar a la concentración de un pequeño con autismo o con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)?

Mira Stulberg-Halpert, directora del centro de educación especial 3D Learner, ubicado en Florida, explica a The Objective que “a los niños con autismo les fascinan las cosas con movimiento y repeticiones. Para que su mente se concentre, ellos necesitan que su cuerpo esté haciendo algo más. Muchos padres están agradecidos porque han descubierto que el spinner mantiene los dedos de sus hijos ocupados para que puedan estar más atentos a instrucciones visuales o verbales”.

En la revista Child Neuropsychology fue publicado en 2015 un estudio realizado con niños de entre 10 y 17 años por la psicóloga clínica Julie Schweitzer, del Instituto MIND de la Universidad de California. Su investigación demostró que mientras los niños con TDAH más usaban el juguete giratorio, mejores resultados obtenían en la prueba de atención computarizada, a diferencia de aquellos que no presentan desorden alguno, cuyo desempeño no mostraba mejoría. Pero, aunque útil, su investigación no es concluyente.

De hecho, como publicidad engañosa cataloga el vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Celso Arango, los anuncios sobre las virtudes de la llamada nueva peonza para las personas con TDAH o trastornos del espectro autista. “No hay ningún ensayo clínico ni estudio que pruebe la eficacia del fidget spinner en los tratamientos de niños con TDAH”, afirma en la web de la SEP.

En cualquier caso, para la gente que no tiene algún desorden de atención, ¿podría ser contraproducente su uso continuado? “Ahora que se han popularizado tanto se han vuelto contraproducentes, como cualquier otra cosa, no hay límite, y por eso es que estamos empezando a ver que están siendo prohibidos en los colegios porque los niños están prestando más atención al juguete que a lo que sucede en el salón de clases. Lamentablemente, se pueden convertir en otro foco de atención. Los niños están usándolos en el parque infantil en lugar de jugar de verdad. ¿Es mejor que un videojuego? Tal vez, pero es la misma suerte de cosa. No sirven como tal para aprender ningún tipo de habilidad”, dice Stulberg-Halpert, que cuenta con una maestría en Educación de la Universidad de Michigan.

El furor del fidget spinner: las verdades que giran en torno al juguete de moda
El uso del fidget spinner puede ser contraproducente | Imagen: TAL LEVY

Un origen incierto

Medios como The Guardian, The New York Times y Univisión, por citar tan sólo tres ejemplos, han reconocido a Catherine Hettinger como la inventora del fidget spinner. Su historia es de esas que enganchan.

Tras lograr patentar en 1997 su juguete giratorio, que creó para entretener a su propia hija con necesidades especiales y que describió como similar al edificio del Capitolio de Estados Unidos, hoy no recibe ni un centavo por él. Esta ingeniera química de 62 años que vive en Orlando no contó con el dinero necesario para renovar su patente, que caducó en 2005, por lo que de nada le ha servido que una década más tarde la nueva generación de dispositivos que giran sea el boom del momento.

Pero una peonza, un yoyó y hasta un hula hoop o frisbee también giran. Tras consultar a expertos de patentes y hacer una búsqueda de las palabras “spinning toy”, Bloomberg revela que han aparecido miles de patentes y que no hay evidencias de una vinculación directa entre el diseño de Hettinger y el que hoy se ha convertido en un fenómeno de masas. “Si los juguetes tienen un verdadero inventor, él o ella permanece en la oscuridad”, asegura la agencia de noticias.

Hettinger, por su parte, ha declarado que se conforma con ser la inventora según Wikipedia, lo que le ha dado visibilidad en todo el mundo.

Save

Continúa leyendo: El truco para hacer que tu iPhone suene más alto

El truco para hacer que tu iPhone suene más alto

Redacción TO

Foto: Hamza Butt
Flickr

Es una de las grandes quejas de los usuarios habituales de iPhone: los altavoces del teléfono son demasiado débiles y la música se escucha muy baja. Quienes viajan en transporte público lo agradecen; solo así pueden evitar escuchar la música del tipo de al lado. Sin embargo, Apple dejó una puerta abierta a que se suba el volumen y un usuario de Twitter ha utilizado esta plataforma para desvelarlo.

