Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El nuevo sistema de Amazon permite a los repartidores abrir la puerta de tu casa aunque no estés

Redacción TO

En el mercado de la entrega de paquetes hay un rey indiscutible. Amazon lanzó Prime hace 12 años para ser capaz de llevar cualquier pedido primero en dos días, después en uno y luego en unas horas; adquirió una flota de aviones y drones para depositar el paquete en cualquier parte; en los últimos meses, ha comprado una cadena entera de supermercados —Whole Foods— para poder llevar frescos los alimentos a más puntos de Estados Unidos. Esta semana, el gran imperio de Jeff Bezos ha dado un paso hacia delante: ha creado Amazon Key, un sistema con el que se permite al repartidor de Amazon entrar en casa del cliente sin que él esté dentro.

Antes de que salten las alarmas, Amazon se ha apresurado a explicar exactamente en qué consiste este nuevo servicio. Está formado por dos elementos: una cerradura inteligente y una cámara (Amazon Cloud Cam). Cuando el usuario hace su pedido puede solicitar que se le entregue dentro de su hogar. Así, el repartidor llega a la zona de entrega, escanea el código de acceso del paquete y después la cerradura. Amazon “verifica que el controlador correcto está en la dirección correcta y en el momento previsto, a través de un proceso de autenticación cifrado. Una vez que este proceso se completa con éxito, Amazon Cloud Cam comienza a grabar y la puerta se desbloquea. Nunca se proporcionan códigos de acceso o claves a los controladores de entrega”, detalla la compañía en su página web.

El cliente recibe en directo la grabación de la cámara, por lo que puede controlar lo que está ocurriendo en su casa. Idealmente, el proceso no debe durar más de unos segundos y el repartidor apenas tiene que entrar dentro de la casa, simplemente abrir un poco la puerta para dejar dentro el paquete. “Con la aplicación Amazon Key, los clientes mantienen el control y pueden rastrear su entrega con notificaciones en tiempo real, ver la entrega en vivo o revisar un video de la entrega una vez que esté completa”, sostiene Amazon.

“Amazon Key les da tranquilidad a los clientes al saber que sus pedidos han sido entregados de forma segura a sus hogares y los están esperando cuando entran por sus puertas”, dijo Peter Larsen, vicepresidente de Delivery Technology de Amazon. “Ahora, los miembros de Prime pueden seleccionar entregas en el hogar y ver convenientemente que sus paquetes se entregan directamente desde sus teléfonos celulares”, agregó. El precio del pack completo de Amazon Key es 249,99 dólares, que incluye la cámara, la cerradura y la instalación.

Este servicio será exclusivo para los usuarios de Prime y empezará a estar disponible desde el 8 de noviembre en 37 ciudades de Estados Unidos, según ha anunciado la compañía en su web. Pero la idea es que en los próximos meses siga extendiéndose. Uno de los problemas puede llegar cuando Amazon tenga que externalizar este servicio con terceros.

Este nuevo servicio supone una verdadera prueba de confianza para los clientes de Amazon, que les está pidiendo sin ambages que le cedan las llaves de su casa.

Continúa leyendo: Jeff Bezos, el hombre de los repartos que soñó con la Luna

Jeff Bezos, el hombre de los repartos que soñó con la Luna

Bea Guillén Torres

Foto: GARY CAMERON
Reuters

Dice Jeff Bezos que llegó al espacio cuando tenía cinco años. Solo que quien puso entonces el pie en la luna fue Neil Armstrong. Pero él echó a volar ya su pasión por las matemáticas, la ciencia, la física y la exploración. Era 1969 y Bezos, experto en el largo plazo, ya había decidido cómo iba a ocupar sus siguientes décadas. Hoy tiene 53 años y un imperio valorado en más de 70.000 millones de euros. Es dueño y señor de Amazon, y de todos los productos con el apellido de la sonrisa detrás. Se ha metido en los ordenadores, las casas, los móviles, las neveras, el correo y hasta en las cestas de la compra de millones de personas de todo el mundo. Ha sido, durante unas horas, el hombre más rico del mundo, y puede presumir de haberse mantenido fiel al lema de su vida: “Sigue tu pasión”.

