Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés

Lidia Ramírez

Foto: Víctor Lax
Víctor Lax Photography

El día más importante para una mujer – también para algunos hombres – es el de su boda. Todo detalle cuenta: el vestido, el maquillaje, los zapatos, el banquete, las flores… y como no, el reportaje fotográfico. Además de nuestros recuerdos, las fotografías inmortalizarán para siempre todos esos detalles de uno de los días más especiales de nuestras vidas. En España tenemos la suerte de contar con el mejor fotógrafo de bodas del mundo, Víctor Lax, un aragonés afincado en Zaragoza que acaba de recibir el ‘Premio Fearless al Mejor Fotógrafo del Año 2016′, otorgado por la prestigiosa web Fearless Photographer. “Casi no me lo creo. Llevo muchos años persiguiendo este premio”, cuenta a The Objective Lax, quien asegura que a pesar de haber recibido este reconocido galardón tiene los pies muy en el suelo porque “no se vive de los premios, se vive de las parejas”.

Fearless Photographer, creada en Estados Unidos, reúne a más de 4.000 profesionales especializados en la fotografía de boda en el mundo, y al año otorga seis veces el ‘Premio Fearless al Mejor Fotógrafo del Año’, con el cual se pretende dar un mayor reconocimiento a la creatividad, la novedad y la frescura de un trabajo que en los últimos años ha vivido una profunda renovación, convirtiéndose en una de las disciplinas más exigentes en nuestro días.

En esta sexta edición del concurso se presentaron más de 15.000 imágenes de todo el mundo. Lax, que ha ganado 23 premios en los últimos tres años, diez de ellos en el 2016, se presentó con 15 fotos que han situado a España en lo más alto en el mapa de la fotografía de bodas a nivel mundial. “Detrás de cada premio hay un enorme trabajo y existen multitud de imágenes hasta poder conseguir algo importante, ahí reside la calidad real de cada fotógrafo”, nos cuenta el joven fotógrafo de 37 años, quien debido a la crisis y después de muchos años en prensa escrita, lleva ocho trabajando en nupcias.

Entre una de sus fotografías más ‘raras’ o curiosas, la de una pareja de novios rodeados de buitres. “Se trataba de un matrimonio amante de la montaña, así que nos fuimos a un paisaje rocoso y cuando menos esperábamos nos encontramos con decenas de estos animales”, nos cuenta risueño. “La imagen es toda una alegoría de la felicidad, a veces es tan difícil separar lo bueno de lo malo”.

El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 1
Fearless pretende dar un mayor reconocimiento a la creatividad, la novedad y la frescura en este tipo de fotografía. | Foto: Víctor Lax

En la actualidad, Lax trabaja en cualquier parte de España y del mundo. Sin ir más lejos, tras recorrer Noruega, los Alpes, Francia, Turquía y Estados Unidos con sus trabajos del pasado año, en 2017 viajará a Italia, Londres, Cantabria, Marbella y las Islas Baleares. Sus reportajes rondan los 3.000 euros por servicio completo y parte de su trabajo puede verse en su web oficial, victorlax.net, o en su cuenta de Instagram (@victorlax).

El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 3
Lax ha ganado 23 premios en los últimos tres años. | Foto: Víctor Lax
El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 6
Pareja de Graus en Escocia. | Foto: Víctor Lax
El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 4
Sus reportajes rondan los 3.000 euros. | Foto: Víctor Lax
El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 7
Parte de su trabajo puede verse en su web oficial, Víctor Lax Photography, y en su cuenta de Instagram (@victorlax). | Foto: Víctor Lax
El mejor fotógrafo de bodas del mundo es aragonés 9
Pareja en Albarracín, Teruel. | Foto: Víctor Lax

Natural Cycles, la app que presenta una alternativa a los anticonceptivos tradicionales

Redacción TO

Foto: Natural Cycles
naturalcycles.com

El control de la natalidad es un tema que siempre ha despertado gran interés y, en muchas ocasiones, también polémica. La incomodidad de algunos métodos, los efectos secundarios de otros y el hecho de que sean las mujeres quienes deben tomarlos han creado grandes debates sociales sobre cuál es la mejor manera de evitar un embarazo, o cuál es el método menos invasivo para el cuerpo de la mujer.