El héroe en cuestión escribe en la red social bajo el nombre @TheBae y el tuit ha recibido miles de retuits y favoritos. Todo lo que tienes que hacer para aumentar el techo de volumen es ir a la pantalla Ajustes, entrar en Música, luego en Ecualizador y después activar el modo Nocturno. Y no olvides tener la música puesta cuando lo haces.

La respuesta ha suscitado todo tipo de elogios, y los mensajes de agradecimiento se han multiplicado en forma de gifs y de memes.

Por otra parte, hay quien se ha llevado las manos a la cabeza porque el truco solo es aplicable a la música reproducida desde la biblioteca del teléfono. Pues bien, existe la posibilidad de hacer lo mismo con Spotify. En esta ocasión, debes acudir a Tu biblioteca, clicar el icono de Ajustes, ir a Reproducción, entrar en Ecualizador y escoger el modo Dance, tal y como desvela @matt_garcia_. La vida de los propietarios de iPhone no volverá a ser la misma.

Continúa leyendo: Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales

Redacción TO

Foto: Unsplash

El FOMO (Fear Of Missing Out, en inglés “miedo a perderse algo”) se apodera de nuestras vidas digitales. Para calmarlo, las redes sociales hacen las veces de la droga más extendida en el planeta, la que causa la adicción al móvil. No importa en qué situación estemos que el móvil está siempre con nosotros. Bueno, excepto en la ducha, pero quién sabe qué será de eso dada la proliferación de dispositivos resistentes al agua.

La adicción al móvil, que se revela en la fobia conocida como “nomofobia”, es definida como “el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil”. Pero es mucho más que eso. Es sentir el vacío al no mirar un feed, no dar un like, no comentar una foto o no contestar a un mensaje de WhatsApp. Un contacto inexistente con un dispositivo móvil puede generar verdaderas situaciones de estrés e incluso episodios de ansiedad en los casos más extremos.

Este no es un problema aislado, sino uno que empieza a tornarse en pandemia. Según datos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), el 96% de los españoles tiene móvil (muchos más que en grandes países como Estados Unidos, China o Francia); entre ellos, más del 26% tiene incluso dos móviles y el 2% de la población llega a tener hasta tres. Y muchos de ellos no escapan a la nomofobia.

Tiempo ocupado y ningún contenido generado

Uno de los grandes problemas de esta adicción es que generamos más contenido del que muchos quisiéramos. Un solo ‘me gusta’ o un tuit pueden ser un pasatiempo pero quedan como contenido generado en la red para siempre. Aunque lo borres, cualquier contenido vertido sobre una red social pertenecerá a ésta durante una eternidad. Binky es la app para pasar el tiempo y saciar esa ansiedad de móvil sin generar un solo contenido. Si lo pensamos bien, muchas veces cuando cotilleamos Facebook o Instagram no buscamos nada en especial, ni siquiera prestamos demasiada atención a lo que vemos. Lo hacemos como por inercia. Binky puede darnos una alternativa a esos ratos muertos y sin aportar un solo dato sobre nosotros.

En la App Store de Apple -en la de Android estará disponible próximamente- se puede encontrar esta aplicación, cuyo lema reza Satisfy your phone cravings (algo así como “satisfaz tus antojos telefónicos”). Según su creador, Dan Kurtz, la aplicación nació como una sátira de las grandes redes sociales, pero su utilidad ha ido cobrando mayor relevancia. “Empezó como una broma”, asegura su desarrollador, pero ahora es mucho más que eso. “Facebook supone demasiada ira, estrés y tristeza, pero quieres hacer algo con tu teléfono. Binky resuelve este problema, es el lugar donde puedes hacer scroll down por algo, pero nada en particular”, defiende Kurtz.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales
“Esta app te hace sentir que estás usando tu teléfono”, dice la presentación de la aplicación. “¡Nada de lo que hagas aquí hace nada real. Nada importa. ¡Experimenta la libertad!”, añade. | Imagen: Binky