El jueves las acciones de Amazon subieron un 1,5%. Ese incrementó hizo que Bezos, que posee el 17% de la empresa, arrebatara la corona de la fortuna a Bill Gates, fundador de Microsoft, según los rankings a tiempo real que prepara desde hace décadas las revista Forbes. Le ganó solo por unos cientos de millones (calderilla para millonarios), así que después de unas horas todo volvió a la normalidad: Bezos al segundo puesto y Gates a su trono.

El hombre que llevará los repartos al espacio 1
Jeff Bezos controla el 17% de las acciones de Amazon. | Foto: Jason Redmond/Reuters

Pero, durante estos momentos dio tiempo para entender la relevancia del imperio de Bezos. Porque la historia de Amazon es la historia de Bezos. Ha crecido en función de la personalidad de su fundador. Despacio, seguro, discreto, imparable.

“Subestimé su brillantez”

Este año, Amazon cumplió 20 años en Wall Street: vale un 50.000% más que entonces. El inversor que aquel 15 de mayo de 1997 vio en Amazon la oportunidad e invirtió 10.000 dólares, hoy tendría una fortuna cercana a los cinco millones de dólares.


Warren Butter, el cuarto hombre más rico del mundo, admitió recientemente que su gran error fue no haber invertido en Amazon. “Subestimé la brillantez de Bezos. Nunca pensé que podría tener un éxito de tal escala. Es el mejor empresario de la historia moderna. Nadie ha sido capaz de dominar así en dos industrias”, destacó el empresario en la junta general de accionistas de Berkshire Hathaway en referencia a su liderazgo aplastante en el comercio electrónico y la gestión de datos. Reed Hastings, fundador de Netflix, va más allá y reconoce que le asusta su genialidad, porque hace cosas que nadie se plantea.

Porque nadie se planteaba que un analista financiero de éxito de Nueva York abandonara todo para irse con su mujer a Seattle a montar una pequeña empresa de venta de libros por Internet. “Me di cuenta de que el uso de la Web crecía a un 2.300% al año. Nunca había visto u oído de algo que creciera tan rápido. Y la idea de construir una librería online con millones y millones de libros —algo que no podía existir en el mundo físico— me parecía muy excitante”, contó Bezos en el discurso de inauguración de Princeton en 2010.

Ante la duda: sigue tu pasión

“Dudé mucho pero decidí darme una oportunidad. No quería arrepentirme de no haberlo intentado. Tomé el camino menos seguro: seguir mi pasión”.

Esa pasión le llevó a un pequeño piso que costaba menos de 700 dólares en Seattle. Hoy le ha llevado a ser uno de los grandes terratenientes de Estados Unidos. Una de las últimas casas que ha comprado para él, su mujer y sus cuatro hijos fue la sede del Museo Textil de Washington D.C. Esa misma pasión le apoyaba cuando eran él y su mujer quienes envolvían con cartón los paquetes de los libros y los cargaban hasta la oficina postal. Hoy manda sobre decenas de miles de trabajadores en sus almacenes, entre los que se incluyen robots. Esa pasión le permitió seguir cuando a los cuatro años de su creación, Amazon.com todavía no daba beneficios. Hoy crece al 20% anual y se le calcula un valor bursátil de 460.000 millones de dólares, la cuarta mayor empresa del mundo.

El hombre de los repartos que soñó con la Luna
La risa de Bezos se ha convertido en un fenómeno de Internet. | Foto: Mike Segar/Reuters

“Estoy orgulloso de esa decisión. Al final, somos lo que elegimos”, dijo en aquel discurso en Princeton, la Universidad donde estudió ingeniería.

Bezos es el hombre que eligió la logística. Es el hombre que vive obsesionado con acortar, cada vez más, los plazos de entrega de sus productos. Con este objetivo, tiene una flota de aviones y de drones, que le permiten en algunos casos completar entregas en 13 minutos con Amazon Prime y Amazon Prime Air.


Pero, ni los aviones ni los drones solucionaban la entrega de productos frescos porque necesitaba más centros logísticos. Así, Amazon compró la cadena de supermercados Whole Foods por 13.700 dólares, pagados en efectivo y entró de lleno en otro de sus mercados objetivo: la alimentación.