La aplicación Natural Cycles se ha unido a este tradicional debate, ofreciendo la posibilidad de utilizar un método anticonceptivo que, a través de un algoritmo, utiliza la temperatura de las usuarias para determinar si pueden mantener relaciones sexuales sin protección sin ningún riesgo de quedarse embarazadas. Esta aplicación no es la primera de este tipo que sale al mercado, pero sí es la primera que ha sido aprobada como método anticonceptivo en Europa, a pesar de que su aprobación había sido denegada previamente.

Alrededor de 150.000 mujeres han decidido ya confiar en este método creado por la científica Elina Berglund y reconocido oficialmente como un sustituto fiable de la píldora anticonceptiva. Natural Cycles utiliza la misma lógica que algunos métodos de fertilidad cuyo objetivo es precisamente el contrario, indicar a las mujeres cuándo es el día más indicado para concebir.

Cómo funciona

Lo primero que nos preguntamos es cómo funciona esta app. Natural Cycles utiliza la temperatura del cuerpo, que analiza con un algoritmo y junto a otros datos sobre el ciclo menstrual, para determinar si es un día seguro o no para mantener relaciones sin riesgo de quedarse embarazada.

Natural Cycles, la app que presenta una alternativa a los anticonceptivos tradicionales 5
La temperatura se debe tomar antes de salir de la cama. | Foto: Natural Cycles

Aunque pueda parecer una tontería, la primera duda que aparece es cómo debe tomarse la temperatura para introducirla en la aplicación. Se necesita es un termómetro basal de dos decimales, a parte de la aplicación. Para medir la temperatura, algo que debemos hacer antes incluso de salir de la cama por la mañana, simplemente hay que introducir el termómetro bajo la lengua, tan atrás como sea posible, y tomar allí la temperatura. Una vez introducida en la aplicación, será utilizada para medir los niveles de hormonas y analizar el ciclo menstrual. Con todos estos datos, Natural Cycles te dirá si te encuentras en un día rojo o verde, determinando así si debes utilizar protección para mantener relaciones o no.

Natural Cycles, la app que presenta una alternativa a los anticonceptivos tradicionales 4
La app utiliza los datos del ciclo menstrual y un algoritmo. | Foto: Natural Cycles

Además de detectar la ovulación y datos de fertilidad, la aplicación ofrece predicciones bastante precisas sobre futuros ciclos.

¿Es realmente efectiva?

La compañía asegura que su aplicación tiene una efectividad muy alta, situándola solo por debajo de la del DIU y por encima del uso de preservativos.

Para hacer esta afirmación se basa en un estudio realizado en 100 mujeres, de las cuales solo cinco se quedaron embarazadas debido a un mal funcionamiento del algoritmo, que no reconoció adecuadamente sus días fértiles.

Diferencias con otros métodos

Más de dos tercios de las mujeres en edad reproductora en Europa utilizan métodos anticonceptivos de algún tipo. Sin embargo, el 10% de aquellas que corren el riesgo de tener un embarazo no deseado, no usan ninguno. Una de las razones principales por las que se da esta situación es la gran cantidad de efectos secundarios de los tratamientos con hormonas, como la tendencia a la depresión, los cambios en la piel, la hinchazón…

Natural Cycles, la app que presenta una alternativa a los anticonceptivos tradicionales 7
Los anticonceptivos hormonales tienen efectos secundarios. | Foto: Amber McNamara/Flickr

La aplicación ofrece la posibilidad de controlar la natalidad sin necesidad de tomar hormonas o de utilizar otros métodos anticonceptivos que a veces pueden resultar excesivamente caros. La principal desventaja que se le puede atribuir es quizá el hecho de que no es un método anticonceptivo que se pueda usar durante todo el mes, sino que hay ciertos días de fertilidad en los que es necesario utilizar otro tipo de protección, como el preservativo.