Básicamente, Binky no hace nada. Es un espejismo de red social, en la que puedes hacer casi todo lo que haces en otras, como favear contenidos, comentar (de una forma muy curiosa), e incluso deslizar a izquierda y derecha si te gusta un contenido al más puro estilo Tinder. Lo tiene casi todo: sólo falta la parte en la que nosotros, usuarios, compartimos con una megacorporación nuestros datos, ideas, fotos, vídeos y casi el alma.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales 2
Binky será tu aplicación favorita. | Imagen: Binky / The Objective

Su feed es una aleatoria colección de imágenes libres de derechos, sin relación aparente entre ellas, y con títulos sencillos. Algunas son muy curiosas, por lo que puede ser más divertido que dar un paseo por Tumblr. Sacia tus ganas de ver y tocar contenidos sin venderte y pasa el rato con Binky, la aplicación que no hace nada y no pasa nada.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales 3
Cualquier función de las redes sociales más famosas está presente en Binky. | Imágenes: Binky

Continúa leyendo: 'Philosophy time': qué es la belleza y otras preguntas que resolver con James Franco

'Philosophy time': qué es la belleza y otras preguntas que resolver con James Franco

Jorge Raya Pons

Foto: Philoshophy time
Youtube

A menudo James Franco se lanza a proyectos cuando menos inesperados. El actor lleva casi 30 años apareciendo aquí y allá, en películas y miniseries y, sin embargo, conserva la cualidad de la sorpresa. Todavía recuerdo Freaks and geeks, aquella producción sorprendentemente suspendida tras la primera temporada donde Franco encarnaba el rol de un adolescente inculto y sin rumbo que sentía cómo su vida caía por una ladera por sus malos resultados en el colegio. Aquella cara bonita que luego apareció en Spiderman y en otras películas poco estimulantes fue sacando poco a poco su verdadero yo, y lo hizo tanto en las comedias divertidísimas de sus colegas Seth Rogen y Judd Apatow como en su faceta de artista poliédrico.

'Philosophy time': qué es la belleza y otras preguntas que resolver con James Franco 1
James Franco, en ‘Freaks and geeks’ (2000). | Fuente: NBC

Porque Franco no es solo un rostro, sino un cineasta, un poeta, un pintor. Hay una mente activa todo el tiempo que se proyecta en sus adaptaciones cinematográficas de su admirado William Faulkner y en su vocación –más o menos talentosa– por expresarse a través de la poesía y del arte.

En uno de sus poemas, incluido en un libro que presentó en el show nocturno del simpático Jimmy Fallon, muestra al Franco genuino:

Because I played a knight,

And was on a screen,

Because I made a million dollars,

Because I was handsome,

Because I had a nice car,

A bunch of girls seemed to like me.

 

But I never met those girls,

I only Heard about them.

The only people I saw were the ones who hated me,

And there were so many of those people,

It was easy to forget about the people who I Heard

Liked me, and shit, they were all fucking fourteen-years-old.

'Philosophy time': qué es la belleza y otras preguntas que resolver con James Franco 2
‘Bird #6’ y ‘Cat #4’, de James Franco. | Fuente: Treason Gallery

 

En cuanto a sus cuadros, se vendieron a toda velocidad y a un precio razonable, y aunque el valor artístico de sus obras no desborda, se pueden interpretar como una declaración de intenciones. Su último proyecto consiste en un canal de internet donde publica encuentros y conversaciones con profesores y pensadores: Philosophy time es una serie de vídeos que aproximan la filosofía a la generación youtuber.

Franco explicó en una rueda de prensa que se trata del proyecto “más importante en el que me he embarcado en años”, y no “una broma elaborada”. En este sentido, el amigo del actor y copresentador del programa, Eliot Michaelson, que es profesor de Filosofía en el King’s College de Londres, escribió en Dailynous,  una publicación para profesores de Filosofía, un artículo sobre el origen del proyecto: “Es difícil decir que no a James Franco”.

'Philosophy time': qué es la belleza y otras preguntas que resolver con James Franco 3
James Franco en ‘As I lay dying’, adaptación cinematográfica de la novela de Faulkner. | Fuente: Millennium

Y continuó: “Sobre todo cuando te dice que formas parte de su nuevo meta-proyecto para pasar más tiempo con sus amigos convirtiendo el tiempo para estos en tiempo de trabajo. Todo lo que hace es trabajar. Para alguien con un estilo de vida sin demasiadas turbulencias como yo, resulta simplemente encantador. Como una suerte de llamada extrañamente disfuncional a la solidaridad”.