Con estos movimientos que tambalean a sus competidores, Bezos demuestra que no solo le interesa el mundo virtual. Para el que ya desarrolla su propia red de mensajería, tiene su propia producción de películas y series, su plataforma de música y su propia asistente artificial, Alexa. La inteligencia artificial más aclamada es capaz de hacerte la compra (¿cómo no?), narrarte las noticias o convertirse en testigo de un crimen.

¿Qué le queda por hacer a Jeff Bezos?

Al considerar el historial, surge la pregunta de qué le queda por conquistar a Jeff Bezos. Los expertos señalan que todavía queda mucho espacio para seguir creciendo. El comercio online solo supone el 8,5% de toda la actividad de ventas en Estados Unidos, según los datos publicado por el Censo de Estados Unidos en mayo. Pero para Bezos el espacio es mucho más grande que cualquier porcentaje.

“¿Vas a pisar la luna algún día?”, le preguntó el periodista Steven Levy para la revista Wired en 2011. “¿Estás diciendo que si lo haría si pudiera?”. “Doy por hecho que podrás, te pregunto que cuándo crees que lo harás”. “Si quisiera comprar un viaje como turista para volar hasta la Estación Espacial Internacional, podría. Pero cuesta 35 millones de dólares. Quiero bajar el coste de acceso al espacio”.

El hombre que llevará los repartos al espacio
Jeff Bezos en una de las naves de Blue Origin. | Foto: Reuters photographers

Entonces llevaba 11 años al mando de Blue Origin, la empresa que ha creado para lanzar viajes espaciales de 11 minutos a partir del próximo año. “Mi modelo de negocio ahora mismo para Blue Origin es vender alrededor de mil millones de dólares en acciones de Amazon por año y lo uso para invertir en Blue Origin”, señaló Bezos hace unos meses en el 33º Simposio Espacial Anual de EEUU en Colorado Springs.

En última instancia, su plan es que Blue Origin se convierta en una empresa autosuficiente, con el objetivo a largo plazo de reducir los costes de los vuelos espaciales para que millones de personas puedan vivir y trabajar fuera de la Tierra. El plan es el mismo que hace 48 años. Que millones de niños de cinco años ya no tengan que soñar más con viajar al espacio, porque puedan hacerlo.

Continúa leyendo: El único hombre de EEUU aparentemente "a salvo" de las denuncias de acoso sexual es el presidente Trump

El único hombre de EEUU aparentemente "a salvo" de las denuncias de acoso sexual es el presidente Trump

Anna Carolina Maier

Foto: KEVIN LAMARQUE
Reuters

Las denuncias de acoso sexual en Estados Unidos arrecian. El caso del productor de Hollywood Harvey Weinstein destapó una caja de pandora que parece no tener fin. Algunos hombres poderosos que parecían invencibles han pasado a convertirse en personas non gratas ante la opinión pública. Desde comediantes como Louis C. K., actores como Kevin Spacey o cantantes como Nick Carter han sido mencionados por la prensa en medio de esta crisis del pánico sobre el acoso sexual. Entre los acusados también se encuentra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien continúa desafiando la norma moral de EEUU y parece ser el único en estar “a salvo” de las incriminaciones a pesar de contar con 16 acusaciones en su contra.

La Casa Blanca afirmó el 28 de octubre que todas las mujeres que han acusado de acoso sexual al presidente “mienten y que esa es la posición oficial al respecto”, según respondió en una rueda de prensa la portavoz de Trump, Sarah Sanders. La declaración de Sanders ha ido de la mano de los alegatos que el primer mandatario publicó en Twitter durante su campaña presidencial en 2016.

El lunes 13 de noviembre el líder republicano del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, al ser preguntado sobre las denuncias de mujeres que aseguran haber sido violadas por Roy Moore, un exjuez que aspira al Senado acusado de conducta sexual inapropiada con varias adolescentes a fines de la década de los años 70, respondió: “Creo a estas mujeres. Él debe hacerse a un lado”. Al día siguiente, el líder de la mayoría del Senado evadió la interrogante de un periodista sobre si cree a las mujeres que acusaron al presidente Trump de acoso sexual. “Mire, estamos hablando de la situación en Alabama”, respondió entonces McConnell.

De modo que a pesar de que parece que el panorama ha cambiado y que diariamente hay nuevas denuncias inundando los titulares, el poder todavía juega un rol importante y convierte en intocables a algunos hombres como Trump. Al presidente su partido lo necesita por lo que cargos como el líder del Senado han ignorado las acusaciones que podrían poner al mandatario de ‘patitas en la calle’ o en la cárcel.