Natural Cycles funciona a través de una suscripción mensual, que supone un gasto de unos 70 euros anuales. Su precio es, por tanto, inferior al de otros anticonceptivos. Pero este gasto es relativo, porque debemos tener en cuenta que se debe combinar al menos con preservativos, por lo que el gasto aumenta.

Todos los proyectos de código abierto de Google, disponibles en una única web

Redacción TO

Foto: Kim Jin-a
AP

“2.000 proyectos y contando”. La relación de Google con el código abierto (es decir, desarrollado y distribuido sin restricciones) es larga y ahora da un nuevo giro. El gigante tecnológico acaba de lanzar Google Open Source, una web en la que están contenidos todos los proyectos de código abierto en los que trabaja la compañía o incluso aquellos que apadrina o impulsa. El objetivo de Google Open Source es doble: por un lado, promocionar el uso y divulgación del código abierto; por otro, promocionar en concreto los softwares de este con los que la compañía tiene relación.

En Google siempre hemos usado el código abierto para innovar“, explica la empresa en un comunicado. “Queremos devolver algo, disfrutamos siendo parte de una comunidad. En ocasiones, lanzamos código para impulsar a la industria hacia adelante o para compartir las mejores prácticas que hemos desarrollado. Pero a veces simplemente es código interesante y divertido“, explica Google. “Comunidad” es precisamente la palabra clave de este tipo de software, pues el código de estos programas se hace público y, a partir de ahí, cualquier usuario puede utilizarlo para modificarlo, expandirlo o mejorarlo.

Todos los proyectos de código abierto de Google, disponibles en una única web 1
EL USUARIO PUEDE CONSULTAR EL CÓDIGO DE ANDROID | FOTO: GOOGLE

A diferencia del software libre, que simplemente es de acceso libre y gratuito, el de código abierto permite al usuario acceder a las tripas del programa. La propia Google lo explica en un comunicado: “El código abierto es más que simplemente código. Se trata de la planificación que ocurre antes de que se escriba cada código, del proceso de cómo ese código lo usan otros, de promover un ambiente receptivo donde pueda crecer una comunidad”.

La web que ahora presenta Google no es un almacén de código, sino algo más parecido a una biblioteca de consulta, con cada proyecto indexado para facilitar su búsqueda. Desde el sistema operativo Android al proyecto de navegador Chromium -la matriz de Chrome-, dos de los mayores éxitos de Google en el campo del código abierto. La página contiene, explica la compañía de Silicon Valley “las cosas que son de esperar: nuestros programas, organizaciones que apoyamos y una lista exhaustiva de proyectos de open source que hemos presentado. Pero también contiene algo inesperado: una mirada a cómo hacemos código abierto”.

"Soy una de las pocas personas en España que vive de los 'esports'”

Verónica Reguillo

Foto: Mark J. Terrill
AP Foto

“Mi sueño es lo que actualmente estoy haciendo. Soy una de las pocas personas a nivel nacional que vive de los esports. Alvar ‘Araneae’ (nombre de guerra que significa araña en latín) comenzó a competir en 2010, cuando tenía 20 años, aunque a los videojuegos ha jugado toda la vida. “Desde que a mi hermano le compraron la Spectrum”.

"Soy una de las pocas personas en España que vive de los esports”
Alvar Araneae es un profesional del LOL (League of Legends). | Foto: Alvar Araneae

Pero los esports no consisten solo en jugar sino, sobre todo, en competir; Araneae lo define como la “profesionalización de los videojuegos” que llena recintos, estadios, y que no para de crecer. A nivel mundial este mercado se incrementará un 6,6% entre 2015 y 2019, hasta los 118.600 millones de dólares, según un reciente estudio de Newzoo, consultor del mercado de los videojuegos.

