Further
El spin-off es el placebo de los seriéfilos... y lo sabes
Better Call Saul (BCS) es el espin-off de la aclamada Breaking Bad.

El spin-off es el placebo de los seriéfilos… y lo sabes

En plena era de las series como consumo audiovisual compulsivo las productoras se frotan las manos ante la ingente cantidad de material creativo que puede convertirse en una historia que enganche. El final de una serie de éxito es siempre motivo de tristeza para los seguidores. Cuando sigues las andanzas, penurias y muertes (esto sobre todo si eres seguidor de Juego de Tronos) de un elenco de personajes durante cinco o seis años de tu vida, el adiós es muy duro. Esa vinculación casi fraternal es difícil de sustituir, ni siquiera un revisionado de la serie puede acabar con la ausencia. Pero hay una fórmula que ayuda a mitigar la nostalgia de tu serie de referencia, el spin-off. Las secuelas se han convertido en el placebo de los seguidores acérrimos de una serie. Es básicamente la emancipación de un personaje para crear otra serie nueva. Desde hace décadas esta fórmula ha sido empleada por los creadores de series para alargar el entusiasmo despertado por la serie primigenia. Son innumerables los ejemplos de series derivadas y cada vez son más.

Para celebrar el anuncio de dos spin-off muy esperados, como son el de The Good Wife y el de The Big Bang Theory, hacemos un repaso de las secuelas más destacadas de los últimos años y las que vendrán:

¿Tendrá Sheldon Cooper su propia serie?

Gracias a The Big Bang Theory los nerds ya no tienen esa imagen de frikis asociales. Tras más de una década en pantalla, los creadores de la serie no quieren dejar huérfanos a sus seguidores. Según The Hollywood Reporter, la cadena CBS está trabajando en un spin-off que nos dará a conocer el pasado de Sheldon Cooper (Jim Parsons). El medio señala que la ficción será como la serie Malcolm in the Middle pero con una versión adolescente de Sheldon. De momento, ningún miembro del actual reparto de The Big Bang Theory está involucrado en el proyecto a excepción de Parsons, que ejercerá como productor ejecutivo. Tal vez, esta secuela servirá para hacer más llevadero el final de una de las series más decanas que hay en la actualidad.

Buenas noticias para los seguidores de The Good Wife


The Good Wife es mucho más que una serie de abogados. Sus 39 nominaciones a los premios Emmy y 14 candidaturas a los Globos de Oro así lo avalan. Después de emitirse la séptima y última temporada este año, meses después se ha confirmado que en 2017 tendrá su secuela.

Se llamará The Greater Good y se estrenará el próximo mes de febrero. El spin-off tendrá lugar un año después de los sucesos acaecidos en el episodio final de The Good Wife. Christine Baranski y Cush Jumbo repetirán sus roles como Diane Lockhart y Lucca Quinn, respectivamente. Esta producción se emitirá en el servicio de streaming del canal CBS All Access. 

Better Call Saul, la precuela cum laude


Las secuelas se enfrentan al reto de alcanzar las expectativas marcadas por la ‘serie madre’. Pero hay casos en los que la excelencia está repartida. Es el caso de Better Call Saul (BCS), spin-off de la aclamada Breaking Bad, que si no fuese por el respeto que merece Walter White diríamos que está al mismo nivel.

BCS nos cuenta cómo Jimmy McGill se convierte en Saul Goodman (Breaking Goodman), el abogado de dudosa reputación que ayuda a Walter White y Jesse Pinkman a blanquear los beneficios del negocio de la metanfetamina. Está ambientada seis años antes que la trama de Breaking Bad, por lo que se trata de una precuela.

Su estreno el 8 de febrero de 2015 batió récord de audiencia en Estados Unidos, convirtiéndose en el estreno más visto de la televisión de cable por los espectadores de entre 18 y 49 años.

Frasier, clásico de un clásico

Frasier Crane iba tanto al bar Cheers que estaba pidiendo a gritos una serie para él solo. Pues así fue. Fraiser acabó siendo uno de los spin-off más exitosos de la televisión.

A lo largo de sus 12 temporadas se alzó con 37 Emmys, cinco de ellos consecutivos como mejor serie cómica.

Angel, el spin-off que vampirizó a su ‘serie madre’

Para cerrar este repaso a los spin-off más destacados elegimos uno que vampirizó a su precedesora. Se trata de Angel, la secuela de Buffy Cazavampiros. Se estrenó en octubre de 1999, al mismo tiempo que la cuarta temporada de su serie madre.

El éxito del personaje masculino llevó a su creador, Joss Whedon, a proponer la creación de una serie propia. Y no le fue nada mal. Angel permaneció en pantalla hasta cinco temporadas, llegando a alcanzar mejores datos de audiencia que la propia Buffy.