De hecho, Trump ha dado su apoyo a Moore al decir que este “niega totalmente” las acusaciones. “También hay que escucharlo a él”, afirmó el presidente.

El único hombre de EEUU "a salvo" de las denuncias de acoso sexual es el presidente 1
Roy Moore, un exjuez que aspira al Senado ha sido acusado de conducta sexual inapropiada con varias adolescentes a fines de la década de los años 70. | Foto: Marvin Gentry / Reuters

La misma semana de la polémica sobre las respuestas de McConnell, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, informó que cada legislador y cada colaborador deberá seguir un curso anti-acoso y anti-discriminación. En el Senado, esos cursos son facultativos, explica AFP. Asimismo, se reveló que entre 1997 y 2017 el Congreso pagó nada menos que 17 millones de dólares de dineros públicos para resolver 264 casos de reclamos internos del personal, incluyendo quejas por acoso sexual.

Estas son algunas de las mujeres que han acusado a Trump

Una de las mujeres que ha levantado su voz en contra de Trump es Summer Zervos, una antigua concursante del programa The Apprentice quien aseguró, durante la campaña presidencial, que cuando ella trató de buscar empleo en las empresas del magnate, durante una reunión en un hotel, él “comenzó a besarla con la boca abierta”. Afirma que trató de apartarse, pero Trump continuó intentando besarla y que luego le pidió que se acostaran a ver televisión.

Kristin Anderson contó a The Washington Post que Trump le tocó sus partes íntimas por debajo de su minifalda. Ella se levantó del sofá en el que estaba para alejarse y antes de irse miró al hombre que acababa de manosearla: era Trump. “Sus cejas son inconfundibles”, afirmó Anderson al recordar ese momento.

Una de las denuncias más fuertes la hizo su ex esposa Ivana Trump quien acusó al magnate en una declaración judicial de haberla violado durante una discusión, tal y como recogió en el libro Lost Tycoon el periodista Harry Hurt. En esta lista también está Lisa Boyne quien expresó a The Huffington Post: “Fue la escena más ofensiva de la que he sido parte en mi vida”, cuando contó cómo en el verano de 1996, supuestamente durante una cena en un restaurante en la que además estaban otras personas, Trump hizo que varias mujeres desfilaran frente a su mesa, miró bajo sus faldas, comentó sobre si estaban usando ropa interior o no y sobre cómo lucían sus genitales.

Una más de las 16 es Mindy McGillvray quien relató al Palm Beach Post que el presidente la tocó de manera inapropiada en contra de su voluntad en su hotel Mar-a-Lago en Palm Beach hace 13 años, cuando ella tenía 23 años. Tasha Dixon es otra de las mujeres que han denunciado al magnate. La modelo y concursante de Miss USA ha narrado cómo en el año 2001 Trump entró a los vestidores donde se cambiaban las modelos sin anunciarse, ni darles tiempo de cubrirse y señaló que nadie podía quejarse porque él era el dueño.

Si Harvey Weinstein contaba con un fuerte andamiaje de un total de 91 actores, publicistas, productores, financieros y otros que trabajan en la industria del cine a quienes mantenía cerca como parte de una estrategia para evitar posibles denuncias, como lo publicó The Observer, ¿qué se podría esperar de uno de los hombres más poderosos del mundo como el Presidente de Estados Unidos?

Continúa leyendo: KSMoCA, así es el Museo de Arte Contemporáneo dirigido por niños

KSMoCA, así es el Museo de Arte Contemporáneo dirigido por niños

Redacción TO

El mundo del Arte, que a veces parece tan inaccesible, mueve millones y millones de euros cada año. No es, desde luego, una industria a menospreciar. Para ser un poco más accesible, especialmente para los más pequeños, ha nacido el KSMoCA (King School Museum of Contemporary Art), un Museo de Arte Contemporáneo dirigido por niños.

Se trata de un museo que vive dentro de las paredes de una escuela pública en la ciudad de Portland, en Oregón, Estados Unidos. Según su página web, este proyecto “crea una combinación inusual entre la educación temprana, los artistas de renombre internacional y su trabajo”.