Estas cifras estratosféricas proceden, principalmente, de países asiáticos como Corea del Sur, donde a día de hoy los esports “son el deporte nacional”, cuenta Alvar Araneae a The Objective. España se sitúa en el noveno lugar del ranking mundial donde este mercado llega a generar alrededor de 1.600 millones de dólares.

"Soy una de las pocas personas en España que vive de los esports” 1
Los asiáticos son imbatibles en lo que se refiere a esports, sobre todo en Corea del Sur. | Foto: David Goldman / AP

Está claro que el cambio y el avance en este campo han sido importantes, y parece que la tendencia es que lo sea aún más. Ya nadie es “un friki” por jugar a los videojuegos, nos cuenta Alvar. “Ahora le dices a una persona que juegas profesionalmente a los videojuegos y lo ven como algo impresionante”. Sin embargo, a pesar de las cifras que se manejan, de que cada vez hay más multinacionales interesadas en patrocinar las competiciones de batalla y de estrategia del League of Legends (el esport más popular) o del Starcraft, quienes están dentro de este mundo también afirman que hay que ir con pies de plomo; despacio; porque las cifras también pueden inflarse.

“Hay que ser cautos, mucha gente intenta vender humo. Pero a la vez, sí que pienso que si el flujo de los videojuegos sigue en España como está yendo hasta ahora, es bastante positivo. Las cifras en las que nos estamos moviendo se multiplican año tras año.”, afirma Araneae.

A Manuel Arregui, un experto en esports que lleva 14 años organizando competiciones de videojuegos y viviendo en distintas partes del mundo, no le gusta hablar de cifras. En la entrevista con The Objective afirma que no es prudente comparar, al menos ahora mismo, un evento de esports con algo tan potente como la final de la Super Bowl (una teoría cada vez más recurrente). “Sí, se llenan recintos. Hace poco en el Palacio de Vistalegre hubo un encuentro internacional y se llenó con 20 ó 25 mil espectadores. Hay finales de ligas online que reúnen a 10 ó 15 mil personas viendo la partida, y más de 50.000 personas alrededor de lo que es la partida. Estamos en un punto bueno, pero yo creo que necesitamos pararnos un poco, mirar cómo está el panorama, y volver a caminar”.

"Soy una de las pocas personas en España que vive de los esports” 2
Manuel Arregui comenzó en un ‘ciber’ con diez máquinas de videojuegos. | Foto: Verónica F. Reguillo / The Objective

“Hay que tener cuidado con las cifras porque luego nos perjudican”

Arregui acaba de llegar a España después de estar dos años viviendo en México, y organizando competiciones de League of Legends. “Los esports son un fenómeno muy global, pero hay que tener cuidado con las cifras que damos porque luego nos perjudican. Yo no puedo ir a Coca-Cola, por ejemplo, y decirle: “es que a mi evento han venido 120.000 personas”, porque cuando Coca-Cola me patrocine y vea que al evento que organizo solo acuden 6.000, pues habrá un problema. Y eso ha pasado con grandes marcas”.

A pesar de todo, y lo que es una realidad, es que cada vez hay más gente, sobre todo jóvenes, interesada en jugar profesionalmente a los videojuegos, y en España ya se están planificando varias competiciones presenciales importantes a las que irán miles de personas. En mayo, se llevará a cabo el evento internacional de la FIFA, y en la última semana de junio empezará “el evento más importante en esports, según nos cuenta Arregui. Será el Gamergy, en Ifema, donde se espera que se den cita entre 15 y 20 mil personas.

¿Quiénes compiten en los esports?

Los jugadores profesionales suelen tener entre 17 y 25 años, y pueden hacer alrededor de 150 ó 200 acciones por minuto con el ratón. La concentración, la rapidez de reflejos, la capacidad de hacer muchas cosas a la vez, y sobre todo, “echarle horas y aprender de cada partida y de cada jugada”, son las claves del éxito, nos cuenta Alvar Araneae. Tras varios años jugando, viviendo y viajando alrededor del mundo (Alemania, Corea del Sur, Estados Unidos, México, Brasil, y toda Europa), este joven ha vuelto a España para ser entrenador y analista de esports. “Ahora me he enfocado en los equipos y los jugadores nacionales para contarles un poco de esas vivencias, para que no comentan los mismos errores que hice yo, y que puedan aprender con mi experiencia”.