Junto a los invitados Liz Camp, Andy Egan, Liz Harman y Shamik Dasgupta, Franco y Michaelson persiguen respuestas y divagan levemente sobre cuestiones hondas y variadas como la belleza, la imaginación, la metáfora o el aborto. Los dos amigos han publicado la primera temporada completa y de una sentada en YouTube: son cuatro episodios. No han aclarado si habrá una segunda temporada.

Continúa leyendo: Apple revela por error detalles del nuevo iPhone

Apple revela por error detalles del nuevo iPhone

Redacción TO

Foto: Nadine Shaabana
Unsplash

La expectación sobre el nuevo iPhone crece tanto como los rumores sobre sus posibles detalles. Este año se cumplen 10 años desde que Steve Jobs presentara el primer iPhone y se espera que Apple presente en homenaje su teléfono más innovador y disruptivo, según el lenguaje del sector. A varios meses del lanzamiento, un nuevo informe ha revelado, supuestamente por error de la compañía, dos detalles del nuevo iPhone: reconocimiento biométrico facial y una pantalla sin marcos ni botón inicial. Ambas características habían sido comentadas como probables por la prensa especializada.

El nuevo iPhone utilizará un sistema de reconocimiento facial que permitirá identificar al usuario desde varios ángulos, incluso a oscuras gracias al uso de luz infrarroja. Esta identificación biométrica permitirá desbloquear el terminal, por lo que, aparentemente, no hará falta el actual botón de inicio.

Apple no es la primera empresa en utilizar este tipo de tecnología de reconocimiento. Microsoft, por ejemplo, ya utiliza la identificación facial para su tableta Surface, así como otros fabricantes para los ordenadores con Windows 10. Asimismo, el fallido Galaxy Note 7 de Samsung también incluía en el escaneo del iris en 2016. Fue la primera incursión de esta tecnología en el gran mercado de masas.

También se ha revelado un nuevo diseño sin marcos que será similar a la pantalla infinita que presentó en abril Samsung con el nuevo Galaxy S8. Así, toda la parte frontal del nuevo iPhone será pantalla, con excepción de una pequeña zona superior donde se colocará la cámara frontal, altavoz y varios sensores.

Así sería la silueta del nuevo teléfono, según ha compartido en Twitter el desarrollador del sistema operativo iOS Guilherme Rambo. Este diseño confirma algunas de las filtraciones que habían salido desde la cadena de montaje.

Rambo ha encontrado este icono analizando el código del sistema operativo del futuro HomePod, el altavoz inteligente similar a Amazon Echo y Google Home que Apple lanzará a finales de año. ¿Cómo pueden haberse hecho públicas de ahí las características del nuevo iPhone?

Fallo interno de la compañía

Se debe a dos casualidades. El código del nuevo altavoz de Apple ha sido publicado de forma inesperada dentro del portal para desarrolladores de Apple. No se conoce el porqué todavía, pero todo apunta a un fallo interno de la compañía.

En ese código desvelado por error había, para quien sepa encontrarlas, referencias al nuevo iPhone, denominado con el nombre en clave D22. Por lo que todavía no se conoce cómo será llamado el teléfono: iPhone 8, iPhone X o iPhone 10 son algunos de los nombres que se barajan.

El análisis minucioso lo ha compartido en Twitter Steve Troughton-Smith, un conocido desarrollador que en años anteriores ya ha desvelado secretos de futuros iPhones hurgando en el código de las diferentes versiones de iOS.

Así, el análisis del sistema operativo del nuevo altavoz ha revelado referencias a BiometricKit, el conjunto de herramientas que los desarrolladores podrán utilizar como parte de la seguridad en los nuevos dispositivos. En ellas aparecen detalladas nuevas funciones PearlID, el nombre que se le ha dado presuntamente al sistema de detección facial.

Todas las últimas versiones del iPhone, desde la entrada del modelo S, mantienen una estética muy parecida y no incluyen grandes modificaciones entre uno y otro modelo. Todas las esperanzas están puestas en este teléfono homenaje.

TOP