Finishing touches for the KSMoCA Retrospective at The Children’s Museum, opening Monday November 20th from 4:30-6pm.

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

And since we’re here…

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

Desde que en 2014 abriera sus puertas, el KSMoCA ha albergado hasta 14 exposiciones diferentes que han mostrado obras de fotografía, pintura o escultura, siempre relacionadas con el Arte Contemporáneo.

Se trata de un museo abierto al público, puede visitarlo gratuitamente, siempre con cita previa, y durante el horario de apertura determinado por la dirección del mismo.

Este museo, creado con la colaboración de la Portland State University’s College of the Arts, coloca a los menores en los diferentes roles del mundo del Arte: comisarios, coleccionistas, instaladores, publicistas, redactores, docentes… Más allá de largas horas de teoría, el proyecto coloca a la práctica en el centro de todo, como demuestra su divertida Feria de Arte Contemporáneo.

KSMoCA International Art Fair

Al puro estilo ARCO, Frieze o similares, la KSMoCA International Art Fair muestra el trabajo de diferentes artistas, procedentes de diferentes galerías internacionales. Galerías reales, esto no es ningún juego. O sí, pero va en serio. La única diferencia con esas grandes citas anuales con el arte, es que esta es una feria a escala infantil. Organizada por Harrell Fletcher y Lisa Jarrett, los artistas que están también detrás de este Museo-escuela, la feria pone a los más pequeños a trabajar.

KSMoCA, así es el Museo de Arte Contemporáneo dirigido por niños 1
La primera edición de la KSMoCA International Art Fair ha sido todo un éxito. | Foto: KSMoCA

Los alumnos de la escuela aprenden, a través de la experiencia de la práctica en diferentes disciplinas relacionadas con esta industria, lo que es organizar una feria de arte internacional de cero.

KSMoCA is acquiring a new hallway at MLK Jr School. PSU students are in the process of “museumifying” it.

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

Roshani @arthakore and the KSMoCA after school class/student advisory group.

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

¿Te ha interesado este proyecto? KSMoCA acepta apoyo financiero y solidario para continuar trayendo artistas, colaboradores y crear así nuevos proyectos, publicaciones y eventos. Puedes donar aquí.

More prep work.

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

Renema and Roz drawing at the Laylah Ali opening.

Una publicación compartida de KSMoCA (@ksmoca) el

Pocas escuelas primarias pueden jactarse de tener un museo de arte, ojalá fueran más y se promoviera así tanto la cultura como el negocio de una industria que casi nunca pasa por un mal momento. Puede que el KSMoCA sienta un precedente.

Continúa leyendo: Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género

Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género

Magnea Marinósdóttir y Rósa Erlingsdóttir

Foto: Ross Hughes
Unsplash

El Índice Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial no tiene dudas: Islandia es, por noveno año consecutivo, el mejor país para la igualdad de género. Varios factores son determinantes, como la acción colectiva y la solidaridad de los activistas pro los derechos humanos de las mujeres, la voluntad política y las herramientas como la legislación, el presupuesto y los cupos femeninos.

Nos proponemos comprender mejor por qué un país tan pequeño Islandia ocupa el primer lugar en igualdad de género en el mundo.

Una isla abierta al progreso

Islandia, a pesar de ser una isla, no está aislada del progreso hacia la igualdad de género. Al igual que en el resto del mundo, este progreso gradual puede atribuirse en primer lugar a la solidaridad de los defensores de los derechos humanos de las mujeres que desafían y protestan contra el monopolio del poder en manos de los hombres y el poder de los hombres sobre las mujeres.

En segundo lugar, su éxito se puede atribuir a que las mujeres asumen el poder y crean alternativas a las “verdades” dominantes masculinas y hacen visibles las realidades invisibles de las mujeres, sobre todo las prácticas discriminatorias, incluidos el acoso y el abuso sexuales. Por último, el progreso de Islandia se puede atribuir a que las mujeres y los hombres comparten el poder como responsables de la toma de decisiones, y cada vez hay más hombres que apoyan las concesiones mutuas que requiere la igualdad de género.