“Vivía en Alemania y venía a Madrid a hacer los exámenes”

Alvar da varios consejos a todos los apasionados por los videojuegos que sueñan con ser profesionales, más pronto que tarde. Primero, y por encima de todo, que no dejen de estudiar. “Yo cuando empecé a competir estudiaba Ingeniería Industrial en Madrid y no quise dejarlo. Vivía en Alemania y venía a Madrid a hacer exámenes”. En segundo lugar, Alvar apela a la autocrítica, a aprender de los errores en cada partida, por encima de culpar a los demás; y por último, este profesional apunta también al trabajo constante, “y poco a poco subir el nivel hasta que un club intente apostar por tu futuro”.


La comunidad, uno de los pilares

Tanto quienes organizan las competiciones, como aquellos que juegan o compiten, destacan dos puntos clave que hacen de los esports un deporte (hay quienes no lo consideran como tal) lleno de magia.

Por una parte su globalidad, la sensación de poder jugar contra otras personas de diferentes partes del mundo, con la certeza, en numerosas ocasiones, de que nunca podrá haber un encuentro físico, más allá del virtual. Y por otro lado, la importancia del juego en equipo y de la comunicación. “A nivel amateur los aspectos más importantes pueden ser tu habilidad, tu capacidad de aprendizaje, tu concentración; pero a un nivel profesional, la comunicación es el rasgo más importante porque no ves al resto de tus compañeros. Ahí radica un poco la belleza, que sepas comunicarlo todo, que tengas esa compenetración con el resto de tu equipo”, nos relata Alvar Araneae, quien también responde a su nombre real: Alvar Martín.

La toxicidad del amor romántico

Cecilia de la Serna

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

En estos tiempos modernos las relaciones fluyen de tal forma que hasta el propio concepto de amor se diluye. Los hábitos más tóxicos de los enlaces románticos que establecen dos personas de forma voluntaria no quedan muy claros. Hemos tenido que aprender y desaprender a amar reiteradamente. El concepto de ‘amor romántico’, aquel que nos enseñaron a golpe de novela de Flaubert o de Pretty Woman, ahora se ha revelado caduco. La caducidad de esta idea tiene que ver, sin duda, con el machismo que a menudo implica, y también con la toxicidad que invade cada una de sus esquinas. Por ejemplo, tras aprender que los celos eran una muestra inequívoca de amor, tuvimos que rectificar y entender que los celos llegaban de un sentimiento de posesión irracional, además de ser muy peligrosos ya que pueden llegar, incluso, a matar.

Hemos adquirido un buen puñado de hábitos que adoptamos en nuestras relaciones de manera natural, y que la mayoría de psicólogos dictaminan que son tóxicos. Estos son los más comunes:

El reproche constante

A lo largo de una relación, lo más normal es que se cometan errores. Errar es humano, al fin y al cabo. Sin embargo, esos errores no pueden ser tomados como un arma arrojadiza. Es común usar los fallos del pasado para justificar los conflictos del presente, algo que para los expertos es un signo de toxicidad en las relaciones. Lo más justo es siempre tratar los problemas individualmente a menos que estén conectados de forma legítima, y si los errores del pasado no tienen nada que ver con la problemática que enfrentamos en el presente, no deberían enlazarse. Elegir estar con una pareja implica también elegir sus acciones y comportamientos anteriores. En caso de no estar en armonía con ellos, o de no haber podido perdonarlos, lo más sano es cortar, en última instancia, con esa relación.