En la cultura islandesa existe el concepto de “mujeres fuertes”

Como tal, el caso islandés no es nada excepcional. Ha recibido la influencia de las corrientes culturales, políticas, religiosas, sociales, académicas y económicas que han llegado a sus costas, y de las que se han desarrollado y creado dentro del país. En su cultura existe el concepto de “mujeres fuertes”. A pesar de ser mítico, tiene sus raíces en la realidad, ya que las mujeres han disfrutado de ciertas libertades, y tenían autoridad cultural y religiosa durante el período de la Comunidad Islandesa, la que persistió a lo largo del tiempo. Desde un punto de vista religioso, la diversidad fue adoptada en la sociedad pagana “premoderna”. Había dioses y diosas, así como mujeres y hombres que servían como autoridades culturales y religiosas. Las mujeres eran sacerdotisas y oráculos, poetas y maestras de runas, comerciantes y médicas, que disfrutaban de respeto en la sociedad.

Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género 1
“Mujeres fuertes”, un concepto muy islandés. | Foto: Bob Strong / Reuters

Una lucha histórica

Esta diversidad religiosa terminó con el advenimiento del cristianismo en el año 1000 cuando los diferentes Dioses y Diosas fueron reemplazados por un Dios monolítico. Al mismo tiempo, las mujeres ya no eran lo suficientemente buenas para representar públicamente a Dios y, a pesar de tener un estatus relativamente igualitario, las mujeres no tenían derecho a votar ni a estar representadas en el parlamento islandés, el más antiguo del mundo, establecido en el año 930.

Posteriormente, las mujeres comenzaron a luchar por el derecho a ser “suficientemente buenas”. En parte tuvieron éxito en 1914 y 1915 cuando a las mujeres se les otorgó el derecho legal de ser sacerdotisas protestantes, y el derecho de votar y de presentarse como candidatas políticas, respectivamente. Sin embargo, había una gran brecha entre el progresivo desarrollo de leyes basado en los derechos y las normas culturales predominantes y la realidad social, que mantenía a los hombres en un lugar de poder disfrutando de su “ventaja competitiva” y continuaba conteniendo a las mujeres.

Esta situación permaneció hasta que un grupo importante de mujeres instruidas penetró en las fortalezas que rodeaban los palacios del conocimiento y las universidades, y el feminismo se convirtió en un movimiento de masas en las décadas de 1960 y 1970 uniendo a las mujeres en su lucha por la igualdad de derechos e influencia política. Durante estas décadas, las mujeres comenzaron a tomar el poder para definir y redefinir el mundo en el que vivimos e incluso inventar nuevas “verdades” sobre dónde estaban paradas. El feminismo incluso comenzó a infiltrarse en la teología, ya que la primera mujer que se convirtió en sacerdotisa en Islandia en 1974, o 974 años después de que Islandia se convirtiera al cristianismo y 60 años después de que se legalizara que las mujeres sirvieran como sacerdotisas, se refirió a Dios como Ella. 38 años después, en 2012, se invistió a la primera mujer obispo de Islandia. Había llevado un siglo.

Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género 2
Agnes M. Sigurðardóttir (centro) se convirtió en 2012 en la primera mujer obispo en la historia de Islandia. | Foto: Iglesia de Islandia

En el frente político, la solidaridad de las mujeres mediante la organización política ha sido fundamental para promover la igualdad de género en Islandia. Durante el período de 1915 a 1983, solo entre el 2% y el 5% de los miembros del Parlamento eran mujeres.

También es importante señalar que las primeras mujeres islandesas elegidas para un gobierno municipal en 1908 y para el parlamento en 1922 estaban representadas por listas de mujeres, no por los partidos políticos tradicionales. Cuando este experimento político se repitió varias décadas más tarde con el establecimiento de la Alianza de Mujeres en 1982, produjo importantes cambios y un gran avance en la participación de las mujeres en la política. La plataforma política de la Alianza de Mujeres, que contaba con el apoyo de mujeres constituyentes, consistía en “demandas de las mujeres”, como guarderías para niños, que les permitiera a las mujeres participar en el mercado laboral en pie de igualdad con los hombres.

Posteriormente, en 1983, por primera vez en la historia de Islandia, hubo un fuerte aumento en la cantidad de mujeres en el parlamento que pasó de cinco a 15 miembros de un total de 60 en una sola elección. Un científico político islandés, el Dr. Auður Styrkársdóttir, ha comparado las oleadas de concesiones democráticas a las mujeres con desastres naturales, como terremotos o erupciones volcánicas. A diferencia del aumento constante de la representación de las mujeres en los otros países nórdicos, el dominio masculino en Islandia solo se vio interrumpido por la acción colectiva y la solidaridad de las mujeres.

La Alianza de Mujeres dejó de existir en 1999 después de trabajar incesantemente desde dentro del parlamento, influyendo en el debate político y en las agendas políticas de los partidos políticos tradicionales. Poco a poco, los “asuntos de la mujer” fueron incorporados en las agendas políticas de otros partidos y las mujeres en esos partidos comenzaron a desempeñar un papel más importante que antes, cuando se consideraban solo la guinda del pastel, una flor decorativa dentro de los partidos políticos y las listas de candidatos dominados por hombres.

Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género 3
Jóhanna Sigurðardóttir, primera ministra de Islandia entre 2009 y 2013, se convirtió en la primera jefa de gobierno reconocida como LGTB del mundo. | Foto: Ints Kalnins / Reuters

Durante el siglo transcurrido desde que las mujeres obtuvieron el derecho a voto en las elecciones nacionales ha habido un aumento en la cantidad de mujeres que se postulan como candidatas. La misma proporción de ambos sexos todavía no es suficiente si el objetivo es alcanzar la igualdad de género en la representación política. Para alcanzar ese objetivo, las mujeres deben estar en una posición alta o más alta en la lista de candidatos para tener las mismas oportunidades de ser elegidas. Una de las historias de éxito en Islandia es que, entre los partidos políticos establecidos desde hace mucho tiempo, solo uno no aplica algún tipo de normas de cupos de género, como un “sistema de cremallera” cuando seleccionan hombres y mujeres en sus listas de candidatos.

Desde 2016, las mujeres conforman el 48% de los representantes electos en el parlamento. También es un gran logro en esta larga lucha que la cantidad de mujeres en el gabinete, en los últimos años, haya comenzado a reflejar la participación de las mujeres en el parlamento. El poder ejecutivo se considera el nivel más alto en la política. Y después de más de 100 años, casi se ha llegado a la igualdad política de ambos géneros.

Empoderamiento político y económico para no estar a merced de nadie

En conclusión, la situación de la mujer en Islandia fue, históricamente, relativamente igual a la de los hombres, aunque la igualdad jurídica no estuvo asegurada hasta 1976. Pero las mujeres se vuelven vulnerables si no tienen o están excluidas del poder verdadero por un sistema que no protege por ley ni de facto los derechos de las mujeres frente a los hombres en los casos de conflicto. Esto se aplica en particular a situaciones de violencia contra mujeres y niñas perpetradas por miembros de la familia o desconocidos dentro o fuera de sus hogares.

La vida de una mujer en un sistema que no protege sus derechos humanos y su seguridad es como la ruleta rusa: las mujeres están a merced de “sus amos”, hombres buenos o malos, porque el sistema protege los intereses de los perpetradores (potenciales) de violencia. En un sistema así, algunas mujeres tienen suerte, mientras que otras sacan o les entregan el palito más corto.

En consecuencia, históricamente y aún hoy, la lucha de los defensores de los derechos humanos de las mujeres no se trata de hombres buenos o malos en sí misma. En cambio, se trata del uso y abuso del poder y la autoridad, a saber, la conversión de un sistema donde prevalece una cultura de impunidad sobre una cultura de responsabilidad por la violencia contra las mujeres (y los hombres). La lucha tiene como objetivo cambiar el sistema, las normativas y regulaciones legales que gobiernan nuestras vidas, que ha sido moldeado por personas con y en el poder. Esta es también la razón por la que las mujeres necesitan tener el mismo poder y ser parte del poder. Tan simple como eso.

El empoderamiento político y económico sistémico de las mujeres fue de la mano con la “invasión” de mujeres feministas en la esfera académica

El empoderamiento político y económico sistémico de las mujeres fue de la mano con la “invasión” de mujeres feministas en la esfera académica en la cuna del conocimiento en los años sesenta y setenta, lo que resultó en el surgimiento de una nueva realidad de la que antes no se hablaba o no podía verse. El término “acoso sexual” es un ejemplo. Este se acuñó en la década de 1960, y su significado deriva de la experiencia de las víctimas hasta el momento impotentes y sin voz, las supervivientes, que pudieron hacerse oír usando esta nueva terminología feminista. La legislación que prohíbe el acoso sexual se introdujo en Islandia y en otros países predominantemente occidentales en ese momento. Pero la cultura generalizada del poder y el privilegio masculino resultó en que los depredadores sexuales siguieran protegidos a pesar de la prohibición legal, tanto por los hombres como las mujeres que estaban implicados en sus crímenes, ya que silenciaban a las víctimas, o las nombraban, culpaban y avergonzaban.