Lanzar indirectas de forma pasivo-agresiva

Las indirectas son tóxicas precisamente por eso, por no ser directas. En lugar de manifestar un deseo o un pensamiento abiertamente, la pareja trata de empujar a través de insinuaciones lo que está ocurriendo. Lo que revela este hábito, también muy extendido, es la imposibilidad -o al menos dificultad- de la pareja de establecer una comunicación fluida, abierta y clara entre sí. Es fundamental expresar con total claridad los sentimientos y deseos en una relación, y dar a entender que, aunque nadie está obligado a hacerlo, el apoyo para escuchar y afrontar los problemas está ahí.

Culpar al otro de las emociones propias

Para los expertos, culpar a la pareja por nuestras propias emociones es una sutil forma de egoísmo, y un ejemplo clásico del pobre mantenimiento de los límites personales. Esta práctica termina desarrollando siempre tendencias codepedendientes en la relación. Asumir la responsabilidad de las emociones propias es la forma más sana de sobrellevar los días menos buenos de una pareja. Esto está directamente relacionado con la idea de sacrificio en las parejas. A menudo, las relaciones más tóxicas adquieren la dinámica de realizar sacrificios el uno por el otro, un elemento que como algo puntual y desinteresado no tiene por qué ser perjudicial, pero como algo habitual sí lo es. Cualquier sacrificio debe hacerse como una elección autónoma y no como una expectativa, advierten los expertos.

Concebir la relación como un secuestro

Una relación no es un secuestro, ni una pareja es un rehén. El chantaje emocional puede convertirse en un denominador común en el día a día de la pareja. Cada pequeño contratiempo en el flujo de la relación termina resultando en una crisis de compromiso. No estar de acuerdo con algún aspecto de la personalidad del que tenemos enfrente está bien, es algo normal en la construcción de la identidad del ser humano. Sin embargo, el que no nos guste algo no significa que lo tengamos que convertir en una forma de secuestrar al otro. Si nuestra pareja es, por ejemplo, impuntual, no podemos convertir ese rasgo en objeto de amenaza y dejar en el aire el buen funcionamiento de la pareja por ese rasgo concreto. Las personas cambiamos, pero no estamos aquí para cambiar a nadie.

Comprar el bienestar de la relación

Una relación de pareja no es un mercado ni las emociones pueden convertirse en un trueque. Por supuesto, los regalos o agasajos son bienvenidos como muestra de aprecio, y eso está bien. No obstante, no pueden ser nunca una vía de escape a los problemas. Si cada vez que surge un conflicto, la pareja lo cubre con la compra de regalos o con la planificación de un viaje, no estará enfrentando nunca esa problemática. Para los expertos, cubrir los problemas reales con placeres superficiales nunca es una opción, y al final se refiere de nuevo a uno de los puntos claves de toda relación tóxica: la imposibilidad de comunicar sus emociones o de enfrentar las contrariedades.

La toxicidad del amor romántico 1
El amor debe basarse en la confianza, no en la codependencia. | Foto: Jacquelyn Martin / AP

Mostrar “celos amorosos”

Como ya adelantábamos al comienzo, los celos nunca pueden ser concebidos como una muestra de afecto. Esta práctica puede arrastrar comportamientos totalmente tóxicos, siempre generados desde la desconfianza y la falta de autoestima, como la intromisión en la privacidad del otro. Que la confianza es la base de toda pareja es ya una muletilla que se ha repetido hasta la saciedad, pero no por ello deja de ser verdad. Nadie es nuestro más allá de nosotros mismos, por ello ese sentimiento de posesión sobre la pareja no lleva nunca a nada bueno. Una pareja es, en última instancia, un compañero de vida, no un ser que detentamos.

Estos son solo unos ejemplos de hábitos generalizados en la vida en pareja que los psicólogos suelen establecer como la raíz de la mayoría de los problemas emocionales. El concepto de amor romántico o idealizado está cayendo por su propio peso, en pro de la construcción de relaciones más sanas y racionales. No es cuestión de querer mucho, sino de querer bien.

TOP