Justo antes de que salieran a la luz los alegatos contra Harvey Weinstein en los Estados Unidos, el gobierno de Islandia había colapsado después de que a seis agresores sexuales se les restableció su ‘posición social elevada’ bajo la legislación del siglo XIX utilizando la terminología “restauración del honor”. La información sobre los casos, originalmente retenidos y luego liberados, constituyó un abuso de confianza en la mente de uno de los socios más pequeños de la coalición, lo que resultó en la disolución del gobierno. En septiembre, la cláusula respectiva en la ley fue derogada.

En general, es impresionante ver cómo las redes sociales están creando una ola de protestas en la que las mujeres hablan, dicen “yo también”, y le hacen saber al mundo que ya han tenido suficiente. Esto sucede tanto en Islandia como en otros lugares. El elemento “es normal que esto suceda” de los “casos de restauración del honor” movilizó a las víctimas, sus padres, las feministas y el público en general en una fuerte protesta representada por el hashtag #höfumhátt, que significa “¡hagámonos escuchar!”

Desafíos por cumplir

¿Qué otros desafíos quedan? En Islandia, como en los otros países nórdicos, el estado de bienestar apoya la igualdad de género al otorgar licencia por paternidad tanto al padre como a la madre, lo que resulta en que ambos comparten no solo más poder sino también la responsabilidad de llevar adelante el hogar y la familia.

Las ideas sobre la masculinidad están cambiando entre los jóvenes, lo que probablemente contribuirá a la eliminación de la segregación de género en el mercado laboral en el futuro cercano. Aún así, hay desafíos que quedan por resolver, en particular la realidad con roles masculinos y femeninos en la que vivimos, donde se asumen ciertas cosas sobre los individuos o los grupos en función de su sexo. Tales suposiciones y nociones basadas en el género continúan causando problemas; por ejemplo, la forma en que las ocupaciones predominantemente femeninas, como la enfermería, se valoran menos que las ocupaciones de los hombres, como la construcción. Existe una brecha salarial de género para un trabajo de igual valor a pesar de la existencia de la ley sobre la igualdad salarial de 1961. Las mujeres islandesas han protestado haciendo huelgas generales desde 1975.

Por qué Islandia es la supercampeona en igualdad de género 4
Islandia será el primer país del mundo en hacer que los empleadores demuestren que ofrecen un salario igualitario independientemente de su sexo, etnia, sexualidad o nacionalidad. | Foto: Frank Augstein / AP

Ahora, más de 40 años después, las mujeres cuentan con el apoyo de la voluntad política, como se evidencia en la implementación de la ley sobre la certificación de igualdad salarial. Esta legislación se basa en una herramienta llamada Equal Pay Standard que tiene como objetivo eliminar la brecha salarial entre los géneros. La norma se aplicará a todas las empresas e instituciones con 25 puestos de trabajo de tiempo completo. La implementación de la norma facultará y permitirá a los empleadores incorporar un sistema de gestión de igualdad salarial de acuerdo con el principio de igual remuneración por igual tarea y trabajo de igual valor. De este modo, cumplirán con la ley de igualdad de los hombres y las mujeres, y con las exigencias de los tratados internacionales, como los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo, la Plataforma de Acción de Pekín y la Convención para Eliminar Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer o CETFDCM (también conocida por sus siglas en inglés, CEDAW).

La intención del gobierno de implementar el Estándar de Igualdad Salarial a través de una legislación que fue ampliamente debatida en Islandia, al igual que todas las demás medidas legislativas sobre el tema. A su vez, ha llevado al debate sobre la igualdad de género a la política en general y a la formulación de políticas, lejos de los márgenes donde a menudo reside.

Se cree que el Estándar de Igualdad Salarial será el instrumento que elimine la brecha salarial entre géneros. ¿Cuál es el secreto? Predicar con el ejemplo.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP